Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Cajón de ofertas - Legendary edition.
por Lissa Ayer a las 8:54 pm

» Transacción entre personajes
por Hrist Ayer a las 7:36 pm

» [Entrenamiento] Do I not destroy my Enemies when I make them my Friends? [Priv. Kuroyuki]
por Kuroyuki Ayer a las 7:28 pm

» [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix]
por Mishael Ayer a las 5:07 pm

» [Social] Oskoreia [Privado; Hrist]
por Sindri Ayer a las 3:00 pm

» Convoy
por Sindri Ayer a las 2:55 pm

» Tienda de items
por Eliwood Ayer a las 2:35 pm

» Registro de Support
por Eliwood Ayer a las 2:33 pm

» Tienda de armas
por Eliwood Ayer a las 1:20 pm

» Venta de artículos
por Eliwood Ayer a las 1:17 pm

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Isamu el Dom Nov 25, 2018 9:07 pm

A pesar de haber aprovechado las horas anteriores al mediodía para poder realizar el camino más arduo, el calor seguía siendo un factor a tener en cuenta cuando se hacía un camino un poco más largo de la norma. Y más cuando veía que el sol cada vez iba tornándose más alto y, con ello, que el calor aumentaría potencialmente al punto de ser simplemente intolerable. Pero era cierto que un alivio considerable era estar ya bajo el amparo de los árboles selváticos y, con ello, que una notoria sombra los protegía ya del inclemente astro solar.

En parte se sentía familiar aquella frondosa arboleda. Le recordaba a la densidad de los bosques de Hoshido, aun cuando nada tenía que ver el clima ni tampoco el tipo de follaje que tenía la selva. Pero la sensación de estar guarecido... La posibilidad de poder esconderse, camuflarse... Sí, se le hacía familiar, y le causaba una melancólica añoranza. Claro que echaba de menos su tierra... Pero bien sabía que ahora ese sitio era como veneno. Mejor ni mencionarlo. Y aun así...

Con bastante fluidez el zorro iba trepando raíces, esquivando ramas y pisando con cuidado mientras su atenta mirada se aseguraba de que ningún tipo de trampa u obstáculo pudiera entorpecer su camino. Al menos se sabía ya el trayecto hacia el poblado que habían logrado montar sus congéneres. Cosa que era un verdadero alivio si se pensaba detenidamente, pues no habían tenido un grato viaje hasta llegar allí y... El poder tener un lugar que considerar un 'hogar' era el mayor de los regalos dadas las circunstancias.

También por esas circunstancias era por lo que le había sugerido a la Reina de Sindhu que fuera a visitar las instalaciones del poblado. Ya no por ver el estado del poblado, si no por ver el estado de los laguz que ahora residían allí. Y que apreciara que su acción de acogerlos no había sido en vano, que había servido para un bien mayor. Aun cuando la convivencia en la selva no era el lugar de los dioses, pues a veces sufrían pequeños sustos por los indígenas que por allí a veces se atrevían a asomar, pero dejando esos sustos, realmente se podía decir que tenían su hueco, su lugar. Incluso la opción de no tener que estar encerrados en un territorio concreto, si no que podían viajar de quererlo hacia otras zonas de la nación también era algo que sobre todo los jóvenes agradecían, pues en Hoshido nunca se lo hubieran podido permitir tal y como estaban las cosas.

Estaban satisfechos. Y agradecidos. E Isamu, además de querer que la manakete de rosados cabellos viera el bien que había realizado, también quería que su gente conociera a la responsable de aquel presente. ¿Quizás estaba pidiendo demasiado? Nah...

- Vamos, su Majestad~ A este paso nos saldrá musgo en la ropa - Bromeó con descaro mientras posaba una mano sobre el tronco de uno de los vigorosos árboles y volteaba lo justo su rostro para poder ver por dónde andaba tanto la laguz como la guardia que la seguía por detrás y que no había habido manera de quitársela de encima. Siempre había odiado que eso lo hicieran en su poblado cuando era más joven. Ahora no era una excepción... aunque al menos no le seguían a él, y era su único consuelo. Ya quedaba poco, y aun así necesitó alzar su mano para pasar el dorso de la misma por su frente perlada de sudor tanto por el clima como también por la caminata llena de obstáculos que estaban realizando. El calor no perdonaba.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Kitsune

Cargo :
Líder Tribal | Comerciante

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Fang1

Experiencia :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] YvwSTdF

Gold :
554


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Mar Feb 05, 2019 9:25 am

En cuanto Sissi había divisado el cabello blanco de Isamu en la misma galería de palacio que ella transitaba, había tratado por todos los medios poner distancia entre ambos y esquivar al laguz. Sin embargo, debía reconocer que ella carecía de tales habilidades, además de que al ser seguida por un conjunto de secretarios y ministros, le fue imposible darse media vuelta sin que el zorro se diera perfectamente cuenta de lo que pretendía. Aun así, trató de jugar con la baza de reina ocupada, y era cierto que no tenía tiempo que perder en cualquiera de los juegos que Isamu hubiera planeado para ella ese día. Pero cuando el kitsune la invitó a conocer el poblado de los suyos, con esa sonrisa y esas palabras amables, fue imposible para Sissi negar sus deseos. Sería una falta de respeto declinar tal hospitalidad, y mucho peor sería mandar a alguien en vez de a sí misma. Aunque no le gustara mucho la idea de pasar horas caminando con el extravagante, irónico e irreverente laguz, sus deberes como monarca de Sindhu superaban con creces sus molestias personales.

No era exactamente que le cayera mal, eso estaba segura de que no era. Pero por alguna razón lograba sacarla de sus casillas con una facilidad pasmosa. No estaba acostumbrada a esa clase de trato hacia su persona. Isamu siempre, siempre, siempre tenía un comentario gracioso, una contestación inteligente. Y parecía disfrutar más de lo que debería en ponerla contra la espada y la pared. Con cualquier otra persona, seguramente Sissi hubiera tenido mucha más facilidad para ignorarla, pero el kitsune era el líder de una tribu, lo que le hacía de sangre noble entre las razas laguz, y ante todo era un refugiado que había liderado a su pueblo hacia Sindhu. Le debía su tiempo como su nueva reina, y además la presencia de una tribu de zorros en la selva era algo que debía seguir de cerca, para comprobar que todo el asentamiento era correcto y que los kitsunes se hacían a la tierra y las leyes de su país. Solo deseaba que Isamu se lo pudiera más fácil, que fuera más educado y agradable con ella. A Sissi pocas veces la habían tratado así, y no sabía si todo era parte de la personalidad bromista de los laguz de su especie, o si de verdad quería burlarse de ella.

Quizás lo que necesitaban para afinar su relación era pasar tiempo de calidad juntos. La naturaleza todo lo curaba. Y si veía a su pueblo y lo conocía más en profundidad, puede que por fin entendiera qué es lo que sucedía con la personalidad de Isamu. Así que aceptó la invitación de buena gana, y mandó que les acompañasen un grupo de soldados y un par de secretarios. Los primeros porque la selva aún no era del todo segura, y los segundos porque habría cosas que necesitarían evaluar del terreno cedido a los kitsune, ver qué rutas de comercio abrir, qué materiales necesitaban, quedar en el precio de los impuestos una vez asentados, y otra clase de intercambios necesarios en un país con la mentalidad de Sindhu. Y decidió ir tal y cómo iba vestida. Con una falda blanca con el borde dorado y una túnica plateada de manga larga que se superponía a la falda y caía hasta por debajo de las rodillas, dos aperturas a los lados que permitían la movilidad. Una única tela semi-transparente y blanca era su complemento, y se la colocó encima de la cabeza rosada, que llevaba con el largo cabello suelto. No llevaba muchos adornos, apenas unos brazaletes, un collar dorado, y los pendientes en las largas orejas. Lo mejor para pasear era ir cómoda, al fin y al cabo.

