Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] El Amanecer [Privado | Luzorv]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] El Amanecer [Privado | Luzorv]

Mensaje por Pelleas el Jue Ene 10, 2019 3:58 pm

Ni con largos momentos de contemplación, ni con el cálido alivio de una bebida, ni con sesiones de un par de horas descargando por la pluma al papel, ni con ocupación o distracción alguna podía Pelleas terminar de asentar su corazón. Su ideas permanecían erráticas, ningún método de darles vuelta parecía agotar cuanto había de enredado en su interior en aquellas horas nocturnas. Seguía en Regna Ferox puesto que seguía unido a la arena, aún no le había detenido derrota alguna y le tocaba esperar el encuentro con su próximo adversario, cada vez más cercano a la cima del torneo. Y pese a todo, ya no era que sufriese de nervios ante las confrontaciones, de hecho una extraña calma en ese respecto se había apoderado de él, sino que le ocupaba y abstraía más bien perspectiva misma en que todo ello le había puesto. La perspectiva de la mirada y juicio de Daein sobre él, la espera de la próxima carta de su consejero, que con suerte le dijera si sus actos por fin reflejaban algo en casa o no. Las ideas fantasiosas y optimistas respecto a llegar aún más lejos comenzaban a hacerse lugar y el corazón le latía desbocado cada vez que pensaba en que pudiese llevar un resultado como ese a la patria, que pudiese corresponderla con un honor así. Repasaba numerosas veces su última victoria, el estrecho margen por el que había sido lograda, y se sentía en iguales partes incrédulo de haberlo conseguido y deseoso de que la suerte no terminara aún.

Su inquietud no conocía cansancio y exigía, a fin de cuentas, que se olvidara de dormir todavía. Si el joven príncipe era ya dado a empezar sus horas más productivas pasado el atardecer, a desvelarse y luego a dormir hasta pasado el mediodía, tanto más fácil le era trasnochar bajo condiciones así. Así que de beber en el comedor de la posada pasó al ocio abstraído en su habitación, de la habitación de regreso afuera, del exterior a caminar en torno al ahora silencioso coliseo, observando con más atención su arquitectura, y de aquella zona a seguir el camino empedrado que se extendía por el resto de la ciudad, bañado en amarilla luz de antorchas exteriores y flanqueado en ambos lados por las posadas rebosantes de negocio y los hogares ya de luces apagadas. Andaba lo suficientemente lento como para apenas mecer la liviana capa negra a su espalda, mas dado tiempo, era inevitable que sus pasos le llevaran lejos.

Bajo el brazo llevaba uno de sus tomos mágicos, inseparables de su persona, y mientras el camino seguía desenvolviéndose ante sí, mientras su vista se perdía en algún momento en las ondulaciones de montañas distantes o en otro por la poco familiar disposición de las construcciones cercanas, sus dedos se posaban concienzudamente en la tapa, permitiéndose sentir la distante pero siempre despierta presencia dentro. Su eterna compañera. Bajando la vista, pasó a sostener entre ambas manos el tomo y a prestar atención a la casi ininteligible voz que siempre susurraba desde allí, y por otra en muchas veces le habló, en tono bajo y sincero. - Si pudiera agradecerte... - Dijo, exhalando. Desde luego que la oscuridad, en el momento adecuado, estaría cobrando de él el debido precio por todo lo que le había otorgado, pero hasta eso habría de parecer poco cuando, de no ser por ella, no habría llegado jamás a donde se encontraba. La deuda le parecía mayor a toda paga. Esperaba que al menos su gratitud fuera recibida y entendida, pero de eso no podía estar muy seguro.

Llamó su atención la presencia de un par de guardias montados, uno de los cuales se adelantaba hasta posicionarse en su camino, claramente por dirigirse a él. Alzando la mirada, el sabio supuso que le recordarían no sacar un arma en la vía pública, ya guardando el tomo y ya con la disculpa en la punta de la lengua, mas no resultó ser nada similar. El hombre sólo le recordó que estaba saliendo del núcleo de la ciudad, donde ellos patrullaban más cercanamente, y que por tanto estaría en menor protección fuera. No se le indicaba dar media vuelta ni nada por el estilo, pero la observación quedaba hecha, y tras sólo confirmar que se por su parte se hallaba bien, Pelleas podía seguir su camino.

