Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 27, 2019 3:17 pm

Se rendía ante las caricias de Alm, los dedos que recorrían su espalda con suavidad.  Era innegable que le resultaban placenteras a la pelirroja, relajando todo su cuerpo con tan solo eso, unos dedos. Un abrazo que la sometía, aquel contacto que le hacía estremecerse. Incluso un pequeño mordisco hacía bien su trabajo, cerrando por un segundo sus ojos al sentirlo.

El beso de Alm le robó el aliento, mas ella continuaba esa línea, respondiéndole de la misma manera. Era el choque de dos fuerzas en la que ninguna terminaba de vencer a la otra, mas la temperatura continuaba subiendo al igual que el magma de un volcán. El caballero no obstante hacía trampas, rozando con esos endiablados dedos su piel sin darle cuartel, remarcando su figura hasta llegar a su vientre. Fue entonces que vio parte de sus intenciones, mas no las vislumbró por completo hasta que se resbalaron por sus genitales, teniendo que contener un pequeño gemido, inaudible quizás.

Cuando Alm se separó de ella, consiguieron ambos recuperar el aire que les faltaba, pero la pelirroja no tendría un respiro. Acercó su rostro al espacio que había entre el cuello y el hombro del joven, apoyando la cabeza ahí, una de sus manos todavía en la nuca del chico y otra en el hombro contrario en el que se encontraba su cara. Cerró nuevamente los ojos, apretando los labios en cuanto notó el dedo de Alm haciéndose lugar, al principio incómodo. Estaba… ligeramente más frío que su interior. Sin quererlo apretó un poco, y le parecía de por sí impresionante poder sentirlo. Escuchó la pregunta ajena, y por supuesto, se dio cuenta de que no era la única nerviosa. A lo mejor se podría considerar algo malvado, mas ese detalle la consiguió tranquilizar aunque fuera un mínimo.

Llevó una mano a la mejilla de Alm, haciendo que la mirase. Ella negó con la cabeza.

—No—esta vez lo acarició, pasando su mano igualmente por su oreja, también jugando momentáneamente con el cabello verde—Cuando quieras...podemos hacerlo—a propósito apretó su entrepierna, rodeando el miembro de Alm con algo de más fuerza, llegando a cruzar sus piernas incluso. Se le escapó una sonrisa pícara, la cual pasó a una cohibida no mucho después. Dejó un breve beso en la punta de su nariz.

Era un dar y recibir, lo que cumpliría.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Alm el Lun Ene 28, 2019 11:48 am

Se había detenido durante unos instantes, ante el temor de ir demasiado deprisa, sobre todo cuando Celica se recostó en su hombro. Ladeó la cabeza para poder verla y besó su mejilla con cariño, disfrutando del calor que le brindaba su cuerpo. Notó la presión en su dedo y sintió como la temperatura de su propio cuerpo crecía más y más, obligándole a respirar fuerte, sofocado y excitado por la situación. Los latidos de su corazón se habían mantenido en un ritmo fuerte pero constante, aunque no sabría decir si lo que sentía retumbar contra su pecho era el suyo o el de su compañera. No pudo evitar recrearse en la sensación de que ambos estaban sincronizados y su corazón latía como uno solo.

Estas ideas pasaron de forma fugaz por su cabeza, pues las caricias de Celica volvían a despertarle sensaciones que le hacían sentirse en una especie de limbo. Un jadeo se escapó de sus labios y se revolvió ligeramente, buscando de nuevo la sensación de su miembro rozándose contra el sexo de la chica. Su mano derecha estaba reposando sobre la cintura contraria, hasta que la movió para ascender de nuevo por su espalda y poder acariciar también su nuca. ¿Sentiría también ella ese cosquilleo tan maravilloso?

Mantuvo la mirada contraria, volviendo a admirar las elegantes y bonitas facciones de su rostro, hasta que su sonrisa y sus palabras hicieron que se sonrojase más -si eso era posible- y abriese los ojos con sorpresa. Definitivamente, le encantaba esa faceta nueva de Celica. Se mordió el labio inferior y soltó una pequeña risita, después de aquel gesto tan cariñoso que había tenido la pelirroja al besarle en la nariz. La risaterminó convirtiéndose en un ligero gemida cuando se movió. Avergonzado, se llevó la mano a los labios para asegurarse de que no volvía a salir ningún sonido. —Ce-Celica... vas a matarme de amor...

Retiró la mano indiscreta del sexo de la joven, dejando una caricia por sus muslos, porque jamás se cansaría de acariciar su cuerpo y quería aprovechar cualquier oportunidad. Sostuvo con firmeza sus caderas y antes de realizar otro movimiento, sintió una cierta punzada de nervios en el estómago. Quizás, era tonto pensarlo a estas alturas, pero era increíble y honorable la confianza que tenía la contraria en él. —Estoy un poco nervioso —confesó, desviando un poco la mirada por la vergüenza —¿P-puedo sostener tu mano...? —antes de obtener su respuesta, tomó la mano contraria y besó el dorso de la misma.

Con los nervios un poco más dominados, alzó sus caderas, empujando un poquito, hasta que sintió como la punta de su miembro penetraba aquel canal. Estaba estrecho, caliente y húmedo. Se sentía demasiado bien, tanto que se le volvió a escapar un gemido y agarró con más fuerza la mano contraria.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero

Autoridad :

Inventario :
Vulnearary [2]
Vulnerary [1]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Espada%201

Experiencia :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 R5AMTTX

Gold :
1439


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 28, 2019 6:26 pm

La muchacha movió ligeramente el cuello al notar la mano de Alm en él, retorciéndose por las cosquillas que le producía y a la vez disfrutando de ello. Su expresión se tornó pícara al ver que su acompañante intentaba contener sus gemidos junto a su vergüenza. Aquello se le hacía a la pelirroja algo sumamente precioso. Quiso abrazarlo aunque ya que se hallaban tumbados sencillamente pudo pasar sus brazos alrededor del torso parcialmente, acercando sus labios al oído ajeno.

—Tú ya lo has hecho, Alm—depositó un gentil beso en su oreja, otro en su mejilla.

Le sorprendió cuando el dedo salió, aplicando un poco más de fuerza alrededor del miembro ajeno, mas no lo suficiente como para sofocarlo. Las caricias en sus muslos producían ese gustoso cosquilleo en el que ambos se regodeaban esa noche, relajándola a pesar de lo que acontecería a continuación. Debía confiar en él...y en su puntería por supuesto. No estaba haciendo nada de lo que ella se pudiera quejar.

Alm era tierno en cualquier circunstancia, lo que se ganaba su corazón pieza a pieza. Ni siquiera tuvo que decir nada para que él cogiera su mano. Celica decidió acercar su frente a la contraria a la vez que sentía cómo el otro movía sus caderas. Inspiró profundamente, dejando escapar un imperceptible soplo de aire. Lo que tuvo que disimular más fue… la incomodidad si quería llamarlo de esa manera. Para el chico era uno de sus mejores momentos, para ella un desafío al que enfrentarse. No gimió sorprendentemente. Fue… silenciosa. Cerró los ojos con relativa fuerza al sentir el miembro de Alm haciéndose paso dentro de ella, mas en vez de esperar, decidió por sí misma empujar contra él. Poco a poco, engulléndolo hasta que lo único visible fuera su conexión.

