Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Dulce, dulce venganza [Privado]

Publicar nuevo tema   Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dulce, dulce venganza [Privado]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 15, 2015 8:52 pm

¿Qué era lo que impulsaba a Dmitrei para estar en filas de soldados sin tener relación con ellos?, la sed de venganza. Mientras estaba en la montaña, después de la conversación que tuvo con cierto molesto "nuevo amigo", decidió explorar un poco y busca algo para comer, por supuesto, a su manera; matando cual aldeano encontrara en su camino y tal vez, con suerte, encontraba alguna mujer que pudiera secuestrar para aprovecharse de ella. La cultura del hombre era escasa por no decir que nula, dado que aún conservaba algunos principios de honor, sobre todo con aquellos que logran darle una buena pelea, aunque por supuesto que hay extrañas excepciones como aquél que aún conserva su hacha, esperando poder arrebatársela de sus manos muerto.

Al decender de la colina, vagando por las calles, logró dar con lo que parecía ser un grupo de mercenarios y uno de ellos, el que parecía ser su líder, tenía también un adorno similar al de Dmitrei como hombres, salvo que este era de piedra antes que una cabeza real como el bandido lo llevaba. Parecían tener comida, suficiente excusa para que el hombre empuñara su hacha y se lanzara de lleno hacia su nuevo enemigo, pero los reflejos del hombre parecían rápidos y, por un despiste, aquél soldado de largo traje azul desencadenó un ataque tras otro, liberando furiosos vientos hacia el hombre bandido dejandolo lastimado, pero ahí no se acaba la introducción... Dmitrei logró noquear a dos de ellos y casi matar a uno, dejando solos a los dos hombres, el que parecía ser un mago y el bandido... su pelea fue tal que ambos quedaron sudando y derramando sangre, un encuentro bastante provechoso y que Dmitrei disfrutó bastante.

...

Cosas ocurrieron durante aquella pelea, y el hombre de largo traje azul terminó ganando un servicio gratuito del bandido a consta de un truco sucio que a aquél bárbaro detestaba. Con enojo intentó quitarle la cabeza una vez más pero al escuchar la proposición del hombre se quedó un poco pensativo, para luego sonreír de par en par con una no muy agradable sonrisa amigable. -¿Quiere... atacar a un noble?, ¡hahaha! pues mira que has captado mi atención! fue todo lo que dijo aquél hombre luego de que escuchara los detalles del otro bandido.

Así, partieron hacia lo que sería su destino, él y unas cuantas flotas más. Parecía ser que el hombre tenía planeado esto desde hace un tiempo y... como era su trabajo, debía cumplir su obligación mientras recibiera dinero.

El viaje fue desde Tellius hasta Akaneia, un reino ubicado en Altea. Las ordenes del bandido eran simples, "atacar cuanto soldado se aproximara y avanzar hacia el castillo". Le agradaba, estaba preparado para ello y para masacrar a los perros de los nobles, su hacha sentía el delicioso olor de la sangre, ahora sería alimentada con aquél liquido vital de entre muchos hombres y mujeres que se atraviesen en su camino.

Estando en primera fila, no le importó romper el orden para ir directamente hasta la puerta que estaba cerrada, el ataque estaba comenzando, Dmitrei empezó a blandir su hacha a diestra y siniestra, destruyendo muros, hombres y por último, la gran puerta con ayuda de otros piratas y bandidos posiblemente reclutados por el hombre quien lo contrató. Así se abrió paso embistiendo y torturando a cuando soldado e inocente se le cruzaba por su camino. Disfrutando al máximo la carnicería que estaba ocurriendo hecho por su propia mano.

No importaba qué, no importaba nada ahora, Dmitrei incluso decapitaba a sus aliados que se topaban con él, estaba enceguecido queriendo adentrarse al castillo. No había flecha o espada que lo detuviera, su ira lo comenzó a consumir hasta volverlo un feroz toro salvaje listo para morir, dejando muchos muertos atrás de él... era todo un carnicero en un matadero.

En un momento de despiste, Dmitrei observó como el hombre de traje azul se adentraba velozmente por los muertos sin utilizar su arma, parecía dirigirse hacia el interior del castillo con suma velocidad y sin esperar a nadie ni a nada, Dmitrei pensó que, atacar a los perros de los nobles no le iba a satisfacer lo suficiente... quería la cabeza de uno de ellos siento portada en su traje, incluso con la corona incluida así que decidió seguir rápidamente el hombre de ropas azules.

