Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Nov 11, 2018 8:26 pm

Durban seguía,en teoría, liberado de esos seres. Kilvas había sido tomado bajo su mando. La alianza con Daein había sido echa publica y la misma se había firmado en una ceremonia abierta al pueblo en el palacio daenita. Había dejado parte de sus hombres en aquel país del norte,tanto como para cumplir su parte del acuerdo como para que colaborasen en las campañas que Daein estaba llevando a cabo en su país vecino, con la intención de conquistar Begnion. Los piratas escaseaban cada vez mas ,viendo la fuerza de las Islas, la cual parecía aumentar con el tiempo en lugar disminuirse. Viendo la suerte de esos seres, mas letales y peligrosos que ellos y que aun así habían sido expulsados del país. Decidiendo ser mas cautos, optando por alejarse a aguas que les trajeran mayor beneficio.

Y a pesar de ello,de ver la situación de esa manera, la reina de las Islas de Durban no podía relajarse. No podía dejarse llevar por el optimismo,bajar la guardia por los buenos resultados obtenidos con el duro trabajo de todos. Phoenics seguía siendo un país emergido, y ante la conquista de Kilvas siendo la isla de los cuervos ahora parte de su nación,estaba mas cerca que nunca. De no tratarse de islas compartirían fronteras con el país del actual mayor enemigo del mundo,en su lugar compartían el mar. Begnion también estaba demasiado cerca de la isla de los laguz, y si bien Daein se estaba encargando de ello las tierras de aquel país ocupaban la mayor parte del continente,demasiado terreno que abarcar.Demasiado trabajo para Daein,por mas poder y fuerza que tuviesen la victoria tardaría en llegar. Pero el terreno recién conquistado no era el único rodeado por los emergidos. Las Islas de Durban situadas mas al sur,las que pertenecían a Elibe,si bien estaban en mejores circunstancias las mismas tampoco eran ideales a ojos de la reina. Ilia hacia tiempo que había caído, si nadie tomaba cartas en el asunto seria cuestión de tiempo que se repitiese una vez mas lo sucedido con Phoenics, que los seres de ojos rojos ganasen terreno. Etruria por su parte estaba en peligro una vez mas, el enemigo volvía a ganar terreno y su gobierno se tambaleaba de nuevo.

No podía permitirse relajarse,no hasta que la guerra hubiese cesado. No hasta que todo lo que les rodeaba a ella y los suyos estuviera a salvo. El mal completamente erradicado o a una buena distancia. Etruria era el ejemplo de ello. Etruria que había liberado sus tierras de la amenaza,para que los emergidos volvieran al país una vez mas. Abriéndose paso de nuevo.

No lo iba a permitir.

Por ello cuando volvió de su viaje,cuando al fin regreso de Daein, no se encamino hacia el palacio. Debería volver a casa,descansar, pero no podía. Sus tareas habían sido relegadas o aplazadas durante demasiado tiempo ,debía volver a ellas. Se había detenido primeramente en Kilvas. Habia dado ordenes de las estructuras que construir,los hombres que mandar y como comenzar a ocupar y organizar la isla,las había dado desde la distancia cuando supo del éxito de su plan. Habia parado allí primero para comprobar el estado,los avanzas,refinar pequeños detalles. Se había encaminado después al sur. Una breve parada en las islas mineras,para comprobar el estado de las mismas. Se detuvo en la isla que cobijaba su palacio,solo para abastecer su navío y el otro que le acompañaba,sin molestarse siquiera en descender del mismo. Antes de encaminarse nuevamente al sur.

Habia recibido informes periódicos de la situación de toda su nación,informes de isla a isla. Así lo había ordenado. Pero la reina prefería,aun así, acudir personalmente.Supervisar las reconstrucciones ,las construcciones,la recogida de impuestos... dejarse ver por el pueblo. Prefería,tras tanto tiempo en el extranjero,dejarse ver por los suyos antes de acudir al hogar. Quería comprobar si las Islas mas cercanas a Ilia y Etruria tenían las defensas necesarias,si las infraestructuras estaban en el estado adecuado. Por precaución. Prefería ser precavida.

Y tal y como estaba,acostumbrada a los barcos,al mar,el viaje no había sido tan agotador para ella como debería haber sido.Ni para los suyos. Los navíos eran su segundo hogar ,descansaban en ellos perfectamente.

Faltaba poco para alcanzar la isla donde atracarían el barco y donde comenzarían con las inspecciones. Cuando tocaron a la puerta de su camarote. Dio orden de entrada,el soldado ,acalorado por la carrera,se encontró a la reina sentada en su escritorio,revisando la correspondencia y documentos que a su barco habían llegado los últimos días. La mujer portaba un holgado quimono color arena. Con dibujos de enormes mariposas decorando toda la tela. Mariposas de tonos negros,del mismo color que la base,de un color mas claro. Se apreciaba en sus anchas mangas que la tela interior del traje era morada. Que portaba un quimono interior algo mas fino,de color negro, apreciándose eso en su cuello,en sus hombros,por donde se apreciaba la tela. En su cintura se ceñía un ancho cinturón de tela negro,con rosas de un tono pálido dibujadas.Las mangas caían levemente dejando ver las manos de la reina,enfundadas en guantes negros que no cubrían sus dedos,si no que los decoraban sutilmente con encajes. Ninguna joya mas que el alfiles de oro que ayudaba a recoger parte de su cabello en un moño. sus zapatos,negros de tacón de aguja, ocultos bajo las telas.

