Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de Conquista]May I have this dance, brother?[Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de Conquista]May I have this dance, brother?[Privado]

Mensaje por Camilla el Miér Ene 09, 2019 1:26 am

Camilla se deslizó por encima de las nubes a lomos del siempre malhumorado wyvern que fungía como su montura, apretando con fuerza el hacha que usaba como arma con la zurda y sujetando las riendas y el cuerno de la silla de montar. Comenzaba a sentirse ofendida y lastimada al saber, por boca de sus hermanos menores cuando regresó de Carcino, que el mayor de todo y el que casi actuaba como el patriarca de todos seguía en Silesse y Grannvale. Se sentía excluida; sí, Corrin estaba en Hoshido arreglando todo el asunto de los territorios en reconstrucción y tanto Leo como Elise seguían en Nohr si mal no recordaba, pero, la sangre simplemente le hervía en un sentimiento de traición aunque fuese de manera completamente involuntaria e ilógico.

Ella era una guerrera tan buena como todos ahí, no había necesidad de mantenerla en una caja de cristal en contra de su voluntad. No cuando había probado la libertad del vuelo sobre un dragón alado y que podía llevarla con facilidad pese al peso de su gruesa armadura.

En un movimiento que había practicado y realizados tantas veces que no habría una cuenta exacta, aplicó la presión necesaria como para darle a entender al wyvern que era hora de descender, obedeciéndole y llevándola poco a poco a una distancia ligeramente más cercana al suelo y sin sentir las nubes a su alrededor, dándole una mejor visión de lo que había más abajo y, aún así, alejada del alcance de las flechas, ballestas y balistas. Parpadeó rápido un par de veces en cuanto pudo abrir su ojo izquierdo, eternamente cerrado, y miró de un lado a otro, intentando reconocer el campamento nohrio.

Se frotó el ojo izquierdo un momento, dándole sin querer la indicación a su montura de descender más y quedando al alcance de cualquier proyectil y hechizo que pudiera ser arrojado, siendo que tuvo que esquivar una flecha dando un jalón bastante brusco a las riendas. Por los pelos, alcanzó a atrapar una flecha con el mango de su hacha y, al ver que era un modelo que usaría un arquero proveniente de Nohr, observó mejor dentro de lo que podía lo que ella suponía que eran los ojos de los vigías, respirando ligeramente mejor al ver que ninguno tenía los ojos rojos. Apenas vio que estaba a una distancia relativamente segura, hizo que el wyvern diese giros circulares hasta que pudo bajar de un salto, aterrizando en la nieve a una distancia más o menos cercanas al centro del campamento, lugar en el que suponía que estaría la tienda de campaña de Xander.

Seguía con la armadura de siempre, sin nada que la resguardase del frío, mas, la sangre le hervía en molestia absoluta, mirando a los vigías que habían dado mal la señal de alarma. —Llamen a mi hermano—. Ordenó con la voz más dura de lo normal incluso si le hablaba a la gente desconocida, arreglándose el largo flequillo en su lugar y -luego de clavar su hacha profundamente en el suelo pese a la gruesa capa de nieve y lo congelado que estaba, aterrando a más de un soldado al pensar que una mujer "normal" no podría hacer éso ni en sueños- se cruzó de brazos, manteniendo una postura que lo único que hacía era evidenciar su mal humor. Sintió justo en su espalda el ruido que siempre causaba el primitivo dragón al aterrizar, el cual se acercó lo suficiente como para otorgarle a Camilla una mejor cubierta para el frío que, aunque la nieve le llegase hasta el tercio inferior de las pantorrillas estando con tacones, casi no lo sentía. Esperaría hasta que llegase, no se movería de ahí aunque se lo ofrecieran; avanzar un par de metros en un paisaje nevado a nivel del suelo no matarían a nadie.
Afiliación :
- Nohr -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
156


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Conquista]May I have this dance, brother?[Privado]

