Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Isamu el Dom Nov 25, 2018 9:07 pm

A pesar de haber aprovechado las horas anteriores al mediodía para poder realizar el camino más arduo, el calor seguía siendo un factor a tener en cuenta cuando se hacía un camino un poco más largo de la norma. Y más cuando veía que el sol cada vez iba tornándose más alto y, con ello, que el calor aumentaría potencialmente al punto de ser simplemente intolerable. Pero era cierto que un alivio considerable era estar ya bajo el amparo de los árboles selváticos y, con ello, que una notoria sombra los protegía ya del inclemente astro solar.

En parte se sentía familiar aquella frondosa arboleda. Le recordaba a la densidad de los bosques de Hoshido, aun cuando nada tenía que ver el clima ni tampoco el tipo de follaje que tenía la selva. Pero la sensación de estar guarecido... La posibilidad de poder esconderse, camuflarse... Sí, se le hacía familiar, y le causaba una melancólica añoranza. Claro que echaba de menos su tierra... Pero bien sabía que ahora ese sitio era como veneno. Mejor ni mencionarlo. Y aun así...

Con bastante fluidez el zorro iba trepando raíces, esquivando ramas y pisando con cuidado mientras su atenta mirada se aseguraba de que ningún tipo de trampa u obstáculo pudiera entorpecer su camino. Al menos se sabía ya el trayecto hacia el poblado que habían logrado montar sus congéneres. Cosa que era un verdadero alivio si se pensaba detenidamente, pues no habían tenido un grato viaje hasta llegar allí y... El poder tener un lugar que considerar un 'hogar' era el mayor de los regalos dadas las circunstancias.

También por esas circunstancias era por lo que le había sugerido a la Reina de Sindhu que fuera a visitar las instalaciones del poblado. Ya no por ver el estado del poblado, si no por ver el estado de los laguz que ahora residían allí. Y que apreciara que su acción de acogerlos no había sido en vano, que había servido para un bien mayor. Aun cuando la convivencia en la selva no era el lugar de los dioses, pues a veces sufrían pequeños sustos por los indígenas que por allí a veces se atrevían a asomar, pero dejando esos sustos, realmente se podía decir que tenían su hueco, su lugar. Incluso la opción de no tener que estar encerrados en un territorio concreto, si no que podían viajar de quererlo hacia otras zonas de la nación también era algo que sobre todo los jóvenes agradecían, pues en Hoshido nunca se lo hubieran podido permitir tal y como estaban las cosas.

Estaban satisfechos. Y agradecidos. E Isamu, además de querer que la manakete de rosados cabellos viera el bien que había realizado, también quería que su gente conociera a la responsable de aquel presente. ¿Quizás estaba pidiendo demasiado? Nah...

- Vamos, su Majestad~ A este paso nos saldrá musgo en la ropa - Bromeó con descaro mientras posaba una mano sobre el tronco de uno de los vigorosos árboles y volteaba lo justo su rostro para poder ver por dónde andaba tanto la laguz como la guardia que la seguía por detrás y que no había habido manera de quitársela de encima. Siempre había odiado que eso lo hicieran en su poblado cuando era más joven. Ahora no era una excepción... aunque al menos no le seguían a él, y era su único consuelo. Ya quedaba poco, y aun así necesitó alzar su mano para pasar el dorso de la misma por su frente perlada de sudor tanto por el clima como también por la caminata llena de obstáculos que estaban realizando. El calor no perdonaba.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Kitsune

Cargo :
Líder Tribal | Comerciante

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
236


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Mar Feb 05, 2019 9:25 am

En cuanto Sissi había divisado el cabello blanco de Isamu en la misma galería de palacio que ella transitaba, había tratado por todos los medios poner distancia entre ambos y esquivar al laguz. Sin embargo, debía reconocer que ella carecía de tales habilidades, además de que al ser seguida por un conjunto de secretarios y ministros, le fue imposible darse media vuelta sin que el zorro se diera perfectamente cuenta de lo que pretendía. Aun así, trató de jugar con la baza de reina ocupada, y era cierto que no tenía tiempo que perder en cualquiera de los juegos que Isamu hubiera planeado para ella ese día. Pero cuando el kitsune la invitó a conocer el poblado de los suyos, con esa sonrisa y esas palabras amables, fue imposible para Sissi negar sus deseos. Sería una falta de respeto declinar tal hospitalidad, y mucho peor sería mandar a alguien en vez de a sí misma. Aunque no le gustara mucho la idea de pasar horas caminando con el extravagante, irónico e irreverente laguz, sus deberes como monarca de Sindhu superaban con creces sus molestias personales.

