Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Empty Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld]

Mensaje por Invitado el Vie Dic 14, 2018 5:14 pm

El olor de la tierra húmeda es el primer aroma que siente al despertar; la lluvia a parado, es dificil notarlo más que por las sensaciones que abundan a tu alrededor; bajo un árbol torcido, un niño de ropas viejas y una extraña máscara reposa en su rostro, goteando unas gotas de agua levemente, el solido de la gota tocando un pequeño charco es el sonido que nota al despertar. Abre los ojos, y no hay nada... al menos al inicio; paseando por los bosques oscuros, la luz apenas dificil de notar aun alzando la vista allí, aun así, la vista se acostumbra, no tan eficientemente como las criaturas salvajes del lugar, pero, suficiente, ¿Es de día? Si, probablemente, hay un rastro de luz entre pequeños instantes que ayudan a mejorar la vista. Y entonces, el cuerpo da la primer orden, necesito alimento.

Utilizando la espada como bastón se apoya y se levanta con calma, durmió con esta en sus manos en el caso de algún peligroso encuentro nocturno, pero no ocurrió nada afortunadamente, por lo que una vez de pie, la espada de peculiar forma regresa al soporte que tiene atado para que se mantenga en su espalda, utilizando esa extraña capa como aguante para evitar sentir la hoja en la espalda firmemente, comienza a caminar. Abandonando el lugar, unos cuantos cadáveres de un grupo de lobos es dejado atrás; la sangre ya ha corrido por la lluvia, y afortunadamente esto disfrazó el aroma ante otros cazadores. El alimento duró lo que debía durar, suficiente para unos días, llevas una semana explorando este terreno intentando memorizarlo lo más que puedas. Entonces escuchas un ruido y sin más diriges tu atención a la ubicación de este, una criatura cayó en una de tus trampas, y al acercarte notas el hecho que llegaste tarde. Una criatura indudablemente cayó en tu trampa, pero sin duda viajaba en manada y sus compañeros comenzaron a devorarlo rapidamente.

- ... - Ah, es un problema sin duda, no les das señal que estás ahí pero se darán cuenta pronto, necesitas más alimento, comienzas a retroceder y escalas uno de los árboles con cierta rapidez para no dar señal de debilidad, debes ser más cuidadoso, sabes eso, ahora, ¿Dónde deberías ir?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Empty Re: Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld]

Mensaje por Skjöld Heilfsson1 el Dom Dic 16, 2018 1:19 am

Crujió una rama bajo mi bota mientras me movía bajo entre raíces y troncos de árboles, abriéndome camino como podía entre los cenagales que se encontraban entre estos, de aspecto lúgubre y oscurecido por el fango y la poca fuerza que poseía el sol sobre estas tierras. Entre las sombras, había acechado pacientemente en los lodazales, tanteando el terreno y poniendo a prueba mis instintos, los cuales hacían que me encontrara pletórico, deseoso de poder rugir a los cuatro vientos el furor que me embargaba al encontrarme libre de las ataduras en la más remota naturaleza, aunque fuera en aquel tétrico rincón apartado de Plegia.

Habíamos decidido acudir a la llamada que los susurros transportaban de boca en boca por todo el continente, hablando de la terrible y rotunda voluntad de un rey que anhelaba lo que se encontraba más allá del mar, aduciendo a derechos divinos. Alzamos el estandarte y marchamos prestos, elevando cantos entusiastas por los caminos, pues a falta de graznidos ante el festín que se nos ofrecía de parte de Plegia y el dragón tenebroso, buenas eran nuestras voces. Y para mayor fortuna, atravesábamos los pantanos del país, casi como si reflejara lo simbólico de lo que podía significar la visión de nuestros pendones azabaches al viento y nuestras armas en ristre, entre mis risotadas enloquecidas, fruto de la ansiada guerra. Y mientras mis hombres acampaban en semejantes parajes, yo me había dado el lujo de marcharme a cazar armado con mis manos desnudas y un cuchillo de desollar presas, tosco y efectivo. Tras los ritos previos a Nöht, en los que había embadurnado las cortezas ennegrecidas con fango y mi propia sangre para después verter sobre mis labios y nariz el cálido licor de hierbas ardientes que yo mismo elaboraba, en pos de fundirme con la foresta, di comienzo a mi cacería. Y como atestiguaba el jabalí abatido que cargaba a hombros, ya carente de vida, había triunfado, por la gloria del oso.

