Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social]Encuentro natural [Priv Skjöld]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social]Encuentro natural [Priv Skjöld]

Mensaje por Gilead el Miér Ene 02, 2019 4:19 pm

Ugh... La cabeza me estaba matando, y no llegaba a conseguir bebida para matar esa resaca, así que me tenía que joder y conseguir dinero, siendo de esa manera tener dinero y también la comida gratis. Ventajas de conseguir tu propia comida y pieles, ahorras bastante el dinero de esa manera en sí, dinero que iba directo a bebida, así que estaba desplazándome por un bosque lleno de maleza, agachándome para poder llegar a vislumbrar bien las huellas de los animales, y de paso también tratar de ver que posibles peligros existían. Emergidos eran algo habitual desde que todo ocurrió, pero parecía que no había amenaza de ellos, así que solo tendría que conseguir eliminar a los animales y despellejarlos entre otros, una tarea fácil en sí. Me acercaba, les rompía el cuello o les perforaba el corazón con una flecha, y luego cuchillo al canto para terminar con sus vidas y conseguir aprovechar la carne y las pieles.

- Uhm... Interesante... - Dije para mi mismo, dado que había encontrado un set de pisadas que no eran habituales. Eran pesadas en sí, y claramente humanas. Y dado que solo había uno de esos rastros en vez de varios, suponía que estaba solo ese hombre... Si era una mujer mejor alejarme, a saber que peso pesado sería en anchura... Igualmente, al parecer esas pisadas también se dirigían por donde iban los animales, así que me tocaba seguir ese rastro en sí. Me erguí de nuevo, estirando mis músculos avanzando a través de la maleza con cuidado para evitar alertar a mis presas, algo que a muchos les sorprendería por mi tamaño, pero me gustaba sorprender de esa manera a la gente. Siempre esperan que sea ruidoso... que lo soy, pero también puedo ser cuidadoso y silencioso cuando me lo proponía. Aunque no hacía favores el llevar mi yelmo con las pieles y la cornamenta de un ciervo, pero era una de mis señas de identidad.

Ahora simplemente tendría que irme acercando poco a poco, y luego recolectar mi recompensa... junto con tener un ojo avizor en busca de aquella persona que estaba rondando por el bosque. Ojalá lo que me encontrara fuera un cadáver, sería tan sencillo recoger todas sus cosas para mi beneficio y dejarle tirado, pero si estaba vivo... quizás pudiera conseguir algo de dinero de él a cambio de ponerle a salvo. Todo en pos de conseguir mas bebida con la que disfrutar, entre otros claro. Los placeres de la carne eran algo que siempre era de disfrutar, aunque fuera algo escaso. Hice un gruñido pequeño, notando otra punzada en la cabeza por la resaca... Ojalá tuviera la bebida para hacer callar a esta resaca continuada...
Afiliación :
- renais -

Clase :
archer

Cargo :
cazador

Inventario :
arco de bronce [2]
vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
82


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social]Encuentro natural [Priv Skjöld]