No era exactamente que le cayera mal, eso estaba segura de que no era. Pero por alguna razón lograba sacarla de sus casillas con una facilidad pasmosa. No estaba acostumbrada a esa clase de trato hacia su persona. Isamu siempre, siempre, siempre tenía un comentario gracioso, una contestación inteligente. Y parecía disfrutar más de lo que debería en ponerla contra la espada y la pared. Con cualquier otra persona, seguramente Sissi hubiera tenido mucha más facilidad para ignorarla, pero el kitsune era el líder de una tribu, lo que le hacía de sangre noble entre las razas laguz, y ante todo era un refugiado que había liderado a su pueblo hacia Sindhu. Le debía su tiempo como su nueva reina, y además la presencia de una tribu de zorros en la selva era algo que debía seguir de cerca, para comprobar que todo el asentamiento era correcto y que los kitsunes se hacían a la tierra y las leyes de su país. Solo deseaba que Isamu se lo pudiera más fácil, que fuera más educado y agradable con ella. A Sissi pocas veces la habían tratado así, y no sabía si todo era parte de la personalidad bromista de los laguz de su especie, o si de verdad quería burlarse de ella.

Quizás lo que necesitaban para afinar su relación era pasar tiempo de calidad juntos. La naturaleza todo lo curaba. Y si veía a su pueblo y lo conocía más en profundidad, puede que por fin entendiera qué es lo que sucedía con la personalidad de Isamu. Así que aceptó la invitación de buena gana, y mandó que les acompañasen un grupo de soldados y un par de secretarios. Los primeros porque la selva aún no era del todo segura, y los segundos porque habría cosas que necesitarían evaluar del terreno cedido a los kitsune, ver qué rutas de comercio abrir, qué materiales necesitaban, quedar en el precio de los impuestos una vez asentados, y otra clase de intercambios necesarios en un país con la mentalidad de Sindhu. Y decidió ir tal y cómo iba vestida. Con una falda blanca con el borde dorado y una túnica plateada de manga larga que se superponía a la falda y caía hasta por debajo de las rodillas, dos aperturas a los lados que permitían la movilidad. Una única tela semi-transparente y blanca era su complemento, y se la colocó encima de la cabeza rosada, que llevaba con el largo cabello suelto. No llevaba muchos adornos, apenas unos brazaletes, un collar dorado, y los pendientes en las largas orejas. Lo mejor para pasear era ir cómoda, al fin y al cabo.

Y eso hizo, caminar sin prisa pero sin pausa con la espalda de Isamu siempre en su rango de visión. ¿Acaso no podía caminar junto a ella como un hombre civilizado que la estaba invitando a su hogar? Pero las costumbres kitsune se le escapaban. Aunque conocía a Artemis, lo cierto era que no creía poder decir de ese zorro que fuera un kitsune salvaje como el que tenía delante. Al contrario que Isamu, Sissi apenas se había sentido azotada por el calor o la humedad. No estaba sudando, ni se sentía cansada por el camino recorrido entre la selva tropical, al contrario estaba disfrutando en demasía de lo que estaba viviendo. La naturaleza era su entorno predilecto, y por eso su palacio estaba adornado y vivo con tantísima vegetación que a veces uno podía creer que estaba en la misma jungla. Estaba observando una hermosa flor que no debía de haber florecido hacía muchos días, cuando la voz de Isamu rompió el encanto. Dirigió su mirada hacia el zorro y puso una mueca de infelicidad. – ¿Tanta sed tenéis, Lord Kitsune? Puedo darle una bota de agua si lo necesitáis, pero con este clima no es bueno apresurar el paso. Disfrute un poco de la tierra, y sí, del musgo también. – Y al llegar a su lado, tras un par de pasos largos, alzó la vista. Meditó.  – Y quizás le venga bien vestirse con túnicas sindhi, preparadas para este calor.

Ropa de Sissi:
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [3]
DragonStone Plus [4]
Daga de bronce [1]
Esp. de bronce [1]

Lágrima de Naga
.

