Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg] Empty [Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg]

Mensaje por Nikola Tesla el Vie Jul 12, 2019 8:43 am

El sol pegaba sin clemencia a lo largo de todo el territorio, o esa fue la sensación que le daba a Tesla. La temperatura era tan diferente de su propio país que a cada hora que pasaba pensaba que se iba a evaporar en el aire. Además, las largas horas cabalgando no ayudaban e incluso incrementaban la sensación de calor. No sabía montar a caballo, le aterraba el simple hecho de estar encima de una silla y por lo tanto, se había aferrado a las crines de aquella bestia como si fuese una lapa y había dejado que el animal tirase hacia donde le viniese en gana. Cuando uno estaba perdido, el destino no importaba.

¿Cómo había llegado a esa situación? Montando un caballo con un rostro tan semejante a una persona que resultaba perturbador y dejando atrás al segundo mejor mago del mundo. Ni él sabía darle una explicación, su cerebro se había fundido con la última descarga, la cual se produjo hace unos tres días. Sólo recordaba que todo había empezado cuando los dos magos, igual de perdidos, intentaron impresionar a un extravagante cuidador de caballos con un duelo de magia. Tesla se dejó llevar y la cosa se le fue de las manos. Lo último que recuerda es un trueno que él mismo había invocado, aterrizar sobre su cabeza, sentir la tan conocida, pero para nada agradable, sensación de la electricidad recorriendo el cuerpo y terminar completamente inconsciente en el sitio.

Cuando despertó, estaba a lomos del caballo por el que se habían batido en duelo. Ni rastro del granjero, de su compañero, ni del rancho. Una vez más, le tocaba improvisar y buscar una nueva manera de regresar a casa. A ver cómo le explicaba todo eso a su jefe... seguro que le castigaría limpiando establos durante una buena temporada. "Por lo menos, le llevo un corcel bastante peculiar" pensó para intentar animarse y reunió valor para acariciar el cuello de la inesperada montura.

¿Ya estás más tranquilo, Copo de Nieve Cuarto Quinto Primero Segundo? — ese nombre era tan ridículo que le hacía sentir estúpido, pero el caballo era muy engreído y si no le tratabas como a un señor, te tiraba de su grupa. —¡Mira! En ese pueblo podemos descansar. Tengo dinero para unas manzanas, ¿te apetecen? — se había inclinado ligeramente sobre la silla y el caballo, había cesado la marcha y vuelto su fea cabeza, como si pudiese entender sus palabras. Copo de Nieve asintió con un relincho y volvió a acelerar con impaciencia.

El caballo se detuvo debajo de un árbol bastante frondoso y Tesla bajó con la misma elegancia que una patata, dejándose caer por uno de los costados de la silla y aterrizando de culo en el suelo. Menos mal que no había nadie cerca para presenciar tal espectáculo... o a simple vista, no parecía haber ni un alma en ese pueblo a esas horas. Cogió las bridas del caballo para atarlo. No le caía bien, pero tenía que reconocer que le hacía el viaje más ameno. Sin embargo, sus dedos rozaron la cadena que se coloca justo debajo del hocico y unas ligeras chispas saltaron, haciendo que ambos recibiesen un fuerte calambrazo.

Copo de Nieve enfureció y se levantó sobre sus patas traseras, relinchando como si fuese una bestia del averno. Aterrado, el mago fue a alejarse lo máximo posible y corrió al edificio más cercano, una posada, abrió la puerta de golpe y entró con una expresión con la que parecía que un emergido le estaba persiguiendo o que se había encontrado con un manakete que no estaba del todo en sus cabales.
Nikola Tesla
Nikola Tesla
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Mage

Cargo :
Soldado

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg] Tomo-1

Experiencia :
[Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg] NdTOcva

Gold :
968


Volver arriba Ir abajo

[Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg] Empty Re: [Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg]