Mensaje por Skjöld Heilfsson el Sáb Ene 05, 2019 6:27 pm

Respiré profundamente, completamente en silencio, amparado por los altos quejigales, cuyas cortezas nudosas dibujaban formas, rugosas e incomprensibles, narradoras silenciosas de historias y cacerías de antaño, cómplices enmudecidos del misterioso y bestial embrujo que poseían las forestas de estos lares, donde ni siquiera los muertos se atrevían a marchar, a excepción de los danzantes que, carentes de brillos malignos y carmesíes por ojos, perpetuaban la esencia del bosque. La maleza, crujiente como las hojas en otoño, se extendía como un manto eterno e infinito, conservando las huellas de los seres que habitaban entre la espesura, ocultos, tratando de sobrevivir, libres y poderosos. Me había separado del campamento hacía ya tres jornadas, espoleado por las visiones que había tenido en sueños desde que habíamos montado campamento por primera vez en Renais, en el continente perdido, Magvel. Corrupto y abandonado, el reino había caído, siendo pasto de los muertos donde había hombres y de las fieras donde no, habiéndose convertido en tierra de supervivientes. No era de extrañar que estos parajes, remotos y hechizantes, fueran el objetivo de Pryam, el gran lobo cazador, que exigía tributo como era su derecho. Su semblante lupino y fiero me perseguía en mis delirios, entre gruñidos y aullidos, entre bruma y hojas, mientras los robles sinuosos me ocultaban el objeto del deseo del furibundo y estricto dios al que oía en mis pensamientos. Farfullando, despertaba entre rugidos, mirando las sendas que llevaban a las forestas. Había llegado la hora de cumplir con su voluntad. Sin más armas que un cuchillo y mis propias zarpas, me había internado en la arboleda, habiendo prometido a los míos que regresaría en la siguiente luna nueva, como marcaba la tradición.

Arrastrado por la necesidad de realizar la caza, había vagado por la zona durante dos días, buscando consejo. Las bestias del bosque susurraban a mis espaldas conforme seguía mis instintos, abandonando cada vez más al hombre que habitaba dentro de mí, entregándome a la verdadera naturaleza que poseía. Alcé la vista, observando con calma las copas de los árboles, que se mecían levemente ante los soplos ocasionales del viento. Mochuelos escondidos ululaban, como un coro de voces apagadas y perdidas en el ambiente, música para mis oídos. Tensé los músculos de la espalda y proseguí la marcha, lenta y marcada entre los troncos, aspirando con fuerza el aroma de estos lares, buscando discernir el rastro de algún animal que ofrecer al can, junto a cánticos, hidromiel y luego, silencio. Aunque mi nariz no consiguió guiarme, si lo hizo mi vista, la cual halló un pequeño rastro, de pezuñas amplias, dispuestas a cuartas por y en línea, dirigiéndose a la profundidad del bosque. Sonreí, agachándome para coger parte de las hojas e hierbas que había cerca de las huellas, olfateándolas con ansia. Ciervo. No había ninguna duda. Un macho en plena berrea, agresivo, vigoroso y territorial, cuyo paso por esta zona era reciente. Una voz grave, entre gruñidos, me susurró en mi mente entonces.

-De su carne harás mi gloria, y de sus cuernos, abalorios bañados en sangre-clamaba Pryam, dejando claro cuál sería su rito.

Gruñí incorporándome, notando una punzada en la espalda. La sensación de ser acechado me recorrió el cuerpo, crispándome sobremanera, alentándome a ponerme en guardia. ¿Se trataría de otro cazador? No había hombres en estos bosques. Observando al frente, decidí proseguir, pues de nada servía encararme contra lo que parecía un mal presentimiento. Al menos hoy no. Seguí las huellas, completamente alerta, notando que entre el olor a ciervo se discernía algo. Muerte. Caminé un tiempo, mientras los aromas se intensificaban arremolinándose en torno a mi persona, ya hecha al terreno. Mis ojos veían más adelante un claro, y mis demás sentidos decían que, a la izquierda del rastro, había algo. Me giré para encontrar, de forma casi macabra, una cráneo alargado situado cerca de un tronco podrido, en el que se podían distinguir dos largos espolones, restos sin duda de una cornamenta ajada por el paso del tiempo. Me acerqué a ella en silencio, observando cómo la forma inequívoca del cráneo de un ciervo se hallaba cerca de las huellas de aquel al que seguía, ya de tonos apagados, oscurecida, dejando así evidencia de su muerte en este bosque. Majestuoso en vida, ahora sería símbolo de muerte. Tomé la bota, llena de hidromiel, y llevándola a mis labios, los mojé con su espirituoso contenido. Llevé mi mano zurda a ellos, y tras untar mis dedos de bebida,los llevé al cráneo, esparciendo el hidromiel en su superficie, en solemne silencio, dibujando formas en la misma. Y allí me mantuve, quieto tras el rito, observando al muerto, mientras el soplo del viento mecía mi barba, libre como yo en estos momentos.
Afiliación :
- Mitgard -