Support :
Sera
Chrom

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2527


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Isamu el Mar Feb 05, 2019 10:22 am

En realidad ese paso ligero, casi apresurado era una característica suya más que como tal el querer ir rápido. Tenía mucha energía, e irónicamente el ambiente cálido no le robaba energía si no todo lo contrario. También podía influir el haberse pasado algunas semanas 'calmado' por no tener nada en lo que moverse a excepción de pasearse el mercado y ya de paso patearse el palacio buscando a la aclamada reina para ver si lograba convencerla de sacarla de allí o cualquier plan dirigido a no ser de trabajo. Y oh, sabía perfectamente que la incordiaba, no por nada la 'perseguía'. Pero ella, a veces, le recordaba a su padre... Y eso, era algo que le traía una mezcla de sentimientos encontrados, pues aunque valoraba que fuera responsable, también sabía bien cómo el puesto había consumido a su padre a un punto de perecer, literalmente. Y no estaba dispuesto a ver de nuevo eso. No creía ni consideraba que la laguz de rosados cabellos se mereciera tal sino. Que aprovechara a mofarse un poco por diversión era otro tema por separado, culpa de la traviesa y sardónica personalidad del kitsune.

Y... Oh, para variar, ahí estaba. Regañándole de nuevo bajo esa capa de 'formalidad' que anteponía igual que el translúcido velo que ocultaba los llamativos cabellos de la reina de Sindhu. Volteó del todo, encarando tanto a la laguz como a los guardias que la seguían de cerca y los dos secretarios que también había llevado. Parecía una expedición en vez de un viaje a la aldea... Madre mía, no se desharía de esa marabunta de gente, ¿no? Y usando la misma mano que había usado para retirar el sudor de su frente, pinzó una parte de su kimono para agitarlo y airearse de esa forma tan informal y despreocupada.

- Oye, pues no voy a negar lo de acercarme la bota de agua, la verdad - Admitió con una leve y grave risa mientras se seguía abanicando un poco. - Aún no estoy acostumbrado a la humedad de este ambiente. Pero bueno, hay que adaptarse, adaptarse - Y ahí, como si de una broma personal para sí mismo se tratase, sonrió, socarrón, mientras miraba fijamente con sus sanguinos orbes a la laguz. Hablando de adaptarse... Sí, le causaba gracia saber que ella le siguiera el juego inconscientemente de evitarle.

Mas cuando Sissi llegó al lado del albino, fue que sonrió más risueño, casi con aire travieso. - Además, tengo ganas de ver a mis kitsunes y ver cómo han avanzado en la construcción. Somos muy mañosos, por si no lo sabías~ - Jocoso comentó aquello dándole un golpecito ligero con su codo al brazo de ella, como si fueran amigos y compañeros de toda una vida. Pero volvió a girar su rostro un poco para mirarla con una ceja arqueada. - Túnicas sindhi... - Y como si necesitara evaluar, la miró de arriba a abajo, observando con detenimiento los ropajes de ella y recordando los de los hombres. - ... Demasiado brillante para mi, me temo - Contestó al final con una risotada al imaginarse a sí mismo con algo de ese calibre y, no tardó en proseguir, pero dando un salto para pasar el obstáculo de un pequeño saliente y extender su mano para ofrecérsela a la laguz. - ¿Vamos? - La instó a seguir, sonriendo con matiz risueño y con su mano aún extendida.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Kitsune

Cargo :
Líder Tribal | Comerciante

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
236


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Mar Feb 05, 2019 11:33 am

Atentos a la conversación, los secretarios se apresuraron a entregarle a Sissi una de sus botas de agua para que el Lord Laguz pudiera beber. Ella por su parte no llevaba apenas nada encima, al menos de forma notable. Escondida en el pecho, tras un choli ajustado que llevaba bajo la túnica, portaba su Dragonstone. Pero eso era un secreto que no compartía con nadie, como le habían enseñado que debía hacer sus padres. Aparte de eso, no cargaba con nada, iba simplemente cómoda con lo que llevaba. Ni siquiera tenía los pies cubiertos por sandalias. La selva se sentía mucho mejor con las plantas desnudas, y así era que estaban cubiertos de tierra negra y el bajo de su larga falta se había manchado. Aunque eso a la reina no le importaba lo más mínimo. Era solo tierra, su tierra, y nunca podría molestarle tener recuerdos de algo que amaba encima suyo. Aceptó con ademanes gentiles la bota de agua. Ella no tenía sed, parecía que la selva era incapaz de hacerla sentirse atrapada o constreñida por la maleza y el calor. Su alma manakete era de sangre fría, esa clase de ambientes eran de lo más agradables para Sissi, así que mientras el kitsune sudaba y se apartaba el pelo de la cara, Sissi estaba a su lado como una flor fresca.

