Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberaciòn] La batalla del puerto Ferox [Priv. Arline]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberaciòn] La batalla del puerto Ferox [Priv. Arline] Empty [Campaña de liberaciòn] La batalla del puerto Ferox [Priv. Arline]

Mensaje por Monobogi el Mar Ene 08, 2019 10:25 am

A lo largo y ancho de Akaneia se anuncio que el rey Marth estaba buscando mercenarios, y soldados valientes que contribuyesen a la liberacion de Regna Ferox. Monobogi, un estratega nohriano que se preparaba para partir de Ylisse, recibe la noticia de por parte de unos mercaderes alteanos que estaban haciendo negocios en la zona.

Ya en su posada, Monobogi comenzò a reflexionar acerca de la noticia que recibio, hay gente en Regna Ferox que no ha recibido ayuda, las condiciones del clima, y ademas la liberacion de paises aledaños tenia a el colosal reino en una situaciòn muy lamentable, y el lo sabia.

"Parece una buena oportunidad, si me uno a la campaña podrè ayudar a mas gente en desgracia, eso es lo que ella hubiera querido" pensò el muchacho mientras meditaba recostado en su cama y mirando al techo, recordando a su ya fallecida prometida, quien muriò cuando inicio el desastre emergido. "Ademas necesito el dinero, ya que lo que tengo ahora no durara para siempre..." fue el pensamiento que siguio al anterior, ciertamente el dinero que tenia no era suficiente para solamente relajarse, el tenia que buscar un empleo, con sus capacidades y su inteligencia, facilmente podria encontrar trabajo, o invertir su oro para iniciar un negocio, pero el es un estratega en alma, y a pesar de despreciar el sufrimiento que le causa la guerra, la emocion de llevar a cabo un plan que le de la vuelta a una batalla es algo absolutamente inigualable para el.

Habiendo tomado una decisiòn, Monobogi se fue a dormir y a la mañana siguiente emprendio su viaje hacia Regna Ferox.

[Campaña de liberaciòn de Regna Ferox - Dia 1]

Ya en el borde de Regna Ferox se sienten las inclemencias de su clima con todas sus fuerzas, esta nevando y hay un viento considerablemente fuerte. Frente a un grupo de soldados se encuentra un hombre con una armadura de mayor calidad que la de los otros.

-Soldados alteanos, y mercenarios que han decidido prestar sus espadas para la causa de Altea. Soy el teniente Job, yo serè quien estara al mando de este grupo. A los soldados no tengo mucho que decirles, la mayoria ya conoce como trabajo yo, lo que dirè aqui y ahora es para los mercenarios que apenas me conocen: durante lo que dure esta campaña y mientras estemos juntos, ustedes me obedeceran a mi, y obedecerme a mi significara que deberan seguir todas y cada una de las reglas que los soldados siguen, eso incluye horario, conducta, y por supuesto obediencia, si yo digo rana ustedes saltan, entendido? Esto que estan por experimentar es una guerra real contra emergidos, y la unica manera de mantenernos a salvo es con la unidad y el trabajo en equipo, entendido?- Dijo aquel hombre, lo que debiera ser algo para motivar a sus hombres a luchar, se convirtio mas bien en el discurso de alguien que no queria que su autoridad se vea desafiada, Mono se dio cuenta de esto pero no le dio la importancia debida, sabia que a las personas al estar a cargo de un grupo se les suele subir el poder a la cabeza.

-¡Señor si señor!- Respondieron a coro Mono y todos los demas soldados, sin embargo, no pudo evitar escuchar cerca suyo una voz un tanto mas aguda que las demas, se girò y cerca de el vio a una chica rubia, con el cabello largo y ondulado que llevaba con ella una lanza y a su lado su fiel pegaso, lucia joven, de aproximadamente unos 18 años, y era una absoluta belleza.

Aquella mujer estaba nerviosa, parecia que fuese su primera vez en la guerra, Mono sintio compasiòn por ella y se le acerco para tocarle el hombro y darle animos.

-¡Ah!- se estremeciò la chica, temblando, y se calmo al ver que Mono tambien se habia asustado por su reaccion.
-Lo siento, parecias ansiosa. Hm... Solo, quiero decirte que te relajes, todo va a estar bien si sigues las ordenes que se te dan- Dijo Mono intentando reconfortar a la chica.
-¿Como lo sabes?- Pregunto ella un poco incredula.
-Porque soy estratega, yo se de esto, no dejare que ni tu ni tu pegaso vayan directo a la muerte.- Dijo Mono para despues darle una calida sonrisa y retirarse.

A pesar de no haber intercambiado mas palabras ese dia, esa chica de verdad se sintio mas tranquila tras oir las  palabras de Mono, y Mono, habiendo dicho ya esas palabras, de repente encontro la motivacion para ascender en rangos en ese pequeño ejercito para poder asegurar que su voz sea escuchada y poder guiar a todos hacia la victoria.

