Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Por la gracia de Ylisse. Ficha de Ilwyn

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Por la gracia de Ylisse. Ficha de Ilwyn Empty Por la gracia de Ylisse. Ficha de Ilwyn

Mensaje por Ilwyn el Miér Ene 02, 2019 8:03 pm

Ilwyn
Knight
Astucia y nobleza son enemigos de la pérfida sierpe

Datos
Nombre: Ilwyn

Edad: 23 años

Clase: Knight

Especialización: Espadas

Afiliación: Ylisse

Ocupación: Caballero vasallo de Ylisse

Personalidad
Ilwyn, recién nombrado caballero de pleno derecho, se trata de un joven y aguerrido jinete que, de ademanes refinados, sonrisa cautivadora y mirada más pura que su corazón ennoblecido que, habiendo jurado ya sus votos, se compromete a cumplirlos por la sagrada labor que corresponde a un buen hijo de Ylisse, al servicio de su patria, la Venerable y, por consiguiente, del divino dragón Naga. De ilustre apariencia, demuestra rectitud allá adonde va, habiéndose convertido ya desde su nombramiento como escudero, en un baluarte de los valores que definen su propia existencia, así como los dados por su inquebrantable y sincera fe, a la que defenderá a capa y espada.

Educado como el varón menor de sus tres hermanos, y entregado por ello a la vía de las armas, era un mozo de espíritu curioso, alma cándida y despreocupada, que trataba de ver luz donde reinaran las tinieblas, que no temía a nada ni nadie, algo terco mas bien intencionado, impulsivo y, sobre todas las cosas, humilde. Criado como un caballero de bien, no tardó en interesarse por el cuidado de las monturas, siendo uno de sus pasatiempos favoritos, a la vez que, como muchos escuderos, se fijó un ideal: el del caballero sagrado que, de corazón radiante, trajera esperanza a aquellos que la necesitaran, en pos de iluminar y crear un mundo mejor con su palabra, vía y acción.

Durante su tiempo como escudero, abrazaría la religión de Naga como una de sus mayores prioridades, a la vez que su educación proseguía, brindándole al mozalbete estímulos para sus metas en forma de novelas caballerescas, cantares de gesta y el estudio de la historia, a la vez que sacaba inspiración de la figura de su mentor, un viejo caballero retirado, amigo de su padre.

Llegaron las juras de sus votos cuando tenía 21 años, y él, ya curtido en su propio camino, los enumeró y explicó, como a día de hoy yo paso a relatar:

-Fidelidad: "Sea mi palabra absoluta en cuanto a mi lealtad, pues de haberme pronunciado, vinculado quedaré por medio de ésta"

-Humildad: "Mi camino no es de oro ni plata, y por ello me despojo de mis títulos, a excepción del de caballero vasallo de Ylisse y su Venerable. Que la gloria de mi nombre sea mía, y no de nadie más. Lo ganado, de mi sudor será fruto".

-Protección del desdichado: "Seré guardián del pobre, del desamparado y desprotegido. No descansará mi espada mientras haya tiranía y tristeza asolando la tierra bajo el cielo"

-Unión con la Santidad: "Tan cierta como la pureza y bondad de Naga sea mi cercanía a su fe. De sus preceptos aprendo, al igual que ellos son merecedores de mi respeto".

-Razón: "No caeré en la brutalidad, así como de la mente haré una segunda espada, y un fuerte escudo, pues si en batalla mi acero me salva, de mil peligros oculto ésta me guarda".

-Honra: "Quiera Naga que mi camino de honor se llene, así como que no caiga en la tentación que es el sendero de la deshonra".

-Lucha contra el mal: "La amenaza del mal persiste en mil formas, y no tiene lados a los que atenerse. Vigilante he de ser ante este hecho, y alzarme en consecuencia".

Ya hecho juramento, alzóse el caballero, Ilwyn de Ylisse, no como jinete, sino como adalid, ya formado para cumplir sus obligaciones.