Y eso hizo, caminar sin prisa pero sin pausa con la espalda de Isamu siempre en su rango de visión. ¿Acaso no podía caminar junto a ella como un hombre civilizado que la estaba invitando a su hogar? Pero las costumbres kitsune se le escapaban. Aunque conocía a Artemis, lo cierto era que no creía poder decir de ese zorro que fuera un kitsune salvaje como el que tenía delante. Al contrario que Isamu, Sissi apenas se había sentido azotada por el calor o la humedad. No estaba sudando, ni se sentía cansada por el camino recorrido entre la selva tropical, al contrario estaba disfrutando en demasía de lo que estaba viviendo. La naturaleza era su entorno predilecto, y por eso su palacio estaba adornado y vivo con tantísima vegetación que a veces uno podía creer que estaba en la misma jungla. Estaba observando una hermosa flor que no debía de haber florecido hacía muchos días, cuando la voz de Isamu rompió el encanto. Dirigió su mirada hacia el zorro y puso una mueca de infelicidad. – ¿Tanta sed tenéis, Lord Kitsune? Puedo darle una bota de agua si lo necesitáis, pero con este clima no es bueno apresurar el paso. Disfrute un poco de la tierra, y sí, del musgo también. – Y al llegar a su lado, tras un par de pasos largos, alzó la vista. Meditó.  – Y quizás le venga bien vestirse con túnicas sindhi, preparadas para este calor.

Ropa de Sissi:
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Lágrima de Naga
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.

Support :
Sera [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Iwzg0SR
Chrom [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v
Zephiel [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Piedra%202

Experiencia :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Fy4uE7I

Gold :
6210


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Isamu el Mar Feb 05, 2019 10:22 am

En realidad ese paso ligero, casi apresurado era una característica suya más que como tal el querer ir rápido. Tenía mucha energía, e irónicamente el ambiente cálido no le robaba energía si no todo lo contrario. También podía influir el haberse pasado algunas semanas 'calmado' por no tener nada en lo que moverse a excepción de pasearse el mercado y ya de paso patearse el palacio buscando a la aclamada reina para ver si lograba convencerla de sacarla de allí o cualquier plan dirigido a no ser de trabajo. Y oh, sabía perfectamente que la incordiaba, no por nada la 'perseguía'. Pero ella, a veces, le recordaba a su padre... Y eso, era algo que le traía una mezcla de sentimientos encontrados, pues aunque valoraba que fuera responsable, también sabía bien cómo el puesto había consumido a su padre a un punto de perecer, literalmente. Y no estaba dispuesto a ver de nuevo eso. No creía ni consideraba que la laguz de rosados cabellos se mereciera tal sino. Que aprovechara a mofarse un poco por diversión era otro tema por separado, culpa de la traviesa y sardónica personalidad del kitsune.

Y... Oh, para variar, ahí estaba. Regañándole de nuevo bajo esa capa de 'formalidad' que anteponía igual que el translúcido velo que ocultaba los llamativos cabellos de la reina de Sindhu. Volteó del todo, encarando tanto a la laguz como a los guardias que la seguían de cerca y los dos secretarios que también había llevado. Parecía una expedición en vez de un viaje a la aldea... Madre mía, no se desharía de esa marabunta de gente, ¿no? Y usando la misma mano que había usado para retirar el sudor de su frente, pinzó una parte de su kimono para agitarlo y airearse de esa forma tan informal y despreocupada.

- Oye, pues no voy a negar lo de acercarme la bota de agua, la verdad - Admitió con una leve y grave risa mientras se seguía abanicando un poco. - Aún no estoy acostumbrado a la humedad de este ambiente. Pero bueno, hay que adaptarse, adaptarse - Y ahí, como si de una broma personal para sí mismo se tratase, sonrió, socarrón, mientras miraba fijamente con sus sanguinos orbes a la laguz. Hablando de adaptarse... Sí, le causaba gracia saber que ella le siguiera el juego inconscientemente de evitarle.

Mas cuando Sissi llegó al lado del albino, fue que sonrió más risueño, casi con aire travieso. - Además, tengo ganas de ver a mis kitsunes y ver cómo han avanzado en la construcción. Somos muy mañosos, por si no lo sabías~ - Jocoso comentó aquello dándole un golpecito ligero con su codo al brazo de ella, como si fueran amigos y compañeros de toda una vida. Pero volvió a girar su rostro un poco para mirarla con una ceja arqueada. - Túnicas sindhi... - Y como si necesitara evaluar, la miró de arriba a abajo, observando con detenimiento los ropajes de ella y recordando los de los hombres. - ... Demasiado brillante para mi, me temo - Contestó al final con una risotada al imaginarse a sí mismo con algo de ese calibre y, no tardó en proseguir, pero dando un salto para pasar el obstáculo de un pequeño saliente y extender su mano para ofrecérsela a la laguz. - ¿Vamos? - La instó a seguir, sonriendo con matiz risueño y con su mano aún extendida.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Kitsune

Cargo :
Líder Tribal | Comerciante

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Fang1

Experiencia :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] YvwSTdF

Gold :
554


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Mar Feb 05, 2019 11:33 am

Atentos a la conversación, los secretarios se apresuraron a entregarle a Sissi una de sus botas de agua para que el Lord Laguz pudiera beber. Ella por su parte no llevaba apenas nada encima, al menos de forma notable. Escondida en el pecho, tras un choli ajustado que llevaba bajo la túnica, portaba su Dragonstone. Pero eso era un secreto que no compartía con nadie, como le habían enseñado que debía hacer sus padres. Aparte de eso, no cargaba con nada, iba simplemente cómoda con lo que llevaba. Ni siquiera tenía los pies cubiertos por sandalias. La selva se sentía mucho mejor con las plantas desnudas, y así era que estaban cubiertos de tierra negra y el bajo de su larga falta se había manchado. Aunque eso a la reina no le importaba lo más mínimo. Era solo tierra, su tierra, y nunca podría molestarle tener recuerdos de algo que amaba encima suyo. Aceptó con ademanes gentiles la bota de agua. Ella no tenía sed, parecía que la selva era incapaz de hacerla sentirse atrapada o constreñida por la maleza y el calor. Su alma manakete era de sangre fría, esa clase de ambientes eran de lo más agradables para Sissi, así que mientras el kitsune sudaba y se apartaba el pelo de la cara, Sissi estaba a su lado como una flor fresca.

Le iba a tenderle la bebida cuando el codazo provocó lo contrario. La reina encogió los  brazos y luego alivió la zona impactada con una mano. No le había dolido, pero fue una reacción de sorpresa ante la familiaridad exhibida. Ni siquiera Seraphiel le hacía esa clase de cosas. – Conozco bien la artesanía Kitsune. – musitó, aunque sentía que se estaba perdido algo, porque Isamu lo había dicho de forma jocosa y después se estaba riendo. A ella le gustaba el arte de la tribu laguz de Hoshido. En realidad, admiraba bastante todo lo que tuviera que ver con ese país, de modo que no entendía porqué isamu parecía burlarse de su propio pueblo y sus habilidades. – Debería existir más comercio entre su tribu y el mercado central, si es que la construcción ha avanzado y puede permitirse mandar más caravanas a la Ciudad Blanca. – dijo, aunque en realidad era más bien un pensamiento en voz alta. Parpadeó un poco al verle mirarla de arriba abajo, y no pudo evitar ruborizarse y fruncir un poco las cejas, algo indignada por el descaro exhibido.