De repente, un olor extraño llegó a mi nariz. Depredadores, sin duda. Quizá lobos, eternos rivales del montero. Solté durante un instante a mis pies al enorme porcino salvaje, pues la humedad que tras las lluvias se había apoderado del lugar, creando pequeñas neblinas entre las copas y ramas, ocultaba un aroma que desconocido era para mí desde luego. Me arranqué de la barba una rama enganchada, para luego pensar deprisa. Había creído ver una trampa en la lejanía, mas no estaba seguro, y no quería siquiera comprobarlo. Mas estaba turbado por una instintiva sensación que me llegaba desde los árboles. Algo se encontraba entre las ramas. Juraría haber vislumbrado una pequeña sombra, mas en los pantanos la vista era engañosa. A mi mente acudieron aquellas historias sobre las sombras de los bosques, espíritus que, perdidos en la espesura, buscaban la paz que no pudieron encontrar en vida ahogando a los vivos con sus apariciones. Saqué del cinto una pequeña bolsa de cuero y, apoyado en un árbol al lado de mi presa, me dediqué a sacar de su interior varias piedras de blanquecino aspecto, dispersándolas por el lugar a modo de ritual, entonando palabras que, incluso para mí, sonaban incomprensibles, pues se trataba de los delirios que recitaba en sueños.

Con esto, los lobos no se acercarían al campamento, situado más adelante, no muy bien escondido pues nada temíamos los Cuervos en aquella zona. O al menos, el miedo no nos atenazaba, pues no conocíamos lo que podría encontrarse en las ciénagas de Plegia...
Afiliación :
- Mitgard -

Clase :
Fighter

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Support :
Especialización :
Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Hacha-1

Experiencia :
Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] SjqgM22

Gold :
859


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Empty Re: Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 16, 2018 8:25 pm

Con cuidado, no hagas movimientos innecesarios, manten el equilibrio, hazlo bien y vive, hazlo mal y muere; sin señal de titubear mientras se mueve a gran altura, se repite aquello en su cabeza sin mirar abajo, no quiere sentir miedo, el miedo puede congelar su cuerpo si no tiene cuidado, necesita evitar tener miedo, especialmente allí, no puede evitar recordar, "el miedo te domina, y las cosas pueden ser peligrosas, nadie te ayuda... nadie, nunca"; así que no puede darte el lujo de tener miedo.

Deteniendo sus pasos finalmente luego de eso, con calma, observa en silencio a algo llevando a un jabalí, ¿Un oso? No, es grande pero nadie lleva a sus presas así excepto la bestia más despiadada de todas, y si es ese tipo de bestia, entonces, puede ser peligroso.

Humano.

No esperaba encontrar a uno aquí; las bestias se guian por instinto, atacar a las amenazas, cazar por hambre, tienen una necesidad, la cumplen, pero los humanos son diferentes, ellos pueden cazar y matar más que para alimentarse, solo por diversión, y él lo entiende, él lo ha hecho, porque es humano, al menos, por la naturaleza que le domina. Y siendo así, duda de sus trampas, había solo una a centimetros de él, un piso falsos sostenido por ramas débiles mientras en el fondo del agujero hay un conjunto de estacas afiladas, puedes creer que caerá, podría hacerlo, si es lo suficientemente despistado. Y aun así, hay duda respecto a qué debería hacer con él. Pensando en el arma asegurada a su espalda, sabe que esta no durará para siempre, si lo enfrenta y resulta victorioso, no puede saber si conseguirá arma alguna luego de ello, y en caso de estar desarmado, el bosque puede ser peligroso. Así, no puede saber si este ser es hostil, así que debe tomar un riesgo, y eso hace, acortando poco a poco la distancia, lo suficiente para observarle mejor. Y allí, puede notar que hace algo, levemente le viene a la idea los ritos que hacen los sacerdotes de Anankos, pero, esto es más simple, más seco, carente de un sentido o al menos así es a simple vista porque no puede entender qué razón tienen sus acciones.

