Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Invitado el Dom Abr 07, 2019 7:16 pm

~Un tonto no ve el mismo árbol que ve el sabio.~  William Blake


Un ultimo sueño, ¿hacia cuanto tiempo no tenia eso?, desde la muerte de mi propia familia esa capacidad de poder soñar había muerto literalmente, ahora un año y meses después eso volvía a mi cabeza, a la hora de dormir no por mostrarme una vida alegre en lo sueños si no a mostrar mi fracaso, pese a haber tenido éxito en esa conquista en esa misión el rey, mi rey había salido herido por un descuido, el trabajo era simple y aun así este había obtenido una herida, algo que se suponía jamas debió de pasar y claramente eso tenia que ver conmigo puesto que en nuestro tiempo a solas si el bajaba la guardia entonces por obvias razones como su concubina debía de haber hecho algo al respecto, protegerle de ser necesario, sin embargo las cosas habían terminado de manera diferente.


Ahora con la recuperación del rey, nuestro destino no era si no el reino de Jehanna y atacar sus desiertos donde presentaban mas ataques enemigos y donde otros ejércitos no acostumbraban a pelear por el extremo calor de nuestra ubicación, el gran ejercito de Plegia quien entrenaba bajo condiciones mucho mas precarias y con calores mas extremos, este sin duda alguna era solamente un día mas de entrenamiento, algo que traería facilidad y una victoria mucho mas simple.


Las mentes mas simplistas llamarían esta situación incluso aburrida, para mi fue todo lo contrario, desde su recuperación hasta ahora mi prioridad fue servir a gangrel desde que el sol salia hasta que este durmiera y no necesitara de mis servicios, hoy no seria diferente, adelantándome a los hechos llegando a primera hora de la mañana para entrar en su tienda y encontrarle todavía descansando, sin siquiera pensar en esperar ir a donde guardaba su juego de té favorito mas el peculiar té de importación que jamas faltaba a su mesa, preparándole de la misma manera que el vendedor había gastado su tiempo en enseñar no solo a sus sirvientes si no también a mi, como cortesana tenia que aprender esto era básico, servir al Rey su té favorito a primera hora de la mañana seria lo primero que haría.



Sentada en una silla cercas de la mesa del té, sin siquiera pensar en despertarlo  esperando a que este mismo abriera sus ojos y comenzara a pedir las cosas, ser paciente y esperar eran ahora las dos cualidades que junto conmigo habían madurado, durante todo ese tiempo lo única cosa que recibía mi atención era el preparado del mismo té, tras acabar aquella infusión y servirla en la taza para el té, yendo justo al lado de hombre quien descansaba en la cama solo para dejar aquella taza en su mesa de noche para que fuera lo primero que este viera, solo para segundos despues empezar a rezar a la única estatua de la religión Grimante, un pequeña ofrenda a Grima con la cual yo la mayor parte del tiempo perdía mi tiempo libre ahí, rezar a la única religión que había conocido y que rara vez faltaba por solo una cosa servir al rey de Plegia.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty Re: [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Invitado el Lun Abr 08, 2019 9:41 am

La herida había dejado en reposo al rey por un par de días. No es que no estuviera en condiciones de luchar, pero sus consejeros se lo habían solicitado. Bien era cierto que se había fortalecido en combate, pero aun así, eso no significaba que no estuviera extenuado. Había luchado más que muchos soldados, no se había tolerado hasta ese momento más que un par de días de descanso (Cuando a sus soldados siempre se les daba uno a la semana cíclicamente) y más importante, mucho más importante, no había podido disfrutar de los privilegios de la corona por meses.

Así pues, no intentó evitar las recomendaciones de sus cortesanos y decidió tomarse un par de días de descanso, leyendo a la sombra del gran desierto que había decidido conquistar esos días para tener el control total de Magvel, leyendo estrategia militar o solamente dejando pasar las horas sin hacer absolutamente nada útil. Sin embargo, aun con esas, seguía yendo a visitar a los soldados en entrenamiento, para ganarse su cariño, e incluso de vez en cuando se permitía levantarse y entrenar un poco, con la intención de no perder la costumbre.

Ese sería el tercer día de su descanso. Y decidió dormir durante más tiempo que de costumbre. Arropado en ligeras mantas y ataviado solamente con una camisa blanca (medio abierta, que dejaba al descubierto gran parte de su musculoso pecho) y mallas negras, ropajes sobre los que normalmente llevaría una armadura.

Ligeramente desperezado ya por los rayos del sol, notó que las cortinas que separaban su lecho del resto del campamento. Pasos ligeros, demasiado como para ser de alguno de sus guardias. Y ya sabía perfectamente quién tenía tanto valor como para entrar ahí sin permiso. Así que la dejó hacer por el momento. Ya sabía que se despertaría con una taza de té y hermosa compañía a un lado. Así que maravilloso.

Entreabrió el ojo para mirar lo que esta hacía, a la espera de que terminara con sus quehaceres para empezar con el clásico espectáculo que tenía con ella absolutamente cada día. Esperó con cierto orgullo (¿qué? Había conseguido transmitirle sus creencias. No había nada más satisfactorio a su parecer que haber convertido a una ylissense a la única religión verdadera) a que esta terminara de rezar en la pequeña estatuilla que había ordenado instalar en su cuarto.

Y cuando vio que esta terminó, deslizaría su mano con sigilo hacia ella, posándola sobre el hombro de la fémina para luego desperezarse.

-¿Cuánto tiempo llevas despierta? –dijo el rey con la voz ligeramente aflautada mientras se quitaba de encima esa ligera manta- Podrías haberme despertado antes…

Su mano acarició por unos segundos el suave cabello de la joven antes de que el monarca se levantara un poco, más que nada para llegar con sus brazos hacia ella y subirla hacia la cama con esa increíble y cada vez mayor fuerza que había logrado a base de entrenamiento en Manster y los dominios de Magvel que tanto estaba intentando hacer suyos. La colocó sobre él con cuidado mientras lanzaba una pícara sonrisa.