Si le da un golpe de calor, luego no me llore como una cría de kitsune.
– suspiró y lo miró con cierto reto en sus ojos dorados. ¿Por qué los hombres extranjeros eran tan especiales con la vestimenta? El príncipe Chrom, el Rey Zephiel, y ahora Lord Isamu se negaban a llevar ropa que, técnicamente, les haría sentirse mejor con el clima. Además no estaba de acuerdo. El atuendo sindhi sin duda le quedaría muy bien a alguien con el cuerpo del laguz. Le observó un poco. Quizás le mandaría unas túnicas de todas maneras, alguna ocre, o blanca con bordados, nada demasiado cargado con hilos decorativos pero que siguiera siendo bonita y que fuera cómoda y ligera. Salió de sus pensamientos cuando vio la mano extendida hacia ella. Ni siquiera lo pensó. Puso su propia mano sobre la contraria, se agarró los bajos de la falta, y saltó con la bota bien agarrada debajo del brazo. – Gracias. – agradeció sincera, y después le tendió el agua. – Bebed. – y era tanto una orden como una seña de preocupación. Los golpes de calor no eran ninguna tontería.

Soltó su mano con un gesto que no fue nada violento, sino amable, y le instó a beber con un movimiento del mentón. La tela que había llevado a la cabeza había volado un poco con el salto, y ahora era como un manto que seguía a Sissi allá donde comenzó a caminar de nuevo. Recogió un poco el velo y se lo acomodó sobre los hombros y el pecho, pero no se cubrió de nuevo el cabello rosa. Alzó un poco el rostro al aire y aspiró. Conocía muy bien el olor de la selva, y sabía cuando algo no pertenecía al entorno natural. – ¿Estamos cerca, Lord Isamu? – preguntó aunque sabía la respuesta, quería saber cuan cerca. Había cierto aroma a humo y comida en el aire. La hora del almuerzo estaba sobre ellos, deberían llegar para entonces, supuso Sissi. – Sé que nos ha invitado, pero ¿no cree que hubiera sido mejor con las construcciones terminadas? No desearía imponer a su pueblo. Aunque, ¿les llegaron las provisiones que mandé, no es así? ¿Y la lista de plantas comestibles y aquellas no aptas para el consumo…? – Porque una de las cosas que no había pensado era en llevar su propia comida, pero hasta la misma Sissi comenzaba a tener hambre después de haber caminado tanto. Y no era una mujer de apetito delicado aunque no consumiera carne. Pero no deseaba imponer si el pueblo kitsune aún no tenía una red propia de abastecimiento.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Lágrima de Naga
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.

Support :
Sera [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Iwzg0SR
Chrom [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v
Zephiel [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Piedra%202

Experiencia :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Fy4uE7I

Gold :
6210


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Isamu el Miér Feb 06, 2019 11:09 am

Más que mofarse de su propio pueblo, eso era una broma por las segundas connotaciones que podían verse. Pero era obvio que ella no lo había captado y el único que se divertía con su propio humor era el propio kitsune de avispada mirada y sonrisa jocosa. Pero a pesar de todo, un atisbo de seriedad apareció en la voz del albino laguz cuando el tema a conversar fue sobre el poblado en cuestión y sus avances. Sintió la tibieza liviana de la piel de la manakete sobre su propia mano cuando ella aceptó la ayuda ofrecida, y pasó a suspirar levemente, comenzando a darle vueltas al tema en cuestión sacado: - Por ahora va a estar difícil el comenzar a hacer artesanía para comerciar, pues estamos dando los últimos pasos para acabar las viviendas y todos los útiles están siendo usados para completarlo todo. - Inició la respuesta con un tono sereno, tomando poco después la bota de agua que le ofrecía la pelirrosa con una ceja arqueada al escuchar esa orden. Porque eso era una orden, vamos, más claro el agua que le estaba ordenando beber. - Qué agradable eres - Soltó con desparpajo y bastante ironía, suficiente para ser captable hasta para quien no conocía el significado de la misma. Pero a pesar de todo destapó la bota y tomó varios tragos, sin ser apresurado en el momento pues sabía que tampoco era bueno beber mucha agua de golpe en medio de tanto calor. Y tras sentirse más o menos satisfecho, volvió a taparla y prosiguió su paso hasta alcanzar con soltura la menuda figura de la manakete, sosteniendo la bota aún.

- ¿Qué eres? ¿Un perrito? - Bromeó con aire risueño ante el gesto de olisquear y también la siguiente pregunta que realizó ella, pero un carraspeo de detrás suyo hizo que mirara por encima de su hombro a los mosqueados guardias y secretarios que los seguían precariamente cerca. Vaya... Ni una broma se podía hacer al parecer. Volvió a mirar al frente rápido, esquivando alguna raíz atrevida que sobresalía de la tierra. - Pero no, de hecho... ¿Ves allí, al fondo de los matorrales? Hay una pequeña estatua. Eso es el inicio del poblado. La verdad es que los árboles otorgan muy buen escondite. - Y aunque su tono fue más despreocupado e informal, ni cuenta se dio de aquello si no que estaba casi emocionado por ver cuánto podía haber avanzado el poblado en aquella semana que no había estado, y eso se notaba en su aspecto, con la cola balanceándose suavemente y las suaves orejas albinas agitándose suavemente a medida que avanzaba. Pero de golpe, el ruido de un peso muerto cayendo hizo que se alertara unos instantes antes de escuchar el llanto de un niño, similar al quejido de un animalito. Y ahí, la grave risa del kitsune se hizo presente. - Otro que se comió una raíz, seguro~ ¿Dónde estará? - Y se adelantó con soltura, siendo fácilmente perdido de vista hasta que volvió a aparecer con una pequeña niña kitsune de intenso cabello y pelaje cobrizo en brazos y que estaba llena de tierra húmeda. - ¿No te ha dicho tu madre que no debes correr sola por ahí? - Y la respuesta a aquella especie de 'regaño' que no fue pronunciado como uno por parte del albino fue recibir una mezcla de tartamudeos y berrinches de parte de la niña mientras pataleaba y se retorcía. - Vale, vale, ¡lo he captado! Estate quieta que si no vas a volver a caerte.

La pequeña kitsune dibujó un puchero y se agarró a la tela ocre del kimono del albino, incómoda al ver que había gente desconocida allí, pero Isamu no dijo nada, solo suspiró con una resignada sonrisa y sosteniendo el cuerpecito de la niña con su brazo, invitó a avanzar a la manakete y su guardia. - Bueno... ahí lo tenéis, nuestro nuevo hogar. - Bajando una pequeña cuesta de poca inclinación se veía una llanura con una inclinación opuesta haciendo que no se considerara un valle y no hubiera riesgo de inundación con las lluvias torrenciales. Las construcciones, realizadas con una estética hoshidiana, resaltaban mucho al ser de carácter anguloso y sencillo pero elegante, y una variedad de kitsunes se veía que estaban de un lado para otro con un ritmo atareado dispuesto por la necesidad.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Kitsune

Cargo :
Líder Tribal | Comerciante

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Fang1

Experiencia :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] YvwSTdF

Gold :
554


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Mar Jun 25, 2019 8:31 am

Lord Isamu era un hombre risueño, de eso Sissi estaba segura. Quizás demasiado. Y, en especial, a costa de ella. Mezclaba galantería con burla y la reina no sabía bien cómo sentirse: si ofendida o adulada. En todo caso, era un impertinente. ¿Era esa forma de tratar a una reina? Estaba segura de que no y sus soldados pensaban lo mismo. De vez en cuando les lanzaban miradas de extrañeza, en especial a Sissi, como si no entendieran que no hiciera nada al respecto. Pero ya había intentado decirle en alguna ocasión que tuviera un poco más de decoro, y Lord Isamu lo había ignorado como si fuera una sugerencia nimia. Pero después, Sissi había visto que ese trato lo tenía con muchos otros, para el escándalo de algunos de sus ministros, así que llegó a la conclusión de que esa debía ser su personalidad y, además, nunca llegaba a un punto de verdadera ofensa, algo por lo que tendría que hacer algo. Así que Sissi le dejaba estar, aunque se le hiciera a veces molesta su presencia con los comentarios rápidos, inteligentes y sarcásticos.