El sonido de las ramas siendo pisadas, las leves hojas cayendo, no hay mucha luz así que es dificil mirarle, pero si se concentrase tal vez sea capaz de ver la máscara blanca que porta cubriendo su rostro arriba de los árboles. Inclina la cabeza, no puede entenderle, no comprende que hace, y no dice nada al respecto.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Empty Re: Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld]

Mensaje por Skjöld Heilfsson1 el Vie Dic 28, 2018 1:01 am

Tras haber realizado el rito con el que esperaba que los lupinos depredadores se alejaran de nuestro campamento, sentí sobre mis hombros la punzante sensación de que algo, entre los lodazales cercanos, o amparado en la penumbra que ofrecían los retorcidos árboles, testigos silenciosos del cenagoso ambiente reinante, me acechaba con ojos penetrantes, como si, de una forma u otra, pudiera atravesar mi piel con una sola mirada, en medio de las neblinas, los charcos y la naturaleza salvaje que me rodeaba. Mis músculos se tensaron rápidamente, mas no me moví ni un solo paso de donde estaba, pues de ser verdad aquello que mi intuición me decía, podría encontrarme en el papel de la presa. Olisqueé el aire de nuevo profundamente, dejando que mis instintos primigenios salieran a la luz de nuevo, al amparo de la remota y oculta fuerza que me brindaba la misma naturaleza, pues danzante entre bestias, me tornaba yo en una. Algo había cambiado en el ambiente, mas no había rastro, al menos con el olfato, que pudiera despejar mis dudas. Mi corazón se aceleraba, conforme cedía a mis pulsiones animales, excitadas ante la situación en la que me encontraba, como si el peligro sirviera de aliciente a lo más oscuro de mi interior, fortalecido por los viejos dioses, que despertaban en mi conciencia ante esto. Oía rápidos pasos en mi cabeza, irreales. Zarpas que, con destreza, parecían buscar mi atención, de forma velada pero astuta. Las mismas que oía durante mis sueños, preámbulo de unos ojos salvajes que, sagaces, desbarataban mi alma sólo con observarme en absoluto silencio. Gruñidos capaces de mecerme hasta la locura, a cambio de sabiduría y consejos. Retorcidos enigmas, estrictas consignas. Cautela, desconfianza y astucia. Fyrdr había hecho acto de presencia en mi interior.

-Cruje, y luego silba, trayendo muerte-oí al zorro susurrar en mis pensamientos. -Abatido o triunfante.

Agudicé mis demás sentidos mientras giraba la cabeza, buscando con los ojos y el oído aquello que mi hocico no podía encontrar, intentando moverme despacio, midiendo cada paso, acercándome a mi preciada presa, abatida y derrotada. Me agaché observando la húmeda tierra que pisaba, notando entonces algo que, oculto a mis ojos humanos, se mostraba ante mí en mi estado más bestial. A escasa distancia de mí, se encontraba una trampa, realizada con esmero, posando ramas varias en un entramado lo suficientemente camuflado como para parecer suelo firme, cuando en realidad se trataría de una fosa o algo parecido. Los pelos se me pusieron de punta, mientras que los aullidos jocosos de Fyrdr inundaban mis oídos, trastornándome sobremanera.

-Final de la mayor bestia es la trampa astuta. Ferocidad, o ingenio. ¿Cuál desearás cuando todo lo demás falle?-increpó, sabiendo que no hallaría respuesta por el momento.