Le iba a tenderle la bebida cuando el codazo provocó lo contrario. La reina encogió los  brazos y luego alivió la zona impactada con una mano. No le había dolido, pero fue una reacción de sorpresa ante la familiaridad exhibida. Ni siquiera Seraphiel le hacía esa clase de cosas. – Conozco bien la artesanía Kitsune. – musitó, aunque sentía que se estaba perdido algo, porque Isamu lo había dicho de forma jocosa y después se estaba riendo. A ella le gustaba el arte de la tribu laguz de Hoshido. En realidad, admiraba bastante todo lo que tuviera que ver con ese país, de modo que no entendía porqué isamu parecía burlarse de su propio pueblo y sus habilidades. – Debería existir más comercio entre su tribu y el mercado central, si es que la construcción ha avanzado y puede permitirse mandar más caravanas a la Ciudad Blanca. – dijo, aunque en realidad era más bien un pensamiento en voz alta. Parpadeó un poco al verle mirarla de arriba abajo, y no pudo evitar ruborizarse y fruncir un poco las cejas, algo indignada por el descaro exhibido.

Si le da un golpe de calor, luego no me llore como una cría de kitsune.
– suspiró y lo miró con cierto reto en sus ojos dorados. ¿Por qué los hombres extranjeros eran tan especiales con la vestimenta? El príncipe Chrom, el Rey Zephiel, y ahora Lord Isamu se negaban a llevar ropa que, técnicamente, les haría sentirse mejor con el clima. Además no estaba de acuerdo. El atuendo sindhi sin duda le quedaría muy bien a alguien con el cuerpo del laguz. Le observó un poco. Quizás le mandaría unas túnicas de todas maneras, alguna ocre, o blanca con bordados, nada demasiado cargado con hilos decorativos pero que siguiera siendo bonita y que fuera cómoda y ligera. Salió de sus pensamientos cuando vio la mano extendida hacia ella. Ni siquiera lo pensó. Puso su propia mano sobre la contraria, se agarró los bajos de la falta, y saltó con la bota bien agarrada debajo del brazo. – Gracias. – agradeció sincera, y después le tendió el agua. – Bebed. – y era tanto una orden como una seña de preocupación. Los golpes de calor no eran ninguna tontería.

Soltó su mano con un gesto que no fue nada violento, sino amable, y le instó a beber con un movimiento del mentón. La tela que había llevado a la cabeza había volado un poco con el salto, y ahora era como un manto que seguía a Sissi allá donde comenzó a caminar de nuevo. Recogió un poco el velo y se lo acomodó sobre los hombros y el pecho, pero no se cubrió de nuevo el cabello rosa. Alzó un poco el rostro al aire y aspiró. Conocía muy bien el olor de la selva, y sabía cuando algo no pertenecía al entorno natural. – ¿Estamos cerca, Lord Isamu? – preguntó aunque sabía la respuesta, quería saber cuan cerca. Había cierto aroma a humo y comida en el aire. La hora del almuerzo estaba sobre ellos, deberían llegar para entonces, supuso Sissi. – Sé que nos ha invitado, pero ¿no cree que hubiera sido mejor con las construcciones terminadas? No desearía imponer a su pueblo. Aunque, ¿les llegaron las provisiones que mandé, no es así? ¿Y la lista de plantas comestibles y aquellas no aptas para el consumo…? – Porque una de las cosas que no había pensado era en llevar su propia comida, pero hasta la misma Sissi comenzaba a tener hambre después de haber caminado tanto. Y no era una mujer de apetito delicado aunque no consumiera carne. Pero no deseaba imponer si el pueblo kitsune aún no tenía una red propia de abastecimiento.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [3]
DragonStone Plus [4]
Daga de bronce [1]
Esp. de bronce [1]

Lágrima de Naga
.