-Buenos días -dijo antes de acariciar los labios de Sarah con un dedo, para luego tomar su mentón con cariño y acercarla a sus propios labios, besándola con la cálida pasión de un amante. Y es que, al fin y al cabo, lo eran en cierta forma. Buscando su lengua de forma posesiva, abrazándola mientras lo hacía, hasta que se dio por satisfecho y se apartó ligeramente- ¿Sabes? He pensado en ti esta noche… Y en lo bonito que sería verte como la madre de mi heredero. Y formar una familia. Sé que eres joven para estas cosas… Pero bueno. Meditaciones de un rey loco. No les hagas mucho caso

Le dedicó una cariñosa caricia en la mejilla antes de llevar su mano a la mesilla de noche, donde le esperaba como siempre una taza de su té favorito. La tomó con cuidado para dar un breve sorbo.

-…Ya nos pondremos a trabajar más adelante. Antes me gustaría que disfrutar de tu compañía de una bendita vez. Claro que… Lo dejo a tu elección. ¿Qué prefieres hacer, querida mía?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty Re: [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Invitado el Vie Abr 12, 2019 1:09 am

Tan solo acabar con mi oración, entonces fue en ese momento en que la mano del único hombre en la habitación sostenía mi hombro obteniendo mi total atención hacia él, su pregunta era fácil de responder mas también difícil puesto que desde ese instante en la taberna no lograba conciliar tan bien el sueño, era un problema que tal vez no tendría asunto hasta mucho después.


Solo una hora como mucho....los cuidados de Brego son exigentes , no mentía eso había estado haciendo para no tener nada mas pendiente solo el servir al rey ocuparía mi mente, sus caricias las cuales por alguna razón llegaba a sentir de manera distinta causaban un poco de desconcierto pues ahora no estaba tan segura del por que hacia ello, ¿no era ya por obligación si no por gusto?.

Sus fuertes brazos me levantaban sin problemas como si se tratase de una pluma sin mostrar resistencia alguna solo llevando mi mano derecha por encima de mi pecho justo encima de mi corazón, viéndole por completo sin perder ni un solo movimiento que efectuaba.

Sin dudas prefería seguir a su lado era eso o seguir "sobreviviendo" de manera desesperada, sin dudas desde que había empezado a servirle la vida que tenia cambio considerablemente, en cuanto este se acerco para obtener un beso el cual había tomado desprevenida pues en todo ese tiempo a pesar de ser su cortesana jamas había intentado siquiera en algo como un beso.

Con solo escucharle hablar de un heredero al trono volvía a sentir ese nerviosismo de años atrás antes de siquiera perder al prometido el cual jamas volvió, "una familia" eso que hasta ahora lo creía imposible sin embargo estaba al alcance puesto que se suponía que en el ciclo de la vida era mi turno de ser eso.


¿Creerle loco?, no podía hacer tal cosa de ser ese el caso entonces tendría que estar yo mas loca de incluso llegar a imaginar eso como una realidad un momento fugaz de eso, yo como una madre criando y cuidando de un bebé mientras su padre trabajaba como el monarca.


Su pregunta de ¿que querer hacer?, eso mismo deseaba recuperar lo que alguna vez perdí, recostándome sobre su pecho para sentir esa alegría, si algo que también no solía hacer desde mi perdida.

Viendo directamente a sus ojos para dedicar una sonrisa, Ser la madre del heredero al trono, solo me llenaría de dicha mi rey, Gangrel.....una familia contigo, por favor déjame cumplir ese deseo no solo tuyo.....si no también mio..
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty Re: [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Invitado el Dom Abr 14, 2019 4:47 am

Mira por unos segundos a su concubina imaginándose lo que había dicho segundos atrás. Una familia juntos. Los dos con un pequeño en el jardín imperial, descansando de la dura vida de monarcas. Posiblemente, el niño acabaría tomando su nombre, o el de Sarah si nacía niña, y desde el primer momento, sería querido como el gran sucesor a la corona. Lo que más había ansiado desde su juventud.

Estaba claro que si eso pasaba, debería nombrar mariscales de campo que lucharan por él, puesto a que obviamente, no pondría su vida tan en juego si debía instruir a su pequeño para algún día sucederle. Se dedicaría a escribir miles de tratados para instruirle cuando él no estuviera y a enseñarle la fe grimante.

Podría estar horas imaginándose un hipotético futuro así. Un futuro agradable y próspero a sus ojos para la nación. Pero aun así, tampoco debía permitirse el lujo de perderse en sueños teniendo a su concubina al lado y estando en un campamento puramente militar.

Escuchó extrañado las palabras de la joven, acariciándole el pelo mientras esta hablaba. Entonces… ¿Ella también tenía ese sueño? Tal vez fuera mero halago. Tal vez, solo tal vez, lo dijera por complacerle. Pero notaba algo diferente. Sabía los tonos de esa mujer de memoria, y ese le resultaba ligeramente nuevo. Estaba siendo sincera. Ella también quería tener un vástago. Le resultaba hasta extraño. La veía demasiado joven. Pero eso no dejaba de resultarle hasta agradable. Era una mujer sana y fuerte adecuada para tener al heredero imperial.

-…No sabes lo feliz que me hace escucharte decir eso, querida mía. Haces a este loco un ser muy dichoso con esa simple cosa. Entonces no hay más de lo que hablar. Tú serás la reina de Plegia y la madre del próximo gran emperador de este emergente imperio, te lo prometo –le dio un tierno beso en la frente, sin dejar de acariciarle su corto cabello en el proceso- Y cuando haya terminado de construir mi imperio, tú y yos nos retiraremos al palacio, y descansaremos juntos hasta que Grima nos venga a buscar. Y para eso queda una larga temporada… Que me temo que voy a intentar que te guste pasar conmigo

Lo decía con humor, cariño, dos cosas que nunca manifestaba con nadie que no fuera ella. Y es que también a él se le hacía extraño todo eso. Era pronto como para que empezara el revoloteo en el campamento (según recordaba, faltaba una hora para que se despertara con un trompetazo a todas las tropas), así que tenían un rato para ellos.