Miré a mi alrededor, tras gruñir, alertado por la artimaña dispuesta a mi lado. No estábamos solos en estos páramos, fuera bueno o malo. Fui a echar mano al jabalí, cuando, en un instante, escuché un ligero crujir de hojas, seguido de pasos rápidos, similares a los de Fyrdr. Mas no era el zorro quien los hacía, habitante de mi mente, sino que venían de los árboles que me rodeaban. Eché un rápido vistazo, preparado para encararme frente a lo que fuera que me rondara, como una bestia acorralada. La luz escaseaba, a la vez que las formas nudosas alojadas en las copas dibujaban formas lúgubres, confusas y sinuosas, tenebrosas y grisáceas a partes iguales. Mas entre todo aquel vergel frío, una forma blanquecina destacaba levemente, asomada entre las hojas, pareciendo el rostro casi vacío de un cachorro humano, o eso querían ver mis pupilas empequeñecidas y grises, expectantes. Mi mirada se estrechaba mientras aquella mueca amenazante se tornaba confusa, fruto de la extraña visión de la que era testigo. Una superficie lisa, de orbes abismales, me acechaba desde la alta foresta, engulléndome en su azabache mirada, propia de la noche sin luna, representación de lo oculto. Mi mente divagaba, recordando las leyendas sobre los espíritus de los bosques, danzantes y misteriosos, callados y oscuros, vigilantes inmortales o crueles verdugos. Gruñí, con la mirada fija en el rostro albo de la criatura, tanteando a la aparición que se encontraba frente a mí. El frío anidaba en mi interior, fruto de su presencia.

-¿Qué eres?-pregunté con la voz desgarrada. -Espíritu de la espesura, no estás ante hombre-dije, mostrando los dientes. -Sino ante fiera en plena cacería. Habla o aléjate, no busco dañar tu hogar.
Afiliación :
- Mitgard -

Clase :
Fighter

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Support :
Especialización :
Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Hacha-1

Experiencia :
Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] SjqgM22

Gold :
859


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Empty Re: Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld]

Mensaje por Invitado el Vie Dic 28, 2018 10:29 pm

Silencio; cada movimiento. Te ha visto, comienzas a moverte, cambias de lugar, aun así le observas...; ¿Es una amenaza? No sabes si debe desaparecer...; te sientes territorial, eres un niño, no quieres gente en donde estás, llegaste primero, te dices eso a ti mismo posiblemente porque no te termina de gustar lo que está haciendo. Cazar, consumir, ¿Más humanos vendrán? ¿Con quién habla? Tal vez realmente debiste traer tu arma...

Sin embargo, escuchas un comentario que capta tu atención más allá de su apariencia.

"Espíritu de la espesura, no estás ante hombre"

Ignoraras ese nombre, él ha dicho que no es un hombre. Humano, ¿Será mujer? No, no lo es, su piel es demasiado robusta, te ha costado pero ya eres capaz de diferenciar a un hombre de una mujer...; bueno, a veces.... de vez en cuando. En todo caso, su tono de voz suena a hombre, ¿Entonces a qué se refiere? Este ser dice ser fiera en cacería; no lo termina de entender. Acercandose a su rango, desde aquella rama finalmente te colocas bajo un rastro de luz que le permita observarte; no dices nada, ¿Para qué? Aun así, eres curioso, porque él ha dicho ser una fiera, es una bestia, los humanos lo son; habla de cacería, no lo entiende del todo; ha venido a consumir pero no parece una señal de que solo haya sido eso; tomando presas de otro, un depredador deberá demostrar quien consume a quien, o de otro modo... el depredador se volverá presa.

Das un paso y te inclinas por aquel árbol, rompes una rama y la usas de apoyo, comienzas a bajar, un paso, luego otro, rodeas al ser mientras encuentras el camino que te permita acercarte más y más a tierra, lo suficiente para poder observarle mejor. Una vez lo haces, confirmas que sin duda es humano, pero tal vez no se reconoce como uno. Eso puede ocurrir..., aun si tu pareces humano tu eres algo que no debería ser. Aberración, ¿él será una también? No parece... al menos, no puedes ver una marca, y careces del sentido para dar con su identidad. Pero usa palabras, y por ello, tu deberías usarlas también.

- ¿Qué... soy....? - ¿Cómo podrías responder algo así? - Tú... ¿Cazas... o matas...? - Los humanos matan... las bestias cazan...; y... ¿Qué los consume? No sabes realmente si es o no una amenaza, pero sin duda no caerá con las trampas sencillas. Mientras te acercas piensas en soluciones; sabes donde hay sapos, podrías tomar una roca afilada y huntarlo en las toxinas de ellos para tratar con él. Das otro paso...; ¿Y si intenta atacarte? Su cuerpo tiene demasiado músculo, podrás moverte más rápido, mantener distancia, ir por equipo.