La mujer elevo la vista de sus papeles ,le ordeno al soldado hablar. Le informo de que el puerto donde atracarían estaba siendo atacado por emergidos. El enemigo había llegado en barco. La mujer no tardo en ponerse en pie. El tomo que descansaba sobre su regazo cayo.El mismo colgaba de su cintura gracias a un trozo de tela. Estaba cubierto de una tela negra,con una mariposa color arena sobre el mismo.A juego de su vestimenta.

-Diles a los hombres que se preparen para el combate,tanto este navío como el que nos acompaña. No esperéis a alcanzar tierra,en cuanto estén a nuestro rango usar las esferas ígneas para atacar sus navíos,si nos acercamos lo suficiente que los magos lancen sus hechizos. Diles que la prioridad es hundir sus barcos sin comprometer el puerto.

Comenzó a caminar hacia la puerta,hacia el hombre. Su voz firme,seria,autoritaria.

-Que nuestro navío hermano acuda hacia ellos directamente.

Las batallas en el mar,sobre los barcos no eran nuevas para ellos,no tenia nada mas que añadir .Los detalles eran de sobra conocidos,sus hombres lo suficientemente preparados.

-Nosotros intentaremos atracar y encargarnos de la batalla en tierra. Eliminar a los seres que hayan conseguido desembarcar y colaborar en la evacuación de los civiles de la zona. Quiero que un pequeño escuadrón se encargue únicamente de ello ,de la evacuación y de la asistencia a los soldados de la isla.

Pues esperaba que sus hombres destinados en aquellas tierras ya hubiesen comenzado a evacuar a los civiles,a ponerlos a salvo,a plantar cara al enemigo sin ser demasiado imprudentes.

-Los demás que acaben con todo enemigo que alcance su vista. Ve!

Su ultima orden,su ultimo comando fue las elevado,mas autoritario.El soldado había estado caminando tras su reina mientras la misma abandonada su camarote,mientras la misma comenzaba a moverse por el barco. En la cubierta todos se movían de forma frenética,algunos preparándose para el desembarque,otros preparando sus armas. La situación era conocida dolorosamente familiar,les pillaba de sorpresa ,pero les pillaba preparados. Algunos incluso se habían acercado a las esferas ígneas,preparando las mismas. El soldado a sus espaldas tras su ultima orden volvió a retomar su carrera,esta vez rumbo a su general. Con las intenciones de trasmitir las ordenes de la reina,y que su superior las trasmitiese al resto de soldados.

Yuuko por su parte se movió entre los soldados,que aun con lo atareados y frenéticos que se encontraban se detenían a hacerle leves reverencias,apenas una leve inclinación de cabeza en la mayoría de los casos. La reina les asentía, en otras circunstancias les sonreiría,pero no ahora.La seriedad se apodero de sus rostro, la determinación y una gélida ira brillaban en su mirada. Como osaban esos seres atacar sus tierras... Subio los escalones que lo separaban del timón, se acerco al capitán.

-Aumenta el ritmo,lo mas rápido que nos sea posible...

Esperaba que en la isla todo fuera bien...

off:
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] XxxHOLiC.600.347821


Última edición por Yuuko el Dom Abr 07, 2019 4:38 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [2]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Pelleas [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Sion [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Craig [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-3

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] NdTOcva

Gold :
2361


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Eileen1 el Mar Nov 13, 2018 6:03 pm

—¡Muchas gracias! Pase el siguiente por favor—.

El niño pequeño bajó de su taburete de un ágil salto, preguntándome realmente si estaba enfermo. Lo único que había notado quizás era un leve hinchazón en la garganta para lo que le receté lo correspondiente, pero como dicen, los críos siempre tendrán más energía que los adultos. Su madre lo agarró del brazo en cuanto lo tuvo a su alcance, susurrando un gracias por lo bajo. Sus pasos eran cortos y torpes, haciéndome pensar que quizás era ella quien necesitaba una nueva revisión. No obstante ya se encontraba en tratamiento por lo que decidí no ser yo quien arruinara el trabajo de un compañero doctor. La siguiente paciente era una anciana encorvada, ayudada de un pequeño bastón de madera con una especie de bulbo que utilizaba para apoyarse. La afable mujer ocupó el sitio del niño, escuchando tras ella el portazo de los pacientes marchándose. Le faltaban unos pocos dientes y sus ojos entrecerrados por lo menos le dejaban ver lo que se encontraba delante suyo. No era un caso tan complicado: Sus músculos ya no eran tan fuertes, sus huesos flaqueaban. La humedad de la isla no hacía sino empeorar los síntomas. En estas situaciones lo mejor era recetar para calmar el dolor, para ayudar a la circulación… Su risa era enternecedora, sus dedos maltratados por el tiempo acariciaron mis manos con la máxima gentileza que los temblores le permitían.

La despedí con el mismo cariño que ella me había mostrado, esperando a que pasar el siguiente paciente… que no llegaba. Recordaba haber visto por lo menos a unos cuantos pacientes habituales, necesitaban su medicina irremediablemente. Aún así también había visto a unas cuantas más esperando… Me levanté de mi silla insegura, pensando que quizás se habría entretenido hablando entre ellos, que no se atrevían a entrar pues no había ningún cartel en la puerta o nada parecido.