Orgulloso de su camino, Ilwyn se ha convertido en alguien popular, por diversos motivos.

Cortés, galante con las damas, honrado y tranquilo, risueño, capaz y abierto de mente, así se le define en buenos términos, mas ha demostrado que su lengua es mordaz y que, en presencia de la maldad, acecha como un depredador a aquellos que lo merecen, mientras se prepara para arremeter con brí, arrojo y donaire, buscando un camino glorioso y un relato imperecedero. Pensador, caballero, galán y defensor de la luz. Así es Ilwynd de Ylisse.

Historia del personaje
Fruto del próspero y laureado matrimonio de Kristinne y Eloy Laechdan, Ilwyn nació como tercer hijo varón de la pareja, por detrás de Klaus y Grégor, respectivamente, en el seno de una familia de la baja nobleza de Ylisse, país próspero hogar de la Venerable y la iluminada iglesia del dragón divino Naga.

Ya desde muy crío Ilwyn pareció destacar precisamente en aquello que, siguiendo la tradición, se convertiría en su labor futura, pues sus padres, de forma diligente, comenzaron con la educación de sus tres retoños, separándoles casi por completo en su más tierna infancia. A Klaus, como primogénito, le centraron en convertirse ne un gran heredero del patrimonio familiar, mientras que a Grégo se le confió a un erudito de las artes literarias y las ciencias, con tal de que siguiera el mismo camino en el futuro, como era su deber. Quedando sólo Ilwyn, se le encomendó entonces a la vía de las armas, y su padre, creyendo que así su casa podría ganar algo de influencia, lo mandó junto a un caballero ya retirado y herido en una pierna, de enhiestos bigotes y fuertes espaldas llamado Sir Percival, amigo de la familia tiempo a.

A la temprana edad de siete años, comenzarían las andanzas de nuestro futuro caballero, que apartado de su familia y en casa ajena, trataría de llevarlo lo mejor posible en el largo camino que aún le quedaba pendiente. Siempre curioso e impulsivo, traía de cabeza a Percival, que trataba de mostrarle con su tono serio y áspero lo que significaba ser un caballero, y mucho más importante, qué alma debía de poseer ya como escudero de bien. Al principio, no comprendía las largas charlas con el hidalgo, que de terco y disciplinado que era a veces parecía de piedra, y lanzaba conjuras entre susurros sobre lo difícil que era la labor impuesta por su maestro y su padre, a la par que maldecía el tener que seguir la senda impuesta. Mas un buen día, percival le relataría las hazañas de diversos jinetes que, en tiempos de oscuridad brillaban más que el sol, preservando sus ideales y salvando siempre a los inocentes de los convulsos tiempos en los que les había tocado vivir. Fascinado por las gestas y cantares, trataba de escabullirse tras sus prácticas para leer de forma precaria los libros de caballería que guardaba el hombre en su casa.

Ya más crecido, Ilwyn habíase convertido en un mozo resuelto, entregado y sobre todo, un gran aprendiz de su maestro, destacando tanto como por su desempeño montado como en los cuidados que brindaba a los corceles, siendo alabado por su amor y encomio a esta tarea en diversas ocasiones. Pasaba el tiempo, inexorable, y el escudero se hacía más capaz, siendo hábil con la espada y diestro en la equitación a la par que, ya cultivado por las historias, cantares, escritos históricos y religiosos, se acercaba cada vez más al nivel que alguien de su posición debía tener. Ya a los veintiún años, llegaron sus juras, en las que se destacó muy por encima de los demás caballeros, que centrados en asuntos banales realizaban juramento, pues no sólo fue su ascenso a caballero, sino su renuncia a su mismo título y su pertenencia a su propia familia, realizando incluso un estandarte propio.