El breve episodio resultaba en definitiva extraño, mas el príncipe no llegó a pensar en una pregunta adecuada que realizar. Bajo la protección de Altea, la provincia de Regna Ferox se consideraba tan segura como el reino soberano, y la ciudad de aquel importante evento seguramente más aún. No imaginaba motivo de peso para el recordatorio. Volviéndose en la dirección en que viraban los caballeros, continuó sin saber qué interpretar de ello, en tanto estos repetían sus palabras para otro transeúnte cercano, que debía haber estado andando poca distancia tras el distraído mago.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Príncipe de Daein

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Concoction [1]
Vulnerary [2]
tomo de Worm [3]
Gota de Veneno [2]
Nosferatu [4]
.

Support :
Judal
Virion
Yuuko

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2695


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Amanecer [Privado | Luzorv]

Mensaje por Luzrov Rulay el Sáb Feb 23, 2019 3:50 pm

Levantarse al amanecer era común en el. Se despertaba,rezaba sus oraciones, se vestía y aseaba.Para cuando el sol se alzaba Luz acababa de terminar de peinarse su larga cabellera y estaba preparado para salir de sus aposentos, o del lugar que estuviera usando para dormir en aquel momento, y comenzar un nuevo día.

En esta ocasión había abierto sus ojos cuando el cielo aun estaba oscuro,cuando la luz del día aun no había surgido. Pero para cuando termino con su rutina y estaba listo para abandonar la habitación de la posada no había amanecido aun. Y tardaría aun un rato en hacerlo. Habia sido consciente de eso al despertarse, había sabido que aun no era hora. Pero aun sabiéndolo era incapaz de volver a cerrar los ojos y descansar. Lo había intentado,pero el sueño no había acudido a el. Habia dado vueltas en la cama una y otra vez, sin nada en particular en mente,sin conocer realmente el motivo por el que se había desvelado de madrugada ni que era lo que le mantenía despierto.

Podía ser por los acontecimientos de los últimos días. Su encuentro con Artemis, su encuentro con Seraphiel. Aquellas sustancias cargadas de magia,los pergaminos que al igual que sus tomos era incapaz de leer pero que por instinto comprendía, su magia resonando con aquellos objetos, liberando en un interior de los laguz algo que aun no entendía... Usar aquellos escritos, manipular las pócimas que le entregaban le dejaban exhausto ,agotado y si respiración. Pero al mismo tiempo le activaban,en los siguientes días notaba su cuerpo vibrar,con su poder resonando en su interior,como si pidiera ser canalizado una vez mas... Su mantenía se mantenía atenta por aquellas sensaciones,pero al mismo tiempo se dispersaba.Cuanto mas descubría de su mismo,de su magia y sus habilidades,mas se confundía. Rememoraba esos momentos de auto-descubrimiento y se perdía en ellos, se distraía,intentando comprender aquello que no comprendía.

Seria aquello lo que le había despertado en mitad de la noche un par de días después de su encuentro con la garza rubia. O seria acaso los nervios del inminente viaje.El deseo de volver a casa,al hogar,el largo viaje a Caelin...

Soltó un suspiro ,se levanto de la cama en la que había permanecido sentado no sabia cuanto tiempo. No tenia nada que hacer el aquel lugar,el estar sentado sin nada comenzaba a agobiarle,sentía que le faltaba el aire. Estaba acostumbrado a tener cosas que hacer,a estar activo. Decidió ponerse en marcha,abandonar la habitación antes de lo esperado.Ataviado con su vestido blanco,con una lazo azul marcando su cintura y algunos dibujos del mismo azul en la parte baja del vestido,figuras que simulaban hondas. Se coloco una vieja capa marrón,para protegerse del frió del amanecer. Su cabello estaba suelto,cubriendo parte de su rostro,sus orejas. No necesitaba ponerse la capucha.

Tenia planeado viajar a la aldea mas cercana aquel día. Quería tener todo preparado antes del viaje, y faltaban vendas en su bolsa. Vendas que no lograba encontrar en el coliseo. Con tanta batalla tanta dentro como fuera de la arena, tanto viajero y comerciante... había ciertos suministros que escaseaban a pesar de que los comerciantes de la zona se habían asegurado de tener mas genero de lo habitual,pero no había sido suficiente. Vendas,vulnerarys y algunos licores se habían agotado o habían subido de precio llegando a ser un robo. Se decidió entonces a ir al pueblo mas cercano. El viaje le despegaría y aunque no encontrase vendas estaba seguro de que habría telas que cumplirían la misma función, y a un precio razonable.

