Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de conquista] Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de conquista]  Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz] Empty [Campaña de conquista] Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz]

Mensaje por Franz el Jue Mayo 16, 2019 10:11 am

Franz se asomó de nuevo al filo de la muralla, viendo a la gran tropa de emergidos acercándose inexorablemente hacia ellos, mientras él esperaba al líder de los mercenarios, que los soldados apodaban "Centella Carmesí". Según lo que había oído, antes de la caída de Magvel, esa persona y, según lo que recordaba, un tal "Tigre del Desierto", junto a una bailarina y a un par de magos, uno de ellos un chico pequeño. Franz volvió a pensar como sería tener un grupo de amigos, mercenarios lo que fuera, un grupo de gente en quien confiar y tener cerca si sucedía algo. Compañeros... Por esa razón Franz había aceptado el trato de Gangrel, poniendo como condición el tener una taberna, un lugar donde conocer gente y ponerse al día en la ayuda contra la amenaza emergida.

Gangrel en persona había liberado aquel fuerte, y Franz había sido, a causa de lo que el emperador Plegiano llamaba primer "Castigo", el encargado de defender aquel fuerte de la acometida emergida que estaba por suceder. Y vaya que iba a ser una acometida grande, sin pasar por el hecho de que los soldados del Tercio se habían replegado en casi su totalidad, en algún tipo de "estrategia" que Gangrel le había dicho que no se preocupara por ella, ya que iba a cubrirle las espaldas por si lo peor pasaba... Que era algo que no iba a pasar de todas formas, ¿verdad? Franz, al mando de los pocos escuadrones que habían sido enviados a proteger el bastión, mayormente arqueros y lanceros, debía evitar que tomaran la fortaleza y derribaran la bandera Plegiana colocada en la parte superior del fortín. Aún y así, para compensar mínimamente la gran cantidad de bajas mercenarias, la mayoría por la ineptitud del fallecido Bolg, y la marcha de gran parte de las tropas con Gangrel, había sido "bendecido" con una nueva remesa de espadas de alquiler. Mercenarios. Era algo gracioso, aquel caballero que se le cruzó en su camino que tanto los despreciaba... Bien que murió por justo ese hecho, pero a Franz le habría gustado podido restregar por la cara como los mercenarios podían ser hasta más útiles, mejores personas, que no los soldados de un ejercito. Aunque con la actuación de Bolg no había conseguido nada para eclipsar al Tercio, que era uno de los destacamentos más expertos sobre la faz del mundo. Eso sería algo a lo que quería aspirar: Primero, con la taberna, asentarse en algún lugar, después de resolver sus dudas sobre la marca en su hombro. Posteriormente, conseguir una "familia", un grupo de gente con quien sonreír, vivir una vida agradable, luchar unidos en el campo de batalla...

Era una visión envidiable.

Una flecha salió lanzada a toda velocidad hacia Franz, teniéndose que apartar de la cornisa, para ver como esa flecha surcaba por los aires, perdiéndose en el horizonte. Habían llegado. - ¡Arqueros! ¡Tensad arcos! ¡El enemigo ha llegado! - Los arqueros Plegianos tomaron una flecha cada uno y la llevaron a la cuerda de su arco, mientras las flechas empezaban a volar, el chico alzando un escudo que saqueó de un cadáver Emergido para protegerse, los lanceros alzando escudos repartidos por Franz, esperando un ataque así. La experiencia de los lanceros consiguió evitar cualquier posible baja, al todos bloquear las flechas que se cernían sobre ellos. - ¡Apuntad! - Franz alzó el hacha tras sacarla de su funda. Los arcos emergidos deberían de estar tomando una nueva flecha y preparándose para golpear de nuevo, y, aunque podían tratar de quedarse esperando a que las flechas enemigas se agotaran, sería mucho tiempo perdido, y la puerta del bastión no iba a aguantar eternamente. - ¡ATACAD! - Franz bajó el hacha como señal de que dejasen ir todas las flechas, y una nube de madera y hierro surcó los cielos, para caer donde las tropas emergidas se plantaban. Franz, asintiendo ante aquella primera andada, empezó a bajar las escaleras, para acudir directamente a la búsqueda de la líder que comandaba las fuerzas mercenarias.