Sin embargo, otras veces, Lord Isamu era verdaderamente cortés y amable. Sissi le vio volver con la pequeña kitsune en el brazo con tanto cuidado que su percepción de él cambió un poco. Una persona que sabía tratar a los niños no podía ser mala y, aunque sabía que Isamu no era malvado, el gesto sirvió para dulcificar su carácter a ojos de la reina. Sissi sonrió de oreja alargada a oreja alargada, encantada con el nuevo descubrimiento y se acercó a ambos con paso ligero y movimientos suaves, para no asustar a la niña que, tímida, se agarraba a los ropajes del mayor. Antes de llegar a ellos, recogió del suelo una orquídea que se había caído del tallo. Como la niña, la flor estaba también llena de tierra. Se la ofreció a la pequeña con sonrisa amable y alentadora.

–Ella también se ha caído, va a necesitar alguien que la cuide. ¿La cuidarías por mí?
–le preguntó Sissi y esperó. La kitsune la miró desconfiada, con ojos rasgados por una pupila afilada, pero Sissi no desistió; aguardó a que se hiciera a su olor, que sin duda demostraba que sus intenciones eran buenas y, al mismo tiempo, dejó escapar la tranquila esencia de los manaketes, hasta que un aura de tranquilidad la rodeó. Al final, tras unos segundos en los que la niña pasó de tener el ceño arrugado a liso, agarró la flor y volvió a abrazarse a Isamu con timidez, aunque mucho menos arisca que antes. Sissi le sonrió una última vez antes de regresar su atención al nuevo poblado Kitsune. La estética hoshidiana le encantó. Aunque no fuera propia de esos parajes, la madera contrastaba de forma muy bella con los colores selváticos. Y la estructura era perfecta para evitar el calor y protegerse de las lluvias.

–Es un lugar muy bello, Lord Kitsune. Tenéis un pueblo muy trabajador
–alabó sincera. Su pueblo también era muy trabajador, aunque muchos creyeran que por la atmósfera relajada y alegre esto no fuera así. Al contrario, la gente podía rendir mucho más de esa manera pero, para que mantuvieran el interés, también alimentaban la competición entre sabio, joyeros y otras profesiones, para que mejorasen cada vez más haciendo lo que querían. Comenzó a bajar la suave colina agarrándose la falda con las manos y, aunque mantenía casi todo el rato los ojos en el poblado, también se le escapaba la mirada a Isamu. Se le veía tan feliz que Sissi no podía evitar empatizar y sentirse feliz ella también. Los soldados les siguieron a una distancia prudente, las armas guardadas ahora que habían salido de la selva y no había peligro.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Lágrima de Naga
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.

Support :
Sera [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Iwzg0SR
Chrom [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v
Zephiel [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Piedra%202

Experiencia :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Fy4uE7I

Gold :
6210


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Isamu el Mar Jun 25, 2019 7:28 pm

Eran curiosas las reacciones de aquella laguz... Cómo pasaba de estar regañándolo en la cara a tratar con tanto cuidado a la pequeña pelirroja que mantenía en sus brazos, la cual... Tras unos instantes de observación y asimilación de la situación, acabó aceptando ese 'presente' que realmente parecía ser una especie de consuelo ante la situación de la chiquilla. Y aunque sintió de nuevo en tirón sobre sus prendas por la azorada actitud de ella, el kitsune no hizo nada al respecto. Solo la sonrió con aire risueño, cercano, para que se sintiera segura y, siguió avanzando.

Era cierto que la estética de aquel pequeño poblado hoshidiano era completamente opuesto a las formas orgánicas y fluidas que ofrecía la selva, siendo casi una arriesgada apuesta por la rectitud y pulcritud que representaban esas casas. Pero en parte también era cierto que, a pesar de todo, no eran una mala opción teniendo en cuenta las circunstancias climáticas de aquella tierra. Es como si en esa búsqueda de adaptación hubieran encontrado una unión de culturas. - No tengo. Somos un pueblo muy trabajador - Remarcó con una sonrisa sincera.

La reacción de los aldeanos al ver a los guardias de la Reina fue de absoluta desconfianza e incluso llegando a la alerta. Pero rápidamente esa alarma se fue cuando vieron la conocida y llamativa figura del albino acompañarlos pocos pasos atrás, asomando con la pequeña kitsune sujeta en su brazo. Algunos salieron corriendo diciendo que avisarían al resto, mientras que otros se acercaron, sobre todo laguz de entrada edad para recibirles en unas correctas presentaciones y actitud de anfitriones. Disculpándose por no poderles ofrecer una visión mejor del poblado... Parecían incluso temerosos al respecto, teniendo muchísimo cuidado con las palabras usadas, gestos llenos de pequeñas reverencias. Nada que ver con la actitud que pudiera lucir en cualquier momento el confiado y astuto líder.

Y de hecho, él no aguantó mucho más esa actitud que estaba viendo. Porque sabía bien porqué la tenían... Porque conocía la causa de aquello. Y eso, lo repulsaba. - Ella ya sabía que no vería completo el poblado. Ya sabía que no teníamos aún mucho que ofrecerle. Y ya conocía nuestras circunstancias. Así que dejad de tenerle miedo. Ella no es 'él' -Y tras esas duras palabras, un denso silencio solo roto por un hilo de voz que pronunciaba su voz hizo que bajara su mirada a la pequeña que tenía en sus brazos. - Vuelve a casa, ¿si? Recuerda que conozco donde vives, como me entere de que no has vuelto te vas a enterar - Sonriendo con aire travieso la dejó en el suelo, picándole el costado con su dedo a modo de cosquillas el cual sacó una cristalina risa de la infante que, acabó correteando con la orquídea  entre sus manitas. No necesitaba más para volver a su actitud normal, olvidando ese momento 'severo' anterior. Y ahí, alzó su mirada por encima del resto para observar unos instantes los avances que no conocía. - Cierto. Las casas fronterizas estaban ya acabadas, ¿no? Vayamos al patio de una de ellas.

Los ancianos que se habían acercado, comprendiendo el porqué el albino había pronunciado aquello, parecieron resignados con suaves sonrisas, como si hubieran necesitado recordar aquello. Y ahí, la actitud cambió: más abiertos, cercanos, les ofrecieron incluso algo de té a los guardias y secretarios mientras los acompañaban a la primera casa que parecía estar acabada, en la cual aún no se percibía signos de vida dentro de ella. Dentro, tras las delicadas puertas correderas, se podía ver un sencillo patio interior de techo abierto que tenía un pequeño jardín hoshidiano con un shishiodoshi.