Habiéndolo aceptado por completo, sí que se permitió un disimulado y diminuto gemido, abrazando al muchacho como podía. ¿Dolor? Simplemente… tendría que acostumbrarse, nada más. No hacía eso todos los días después de todo. Era nuevo. No podía pedir que fuera más fácil. Había cosas peores.

—Solo...un momento—susurraba la pelirroja a su amado—Que me acostumbre—una risa se fugó de sus labios, aunque estaba claro que le costaba un poco decir que no, que no le dolía. Un minuto por lo menos.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Alm el Mar Ene 29, 2019 11:19 am

Una vez más, la iniciativa de Celica le sorprendió y gracias a este último empujón, su miembro se deslizó completamente dentro de ella. Su mente era incapaz de procesar lo que estaba ocurriendo, sólo podía ser consciente de las intensas sensaciones que invadían su cuerpo en ese momento. También contuvo unos instantes el aire, en un intento por asimilar todo aquello y respondió al abrazo de su compañera, estrechándola entre sus brazos.

El tiempo que necesites, Celica —respondió entre pequeños jadeos. La verdad es que le venía bastante bien esa pausa, pues se sentía tan apretado que dudaba seriamente el poder moverse. Una pregunta empezaba a dar vueltas a su cabeza, pero que no se atrevía a formularla en voz alta, pues temía quedar mal o romper el momento por una tonta curiosidad. ¿Le dolería? ¡Claro que sí! no debía ser agradable que algo entrase en tu cuerpo. Su duda era, ¿él era el único que sentía placer? ¿Una mujer no podía disfrutar? No, no podía ser tan injusto. Mila era una diosa, no lo permitiría.

Acarició la cabeza de la joven, enredando los dedos en los anaranjados cabellos. Recorrió su cuello con pequeños besos, esperando pacientemente un señal para poder continuar. Quería hacerlo bien, se esforzaría al máximo para que esa sensación de dolor, incomodidad o lo que fuera desapareciese. Quería ser su caballero, su héroe y devolverle esa misma confianza y cariño.

Poco a poco, sintió como el cuerpo de Celica iba cediendo. No estaba muy seguro de si era porque se había acostumbrado, pero juraría que la presión que atrapaba su miembro había disminuido un poco. —¿Celica? —la llamó un poco dudoso, preguntándose si ya estaba lista y aguardó un poquito más, por si quería detenerle. Buscó su mirada, apartó con delicadeza un mechón de su rostro y volvió a besarla, un poco más lento que las otras veces.

Su mano inquieta había vuelto a moverse por la zona baja de la espalda de la joven. Trazó una línea invisible con el dedo, antes de llegar a su trasero y acariciar una de sus nalgas. Estaba ganando un poco más de tiempo, hasta que no pudo seguir reteniendo el ansia y se movió, empujando de nuevo, intentando no ser muy brusco y sobre todo, sin forzar demasiado la resistencia que le ejercía el cuerpo de Celica. —Ah... si... si te hago mucho daño... avísame— advirtió mientras trataba de mantenerse en un suave vaivén.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero

Autoridad :

Inventario :
Vulnearary [2]
Vulnerary [1]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Espada%201

Experiencia :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 R5AMTTX

Gold :
1439


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Invitado el Dom Feb 03, 2019 1:50 pm

Se dejó embriagar por aquellos gestos de cariño, plácidos besos que la recorrían. La maga abrazaba al muchacho, intentando ceder ante esa presencia que la invadía. Las gotas de la lluvia retumbando contra la ventana ya no producían sonido alguno, las chispas del fuego se mantenían solemnes. Estando él delante, todo perdía importancia y gravedad, incluso su dolor.

—Sí—acarició con sus dedos el rostro de Alm, asemejándose casi a un mecanismo para relajarse, cerciorarse de que seguía ahí, o sencillamente para sentirse mejor consigo misma. Repasaba con los pulgares las mejillas contrarias, el resto entrelazándose con el cabello del peliverde, rozando ligeramente las orejas del muchacho. Correspondió su beso con devoción, el contacto de sus labios siendo un bálsamo para ella.   Conseguía que todo pasara a un segundo plano, lo que a ella le bastaba, mas también el contacto con éstos era sumamente especial. ¿Nunca habíais pensado que os podíais perder en los labios de una persona? En esos momentos la pelirroja lo veía bastante plausible.

Sintió un leve escalofrío recorrer su espalda, el cosquilleo haciéndola estremecer, tanto que cuando su acompañante volvió a empujar no fue para nada desagradable. Era una sensación sumamente extraña. Notaba cómo el miembro de Alm se deslizaba continuamente siguiendo su propio ritmo, mas una vez habiéndose acostumbrado a él no le resultaba tan molesto como el primer empujón. Al contrario en todo caso. Había cierta parte que rozaba y… le hacía vibrar.

Se ruborizó ante tal pensamiento. Había sido una transformación en cuestión de unos minutos. Ya de por sí toda aquella situación era acalorada mas si le añadías la espectativa, era un carro sin frenos.

Llegó cierto momento en el que cuando Alm empujaba hacia dentro, Celica igualmente lo hacía con menos fuerza mas intentando que diese con aquella parte que tanto le gustaba. Decidió sentarse sobre el joven,  apoyando sus manos sobre sus pectorales, rodillas sobre la cama, siendo más sencillo para él así, aunque tuvo que contener un gemido. No era lo mismo hacerlo tumbada a decir verdad.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Alm el Mar Feb 05, 2019 6:38 pm

Su respiración se había vuelto irregular, siendo imposible mantener a raya la excitación y el caprichoso sentimiento de querer más. No sólo buscaba aquel delicioso roce con el cuerpo de la chica, ni tampoco ese calor que le embriagaba hasta sentir su piel arder, sino que también quería transmitir esas sensaciones, buscar ese punto que hiciese a su compañera temblar de placer. Su inexperiencia le hacía sentirse torpe, pero ya no era la mente la que guiaba sus acciones, sino su corazón y el hecho de que Celica le aceptase, que su cuerpo poco a poco hubiese cedido a su presencia, hacía que dejase de pensar en los nervios y en el temor a equivocarse.

Lo mismo ocurrió con los gemidos. Los primeros que escaparon de sus labios sin permiso le hicieron sentir vergüenza, pero ahora ya no trataba de ocultarlos. Quería mostrar a su compañera que estaba disfrutando al máximo aquel encuentro tan íntimo y que lo que estaba haciendo le gustaba tanto que no era capaz de expresarlo con palabras. Entornó los párpados, incapaz de retener aquello sentimientos y volvió a estrecharla entre sus brazos, un instante, el tiempo justo en que sus miradas se encontraron y pudo percibir aquel sonrojo.

No pudo reprimir una sonrisa, sintiendo cierto gozo al saber que habían encontrado aquel punto. Besó de nuevo su cuello, aprovechando el acercamiento, antes de que aflojase su abrazo y la pelirroja decidiese sentarse. El cambio de postura le hizo suspirar, ya que volvió a notar la presión alrededor de su miembro y el peso de la joven sobre su cintura, haciéndole más consciente de lo cerca que estaban el uno del otro.