-…Debes comprender, sin embargo, que tener de hijo al heredero imperial es algo difícil. Muchas mujeres no llegan a soportar esa carga. –suspira. Lo que decía era muy cierto. Un príncipe heredero era considerado desde el primer momento como el máximo tesoro. Y eso bien era cierto que tenía ciertas… Ventajas, pero también fuertes inconvenientes que los libros de historia y las historias de las consejeras más antiguas confirmaban: muchas mujeres que habían sido reinas no soportaban ver a su hijo en esas condiciones- …Lo primero… Deberá tomar a la fuerza mi nombre, querida. Eso está claro. Y si es una mujer, el tuyo. Es una cuestión de mantener el linaje. Gangrel II o Sarah I de Plegia. Supongo que eso no te afecta mucho, pero es bueno que lo sepas –mueve ligeramente el cuerpo de la contraria para colocarla a su lado, rodeándola con sus brazos con cariño- …Luego… Supongo que deducirás que en cuanto el niño sepa leer, va a tener que aprender filosofía, artes, retórica y estrategia militar. Es decir, solo tendremos un pequeño hasta los cinco años, y luego, ya será un príncipe. A pesar de que normalmente le cuidarían niñeras, intentaré que tú tengas el cuidado del niño si prefieres. Supongo que viviremos los tres en una alcoba diferente al palacio… Si tú lo deseas, claro está –intentaba suprimir las cosas verdaderamente tristes. Tampoco quería desilusionarla tan pronto, pero era cierto. El sistema plegiano educativo era uno de los más crueles y efectivos del mundo. Convertía al más adorable niño en una máquina de matar. Y su hijo no podría estar exento. Suspiró, esas eran las desventajas de ser un rey- …¿Quieres desayunar algo?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty Re: [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 04, 2019 10:44 pm

No era la primera vez que ambos estábamos de acuerdo en algo, sin embargo esta era la primera que Gangrel preguntaba por una respuesta mía, la cual al final fue satisfactoria de decir tanto para él como para mi, si poder verle feliz era algo que hasta el momento yo era de las pocas que le podían ver en ese estado.

Esperare ansiosa y también ayudare a que ese tiempo sea lo mas corto posible, conteste con una sonrisa todavía mas amplia y así recibir aquel beso en la frente, sintiendo una sensación cálida y también sintiendo seguridad, algo que nos llevaba a los puntos importantes de que un hijo planeado para la corona tomaría cosas difíciles para su joven vida.



Aun recordando las cosas que había llegado a tener de joven tras ser la prometida de un duque lo cual nunca ocurrió y sin embargo algunas de esas enseñanzas permanecían en mi, junto con esas clases lo difícil que en su tiempo llegaron a ser para mi, ahora las enseñanzas para un heredero al trono claramente tenían que ser mas demandantes y mucho mas difíciles.


Seria difícil, el saber que con tras solo cumplir la corta edad de 5 el hijo que tanto deseaba tener tuviera que dedicarse al reino de manera tan demandante, mas pensar en ello seria doloroso, si hasta ahora había sobrevivido a todos los dolores que se presentaban en mi vida entonces tendría la posibilidad de dar una solución a eso o una pequeña salida, apoyar a ese hijo en todo lo que necesitara también era una ilusión a la cual aspiraba.


Si no era lo mas alentador de escuchar pero era un mejor futuro se podía presumir de eso, asentir por aquella invitación a desayunar ya que ambos necesitábamos fuerzas para lo que se planeaba ese día y con el estomago vació seria un gran problema, era impensable en que el rey fuera así al campo de batalla, mirándole a los ojos. Que deseas desayunar Gangrel, preguntando pues tal vez podíamos hacer algo dentro sin la necesidad de molestar a alguien mas, inclusive prepararlo yo misma.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty Re: [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 06, 2019 9:37 am

Un largo suspiró salió del monarca al escucharla hablar, sin dejar de acariciarle su corta pero suave cabellera ni un solo momento, dejando reposar la cabeza en el hombro de la contraria mientras hablaban, con una expresión triste y melancólica en su rostro. ¿Qué hacía él hablando de esos asuntos, cuando todavía no había cumplido con su promesa final? ¿Qué hacía él ahí, celebrando nada, cuando Manster, Carcino y Jehanna todavía no habían caído? Pero no. Estaba al borde de obtenerlo. Podía permitirse al menos un primer capricho en su larga vida antes de obtener el título de emperador de Gran Plegia.

-Eres una mujer fuerte, Sarah. Y sé que llegaremos juntos al día en el que nuestro hijo pueda tomar la corona y ser amo de todos los reinos

“Gangrel II de Plegia, Príncipe de Plegia, Heredero legítimo al trono de Manster, Jehanna y Carcino, de su padre defensor al Culto de Grima y de Magvel, Almirante de la Felicísima Armada Plegiana, Gran Coronel del Tercio del Hálito Negro, Portador de la Herencia Imperial, Príncipe de Grimantes”. Ese sería el nombre de su hijo. Lo tenía claro. Y pensar en un heredero era algo que hacía que su rostro se iluminara un poco.

El monarca, todavía en la cama, escuchó la pregunta de su concubina con una ceja ligeramente arqueada, sonriendo con picardía. Soltaría una corta pero fuerte risa al escucharla, sin poder evitarlo. Simplemente, le parecía dulce. Agradable. Tal vez tardaría meses en poder volver a estar con ella en la cama de esa forma sin preocuparse por los planes militares por más de diez minutos.

-A ver… Si me das a elegir qué prefiero desayunar... No me lo tengo que pensar demasiado, la verdad –sus manos descenderían hacia la cintura de la fémina, mientras el rey volvía a acercar sus labios contra los de la contraria, deteniéndose cuando estaban a tan corta distancia que ambos podrían sentir la respiración del otro- A ti, por supuesto. –posó su dedo índice entonces sobre los labios de la joven, alejándose poco a poco- Pero seguramente lleguen mensajeros en pocos minutos y no me daría tiempo a demasiado. Así que… Trae para ambos una ración de comida normal y corriente, lo que haya hoy para la tropa, que posiblemente sea sopa de pan y alguna pieza de carne, y ya. Con eso me conformo

Se desperezó irguiendo su columna poco a poco, soltando una especie de ronroneo mientras lo hacía para luego levantarse de la cama poco a poco. Miró hacia los lados para luego ir a buscar su corona, que descansaba en una pequeña caja de lo que parecía ser plata. Tomaría la pieza de oro con sumo cuidado para luego colocársela en su enmarañado cabello, para luego ir directamente hacia un espejo y acomodársela en su cabeza, para luego mirar su ropa de nuevo, abriendo todavía un poco más su camisa simplemente para luchar un poco más contra el calor del desierto, y dejando así al descubierto mayor parte de sus abdominales.