Mensaje por Xander el Lun Ene 14, 2019 3:42 am

No se encontraba en su tienda de campaña si no que en la siguiente a la suya donde una niña apenas dando su primer asomo a ser mujer se hospedaba con una acompañante que tambien funcionaba como guardaespalda al ser tambien una soldado del ejercito. Xander estaba sentado sobre el cofre de madera que servia de guardarropas de la menor mientras le hablaba sobre las diferentes partes que componian un ejercito, s tomaba el tiempo a diario de pasar un rato con ella y educarla en lo que creia que le seria util en el futuro si queria seguir sus pasos como conquistador, o cuanto menos como una mujer militar. La señal de alarma sonó y ordenando que no se separase de su acompañante para que ambas se cuidasen las espaldas en caso de ataque, salió de la tienda con espada en mano.

Afuera un soldado le indicó que solo era un wyvern y que si acercaba demasiado los arqueros se encargarian asi que regresando a la tienda se quedo pensando en si enviaria un grupo de exploracion por que si habia un wyvern cerca es que los emergidos tenian un campamento en las inmediaciones o un grupo se estaba moviendo hacia ellos. No llego a volver a sentarse que sitió un golpe guerte y seco en el area central del campamento, donde estaria frente a su tienda y el espacio donde la hoguera se encendia a las horas de la comida y en las noches cuando el frio era demasiado para solo combatirlo con pieles y abrigos.

La voz conocida le hizo sonreir y salir al encuentro de su hermana casi al trote. Se sentía aislado y solitario en aquel lugar, razon tambien por la que se apegaba tanto a su hija secreta en todo momento libre que tenia, la sola idea de abrazar a su hermana, siquiera verla y saludarla, le calentaba el pecho con felicidad. Pero aquella sonrisa que tontamente se habia puesto en su rostro se borró al ver la furia que la postura de ella daba, tan imponente con el hacha clava y el wyvern a su espalda que hacia que los solados se deshicieran en disculpas excusandose por la bruma de la nieve o de no esperar aliados, sin embargo el rubio no se vio intimidado, no por que ella no fuese peligrosa, si no por que estaba acostumbrado a su presencia - Querida hermana, no recibi noticia alguna de que fueras a venir ¿le habra ocurrido algo al mensajero? - ignorando que el enojo de ella era hacia su persona sigui acercandose con el rostro preocupado hasta quedar a un par de metros de ella - ¡Enciendan el fuego, armen otra cama en mi tienda! - ordeno y enseguida los soldados mas cercanos se pusieron manos a la obra. Rapidamente el fuego comenzo a calentar el lugar. Xander no estaba con armadura pero si con un abrigo de piel y cuero muy poco propio de su estilo haciendolo ver en una figura mucho menos afilada y mas suave y redondeada, mucho mas abrigado, enseguida se quitó el abrigo superios mostrando que dabejo tenia una camisa y una chaqueta de lana y se la ofrecio a la desabrigada mujer - ¿Por que tan enojada? El clima es cruel, a veces mas que los emergidos, cualquiera de los dos son justificacion para la furia que muestras. - habia estado tan centrado en sus proyectos y en el problema y bendicion de la llegada de su hija secreta que olvidaba por completo que habia dejado de lado a su hermana en sus planes.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3184


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Conquista]May I have this dance, brother?[Privado]

Mensaje por Camilla el Lun Ene 14, 2019 10:04 pm

Comenzaba a fruncir cada vez más el ceño, deformando en cierto punto sus bellas facciones y manteniendo los ojos cerrados hasta que escuchó la muy conocida voz levemente ronca de su hermano mayor, abriendo los ojos y fijando sus ojos escarlata -uno de los pocos rasgos que compartían- en la figura de él. Quería seguir enojada, por supuesto, pero, el ver como pasó de la alegría juvenil que se permitía solamente en familia a una expresión que a Camilla se le antojó casi de decepción hizo que se le estrujase el corazón, sintiendo por fin el clima frío que hacía en ese paraje e inconscientemente, frotándose los brazos lo más discreta que pudo.