Sin decir palabra, el hombre de una forma muy astuta logró ingresar al castillo sin ser detectado incluso con el enorme bandido detrás de él, parecía ser toda una estrategia suya... Dmitrei desconocía de este tipo de cosas por lo que no le dio mucha importancia, solo quería la cabeza del noble.

Estando ya adentro, las cosas parecían estar un poco más calmadas aunque se comenzaba a sentir el ajetreo por parte de los guardias al saber que atacaban las cercanías del castillo. Sin dejar testigos, el pirata ahogaba a los inocentes soldados sin hacer ningún ruido y así, como una veloz sombra, llegó a donde estaba el estudio... Dmitrei asintió con una sonrisa en sus labios, su sed de venganza estaba a punto de ser saciada, el pirata asintió y siguió su dirección con algunas palabras.

Sin nada que esperar, Dmitrei golpeó fuertemente la puerta del estudio de lo que parecía ser un príncipe... el fin del trayecto. -¡papá está en casa!... y trajo una hermosa hacha con él... ¡hahahahahaha!
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce, dulce venganza [Privado]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 15, 2015 8:53 pm

- ¿Una reliquia de Altea?, suena interesante... puedo hacer ese trabajo de pillaje por una buena suma de dinero. No quiero tener que gastarlo en las tumbas de mis muchachos... - Dijo el capitán a un noble de otro bando, contactandolo para que hiciera un trabajo de su reputación, un trabajo pirata.

Johnny fue días antes contratado por un hombre, con cinco días de anticipación el hombre comenzó a reclutar bandidos y soldados retirados de otros pueblos y naciones con el fin de minimizar los daños a su tripulación. "Estos son los que irán a primera fila, mis hombres solo estarán de bulto y cuando termine mi trabajo, regresarán sanos a los barcos" pensó, mientras contrataba por buenas sumas de dinero a aquellos quienes serían la carnada para entretener a los diferentes guardias del castillo al que iba a robar... el castillo de Altea.

Entre su búsqueda, encontró un hombre de lo más peculiar quien los emboscó cerca de una montaña, en Daein, el bandido derrotó a sus guardaespaldas y él, por supuesto, no dudo en utilizar sus extraños nuevos poderes de viento como defensa dado que ya no podía usar sus experimentadas técnicas con la espada. Así, entre una lucha intensa de un gran estratega y un bandido de montaña, terminaron agotados y heridos mutuamente... fue entonces cuando la cabeza de Johnny tuvo una gran idea.

- Así que, ¿quieres algo de mi pertenencia?, que le parece si lo dejamos al azar. - Dijo el hombre de traje azul mientras sacaba tres cartas de su bolsillo del mismo, tres revelando solo el dorso de la misma, luego continuó. - Si saca un número superior a 3, dejaré que me mates, pero por el contrario... me servirás en un día entero, ¿trato? - Como todo buen estratega, Johnny había pensado en la trampa perfecta para su beneficio, sabiendo que aquél hombre caería en su trampa.

En efecto, fue así, con enojo continuó atacándolo mientras que aquél pirata hablaba de su plan como segunda alternativa. - Será divertido hombre... atacaremos un castillo, a los nobles, podrás saquear lo que quieras, llevarte mujeres... o hombres si así lo desea, joyas, comida... lo que quiera, será un gran batallón el que estará allí reunido. - Dijo, deteniéndose por completo la batalla, convenciendo así al extraño y peligroso bandido que habitaba en aquellas montañas.

Así dieron curso a su misión, fueron en total cuatro barcos viajando hacia Akeneia, todos cubriendo sus armas y Johnny habiendo sobornado con anterioridad a los guardias mintiendo con que iba a ser un simple trabajo de reconocimiento cuando en realidad era para atacar a sus propios hombres... solo que ellos no sabían las intensiones escondidas del pirata y su pandilla.

En la cabeza de Johnny todo estaba bien planeado y calculado: "Atacaremos desde los bosques, los primeros en salir obviamente serán los contratados, ellos son primera fila. Con suerte todos ellos morirán de seguro, nosotros como tripulación fingiremos atacar el pueblo pero solo destruiremos la entrada y sigilosamente vendrán por donde llegaron... dejando a todos los reclutas morir ante la fuerza enemiga. Aquí es donde yo entraré, cubriéndome el rostro avanzaré entre el caos a toda marcha y escabullendome entre los callejones y la multitud llegando al castillo. Con la inspección y el espionaje de uno de mis hombres, entraré por una salida secreta usada por los nobles para escapar y así adentrarme al interior. Callando la menor cantidad de soldados que me encuentre llegaré al lugar de las riquezas y robaré lo que vine a buscar." para el tiburón azul, sacrificar algunos hombres le venía de poco importante, siendo que les prometió elevadas sumas de dinero por ello, antes le era beneficioso que sucumbieran ante los enemigos. Así el nombre de su tripulación no quedaría manchada y sería tachado como un "ataque de bandidos" nada más... perfecto.

