Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

The false Apostle, the true Empress—Sanaki

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The false Apostle, the true Empress—Sanaki

Mensaje por Sanaki el Mar Nov 27, 2018 2:52 pm

Sanaki
Mago
¡Yo soy la apóstol, la voz de la diosa!

Datos
Nombre: Sanaki Kirsch Altina

Edad: 13

Clase: Mago

Especialización: Tomo de fuego

Afiliación: Begnion

Ocupación: Emperatriz y apóstol de Begnion

Personalidad
Sanaki es una joven importante; muy importante, sobre todo en Begnion. Es la emperatriz y, aunque parezca extraño, no dudes de su capacitación a pesar de su edad. Lo único que le interesa a los ciudadanos del país es si está verdaderamente preparada para asumir dicha responsabilidad. Y lo está, pues no hay ni una sola persona capaz de negar su tremenda madurez para los cortos 13 años que tiene. Quizá no sea perfecta, pero lleva tanto tiempo gobernando Begnion que lleva el liderazgo en la sangre.

Tiene un gran interés y preocupación por los correctos modales, por lo que siempre tratará con cortesía a sus iguales o superiores, jerárquicamente hablando. Por ende, no tolera ninguna falta de respeto hacia su persona, así como el uso de un lenguaje vulgar o impropio, y mucho menos en sus tierras. Con extranjeros que no saben quién es sí puede ser algo más paciente, pero no tientes a la suerte porque se indigna muy fácilmente.

Sin embargo, esto no significa que sea una mala persona, ¡en absoluto! Sanaki tiene un buen corazón y gentil con su pueblo y sus seres más allegados. No descansará hasta asegurarse de que los habitantes de Begnion dejan de correr peligro, y procurará ayudar a todo aquel que lo necesite, siempre y cuando esté en sus manos el poder hacerlo. Si bien es cierto que es muy tajante en cuanto a las normas, sigue teniendo sentimientos y afecto por los demás.

Es muy madura y sabia para la edad que posee, con una gran agilidad mental para la resolución de problemas políticos, económicos, sociales... Tiene una fortaleza y autoridad dignas de admirar, ya que su tono y forma de hablar dejan en claro que es parte de la realeza. Es capaz de hacer a un lado sus sentimientos y centrarse en su deber como emperatriz, pues procura no saltarse todas aquellas normas que beneficien a Begnion o a su gobierno. Este es uno de los principales motivos por los que la gran mayoría de los ciudadanos la apoyan y aman, al igual que hacían con su abuela.

No obstante, a veces se deja llevar por las actitudes propias de una niña de su edad, tomando decisiones impulsivamente y arrastrando a aquellos que la sirven a su infantil frenesí.

Historia del personaje
Sanaki nació en una época de incertidumbre social. Hacía poco más de diez años, su abuela Misaha había sido asesinada y la pérdida contristó enormemente a los ciudadanos de Begnion. Sin embargo, cuando Sanaki cumplió los cinco años, el senado de Begnion aprovechó la oportunidad y manipuló a las masas para que aceptaran a la niña en el trono, como legítima sucesora. Tras declararla apóstol y emperatriz, dicha asamblea planeó manipularla como a un títere y así gobernar ellos desde las sombras. El plan se truncó una vez que nombraron a Sephiran como primer ministro y consejero fiel de Sanaki, quien le enseñó todo lo que una emperatriz debía saber. La niña no tardó mucho en aprender a gobernar, pues en poco tiempo consiguió mantener a raya el poder del senado y pasó a controlar todo tipo de acciones que decidían en las asambleas. Además, se ganó el amor del pueblo tal y como ocurrió con su abuela, facilitando su labor como dirigente.

Conforme fueron pasando los años, Sanaki empezó a sospechar de las corruptas acciones por parte de su senado, por lo que inició una investigación secreta junto con Sephiran. No tardó mucho tiempo en descubrir que fueron ellos quienes manipularon a los habitantes de Begnion durante los 15 años que el trono se mantuvo regente. Sin embargo, no tiene pruebas ni conocimiento suficiente como para inculparlos de algo verdaderamente grave.

A pesar de la importancia de tal investigación, Sanaki se vio incapaz de profundizar más en ella tras las continuas perturbaciones de la energía que sentía en Begnion. Una vez que llegaron los Emergidos, la joven emperatriz endureció las leyes de viajes e intercambios en su nación, asegurándose de que ningún ciudadano pudiera correr peligro. Dejó en un segundo plano al senado corrupto y reunió a todos los soldados posibles para crear un fuerte ejército. El hecho de que los Emergidos marcharan contra el continente de Tellius, y encima proclamándose abanderados de otros continentes, la preocupó todavía más. Tuvo que calmar a la población con los recursos que tenía.