Mensaje por Alice Schuberg el Mar Ago 27, 2019 2:33 pm

- “Maldito canalla, no esperó ni un día para irse y dejarme tirada...” - Sus pensamientos habían sido monopolizados por el -des- encuentro que tuvo con aquél mercenario de bermeja cabellera. Un hombre con el que iba a combatir en la Arena Ferox, pero que acabó compartiendo desgracias en el momento en el que el ruedo fue invadido por los emergidos. Alice aún arrastraba dolencias latentes de aquél día, concretamente, un corte profundo en la palma de su mano izquierda y una perforación a la altura de la clavícula derecha. Salió tan maltrecha de aquella situación que pasó los siguientes días desmayada. Si bien es cierto que el hombre fue el que consiguió encontrar auxilio y un sitio donde refugiarse, se esfumó al primer indicio de que se estaba recuperando. No habría sido problemático de no ser por la fachada que mostró a la familia que los había acogido: Ambos eran amantes o a muy poco tiempo de serlo. De no haber tenido amor propio (nunca mejor dicho) habría hecho lo mismo que aquélla sabandija. Acabó explicando el fraude y se disculpó por los dos, aunque ella no tuviera culpa alguna de llegar inconsciente a aquella casa. Habían pasado unos días desde entonces, se marchó tan pronto como sus dolencias se lo permitieron, en dirección norte, con el objetivo de volver a Jugdral.

Alice había terminado de comer después de pasar toda la mañana sobrevolando el país, un ejercicio aún más agotador al arrastrar aquellas heridas en proceso de cicatrización. Generaban todo tipo de molestias a la jinete de pegaso, quien ahora sí tenía la energía suficiente para despotricar sobre sus desventuras. Suspiró con relativa intensidad, mientras apoyó toda su espalda en el respaldo de su silla. Comprobó el estado de los vendajes de su mano izquierda y hombro derecho con su mano diestra, por supuesto, dando lugar a una serie de 'poses' poco naturales que atrajeron las miradas indiscretas de otros comensales. La insolencia ajena era algo que la enfurecía especialmente, mas tuvo que comerse su orgullo y vergüenza con el fin de no llamar más la atención. Tras comprobar que los apósitos seguían en su sitio, se tomó el lujo de apoyar la cabeza en sus brazos, los cuales había posado sobre la mesa una vez apartó un poco el plato en el que había comido. Su cansancio era evidente, pero la renta de una habitación lo veía como un gasto innecesario porque era su intención retomar su regreso a Jugdral en pocas horas.

Para su -nueva- desgracia, la puerta de la posada eventualmente se abrió con especial violencia perturbando a todos los que se encontraban en la cantina de la planta baja. El relincho de un caballo desbocado podía oirse desde dentro, lo que llamó la atención de algunos curiosos del local.

- ¡¡¡Foh!! ¡Ese bayo tiene'l jeto de un chorbo! La vín compae, que malafollá tiene.
- Qué diiiiiiise, illo.

Y un revuelo se provocó en toda la taberna, con ese acento que tan desagradable le resultaba a la muchacha norteña. - Por Forseti, por qué me tienen que pasar estas desgracias... - Balbuceó, aún con la cara enterrada entre sus brazos. Tenía toda la pinta que le sería imposible descansar los ojos hasta que el alboroto de la cantina cesara, es decir, que el bayo con 'jeto' de 'chorbo' dejara de ser el foco de atención. - Tiene delito que haya entendido más un relincho que a esta panda de paletos... - Despotricó, entre dientes, mientras se dirigía a la salida. Cuando pudo contemplar el percal, sintió que comenzaba a entender los extraños palabros de los lugareños. En todos sus años frecuentando establos, nunca había visto un caballo o pegaso con un rostro, literalmente. Esa extraña sensación desembocó en un escalofrío que le recorrió toda la columna.

- Ese caballo... Parece que tiene cara.
- Pue' lo que he dicho. Estás apollardá.
- ¿Que estoy qué? Bueno. Es igual. ¿Quién es el dueño de ese... espécimen?
Alice Schuberg
Alice Schuberg
Afiliación :
- SILESSE -

Clase :
Falcon Knight

Cargo :
Soldado (Ejército de Silesse)

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Lanza de madera [1]
Llave maestra [2]
Fragrant Olive Sword [3]
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg] Lanza%202

Experiencia :
[Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg] B1dswCL

Gold :
180


Volver arriba Ir abajo

[Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg] Empty Re: [Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg]

Mensaje por Nikola Tesla el Lun Sep 09, 2019 7:12 am

La gente que estaba haciendo su vida en el interior de la posada no tardó en acudir a su llamada de auxilio. A Tesla le había gustado pensar que habían levantado sus traseros de las sillas para echarle una mano o socorrerle, no sólo la mera curiosidad hacia la excéntrica apariencia del caballo. Casi choca contra un señor muy alto y barbudo al intentar entrar en el edificio y pronto se vio rodeado de personas que hablaban con un deje extraño. Habría sido más fácil entender las protestas de Copo de Nieve que la jerga de esa gente.