¿Qué si terminan en un combate?
Carece de armadura..., garganta... ojos, oidos, desprotegidos...; ¿Deberías cortarlos si intenta convertirte en una presa? Observas sin parpadear a aquel humano a través de tu máscara, mientras sostienes aun el pedazo de rama y decides tomar una decisión rápida. Moviendo la misma rama por el lodo del suelo, una marca es formada, algo similar a una corona o un tridente deforme, es el símbolo que portas oculto como la señal maldita de ser un Branded. Aquí está, y... ¿Sabrá qué es?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Empty Re: Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld]

Mensaje por Skjöld Heilfsson1 el Jue Ene 03, 2019 2:56 am

Confusión. Mi mente se sentía sumida en un extraño limbo, como si la niebla que veía durante las noches de éxtasis y delirio, funestos acercamientos de mi esencia al absoluto y retorcido mundo de los espíritus, donde acechaban mi envoltura mortal en una cacería sin fin, embrutecida, salvaje, engañosa y remota, se hubiera colado en mi conciencia, embotándome frente a aquel misterioso ser cuya sola visión hacía que mi barba se erizara y mi cuerpo se tensara, mientras observaba alerta, casi sacando los dientes en un estado de barbárico furor, preparado para luchar en una encarnizada batalla si así debiera ser. Posicionado debajo de un débil rastro de luz, no había ninguna duda sobre la tenebrosa y remota apariencia que portaba pues, de proporciones pequeñas, se mostraba ante mí amparado por un el aura macabra que estos cenagales perdidos de Plegia poseían confiriéndole un aire que, de no ser por su olor, casi ni pareciera ser el de una criatura viviente.

Su movimiento fue rápido, casi imperceptible. Echó mano a una rama y se apoyó sobre ella mirándome con su rostro blanco, carente de emociones y vacío de expresión alguna. Si se trataba de un espectro, deseaba respuestas, mas no era así como funcionaban los contactos con lo espiritual, y menos con semejante intensidad. Sentía la garganta arder conforme mis instintos me dominaban en aquel encuentro que, de tenso, se tornaba terriblemente agónico, pues el eco nacido de mi mente crecía conforme observaba a aquel ser, parecido a un niño. Su aspecto tenebroso me recordaba las historias que contaban las supersticiones sobre los cachorros perdidos que se internaban en la montaña para jamás regresar, tornándose oscuras aglomeraciones de aviesas intenciones para los vivos. La presencia macabra del ser que, diminuto ante mi persona, parecía sacada de una leyenda, me hacía caer en las ocultas maquinaciones de los seres que habitaban en mi mente, divinos e implacables.

Podía oír los graznidos sobre mi cabeza en esta ocasión. Mi consciencia se alteraba en aquellos momentos, liberada por el anterior frenesí y la acuciante fuerza de lo desconocido frente a mí. Los ojos de aquel espíritu de los bosques, astado y de ropajes extraños, se clavaban en mí cual saeta hiriente, mientras oía que, en la profundidad de mis oídos, el aletear de Hogr era sólo el preámbulo para sus ladinos susurros pues, de plumas más negras que la misma noche sin luna, formaba parte del trepidante y malicioso mundo oculto para mis ojos, aún débiles.

-Los mayores miedos no viven en tu mente, hijo de hombre-se burlaba Hogr, mordaz. -Baja la voz. Adéntrate en la espesura y danza-sentenció, riendo de forma escalofriante.

Las palabras de Hogr me sacudían el alma, venidas desde los recovecos intrincados de mi cabeza, atolondrada y estupefacta por lo vivido en aquellos momentos, en los que la realidad se rasgaba frente a mí mostrándome una figura que parecía salida del mismo folclore. El silencio de la criatura se hacía largo y misterioso, pues aunque su rostro no poseía expresión alguna, sus gestos delataban que, en el fondo de su ser, parecía confuso, igual que yo. Aturdido, lo observé frente a mí, apoyado en aquel bastón, con aquellos abismos por ojos, similares a la guarida de una lechuza, pero siendo incomprensibles y profundos como la misma muerte.

