Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

¡Desencadena tu frío y oscuro brillo, hoja demoniaca! - Owain

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Desencadena tu frío y oscuro brillo, hoja demoniaca! - Owain

Mensaje por Owain el Dom Nov 25, 2018 5:53 pm

Nombre del Personaje
Clase
Frase del Personaje

Datos
Nombre: Owain

Edad: 18 Años.

Clase: Myrmidon.

Especialización: Espadas.

Afiliación: Ylisse. (Akaneia)

Ocupación:Héroe legendario traído desde la oscuridad. Mercenario

Personalidad
Owain tiene una tendencia por tratar su trabajo cual exagerada obra lírica, escribiendo historias inspiradas en sus batallas y reinterpretándolas en la vida real, dándole nombre a sus armas, ataques, y esperando el mejor momento para hacer una entrada triunfal. Es alguien dramático, sin duda. No obstante, no es algo que termine de ser bien visto, es a menudo mirado como alguien infantil que no se toma su trabajo en serio. Que, pese a sus cualidades con la espada, solo piensa en el campo de batalla como un patio de juego, y aunque a veces su personalidad puede quebrar la tensión sobre la que algunos se apoyan para concentrarse: Seguramente no habrán comprendido sus escritos, donde sus historias pese a todos los detalles floridos, tratan de expresar el ardor de la batalla, el suspenso, las tragedias, y el realismo. Pero siempre con un brillo de esperanza. Es muy intrépido y dedicado, todo lo hace en un 100% como poco, lo da todo de sí por lograr los mejores resultados. Busca el nombre perfecto para sus ataques y armas, incluso la de sus aliados cercanos. Es diligente a la hora de cumplir sus misiones, siendo muy auto crítico en su desempeño. No dejará sus trabajos a medias jamás, eso pese a su extraña reputación, ha sido un buen punto a destacar en su vida como mercenario.

Otro punto a destacar, es que es un héroe por naturaleza. Tiene una personalidad amable y algo altruista, no duda en dar un paso al frente cuando se trata de ayudar a otros, no espera que otro lo haga antes, él actúa, luego piensa. Es una virtud, pero también su defecto. Ya sea cuestión de vida o muerte, o la mayor nimiedad del mundo. Owain está para servir.
Aunque sabe cómo es la vida, tampoco puede evitar ser un poco ingenuo, sin saber cuándo puede estar realmente molestando a alguien.

Ahora, cuando sabe que su forma de ser realmente molesta… Le es un incordio tener que evitarlo, se siente incómodo, fuera de sí mismo, no se le da bien mentir, ni engañarse a sí mismo. Algo que le da pena, pues, aunque otros lo vean como una maña suya, realmente le gustaría que respeten su forma de ser.

Historia del personaje
Owain no tuvo la suerte de tener recuerdos de sus padres, pues bajo la simple forma de un bebé con apenas pocos pelos rubios, resultó secuestrado por un grupo de codiciosos bandidos. Los cuales se lo llevaron sin pensarlo dos veces ante su líder. Mas, este los reprendió de mala manera, quejándose en voz alta sobre el horrible error de secuestrar un miembro de la familia real. Que devolverlo no haría de la situación ajena a un castigo, que pedir un rescate solo acabaría con ellos en la horca. Definitivamente no iban a correr el menor riesgo con él. ¿Pero qué iban a hacer? ¿Matarlo? No exactamente. Pese al último acto, no eran tan retorcidos. Uno de los bandidos decidió esconderlo y cuidar de él, a lo mejor el pequeño desató en este un instinto paternal, pero a los pocos años terminó dejando el cuerpo de bandidos, buscando una vida más simple, más humilde, más pobre.   Y así creció Owain, entre cultivos y animales de granja, siempre llevando unos guantes para ocultar cierta marca. Era la única regla realmente estricta de su padre adoptivo.

Con el paso del tiempo, descubriría ya desde niño su afición por los libros llenos con historias de fantasía, sobre héroes que superaban toda adversidad. Héroes que luchaban con un arma legendaria y una sonrisa, garantizando a sus aliados que todo irá bien. Él quería ser uno, era un sueño, una idea que se le pegó desde entonces y todavía no abandona.

A los 16 años se alistó como mercenario, aprendiendo la importancia de la responsabilidad, del esfuerzo, etc…  Era un trabajo donde iba a sudar y sangrar, donde por otros se pondría la vida en riesgo. Él estaba bien con ello, con lo que, empuñando una espada, pasaría los siguientes dos años aprendiendo todo lo que haga falta, luchando consigo mismo en busca de la superación personal, consiguiendo finalmente el trabajo.

Entonces, por supuesto... Ya lo sabía: Su marca no era ningún tipo de estigma maldito, no era una cicatriz. Era algo que otros empuñarían sin miedo, sino con orgullo, pues la gente es devota a esta marca.  Owain sabía que era adoptado, pero no imaginó jamás esto… ¿Era un problema? No realmente. Alguien que nunca se sintió mal con su vida, ¿Tiene derecho a pedir otra solo por su sangre?

Su único lamento es no poder conocer a sus verdaderos padres, pero… Quizás, en el futuro. Cuando su nombre sea algo por su cuenta, por sus propias hazañas. Sí, ese sería el momento de dar a conocer tal giro argumental.