La idea de adelantar su tarea para aquel día era agridulce. Le dejaría mas tiempo libre por la tarde,pero a cambio comenzaría el viaje de noche. No tardaría en amanecer en cuanto estuviera en camino, y estaba acostumbrado a viajar solo, mas de día que de noche pero la experiencia no le resultaba nueva. Aunque no por eso dejaba de ser peligrosa...

Sintió el báculo en su mano,el peso de su tomo en la bolsa de cuero a su espalda. Sonrió,la idea de poder defenderse a si mismo resultaba reconfortante.

Parpadeo algo despistado. Habia estado tan sumido en sus pensamientos,en las cosas que hacer durante aquel día, en su magia, que no se había dado cuenta de que había abandonado la cuidad. No esta que uno de los guardias se acerco a el,a advertirle de que la protección del reino era menor fuera de la cuidad. El clérigo viajo su mirada por la zona,hacia los guardias,hacia al alta figura que había un par de pasos por delante de el.Curioso, no era el único transeúnte aquella noche...

Agradeció a los guardias con una radiante sonrisa y les aseguro de que estaba bien. Se descolgó la bola y rebusco en la misma,hasta encontrar y sacar uno de sus tomos. Volvió a colgársela,dejo el tomo en el suelo. Ato el báculo a una cuantas de las tiras de cuero que había añadido mas recientemente en el bolso,quedando así el objeto sujeto a su espalda, sus manos libres para sostener sus grimorios. Se agacho para tomar el objeto. Apretó el mismo con cariño,pegándolo a su pecho, y agradeció a los guardias una vez mas antes de retomar sus pasos.

Sus ojos violetas se fijaron en la figura desconocida una vez mas. Medito unos segundos. No tenia problemas en viajar solo pero...viajar en compañía siempre era mas seguro y... A esas horas... Dudo un poco, antes de aumentar el ritmo de sus pasos y acercarse al desconocido de oscuros cabellos. No quería molestar,ni tenia una razón de peso para ponerse a la par del hombre pero... si era una molestia ya seria advertido y retomaría su idea,su camino.

-Buenas noches...

Susurro bajito,algo tímido,inseguro aun de la decisión tomada.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Tomo de Ellight [1]
Tónico de def. [1]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [4]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Lyndis
Semi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2570


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Amanecer [Privado | Luzorv]

Mensaje por Pelleas el Miér Mar 06, 2019 2:07 pm

Extrañado por el episodio, la idea rezagada de que tendría que haber preguntado o dicho algo hizo lentos sus pasos siguientes, como si se debatiese entre volverse o proseguir, aunque bien se conocía a sí mismo como para saber que si no se había atrevido a hacer preguntas en el momento correcto, menos lo haría luego. Sin embargo, no cesaba de ser algo curioso. Y ni siquiera se trataba de alguna confusión dirigida a su persona, pues había llegado a ver que detenían a otra persona con el mismo aviso, un protocolo que no recordaba haber atravesado ni presenciado noches anteriores. Quizás simplemente no se había alejado tanto del núcleo de la ciudad, aunque se inclinaba a pensar que sí. Habría de llevar consigo la duda. De cualquier modo, apenas proseguido por algunos metros su camino volvió a oír pasos apresurados a su espalda, pasos que parecían aproximarse decisivamente en su precisa dirección, culminando en una voz que le llamaba, acaso para volver a detenerlo. Extrañado, mas con una segunda oportunidad para hablar, esta vez sí lo hizo.

- Me encuentro bien, por favor n-- - Comenzó mientras se volvía a quien creía otro guardia, hallándose en su lugar con una joven dama de cabello largo, blanco, celeste cielo en algunos sitios, quien a todas luces no vestía ni similar a los soldados alteanos. El hecho de que había hablado en una voz baja, percibida como suave, no corregía la impresión que llevaba de una dama en lugar de un varón, contribuyendo también el hecho de que en su absorto humor del último tiempo, tan enfocado en lo que estaba haciendo en Regn Ferox, no había podido relajarse lo suficiente como para presenciar otros de los combates, de modo que era la primera vez que veía a esa persona. Por un par de momentos, no supo cómo reaccionar. No era a menudo que le abordaban extraños; mucho menos del género opuesto, ni de particular belleza como aquella, circunstancia ante la que se sentía un poco más cortado de lo usual. Para empeorar, le había hablado de forma totalmente equivocada. Sintió su rostro enrojecer, avergonzado, instintivamente alzando los hombros y agachando un poco la cabeza, como si con ello pudiera llegar a hundirse en la tierra. La capa negra se cerró un poco más en torno a su cuerpo, pero contra sus mejores deseos, distaba de desaparecerlo.