Disculpen, señores... se calmará en cuanto le demos una manzana o un poco de azúcar... — dijo bajito, intimidado por la cantidad de personas desconocidas que se habían reunido en el umbral de la puerta, como si alguien los hubiese invocado. ¿Por qué hablaban así?  Mira que había conocido gente extraña en esa tierra, pero juraría que era la primera vez que escuchaba ese habla tan extraña.

Como fuere, su petición fue ignorada con descaro y Copo de Nieve estaba cada vez más enfadado. Había dado una coz a un cubo que alguien había dejado por ahí, el agua del interior se había derramado y el casco del caballo se había hundido en el barro. Alzó la pata con una mezcla de ofensa y asco y volvió a relinchar, soltó un resoplido que revolvió sus crines doradas y miró a la multitud, buscando al causante de todas sus incomodidades. Tesla sintió un escalofrío recorrer su espalda. Ese caballo, con aquel rostro, era demasiado expresivo.

¡Ah! ¡Y-ya voy! — respondió, intentando hacerse oír entre las voces de los inesperados espectadores y se abrió paso entre la multitud, escurriéndose como si fuese una lagartija, para pedir una manzana. Fue entonces cuando, tras sortear una descomunal barriga, escuchó una frase que pudo entender en su totalidad. Se estiró y se puso de puntillas, primero aliviado al saber que no era el único extranjero en ese sitio y segundo interesado al identificar el tono femenino en la voz.

Creo que yo — respondió bajito, pero alzando la mano para hacerse notar. De pronto, se hizo el silencio entre la gente y hasta tuvieron el gesto de apartarse y dejar que el joven mago pudiese ver a la chica que había preguntado. Era una muchacha muy linda, de cabellos rubios y a pesar de la presencia de los vendajes y su gesto cansado, parecía ser alguien fuerte.

Se escuchó una tos en mitad de aquel silencio. Hasta el propio caballo se había detenido y Tesla se sintió como si fuese el centro de todas las miradas. Sonrió con torpeza y se llevó una mano a la cabeza, tratando de peinar su cabello, en un burdo intento por aparentar que era un tío guay, que tenía la situación bajo control. — Ese es Copo de Nieve Cuarto Quinto Primero Segundo — explicó, estirándose y cruzándose de brazos — Un corcel indomable que se comió al primer jinete que trató montarlo ¡Por eso tiene esa cara! Ya sabéis lo que se dice, lo que se come se cría — miró a su alrededor, con una sonrisa ladina y señalando al caballo. Éste, rodó la mirada y bufó, mostrando su desacuerdo.

¡Pero no temáis! Caballeros, joven doncella — hizo una ligera reverencia hacia la chica después de acercarse un poco más a ella — El mejor mago de Thracia ha venido a capturar a esta bestia y para ello, sólo necesito una manzana, grande y de color rojo, a ser posible — guiñó un ojo y volvió a su pose soberbia, con los brazos cruzados y alzando la barbilla. Uno esperaba que tras esa actuación, la gente le entregaría cestas de manzanas y la hermosa chica que tenía delante le miraría con admiración, puede que incluso acudiese a su brazos. Pero no, esa gente era difícil de impresionar y apenas terminó su discurso, regresaron a sus mesas y siguieron a lo suyo, bebiendo y apostando en juegos de dados y cartas.

¡Ey! ¿Y mi manzana?
Nikola Tesla
Nikola Tesla
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Mage

Cargo :
Soldado

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg] Tomo-1

Experiencia :
[Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg] NdTOcva

Gold :
968


Volver arriba Ir abajo

[Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg] Empty Re: [Social] [Flashback] ¿Esperar a que pase la tormenta? ¡Mejor bailemos bajo la lluvia! [Priv. Alice Schuberg]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.