Esperando a que todo su plan fluyera, viendo ya la oportunidad, entró a toda marcha por la ciudad y aprovechando el caos de la misma. Al correr pudo notar que uno de los que contrató le seguía en su espalda... el bandido de la montaña, lo ignoró y llegó al lugar que quería, entrando al castillo y silenciando los guardias pudo dar con la sala de las riquezas pero antes... debía advertir al hombre del hacha. - Si tiene suerte, lo estaré esperando en el puerto. Zarparemos pronto. - Se alejó del bandido con asintiendo, para luego retirarse a la cámara de las riquezas que necesitaba.

Allí, logró entrar sin mucho problema aprovechando el alboroto de los intrusos agregado con el ataque militar al pueblo, tomó solo un libro y partió hacia las afueras del castillo sin problemas.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce, dulce venganza [Privado]

Mensaje por Marth el Mar Nov 17, 2015 5:42 pm

Si bien Altea se caracterizaba por ser un país seguro, libre de delincuencia, sobretodo en la isla de gobierno, no podían evitar los intentos de ataque por parte de bandidos y piratas que llegaban al puerto o intentaban desembarcar por costas menos vigiladas y saquear el lugar. Hasta el momento siempre habían sido detenidos sin mucho problemas, no eran grupos grandes y terminaban por desistir o perecer. Este ataque no fue diferente, un ataque al pueblo aunque mucho más numeroso de los que venían acostumbrados, refuerzos fueron pedidos y al ver que vidas de soldados comenzaban a perecer refuerzos de la guardia real emprendieron camino bajando la seguridad del castillo.

Si bien a Marth se le fue informado del ataque, también se le dijo que estaba todo bajo control, confiado el príncipe continuó con su trabajo, mirando con atención los papeles que tenía sobre su escritorio, cartas con uno de sus aliados y respondía a la misma con delicada caligrafía, mojando la punta de la pluma en el tintero, escurriendo la gota y continuando con la línea, incluso cuando tocaron la puerta. Su consejal ingresó informando que la situación en la puerta estaba bajo control, que habían enviado una última tanda de refuerzos montados para servir de apoyo y revisar los daños, ayudar a las familias afectadas y trasladar heridos. El joven príncipe asintió y tras despedir al consejal siguió escribiendo su carta, no eran comunes esa clase de problemas pero si ya estaba bajo control no había nada más de que preocuparse.

Alzó su mirada del papel cuando escuchó movimientos extraños afuera, pasos apresurados, un corto grito que rápidamente fue ahogado. Un tanto nervioso bajó la pluma, apoyándola contra el tintero con un suave tintineo y su mano tembló al escuchar un sonido sordo, como de algo desplomándose contra el piso, demasiado cerca. Se levantó de la silla dispuesto a ir a ver qué sucedía o consultar con el guardia que estaba en la puerta, no llegó ni a rodear el escritorio cuando la puerta se abrió de par en par. Un grito ahogado escapó de los labios del peliazul retrocediendo enseguida, estaba en su estudio, trabajando, no portaba arma por lo que su mirada enseguida pasó del hacha que goteaba sangre sobre su alfombra hacia la pared donde había colgada en un estandarte una espada bajo un escudo, la espada con la que su padre había desterrado al último bandido de Altea, o eso proclamaban, un arma simple con huellas de uso y un escudo pintado con el sello de Altea.

No tenía demasiado tiempo, y sus manos temblando se apretaron en puños, el arma estaba más cerca del bandido que suya, pero si este ni siquiera la había notado podría alcanzarla antes que la viese, igual no perdió oportunidad de alzar su voz, mucho más fuerte de lo que su cuerpo menudo hubiese mostrado - ¡Guardias! ¡Guardias! ¡Intruso en el estudio! - alzó la alarma y se escucharon en otros pasillos los pasos apresurados de los pocos soldados que quedaban dentro del casillo, el remover metálico de las armaduras y enseguida las ordenes de pedir refuerzos a las barracas. Marth no se movió del lugar, tenía la única chance de correr hacia el arma, pero el temor no le permitía avanzar, en su vida había visto un hombre tan ancho y un hacha tan grande. Retrocedió dejando el escritorio por medio como si fuese alguna clase de escudo - ¿Cómo entraste hasta aquí? - claramente no parecía la clase de hombre con el que pudiese razonar o que siquiera estuviese dispuesto a hablar, pero el joven príncipe lo intentaba, al menos distraerlo hasta que llegasen los guardias.