Definitivamente no podía enojarse con ninguno de sus hermanos, la culpa la invadía y le hacía cambiar de idea, mas, mantuvo la expresión gélida, era algo que necesitaba hacer para dormir tranquila esa noche. Dialogar era lo primero y, aunque no lo necesitase, le echaría una mano. —A decir verdad, hermano, vine por mi cuenta. Nada de mensajero, sabes que no me gustan aunque sean de utilidad—. Sacó su hacha con la mano no hábil del suelo congelado y se acercó a paso firme, le hacía extraño el no ver a Xander con su acostumbrada armadura oscura incluso estando rodeado de aliados y bien protegido o cuando estaban en el castillo y con ropajes acordes, era tan raro el verle con abrigo de cuero y piel y chaqueta de lana, era como si ella terminase usando un vestido vaporoso y que el escote le dejase los hombros al descubierto. Aunque no podía negar que, pese a que no fuese su estilo, le quedaba bastante bien aquella prenda al rubio.

Al escuchar la orden que había dado el varón, esperó hasta que vio a algunos soldados apilar leña y, justo cuando estaban intentando encender la yesca con el chispero y un puñal, le hizo una seña a su wyvern con la mano, el cual soltó una llama lo suficientemente precisa y pequeña como para encender la fogata y sin incinerar la madera, extrañamente teniendo el cuidado de no lastimar a nadie y notándose que hubo su buena cuota de adiestramiento involucrada. —Hablemos en privado en tu tienda, por favor—. Negó cuando le ofreció su abrigo, obligándole a colocárselo de manera correcta nuevamente, sin embargo, se aprovechó de que éste era bastante holgado y le abrazó la cintura por debajo de éste, acomodándose lo suficiente como para compartir el calor que se acumulaba por debajo de la prenda e intentar que no tuviese demasiado contacto con sus manos heladas más allá de lo necesario, no quería causarle más frío y, tal vez, como un método de disculpa por haber llegado tan intempestiva y dándole una visión tan agresiva de sí misma.

No porque estuviese furiosa momentos atrás -y un poco aún ahora- significaba que sería una desgraciada con algún familiar suyo, especialmente con ese alguien al que consideraba como su otra mitad, casi como un gemelo y con el que compartió toda la vida. Esperó con la poca paciencia que le quedaba y había podido acumular la respuesta, emprendiendo el camino y dejándose guiar por las tiendas de campaña hasta llegar a la que pertenecía al rubio con el wyvern siguiéndoles de cerca en una actitud relativamente mansa incluso si le gruñía a cada soldado que viese para que abriera paso. Para hostilidad activa, Camilla se valía sola en este momento.

Cuando pudo asegurarse de que nadie les oiría, se separó y empezó a hablar en voz baja, pero, con el suficiente volumen como para que pudiera oírle sin mayores complicaciones. —Creo que habíamos hecho una promesa hace varios años atrás, al menos yo la hice: la de apoyarnos mutuamente incluso cuando el otro no lo diga directamente, en las buenas y en las malas—. Fuera del tono indiferente y molesto, cada palabra era dicha con una suavidad que podía causar extrañeza y existía un dejo casi imperceptible para quien no la conociera de dolor en su estado más puro, el cual no dejaba de lacerar en sus oraciones y en lo opacos que comenzaba a verse el ojo visible. Era como si, fuera de estar conteniendo la rabia, intentase hacerle pensar un buen rato, como el regaño de una madre a su hijo. —Parece ser que soy la única que no olvidaría algo así—. Tomó una pausa antes de seguir o perdería todo el valor que le había dado la primera arremetida. —¿Por qué no me dijiste aunque fuese algo sobre la conquista de Silesse? Sabes que te hubiera apoyado y acompañado como siempre lo he hecho desde que tenemos memoria—. Prefería ir de manera honesta a tener que dar rodeos, cosa que no le agradaba hacer con personas que fuesen tan cercanas a ella como el varón.