—¡Siguiente, por favor!—una frase que cayó en saco roto ya que no obtuve respuesta ni escuché pasos dirigiéndose a mi consulta. Me invadió un súbito escalofrío. La repentina soledad era perturbadora. Consideraba abrir la puerta cuando finalmente llegaron a mis oídos los gritos procedentes de la calle. Me dejé el sombrero en el armario, precipitándome por el pasillo repleto de sillas abandonadas. Abrí la segunda puerta con tanta fuerza que retumbó contra la pared, mas eso no me distrajo de la inminente llegada de los monstruos por el puerto. Era…sobrecogedor. Un instante es lo que me tomó para coger mi bastón y aventurarme en las calles, reunirme con la muchedumbre. La gente planeaba huir, ¿pero hacia donde? Si todos los barcos estaban en la misma dirección que ellos. La única opción que quedaba era pelear. Encontré a uno de los guerreros de la isla, concretamente un soldado, sentado detrás de una de las casas, malherido. Llegué lo suficientemente rápido para evitar que se desangrase, pero no evitó que nos atacaran a nosotros. El soldado consiguió arremeter contra el emergido, haciéndolo finalmente caer. No había tanta gente capaz en esa isla, y me daba cuenta luego de haberme instalado unos días por trabajo.

No tenía suerte ese día, ¿verdad?
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Cleric

Cargo :
Curandera

Inventario :
Baculo de heal [2]
Vulnerary [3]
lanza de bronce [1]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Staff-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Jm5byz1

Gold :
99


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Sindri el Dom Abr 07, 2019 4:05 pm

Ah, Durban, Durban, Durban. Tenía que volver a Durban, ¿sí? Al fin y al cabo si no volvían nadie les pagaba el oro. Sindri no había caído en ello, pero la astuta mente de la mercenaria sí había visto el enorme gazapo en el plan de ir directamente a Ilia empleando el Logi Express. Claro que para Sindri el oro era lo de menos, lo más importante para él era la investigación que llevaba en su zurrón, pero sin el metal dorado no podría hacer nada importante como comprar plumas, adquirir tinta y, todavía más grave, llenar su bolsa de papel para seguir escribiendo. Oh, claro, también comida y cama, pero eso era más algo secundario que podía solventarse pidiéndolo por favor y mostrando las credenciales oficiales de Hechicero. Es decir, un libro de magia abierto y chispeante.

El muchacho no se había acostumbrado a montar en wyvern, por lo que la travesía se la hizo bastante eterna además de incómoda. Claro que no esperaba que fuera tan cómodo como un carruaje, pero se estaba dejando las posaderas en un animal que era medio músculo y medio escamas en las que rebotaban las espadas sin problema alguno. No era sorpresa que el muchacho fuera cambiando y cambiando de posición hasta quedar boca abajo colgando durante unos instantes con sólo las piernas de apoyo en el animalito. No fue durante muchos segundos, el Hechicero no había decidido ser un vampiro todavía, por lo que eso de colgarse cabeza abajo no le llamaba mucho la atención. Pero aún así fue buscando la posición perfecta (o la mejor posible) para poder acabar el informe que debía presentar ante el ejército de Durban antes que la única opción para que no le doliese estar sentado ante el bamboleante y amigable dragoncito fuera hacer el pino.

Pero pronto hubo tierra a la vista y nunca antes fue tan feliz de ver barcos en el horizonte. ¡Maravillosos trozos de madera quietos parados! ¡Tierra! ¡Fantástica y estable tierra en la que podía ponerse de pie! Con el corazón lleno de júbilo, el último tramo se le hizo tan corto que incluso juraría que el animalín aceleró y aterrizó en un abrir y cerrar de ojos… pero eso quizá fue obra de la maestría de la mujer mercenaria a la hora de evitar un choque contra el suelo. Lo que fue difícil fue el salir de la silla de montar, el bibliotecario estaba tan completamente tocado que necesitó diez minutos para que sus pies tocaran el suelo. Y otros diez para que sus piernas lo pudieran sujetar sin problemas. Uf, quién iba a pensar que dejar que te llevaran iba a ser tan extenuante… pero sin ningún tipo de duda volvería a volar con la jinete de wyvern antes que volver a pisar un solo barco. ¡Y Logi se había ganado una bolsa entera de galletas! Tan pronto el muchacho pudiera poner un pie delante del otro e irlas a comprar en la tienda de víveres más cercana.

Tras concertar el tiempo y el lugar en el que emprenderían el viaje hacia Ilia, la audaz y reservada mercenaria Hrist y Sindri se despidieron por el momento puesto que el bibliotecario antes de cobrar debía pasar a entregar su nuevo, reluciente y perfectamente detallado informe de su misión en Kilvas. Un documento 100% verdadero en el que se explicaba con pelos y señales como la mercenaria, el wyvern y el hechicero se enfrentaron a oleadas y oleadas y oleadas de enemigos a los que hicieron frente con brío, decisión y maestría. Que de no ser por ellos, el campamento de Durban hubiera sido arrasado sin piedad y que sólo su plan maestro de causar un desprendimiento de un quilómetro de ancho pudo sepultar las legiones de Emergidos que querían venganza por sus camaradas caídos. Y sólo por si el primero no se lo creían, había preparado uno menos decorado y que no hacía tan buena historia, pero que quizá estaba un poco más basado en la realidad.