Los escalones se sucedieron rápidamente, mientras cada paso lo acercaba cada vez más a llegar a la base de la fortaleza, donde los mercenarios esperaban a una decisión: ¿saldrían a luchar contra el enemigo antes de que cargaran contra su fortaleza, bajo el amparo de las flechas? ¿O esperarían a que ellos mismos entraran a la boca del lobo, donde los colmillos de alquiler los descuartizarían por sorpresa? Franz no era ningún estratega, aún, eso ya lo vería el futuro mismo. Ahora solo importaba sobrevivir. Llegó a donde estaban todos los mercenarios. - ¡Mercenarios! Busco a vuestro líder, la Centella Carmesí. ¿Me podéis hacer el favor de presentármela antes de que muramos todos bajo las armas emergidas? No sé vosotros, pero si es una mujer apuesta, me gustaría vivir mis últimos momentos siendo brutalmente descuartizado por una dama bella, ¿no os parece? - Suspiró molesto, mientras la puerta soltaba un crujido, habían empezado a tratar de golpearla, aunque por el ruido que sonaron posteriormente, esos seres habían muerto delante de la puerta, así que el peligro pasaba por el momento. Soltó un suspiro, con el hacha en mano. - Bueno, ¿no lo habéis oído? Están justo aquí, así que la hora de combatir se acerca... ¿Estáis preparados?


Última edición por Franz el Mar Mayo 21, 2019 1:37 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Fighter

Cargo :
Vagabundo

Autoridad :
-

Inventario :
Hacha de bronce [1]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista]  Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz] Hacha-1

Experiencia :
[Campaña de conquista]  Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz] YvwSTdF

Gold :
414


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista]  Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz] Empty Re: [Campaña de conquista] Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz]

Mensaje por Marisa el Mar Mayo 21, 2019 1:13 pm

"¿Por qué estoy aquí?" Se preguntaba Marisa mientras soltaba sus pertenencias y se ajustaba la funda del arma al cinto. Ella caminaba al puerto más cercano para abandonar el continente cuando de nuevo las tropas plegianas se cruzaron en su camino de nuevo. Al menos aquella vez no estaba su rey, que estaría más al sur, pero aquella guarnición podría jurar que la buscaban a ella... Tal vez Gangrel le había dado referencias a sus tropas de más al norte. Por lo poco que conocía al monarca no era de extrañar un comportamiento así de su parte. La escoltaron a la fortaleza, le dieron comida y descanso junto a un sueldo con la condición de apoyar la defensa de aquel fuerte de un ataque emergido que se acercaba.

Cuando llegó a la fortaleza la noche antes del ataque las tropas plegianas de guardia mantenían su perfecta formación y espalda recta como si parecieran autómatas mientras un jaleo de fiesta y alcohol típica del oficio de mercenario emanaba desde algún rincón cercano, pero ese jaleo cesó cuando entró en la fortaleza y comenzaron los murmullos... Que si era verdad que había sobrevivido... Que si sus compañeros estaban desaparecidos... Marisa se había prometido no pensar en Gerik y los demás hasta que los encontrase sanos y salvos, pero que los mencionasen ya causaba un enorme pesar en su corazón. Lo bueno de que la fama la precediera era que el resto de compañeros de oficio le tendría respeto y no empezarían las típicas cuestiones a su habilidad con la espada por su género.

Y ahí se encontraba, a escasos minutos de la batalla recogiendo su larga melena para que no estorbase en la pelea. Miró su espada: la hoja había tenido momentos mejores y necesitaba un afilado, pero todavía tenía uso hasta que dejara de cortar correctamente. Tal vez en el puerto pudiera haber alguien capaz de tratar la hoja con el cuidado que se merece, o tal vez debería esperar a llegar a su todavía impreciso destino geográfico, pero no era momento ni lugar de pensar en ello. Marisa escuchó la lluvia de flechas que se había lanzado y supo que era tiempo de salir a las puertas de la fortaleza donde se encontrarían todos los demás.

El contraste entre la armadura uniformada de los soldados de Gangrel y los harapos, armaduras con manchas resecas de sangre y armas de los mercenarios hacía que estos últimos se vieran como unos salvajes, pero les pagaban para serlo. Mientras caminaba oyó un grito que la mencionaba y un crujido en la puerta y se dirigió en linea recta hacia el origen de esos sonidos.

- Yo mediría mis palabras en presencia de esta "bella dama"... No vaya a ser que quiera descuartizarte de verdad.

Miró con cierto desprecio a la persona que le había ofendido y se tornó hacia los mercenarios que estaban listos para la lucha.