Venía esto de su época de aprendizaje, en la que, viendo la realidad de los demás escuderos como él, dióse entonces cuenta de que, si quería convertirse en el poderoso campeón que quería ser, debía entonces sacrificar sus derechos de nacimiento, en pos del crecimiento y la gloria personales, por la fuerza de su brazo y sus honorables causas, que le traerían la virtud y el flamante arrojo que necesitaría para ello. Nombrándose vasallo a secas de Ylisse y su Venerable, procedió a realizar empresas en pos del bienestar de su nación. La amenaza emergida era fuerte, y por ello dedicó sus brazos a semejante tarea, viéndose envuelto en cruentas batallas y en salvamentos de aldeas y pueblos pequeños como campeón de los justos. Durante una de estas pequeñas cruzadas, cayó por desgracia de su corcel,muerto en batalla,  quedando entonces atolondrado y a punto de morir a manos del enemigo implacable, indigno de la luz de Naga y el sol. Mas por ventura, salvado fue en las últimas por una montura ajena, perdida en el caos de la batalla, que arrolló con fuerza a su atacante. Subió entonces a la yegua rescatadora y consiguió salir de una pieza de aquel despropósito.

Bautizó a la yegua de inmaculado pelaje como "Lirio", en referencia a su flor favorita, y la tomó como su montura, pues el dueño de la misma jamás fue encontrado.

Dedicado en cuerpo y alma a su patria querida, ve como el mundo es sacudido por la crueldad y mortal presencia de los muertos que, alzados, amenazan la bondad y la seguridad de todos, así como la corrupción y la perfidia alzan banderas propias en diferentes lugares, con diferentes nombres. Galopante su figura, no debe cejar en su empeño y noble causa, por sus juramentos y aquello a lo que ama. Su cruzada no ha hecho más que comenzar.

Extras
-Ama quedarse en las colinas junto a Lirio durante los mediodías observando el paisaje.

-Su galantería es su principal defecto, pues suele meterse en problemas por ello.

-Su estandarte

-Una de sus mayores aficiones es el baile.

-No tiene ningún tipo de contacto con sus hermanos.

-El primer caballo que montó era un zaíno llamado Rocín.

-En sus ratos libres ama escribir o leer poesía, aunque su pasión son los cantares.

-Su última yegua, Clarisa, es el motivo de uno de los poemas que escribió a su muerte.

-Se muestra como un caballero que, aunque refinado, ha repudiado sus orígenes nobles.

-Su personalidad risueña, bondadosa y su figura de "adalid" le han ganado el cariño del populacho.

-Para sus adentros, es una persona que se exige demasiado a sí mismo, pues su ideal de perfección le hace ser tremendamente estricto.

-Es un gran devoto de la iglesia de Naga, y respeta la figura de la Venerable muchísimo, pues considera que su luz guiará a Ylisse a buen puerto.

-Su seña de identidad es que suele regalar lirios a las doncellas y a aquellos que le agradan, como pequeño presente.

-Su fruto favorito es la granada. Lo que más odia es el apio.



Procedencia
Nombre original del personaje: Sir Gawain
Procedencia: Saga Fate

Spoiler:
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Knight

Cargo :
Caballero

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
Por la gracia de Ylisse. Ficha de Ilwyn Espada%201

Experiencia :
Por la gracia de Ylisse. Ficha de Ilwyn Jm5byz1

Gold :
147


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Por la gracia de Ylisse. Ficha de Ilwyn Empty Re: Por la gracia de Ylisse. Ficha de Ilwyn

Mensaje por Eliwood el Lun Ene 07, 2019 1:14 am

¡Ficha aprobada! ¡Bienvenido!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Marth Por la gracia de Ylisse. Ficha de Ilwyn Iwzg0SR
Lyndis Por la gracia de Ylisse. Ficha de Ilwyn JEIjc1v
Nils Por la gracia de Ylisse. Ficha de Ilwyn JEIjc1v

Especialización :
Por la gracia de Ylisse. Ficha de Ilwyn Espada%202

Experiencia :
Por la gracia de Ylisse. Ficha de Ilwyn Iu4Yxy1

Gold :
1092


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.