Más, no sólo el cuerpo de Celica le hacía perder la noción del tiempo, sino la visión que le estaba ofreciendo. La chimenea estaba algo lejos de la cama, pero eso no impedía que la luz de tintes anaranjados arropase la silueta de la joven, resaltando el tono de su piel, el sonrojo en las mejillas y las curvas de su cuerpo. Era tan bonita, tan perfecta, que podía estar todo el día admirándola. La amaba tanto que tuvo la impresión de que su corazón había saltado de alegría cuando las manos ajenas se apoyaron en su pecho.

Alzó las caderas, impulsado por aquel sentimiento y buscando rozar de nuevo la zona que parecía haberle gustado a Celica. Sentía como su miembro iba venciendo la resistencia del cuerpo contrario, como si fuese más sencillo deslizarse. Jadeaba a cada embestida y un delicioso escalofrío recorría su columna cuando conseguía llegar alcanzar un poquito más del interior.  Casi sin darse cuenta había aumentado el ritmo de sus caderas, abandonándose a la excitación, hasta que de pronto sintió que estaba llegando a su límite.

Ah... Ce... Celica —dijo entre jadeos y trató de ocultar el rostro con el dorso del brazo —V-voy... ya... n-no aguanto mucho más... —le daba mucha vergüenza decirlo, pero más le avergonzaría el terminar dentro de ella sin avisar. Tampoco sabía si podía hacerlo. Se mordió el labio inferior y retiró despacio el brazo, pidiendo permiso con una mirada.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero

Autoridad :

Inventario :
Vulnearary [2]
Vulnerary [1]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Espada%201

Experiencia :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 R5AMTTX

Gold :
1439


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 06, 2019 6:24 pm

La joven se estremecía junto al movimiento de sus caderas, la temperatura de su piel casi sofocante. Ambos, ignorando lo sucedido hace unos minutos o sus alrededores, se limitaban a ser esclavos de ese sentimiento, de ese placer que los llevaba a continuar con aquel acto. Su respiración, más convulsa e irregular, acompañaba a la escasa línea de pensamiento que poseía la pelirroja en esos instantes. Mantenía la mayor parte del tiempo los ojos cerrados, aunque a veces los entre-abría para observar el rostro de Alm, quien al igual que ella, sencillamente se dejaba llevar, sin importar lo torpes o la poca experiencia que hubieran acumulado.

Era algo surrealista, ¿no? Pensar que ellos hubieran llegado a compartir un momento así. Notaba bajo su palma el acelerado latido de corazón, el pecho bajando y subiendo junto al resto del cuerpo. Empujando los dos a la vez, la profundidad a la que llegaba el sexo del peliverde era mayor, lo que en más de una ocasión le sacó un gemido a la maga. Cada vez que lo hacía, por un segundo pensaba que irrumpía un silencio mágico que a decir verdad hacía tiempo que ya no respetaban en absoluto. No había lugar para la vergüenza en esa habitación llegados a ese punto, habiendo alcanzado el coito de manera tan… unánime.Y ni siquiera sabía tanto al respecto.

La fuerte embestida del caballero nuevamente le hizo soltar un gemido, placentero y deleitoso. Celica no obstante tampoco se quedaba atrás, casi una competición para ver quién hacía gritar más al otro inconscientemente, estrechando a veces las caderas, o aplicando más brío en un empujón, lo que no le era ajeno en absoluto. Su entrepierna era un remolino de sensaciones, su cuerpo vibrante y eufórico.

La declaración de Alm, sin embargo, la trajo suficientemente cerca de la tierra como para pensar.

Voy a… Lo que acudió a la mente de la maga fue el esperma. Conocía suficiente de biología como para saber cómo nacían los niños, y aun así, se sentía inclinada hacia una sola dirección, muy a pesar de las leyes de la lógica.

La muchacha asintió, abalanzándose sobre el chico para besarlo con ternura, mismamente pasión.

—Te quiero, Alm—susurró al oído contrario, dejando un rastro de besos en el cuello. Sentía que era un momento especial para los dos. Tomó una de sus manos, la otra nuevamente en el pectoral del chico, comenzando a empujar con más insistencia.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Alm el Miér Feb 13, 2019 8:56 am

Si aún conservaba un resquicio de realidad en su mente, el beso y las siguientes palabras de Celica consiguieron que su mente terminase de despegar a un mundo en el que no había guerra, ni emergidos, ni siquiera caballeros, sólo ella y su sonrisa. Había cerrado los ojos durante el beso, pues quería sentir al máximo sus labios y sobre todo el cariño que le estaba ofreciendo. Otra vez, su corazón había dado un brinco de alegría, como si aquellas palabras le hubiesen invocado. Era curioso el gran poder que tenía esa frase.

Parpadeó y abrió los ojos, mostrando una gran sonrisa y entrelazando los dedos con los de la chica. —Celica... me haces muy feliz —respondió, haciendo un gran esfuerzo por mantener un discurso coherente, a causa de la agitada respiración. Ante el nuevo embite de la joven, se mordió el labio, sintiendo como el placer escalaba por su espalda y le provocaba un delicioso cosquilleo. No podía aguantar más, por mucho que apretase los dientes, la excitación había alcanzado su límite. Sostuvo con firmeza la mano de Celica y volvió a cerrar los ojos, en un acto reflejo, antes de gemir y derramarse.

Le pareció que el tiempo se había detenido y sólo los latidos de su corazón, aún acelerado, le hacía consciente de aquella realidad. Decir que nunca se había sentido así era más que evidente. Era la primera vez que alcanzaba el orgasmo, o por lo menos la primera vez que llegaba de ese modo. Aún con pequeños jadeos, volvió la cabeza y miró su mano, sosteniendo la de su compañera. La sonrisa regresó a sus labios, porque no sólo se sentía cómodo, sino también feliz, tremendamente feliz. Celica no sólo le había dado su cuerpo, sino también su corazón y eso era algo que estaba dispuesto a proteger y abrazar con todo su ser.

Buscó su mirada y con la mano que tenía libre acarició la mejilla de la joven. Sus dedos se deslizaron por la cálida piel hasta llegar al cuello, enterrándose en su bonito pelo pelirrojo. Acarició suavemente la nuca y se incorporó un poco para poder besarla de nuevo. Jamás se cansaría del tacto de sus labios. —Yo también te quiero, Celica —esta vez lo dijo en voz alta, sin vergüenza. Y si tenía que repetirlo, lo haría. Lo diría las veces que hiciese falta.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero

Autoridad :

Inventario :
Vulnearary [2]
Vulnerary [1]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Espada%201

Experiencia :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 R5AMTTX

Gold :
1439


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Invitado el Dom Feb 17, 2019 12:24 am

Le reconfortaba el apretón de la mano ajena con la suya, sus caderas moviéndose al ritmo de un fuerte vaivén que realmente no duraría tanto como una pensaría. Sabía que el momento se acercaba, el ansia de Alm, su miembro habiendo crecido palpitante al igual que su deseo. Se mordió los labios, empujando con fuerza hacia abajo, conteniendo casi el gemido de sorpresa que se le iba a escapar al sentir el impulso en su vagina. Notaba cómo el sexo contrario se estremecía para dar por terminada una batalla no en el campo sino en la cama. Celica retomaba el aliento que le había arrebatado todo aquel balanceo, su pecho moviéndose arriba y abajo, su cuerpo agotado, sofocado. Al igual que ella, las mejillas ajenas se encontraban coloradas, su pelo hecho un desastre. Sin embargo le gustaba verlo así, revuelto y con un aire salvaje.