- Darme unos momentos, ahora vuelvo~ - Sonriendo con despreocupación les invitó a sentarse en el fresco borde del patio mientras se alejaba por el pasillo en suaves pasos generados por el suelo de madera contra los descalzos pies del laguz. Para cuando volvió, pasados unos minutos, traía con él una bandeja con tazas suficientes como para servir té tanto a la manakete como a los guardias, además de para sí mismo. Arrodillándose en el suelo del pasillo en modo seiza, comenzó a servir el té, repartiendo las tazas uno a uno. - Por desgracia no tenemos aperitivos, todo está siendo usado para las comidas principales... Pero sí puedo deciros que no os quedaréis sin comer. La lista de plantas comestibles ha sido muy útil - Y era cierto, pues aunque no eran una tribu demasiado grande como para ser un verdadero problema, seguían siendo suficientes como para que la comida pudiera ser un factor importante. Pero nada que ver a cuando estaban viajando de camino a allí.

Pero si bien se estaba acomodando en ese momento, tomando la taza entre sus manos con intención de disfrutarla tras percibir el característico aroma de la infusión, también fue cuando una de sus orejas se agitó ante el estímulo sonoro que percibió de golpe. Y dejando de lado la taza, se incorporó mientras giraba, con intención de abrir la puerta que tenía detrás, mas se adelantó un joven kitsune. -¡Isamu-sama! Al sur... ¡Hay enemigos!

La mera mención hizo que el pelaje níveo de su cola se erizara suavemente, frunciendo su ceño. - ¿Qué son? ¿Caníbales o...? - En ambos casos era malo, pero con unos se actuaba de una manera diferente que con otros... Llevan... armaduras... y no parecen entablar conversación, ni entre ellos mismos...
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Kitsune

Cargo :
Líder Tribal | Comerciante

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Fang1

Experiencia :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] YvwSTdF

Gold :
554


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Vie Jun 28, 2019 5:48 am

Sissi respondió a la sonrisa ajena con una propia. Era cierto que Lord Isamu era también un hombre trabajador, aunque muchos no lo dirían por su personalidad juguetona. La misma reina había cometido el error de subestimarle en un principio, pero ahora podía ver que no era como había pensado. Había orgullo por su pueblo y sus raíces en su mirada. Y eso fue algo que Sissi apreció, porque, para ella, un buen líder no podía serlo si no amaba a su gente por completo. Y, al parecer, el sentimiento era mutuo. La tribu kitsune se mostró desconfiada y arisca, y solo al ver que Isamu iba con ellos comenzaron a relajarse. Sissi entendía esa actitud. Soldados desconocidos podían provocar el pavor de quien no les conocía. Pero no había podido marchar sin ellos. La selva era un lugar peligroso y los emergidos y caníbales deambulaban entre la frondosidad de sus árboles. La reina les hizo un gesto para que se quedaran algo más atrás y que solo ella y sus dos secretarios, una beorc y un laguz halcón, fueran al frente. Ninguno de ellos llevaba armas y los guardias las mantuvieron enfundadas, su actitud relajada.

Sissi hizo una suave reverencia de respeto ante los saludos de los venerables ancianos de la tribu. Y todos en su comité también. Que no se dijera que la educación sindhi era solo para altos dignatarios. Incluso al ser una reina, Sissi mantenía una actitud amable y cercana. Respetaba a la gente de edad y, aún más, a aquellos que le ofrecían comida y acomodaciones. Allí, ella era una huésped y sería agradecida. La voz severa de Lord Isamu la sorprendió y, por unos momentos, le hizo mirarle con ojos abiertos y las cejas alzadas. Desde que le conocía, nunca le había escuchado emplear tal tono de voz, ni siquiera algo parecido. Pero lo que dijo esclareció muchas cosas. ¿La habían tenido miedo? Eso nunca hubiera pasado por su mente porque nunca le había sucedido, y mucho menos cuando se hallaba en su forma antropomorfa y no en la dracónica. Apenas se percató de que Isamu no había usado sus títulos, parecía más bien que se había olvidado de que estaba allí, escuchando todo lo que decía. ¿Quién era “él”? Debía ser causa de un gran sufrimiento para el pueblo, pero también para Isamu. Sin embargo, Sissi no respondió. Miró a sus secretarios, que estaban tan extrañados como ella.

El silencio, tal y como había comenzado, dejó de ser: Isamu cambió abruptamente de tema y les invitó a una de las casas fronterizas, aún sin habitar. Sissi le siguió. Los demás tuvieron que quitarse las sandalias en la entrada, pero Sissi ya iba descalza, así que le dijeron que podía pasar adelante, hacia un patio interior. De inmediato, se maravilló con la paz que allí reinaba. Como ser de la naturaleza, Sissi se sentía irremediablemente atraída hacia los jardines. Por eso, su palacio en la capital estaba adornado con cientos de macetas con plantas, y había balcones que dejaban caer enredaderas y flores. Pero aquella sorpresa había sido especial. Mientras el resto se acomodaba en el borde del patio, la reina avanzó con cuidado por el vergel interior. Admiró con tanta atención el shishiodoshi que una kitsune de edad avanzada se acercó a ella.

–Venerable anciana, ¿qué es este tipo de fuente? – preguntó Sissi. La anciana, tras una risa suave, seguramente dada por el apelativo educado con el que una reina se había referido a ella, le explicó sus desempeños en la estética de los jardines hoshidianos y cómo funcionaba. La manakete quedó tan maravillada que pidió que le describiera su funcionamiento al detalle, pues nunca antes había visto algo igual. Incluso cuando Isamu llegó con el té y los secretarios y guardias empezaron a degustar la bebida, Sissi siguió inmersa en conversación con la kitsune. Cuando bebía conocimiento, la reina apenas hacía caso a lo que la rodeaba de lo concentrada que estaba. Sin embargo, el súbito grito logró sacarla de su burbuja de jardines y fuentes. Miró hacia la puerta corrediza, donde ya habían dado la alarma de enemigos. Se concentró, respiró. Había un aura oscura que chocaba contra su esencia de manakete. Es el viento aciago –anunció. Emergidos. De inmediato, todos los soldados sindhi entraron en formación. Sissi les siguió sin reparos, a pesar de que la anciana trató de decirle que estaría más segura con ellos. –Soy Sissi de la tribu de dragones divinos de Naga –dijo y sonrió–, y  pelearé por mi pueblo.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Lágrima de Naga
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.

Support :
Sera [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Iwzg0SR
Chrom [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v
Zephiel [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Piedra%202

Experiencia :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Fy4uE7I

Gold :
6210


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Isamu el Vie Jun 28, 2019 6:45 am

Fue suficiente. La explicación del joven zorro que había venido a avisar sumado a las palabras de la manakete hicieron que no solo los soldados se pusieran en formación en pocos instantes, si no que el propio Isamu se dirigiera hacia ellos. - Kimetsu, ¿han ingresado ya en el poblado? - Interrogó mientras se dirigía a una de las puertas correderas para abrirla completamente, buscando la salida de la tradicional casa y seguido a pocos pasos por el muchachito de pelaje castaño. - ¿Eh? P-pues... No cuando me pidieron que os avisara... Pero ahora... - Y es que, había que ser consecuente. En la aldea de los kitsunes no se caracterizaba por tener ahora un gran número de laguz disponibles para combatir. Ya que... Todos los que se habían salvado eran población considerada 'débil'. Los verdaderos combatientes habían quedado en su tierra, bajo las órdenes de un Lord Kitsune que no supo retroceder a tiempo y que, terco en sus ideales tradicionales, había llevado al poblado casi a la extinción.