Poco a poco y pasito a pasito, un extenuado pelimorado enfiló en dirección al cuartel general del ejército de Durban que había en el puerto. Era el más cercano que conocía, al fin y al cabo. Pero a medio camino comenzó a escuchar gritos y a ver multitudes muy fuera de lugar en un lugar como unas islas civilizadas. Todos querían ir en una dirección y, por puro sentimiento de contradicción, Sindri puso los codos hacia delante y se dirigió hacia el agua, a juzgar por el olor de sal y yodo que se podía notar cada vez más cerca.

A ver, buen hombre, ¿Qué está sucediendo aquí? ¿A qué viene tanto ajetreo? – mencionó un Hechicero al borde del puerto a la primera persona con armadura que pudo encontrar. Claramente armadura quería decir militar de alguna clase, un villano no tenía nada que hacer vistiendo tanto metal para, digamos, vender algunos trozos de carne o una silla nueva. La única respuesta que obtuvo fue una mano señalando unos pocos barcos que estaban atracando en un muelle cercano. Un barco con unas cuantas figuras muy quietas. Figuras con ojos rojos – Vaya… ¿Quiere decir esto que no puedo entregar mi informe ahora? – eso sí que no tuvo respuesta alguna.

Off:
La user de Hrist me ha dado permiso para rolear que viajan hasta Durban montados en su wyvern.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer | Priest

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [1]
Tomo de Archfire [1]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Khigu [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-4[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Staff-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] YvwSTdF

Gold :
733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Abr 07, 2019 5:25 pm

El capitán dio las ordenes correspondientes y las velas se giraron levemente,dándole al navío un pequeño empujón. La velocidad había aumentado, no tanto como le hubiera gustado a la monarca y no lo suficiente como para que los soldados que se encontraban en la cubierta preparándose se vieran afectados. Solo aquellos que habían manipulado los elementos del navío habían notado el cambio,y por ser conscientes del mismo. Pero era mejor que nada, y la reina sabia de sobra que si los elementos de la madre naturaleza no deseaban colaborar y el barco no daba mas de si ,por mucho que lo desease la velocidad no aumentaría mas. Así que guardo silencio mientras esperaba que llegasen a su destino.

Tomo el tomo que colgaba de su cintura entre sus manos,aun no lo abrió pues no era el momento. El puerto ya estaba a la vista, y junto con el las embarcaciones que no pertenecían a su país,que no pertenecían a ningún ser vivo. Pero aun no se habían acercado lo suficiente como para que sus hechizos y flechas lograsen alcanzarlos,atacarlos seria un desperdicio de energía y los alertaría de su presencia. Si es que habían estado tan ocupados en desembarcar y tomar la isla como para no verles llegar,cosa que dudaba.

La mujer intentaba controlar la energía oscura que vibraba en su interior,que deseaba salir y rodearla ,amenazar con su simple presencia a aquellos que deseaban dañar lo suyo y a los suyos. Se contuvo, siendo consciente de que no había enemigo en las cercanías a quien poder afectar, no deseando inquietar a los suyos.Se centro en el peso del tomo en sus manos. En sus hombres armas en mano, listos para desembarcar, el puente de madera ya había sido tomado y apoyado contra el lugar en el que lo colocarían para descender. Se veían tranquilos,pacientes... se veía el ansia contenida,el saber que el barco en el que iban parecía no llegar nunca. Desvió la mirada,al navío que hasta ese momento los había acompañado durante todo el trayecto ,pegado a ellos,en paralelo. Comenzaron a separarse,a tomar direcciones distintas. Donde el transporte de la reina intentaba llegar a uno de los muelles para poder descender,el otro iba directo hacia los barcos ya atracados. El navío de los emergidos era lo suficientemente robusto como para saber que un choque directo entre ambas embarcaciones dañaría y hundiría las mismas. Por lo que esa técnica,si bien seria la mas rápida,no podría aplicarse,no sin arriesgarse a que se hundieran la mitad de los soldados que ocupaban el barco. Soldados que sabían que tenían prohibido por ordenes de la reina llevar a cabo esas tácticas,aquellas que les beneficiaban con tiempo, que les perjudicaba con daños personales y materiales dándoles mas perdidas que ganancias. Deberían acercarse,atacar a la distancia ,salta e invadir el navío ajeno tal y como habían aprendido a hacer después de tantos años combatiendo piratas.

La reina los vio desviarse hacia su objetivo,antes de poner la vista al frente. Solo faltaban un par de minutos,minutos eternos ,mas largos de lo que deberían. Cuando la velocidad comenzó a disminuir y las velas a ser plegadas,cuando los preparativos para desembarcar comenzaron a llevarse a cabo, la reina de movió. Dejando atrás su posición y bajando las escaleras. Se dirigió al general que lo acompañaba,sabiendo de antemano donde se encontraba pues había estado observando y manteniendo un control visual de la cubierta desde su posición. No le costo abrirse paso entre sus hombres,pues los mismos se apartaban a un lado al verla llegar. Alcanzar al general fue fácil.

-Conmigo.

No necesitaba decirlo,pues sabia el hombre acompañaría a la monarca la misma quisiera o no.

-Dejaremos que un pequeño grupo descienda primero y después iremos nosotros. Las ordenes no han cambiado, pero para ti y algunos de tus hombres son distintas.Me acompañareis a comprobar el estado de la isla en cuanto hayamos pisado la misma.