Clase :
Fighter

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
elixir [4]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
355


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social]Encuentro natural [Priv Skjöld]

Mensaje por Gilead el Dom Ene 06, 2019 8:55 am

Mis pasos seguros iban deslizándose por el bosque sin hacer ruido alguno, pasando a seguir ese rastro que me permitiría conseguir esa presa, con tal de hacer dinero para beber en un principio. Posiblemente pasara a tener que usar mi arco para cazarlo tranquilamente, pero también sería bueno que simplemente saltara encima de aquella bestia y romperle el cuello rápidamente. Eso me ahorraría flechas, aunque también hacía que fuera algo más esforzado el intentar cazarlo... Bueno, cuestión de ir poco a poco, camuflado como pudiera para alcanzar a la bestia en sí, dado que si no la alcanzaba, posiblemente tuviera que fastidiarme y tratar de ver que hacer a continuación... Aunque parecía ser que había otros planes en sí, dado que los pasos pasaron a llegar a un punto que no terminó de gustarme en sí.

El rastro había terminado en donde existía un cadáver de un ciervo, sin su cabeza. Si no fuera poco, había pasado a ser degollado de tal manera, que no había dejado una pieza factible. Mascullé en rabia, dado que había gastado mi tiempo para nada, y quería llegar a saber bien quién había sido el estúpido para hacer esto. Pasé a seguir adelante, dejando ese cadáver ahí sin problemas, intentando ver algo... El caso era que vi a un hombre de casi mi misma estatura, haciendo lo que parecía un rito al cráneo del que suponía que era el ciervo. Cualquiera pensaría que ese había sido quien había hecho eso al cadáver del ciervo, pero aunque no lo pareciera la mayoría de veces, tenía un cerebro bastante bueno que usaba, y francamente, si estaba tratando con respeto o algo parecido a un cráneo de ciervo, dudaba que fuera a descuartizar de esa manera el resto del cuerpo. Claro está, siempre podía ser un loco, pero no lo parecía del todo.

Me posé en un árbol, subiéndome con tranquilidad, quedando encima de dicho árbol sin problemas. Al menos ahora si intentaba atacarme, tardaría en alcanzarme y podría dispararle con mi arco si era necesario. - Si ese es un ritual para purificarlo, mejor date prisa... Aquello que lo mató sigue por este bosque. - Dije, con tono aburrido. No me apetecía tener que hablar con esa persona, pero tampoco es que supiera demasiado que era lo que había provocado esa carnicería en el ciervo, y antes que enfrentarme en solitario a esa bestia o persona totalmente loca, prefería tener a alguien más que pasara a ir por delante a ser posible, que se tragara todo intento de causar daño. El que luego lo dejara allí después de solucionar las cosas era otra historia, pero de momento estaba todo yendo como mas o menos quería... si es que llegaba a conseguir una buena pieza para llevar a comerciar al final.
Afiliación :
- renais -

Clase :
archer

Cargo :
cazador

Inventario :
arco de bronce [2]
vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
82


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social]Encuentro natural [Priv Skjöld]