Y ahora la furia volvía, haciéndole afilar la mirada más de lo normal en clara señal de que ya había perdido los papeles casi en su totalidad y que más le valía dar una excusa rápida y creíble. —Pero, no dijiste ni una palabra a nadie más que a padre. Tomaste el primer barco junto a casi todo el ejército para venir aquí y dejando a personas preocupadas por tu bienestar atrás; además, vienes a traer una niña inexperta como Veronica en vez de alguien con más experiencia, vete a saber de dónde viene esa chiquilla. ¿Me dirías tu excusa de una buena vez? Más te vale que sea buena—. Dicen que una mujer preocupada podía volverse un tormento y no es para menos. Camilla elevaba aquello al cuadrado o al cubo, tal vez pecando de histérica aunque tuviera razones de relativo peso. Puede que el resto de sus hermanos estuvieran en buenas manos -se había asegurado de ello antes de venir-, pero, no tenía ni idea del primogénito y éso desencadenaba que hiciera este tipo de acciones. No la culpen, simplemente así es ella.
Afiliación :
- Nohr -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
156


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Conquista]May I have this dance, brother?[Privado]

Mensaje por Xander el Miér Ene 16, 2019 2:30 pm

Se preocupaba de que su hrmana fuese a enfermarse, estaba aprendiendo mucho sobre los climas frios y una de las primeras cosas que habia aprendido era que la ropa de Nohr era contraproducente en todo sentido, creada para refrescar de los climas agobiantes cercanos al volcan, todo en ellos era para mantener buena ventilacion y tomar el frío del ambiente, algo obviamente malo en el contexto que estaban. Pero su hermana rechazaba el abrigo y encima decia de alejarse de la recien creada fogata donde varios soldados ya se aproimaban a seguir con sus tareas pero más cerca de la fuente de calor.

Asintió en silencio, aun sin emitir sonido más que algun “jm” de afirmacion y le señaló con su brazo hacia donde estaba su tienda, amplia y con lonas de cuero tratado para que no se filtrase el frío, los bordes estaban cubiertos por gruesas tiras de cuero que cerraban los agujeros por donde la cuerda tensaba las paredes así el viento no pasaba por ningun lugar. No eran las tiendas normales de Nohr si no que tiendas del lugar, adaptadas al clima tan hostil. Una vez dentro ya se veian a dos soldados que terminaban de poner las planchas de madera que servirian de armazón para una cómoda cama, con un gesto de sus mano los despidio y estos se fueron obedientes. Normalmente el rubio era mucho mas calido con sus soldados en un dia a dia, pero preocupao como estaba no les dirigia mucho la palabra. En el lugar se veían varias armas de su propiedad, de buenos materiales así como un par de escudos, su armadura puesta en un estandarte para armaduras y doblado a los pies un traje muy similar al que normalmente utilizaba pero de materiales mas gruesos y fuertes contra el frio. En el centro de la estancia habia un brasero que se estaba apagando mostrando que hacia rato que no estaba en ese lugar, en una mesa cercana se veian varios mapas de la zona y algunos diarios que el rubio gustaba de llenar.

Ya podia pretar total atencion a su hermana y esta mencionaba una promesa... la recordaba con perfección ya que mas que una promesa era ya para él una forma de vida, no tenia ni que recordarla, si ella le llamaba dejaba lo que estuviera haciendo para acudir en su ayuda. Que fuese mencionado aquello en tales terminos significaba que le habia fallado a su hermana, y eso era imperdonable. Preocupado se acercó más a ella y cuando fue abrazado le respondio el abrazo con fuerza, no necesitaba ser delicado con ella, era la mujer más fuerte que conocia. Creia que le habia ocurrido algo y el no se habia enterado, que estaba pasando por un mal momento o que algun ser querido de ella hubiese caido en batalla, aunque dudaba ya que se rodeaba de gente fuerte como ella. Para su alivio que dijera que era el asunto de Silesse le hizo suspirar y soltar una carcajada bastante descarada en su presencia ante su indignacion - Ay querida hermana... toma asiento, avivaré el brasero para que no tengas frío y ya te explico todo. -