Una voz dubitativa salió de él, sorprendiéndome al instante. Mis palabras habían sido claras, y la respuesta del espíritu había sido igual de sencilla. "Habla o aléjate", le había dicho, y allí se había plantado ante mí, realizando una pregunta que yo mismo hacía, ya no sobre el pequeño cornudo frente a mí, sino sobre a mi propia identidad, durante los largos años en las cuevas de Mitgard, encarnado en la bestia a la que había matado con mis manos desnudas en una demostración de mi verdadera esencia.

-Espíritu, o cachorro-respondí a su primera cuestión, mientras incrédulo era testigo de cómo parecía volver a hablarme posteriormente. La segunda pregunta que salió de su garganta era precisamente lo que me llevaba a lanzarme a la vida que tenía ahora. Un cúmulo de cacerías y matanzas, sangrientas unas, crueles otras, innecesarias a veces. Furia, violencia e instinto. -Cazo a las demás bestias-dije con la voz rota, y de forma hosca, señalando al jabalí abatido por mis propias manos. -Mato a los hombres cuando es necesario, como un guerrero. Y otras veces, los cazo hasta quedar exhausto. Esa es mi naturaleza-dije, escupiendo al suelo, lejos de él tras sentenciar la frase, de manera huraña y violenta.

Un corto silencio, seguido de un movimiento veloz por parte del pequeño. Con la rama, empezó a dibujar un extraño símbolo en el fango, realizando con bastante precisión una runa que, inscrita, perfil una figura coronada y deforme que, apenas la vi, me hizo observarle con los ojos como platos.

Marcado. Había oído historias de ellos. Los Cuervos me habían nutrido de rumores durante nuestros viajes, hablándome de aquellas cosas que mis sentidos aún no habían experimentado, a falta de lectura. Las leyendas de los hombres bestia, laguz, odiados por algunos, seres poderosos para mí. Decían de muchos que vivían en sintonía con su lado feroz, y de otros que eran como hombres con rasgos de bestia. Mi interpretación para ellos era un secreto para todos, incluso para mí, dado un consejo que, dado por Fyrdr, jamás se me olvidaría.

-Teme al hombre por su condición, y a las bestias por su instinto. Lobos uno por ideales, otros por comer.

Sin embargo, había unos seres que, nacidos de la unión de los hombres bestia y los humanos, eran repudiados por ambos lados. Marcados. Poseedores de un estigma que les impedía vivir en paz. Señalados a fuego, quemados por dentro y por fuera desde su nacimiento. Fieras acorraladas, perdidas y hostigadas.

Miré a la runa una vez más antes de dirigir mi vista a él. No se trataba de un espíritu, ni de una aparición. Un Marcado, y parecía un niño. Los susurros se sucedieron entonces en mi mente, dirigida a medias por mí. Gruñidos desconfiados. Ladridos que invitaban a la cautela. Terribles acusaciones. Mentiras envueltas de dulzor. Mas todo eso se desvaneció en el instante que un suspiro profundo, ronco y desgarrador se metió en lo más perdido de mi interior, callándolos de improvisto. Volví en mí, y me erguí frente a él, mirándole solemne. Negué con la cabeza, calmado del todo, para luego con lento movimiento, sacar una bota llena de agua y ofrecerla.

La ira y el temor se habían roto con aquel extraño suspiro evocador. Sólo quedaba por hacer una cosa.

-¿Tienes nombre, Marcado?-gruñí, tratando de que no me viera como una amenaza, por ahora.
Afiliación :
- Mitgard -

Clase :
Fighter

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Support :
Especialización :
Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Hacha-1

Experiencia :
Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] SjqgM22

Gold :
859


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Empty Re: Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld]

Mensaje por Invitado el Jue Ene 03, 2019 1:05 pm

Cuando escuchaste su respuesta te acercaste con lentitud hacia el jabalí abatido, con una mano sobre su cuerpo, no puedes sentirlo realmente por los guantes negros que llevas. Aun así, puedes notar que ya no hay vida allí; y dentro de ti en tu consciencia, puedes decirte a ti mismo ecos de todo lo que puedes sacar de allí.
 
Carne, piel, sangre, huesos, alimento, cobijo, herramientas..., uno a uno, poco a poco, categorizas varias cosas mientras piensas que hay tanto que uno desperdicia, que no toma de esta vida. Pero...; hay una razón... una razón por la cual no cazas de estos.
 