Por eso, Isamu se había visto en la necesidad de crear un nuevo método de defensa. Y eso, también hacía que las casas estilo hoshidiano fueran necesarias gracias a su precisa colocación. No podían simplemente arrasar contra los emergidos como podría hacerse en otras circunstancias. No, allí, en el poblado, tenían que 'jugar sucio'. - Bien... ¿Se han puesto ya en posición los kitsunes más cercanos a la entrada sur? - La puerta principal fue abierta. Allí, en vez de escucharse un griterío propio de un ataque, solo se pudo apreciar un denso silencio mientras que las calles estaban completamente abandonadas. Como si no viviera allí nadie. Como si se hubieras desvanecido. - Sí, Isamu-sama. Eso sí estoy seguro de que comenzaron a hacerlo. Ahora... Si me disculpa - Y ahí, se pudo ver cómo la forma del castaño se transformó, tras sostener su pequeña beastone, en un zorro de tamaño medio para la especie que eran debido a su juventud que, silencioso y ágil, desapareció entre los pasillos perfectamente vacíos y en la que se podía apreciar la perfecta distancia que había entre casa y casa.

En cambio, ahí, giró para encarar a la tropa de soldados y también a la laguz de rosados cabellos. Y ahí, suspiró con una resignada sonrisa. - Ah... esto va a ser extraño... - Claro, ¿a ver ahora cómo le explicaba resumidamente todo el plan de defensa que tenían allí? - ¿Puedo suponer que vais a ir a primera línea de ataque, Su Alteza? - La pregunta era importante. Sobre todo porque ellos necesitaban que los emergidos, literalmente, entraran dentro del poblado. Por eso, las casas fronterizas eran tan importantes y más grandes que el resto. Porque albergaban a los kitsunes mejor condicionados y que, podían permitirse al menos atacar con suficiente agilidad para que la muerte fuera rápida para el enemigo que se atreviera a cruzar los pasillos estrechos de la aldea. No permitían movilidad, no permitían más espacio que el que pudiera necesitar un kitsune de tamaño considerable para atacar y volver a guarecerse en los patios interiores de las casas fronterizas. Además, también había salidas secundarias de sótanos para los kitsunes más pequeños que, como madrigueras, les permitían tener más de una salida y entrada a las casas. Era rastrero, casi jugar con las técnicas de asesinato en vez de hacer una batalla real. Pero, sencillamente, ellos no podían permitirse eso. Y eso Isamu, lo sabía muy bien. Lo tenía muy presente.

- No te preocupes si alguno entra dentro de la aldea. Por desgracia, hemos aprendido bien a defendernos de ataques así - Y aunque en su voz parecía brillar un tinte ácido, estaba siendo serio al respecto. Habían aprendido. Y de hecho, que Isamu estuviera en el poblado hacía todavía más fácil las cosas. Porque era un blanco visible, llamativo. Y porque él conocía a la perfección la colocación exacta de sus 'defensores'. E indicándoles el camino, les invitó a salir de la casa para comenzar a cruzar los pasillos vacíos de la aldea, en dirección a la zona sur donde comenzaba a percibirse el característico sonido de las armas y el metal repiquetear con los pasos de los soldados emergidos que se acercaban y parecían estar en el umbral ya del inicio del poblado.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Kitsune

Cargo :
Líder Tribal | Comerciante

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Fang1

Experiencia :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] YvwSTdF

Gold :
554


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Vie Jun 28, 2019 3:19 pm

Sissi caminó al lado de Isamu, sus pasos más rápidos para poder estar a la par de la zancada del kitsune. No le fue difícil entender qué clase de estrategias se llevaban a cabo para defenderse. El joven Kimetsu lo ilustró bastante bien al moverse en sigilo por las calles abandonadas. Era casi como una villa muerta, sin población, nada parecido al asentamiento que la reina había conocido minutos antes. Sin embargo, Sissi sintió como una piedra se le aposentaba en el estómago. Ella allí no cabía. Los espacios entre casas eran demasiado estrechos y los patios interiores, si tomaba como referencia el lugar donde habían estado antes, eran pequeños en comparación a su tamaño. No deseaba romper nada, ni ayudar a la destrucción que pudieran provocar los emergidos. Sus soldados no tendrían problema. Los demás laguz podían transformarse sin problema. Pero ella medía casi seis metros de envergadura. Y su peso rompería los techos de madera. En su frente comenzaron a aparecer gotas de ansiedad.

Ante la pregunta del kitsune, Sissi se sobresaltó por haber estado demasiado metida en sus pensamientos. Y, tras unos momentos de meditación, negó con la cabeza y se detuvo. –No serviré de esa manera –dijo y se volvió a sus soldados–: Seguid las estrategias de Lord Isamu y proteged el poblado. Yo trataré de ayudar desde otra posición–. Alguno intentó ir con ella, pero Sissi se negó. –Os necesitan en la zona de ataque, me reuniré pronto con vosotros –dijo con un tono que inspiraba confianza aunque no dejaba de ser una orden. Después, miró al líder kitsune con seriedad y solo asintió una vez con la cabeza antes de correr por las calles contrarias a las que ellos tomaban. Le cedía total liderazgo de su guardia. Ella nada sabía de las técnicas de lucha de los zorros hoshidianos, pero intuía que preferían el silencio y la estrategia antes que la fuerza bruta que ella solía emplear. No sería ninguna carga para ellos. Podía luchar, solo debía encontrar un lugar donde transformarse sin problema y atacar desde el aire.

No obstante, Sissi no pudo llegar siquiera al extremo del poblado que lindaba con la selva. En una de las estrechas callejuelas entre casa y casa, había dos emergidos que, agazapados y usando técnicas de evasión, se desplazaban sin ser notados, ni siquiera por la reina que, ingenuamente, iba en su dirección. Solo fue consciente de la amenaza por golpe en sus piernas que la lanzó hacia un lado. El joven Kimetsu la había empujado antes de que una jabalina atravesase el débil estómago de su forma antropomorfa. Sin embargo, el ataque fue tan rápido que el kitsune solo pudo evitar que le impactase de lleno. La jabalina rozó el costado izquierdo de Sissi, del que de inmediato salió sangre que manchó su larga falda blanca. El joven Kimetsu arrastró al cuerpo de la aún confundida manakete hacia una de las madrigueras a ras de suelo y ahí, la instó en un chillido suave a entrar arrastrándose por la tierra y seguirle.

Por la adrenalina, Sissi aún no notaba el dolor. Ni siquiera había procesado que había sido herida, así que se fue detrás de su salvador aunque la contracción del vientre al agacharse y reptar por el suelo le abriera aún más la carne. Allí abajo reina la más absoluta oscuridad, solo rota por lejanos fragmentos de luz de las diferentes salidas. La reina parpadeó y mantuvo el silencio. El acero de los emergidos sonó en la calle, pero no les encontraron. Kimetsu seguía en su forma laguz. Emitió un sonido de preocupación al ver cómo Sissi, de forma inconsciente, se agarraba el costado. Sin embargo, la reina le calmó. –Shhh. N-no te preocupes, joven, es solo un rasguño. Tú ve delante. Dime donde puedo ir. Yo te sigo –. Tampoco tenían más opciones. Afuera, ya eran más audibles los sonidos de la batalla. Quizás se había abierto un frente defensivo gracias a la presencia de su guardia, aunque ahí abajo era imposible saber nada con certeza. Kimetsu obedeció con rapidez. Parecía conocer bien esos pasadizos. Sissi no fue tan rápida. Llegó un momento en el que hasta perdió de vista al joven kitsune. Parpadeó y ya no estaba ahí con ella.