Mensaje por Skjöld Heilfsson el Lun Ene 14, 2019 7:04 am

Observaba el rostro silencioso del difunto venado con reverencia, mientras mi mente, sumida en el trance del ancestral rito que acababa de realizar, viajaba por mis recuerdos más ocultos, trayendo a mí los fantasmas y sensaciones que, retorcidos por el paso del tiempo, servían de ancla para mi moribunda conciencia, perdida entre rugidos, golpes y bramidos de cuerno. A mis pies yacía el cadáver olvidado de una bestia que, muerta tiempo a, una vez transitó los senderos que yo mismo pisaba, aquellos que, ocultos para los hombres, creaban las fieras danzantes en plena foresta, dando luz y destruyendo la misma vida que les había sido otorgada, dejando solo huesos al abandonar este mundo. Recordaba aún mi primera cacería, espoleada por el hambre, cuando era cachorro, abandonado a su suerte por aquellos que me repudiaban y maldecían en secreto, sin más arma que mis manos desnudas y un par de herramientas de piedra, creadas con la poca astucia que poseía, siguiendo por primera vez los designios invisibles de aquellos que regirían mi vida en un futuro. Dando pequeños pasos, en aquel momento seguí la marcha débil de un cervatillo que, herido, se había separado de su madre, encontrándose conmigo, hambriento y desesperado. Sus ojos asustados me observaron curiosos hasta que, empujado por mis instintos más primarios, me lancé sobre él, dándole muerte a golpes, vociferando, consumido y salivante, deseando acabar con su temprana existencia para proveerme de algo de carne con la que apartar al final, acechando mis huesos. Su rostro descompuesto por el dolor y los bramidos se quedó silencioso y sangriento conforme yo hacía mella en su cuerpo arrancando carne a jirones y destrozando sus tendones. Al final, quedaría como esta calavera a la que hoy reverenciaba como prueba de que, aún majestuoso en vida, todo ser en este mundo perece, inevitablemente.

Di un respingo al notar en mis carnes la sensación de que algo se acercaba, sintiendo cómo mis cabellos y barba se erizaban y apretando los dientes, alarmado y bufando, como un animal, preparado para lo que pudiera pasar en estos bosques. Los susurros en el interior de mi cabeza, realmente ladridos bajos de Fyrdr, me alentaban a alejarme de la zona, mientras mi cuerpo se negaba a cumplir con su voluntad, anclándome al suelo en silencio. El ligero crujir de las hojas cercanas me puso sobre aviso, mas yo, embelesado por la belleza mortuoria del cráneo, hice caso omiso a los estímulos, respirando profundamente en medio del lugar, callado y perdido en mis pensamientos. Sin embargo, este silencio se quebró cuando, desde la copa de un árbol, oí una voz, de procedencia claramente humana. Alcé mi vista lentamente, casi como si no comprendiera qué significaban esas palabras, extrañado, con los mismos ojos que un can aturdido. Sobre las ramas de un roble, se situaba la enorme figura de un hombre que, vestido con pieles y huesos, parecía un morador de la naturaleza, de piel curtida y musculatura prominente, de rasgos apenas visibles pues, entre sus pinturas faciales y su cabeza rematada con un imponente cráneo de venado, mantenía su rostro casi oculto. La cornamenta de su yelmo era sin duda magnífica y poderosa, quizá un abalorio o recordatorio del vigor de las bestias, o del valor de la pieza. ¿Cazador o habitante de la espesura? No lo tenía del todo claro, mas lo que sí lo estaba era que se dirigía a mí.

-No purifico sus restos-gruñí, bajando la vista. -Sólo venero su presencia en estas tierras, cazador, con hidromiel y susurros hoscos. Murió hace demasiado tiempo, no temas de las fieras-aclaré, con voz ronca, llevándome después la bota de hidromiel a los labios y bebiendo de ella gustoso.

Le dirigí una mirada entre curiosa y huraña, pues no acostumbraba a encontrarme hombres en mis cacerías rituales. Un pequeño graznido en mis oídos, inexistente para él, me dio una idea.

-Coge la bota y bebe, cerrando el rito-dije, ofreciéndole el hidromiel desde el suelo.

Ese gesto pareció despertar a Pryam que, por primera vez en mucho tiempo, me habló desde su forma humana, con voz calmada y solemne, aunque yo supiera que su juicio sería, como poco, sangrante, al final de la batida.

-Necio el lobo que caza solo, habiendo manada. Observa sus formas, hijo de hombre. Quizá puedas aprender algo-dijo en tono burlón, para rematar.
Afiliación :
- Mitgard -

Clase :
Fighter

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
elixir [4]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
355


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social]Encuentro natural [Priv Skjöld]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.