Estaba más sensible a las caricias de Alm; no era una sensación desagradable ni mucho menos. Quería que la acariciase, que paseara su mano por cada parte de su cuerpo. No era un deseo fuera de su alcance, ¿verdad? No era pecado.

Con lentitud, la joven levantó ligeramente su cadera, tomando el pene ajeno con sus manos. No tuvo ningún reparo en quitarlo con cuidado de sus genitales, lo que le produjo un escalofrío. Escuchó un ruido viscoso, lo que, sinceramente, le dio muchísima vergüenza ya que procedía de ella, concretamente de su entrepierna. Mas habiendo pasado ya por algo pudoroso de por sí, no es que le fuera a espantar eso…¿no?

La pelirroja, cansada, se deslizó a la derecha del caballero despacio, con buena letra. Quedó de lado, uno de sus brazos sobre el pecho del muchacho, otro sobre la cama, su cabeza sobre el hombro de Alm, los ojos de Celica entrecerrados. El semen se deslizaba más allá de sus piernas, a las sábanas de la cama. ¿Debía lavarlas, tirarlas? La maga ni siquiera quería hablar. La lluvia retumbando contra la ventana, el chapotear del fuego, la respiración del peliverde… Sí, eso era lo que quería escuchar. Era una buena melodía que no deseaba estropear.

Sin siquiera una sábana que la cubriese, Celica procedía a cerrar los ojos, mecida en los brazos de aquel joven mientras aún el calor la arropara lo suficiente. Se dejaría llevar por el sueño, todavía con la esperanza de que al despertar todo no fuera sino una artimaña de su retorcida y sucia imaginación. Atesoraba la evocación de su mejilla sobre la todavía cálida piel de Alm, floreciendo una sonrisa en sus rojizos labios.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Alm el Dom Feb 24, 2019 2:00 pm

Un último cosquilleo recorrió su espalda cuando Celica extrajo su miembro de su interior al separarse. La joven se recostó a su lado y la recibió con sumo agrado. Pasó el brazo por detrás de sus hombros, con la intención de abrazarla y se encogió un poco para disfrutar al máximo del calor que le brindaba su cuerpo y respiración. Estaba tan cansado que cada vez le resultaba más complicado luchar contra el sueño. Sus párpados se cerraban sin permiso, pero se negaba a rendirse.

A pesar de todos los fuertes sentimientos y sensaciones que ambos habían experimentado aquella noche, todavía le costaba creer que todo eso estuviese pasando. Si en verdad era un sueño, no quería despertar y temía que cuando cerrase los ojos, todo se desvaneciese y amaneciese solo, con la amarga sensación de que todo había sido una cruel fantasía.

Pero terminó perdiendo la batalla contra el cansancio. Había dejado caer su mano y ahora descansaba sobre la cintura de la joven, como si quisiera asegurarse de que iba a estar ahí durante toda la noche. Dejó de ser consciente del crepitar del fuego y del sonido de la lluvia. El silencio de la noche y la cercanía de Celica fueron suficientes para que se quedase completamente dormido.

Un par de horas después, una ligera sensación de frío le despertó. Había temblado un poco y se acurrucó un poquito más contra el cuerpo de su compañera, buscando algo de calor. Abrió los ojos y sonrió al ver el rostro de la maga tan cerca de él, despejando el temor que había tenido antes. Despacio y con todo el cuidado que fue capaz, se alejó hasta salir de la cama. Caminó de puntillas hasta la chimenea, el fuego hacía tiempo que se había consumido y tan sólo estaban presentes las cenizas de la madera. Recogió la manta del suelo, la que había cogido antes para, ingenuamente, entrar en calor los dos y regresó a la cama con ella.

Primero tapó a Celica y se coló por el otro extremo, teniendo el mismo cuidado que cuando se apartó, pues no quería despetarla, hasta volver a recostarse a su lado. Besó su frente de manera muy sutil y volvió a dormirse. Su corazón había vuelto a latir con fuerza, respondiendo a la felicidad que sentía. Por la mañana tendría que tomar varias decisiones, pero de una cosa estaba seguro: no volverían a separarles.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero

Autoridad :

Inventario :
Vulnearary [2]
Vulnerary [1]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Espada%201

Experiencia :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 R5AMTTX

Gold :
1439


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Invitado el Dom Feb 24, 2019 11:59 pm

Celica no había soñado esa noche. Todo había sido un manto negro que envolvía la nada, sin cambio. Fue uno de esos momentos en los que su cabeza prefería dejar que el tiempo pasara sin pensar en nada, sin evocar en formas estrafalarias sus miedos o sus deseos en su cabeza. Ni siquiera se percató del frío que hacía, o de los movimientos de Alm en la cama. Estaba lo suficientemente cómoda y cansada como para despertarse por ínfimos detalles. Si se resfriaba pues… Ese sería otro problema. Mas su caballero había sido el espabilado de los dos, recogiendo la manta del suelo, tapados a continuación ambos, reuniendo el calor que necesitaban.

La lluvia continuaba cayendo en el puerto de Chon’sin. Algunos de los mercenarios se habían acostado tarde tras la celebración de su victoria, otros cansados decidieron que era hora de cerrar los ojos. Ellos, no obstante, habían aprovechado parte de la noche de otra manera, una de la que no se arrepentirían jamás y que probablemente fueran a repetir más de una vez. Poco a poco el ruido de la posada se fue desvaneciendo, los pasos cesando, el fuego ya apagado desde hace mucho, y las gotas resonando contra el cristal. Pasaban las horas con lentitud, mas para ella fueron un parpadeo que le separó del mundo de los sueños.

Sus ojos se abrieron lentamente, casi con esfuerzo. Celica notaba la calidez del cuerpo ajeno, queriendo aferrarse con más fuerza a él. Su mano derecha recorrió brevemente los pectorales de Alm, comprobando que todo lo de anoche no había sido sino el comienzo de un viaje. Escuchaba su sosegada respiración, observando en silencio el rostro del joven, tranquilo, apaciguado. Le tranquilizaba saber que tenía buenos sueños. Quiso acurrucarse nuevamente junto a él, no separarse del chico. Sin embargo la luz empezaba a colarse por las raídas cortinas, el amanecer indicando el inicio de un nuevo día para los dos. Asímismo el silencio todavía reinaba en la posaba, por lo que dedujo que todavía el grupo de Alm o esperaba a que amainara la lluvia o seguían dormidos como troncos al igual que él.

La pelirroja, debajo de las sábanas, se pegó más hacia él, entrelazando sus dedos con el cabello verde contrario. Acercó sus labios a la oreja ajena, sus labios formando una curvatura disimulada.

—Alm, ya es de día—una voz aterciopelada en la que también serías capaz de apreciar ternura y picardía—Si no te levantas, voy a tener que levantarte yo—susurraba a su oído, frotando la punta de su nariz algunas hebras de pelo. Le hacían cosquillas, alejándose ligeramente. Podría ser un diligente soldado mas dormido era sencillamente un oso en plena hibernación. Depositó un beso en su mejilla primeramente, otro en el hueso de la mandíbula, cerca de la barbilla. Quiso besarle en los labios, mas fue un ligero movimiento y notó lo pegajosa que estaba su entrepierna. Le dio un escalofrío, cerrándolas por inercia mas era un movimiento equivocado.