Extras
* Le gusta escribir y leer sobre aventuras, fantasías, héroes... Pero difícilmente toca otro tipo de libro. No es bueno estudiando para nada. Tampoco le termina de convencer el género de terror y romance.

* Varios escritos que ha leído no son solo ficción, sino también reales. Con lo que si bien no usurparía el nombre de un arma legendaria que ya existe. No puede evitar hacer referencias a estas en ataques o expresiones.

* Tiene la marca del venerable en el dorso de su mano, la cual siempre oculta.

* Le interesa mucho la idea de dominar la magia oscura por medio de grimorios. Pero no quiere descuidar su entrenamiento con la espada.

Prueba de rol
- ¡Caos, un horrible caos atormenta la naturaleza de nuestro camino! … Tks.

Exclamé para mí mismo, sujetando mi rostro de forma dramática con la mano izquierda, como si fuera a arrancarme la piel. A la par que portaba con mi diestra una pluma cargada de oscura tinta. Me encontraba escribiendo, mas, me sentía “bloqueado”. Y no, no como aquella vez donde mis poderes demoniacos se vieron obstruidos por las nefastas técnicas enemigas. Esta vez era serio, es como si imaginación no alcanzara las ideas que atrapan en momentos de lo más cotidianos. Sacaba ideas a la fuerza de mi mente seca, ninguna era buena, no me convencían. Les faltaba fuerza, o algo.

-Demonios…-

Ahora que lo pensaba, sentía un poco caliente mi cabeza. Llevo un largo rato intentando escribir, y el aire que respiraba se sentía desagradable. A lo mejor necesitaba despejarme… Hoy no tenía trabajo que hacer, por ello quería dedicarme a escribir, pero fue en vano. Con lo que un poco frustrado, enfundé la pluma y me despedí de mi espada antes de salir de la pequeña y humilde casa donde me había alojado.  Era un día soleado, el viento acarició mi piel como si buscara despertarme de un subconsciente letargo en el que uno de mis sentidos dormía. Sí, es como si el día apenas empezara. Podía sentirlo, mi energía… Mis poderes… Apreté mis puños como si hubiera revivido de los muertos, como si ya no le temiera a la maldición de la Armads. ¡Como si me protegiera con el emblema de fuego! Me estiré, y decidí dar un paseo.

La gente estaba algo alterada, quiero decir... En el buen sentido.  La razón se me vino a la mente poco después de presenciarla con mis propios ojos, contemplando al heroico y confiable miembro de la familia real, Chrom, acompañado de la hermosa y gracil Lissa. Dando una caminata entre la gente. El pueblo le miraba con admiración, se sentían seguros. Estos trataban de actuar como una persona más en el pueblo, pero la gente no podía evitar alterarse cerca de ellos. Y era normal… No obstante, para mí, era un poco incómodo.  Aunque ya decidí mi vida, no dejaba de pensar en que ellos pudieron ser bueno, mi familia. Los habría conocido mejor, y quizás la gente me vería igual que a ellos. La chica rubia era quien me daba mayor curiosidad, después de todo mi pelo es del mismo dorado. ¿Nos habríamos llevado bien?

Traté de no dejarme ver, tenía que ser discreto. Di un paso hacia atrás y sin darme cuenta, mi codo empujó un pedazo de metal, este cayó al suelo generando un desagradable ruido de eco, pero no mayor al rugido de su dueño quien se encontraba vendiendo armas, me giré rápidamente con el fin de disculparme, me incliné para tomar aquella... ¿Espada? Mis ojos se iluminaron. Sentí la inspiración y mis manos firmes se aferraron al mango y su funda., la cual removí para contemplar el ardiente filo de esta pieza llena de eterna oscuridad.

-¡Puedo sentirlo, te llamaré Ascalon, la sombra caza dragones!

Mientras sonreía confiado, saqué de mi bolsillo un bolso con piezas de metal financiero, procediendo a realizar la compra tras negociar con el herrero mercante. Quien pasó de molesto a confundido por mi actuar, pero es normal. No todos los días vendes armas a una futura leyenda. Definitivamente era eso lo que pensaba.

Me alejé del lugar continuando mi caminata. Quizás pasen años antes de que pueda dirigirme a mi legitima familia de forma digna, incluso si no me aceptan por mi egoísmo, pero siempre será un consuelo cada anécdota que logre por mi cuenta, cada logro que realicé en mi propia aventura, en el camino que yo y solo yo escogí. Desafiando al vil destino.  Puedo sentir las ideas volviendo a mí. Tan pronto llegue, escribiré sobre cómo conocí a mi nueva amiga de metal.
Afiliación :
- Ylisse -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Mercenario

Inventario :
espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
lanza de bronce [1]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
155


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Desencadena tu frío y oscuro brillo, hoja demoniaca! - Owain

Mensaje por Marth el Lun Nov 26, 2018 10:42 pm

• Ficha aprobada •

No olvide pasar por los registros.


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord | Pegasus Knight

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
Vulnerary [2]
lanza de bronce [2]
Espada de plata [4]
.
.

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3924


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.