Han pasado dos años desde aquel entonces, y a pesar de que la gran parte de los ciudadanos se ha acostumbrado a la situación, Sanaki ha estado moviéndose, tanto para conquistar territorios como para afianzar sus relaciones con otras naciones de Tellius y Akaneia.

Extras
Δ Es incapaz de oír la voz de la Diosa Yune, aunque nadie lo sabe.

Δ No le gustan las reuniones, ceremonias o negocios oficiales.

Δ Le da mucha importancia a tener compañía, sobre todo la de Sephiran.

Δ Es sorpresivamente tolerante con los laguz, a diferencia de la nobleza de Begnion.

Δ No conoce la verdad acerca del Bosque de Serenes.

Prueba de rol
Fueron los rayos de sol los que despertaron a Sanaki de su profundo sueño. Lo cierto es que la pequeña no tenía muchas ganas de levantarse, ya que había estado todo el día anterior con papeleos y reuniones aburridas. —No lo soporto, de verdad que no... —Suspiró con resignación, antes de dar un salto y desprenderse de las cálidas sábanas. A veces, le gustaría dar un paseo por la ciudad y perderse entre los mercadillos, en vez de encerrarse en una habitación firmando y escuchando problemas del senado. Si no fuera por su posición de apóstol, ellos ya habrían sumido a Begnion en un terrible caos—. Son mi responsabilidad, y el menor de mis problemas—, habló para sí misma. En su mente, no dejaban de rondar las múltiples quejas y temores de los demás hacia los Emergidos. Hacía un tiempo, empezó a correr el rumor de cierto diario que hablaba de esta misma plaga, y algunos de sus ciudadanos se habían aventurado en su busca.

A pesar de que ese descubrimiento la tenía un tanto intranquila, decidió no dominarse por esos sentimientos y llamar a los sirvientes para que la vistiesen apropiadamente. En tan sólo unas horas, se reuniría con el viceministro Lekain y el senador Hetzel, para hablar de ciertas nuevas políticas que debían implementarse. El deber de apóstol era más importante que sus pocas ganas de ir y, como siempre, se mantuvo firme en su posición.

Dejó escapar un único bostezo antes de abrir las puertas de su cuarto, dejando pasar a varios sirvientes dispuestos a servirla en lo que quisiera. —¡Chocolate! Quiero chocolate antes de reunirme. Y que sea chocolate negro, sí —ordenó a uno de los sirvientes, que trabajaba en la cocina. Uno de los mayores placeres en la vida, mandar a que te traigan comida, era lo único que podía tener en ese momento. ¿En qué momento había aceptado reunirse con el senador? ¿Por qué? La respuesta iba a ser un no a cualquier propuesta, ¡eso estaba claro! No puedo permitir que tengan ni un solo ápice de poder, porque si no... Dejó a un lado esos pensamientos y le regaló una sonrisa a cada persona que había en la sala. Dio algunas órdenes más en lo que esperaba impacientemente su chocolate, dejando en claro las condiciones en las que quería la habitación: limpia, ventilada y con sábanas nuevas.

Sanaki ya estaba vestida y preparada cuando le trajeron su preciado dulce, por lo que se lo comió mientras caminaba por el largo pasillo para llegar a la sala de reuniones.

No contar con el apoyo de Sephiran en ese momento, la ponía nerviosa. Él solía tener las palabras adecuadas para que el senado, especialmente Lekain, dejara de insitir en algún tema. Sin embargo, se había marchado a una reunión en otra nación y, hasta su regreso, Sanaki estaría sola para todos los tejemanejes que pudieran tener los especímenes ya mencionados. ¡Ellos sí que deberían ser considerados subhumanos! Hizo una mueca antes de respirar profundamente. Ya estaba frente a la puerta. Es igual, yo soy más fuerte. ¡Yo soy la apóstol de la diosa! Ellos no son nada en comparación. Puedo con esto y más. Se infundió ánimos y valentía, pasando a la sala una vez que los guardas abrieron las puertas para ella.

Le esperaba otro intenso día de acuerdos que no llegarían a ningún lado.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Mage

Cargo :
Emperatriz | Apostol

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Fuego [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
150


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The false Apostle, the true Empress—Sanaki

Mensaje por Eliwood el Mar Dic 11, 2018 10:36 pm

¡Ficha aprobada! ¡Bienvenida!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1043


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.