Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[CAMPAÑA DE LIBERACIÓN] Fraternidad grimante [Priv. Ephiram]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[CAMPAÑA DE LIBERACIÓN] Fraternidad grimante [Priv. Ephiram]

Mensaje por Gangrel el Lun Dic 31, 2018 5:09 am


Campaña de liberación en nombre de Renais

Estaba en Manster todavía cuando recibió las misivas del joven rey de Renais. El rey Gangrel recibió con buen humor la noticia del alzamiento de un nuevo país grimante. Envió misivas a diestro y siniestro, movilizó a las tropas y en menos de dos días, una cuarta parte del ejército plegiano fue movilizada dirección a Magvel. Por lo tanto, así quedaba la situación: tenían a la mitad de sus efectivos en Manster, un cuarto protegiendo Plegia y esta fracción que ahora iba dirección a Renais. Por supuesto, no se quedarían ahí: más tarde que pronto acabarían yendo a Carcino para sembrar terror y conquistarla, pero hasta ese momento, ayudarían en la medida de lo posible.

Gangrel sería quien dirigiría el ataque. Sabía que en Manster la situación estaba más que ganada, así pues, podía ir donde quisiera sin dificultades y poner al mando algún soldado más o menos competente. Entre los tres generales de mayor cargo, se repartirían las funciones. De todas formas, ya sabían lo que debían hacer y las tácticas creadas por el rey habían resultado infalibles, así que ni falta hacía cambiarlas.

A partir de misivas, pudo comunicarse con el Consejo de Plegia. Obviamente, estos aprobaron la operación. También envió mensajeros a Nohr y Daein para explicarles la situación y pedir que se ayudara a un posible aliado en un continente que podía ser fácilmente explotado. Por supuesto, también advirtió de que por tratado Jehanna y Carcino eran ya de propiedad plegiana, y solo faltaba reclamarlas (que lo harían).

Y así, una cuarta parte de la armada más imponente de toda Akaneia zarpó de Manster hacia Renais. Las tropas ahí estaban, entrenando en lo que duraría aquella travesía de posiblemente semanas. Pero ya habiendo superado tal ventura como lo era cruzar de Plegia a Manster, aquello sería un mero paseo. Tenían provisiones suficientes para años, habían comprado más a Grannvale para que aquello pudiera seguir bien y entre ellos se encontraban un número importante de escuadrones de magos negros. Gangrel sabía que en cuanto pusiera un solo pie en suelo de Magvel, la victoria estaría declarada. Una vez los emergidos tomaban un lugar, tenían por mala costumbre dispersarse y pasear por el mismo en grupos pequeños, fácilmente aniquilables y que no resultaban problema alguno para ningún ejército bien organizado. Si además todo el continente había caído… Aquello estaría demasiado dividido y mal organizado, es decir, que en cuestión de meses podría tener Carcino en su mano y liberar Renais.

Gangrel se pasó lo que duró la travesía (una semana, casi dos) leyendo de geografía del lugar y preparando en sus mapas estrategias de combate especiales. El desembarco sería similar al que hizo en Manster, y posteriormente, debería ser más creativo, en especial cuando llegaran a zonas críticas como lo eran antiguas ciudades, en las cuales el enemigo tendría ventaja. Pero no importaba eso… Podría conquistarlo todo, podría liberar Renais y más importante, Carcino sería suya.

Y al fin, llegó el gran día. El desembarco. Este daría su origen en la costa más cercana a la que otrora fue capital de Renais, para poder movilizar las tropas ahí cuanto antes mejor, tomarla y poder expandirse al resto del país sin complicaciones.

Los grandes barcos de Plegia ocuparon por completo la costa que utilizarían para poder atacar. Y como siempre, el primero en poner el primer pie en tierra fue el rey de Plegia. No habían a duras penas emergidos, y los pocos (tal vez un centenar en total) que estaban por ahí ya se acercaban con intenciones claramente agresivas.

-Qué pena… –musitó el rey al ver que estos empezaban a cargar y prepararse para arremeter contra él- Pensé que esto daría mayor desafío a mi país

Alzó la mano, realizando con calma el saludo a la romana. Y en ese preciso instante, el cielo fue inundado por flechas plegianas y conjuros oscuros. Las tropas tomarían tierra a partir de tablones estratégicamente colocados con habilidad y brutalidad, y en pocos segundos, quienes siendo emergidos no habían caído presas de la lluvia de flechas, lo hicieron ahora con fuertes hachazos y estocadas.

-Grima salve a Plegia

El rey volvería a tomar la iniciativa, dando las órdenes como si se tratara de un hábil general. Quienquiera que le viera en ese momento, no pensaría que era un rey, sino un guerrero ágil y experimentado en el ejercicio de armas. En menos de una hora, la costa había sido rodeada con barricadas y habían establecido un campamento bastante sólido.

Solo en ese momento Gangrel podría tener el lujo de dirigirse a uno de sus jinetes wyvern más capaces, con una orden clara para él.

-Ve al campamento humano más cercano y pasa la noticia. Quiero que el mismísimo rey de Renais se presente aquí para poder preparar la estrategia debidamente

Y así, Gangrel realizó el primer desembarco. Aquel ataque llevaría a Plegia a Carcino, y más importante, liberaría a Renais. La religión de Grima controlaría todo Magvel.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Thief

Cargo :
Rey de Plegia

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [2]
.
-
-

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1586


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.