[Campaña de liberaciòn de Regna Ferox - dia 11]

La secciòn a cargo del teniente Job acaba de recibir una nueva orden por parte de un mensajero.

"De parte de el general ***** de la unidad ** de la campaña de liberaciòn de Regna Ferox, se ordena al teniente Job que dirija a su agrupacion hacia el puerto Feroxi en el este, ya que pronto llegara una embarcaciòn con refuerzos desde Lycia y es menester que los reciba para despues reunirse con ellos, y esperar nuevas ordenes." fueron las palabras del mensajero hacia el teniente.

Mientras tanto, el ejercito que antes era una mezcla de soldados y mercenarios sin entrenamiento militar formal ya estaba mas organizado, y por lo tanto muchos de ellos tenian un poco mas de autoridad que los otros, entre ellos estaba Mono que poco a poco ascendia en rangos para asegurarse un puesto como estratega. En cuanto las noticias llegaron de que tenian la misiòn de dirigirse al puerto Feroxi, Mono no perdio el tiempo y comenzó a trazar una ruta en el mapa para despues exponersela al teniente.

[Campaña de liberaciòn de Regna Ferox - dia 18]

La ruta que Mono propuso fue aceptada, y fue nombrado como estratega por parte del teniente Job. Su reputaciòn entre los soldados  ya era buena, por lo que no hubo casi nadie que se opusiese. Aquella chica a la que el le habia dado animos el primer dia se apunto como su mano derecha, y comenzaron a trabajar juntos.

[Campaña de liberaciòn de Regna Ferox - Dia 21 - Presente.]

El grupo a cargo del teniente Job ha llegado al puerto Ferox.

Previendo un posible ataque de emergidos, Mono sugirio colocar unos cuantos caballeros acompañados de unos arqueros para cuidar las posibles entradas al puerto, mientras que unos mas irian hacia los muelles, y los demas se dedicarian a ayudar civiles.

Todo parecia ir viento en popa, pero siendo este un mundo donde incluso teniendo cada detalla planeado pueden suceder cosas inesperadas, el destino tenia dicho que ese dia, el puerto ferox se bañaria en sangre.

Al horizonte se podia ver un enorme grupo de emergidos marchando hacia el puerto, caballeros, arqueros, infanteria, incluso catapultas se podian ver, los soldados que vigilaban la entrada inmediatamente entraron en panico y fueron a avisar al teniente, pero el no estaba por ningun lado, y en su lugar, la noticia fue hacia Mono, quien se encontraba haciendo papeleos en una pequeña oficina que la gente del pueblo preparo para el.

-Señor! Un grupo de emergidos viene hacia aca desde el oeste!- Dijo un soldado agitado por haber corrido por todo el pueblo buscando al teniente y a Mono.
-¿Pudieron ver cuantos son?- Pregunto Mono notablemente preocupado, pero intentando mantener la calma.
-No pudimos contarlos señor, pero por la densidad del grupo hace ver que son mas de 200.- Dijo el soldado.
-Avisen al teniente Job de inmediato, tomaremos las armas, no podemos darnos el lujo de perder el puerto antes de que los refuerzos lleguen- Dijo Mono tomando un tono mas autoritario.
-S-señor, el teniente Job no esta por ningun lado, nadie lo ha podido encontr- Dijo el soldado antes de ser interrumpido

Entrò la chica con la que Mono hablo el primer dia de la campaña -Señor! Ya fui a verificar los numeros del enemigo, son cerca de 300 emergidos, hay caballeros, arqueros, catapultas, e infanteria, nos superan en numero señor!- Dijo notablemente asustada. Mono sabia la promesa que le habia hecho, por lo que se levanta de su escritorio y se acerca a ella -Tranquila, Flone, saldremos victoriosos- Dijo dandole una reconfortante sonrisa y se volvio inmediatamente al soldado con el que hablaba antes - ¡llamen a todos los hombres a la accion! ¡No dejaremos que ni un emergido pase! Flone, tu tambien, ve y asegurate de llevar a todos los civiles a un lugar seguro!- Se coloco su armadura, tomò su espada y salio de su oficina para unirse a la batalla.


El grupo de emergidos se acercaba, Mono sabia que en poco menos de 2 horas sus caballeros estarian listos para la primera carga, por lo que el estaba al frente de todos los soldados esperando el momento justo para dar la señal e iniciar el contra ataque.

-EN SUS POSICIONES!- Gritò Mono, e inmediatamente los arqueros apuntaron hacia arriba todos juntos, como preparandose para dejar caer una lluvia de flechas sobre su enemigo.