Un baño. O un trapo.

Se escurrió por debajo de la manta hasta finalmente salir de la cama. La muchacha no dudó ni un segundo antes de encender nuevamente el fuego de la chimenea. Que el calor inhundara la habitación. Sus silenciosos pasos la llevaron junto a Alm nuevamente, caminando de forma estrafalaria debido al pringue. Era una sensación extraña que Celica no podía ignorar. No obstante, volvió a colarse bajo las mantas, acercando su rostro al del peliverde. Sus labios no iban a terminar en los de él… Contra todo pronóstico, le mordió con poca fuerza la mejilla, recorriendo su cuello de arriba a abajo.

Si eso no lo despertaba, tenían un problema.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Alm el Lun Feb 25, 2019 7:49 pm

El sueño de Alm siempre había sido muy profundo, incluso cuando era pequeño. Toda la energía y nerviosismo que desbordaba a lo largo del día, terminaba dejándole completamente agotado y una vez se tiraba en una cama no había dios, espíritu o dragón que le levantase a la primera. Tras numerosos intentos y mañanas perdidas, sus compañeros habían descubierto que lo que le sacaba más rápido de la cama era, quitarle la manta o la sábana y el olor del desayuno.

Las caricias de Celica le hicieron reaccionar un poco, aunque sus ojos seguían cerrados y se juntó un poco más, buscando aquellas caricias y mimos. La voz de la chica tan cerca de su oreja hizo que entreabriese los ojos, pero su mente aún estaba en ese estado de somnolencia en que las palabras carecían de sentido. —Un poquito más... —replicó sin apenas mover los labios y volvió a cerrar los ojos. La calidez de la manta y la suavidad de las sábanas, ejercían un poder tan fuerte sobre él que se veía incapaz de abandonar aquel maravilloso lecho.

Cuando la pelirroja se levantó, movió la mano y la paseó por el vacío que había dejado, como si la buscase. Más, al no encontrarla, decidió abrazarse a la almohada y rodar para llenar todo el espacio que pudiese. Apenas habían pasado unos minutos y ya estaba otra vez durmiendo como un lirón.

Parecía que su compañera no se había dado por vencida y no tardó en sentir un pequeño mordisco en la mejilla. No fue doloroso, pero no se esperaba aquello y la impresión hizo que pegase un pequeño bote y abriese un ojo. Bostezó y antes de que pudiese decir nada, sintió unas cosquillas en su cuello. —¡Ah! Celica — soltó una pequeña risa y se encogió — me haces cosquillas... ¡Y-ya estoy despierto! —había abierto los dos ojos y rápidamente, sostuvo a la joven por los hombros y la tumbó en la cama, cambiando las posiciones.

Mantuvo la mirada en los ojos ajenos y fue a decir algo, pero guardó silencio al percatarse de lo pegajosos que estaban ambos. Ahora que estaba totalmente despierto, ligeros recuerdos de lo ocurrido durante la noche asaltaron su mente y el rubor no tardó en acudir a sus mejillas —Deberíamos limpiarnos —dijo finalmente y echó un vistazo hacia la puerta cerrada.

¿Quieres que vaya a por agua? Seguro que encuentro un cubo en la cocina y jabón. Podemos utilizar algunas de las sábanas como trapo —no era tan ideal como un buen baño, pero al menos podrían quitarse esa sensación de suciedad y estar más cómodos. Además, la idea de limpiarse juntos... no era para nada desagradable. O también, en vez de regresar a la habitación con los cubos, podían ir a buscar el baño y hacer las cosas bien... Al fin y al cabo, no todos los días se estaba en una posada como refugio.

Si ayer hubo fiesta, todos están durmiendo ahora. Podemos pasear tranquilamente por los pasillos —comentó, abrazándola antes de separarse y quedar sentado sobre la cama —por si prefieres que busquemos el baño.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero

Autoridad :

Inventario :
Vulnearary [2]
Vulnerary [1]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Espada%201

Experiencia :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 R5AMTTX

Gold :
1439


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 27, 2019 2:20 pm

La iniciativa de Alm dejó a la pobre pelirroja sin respiración por lo menos un segundo, esperando quizás un movimiento por su parte. Ella misma adquirió un tono rojizo en sus mejillas, aunque no tan notable como el de su acompañante, tanto que le resultó hasta divertido. No obstante, al igual que ella, sentía lo pegajosos que estaban no solo de sudor, sino ella en sus genitales y él probablemente en su parte baja también. La primera idea era tentadora, no lo iba a negar. La pelirroja se abalanzó sobre el muchacho, abrazándolo por detrás, sus manos cruzándose por el abdomen ajeno. Apoyó su cabeza sobre el hombro derecho ajeno, mejilla contra mejilla.

—Busquemos el baño… No me desagrada la idea en absoluto—susurró, deleitándose con la sensación de cuerpo con cuerpo, casi un sueño que no había tenido esa noche. La realidad había sido endulzada, sus labios depositando un beso en el moflete. Quería evadir la crueldad que les aguardaba en Chon’sin, ambos encerrados en aquella habitación compartiendo un momento que pudiera prolongarse hasta que las estrellas cayeran. Mas lamentablemente el día continuaría su curso y si dejaban que el tiempo corriese ya no habría ningún baño disponible.

La chica entonces se hizo con la manta con la que habían dormido por la noche, levantándose de la cama con mesura, sus pies retorciéndose al notar el frío de la madera; aun sí se puso de pie, enrollando la toalla alrededor de su cuerpo, cubriéndose por encima del pecho hasta casi el propio suelo. Arrastraba la manta a su paso, recogiendo su ropa del suelo. Vio entonces el colgante que Alm quería devolverle en la cama de al lado, apresurándose hacia él. Dejó por un momento las prendas y tomó el accesorio en sus manos, sopesando lo que hacer con él, aunque no le supuso un gran esfuerzo llegar a una respuesta. Tomó la mano de Alm y dejó el colgante en ésta—Que estemos juntos no significa que no quiera que lleves una parte de mí contigo—esbozó una pequeña sonrisa antes de volver a coger la ropa entre sus brazos—Quiera Mila que solo tú me veas desnuda...—dejó escapar un suspiro a la vez que sus preocupaciones.

Abrió la puerta lentamente, leves crujidos resonando por la posada, lo que hizo que Celica se encogiera sobre sí misma por un instante. Asomó la cabeza a cada uno de los lados. Giró el rostro hacia Alm, haciendo un gesto con la mano para que le siguiera. Su corazón bombeaba sangre con rapidez, la adrenalina fluyendo por su cuerpo. Como una sola persona más la viera así… Explotaba. Arderían junto a la sagrada furia de Mila. En realidad era su vergüenza quien le hacía recitar esas palabras en su mente, mas no tenía tiempo para maldecir. Los baños no solían estar lejos de las salas principales… por lo que la pelirroja decidió apostar por la habitación justo contraria a la cocina, lo que fue un éxito.

La puerta estaba totalmente abierta, lo que quedaba era un barreño de grandes proporciones encima de un montículo de piedra donde quedaban restos de madera, cenizas. No sería entonces difícil calentar el baño. Habían algunos cubos tirados por el suelo, un desagüe en el suelo, prácticamente en medio de la sala y una mesa de madera en la que dejó la chica la ropa.