- ... oh-- lo siento, lo siento mucho. Yo, este, es que... la guardia de la ciudad acababa de... y pe-pensé que usted... - Se explicó como pudo, retirando la vista del rostro a su parecer femenino para facilitarse a sí mismo el habla. Tras un carraspeo y un respiro de aire nocturno, lo intentó nuevamente, con más éxito. - Es decir, pese a que Regna Ferox es libre y seguro, me han advertido contra alejarme... pensé que habían venido a insistir, discúlpeme. - Consiguió expresar con claridad, para enseguida inclinar la cabeza acompañando su disculpa. De paso, era una forma más de mantener la vista esquiva. No olvidaba que era ella quien se le había aproximado, por motivos que de ninguna forma llegaba a imaginar, si no fuera que se le había caído un objeto o que llevara la capa al revés o algo igual de trivial. Una chica de aquel tipo no podía tener mucho que ver para con él. Aún así, como fuera, el mal inicio ya le hacía desear que la situación se terminara con rapidez.

Fue por aquel mismo acto que reparó en lo que se hallaba entre las manos de la chica, punto más seguro de mirar: un tomo mágico. El diseño de la tapa y el tamaño mismo, demasiado grande para cualquier lectura, lo señalaban como tal, aunque lo cierto era que Pelleas jamás había visto una edición como esa en particular. Un tomo mágico nuevo para él. Como la rareza que era, aquello no falló en llamar poderosamente su atención. Aunque intentó contener su curosidad, mirar en la dirección general de ella, infaltablemente volvió enseguida al tomo. - Um, ¿eso es...? - Carraspeó otra vez. Habría de parecer que estaba resfriándose, que se había arruinado la garganta por el frío de tanto carraspear, pero ya no había caso en preocuparse de eso. Con todo, su voz había sonado algo más animada. Bajo sus nudillos asomaba su propio tomo, empero más oculto que descubierto, siempre cuidadoso sobre la impresión que podía causar su doctrina mágica en algunos lugares.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Príncipe de Daein

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Concoction [1]
Vulnerary [2]
tomo de Worm [3]
Gota de Veneno [2]
Nosferatu [4]
.

Support :
Judal
Virion
Yuuko

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2695


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Amanecer [Privado | Luzorv]

Mensaje por Luzrov Rulay el Miér Mar 06, 2019 6:43 pm

Las primeras palabras dirigidas a su persona,aquellas que habían sido cortadas antes de ser finalizadas, hicieron que el clérigo diese un paso atrás de forma inconsciente. No porque le hubiesen hablado de forma inadecuada o con un tono de voz brusco, ni porque se hubiese molestado ante el trato recibido.Nada mas lejos de la realidad.Su cuerpo había reaccionado de forma inconsciente y sus labios se habían curvado en una sonrisa apenada,ligeramente nerviosa, ante el pensamiento de que efectivamente había molestado al hombre. Se había acercado a el sin conocerlo y sin tener motivos para ello, lo había interrumpido, había entrado a su espacio... lo estaba molestando. Y señal clara de ello a ojos del clérigo fueron no solo las palabras, si no el echo de que no se molesto en finalizar las mismas. La incomodidad ajena por su presencia palpable en los gestos ajenos, en su lenguaje físico. Cabeza gacha,hombros alzados, cuerpo que comenzaba de forma muy leve a inclinarse hacia adelante. Detalles que no paso por alto pues sus ojos siempre viajaban de manera inconsciente por los cuerpos de aquellos con los que interactuaba. En busca de heridas,de enfermedades,de molestias,en busca de algo que requiriese su magia,su atención. Miradas rápidas,leves,analíticas, que intentaban captar toda la información posible sin resultar invasivo,incomodo. Unas acciones de las que ni el mismo era consciente, producto de años de estudio,de practica,de llevar a cabo su labor. Experiencia que le había ayudado a afirmar su idea.

Sus mejillas se sonrojaron levemente,tras captar toda la información que sus sentidos percibían. A cada minuto estaba mas amas apenado por sus acciones,por la incomodidad que había provocado en ambos. Sabia que debía hacer para remediar... Pedir disculpas,alejarse y seguir su camino. Y estaba a punto de hacerlo, sus labios ya se habían separado, cuando la voz ajena se le adelanto.

Parpadeo ligeramente confuso,confusión que no duro demasiado cuando repitió las palabras ajenas en su mente. Las disculpas,las explicaciones. No pudo evitar soltar una ligera risa al comprendedlo. Intentando contenerla,intentando que pareciese que no se estaba riendo de la figura de mayor altura.