La cubierta tembló y el sonido de la magia surcando el aire se dejo escuchar. Los suyos habían comenzado a lanzar la magia mediante las esferas ígneas, dirigida al muelle pues los navíos enemigos les quedaban fuera de alcanza,al igual que quedaba fuera de alcance para la magia realizada por los grimorios tradicionales y las flechas lanzadas sin ballestas. Tras cada silbido se escuchaba un pequeño estallido,pero el sonido era demasiado leve, seguramente intentaban evitar los daños materiales,o alcanzar a sus compañeros del puerto. Lo cual les hacia ser mas cautos,hacer que el enemigo no recibiera todo el daño que podría estar recibiendo.

Las flechas no tardaron demasiado en unirse,así como algunos hechizos. Aun no habían lanzado el ancla cuando el puente fue colorado y los primeros de sus hombres descendieron por el mismo. La reina espero a que un pequeño escuadrón bajase,sabiendo que en esas circunstancias no la dejarían descender primero, antes de ponerse en marcha y abrirse paso entre sus hombres al puente. Le dejaron descender el mismo apartándose para ella y para los soldados que habían sido ordenados acompañarla. Descendió rodeada de sus soldados,con los magos que aun permanecían en el barco, algunos de ellos no llegaría a bajar del mismo en ningún momento, cubriendo sus espaldas con ayuda de sus poderes. De la oscuridad que le era familiar,del viento que pasaba a su lado y revolvía sus telas y cabellos,el fuego que era lanzado con sumo cuidado para no alcanzar la madera que conformaba el puerto, la luz de los truenos que durante unos segundos lo iluminaba todo.

Para cuando la reina coloco el primer pie en el muelle el grimorio había sido abierto. Se puso en marcha,a paso ligero,alejándose del barco con la intención de llegar a la entrada del puerto,al lugar que conectaba el mismo con la ciudad. Tenia que saber que había sido de los suyos en aquel lugar.



off:
Si ves que no te e dejado marguen para responder al no hacer que se reúnan aun nuestros personajes, o que te cuesta dar una respuesta, avísame y lo edito sin problemas ^^
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [2]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Pelleas [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Sion [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Craig [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-3

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] NdTOcva

Gold :
2361


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Sindri el Lun Abr 08, 2019 5:00 pm

No.

Cierto que había sido contratado para llevar a cabo una investigación en Kilvas que había desembocado en una lucha con Emergidos. También era cierto que era un mago de (dudoso) aparente prestigio que podía defenderse por sí mismo. Y nuevamente era cierto que ahora mismo se necesitaban todas las personas para defender el puerto, cada lanza, espada o arco era completamente invaluable. Aún así… – ¡Se equivoca de persona! ¡No soy un mercenario al que pueda contratar así como así! Seguro que debe haber carretadas de mercenarios a los que les gustaría arrimar el hombro por un puñado de oro… – era necesario entender que Sindri era un investigador primero y todo lo demás después. Por lo tanto, para que él actuara de una manera u otra era completamente necesario captar su atención con algo jugoso que poder estudiar, fuera cual fuera la disciplina requerida. Bueno, si era algo meramente artístico seguramente fuera un estudio corto y bastante acotado en cuanto a perspectiva. Pero si era algo más científico o, todavía mejor, histórico o sociológico el Hechicero podía pasarse horas y horas recopilando todo tipo de notas, averiguaciones, teorías y axiomas.

¿Pero un combate en un puerto? ¿Qué se suponía que tenía de divertido un puerto lleno de Emergidos? ¿Qué tenía de interesante? ¿De novedoso? Era un puerto y normalmente los puertos no tienen Emergidos, a no ser que fuera un puerto de una ciudad Emergida. ¿Eso era todo? ¿Qué podía aprender ahí? ¿Estrategias de desembarco Emergido? Mira tú por dónde, se bajan del barco y toman tierra, lo mismo que hacen todos los ejércitos del mundo cuando hay algún tipo de invasión naval – De hecho, ¿no tendrían que estar ustedes atacando a los Emergidos invasores? ¿Qué se me ha perdido a mí lanzándome a la primera batalla que encuentro? Tengo cosas más importantes que hacer. – golpeó impacientemente los papiros con tinta todavía fresca en los que había escrito la crónica de su viaje, como un burocrático que quería incidir en un punto aburrido de algún escrito – ¿Sabe que si no los entrego hoy… los tendré que entregar mañana? Sí, sí. Tendré que pagarme hospedaje y, por lo menos, tres comidas. Así que, por favor, ¿Podría indicarme dónde está el coronel, sargento o general más cercano del ejército de Durban? – prioridades. Uno siempre debía tener sus prioridades en orden.

Pero mientras trataba de hacer entender al soldado que tenía una compañera de misión que seguro que le encantaría ayudar por la promesa de un saco de monedas y sólo debía ir a buscarla al lugar donde se cobraran las recompensas, el caos se apoderó del lugar donde estaban. El olor a restos de magia inundó el ambiente justo después de unas explosiones demasiado cercanas para el gusto del muchacho. No era un olor desagradable para el muchacho, de hecho era un olor conocido de taumaturgia disipándose en el aire. Debían ser las famosas esferas ígneas que Sindri siempre había querido probar pero nunca había tenido ocasión ya que “son aparatos militares muy caros y complejos” y “no vendemos ningún modelo portátil”. En fin, quizá era su misión en la vida crear pequeñas esferas ígneas portátiles que permitieran a todo mago que quisiera crear incendios a placer con la comodidad de un juego de manos. Y, claro, tal vez podía actualizar un poco las funciones y crear esferas eléctricas y esferas vendaval para poder aprovechar los otros elementos de la Magia de Ánima. Y quizá un rayo concentrado de Magia de Luz. La Magia Arcana… quizá era una idea más arriesgada, uno nunca sabía qué esperar cuando se añadían las energías arcanas a un tipo de magia ya desarrollado. Pero ahí estaba la mitad de la diversión de innovar en algo, ¿cierto?