- ¡Uno por cada diez! - gritó - ¡Después de que matéis a diez de esos bastardos tenéis mi permiso para morir y los que maten a más y vuelvan vivos beberán conmigo esta noche!

Los gritos de guerra de los mercenarios se apoderaron unos instantes de toda la acústica del lugar. Marisa se volvió a girar hacia el que parecía estar al mando.

- Esa era solo la primera oleada, tenemos un par de minutos antes de que carguen con todo. ¿Qué estrategia tienes?

Marisa comenzó a subir hacia la muralla para poder percibir mejor el campo de batalla y elaborar una estrategia propia.
Afiliación :
- JEHANNA -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Mercenaria

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista]  Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz] Espada%201

Experiencia :
[Campaña de conquista]  Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz] Jm5byz1

Gold :
160


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista]  Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz] Empty Re: [Campaña de conquista] Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz]

Mensaje por Franz el Mar Mayo 21, 2019 2:49 pm

Franz miró detenidamente a la mujer que había contestado. Una melena rosada bajando por sus hombros, junto a su ropa y... Espada. Oh. Una mujer espadachín. No tenía nada en contra de las mujeres, pero aquel que portara una espada... Uff. Franz fue incapaz de contener un suspiro de resignación. - Medir mis palabras. Entiendo, lo recordaré la próxima vez que me vaya a poner soez de verdad, "espadachín". - Tras eso, miró a los mercenarios, entre los cuales estaban los pocos supervivientes del combate anterior con Gangrel, aquellos que habían presenciado la muerte de Bolg a manos de Franz. Seguramente temían que tal cosa le pasara a la chica, pero él no iba a matarla. Bueno, mentira, más bien dicho iba a no "intentar" matarla. Después de tantos espadachines que le habían traicionado, no era algo en lo que pudiese confiar tan abiertamente. La espadachín giró en su dirección y empezó a subir las escaleras hacia la zona superior, con Franz siguiéndola a una prudencial distancia.

- Espero que yo entre dentro del trato de matar mucho y morir lo menos posible, un poco más y acabaré muerto por deshidratación. Después de eso, ¿Estrategia?Aunque no soy ningún estratega, de momento solo se me han ocurrido dos ideas: O atacamos a las fuerzas enemigas bajo el amparo de los arcos aliados, o dejamos que entren y formamos una... Um... ¿Entrepierna de la Baronesa? Reducir el espacio que tienen de lucha y rodear a las fuerzas enemigas en nuestro territorio, para ganar algo de ventaja. ¿Tú que estrategia tienes? - Franz suspiró, para cuando llegaron a la azotea de nuevo. Los arcos enemigos se volvían a colocar en formación, creando una nueva tormenta de acero. - ¡LANCEROS, ESCUDO! Las flechas cayeron sobre la zona superior de la torre, mientras los hombres bloqueaban las flechas. Franz se colocó delante de Marisa y bloqueó... Ninguna flecha, ya que todas ignoraron el escudo y golpearon el suelo a su alrededor. En un acto de indiferencia, Franz alzó los hombros un segundo y se colocó el escudo en la espalda, mirando al ejercito enemigo.

- Bueno, ahí lo ves, ejercito emergido justo delante de nosotros. Haz tú las decisiones, ¿quieres? Me da hasta pereza querer aportar algo en este combate, al menos en lo que consiste en ayudar con estrategias. - Franz soltó un bufido exasperado, mientras posaba su mirada en el ejército enemigo. - ¿Tres minutos, verdad? Entonces, ¿cual es el plan? Yo bajaré y me uniré a las tropas, si no te importa. Trataré de quedarme "vivo" para cuando debas descuartizarme. - Tras eso, se dio la vuelta y miró a los arqueros. - Si veis que salimos, lanzad flechas a las zonas donde no hayamos llegado, la retaguardia del oponente, flancos... Cualquier sitio menos la vanguardia. En caso en que nos quedemos en el interior, lanzad ataques defensivos, tirad flechas, y si es posible, arrancad los mismos ladrillos del fortín y tirárselos a la cabeza. Lo que sirva. - Tras ello, Franz empezó a dirigirse hacia las escaleras para bajar a la base del fortín.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Fighter

Cargo :
Vagabundo

Autoridad :
-

Inventario :
Hacha de bronce [1]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de conquista]  Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz] Hacha-1

Experiencia :
[Campaña de conquista]  Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz] YvwSTdF

Gold :
414


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista]  Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz] Empty Re: [Campaña de conquista] Bastión del Infortunio [Priv. Marisa & Franz]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.