-En fin. Solo trae eso, o haz que lo traigan, me da igual. Comeremos… No sé… ¿En la mesita de fuera? –dijo refiriéndose a un pequeño “jardín” que poseía su tienda de campaña, consistente simplemente en dos sillas con una pequeña mesa circular en la que pocas cosas se podían dejar, y que daba completamente de lleno vistas hacia los grandes pasillos que formaban las tiendas de campaña de los soldados- Sí, ahí está bien. Mientras tanto iré preparando mi armadura, cariño. Hoy habrá que ir al campo de batalla… Sin excusas. Me estoy haciendo viejo y como me oxide, igual hasta me crece barriguilla y todo. Y bueno. Un rey ha de mantenerse atractivo para los suyos
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty Re: [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 30, 2019 10:18 pm

Las provocaciones del rey eran muy tentadoras, tenerle tan cercas y escuchar que deseaba mi compañía para "desayunar" sintiendo su respiración el calor que sentía en el rostro por ese momento tan corto pero que era la primera que disfrutaba de una aproximación del rey, mas verle separarse dejaba un pequeño vació, era mentir si no decía que esperaba al menos el disfrutar de los labios de Gangrel mas eso no fue así.


Ambos eramos conscientes que la poca privacidad que teníamos dentro de la tienda era corta y de hacer caso omiso seguro que algún mensajero o soldado con noticias vería e interrumpiría nuestra privacidad, así que era mejor no optar por eso y seguir con los planes, escuchando su petición, si seguramente eso relatado por el seria lo que habría en el menú.



Ya vuelvo con el desayuno, tomando unos pocos segundos para calmar la agitación y salir de la tienda directo a donde todas las tropas se reunían para recibir su desayuno, el cual algunos hombres servían con rapidez y tras ver que llegaba estos me permitían pasar hasta alcanzar a los cocineros, ¿Que es lo que se le va a servir a nuestro señor el rey?.


Con esa pregunta estos actuaron rápido, sirviendo en sus mejores platos para servir la sopa y buscar los mejores y mas grandes piezas de carne para servir dos ordenes para el rey y para mi, obteniendo los alimentos en una charola de plata que estos tenían lista, Gracias por sus esfuerzos, agradeciendo a estos portando el desayuno directo hacia la tienda donde se encontraba la mesita de jardin justo como Gangrel la pedía, dejando reposar ambos desayunos en la mesa y tomando asiento para esperar a que el rey llegara y poder desayunar juntos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty Re: [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 02, 2019 1:05 pm

El monarca se quedó mirándose a sí mismo al espejo una vez la joven salió de la tienda de campaña, no sin antes dejarle un rápido y cariñoso beso en la frente y mirarla. Parecía ser que había conseguido excitarla. Bien. Genial. Eso le sería útil cuando cayera el sol. Aunque jamás había pensado que una mujer tan fría como lo había sido Sarah desde el primer momento, que tanto se notaba que fingía sus reacciones en todo momento, pudiera llegar a sentir algo. Pero no era momento de pensar en eso… Todavía. Tendría mucho tiempo para meditar sobre el cuerpo y su relación con ella más adelante.

Ahora debía vestirse. El largo proceso que comportaba ponerse esa molesta armadura que solo llevaba porque en efecto, le había salvado la vida ante el navajazo emergido hacía unos meses. Así que cada vez la apreciaba más. Se sentó por unos segundos en los pies de su cama, comenzando a colocarse el peto y el resto de la armadura por encima de la camisa (que ya estaba creada y pensada para poder hacer eso) y luego se cambió las mallas por unas más resistentes, con fibras de lo que parecía ser hierro, mucho más resistentes (e incómodas, pero que permitían igualmente la flexibilidad) que las anteriores.

Solo cuando estuvo convencido de sí mismo decidió salir de su cuarto, estirándose un poco para luego mirar a la pequeña mesita. Sarah ya estaba ahí, con su comida preparada. Bien. Era agradable tenerla a su lado. Le dedicó una sonrisa para luego sentarse frente a la comida, tomando los cubiertos con lentitud, no sin antes mover la cabeza como agradecimiento. Ya rezaría a Grima por los alimentos después, en la capilla, con el resto de los suyos.

-…Sabes… –dijo casi en un murmullo, intentando que ninguno de los soldados que ya aparecían por ahí pudieran escucharle- Creo que te has excitado un poco antes, ¿cierto? Me alegro por ello. Eso significa que incluso pudiendo ser tu padre sigo siendo atractivo –guiñó un ojo, empezando a comer mientras hablaba, y deteniéndose cuando quería volver a proferir una palabra y tragando antes de abrir la boca, con educación- Ya hablaremos al respecto más adelante. Cuando estemos solos. Pero… Me has impresionado francamente. Come tú también, por cierto.

Sonrió ligeramente para luego seguir comiendo por unos segundos, sin percatarse de que una de sus tropas se le acercaba, arrodillándose ligeramente. Parecía alarmado, pero no mostraba emoción alguna más allá de un pequeño tembleque.

-…Mi señor… Una aldea cercana ha accedido a nuestras demandas. Piden protección e incorporación al Santo Imperio a cambio de que eliminemos una oleada emergida que les ataca. Vos decidís, majestad

El rey suspiró. Sí. Definitivamente, toda misión que el destino le obligaba a hacer junto a su esposa iba a acabar siendo de ese estilo. Bueno… Pero al menos esas misiones comportaban un riesgo tan mínimo que no tenía que preocuparse por ella, que sabía perfectamente que podría sobrevivir a situaciones así. El monarca alzó la mano, con el dedo pulgar en alto, aprobando el movimiento. Y por supuesto, confirmando que él iría con ellos.

-…Termino al menos la sopa y vamos de una vez –dijo para luego dar un par de rápidas cucharadas, levantándose rápidamente- Cruz al cuello y todo lo demás, ya sabes. Sigue a las tropas por el aire y nos reencontraremos en cuanto hayamos contactado con los emergidos

No dijo nada más. Se acercó a ella para darle un abrazo con cariño, y luego alejarse con brusquedad, dando un fuerte silbido para que uno de sus hombres se le acercara, entregándole en mano las riendas de uno de los caballos que le esperaba, sobre el que montó con velocidad, saliendo disparado hacia la salida del campamento. Sus hombres le estarían esperando ahí. No podía decepcionarles.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty Re: [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Invitado el Lun Jun 24, 2019 12:37 am

La espera fue poca, el deber del rey era algo que Gangrel se tomaba muy enserio y como su ahora compañera debía de seguirlo y apoyarle, antes lo hacia mas ahora era diferente, ambos compartíamos un mismo sentimiento el cual estaba segura en años anteriores yo misma había tachado y reprimido por mi propio bien sin embargo todos esos años sirviendo al rey terminaron por dar una relación algo muy fuerte e imposible de creer.


