Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de Liberación] Descubriendo lo olvidado [Priv. Nils]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de Liberación] Descubriendo lo olvidado [Priv. Nils] Empty [Campaña de Liberación] Descubriendo lo olvidado [Priv. Nils]

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 17, 2018 4:22 pm

Su visita por Elibe estaba acabando, prefería ir a costas mas seguras, donde sus orígenes de dragón no fueran un impedimento y no tuviera que estar alerta en todo momento. No quiso moverse mucho por aquel continente en el que odiaban tanto a los dragones, sus compañeros comprendían que, en aquel lugar debería ser mas discreto y no actuar tanto, no dejarse ver tanto en las actuaciones que realizaban por todo el mundo. Aun así y aunque al pelirrojo no le gustará estar allí, era como cualquier continente, una oportunidad para seguir ganando dinero y prestigio como artistas, era el momento para que otros actores brillarán, siendo esta vez los protagonistas de las obras, algo que solía hacer el. Por su parte, el manakete prefirió centrarme mas en su investigación personal, encontrar a algún superviviente dragón en Elibe que pudiera contarle mas sobre lo que allí ocurrió en verdad.

En Etruria no logró descubrir mucho, solo escucho sobre las ruinas de una antigua civilización en el desierto, pero no llego a encontrarla, aun así esperaba que cuando volviera allí pudiera volver a investigar por allí. Ahora habían llegado a Ilia, su gente estaba sufriendo bastante el ataque de los emergidos, estaban organizando grupos para defenderse de los ataques emergidos, rumores que había escuchado en las tabernas en las que se hospedaban y actuaban. No le importaba demasiado el destino de aquel reino, así como a ellos no les había importado el destino de los dragones que allí habitaban hacia muchos años mas que ellos. Pero, le intereso escuchar varias historias sobre dragones helados en las mas inhóspitas montañas del lugar, dragones que habían despertado ahora que los emergidos invadían el reino, ¿Podría ser posible que aun quedarán dragones en Ilia? Lo cierto es que no era una idea loca, puede que algún dragón aun viviera escondido en aquellos parajes, por eso decidió unirse a un pequeño grupo de mercenarios que iban a buscar a los emergidos en aquellas mismas montañas, el no estaba realmente interesado en ellos ni en lo que fueran a hacer con esos seres, pero conocían las montañas, acompañarlos le daba seguridad al actor.  -¿Puedo unirme? Contra mas personas vayan, mejor. Obviamente, los mercenarios no es que tuvieran abundancia de candidatos a viajar a las montañas, por lo que aceptaron llevar al misterioso chico.

Mientras sus compañeros de caravana se dedicaban a entretener a los pocos habitantes de aquellos pueblos de la montaña, el se embarcaría en su propia aventura hacia la montaña. Se abrigó bien y preparo comida para varios días, por si se quedaban atrapados en alguna ventisca. El grupo salio temprano, adentrándose en los helados parajes de Ilia, con paso lento entre la nieve y la escarcha, buscando a los emergidos, aunque uno de ellos buscaba algún miembro de su agonizante raza.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de Liberación] Descubriendo lo olvidado [Priv. Nils] Empty Re: [Campaña de Liberación] Descubriendo lo olvidado [Priv. Nils]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 18, 2018 6:05 am

Regresaba al fin a Elibe después de un largo viaje, lleno de emociones tanto buenas como malas, el torneo había concluido para él y con varias cosas ya aprendidas se dedicaba a retornar hacia Pherae donde aquel marques pelirrojo seguro le estaría esperando para escuchar sobre la extraña suerte que lo metía en las aventuras más extrañas. Sin embargo, había una parada más en su viaje que deseaba realizar, algo más personal y doloroso que sentía ya era hora de enfrentar pero que a su vez tampoco podía compartir con su amigo humano. Ilia, su tierra natal, un lugar antes habitado por dragones de hielo, seres pacíficos cuyas escamas eran de un verde aqua y a diferencia de otros dragones no poseían alas sino aletas, siendo las criaturas acuáticas mas veloces… o solían serlo antes de ser casi totalmente exterminadas.
 
El viento rugía en las montañas y pese a las bajas temperaturas el jovencito de ojos carmines iba escasamente vestido con pantalones cortos, una camiseta de seda blanca y un chalequito de satín verde, siendo su único abrigo aparente una larga bufanda amarilla. Aun así, pese al frio que lo rodeaba el niño se movía con soltura, no temblaba y siquiera al respirar soltaba esa neblina característica de los climas fríos, aquel aliento blanco que las personas conocían tan bien. Nils respiro profundamente llenando sus pulmones con aire frio, sintiendo aquel clima tan agradable a su cuerpo que ya empezaba a acostumbrarse a las temperaturas cálidas del resto del continente, al menos de primavera hasta el otoño. Encontró un pueblo al cual no se atrevió a bajar pese a que le resultaba familiar, pero casi 1000 años de ausencia lo habían cambiado casi totalmente; había pocas cosas reconocibles como el lago congelado a las afueras y la montaña donde, antes, estaba su hogar. Ese día no tenía ganas de entretener a las personas y habiendo perdido la hermosa flauta que le regalo su desaparecida hermana sentía que debía practicar con la nueva que había adquirido por lo que se encamino hacia las montañas, perdiéndose entre la blancura del paisaje.
 
Las ruinas de su casa habían desaparecido hacía mucho tiempo y solo quedaba un paraje desolado hasta donde alcanzaba la vista, viejos y dolorosos recuerdos lo atosigaban así como una agridulce nostalgia por viejos días que no regresarían… ya había olvidado como era el rostro de su madre, el comido de su voz y, ahora, sentía que comenzaba a olvidar a su hermana mayor también. Fue entonces que, sacando su nueva flauta hecha de madera, tomo aire para tocar una melodía en honor a su pérdida familia, a los dragones cuya sangre tiño de rojo el blanco manto de Ilia.

Spoiler:

La canción era ni más ni menos la canción de cuna que cantaba su madre Aenir para acunarlos y, años después, su hermana haría lo mismo para que un Nils mucho más joven recordase aquella nana y conservase una parte de su madre siempre con él. Poco y nada sabia el joven bardo de aquella melodía antigua, perdida casi en su totalidad por el pasar de los siglos era un cantico de dragones que pasaban de padres a Hijos, siendo ahora Nils el ultimo dragón de hielo al que había sido trasmitida. El eco de la flauta resonaba en las montañas como un leve silbido que pasaría desapercibido al oído poco atento pero la persona correcta seria, quizá, como un irresistible cantico de sirena, quizá la respuesta a lo que estaba buscando.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.