-Estaba apunto de disculparme yo también por haberle importunado sin motivo... Me alegro,casi resulta divertido, que no haya sido mas que un malentendido por parte de ambos... A no ser que el echo de acercarme realmente sea una molestia para su persona...

Pronuncio las ultimas palabras con algo mas de duda,de inseguridad,muriendo su risa con ellas. Pues si bien el otro se había disculpado eso no significaba que su presencia fuese bien recibida,una cosa no excusaba la otra.

-De cualquier forma no necesitaba disculparse conmigo, no creo que haya actuado de manera inapropiada ni me han molestado sus palabras... Ademas... creo que lo entiendo... A mi también me han advertido y he continuado mi camino siendo consciente de las advertencias.No creo que me agradase mucho que una vez tomada mi decisión insistiesen en que no me alejase...

Sentía que estaba hablando demasiado ,no sabia si por el nerviosismo de no saber realmente que hacer o que decir. O si era la necesidad de explicarse,de hacerle saber al otro que todo estaba bien. Que no había motivos para disculparse,que no había echo mal,que en parte lo entendía... Se pregunto si estaba asumiendo demasiadas cosas de aquella corta interacción, si estaba hablando demasiado,si estaba siendo maleducado...

Demasiados pensamientos que comenzaban a acudir a su mente, ningún pensamiento bueno. Ideas que le llenaban de dudas,que se mezclaban de forma tan caótica que estaba seguro de que alguna se había perdido, pero que a pesar de ello seguía dejandole un mal sabor de boca. Sus brazos se movieron de manera inconsciente ,apretando aun mas el grimorio contra su pecho, llenandole de algo mas de confianza aquel simple acto. No lo suficiente como para acallar su propia voz,pero si para mantenerlo de pie,con la vista al frente.

Se volvió a hacer el silencio,estaba seguro que solo duro unos segundos que fueron para el mas largos de lo que deberían,cuando volvió a escuchar la voz ajena. Soltó un suspiro,aire que no sabia que estaba conteniendo,sonrió con suavidad una vez mas. Si el otro le devolvía la palabra estaba bien, o debería estarlo, podía simplemente ignorarlo y no lo había echo. Le hablo,continuo la conversación,le pregunto por... Bajo la vista a sus brazos,su sonrisa se amplio al ver el objeto que sostenía. Sus ojos brillaron levemente,una mirada tierna.

-Magia de luz...

Cierto orgullo y cierto nerviosismo en sus palabras. Su magia,su poder,aquello que hacia que no dependiese ni molestase a nadie... Si el hombre había preguntado seria porque intuía lo que era , y si lo hacia era porque sabia mucho sobre magia. Lo mas lógico era pensar que también era un usuario de la misma, pues poco sentido tenia un estudioso de la magia que no manipulase la misma. Después de tanto trabajo,tanto conocimiento adquirido,el no sumergirse en ello era algo triste, era un desperdicio... Estaba seguro de que los habría, pues de todo había en el mundo,pero era tan poco probable...

Desvió su mirada de su tomo, pasando la misma por la figura ajena,intentando comprobar si su teoría era cierta. Buscando un grimorio en manos ajenas. Le costo un poco mas lo localizo en sus manos. La oscuridad ,el agarre del hombre sobre el libro, los ropajes ajenos, le impedían ver con claridad el libro que el otro portaba. Y aun si lo veía estaba seguro de que no seria capaz de reconocer que tipo de magia era. Arcana o de anima, seguramente. Si fuese de luz puede que fuese capaz de reconocer el grimorio , puede... Su magia ,el control y el conocimiento sobre la misma, había aumentado... pero,la duda sobre si reconocería o no aquello que se había vuelto tan parte de el... Seria mejor descartar esa idea por el momento. Seria mas seguro,mas rápido,preguntar. Así evitaba sumirse de nuevo en sus pensamientos.

Su voz salio mas animada.

-Usted también posee el don de la magia verdad... Oh...

Se percato entonces,cuando quiso pronunciar el nombre ajeno y fue consciente de que lo desconocía, de que no se había presentado el tampoco.

-Siento presentarme tan tarde, no me había dado cuenta... Esto... Luzrov Rulay. Aunque solo Luz es suficiente...

Aclaro,tal y como siempre hacia.

-Es un placer para mi el conocerle.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Tomo de Ellight [1]
Tónico de def. [1]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [4]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Lyndis
Semi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2570


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Amanecer [Privado | Luzorv]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.