La batalla por el puerto Ferox esta a punto de comenzar.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Tactician

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberaciòn] La batalla del puerto Ferox [Priv. Arline] Espada%201

Experiencia :
[Campaña de liberaciòn] La batalla del puerto Ferox [Priv. Arline] YvwSTdF

Gold :
578


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberaciòn] La batalla del puerto Ferox [Priv. Arline] Empty Re: [Campaña de liberaciòn] La batalla del puerto Ferox [Priv. Arline]

Mensaje por Arline el Miér Feb 06, 2019 12:09 am

Aquella fue la primera vez que saldrían de su continente, muy lejos de este. Ir a visitar el torneo de Regna Ferox había sido todo idea de Taelan, aclamaba que algunos conocidos suyos participarían allí. Vaya, ¿cuánta gente conocía de sus viajes por toda Elibe?  Pero Arline lo pensó detenidamente... ¿y si tuviera la oportunidad de encontrar a un guerrero como su padre allí? Por lo que junto a su hermano convencieron a su madre y partieron. Llevaban toda la caravana, pero a la hora de tomar el barco sólo podrían subir algunas de sus pertenencias. Ella por supuesto, guardó disimuladamente la espada de su padre, de nuevo enrollada en matas encima del burro de carga. Estaban quedándose en el puerto mercantil de Lycia y partirían al día siguiente, así que era hora de descansar, que lo harían esta vez en la posada que se encargaría de cuidar de la caravana y algunos animales.

Entonces, antes de subir a su habitación, un cartel de búsqueda llamó su atención. Altea invitaba... no, NECESITABA mercenarios, jóvenes guerreros y luchadores de toda clase de especialidad para combatir contra los emergidos. Podría parecer un ofrecimiento como otro cualquiera, mas lo que había destacado no era eso. Refería a la mismísima Regna Ferox, allí donde iban, y el barco que le transportaría partiría algo más pronto que el turístico. ¿Casualidad? El contrato decía que pagaban una buena cantidad de dinero... y sí, se lo pensó bastante. Implicaba separarse de sus hermanos y de su madre, pero Taelan podría cuidar al pequeño Cyuss y aquellas monedas podrían solucionarles la vida. Al fin y al cabo aún estaban buscando dónde establecerse de nuevo.

Tan pronto como se levantaron y fueron al puerto, pero aprovechando la situación Arline subió al barco de mercenarios, con su bolsa y su espada, y llevando a una paloma con ella, la cual enviaría a su madre en una hora para comunicarse con ella, excusándose de que había sido por error. Algo así como "¡Perdón madre! ¡Tomé el barco equivocado! Pero no te preocupes por favor, yo estaré bien, al fin y al cabo esto está lleno de guerreros. Nos vemos en el puerto." Lo leería seguramente al momento de darse cuenta de que no estarían en el mismo barco. Y así fue

¡Ya tenía 16 años...! Ya iba siendo hora de que su camino de la espada se tornara realidad.

~~~

Algo, sin embargo, que no se había esperado sin duda, era la situación al llegar. ¡No podía ser! El puerto estaba siendo atacado... por suerte el barco de su madre no llegaría hasta más tarde, al ser más lento, y sobretodo porque ya habrían sido avisados mediante cartas. Nada más bajar la batalla ya había comenzado.

- ¡Yo tambien lucharé! -exclamó, intentando hacerse paso entre la marabunta de soldados. El grupo de refuerzos que eran ellos, no estaba muy organizado... se mantenian como grupo, sí, pero aun buscaban la recepcion de la persona a cargo alli. Pero, ¡no había tiempo que perder! Por lo cual se abrió un camino entre ellos, corriendo.

- ¡Ey, niño! ¡No seas loco! ¡Espera a que venga el oficial!

- ¡Muchas personas podrán morir si no nos damos prisa! ¡No permitiré eso! -gritó ella, quien daba por obvio que todos los que estaban allí pensaban que era un chico joven, por su apariencia, y principalmente porque escasas mujeres habían allí, la mayoría ya serían caballeras pegaso que se hubieran ahorrado el viaje y las que quedaban por allí eran curanderas o un par de mujeres mayores magas, provenientes de Ertruria. Ella, de hecho, se había registrado como un chico, con nombre de tal, "Taelín".

Estaba claro que la diferencia de muchos es que sólo les importaba más el dinero que un trabajo bien hecho desde el corazón, no los iba a culpar. Pero Arli portaba demasiado honor en ella como para dejar de lado a las personas necesitadas, ¡los habían llevado hasta allí como aliados! No les traicionaría, demostraría a esos monstruos el orgullo de una buena espada lyciana.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Recadera

Inventario :
esp. bronce [2]
vulnerary [3]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberaciòn] La batalla del puerto Ferox [Priv. Arline] Espada%201

Experiencia :
[Campaña de liberaciòn] La batalla del puerto Ferox [Priv. Arline] Jm5byz1

Gold :
542


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.