Todos tacharían eso como imposible, una cierva había conseguido conquistar el corazón de un rey, ni en las historias mas fantásticas eso sucedía y en las que se contaban ese tipo de historias eran marcadas como eso, algo imposible, mas ahora era la prueba viviente de ese "milagro".


Solo las palabras del rey llamaron mi atención, viéndole sentarse para comer, sin perder tiempo siguiéndole en probar los alimentos que los chefs habían preparado, disfrutando de la sopa un poco mas, puesto que pese a ser sencilla personalmente disfrutaba de ese cálido sabor que estas solían brindar, en medio del bocado escuchar a Gangrel y sin poder evitarlo sentir todo el calor en mi rostro.


Su guiño de ojo solo mostraba lo dispuesto que estaba en verdaderamente cumplir nuestras palabras, ya que tenia razón, tal vez tenia la edad que un padre y yo era tan joven que en verdad todo que no conociera diría que yo seria su hija, era raro como el amor actuaba ante la vida de todos, Si gangrel.....despertaste ese deseo en mi....


Siendo honesta revelando ese lado ya expuesto por ambos, calmando ese rubor y mis nervios mientras escuchaba a un soldado acercarse dando buenas noticias, una aldea que aceptaba ser parte del imperio de plegia, solo pedían tener la protección del rey y grima contra las tropas emergidas que amenazaban su estadía en ese lugar.


El pulgar arriba de Gangrel daba permiso a desplegar nuestras tropas eso era todo lo que necesitaba saber, terminando la sopa justo al mismo tiempo que el rey, mientras este hacia sus preparaciones escuchando sus ordenes, sin lugar a dudas habría acción ese día mas no era algo que pudiéramos hacer eso ya era una rutina.


Sacando el collar de su cajita y llevar ese mismo obsequio al rededor de mi cuello, una vez mas portaba la cruz que me otorgaba poder justo por debajo del mandato del rey, siendo una general mas, una temporal, yendo a toda velocidad hasta el establo para ver a brego con emoción de salir, era hora de dar todo en el campo de batalla.


Vamos brego, sin temor y con toda la libertad, con esto dicho brego solo relinchaba en festejo mientras daba una pequeña patada para abrir su cubículo y salir batiendo sus alas, tomandole de su cuello y subir a él al instante mientras comenzaba a galopar en la dirección que mandaba para reunirme con las tropas de jinetes dragones.


¿Listo capitan?, ya sabe que hacer, todo ordenes del rey, ya nos esperan lo veré en el frente .
Con esto dicho brego no espero mas y entonces alzo vuelo llevándome hasta el punto de reunión donde las tropas de choque ya estaban a la espera junto con los pocos jinetes y el rey en cabeza.


Sin dudas brego quería volar y ayudarme, se notaba pues aunque estuviera ya en el suelo esperando las ordenes del rey, este seguía dando pasos pequeños adelante y hacia atrás, tal vez este compartía las ansias conmigo, de terminar aquella misión para estar al lado de mi rey, mas claro mi fiel montura solo deseaba volar ese día, sintiendo como las tropas aéreas aterrizaban detrás mio para estar todos completos dentro del plan del rey, pero tras pasar pocos segundos todos alzaban vuelo para estar en la posición deseada y dicha por el rey, solo mirando desde las alturas la posición de Gangrel quien parecía estar a punto de iniciar la caza y eliminación de aquellos emergidos problemáticos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty Re: [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Invitado el Lun Jun 24, 2019 3:06 pm

Cuánto desearía, por unos pocos segundos, poder dejar la corona en la cabeza de otro. Aunque fuera por unos pocos minutos poder quitarse de encima la corona y descansar. Pero no sería hoy. Siempre teniendo que luchar… Siempre. Incluso en lo que podían considerarse descansos, incluso estando herido (aunque de forma leve), debía hacer lo que se esperaba de él. Y en parte, lo comprendía. Era su deber… Y así debía ser para el representante de la corona. No tener tiempo para él. Ni para nada que no fuera el país. Era su deber. El deber que había puesto Grima a sus brazos. Y ya sobre su caballo, se disponía a cumplir como siempre hacía.

Se dirigió poco a poco hacia las tropas de avanzadilla que ya le esperaban. No eran miembros del Tercio, obviamente, sino jenízaros: tropas atrapadas en combate que se habían pasado a su bando y a las que el ejército plegiano les tenía especial estima, ya que conocían las escuelas de combate de otros reinos y la plegiana propiamente dicha. Es decir, que podían adaptarse a más situaciones que los propios Tercios, y eso les volvía especialmente interesantes. Ataviados con largas túnicas y con inconfundibles formas, ellos eran los que lucharían al lado de los reyes ese día. Y ciertamente, merecían un saludo digno.

-¡Soldados! ¡Hermanas y hermanos! ¡Estamos hoy aquí para librar a los nuevos miembros de la familia imperial del océano emergido que se cierne sobre nosotros! ¡Y solo sé una cosa! ¡Que por muy bien que se lleven esos emergidos con el que sea el dios que les haya enviado… Pienso enviarlos a todos al infierno! ¡No hay tiempo para la piedad! ¡Aniquilad a todo ser gris que se ponga en vuestro camino!

Y ya estaba. Nada más terminar esa frase, los generales del ejército de tierra dieron las órdenes: salir en formación de una vez en dirección a esa aldea. Al ser un ejército de infantería ligero, no tardarían demasiado. Menos teniendo en cuenta que además estaban respaldados por el aire por los wyverns que Sarah debería comandar. Y no sabía exactamente a cuánto se tendrían que enfrentar, pero bien sabía que a poco, pues hasta los emergidos conocían lo suficiente del arte militar para saber que nunca se debía malgastar recursos en la toma de cualquier objetivo, por muy grande que fuera. Solo debería combatir… Y que Grima le amparara como siempre hacía en todas sus batallas.