—¿Vas a por agua entonces? Yo me encargo después de calentarla—afirmó con seguridad.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Alm el Lun Mar 11, 2019 9:23 am

La sonrisa acudió con rapidez a sus labios al sentir aquel cálido abrazo. Miró de reojo a la joven, asintiendo con la cabeza a sus palabras. Conocía bastante bien a sus compañeros como para saber que, a no ser que ocurriese algún contratiempo o alguien les avisase de una emergencia, no despertarían hasta bien entrado el mediodía. Tenían que aprovechar ese pequeño tiempo de intimidad que aún les quedaba.

Sus botas habían quedado cerca de la cama y después del tierno beso de Celica en su mejilla, se inclinó para ponérselas. Si tenía que ir a por agua, le tocaría salir fuera en busca de un pozo. Si ya le parecía que estaba frío el suelo del interior de la posada, no quería pensar cómo estaría el exterior, bajo la lluvia y el viento. Tras anudarse bien las botas, se puso en pie e imitó la idea de su compañera, cubriéndose la cintura con la sábana. Total, también habría que lavarla o directamente deshacerse de ella.

Estaba enrollando la tela a su cintura cuando la maga captó su atención, tomando su mano y entregándole de nuevo el colgante que era suyo. Miró primero el amuleto, aquel colgante que le había acompañado en todas sus aventuras, y después alzó la mirada hacia la contraria, volviendo a sonreír. Antes de que se apartase, aprovechó la cercanía para sostener de nuevo su mano y besar fugazmente sus labios. —Si es así, agradezco a Mila que no me prive de admirar tanta belleza.

Ojalá tener todo el tiempo del mundo, porque no sólo eran besos lo que quería entregarle en ese momento. Movió la cabeza, tratando de dispersar esos pensamientos y recogió su ropa. Caminó detrás de Celica, poniéndose de puntillas para ver el pasillo que se extendía más allá de la puerta de la habitación. El silencio caía como una losa sobre ellos y por un momento, tuvo la sensación de haber retrocedido unos años, cuando era un chiquillo que no quería dormir cuando tocaba y correteaba a hurtadillas por la casa. La diferencia, es que esta vez no sería su abuelo quien los descubriese y si veían a Celica así... Por la expresión de la chica, pudo imaginar lo que ocurriría. No, definitivamente, había que ser precavidos.

Tuvieron la suerte de encontrar el baño a la primera y cuando entraron en la habitación, cerró la puerta tras de sí. Echó un vistazo a su alrededor, curioso, pues era la primera vez que entraba en el baño de una posada. Ese lujo estaba reservado para gente con más clase y monedas en el bolsillo que él. No era muy distinto de un baño público, ni una terma, donde solía ir. Era más pequeño, pero tenía toallas y ¡jabón! ero sí que era un lujo.

¡Sí! ¡Yo me encargo! —respondió, haciendo una reverencia exagerada y cogió un par de cubos del suelo. —No tardaré... espero.

Regresó al silencioso pasillo y fue directo hacia la cocina. Supuso que si la posada tenía un baño y una cocina muy grande, el agua no debería estar muy lejos. La puerta de la cocina se abrió con un chirrido y al entrar, casi le da un infarto al encontrar a uno de sus compañeros tirado sobre la mesa. Se acercó despacio y se inclinó para asegurarse de que estaba dormido y no muerto. Fue entonces, al incorporarse, que se fijó en una segunda puerta por la que entraba la tenue luz del exterior.

Aquella puerta daba a un pequeño patio interior y en el centro del mismo había un pozo ¡Por Mila! o estaba agotando su cupo de buena suerte, o los dioses se habían despertado de buen humor ese día. Retiró el pesado tablón que cubría el pozo y se asomó para ver cómo estaba de agua, antes de llenar los cubos. Salió de la cocina, empapado por la lluvia y con el agua casi desbordando. De regreso al baño, tocó con la punta del pie en la puerta, para no asustar a Celica.

¿Crees que con esto será suficiente? —alzó los brazos y enseñó los dos cubos llenos casi hasta el borde. Disimuló el frío que sentía como mejor pudo, pues no quería que la chica pensase que era un debilucho.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero

Autoridad :

Inventario :
Vulnearary [2]
Vulnerary [1]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Espada%201

Experiencia :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 R5AMTTX

Gold :
1439


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 24, 2019 2:51 pm

No pudo evitar que una risa se escapara al ver la exagerada reverencia del peliverde, quien fue rápido y veloz a por el agua que necesitaba. Ella… Solo tenía aquel barreño de compañero. Se agachó para ver lo que quedaba de madera, incluso metiendo el dedo para rozarla. No estaba húmeda por lo que les serviría para calentar el baño. Además, siendo un fuego que no abarcaba demasiado espacio, no llegaría al límite de hervirlos en el camino. Se frotó sus manos, no solo para deshacerse del polvo y la ceniza sino para ganar calor. Tuvo el suficiente valor para sentarse sobre la mesa de madera, la cual no cedió ante su peso incluso después de todo el tiempo que había sido asediado el puerto de Chon’sin. Tuvo que reconocer su mérito, dando leves golpecitos en ésta.

El frío calaba a través de la sábana, lo que le llevó a invocar una pequeña bola de fuego entre sus manos. Era ineludible que a pesar de ser necesario para entrar en calor tuviera cierto respeto y miedo a parte iguales. Debía mantenerla bajo control… Sí, entre sus manos. Eran pequeñas llamas que recordaban los peores momentos de su vida, mas que irónicamente había aprendido a controlar. Su propia respiración comenzaba a desestabilizarse, sintiendo que estaba rodeada por fuego. Lo apagó de inmediato, abrazándose a sí misma en el acto, deshaciendo el nudo que ataba la manta y cubriéndose totalmente por ella salvo la cabeza, frotándose con sus manos brazos y piernas. Casi ni se inmutó al escuchar el toque en la puerta, enfrascada más en un pasado ya inexistente que en la propia realidad. Fue ver a Alm con los dos cubos cuando reaccionó por fin.

—Sí, debería ser suficiente—se bajó de la mesa con cuidado, dando un vistazo hacia atrás para comprobar que estaba cerrada. Se acercó a paso ligero para echar el pestillo. No deseaba ser interrumpida en medio de un baño, para nada. Se dio vuelta ínsitu, instando al peliverde a que echara el agua en el barreño. Ella se ocuparía de la madera restante para calentar el agua. Volvió a agacharse frente a esa pequeña cueva en el montículo de piedra para formar nuevamente una bola de fuego. En el preciso instante en el que Alm vertía el agua en la tina ella encendía los restos de madera seca que quedaba—No herviremos pero tendremos agua caliente para un rato. Se consumirá por si solo—susurró la pelirroja, levantándose. Dejó caer la manta delante del joven, quedándose nuevamente desnuda. Sus zapatos debajo de la mesa, estaba totalmente desnuda—Deberías ir quitándote las botas—aconsejó Celica a la vez que se frotaba los brazos para contener el poco calor que le quedaba.

Rozó con la punta de sus dedos la superficie del agua, ya templada. Las comisuras de sus labios se elevaron, no dudando ni un instante.