Y, de repente, solo había silencio. Olía a humedad y cerrado. ¿Dónde estaba la salida? Todas las luces eran demasiado lejanas. No podía respirar. Su respiración se volvió agitada y, aunque Sissi trataba de regularla para no destapar su escondite, apenas lograba llenar sus pulmones ahí abajo. Era consciente de que había algo mal con ella. Su mente le decía que estaba bien, que solo tenía un pequeño rasguño pero que eso no era nada, que podía seguir a pesar del dolor. Pero era esa oscuridad, ese silencio. Estaba como en una cripta sin sol ni plantas ni nada vivo. ¿Había acaso vuelto a dormir? ¿le esperaban otros cien años de mente despierta y cuerpo dormido, en los que no podía siquiera gritar? No quería volver a ese lugar, a la cripta llena de tinieblas y nada más. Trató de arrastrarse hacia un lugar fijo, pero no podía ver nada más. Sissi se acurrucó sobre sí misma en posición fetal Nadie iría a buscarla. Se quedaría allí perdida en el pozo sin que nadie se acordase de que existía. Solo la acompañaría el silencio. En su mano, brilló su Dragonstone.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Lágrima de Naga
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.

Support :
Sera [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Iwzg0SR
Chrom [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v
Zephiel [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Piedra%202

Experiencia :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Fy4uE7I

Gold :
6210


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Isamu el Vie Jun 28, 2019 8:03 pm

Las primeras palabras de la laguz de rosados cabellos fue suficiente para comprender a lo que se refería. No cabía. Literalmente, su cuerpo en forma laguz no cabría ni en el primer frente ni en ningún lugar de la aldea. Y eso, lo comprendió Isamu en ese mismo momento. Por eso en ese momento también comprendió las intenciones que estaba teniendo ella al cederle el poder de su guardia y alejarse. Al igual que comprendió rápido el recelo de todos los soldados al dejarla ir sola. Al fin y al cabo, estaban allí precisamente para protegerla... Dudaba mucho que fuera a agradarles mucho ese giro de los acontecimientos. Pero dispuesto a no perder ni un solo minuto más, fue que prosiguieron su camino hacia la entrada sur.

- Bien... Sé que estáis acostumbrados a otro tipo de estrategias de batalla que son más directas. Pero, aquí, eso no va a funcionar... Esta aldea, de hecho, no está hecha para combates directos o de resistencia... Nosotros no estamos preparados para poder defendernos con un buen ataque... Por eso no veis a nadie por la calle ahora. - La explicación comenzó en un bajo tono de voz, para no ser un blanco tan directo. Y de hecho, incluso chistaba de vez en cuando al escuchar algún ruido fuera de lo normal para comprobar de dónde procedía, moviendo en suaves tics las níveas orejas. - ...Por eso mismo, no voy a pediros que vayáis en una misma tropa, si no todo lo contrario... Quiero que os dividáis en parejas, y que cada una flanquee una esquina de los primeros edificios de la entrada. Solo podemos usar emboscadas para acabar con ellos - Y comenzando a dirigir a cada dúo de soldados en sus respectivos puntos mientras les daba las últimas indicaciones, fue que tomó la beastone que llevaba segura en su cuello, bajo la protección de cuero que llevaba, para poder usarla, transmutando su forma en la de un zorro de albino pelaje que sobrepasaba fácilmente los 2 metros de altura.

Estirándose unos segundos mientras bostezaba solo por mero calentamiento previo a lo que sabía que le iba a tocar. Y sabía que no iba a ser ligero. Saltó con facilidad por uno de los techos bajos de una de las casas con el objetivo de acceder al patio interior del mismo, aprovechando el salto para poder inspeccionar el cómo estaba situada la tropa de emergidos que ya se estaba internando en el poblado. Y ahí, fue cuando el primer contacto se hizo, gracias a la artimaña de uno de los jóvenes kitsunes que se había abalanzado por encima del techo sobre uno de los emergidos, tumbándolo antes de ir a la garganta a morder. Sin gruñir, sin emitir ruido alguno más que el que la armadura del tumbado enemigo pudiera hacer, o el de su garganta borbotando sangre con la que se estaba ahogando irremediablemente. Y volviendo a esconderse por encima del tejado al que alcanzaba con bastante soltura gracias a que la altura de las casas no era demasiado grande para la agilidad de un zorro, fue cuando los emergidos comenzaron a dispersarse por todas las calles en cuanto percibían un ataque. Y eso, era lo que se buscaba. Que se dispersaran.

La blanca figura de Isamu también participó en ese 'atrapa a la gallina' con el pequeño añadido que, él encima sirvió como cebo para que algunos emergidos armados con espadas y lanzas le siguieran, guiándolos eficazmente hacia donde sabía que estaban colocados los guardias de Sindhu para que les dieran muerte en aquellos ataques sorpresa. Por supuesto, él también ayudaba en aquellas circunstancias, usando sus garras y fauces con fiereza aprovechando a seguir siendo el blanco de los emergidos para guiarlos en diferentes puntos de toda la aldea. Poco a poco, la tropa de emergidos iba reduciéndose, lento pero sin pausa.

Una vez dejaron de entrar más emergidos dentro de la aldea, era el momento de revisar todos los pasillos para asegurarse de que estarían limpios mientras los kitsunes de entrada edad se encargaban de atender las heridas ocasionadas en las peleas, que a pesar de llevar el factor sorpresa con ellos, seguían estando presentes. Por suerte, no había ninguna de severa gravedad. Pero mientras algunos soldados que estaban en buen estado y la figura del albino kitsune manchado de sangre caminaban por las calles, fue allí que una jabalina certeramente lanzada se dirigió hacia ellos. Los reflejos fueron decisivos en ese momento. Si Isamu no se hubiera apartado en ese momento, la jabalina habría alcanzado fácil su pecho. Allí, dos emergidos usando skills de evasión parecían haber estado buscando algo pero al percibir las nuevas amenazas, cambiaron su dirección hacia ellos. Pero dos contra tres laguz no tuvieron nada que hacer. Mas en ese preciso momento el sensible olfato del albino kitsune le hizo acercarse a un punto concreto de la calle donde algunas gotas de sangre, aún húmedas, manchaban el suelo. Pero mientras interpretaba el aroma que percibía, la pequeña en comparación figura de un zorro de colores castaños apareció, acercándose al kitsune mayor y, con sencillas indicaciones gesticulares, indicarle que le siguiera. Ahí, fue cuando volteó hacia los dos soldados, en este caso transformados en sus respectivas formas laguz que equivalían a un halcón y un gato. -¿Podéis seguir patrullando las calles por si acaso? Visto lo visto...- No necesitó decir más. Los dos soldados asintieron, pareciendo conformes con aquello aunque visiblemente se veían inquietos. Y era normal que lo estuvieran. Isamu se estaba preguntando lo mismo que ellos se estarían preguntando: ¿dónde se había metido la manakete...?

- Isamu-sama... Yo... Llevé por las madrigueras a Su Alteza... Pero la perdí cuando salí de ellas. Pensaba que me seguía... - La voz distorsionada de Kimetsu se oía casi ahogada por la angustia mientras estaba corriendo en su forma kitsune, seguido de cerca por el blanco zorro que escuchaba aquello con una ligera cojera, intuyendo que había algo más. - Estaba herida... Tuve que ocultarla... Pero la perdí... - Y eso, erizó el pelaje del kitsune albino ante la idea de que alguien que no sabía guiarse por las cuevas se hubiera quedado perdida por ese laberíntico pasadizo subterráneo.