***

Una pequeña aldea que se había conseguido mantener a pesar de todo en la vieja Jehanna, situada justo al lado de un gran fuerte mercenario del que surgían ciertas cantidades… Incómodas para una milicia local escasamente armada como la que estaba defendiendo ese pequeño poblado. Ahora lo comprendía todo. El por qué de la rápida rendición de esa aldea. Y es que les sería difícil por no decir imposible responder ante tal masa enemiga. Si bien su ejército la superaba con creces, era casi imposible que los… Tal vez cincuenta jóvenes con condiciones de poder luchar que podrían haber en ese pueblo les detuvieran. Veía Gangrel tal vez doscientos emergidos frente a sus quinientos soldados (contando caballería aérea) y los cincuenta pobladores locales, tal vez números demasiado agradecidos para el segundo grupo. Triste. Muy triste. Pero ahí estaban ellos para solucionar tal problema. Las banderas plegianas se alzaban imponentes. Y rápidamente, conociendo el protocolo habitual, los arqueros del grupo se prepararon, apuntando con las flechas al aire y disparándolas. Todas cayeron sobre las filas emergidas. Y en cuanto se dieron cuenta de dónde venían estos refuerzos, los jinetes wyvern ya cayeron para dar la bienvenida, dando fuertes hachazos a quienes hubieran osado no apartarse cuando estos aterrizaron. Y Gangrel, por supuesto, también descabalgó, apoyando a la primera carga de infantería, que rápidamente atacaba escudada por el apoyo aéreo y se retiraba unos metros cuando los enemigos conseguían organizarse en grupos mayores, esperando a una nueva ráfaga de flechas que les diera oportunidad de combatir. Gangrel, tan solo armado con las dagas que ya tan famosas se habían vuelto en su persona, con un estilo de combate que ya utilizaba constantemente: acercarse rápidamente, ir a la yugular, atacar, y posteriormente, tan rápido había aparecido, desaparecer entre sus tropas. Una batalla que se iba extendiendo. Y es que poco a poco, las tropas iban expulsando a los emergidos de las pequeñas callejuelas de la aldea. Y sí, en efecto, estaban alejándose ahora hacia el fortín. Sitiando poco a poco a las tropas enemigas, hasta, que, tras unos pocos minutos de impacto, acabaron dentro de su propio bastión. Ahí poco podían hacer los jenízaros.

Gangrel miró al cielo. Era el turno de que sus soldados del aire tomaran la iniciativa.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty Re: [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 25, 2019 2:21 am

Con la misma velocidad de siempre, Brego me otorgo la capacidad de estar siempre al frente ahora incluso este lucia ansioso por ser el primero, tenia que admitirlo este se sentía libre e ir  montada en ese bella montura blanca alada daba cierta tranquilidad, saber que todavía era la mas rápida del reino a la hora de volar, mirando hacia atrás logrando ver a las tropas de Wyverns alistándose para nuestra rápida y brusca introducción.



Tan pronto como comenzó la batalla se pudo ver como esa inmensa capa de proyectiles danzaba con el viento generando una curva para así empezar a caer sobre las lineas enemigas. No había tiempo de esperar, gracias a al rápido aleteo de brego y mirar hacia abajo comprendía que este inclusive podría llegar al suelo antes que las flechas pero por obvia precaución evitaba que es sucediera para que ni él o yo misma saliéramos heridos por fuego aliado, tres segundos de que las flechas hicieran su cometido y ahí estaba brego aterrizando de manera violenta sobre dos emergidos los cuales terminaron con el casco desfigurado y los cráneos destruidos por la fuerza y peso de mi montura mientras que con mi lanza miraba al emergido que extendía sus brazos para tratar de alcanzar a brego sin embargo la lanza que yacía clavada en su abdomen y que también permanecía incrustada al suelo evitando que este avanzara mas sobre sus pasos, viendo como los demás jinetes de Wyvern hacia su entrada para hacer muchas mas bajas, con fuerza tomar mi propia lanza y ver como el emergido nuevamente intentaba hacer daño a Brego pero este en defensa termino por alzar su patas traseras y dar una fuerte patada al ser que salio directo al suelo estrellándose con otro cadáver emergido quedándose quieto finalmente.


Usando una ultima oportunidad para no quedar atrás, aprovechando la larga extensión de mi lanza para atravesar tantos cráneos emergidos como podía en la carrera que brego necesitaba para volver a elevarse, uno, dos al final 6 emergidos habían sucumbido en el corto tiempo que el pegaso despego de tierra firme, para dar espacio a la segunda ola de flechas disparadas por nuestros mortíferos arquero y su puntería tan famosa y temida.  


Escapando de esa lluvia aliada gracias a la velocidad de Brego para ver como poco a poco la gran aldea se vaciaba de enemigos y retomando el control gran parte de aldea incluyendo su gran plaza y lugar central ya estaban totalmente limpios los esfuerzos de nuestros nuevos aliados fueron de mucha ayuda, el proceso fue muchas veces mas rápido gracias a las tan distintas y variadas formas de eliminar a los emergidos.


Mas ya era hora de terminar el trabajo, entre ellos el de acabar con las fuerzas restantes mas los jenizaros parecían no tener ya eficiencia en batalla, eso daba una sola resolución, las tropas aéreas,  ¡¡Atentos, vamos a entrar y acabar con todos los enemigos a nuestro alcance!!, ¡¡nada de bajas Capitán!!.


Yendo nuevamente en picada con toda la velocidad que las monturas nos daban para acabar con varios soldados enemigos, los wyverns al final mostraban mucha mas efectividad a la hora de limpiar su zona de aterrizaje pues los dragones lanzaban mordidas asesinas y con sus colas también cubiertas de armadura para golpear y las toscas hachas de sus jinetes les mantenían a salvo de cualquier enemigo cercano que ellos no pudieran golpear.


Esa ventaja les ayudaba mucho a ellos por mi lado tenia que hacer el doble de esfuerzo para matar a mas emergidos y evitar que tango brego como yo saliéramos ilesos, algo muy agotador, sin embargo me las arreglaba para encontrar a mas enemigos y matarlas con mi lanza con estocadas precisas en sus puntos vitales.