Propiedad.
 
El bosque, cazas lo que hay, lo que puedes, un mundo de presas y depredadores. Pero hay un depredador más peligroso por estas zonas. Cazan en conjunto, muchos, molesto, no tienen siquiera buen sabor...; ellos toman estos; podrías enfrentarlos, pero dudas que tu aguijón dure lo suficiente fuera de este bosque luego de ello. Es un arma frágil pero efectiva, se quiebra sin el cuidado apropiado; y la piel de la criatura desgasta tu aguijón. Entonces, solo tomas la elección apropiada. Para tu fortuna, él reconoce el símbolo. Pero...; es raro igualmente; tal vez no esperabas que lo hiciera, o tal vez existe un patrón que puede reconocer. No todos los símbolos de los marcados son iguales; lo sabes porque el de tu hermana era diferente. Pero..., él lo reconoció como uno. ¿Lo habrá visto antes? ¿Sabe a qué le pertenece? Es tan confuso en un inicio pero ser llamado Marcado era molesto, además que no lo entendías completamente; se sentía similar a... llamar a una mascota, o... a aquella vez.
 
"¿Tienes nombre, Branded?"
 
Ese eco vino a tu cabeza cuando se refirió a ti de esa forma, un recuerdo similar. ¿Odio? Tal vez, un poco, pero no suficiente para despedirlo. Para actuar distante o para revelar cualquier emoción de aquella palabra. Apoyándote un poco sobre el jabalí, te preguntas qué profundidad lleva el nombre marcado; tu hermana te dijo que el símbolo en tu frente era una razón para ser odiado, un símbolo de que no debías estar vivo o que lo mejor que podría recibir sería morir. Aun así, no sabes qué significado real tiene, no lo has intentado averiguar ni tampoco te interesa hacerlo. Los humanos usan esas palabras pero, carece de significado para tí.
 
- ¿Qué es... Marcado...? - Preguntas levemente aun sin verle directamente, de espaldas a él apreciando el jabalí; tomando la rama, comienzas a cortar y romper un poco su punta hasta que esté algo afilada. No tendrás mucho tiempo aquí para escuchar la respuesta. Una vez dijiste eso, miraste a un pequeño espacio entre los árboles, oscuro al carecer de luz, algo se acerca, lanzas la rama ahora afilada y esta se entierra en una pequeña araña, bueno, pequeña sería una broma dado que era lo suficientemente grande para ser del tamaño de tu cabeza. Aun así, la criatura es herida, y muere...; pero ese es un problema ahora, están viniendo. Porque esa es solo una cría. Te adentraste mal por el territorio de este. Está cerca...; aun no es un adulto, ellos habitan por las montañas afortunadamente, pero en este lugar, hay uno, creciendo; una criatura molesta.
 
Bael.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Empty Re: Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld]

Mensaje por Skjöld Heilfsson1 el Jue Ene 17, 2019 8:01 pm

Ojo avizor, respondí inquieto a las preguntas que, extrañas, formulaba el pequeño ser al que confundí con un espectro, dado su aspecto, misterioso y sombrío, ocultas sus facciones bajo un rostro de marfil, ajeno a las emociones de los mortales, mientras se acercaba mi presa, lentamente. Vi cómo posaba su mano en el jabalí al que había acosado en justa cacería no hacía mucho tiempo y que, despojado ya de vida, esperaba inerte al momento de servir de alimento a mis cuervos, mas no me importó lo más mínimo. Su presencia turbaba mis sentidos, nublados por la pérdida del juicio que me acechaba cual bestia hambrienta, recordándome en todo momento que, en algún lugar de mi interior, habitaba un ser que acabaría por devorarme, quisiera o no, al igual que yo devoraría los restos de la fiera de largos colmillos que portaba conmigo. El extraño símbolo, grabado en el fango, ganaba fuerza en mi mente conforme quedaba  anclado al mismo como prueba de que, en este vasto mundo, existen criaturas que, de raíces antiguas como el mismo mundo, tienen más conexión con lo salvaje de nuestra existencia de lo que creemos. Ni hombres, ni cambiaformas. La runa callaba, al igual que mi extraño interlocutor en lo que parecía un delirio febril abocado a la locura, mientras mi cabeza relataba en silencio el funesto destino que aquellos de símbolos similares padecen. Aciago futuro, lleno de odio y sombras, aun corriendo por sus venas el ancestral poderío de los espíritus. ¿Sería este encuentro un augurio?