Pero no era el momento de pensar en investigaciones e inventos maravillosos que revolucionarían el mundo puesto que, al parecer, unos pocos Emergidos parecían especialmente curiosos por la pareja de gente sin ojos rojos que estaban charlando tan alegres lejos de toda preocupación – ¿No quiere ir a decirles nada? ¿Ganarse su sueldo? Ya sabe, el guardia es usted. – le dijo el Hechicero al militar de Durban mientras guardaba su informe en su zurrón, el lugar más a salvo que pudo encontrar en estos instantes. Ya que estaba, no dudó en sacar un reluciente tomo rojizo de la bolsa que dejó reposando sobre su brazo izquierdo. Un Tomo de Archfire, para ser concretos, uno de los grimorios más poderosos de la Magia de Ánima. Obviamente no tenía el alcance de una esfera ígnea, no, no, ni de lejos. Pero no lo necesitaba cuando un lancero Emergido se estaba acercando peligrosamente a ellos con la lanza en ristre y dudaba mucho que fuera para preguntarles cómo les está yendo la mañana – Que quede claro, esto lo hago para protegerme a mí, no a usted. – y, con gesto diestro, abrió el grimorio.

El hechizo no se hizo de esperar. Una bola de fuego del tamaño de un puño se formó sobre la palma de su mano derecha a una velocidad vertiginosa… si la comparamos con un hechizo de Magia Arcana, al menos. Era por todos conocido que la Magia Arcana era la taumaturgia más pesada y difícil de malear que había en este mundo por lo que, en comparación, ordenar a las fuerzas de la naturaleza que se sometieran a tu voluntad era pan comido. No jugó mucho con la esfera de llamas para evitar que al Emergido se le pasara por la cabeza emplear su arma como jabalina improvisada. Tras apuntar con el dedo índice y corazón al enemigo cargando, la bola de fuego se abalanzó contra él con toda la velocidad que un proyectil mágico de ese tamaño pudo amasar y chocó de pleno contra el peto del lancero. De la nada surgió un pilar de un potente fuego rojizo alrededor del enemigo que se elevó hacia los cielos durante unos instantes arrojando luz y calor doquier.

Y sólo cuando la magia se desvaneció, todos los espectadores en ese pequeño muelle pudieron comprobar cómo había un Emergido menos en escena.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer | Priest

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [1]
Tomo de Archfire [1]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Khigu [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-4[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Staff-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] YvwSTdF

Gold :
733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Mar Abr 09, 2019 6:34 pm

El objetivo inmediato de la reina era llegar pequeño cuartel del ejercito que se encontraba en los limites del muelle. Esperaba que debido a la situación el local se encontrase vació y los suyos en marcha,se decepcionaría mucho si no fuese de dicha manera,si no había un motivo de peso para que los soldados no estuvieran luchando contra el enemigo que pretendía invadirlos y protegiendo civiles. Aunque quizás la palabra "decepción" seria una manera muy suave de describir los sentimientos que aquello le provocaría

La mujer observo una repentina llamarada provenir del lugar al que se dirigía. Un poder repentino,que se desvaneció tan rápido como apareció y que apenas dejo humo tras de si. Pero que lleno la mente de la reina de ideas y teorías en los escasos segundos que duro. Sabia que la manera en la que había surgido solo podía deberse debido a la magia, aquello en lo que se especializaba su patria. Sabia que la manera en la que no había dañado el puerto se debía a que no deseaba hacerlo,lo cual no hacia mas que asentar la idea de que aquello había sido obra de los suyos. Pero uno nunca podía asegurar nada,no en ese tipo de situación, no en mitad de un campo de batalla donde la situación solo era controlable hasta cierto punto y las tornas podían cambiar en un parpadeo. Siempre estaba allí,de manera constante, la idea de que había sido un ataque emergido. La molestia que le provocaba ese pensamiento, esa sospecha de un ataque realizado demasiado cerca del pueblo al que pertenecía el puerto.Demasiado cerca de los civiles.

La reina acelero sus pasos de manera inconsciente, haciendo que tras ella sus hombres aumentasen también el ritmo.

Detuvo sus pasos cuando identifico lo ocurrido.Cuando sus ojos se clavaron en el cadáver que claramente no pertenecía a los suyos,no pertenecía a ningún ser vivo. Cuando alzo la mirada y se encontró una figura uniformada,cuando desvió la vista y encontró frente a ella a una figura no perteneciente a su isla, pero si conocida. Tomo abierto en mano. La reina no se molesto en ocultar la sorpresa que se apodero de su rostro.

-Es una sorpresa y un placer verte de nuevo Sindri... Aunque las circunstancias no sean las mas adecuadas... Tendría muchas preguntas que hacerte si no fuera por este asunto que nos traemos entre manos... si me disculpas un segundo...