La limpieza estaba empezando a tomar mucho tiempo y hasta el momento no teníamos bajas solo heridos pero se podía sentir que donde durara mucho entonces comenzaríamos a tener bajas en nuestras filas e invocando eso fue un peso encima el ver como el primer soldado caía arrodillado al suelo solo por tener una herramienta que llamaba la atención la bandera de Plegia.


La bandera de nuestro imperio comenzaba a caer pues las débiles manos del soldado perdían fuerza debido a la lanza que tenia este clavada en su estomago, el deber del soldado era tener esa bandera en alto todo el momento y ver caer la bandera de esa manera se podría tomar como un mal augurio o peor un fracaso para nuestros soldados.


Con brego galopando a su máxima velocidad alcanzando a estirar mi brazo y entablar una rápida mirada a los ojos del soldado quien comenzaba a perder brillo en sus ojos, mas asintiendo ante mi rápida mirada soltando su deber como el portador de la bandera mas grande de nuestro ejercito para así  cargar con tan gran peso, gracias a la velocidad que tenia esta bandera no toco el piso jamas.



No podía permitir que la moral cayera por ver nuestro símbolo caer pero era momento de dejar en claro que ese poblado era parte del imperio, por parte del enemigo sus ataques no se hicieron esperar, por tener la bandera estos ahora concentraban sus ataques en mi, quería hacer que la moral cayera y con solo mirar a lo lejos se podía ver a los pocos arqueros apuntar a un solo lugar.


Mi posicion actual, No lo permitiré, Brego con todas tus fuerzas a evitar los ataques, sintiendo dolor en el brazo izquierdo al cargar el objeto tan pesado apenas logrando sostener con la mano restante de la cual también sostenía mi lanza, era difícil pero evitaría a toda costa que no cayera nuestra bandera y que nadie saliera herido.

Con Brego aumentando la velocidad y yendo hacia arriba viendo como las flechas enemigas salían disparadas dispuestas a seguir y derribarnos, mas la gravedad fue nuestra aliada, en un lugar vació las pocas flechas chocaban con el piso y las demás caían sin amenaza alguna, brego había volado con suficiente rapidez para evitar todos los proyectiles enemigos, a esa altura también se pudo ver el lugar ideal el perfecto y adecuado edificio que portaría la bandera Plegiana.


El aire hacia ondear la fina pero pesada tela lo cual hacia difícil de sostener mas la importancia de no dejar caer tan valioso símbolo evitaba el que soltara el mango de esta, tras llegar al centro del poblado, la catedral era sin dudas el edificio mas alto su torre dejaría en claro el lugar al cual pertenecía ahora este poblado.


Dejar a Brego atrás, entrando por una de las ventanas sin cristal de esta sintiendo el vació que esta tenia solo escuchando el eco de mis propios pasos que tenían prisa para llegar y subir las escaleras a la torre del campanario, durante mi asenso por descuido había pisado varias cuerdas las cuales no había dado importancia no esta que hasta llegar a la parte mas alta poder observar como los costales pesados caían al suelo y comenzaban a mover la campana la cual no tardo en resonar por todo el lugar, eso llamaría la atención de todos.


Lanzar al suelo mi lanza para sostener con ambas manos la bandera y colgarle en mi espalda para empezar a escalar por fuera la torre para llegar hasta la punta del campanario sintiendo cansancio pero la obligación era mas intensa que antes, de forma temblorosa recuperar el equilibrio y estar de pie en la inestable cúpula para así alzar la bandera con dificultad e incrustar con fuerza en al base.


Cansancio, estaba agotada y casi quería dejarme caer, la campana llamaba la atención de todos y en la lejanía podía escuchar el grito de guerra de los soldados del imperio, sintiendo que algo me sostenía de la espalda, mi fiel montura batiendo sus alas pegando su frente en mi espalda para evitar que cayera hacia atrás, colocando todo mi peso en el pegaso, Que Grima Salve Plegia, sintiendo por primera vez satisfacción de participar en una batalla todavía mas dedicar ese momento al todo poderoso salvador Grima.


Deseaba unirme a la batalla una vez mas, pero tomo muy poco tiempo para ver la motivación de los soldados los cuales en su totalidad habían acabado con toda amenaza emergida, era hora de volver ante el rey, tenia que afrontar el castigo de dejar a mis unidades aéreas solas, montando una vez mas a mi fiel montura mas casi recostando todo mi cuerpo en este, mas confiando totalmente en que me llevaría ante Gangrel.


Mi señor, perdón... abandone mi puesto por no dejar que nuestra bandera cayera....como líder eso no debió de suceder, no debí dejar mi puesto., tenia que afrontar eso, por muy compañera que fuera del rey, abandonar el puesto en medio de la batalla no era digno de ningún soldado y en ese momento yo era una de ellos quien había dejado de pelear.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty Re: [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 25, 2019 6:31 pm

Ahora que el combate a pie había terminado, podía permitirse alzar un poco la cabeza para apreciar mejor las acciones de sus jinetes aéreos, técnicamente, uno de los mejores del mundo, pues pocos más podían combinar de forma tan diestra los wyverns con el resto de divisiones (como las de tierra) a las formas que Plegia lo hacía. No había podido verles en acción demasiado, pues normalmente, sus intervenciones acababan con arrojar un par de calderos repletos hasta los topes de Agua de Grima sobre el enemigo y ya no era necesaria demasiada acción. Porque… Las llamas lo consumían todo antes de que les diera tiempo a descender tan siquiera.

Pero… Verles de una vez poder expresarse en el bello arte de la guerra… Era hermoso. El cielo era ahora por donde se propagaba la muerte. Era desde el cielo que miles de negras siluetas destruían a los enemigos de la corona. Un bello espectáculo para las tropas que ahora podían descansar… Digno de las mejores gestas. Pero entre todas las siluetas que iban y venían del cielo, había una en concreto que le interesaba más que las otras. La única de alas blancas en aquel espectáculo de dragones. Su querida concubina, obviamente. Reconocible por todos los que supieran esa característica tan extraña de Sarah, pues el resto de jinetes iban con grandes wyverns, mucho más fuertes y resistentes que el pegaso de la joven. Y… no sabía a dónde demonios se estaba yendo. Uno de los coroneles cercanos a él también alzó la cabeza en ese momento, mostrando en su rostro una evidente imagen de impresión ante algo totalmente incomprensible. Romper la formación… Era peligroso. Y poco podía hacer él desde esa posición.