Alcanzaron la entrada a la madriguera por la que Kimetsu había escondido a la laguz. El fuerte aroma a sangre invadía el pasadizo. - Ve por el que está más allá. No estamos seguros de que haya seguido o se haya mantenido en el mismo sitio... Tenemos que buscarla por toda la red... - Y ni acabó toda la frase antes de meterse en el pasadizo, necesitando casi arrastrarse al ser su cuerpo algo más grande de la media, pero pudiendo aun permitirse avanzar por la gruta. La oscuridad no era un problema, pues su vista seguía siendo adaptada a la noche, además de que el fino olfato ayudaba a poder orientarse. Sobre todo cuando un estridente aroma a sangre era el que lo guiaba...

Se acercaba... Estaba cerca... El característico olor a sangre fresca era inconfundible...

Pronto, su mirada percibió, con las pupilas dilatadas al máximo para percibir el mínimo rastro de luz, la luz tililante justo en uno de las bifurcaciones. Y cuando se asomó por donde la luz le indicaba, se encontró con la menuda figura de la laguz acurrucada en el espacio del pasadizo. Su hocico, manchado parcialmente con la sangre de los enemigos caídos, tocó el brazo desnudo de la laguz, buscando comprobar si estaba o no consciente. Pero al no recibir una respuesta o reacción notoria, acabó aferrando las ropas con sus fauces para retroceder, arrastrándola por el pasadizo hasta volver a la bifurcación aun yendo de espaldas y, girar por la misma, buscando la salida que sabía que no estaba demasiado lejos. Soltó las ropas solo para poder asomarse un momento su cabeza por la salida, asegurándose que era una dentro de los jardines para, poder salir poco después con el cuerpo de la manakete, recibiendo la luz que se colaba entre los árboles por el patio interior. Estornudó suavemente mientras se sacudía y, un ligero chillido salió de sus fauces, viendo cómo al poco aparecían un par de ancianas que, al ver la precaria situación, se apresuraron a acercarse para atender a la monarca.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Kitsune

Cargo :
Líder Tribal | Comerciante

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Fang1

Experiencia :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] YvwSTdF

Gold :
554


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Sissi el Dom Jun 30, 2019 2:37 pm

La oscuridad la estaba arrastrando. Sissi trató de luchar contra ella. Clavó las manos en el suelo, hasta que las uñas se le llenaron de tierra y las palmas se le rasparon con las piedras que encontró en su camino. Pero más no pudo hacer. Le faltaba tanto aire en los pulmones que ningún sonido podía salir de su garganta, ni siquiera tenía fuerzas para llorar o podía formar pensamientos concretos. Solo sabía que las tinieblas la devoraban con sus fauces y que no quería que ese fuera su destino de nuevo. Cien años había estado sumida en un letargo de cuerpo, pero no de alma; y la posibilidad de  una nueva parálisis del sueño la llenaba de pavor. En las criptas de la Ciudad Redonda, en Hatari, apenas nadie había ido a visitarla. Muchos de sus amigos murieron en esos cien años; su madre pocas veces bajó a hablar con ella; y aquel en quién Sissi más había confiado nunca fue a por ella. Rhett se marchó del ducado para no volver hasta décadas después, justo cuando ella misma se levantó de su maldición. ¿Volvería a ese estado de pesadilla? ¿Contaría sus huesos en su tumba en vida hasta el final de los tiempos?

Sissi hiperventiló con la cara contra el suelo. Aspiró polvo y su cara se manchó casi tanto como su ropa de color claro. Al salir del agujero subterráneo, fue más que visible el estado de la reina: su falda y su túnica estaban raspadas y manchadas de sangre, también cubiertas de tierra. La tela que antes llevaba con ella para cubrirse del sol había desaparecido. Su rostro era de un pálido enfermizo, su respiración ahogada. Por unos instantes, ni siquiera reaccionó ante las manos de las ancianas kitsune, que se habían apresurado a auxiliarla. Sin embargo, poco a poco empezó a recuperar algo de color en las mejillas, cuánta más luz de sol recibía y mayor contacto tenía con las plantas y hierbas a su alrededor, más parecía volver al mundo de los vivos. Pero no fue hasta que una de ellas le tiró agua en la cara, cuando no respondió a los suave empujones, que Sissi abrió los ojos y trató de incorporarse con una aspiración violenta de aire. Las ancianas la detuvieron por los hombros, casi tan sobresaltadas como ella.

¡Majestad! Tenga cuidado, debemos llevarla a la zona donde se están tratando a los heridos…
–dijo una de las ancianas. El resto revoloteó a su alrededor con cierta angustia al ver que la herida en su costado volvía a sangrar bajo la venda que le habían colocado. No obstante, Sissi negó con la cabeza. –¿Qué ha pasado con los emergidos? –preguntó. Y entonces, las ancianas le informaron de que todos los enemigos habían sido derrotados y que los kitsune estaban recogiendo los cuerpos en una única localización para ser quemados después. También le dijeron que había pocos heridos que ya estaban siendo tratados, y que sus propios soldados habían luchado con valentía. No hicieron ninguna referencia a las propias aventuras de la reina, pero Sissi no necesitó escuchar nada para saber que era de las pocas que no había contribuido a la protección del poblado. Aquello fue como una piedra en el estómago. Aunque sabía que habría sido muy difícil para ella ayudar por su condición de manakete sagrada, no se sentía mejor por ello. Y, además, habían logrado herirla.

Tragó el nudo que tenía formado en la garganta y trató de sonreír. –No es nada grave, es solo un raspón. ¿Dónde están siendo atendidos los demás? Si alguno ha sufrido alguna maldición puedo ayudar. –Y, efectivamente, había una persona que sufría una parálisis severa, producto de alguna extraña habilidad de un emergido. Con ayuda de una de las ancianas, Sissi se incorporó. Estaba algo mareada, pero la luz del sol y el aire le vinieron de maravillas. Quizás sí que necesitara algún tipo de cuidado mayor de su propia herida, pero no antes de saber que el resto de personas estaban bien. Fue ahí cuando se dio cuenta de la presencia del enorme zorro blanco. Solo necesitó mirarle a los ojos para saber de quién se trataba. Y entonces recordó las fauces que la habían arrastrado en la oscuridad y que, contrario a lo que ella había pensado, no la llevaron más adentro, si no hacia la luz. Isamu la había sacado de aquel lugar tan horrible y seguro que no podía imaginarse lo que eso podía significar para ella.

–Volviste a por mí –dijo Sissi con la voz tomada–. Gracias, Lord Isamu –Y agachó la cabeza en señal de sentida reverencia, un agradecimiento que le nacía del corazón. Quiso decirle más, incluso abrió la boca para hablar, pero al final la cerró. Había muchas cosas más importantes antes. Después podrían seguir la conversación. Pero Sissi nunca olvidaría que Isamu, líder de la tribu de Kitsunes de Hoshido, había entrado en el corazón de las tinieblas a salvarla.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Reina de Sindhu

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
DragonStone Plus [4]
Lágrima de Naga
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.

Support :
Sera [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Iwzg0SR
Chrom [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v
Zephiel [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Piedra%202

Experiencia :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Fy4uE7I

Gold :
6210


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Eliwood el Vie Jul 05, 2019 1:05 am

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Isamu ha gastado un uso de su beaststone.
Sissi ha gastado un uso de su dragonstone.

Ambos obtienen +2 EXP. Gracias al incremento de experiencia, la barra de exp de Sissi ha sido maximizada.

Sissi puede ahora aprender una Técnica Legendaria, de acuerdo a los requerimientos y pasos marcados en el sistema de armas y técnicas legendarias.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Iwzg0SR
Lyndis [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v
Nils [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v
Izaya [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Espada%202

Experiencia :
[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Iu4Yxy1

Gold :
89


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi] Empty Re: [Campaña de Liberación] El pasado se repite; los resultados, no [Priv. Sissi]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.