Alzo su mano en un gesto inconsciente de alto. En una orden realizada por reflejo que le indicaba que permanecería en el lugar. Desvió su atención del bibliotecario para centrarla en el soldado a su lado.

-Los civiles han sido evacuados? Que acciones se han tomado?

El hombre había agachado el rostro en una reverencia en cuanto identifico a la figura que se había acercado a ellos. La alzo ante las preguntas dirigidas a su persona. Su rostro estaba pálido y sudaba mas de lo que era sano. Abrió y cerro los labios un par de veces,antes de emitir algunos sonidos no muy coherentes, dejandole ver a la reina que lo suyo era nerviosismo ante su presencia,ante el no poder entregarle una respuesta satisfactoria. No miedo por la batalla. También tenia claro que no conseguiría una respuesta clara ni rápida, y no tenia tiempo que perder. Ni siquiera para enfadarse con lo que parecía ser un novato que no sabia por donde le daba el aire.

-Puedes hacer de mensajero y transmitir mis ordenes a tus compañeros.No es cierto?

El soldado asintió,de manera silenciosa,moviendo su cabeza de arriba abajo.

Si la evacuación aun no había comenzado ya era tarde. Se necesitarían una cantidad de soldados para acompañar y escoltar a los civiles que en esos momentos con los emergidos intentando desembarcar no podían permitirse perder. Quizás si lo hubieran llevado a cabo al verles acercarse parte de esas fuerzas podría haber ayudado a dicha evacuación antes de volver al campo de batalla.Pero ya...

La mujer se dio media vuelta para admirar el mar.El navío que había viajado junto al suyo se había acercado lo suficiente al enemigo como para que una parte del barco ya estuviese completamente destrozada por los ataques realizados con las esferas ígneas. La vela y algunas cuerdas rajadas,la tela comenzaba a arder. Se apreciaban siluetas saltando de un lado a otro ,intentando introducirse en el navío del contrario. Otros emergidos optaron por abandonar el barco que no tardaría en comenzar a hundirse,comenzando con su misión de invadir la isla.Ya no podían abandonar el transporte por el puente pues había sido destrozado ,así que saltaban al mar o al muelle directamente. El barco de la reina había desembarcado casi por completo y los soldados acudían al ataque de aquellos emergidos que habían abandonado el barco. Apenas dejandoles paso,recibiendo magia y el toque del metal en sus cuerpos en cuanto pisaban la madera que formaba los muelles.

Aun así siempre había alguno que lograba librarse de esa barrera desordenada que comenzaban a formar los soldados de Durban,siempre había alguno que se escabullía e intentaba avanzar,dirigirse al pueblo. Sobretodo aquellos que saltaban al mar.

-Reunir a todos los civiles en la posada o en el cuartel que se encuentra a las afueras del pueblo,que no salgan hasta que la batalla haya finalizado. Rodear y proteger esos edificios. Usar todos los hombres necesarios para ello,pero no quiero a nadie descansando.Aquellos sin una misión que cumplir que acudan al muelle inmediatamente y se una a la lucha.

La voz de la mujer era firme,autoritaria,se dejaba escuchar entre los sonidos de la batalla.Se dirigió a uno de los soldados que le había acompañado durante su trayecto y que ahora se mantenía a su espalda, bajo ordenes del general.

-Acompañale. Ahora.

El soldado a sus espaldas se puso en marcha y casi tuvo que empujar a aquel que estaba al lado de Sindri para que saliera de su estupor y lo acompañase. Mientras tanto la reina ya se estaba dirigiendo a otro soldado.

-Ve a buscar a una docena de tus compañeros y que venga aquí. Los aquí presentes formaremos una barrera en el limite del puerto. Nuestra misión sera impedir que esos seres avancen hacia el pueblo. Los contendremos aquí. El resto que siga como hasta ahora, si necesitamos refuerzos los solicitaremos.... Diles que intenten mantener el puerto intacto. Ve.

Y tal y como había echo su compañero había partido a obedecer y transmitir las ordenes de la reina. Bien... por el momento la situación era controlable.. en cierta medida. Ahora les tocaba a ellos comenzar a moverse y reagruparse para "recibir" a aquellos seres que traspasasen la primera linea de batalla. Pero antes de eso...

Clavo sus ojos en la figura de cabellos morados frente a ella. Sus expresiones se suavizaron levemente, de manera casi imperceptible.

-Se que no es tu trabajo ,que te pongo en un compromiso al pedirlo y que no estoy siendo justa... Pero nos vendrían bien tus capacidades mágicas en este momento. Si nos ayudas te prometo que seras recompensado con oro de forma inmediata, y me encargare personalmente de compensarte por las molestias que el unirte a esta batalla pueda acarrearte... Siendo así... Nos prestarías tu ayuda Sindri?
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [2]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Pelleas [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Sion [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Craig [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-3

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] NdTOcva

Gold :
2361


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Sindri el Jue Abr 11, 2019 4:15 pm

¡Que le he dicho que no soy un mercenario! ¡No voy a hacer su trabajo! De hecho, vengo de hacer un trabajo. ¿Que no me escucha? – exclamó un exasperado Hechicero mientras movía su mano enguantada, tratando de despejar el calor provocado por la cercanía a la bola de fuego. Negó con la cabeza, parecía en cierto modo contrariado por lo que estaba sucediendo ahí. Que hubiera una emergencia que pudiera ser considerada nacional no permitía bajo ningún concepto cometer la dejadez y la mala educación de no escuchar a alguien con la debida atención. ¿Dónde se había dejado los modales este guardia? ¿Dónde? ¿Acaso había algo más importante que alguien pidiendo explicaciones para poderse ir a descansar a la posada más cercana? ¿No entendía, acaso, lo extremadamente incómodo que sería para él no entregar en tiempo y forma el informe que llevaba consigo?