Así lo hizo, lanzó un par de leños al canasto de metal y con un pincho removió las brazas para que el fuego agarrase las maderas, tenia una pequeña caperusa de laton que no permitia que el fuego se alzase grande y llegase a dañar el techo de la carpa. Enseguida se sentó en una de las sillas de allí, deaba que su hermana se sirviese com en su casa, estaban en esa confianza, podia usar una silla como el, sentarse en la mesa o mismo sobre la cama del rubio. Tomó aire y con una postura mas relajada hablo - Es una mision grande y peligrosa la que me he propuesto, muy ambiciosa y claramente una locura para cualquiera que la escuche, no podia hacerte perder el tiempo en mis locuras cuando tienes tus propios proyectos y cosas que hacer. - miró hacia la mesa donde habia un mapa del continente - Desde la conquista de Grannvale me siento ambicioso, ese territorio es tres o cuatro veces más grande que Nohr y Hoshido juntos, era contra cualquier estadistica el conquistarlo con nuestro ejercito, más con la resistencia de Naga allí pero lo hemos logrado. Si pudimos con tal territorio.. ¿por que no seguir hacia el norte? - se emocionaba explicando sus razones, tal como se lo habia hecho a su padre que poco le habia escuchado y solo le cedio el permiso para alejarlo del pais donde un principe inquieto podia ser contraproducente y a parte que coniguiendo lo que deseaba con Hoshido ya tenía su nueva obsesion en la cabeza.

Xander continuo - La caliad de vida de la gente de Nohr mejoró desde esta conquista, el alimento abunda y estamos diversificando nuestros conocimientos en guerra al adoptar los soldados de los paises conquistados. Y no solo esa es mi razón, si no que a parte de tener más recursos con más territorio, también nos protegeremos de los emergidos, los límites del norte son complicados con el tema de emergidos, en una operacion de rastrillo simplemente los empujaremos todo hasta Mitgard... ¿Entiendes? - buscó en la mirada ajena aquella expresion de “estas loco” que muchos le habian dado - Es un proyecto personal que no quiero involucrar inutilmente a otros... a ti. No creo que valiese la pena de la molestia. Y Veronica... no es mi guardaespaldas, justamente por su inexperiencia la traigo ya que desea aprender a luchar y comprender mejor los campos de batalla. No creo que sea justo para ella no permitirselo solo por que sea una huerfana... es una sacerdotiza de cualquier manera... - se sentia un poco incomodo al hablar del tema, incluso un poco a la defensiva, no tenia realmente razones fuertes de por que la traia ni por que la trataba de manera tan especial y estando lejos al menos podia disimular eso.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3184


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Conquista]May I have this dance, brother?[Privado]

Mensaje por Camilla el Dom Ene 27, 2019 2:19 am

No se separó de Xander, manteniéndose a su lado a una distancia prudente. Prefería que no la escuchasen regañar al primogénito o que la regañasen a ella, intentando mantener las cosas de la familia aparte de lo que era lo meramente militar y, tal vez, por eso le agradeció al mayor que la guiase con un corto asentimiento de cabeza. La primera princesa soltó un suspiro mientras miraba las ascuas con quizá demasiada atención y pensando en un tiempo profusamente oscuro que no debería estar recordando hasta que, con un sobresalto, aquello fue despejado por un fuerte abrazo en el que no tardó en acurrucarse, ocultando el rostro en la curvatura de su cuello como hace mucho tiempo no lo hacía, dándose el lujo de realizar esa acción únicamente cuando estaban solos.

Soltó un suspiro tembloroso, más de alivio que de otra cosa, dejándole alejarse cuando quiso avivar las brasas y Camilla se sentó sobre la que suponía era la cama de Xander en posición de loto -cuidando de no poner las botas sobre la colcha-, quitándose las protecciones de los brazos y las piernas por mera costumbre, dando un leve vistazo de las cicatrices que tenía ahí, pero, que intentaba que el otro las obviase al mantener una posición más tranquila. —No tengo tanto frío, pero, te escucho—. Lo dijo casi como un recordatorio de que, a lomos de un wyvern, el clima se sentía aún peor de lo que era por la mera altura; era dura cuando debía hacerlo, mas, no cuando estaba dentro de su pequeño círculo de confianza. Realmente era la nada si lo consideraba así, su confianza era poca y dada a personas de importancia para ella. El respeto se gana, no viene por defecto.