-Caramba con la reina… Le gusta demasiado jugar, por lo que veo. Y es así como más me gusta, la verdad. Dejadla que haga lo que quiera… Ya volverá sola. Lo sé perfectamente. Siempre lo hace

Y ese era el nivel de confianza que tenía el rey en su concubina. Pero no podría acompañarla… Todavía. Antes debía finalizar la tarea. El fortín emergido seguía en pie, al fin y al cabo. Fue entonces cuando decidió pasar a la acción.

-¡Mis soldados, hechiceros! ¡Disparad a las puertas! ¡Abridlas a la fuerza y tomaremos ese fortín a los métodos tradicionales! ¡Y QUE GRIMA AMPARE A NUESTRO IMPERIO!

Y así se hizo. Cientos de hechizos salieron disparados de los grimorios de sus soldados. En una sola ráfaga, la puerta cayó, dejando la entrada libre al monarca y sus jenízaros armados con armas blancas. Pero… Parecía ser que los ataques aéreos habían tenido hasta demasiado éxito. Ni un emergido vivo. Solo un patio repleto de cadáveres. El monarca, con una de las pocas dagas que le quedaban limpias en mano, comenzó a pasear con delicadeza por el lugar, apartando en su camino los cadáveres que estaban en su trayectoria con simples patadas, que gracias al duro material de su bota (acabada en punta y de metal, concretamente), suponían suficiente para esa tarea. Se quedó en el centro del patio de armas, mientras sus soldados entraban al interior del recinto para asegurarse de que no hubieran supervivientes. Era el deber del imperio defender a sus vasallos hasta el punto de la perfección, al fin y al cabo.

“Me tengo que cortar las uñas”, pensó, sin venir a cuento, mientras esperaba un informe del reconocimiento que estos estaban realizando, sentándose sobre una pequeña montaña emergida mientras tanto, disponiéndose en ese mismo instante a reflexionar sobre todo lo sucedido hasta ese momento de su vida.

La guerra en Manster. La guerra en Carcino. La guerra en Jehanna. La guerra que se avecinaba en Ylisse. La guerra que se avecinaba contra Altea. La guerra que se avecinaba en la propia Plegia. Todo en su reinado era guerra. La guerra para llevar a la gloria a su país. Y sí, hasta el momento, estaba yendo todo de fábula, pero él sabía que el tiempo era algo que no sobraba a su persona. Ya no era tan joven, no era tan activo, y a veces, hasta se quejaba por dolores en todo su cuerpo que nunca antes había sentido. Le quedaba una parte importante de la flor de la vida, pero… Cada vez, menos. Y mientras tanto, veía a Morgan, a Marc, a Vincent, a Sarah, a cualquiera de sus más jóvenes mercenarios, y no podía evitar suspirar. Tal vez… Debería plantearse poder dejar en esas jóvenes manos el gobierno unos meses y descansar. Lo necesitaba.

Y qué adecuado momento fue para él que Sarah aterrizara a su lado. Idóneo. Lanzó un largo suspiro de cansancio, taciturno.

-No sé de qué me hablas… No me importa que hayas abandonado tu puesto si ha sido por la bandera del imperio… Y sin embargo, como rey, debería castigarte, ¿no? –un par de docenas de soldados en sus wyverns empezaron a dejar descansar a sus monturas en los muros del fortín, observando la escena cautelosos- …Es mi deber como rey, quiero decir. Pero… Eres mi… –tomó aire. Esas palabras le estaban costando sangre, sudor y mil fluidos corporales más salir de la boca- A.. –tomó aire de nuevo. No podía. Era incapaz de hacerlo- …Perdona, es que… No… me sale… Am… –esas palabras habían estado demasiado tiempo esperando salir… Y no podían. Los soldados más curiosos acercaban sus cabezas para ver lo que acabaría por pasar ahí- Sarah I de Plegia, Reina de Plegianos, Futura Emperatriz de Manster, Jehanna y Carcino, protectora de Euronoto y del Culto a Grima, Suma Almirante de los Ejércitos de Aire, Pacificadora del Ábrego, señora de Ultramar y de los Océanos del Levante, Civilizadora del Aquilón, Evangelizadora del Céfiro, Remontadora de Poniente... Me gustaría… Que pudieras llevar esos títulos algún día. Y que nuestro hijo pudiera hacerlo también. Pero… No puedo decírtelo. –tomó aire por tercera vez, acercándose todavía más a ella para tomarla por la cintura y la muñeca, acercándola contra él y cuando sus rostros se cruzaron, cerró los ojos- …Dicen que un acto… Vale más que mil palabras.

Y no hizo más. Solo la besó con toda su intensidad, con todo el deseo que era incapaz de expresar, entre los aplausos de los soldados. Una misión más, sí… Pero una que iba a terminar todavía de forma más bella que el resto.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty Re: [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Eliwood el Jue Jul 04, 2019 9:37 pm

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Sarah ha gastado un uso de su lanza de bronce.
Gangrel ha gastado un uso de sus dagas de bronce.

Ambos obtienen +2 EXP. Gracias al incremento de experiencia, Gangrel obtiene un nuevo skill de la rama Trickster:

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Truco Truco - Skill mediante el cual un truhán de gran habilidad puede sacar el mayor provecho a sus armas y báculos, manejándolos con tal presteza que estos duren en su posesión un uso extra (marcado como Inserte Arma Aquí [0]). El arma o báculo no puede haber sido ni ser usada posteriormente por otro usuario, sino siempre por el truhán.

Y Sarah ha obtenido un nuevo skill de la rama Pegasus Knight:

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Salvador Salvador - Permite al caballero aprovechar su rápida movilización sobre pegaso, además del espacio extra sobre este, para retirar a otra unidad del campo de batalla. Una vez que esté con el caballero, al protegido no se le podrán dirigir ataques ni atención enemiga, pasando a ser indetectable, a la vez que se le considerará oculto en caso de tener un límite de espacio o necesitar ingresar a un sitio.

¡Felicitaciones!
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Iwzg0SR
Lyndis [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  JEIjc1v
Nils [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  JEIjc1v
Izaya [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Espada%202

Experiencia :
[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Iu4Yxy1

Gold :
585


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish  [Privado Gangrel]  Empty Re: [Campaña de conquista] The Will Of The King Is My Mission To Acomplish [Privado Gangrel]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.