Support :
Sera
Chrom

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2527


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Isamu el Miér Feb 06, 2019 11:09 am

Más que mofarse de su propio pueblo, eso era una broma por las segundas connotaciones que podían verse. Pero era obvio que ella no lo había captado y el único que se divertía con su propio humor era el propio kitsune de avispada mirada y sonrisa jocosa. Pero a pesar de todo, un atisbo de seriedad apareció en la voz del albino laguz cuando el tema a conversar fue sobre el poblado en cuestión y sus avances. Sintió la tibieza liviana de la piel de la manakete sobre su propia mano cuando ella aceptó la ayuda ofrecida, y pasó a suspirar levemente, comenzando a darle vueltas al tema en cuestión sacado: - Por ahora va a estar difícil el comenzar a hacer artesanía para comerciar, pues estamos dando los últimos pasos para acabar las viviendas y todos los útiles están siendo usados para completarlo todo. - Inició la respuesta con un tono sereno, tomando poco después la bota de agua que le ofrecía la pelirrosa con una ceja arqueada al escuchar esa orden. Porque eso era una orden, vamos, más claro el agua que le estaba ordenando beber. - Qué agradable eres - Soltó con desparpajo y bastante ironía, suficiente para ser captable hasta para quien no conocía el significado de la misma. Pero a pesar de todo destapó la bota y tomó varios tragos, sin ser apresurado en el momento pues sabía que tampoco era bueno beber mucha agua de golpe en medio de tanto calor. Y tras sentirse más o menos satisfecho, volvió a taparla y prosiguió su paso hasta alcanzar con soltura la menuda figura de la manakete, sosteniendo la bota aún.

- ¿Qué eres? ¿Un perrito? - Bromeó con aire risueño ante el gesto de olisquear y también la siguiente pregunta que realizó ella, pero un carraspeo de detrás suyo hizo que mirara por encima de su hombro a los mosqueados guardias y secretarios que los seguían precariamente cerca. Vaya... Ni una broma se podía hacer al parecer. Volvió a mirar al frente rápido, esquivando alguna raíz atrevida que sobresalía de la tierra. - Pero no, de hecho... ¿Ves allí, al fondo de los matorrales? Hay una pequeña estatua. Eso es el inicio del poblado. La verdad es que los árboles otorgan muy buen escondite. - Y aunque su tono fue más despreocupado e informal, ni cuenta se dio de aquello si no que estaba casi emocionado por ver cuánto podía haber avanzado el poblado en aquella semana que no había estado, y eso se notaba en su aspecto, con la cola balanceándose suavemente y las suaves orejas albinas agitándose suavemente a medida que avanzaba. Pero de golpe, el ruido de un peso muerto cayendo hizo que se alertara unos instantes antes de escuchar el llanto de un niño, similar al quejido de un animalito. Y ahí, la grave risa del kitsune se hizo presente. - Otro que se comió una raíz, seguro~ ¿Dónde estará? - Y se adelantó con soltura, siendo fácilmente perdido de vista hasta que volvió a aparecer con una pequeña niña kitsune de intenso cabello y pelaje cobrizo en brazos y que estaba llena de tierra húmeda. - ¿No te ha dicho tu madre que no debes correr sola por ahí? - Y la respuesta a aquella especie de 'regaño' que no fue pronunciado como uno por parte del albino fue recibir una mezcla de tartamudeos y berrinches de parte de la niña mientras pataleaba y se retorcía. - Vale, vale, ¡lo he captado! Estate quieta que si no vas a volver a caerte.

La pequeña kitsune dibujó un puchero y se agarró a la tela ocre del kimono del albino, incómoda al ver que había gente desconocida allí, pero Isamu no dijo nada, solo suspiró con una resignada sonrisa y sosteniendo el cuerpecito de la niña con su brazo, invitó a avanzar a la manakete y su guardia. - Bueno... ahí lo tenéis, nuestro nuevo hogar. - Bajando una pequeña cuesta de poca inclinación se veía una llanura con una inclinación opuesta haciendo que no se considerara un valle y no hubiera riesgo de inundación con las lluvias torrenciales. Las construcciones, realizadas con una estética hoshidiana, resaltaban mucho al ser de carácter anguloso y sencillo pero elegante, y una variedad de kitsunes se veía que estaban de un lado para otro con un ritmo atareado dispuesto por la necesidad.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Kitsune

Cargo :
Líder Tribal | Comerciante

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
236


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.