No le interrumpió ni una vez, emocionándose ella misma al ver el entusiasmo con el que el rubio hablaba casi sin descansar, entendiendo la decisión del progenitor de ambos al dejarle partir y seguir con su objetivo de conquista. Un destello de orgullo fulguró en los ojos de la fémina que no le quitaba la vista, manteniendo su decisión y poniéndose ligeramente más recta, más solemne. No iba a insultarle no viéndolo como lo merece. —No estás loco, será un honor seguirte—. Entendía cada mirada, especialmente las palabras no dichas que le daba y, a sabiendas de que existía la posibilidad de que también entendiese las suyas, se cuidaba en exceso de no delatarse. —No es un proyecto del todo prudente, la verdad sea dicha, pero, considerando que los focos de emergidos se han disipado en gran medida, tampoco es malo. Me preocupa el que quieras juntarlos a todos, ¿qué pasa si son demasiados? ¿Qué pasa si son mucho más de lo que podemos controlar?—. Intentando calmarse, tomó un mechón de su cabello y empezó a trenzarlo.

Jalando, torciendo y peinándolo con los dedos, siguió hablando con un tono más dulce, buscando no más conflicto y tener un pacto de no agresión para el tema en cuestión. —No es algo inútil, simplemente me preocupo por ti. ¿No estarás colocando más presión sobre tus hombros de la que puedes manejar? Leo y Elise pueden encargarse fácilmente de Nohr y Corrin de Hoshido mientras no estamos, es estúpido el que hayas intentado alejarnos cuando, pese a ello, estamos involucrados igualmente. Xander, somos un equipo, no estás solo; te lo dije cuando tenías siete, te lo repetí cuando cumpliste quince y te lo reitero ahora: siempre estaré ahí, justo atrás de ti. Si necesitas a alguien que te sostenga, encantada lo haré. Si necesitas un hombro en el que llorar, te presto el mío. Si necesitas a alguien que te cubra la espalda, mi hacha y mi wyvern estarán ahí, pero, necesito que seas tú el que me dé la señal y acataré—. A medida que hablaba con casi la misma pasión que el mayor hablaba, Camilla se puso de pie y se acercó al rubio, atrayéndolo hacia ella para abrazarle en señal de que había enterrado el hacha -metafóricamente hablando esta vez- y ya no estaba tan tensa como antes. Le alborotó el cabello y lo peinó cuando consideró que era suficiente antes de volver al meollo del asunto, sintiendo que ya había cerrado el tema principal.

Lo siento, hermano. La he visto un par de veces y tiende a tener una lengua casi tan afilada como la de Leo; tiene mucho poder, pero, es bastante orgullosa y tiende a tomar más responsabilidades de las que debería tener una chiquilla—. Y sintió la incomodidad y la postura defensiva de Xander casi como era la propia al sentir que alguien tocaba alguna de sus cicatrices o le hacía preguntas sobre ellas, separándose y sujetando su rostro, obligándole a ver directo a su rostro, sin importar que, con el movimiento, la cicatriz que atravesaba su ojo izquierdo se había revelado un poco más de lo normal, delatando el hecho de que lo mantenía cerrado casi todo el tiempo. —¿Qué me estás ocultando, hermano?—. Frunció el ceño, mirándole como si fuese una madre regañando a su hijo y con los pulgares fijos en los pómulos del contrario, manteniendo el agarre firme, mas, con la suficiente delicadeza como para no causar daño. No le gustaba la desinformación, no le gustaba el estar a ciegas, suficiente tenía con vivir en un país con culto a un dios oscuro en el que ella no creía como para seguir caminando por un sendero de sombras que no quería sentir más.
Afiliación :
- Nohr -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
156


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Conquista]May I have this dance, brother?[Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.