Con sumo cuidado introdujo primero una pierna, luego la otra, finalmente sentándose, el agua cubriéndole hasta un poco pasado los hombros. Metió la cabeza también por unos segundos, saliendo con la melena húmeda y el flequillo revuelto, no con el mismo aspecto inmaculado que daba. Su mirada carmesí se fijó en el hombre que se hallaba a su lado—¿Me acompañarás entonces, noble caballero?—lo invitó a entrar en la tina, ya el agua con una temperatura más agradable. Su sonrisa oculta picardía mas a la vez dulzura.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Alm el Lun Abr 01, 2019 10:35 am

Vertió el agua de los cubos en el barreño e internamente agradeció que fuese suficiente y no tuviese que hacer un segundo viaje al pozo. Observó con curiosidad el interior de la bañera, metiendo la mano mientras Celica se encargaba del fuego. Notó como el agua, fría en un primer momento, se calentaba poco a poco. Retiró la mano y miró a su compañera cuando le aseguró que no se quemarían. Nunca había visto ese sistema, le resultaba raro juntar el concepto de una terma con un simple barreño lleno de agua, aunque tenía que reconocer que era práctico.

Cuando Celica se quitó la manta, tuvo el impulso de taparse los ojos, pero se corrigió en el acto y pudo disimular la maniobra como si se estuviese rascando la mejilla. "Qué tontería, Alm. A estas alturas es absurdo sentir vergüenza" se dijo y fue a quitarse las botas y la sábana que tenía enroscada en la cintura. Se volvió al escuchar la voz de la maga y una sonrisa acudió a su rostro al ver esa expresión traviesa. Estaba descubriendo muchas cosas nuevas de su amiga y estaba seguro de que aún ocultaba muchas más sorpresas. —Por supuesto, sería muy poco caballeroso si dejo a una dama tan hermosa sola y desatendida —respondió, alzando el mentón, quizás para parecer un poco más mayor.

Antes de unirse a Celica en el baño, fue a por el jabón. No todos los días se podía utilizar ese objeto casi de lujo; desde luego, esa posada en sus mejores días debió ser un lugar para gente con una enorme bolsa de gold. Metió una pierna en la bañera y el contraste del agua caliente con el frío de antes, hizo que su piel se erizase y se metió rápidamente para sentirse arropado por el calor del agua. Imitó a su compañera y metió la cabeza, sacudiéndola después para apartar el flequillo de los ojos. Se acercó más hacia donde estaba la pelirroja y la abrazó por la espalda, apoyando suavemente la cabeza en su hombro.

Sabes, si te soy sincero, aún me cuesta creer que estemos así —confesó, bajito, como si temiese que todo fuese un hechizo y  se pudiese quebrar si hablaba muy alto. —Ayer partía con mi grupo a expulsar a unos emergidos del puerto y hoy despierto junto a la persona que he estado buscando durante tanto tiempo —se separó un poco y rompió el abrazo —¿Qué vamos a hacer ahora, Celica? No quiero volver a perderte y si nos separamos, sólo estaré tranquilo si es un "hasta pronto".

Por lo menos, aunque cada uno tenía un medio distinto de hacer las cosas, sus motivaciones eran las mismas: hacer frente a esta guerra. O al menos, eso había entendido por lo que Celica había contado. No era el mejor plan de todos, pero si eso era lo único que unía sus caminos, estaba dispuesto a usarlo como excusa.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero

Autoridad :

Inventario :
Vulnearary [2]
Vulnerary [1]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Espada%201

Experiencia :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 R5AMTTX

Gold :
1439


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Invitado el Mar Abr 09, 2019 3:22 pm

Quizás fuera el agua caliente; Celica no soltó una risa, sino con los ojos cerrados elevó la comisuras de sus labios, relajada. Un baño caliente... Hacía cuánto que no disfrutaba de ese lujo. El viaje de Sindhu a Chon'sin no era corto cabía decir, y ninguno de los tripulantes tenía más relevancia que otro. Cuando Alm se fue metiendo en el barreño, ella parecía caer más y más en el hechizo de la tina, su cabeza algo gacha mas su cuerpo anestesiado. Sus párpados siquiera se abrieron cuando los brazos de Alm la rodearon por detrás, sino que se entregó a aquel abrazo, su espalda contra el cuerpo del muchacho, su mejilla rozando la otra. Desplazó sus manos hasta las del peliverde, su respiración sosegada, segura de que ese momento era real y no una fantasía. Ella misma apoyó su cabeza en el rostro del otro.

—Todavía me acuerdo... Admirando a Sir Mycen, manejando la espada, llegar a ser un caballero—al igual que el joven mantenía su conversación en susurros, solamente para oídos de esa persona tan importante—Habrás conocido a muchas personas, tendrás amigos en este grupo...Yo me he limitado a aprender y me aparté del mundo en una casa, recibiendo pedidos para escribir, porque es un trabajo sencillo mas no al alcance de tantos. Quería pensar que la guerra no me alcanzaría en esa pequeña casa... Pero haciendo de mensajera, era imposible apartar los ojos de la realidad. Y la realidad es...que no puedo evitar que acabes con espada en mano y un monstruo al que enfrentarte,Alm—apretó ligeramente las manos ajenas, aunque no duró demasiado. No llegó a fruncir el ceño ni a ninguna expresión tanto de frustración como de pena. Se limitó a descansar en brazos ajenos, dejando que las palabras fluyeran al igual que el agua.

—No puedo coartar tu libertad diciendo que abandones ni a tu grupo ni tus sueños para contentar la simple idea egoísta e ilusa de una vida en la que luchar no sea necesario... De refugiarnos en esa pequeña casa ignorando lo que sucede en los continentes. No quiero ser... esa persona—la palma de su mano izquierda se posó en la mejilla de Alm, acariciándole, luego repasando aquel pelo mojado y revuelto. Celica en ese momento se alegraba de tener los ojos cerrados, para no ver la expresión de su pareja ante las palabras que iba a pronunciar, algo vergonzosas—Una casa para ambos, gatos, rodeados de esa paz que tanto deseo... Podría decirse que ese sería mi sueño, por muy simple que sea. Sin embargo, Alm... El estar a tu lado y compartir una vida juntos, sea en este infernal campo de batalla o en cualquier parte... No pienso en renunciar a ello—dejó su mano caer de nuevo al agua, rendida. Abrió los ojos por primera vez desde que entró en el barreño, observando el rostro que tenía a su lado.

—Completaré mi trabajo aquí en Chon'sin y la respuesta se encargará un mensajero de entregarla de nuevo a Sindhu—le habían pagado por adelantado de todas formas, podría permitirse contratar a alguien para entregar esa respuesta que tanto ansiaban sus clientes—Mientras tú estés vivo... A mi lado...—entrelazó sus dedos con los del chico. Sentía sus ojos humedecerse más que por el simple baño; aún así, no dejó que ni una sola lágrima cayera—Me es más que suficiente—apretó el agarre de sus manos, y una dulce sonrisa brotó de sus labios—Pero que no me entere de que haces locuras en el campo de batalla, ¿de acuerdo? Hazme ese favor—dejando las manos de Alm libres, cambió la posición en la que estaban, colocándose de lado sobre las piernas del muchacho, rodeando el torso ajeno con sus brazos, apoyando su cabeza en el hombro ajeno esta vez. Se encogía ligeramente para que nada más su cabeza sobresaliera del agua, su nariz rozando el cuello de Alm.