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de bronce [2]
esp. de acero [4]
Vulnerary [2]
.
.
.

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1748


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce, dulce venganza [Privado]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 23, 2015 9:35 am

Dmitrei se sentía demasiado emocionado en ese momento, su corazón latía fuertemente y su respiración era agitada, estaba muy ansioso y empuñaba su hacha con fuerza. Había un hombre al otro lado de la sala, él no tenía dudas sobre lo que era, un noble, ¿quizás un visitante del reino?, ¿o tal vez era alguien de la familia real?. No iba a desaprovechar la gran oportunidad que tenía en frente de él, el simple hecho de poder golpear a un noble le llenaba de felicidad, estaba sonriendo a su manera, una sonrisa cruel se dibujaba en su rostro. - ¡Grita! ¡grita con fuerza!... pero nadie vendrá a ayudarte. Clama, pide por ayuda, ruega por tu vida... esas cosas me excitan demasiado, vamos, quiero sentir ese miedo.

Dmitrei se acercó hasta a él a toda prisa incluso embistiendo el mismo escritorio que había puesto entre ellos dos, como un toro salvaje que iba solo en una dirección derribando todo a su paso. Intentó embestirlo también a él para poder derribarlo al suelo, y así, poderle poner el pie en su cuello mientras se asfixiaba lentamente. Su plan no era matar a un gran presa como él en ese momento, esperaba poder disfrutar más con su cuerpo mientras este sufría, mientras su orgullo se iba por el drenaje, y clamaba por auxilio. - A estas alturas da igual como he entrado, te llevaré conmigo y te haré sentir una pesadilla... la misma pesadilla que viví por mucho tiempo... es una pena que no pueda hacerlo en frente de los reyes, porque eso hubiera sido algo muy genial, si, ¡hahahaha!.

El bandido estaba ansioso, el olor a sangre que él mismo desprendía de sus pieles le emocionaba. No contento con querer dormirlo para llevárselo a la montaña, sometió al joven como pudo, incluso con su propio cuerpo encima, aprisionándolo con su peso levantándolo de donde estaba para estrellarlo contra el muro, golpeando su rostro contra la pared, poniéndose sobre él esperando que continuara con sus gemidos y sus gritos de dolor mientras le doblaba su brazo el cual había llevado a su espalda. - Vamos, grita, ¡pide ayuda niño bonito!.. nadie vendrá, pero al menos así me haces disfrutar más este delicioso momento. Decía, en un tono bajo, susurrándole a su oído mientras continuaba ejerciendo fuerza sobre él, esperando que el dolor lo hiciera reaccionar de la forma que Dmitrei esperaba.

Algunos pasos comenzaron a escucharse, el bandido no sabía si se trataba de guardias o los piratas de aquél hombre que comenzó este ataque suicida, Dmitrei no quería perderse la oportunidad de toda su vida, por lo que, viendo la situación decidió irse del lugar. - Mierda... creo que esto lo dejaremos para después, duerme bien... niño bonito, te quiero vivo para cuando despiertes. Exclamó el hombre de gran contextura mientras con su brazo libre golpeaba fuertemente la cabeza del joven para estrellarlo duro contra el muro, esperando que este pudiera estar inconsciente.

La estrategia de Dmitrei era simple: cargar al joven hasta el barco del capitán según el punto establecido y dirigirse de vuelta a Daein. En teoría, los piratas había sido contratados para invadir el castillo y lograr hacer grandes destrozos, pero como buenos hombres malvados de mar que eran, prefirieron robar reliquias y hacer un pillaje antes que simplemente matar. Dmitrei obtuvo lo suyo, ahora intentaría salir del castillo con vida y con la vida de su nuevo juguete.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce, dulce venganza [Privado]

Mensaje por Eliwood el Lun Dic 28, 2015 5:31 pm

Tema cerrado. 30G a Marth.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [4]
Katana de bronce [3]
Gema de Ascuas
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2856


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce, dulce venganza [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Este tema está cerrado y no puedes editar mensajes o responder
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.