Desconocía la respuesta, pues los designios de los cinco grandes eran del todo inescrutables, mas una sola cosa estaba clara: sabía lo que era ser repudiado por los míos. Malviviendo, en la repugnancia que sentían por mí hallé la fuerza para seguir vivo, depredando salvaje y desesperado. Hundiendo mi mente quebradiza en lo más profundo de mis instintos encontré el vigor que , oculto, yacía en mi interior, al igual que las voces de los dioses, que esperaban agazapados para despertar en su campeón, poderoso y salvaje. Tras ver que mi bota de agua había sido rechazada, la guardé raudo, mirando obsesivo al cachorro, cuyos gestos me mantenían en vilo, pues era la primera vez que veía algo así en mi vida. Sopló entonces una brisa de viento, trayendo olor a brasas consigo, seguramente desde nuestro campamento, pues ya se habrían instalado los hombres, preparados para pasar la noche en estos cenagales angostos, al amparo de las estrellas, manto infinito y carente de compañera, pues se acercaba la luna nueva, con la oscuridad ritual que debíamos realizar, bajo pena de muerte. Me dispuse a acercarme al animal muerto cuando, de repente, otra pregunta surcó el aire, dirigida a mí, difusa y de voz tambaleante.

Un bufido a media voz sonó entonces en mis adentros, humano, extrañamente. El tono inquisitivo de Pryam, humano entre salvajes a veces, lobo solitario otras tantas, llenó mi mente, trayendo a mí imágenes vagas de historias alrededor de la lumbre, entre formas titilantes.

-Palabras que se pierden en el viento. Marcados para unos, de abominable linaje para otros. El hombre teme y el laguz por rencor rechaza. Todos esclavos de su propia naturaleza-concluyó entre risas que se tornaban aullidos en mi cabeza perdida.

Me aclaré la garganta, pasando mi lengua pastosa por la comisura de mis labios, agrietados y ocultos por mis barbas enredadas antes de contestar, tratando de sacar de mí la respuesta que deseaba dar.

-Así llaman los humanos a los vástagos de hombres bestia y ellos mismos. Mestizos-añadí casi susurrando. -Por mí, que les parta un rayo. Sangre de bestia no es sino símbolo de poder y comunión con los espíritus.

Tras su pregunta, apenas me había dado tiempo a fijarme en que, revuelto, afiló su bastón improvisado para convertirlo en un venablo que, acto seguido, lanzó contra la espesura, frenético, sin saber yo a qué iba dirigido en concreto, mas sorprendiéndome de pleno. Algo había cambiado en el ambiente, al igual que el viento. La negra noche se acercaba, recordatorio siniestro y carente de luz en este ciclo, y debía comenzar a moverme. Sin esfuerzo, agarré al jabalí con firmeza y me lo eché a un hombro, colgando, dando un largo suspiro tras eso. Ajeno a lo que podía ocurrir, decidí marchar al campamento, si podía ser con el cachorro.

-¿Vienes? Podemos darte una cena decente. Y no conviene que esta noche estés solo aquí. Los espíritus acechan maliciosos cuando no hay luna-sentencié tajante.
Afiliación :
- Mitgard -

Clase :
Fighter

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Support :
Especialización :
Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Hacha-1

Experiencia :
Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] SjqgM22

Gold :
859


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Empty Re: Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld]

Mensaje por Eliwood el Vie Jun 14, 2019 9:29 pm

Tema cerrado. 30G a Skjold.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Iwzg0SR
Lyndis Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] JEIjc1v
Nils Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] JEIjc1v
Izaya Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] JEIjc1v

Especialización :
Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Espada%202

Experiencia :
Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Iu4Yxy1

Gold :
91


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld] Empty Re: Bestias del bosque[Social][Priv. Skjöld]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.