¿Qué era lo correcto, lo que más deseaba? Si ambas ideas chocaban, encontraría un camino por el cual cruzar con él de la mano.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Alm el Jue Abr 11, 2019 11:08 am

La realidad realidad era tan cruel, que de no ser por el agua caliente y la cálida y agradable cercanía de su compañera, se habría sentido como si alguien le hubiese lanzado un balde de agua helada. Nunca había tenido problemas en decidir quién ser y qué hacer con su vida, desde que Mycen le hizo levantar una espada de madera, supo que ese era su destino. La vida en la aldea era apacible, cuidar de los animales estaba bien y sus mejores amistades las había hecho jugando entre los maizales y no en un campo de entrenamiento.

Ahora que había conocido las realidades de esos dos mundos, no le importaría una vida tranquila junto a Celica. De hecho, sus planes eran bastante más realistas y aunque le apenaba pensar en aquella encrucijada de intereses, en sus labios apareció una sonrisa. La maga le había incluido en sus planes, aunque fuesen distintos y eso le llenaba de felicidad. Notó cómo aumentaba la fuerza en el agarre de sus manos y se juntó un poco más para estrechar el abrazo.

En su cabeza buscaba las mejores palabras para no entristecer más a su compañera. Al igual que ella no podía obligarle a que dejase la espada, él no iba a arrastrarla a que le acompañase en esa guerra. Con saber dónde estaba y que se encontraba bien era suficiente como para que estuviese tranquilo. Qué fácil era pensar aquello... pero por alguna razón, esas palabras se negaban a salir de su boca. Movió suavemente la cabeza y besó la mano que estaba sobre su mejilla. Y fue entonces, cuando la pelirroja dictó su decisión.

La felicidad en su interior iba aumentando por momentos pero al mismo tiempo estaba preocupado. Mantenía la mirada fija sobre los ojos de la chica y comprendió que estaba haciendo un gran sacrificio. No sabía qué decir, si alegrarse o por otro lado insistir, no ser egoísta y convencerla para que escogiese lo que le hiciese feliz. ¡Diablos! ¿por qué las cosas eran tan complicadas? Suspiró bajito y aprovechó que estaba sentada en sus piernas para volver a abrazarla.

Se pueden hacer las dos cosas —respondió finalmente y volvió a mostrar una pequeña sonrisa. —Vivir pacíficamente en una granja, a nuestro aire, es un plan que me complace mil veces más que morir en un campo embarrado. Pero para eso, necesitamos paz y la única manera de conseguirlo es luchando, aunque nos pese —alzó la mano para apartar unos mechones del rostro de su querida compañera. —Podemos construir juntos nuestro futuro y después descansar con la buena sensación de haber hecho un gran trabajo.

Una casa llena de gatos, con un pequeño jardín y un naranjo que les despertase la buena nostalgia. Quizás, más adelante, una casa llena de vida alentada por las risas y los juegos de un crío. No estaba mal esa vida y con gusto, lucharía con todas sus fuerzas para conseguirla. —Y no haré locuras, ya he comprobado lo peligroso que puede ser un enemigo con un hacha —agregó, tocándose la cicatriz en su hombro. —Además, ahora que estás aquí, no quiero dejarte sola.

Hizo una pequeña pausa, dejando que el silencio se asentase en el ambiente e inclinó la cabeza para poder besar los labios de su compañera, o mejor dicho, su pareja. —Te quiero. Te quiero tanto que no puedo esperar a compartir una vida contigo.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero

Autoridad :

Inventario :
Vulnearary [2]
Vulnerary [1]
Espada de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Espada%201

Experiencia :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 R5AMTTX

Gold :
1439


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 13, 2019 11:09 pm

Las ideas que Alm le susurraban eran muy tentadoras, dulces al igual que la miel, mas le fría realidad era que nunca habría la tan deseada paz que anhelaba mientras los emergidos fueran tragándose la tierra poco a poco, deshaciéndose de todo lo que se interpusiera en su camino. Sus palabras sin embargo eran alentadoras, viendo una luz al final del túnel a pesar de que su futuro era tan oscuro como el cielo cubierto de nubarrones de aquella noche, negro como el carbón, haciendo su presencia visible, real, recordándole que existía. Así eran también los soldados sin alma que caminaban por los continentes, haciendo palpable la sensación del miedo, la desesperación en cada familia.

—Hay más cosas peligrosas que un hombre con un hacha. Pero confiaré en ti—esbozó una pequeña sonrisa, reposando su cabeza en el hombro ajeno. No sería la tranquilidad que deseaba mas estaría para él. Quizás un poco de ayuda para evitar que saliera peor de lo que entraba en el campo de batalla. Acarició los pectorales del peliverde, frotando levemente la cicatriz del hombro ajeno para examinarla. No había sido grave… y eso conseguía apaciguarla. Levantó ligeramente su cabeza para corresponder aquel beso, más largo que cualquiera fugaz que se hubiera podido dar esa noche.

Estaba aterrada. No quería perder la felicidad de ese momento, de estar con la persona que amaba, mas la idea de que algún día se le fuera arrebatada al igual que su anterior vida, solo cenizas que lamentar y por las que llorar. Asustada, dudando de si tomaba las decisiones correctas o era una nueva trampa que el destino plantaba en su camino. Esa sensación agridulce de haber conseguido algo pero no para siempre… Celica podía saborearlo, más por temor y su propia paranoia. Mas para Alm, siempre guardaría una sonrisa por mucho que todo a su alrededor se hundiera, se quebrara. Porque aquel chico se lo merecía, una persona que pudiera recibirlo con una expresión de júbilo, regocijada; que sintiera la paz del hecho de tener un hogar permanente en el que encontrar descanso entre un mar de muertos.

De su boca brotó una suave risa, armoniosa y disimulada. Desplazó sus brazos alrededor del cuello de Alm, obligándole a mirarla de alguna forma—Ya la compartimos, tontín—depositó otro beso en los labios ajenos antes de aflojar sus brazos, yendo su mano a otra parte, concretamente hacia el jabón. Olía bien incluso pasado tanto tiempo. Era de buena calidad, no lo podía negar.

—Bueno, es hora del jabón. ¿Cuánto tiempo crees que tendremos hasta que unos mercenarios hambrientos empiecen a salir de sus habitaciones?—preguntó más que pragmática, solo para ver el rojo en los mofletes del peliverde.

Estaba en casa.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Eliwood el Sáb Abr 20, 2019 11:52 pm

Tema cerrado. 110G a cada participante.

Celica ha gastado un uso de su tomo de Fuego.
Alm ha gastado un uso de su espada de acero.

Ambos obtienen +2 EXP y +1 Bonus EXP!

Gracias al aumento de experiencia, Alm obtiene un nuevo skill de la rama Mercenary:

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Anonimato Anonimato - Permite al mercenario, si así lo desea, no ser notado como enemigo, pudiendo moverse con libertad en el campo de batalla. Ni emergidos, ni otros usuarios podrán notarle como enemigo. Sólo se le comenzará a atacar cuando el mercenario ataque por primera vez en el tema.

¡Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Iwzg0SR
Lyndis [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 JEIjc1v
Nils [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 JEIjc1v
Izaya [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 JEIjc1v

Especialización :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Espada%202

Experiencia :
[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Iu4Yxy1

Gold :
478


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm] - Página 2 Empty Re: [+18][Campaña de Conquista]No nos separe la espada[Privado.Alm]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.