Bueno, al menos una de las preguntas sí que tuvo respuesta. Verdaderamente había allí alguien mucho más importante que él: la reina de Durban. La reina de Durban en persona, de hecho.

Automáticamente y por pura costumbre, Sindri le dedicó a la monarca una reverencia como marcan los cánones de la tradición. Uno de esos gestos que cuando estudias en la corte te hacen repetir una y otra y otra y otra vez hasta que tu espalda ya se mueve de por sí ante la presencia de alguien a quién reverenciar. Por no hablar de tener que aprender cuánto uno debía arquear la espalda dependiendo del rango de la persona a la que estabas alabando… y, por consiguiente, saber cuándo alguien no te estaba dedicando el respeto que merecías. Ahora mismo el muchacho se encontraba inmerso en una reverencia típica de los que estaban con alguien que les superaba en rango, pero no llegaba tampoco a los límites de estar ante tu propio rey. Puesto que, como toda persona de Elibe sabía, Lycia no tiene reyEs un verdadero honor volverla a ver, majestad. Lamento que sea en estas circunstancias tan aciagas. – y sólo entonces se incorporó para poder ver mejor a la realeza de Durban en todo su esplendor.

Vestida con un traje difícil de calificar (moda hoshidana, le dijo una vocecita en lo más recóndita de su cabeza), Sindri no pudo sino imaginar una abeja reina llevando a cabo las tareas que el enjambre esperaba de ella. No podría negar en absoluto que los colores de su indumentaria ayudaron a tan particular tren del pensamiento, pero había más que la mera comparación que alguien con dos ojos en la cara podía advertir. Un zángano que parecía completamente anonadado ante la realeza, como la plebe suele estar, no podía articular palabra incluso ante peticiones expresas de su reina. Una directora de orquesta, sí, también aquella imagen tan particular le vino a la cabeza en cierta manera. Todo tenía que marchar a su manera, pero tenía que funcionar. Con batuta o sin batuta.

Dudo que ese pecio vaya a salir a navegar nunca más, milady. – mencionó quedamente Sindri haciendo gala de su extenso conocimiento náutico adquirido gracias a años y años de escuchar las batallitas de varios bibliotecarios que se dedicaron a la pesca en su juventud. Con todos los agujeros que tenía la… ¿cubierta? de ese barco, o fuera lo que fuera aquella parte con madera, seguramente no se tardaría en hundir. El agua debía estar fuera del navío, no dentro, al fin y al cabo – Aunque quizá una buena opción es hundirlo prematuramente. – de un buen hechizo de Archfire, ese trozo de madera hueco acabaría ardiendo de tal manera que sólo quedarían unas pocas cenizas en un abrir y cerrar de ojos. Debía reconocer al menos que la Magia de Ánima era muy útil cuando deseabas interactuar con el mundo y sus ocupantes más inanimados. Y la magia de fuego era la mejor de ellas cuando querías ver dichos ocupantes completa y totalmente calcinados.

Y entonces la reina de Durban se dirigió a él una vez más. Con una pregunta. Y qué pregunta. ¿Qué se suponía que debía hacer, negarse a una petición expresa de la persona con más poder político del lugar? Obviamente que le estaba poniendo en un compromiso… – Será también un honor defender las tierras de Durban, su majestad. Mis habilidades están a su completo servicio – dijo la única cosa que podía decir en aquellos momentos. En fin, cuánto antes se arregle todo este problema, antes podrá entregar su informe a la persona competente para ello e irse a descansar. Y seguramente poco podría pegar ojo con tanta gente gritando porque unos pocos Emergidos habían llegado de visita en barco.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer | Priest

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [1]
Tomo de Archfire [1]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Khigu [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-4[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Staff-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] YvwSTdF

Gold :
733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Vie Abr 12, 2019 7:26 pm

Sus hombres comenzaron a moverse para cubrir aquella zona que separaba los muelles de la cuidad. Por suerte dicho limite estaba lleno de almacenes y los puestos de algunas tiendas, principalmente aquellas dedicadas a la vente del pescado y de instrumentos náuticos. Incluso había algunas carpinterías y un pequeño astillero. Tiendas y puestos que habían sido abandonados ante la llegada de esos seres, o que bien habían sido cerrados a cal y canto en cuanto notaron la amenaza, acción llevada a cabo por los años de experiencia otorgados por las constantes invasiones piratas. Aquellas edificaciones protegían en parte la entrada de la cuidad, haciendo que solo fuese necesario cubrir las calles formados por los edificios, y en consecuencia que fuese posible el formar una barrera con los hombres que la reina había llevado con ella. No necesitando,por el momento,de mas refuerzos. Permitiendo que la mayoría de los soldados que habían viajado con ella se concentrasen en el navío enemigo.

La mujer se mantuvo en su lugar,haciendo que fuesen sus hombres quienes tuviesen que moverse para tomar la posición asignada. Dos de sus soldados se posicionaron frente a ella, protegiendo a la reina con sus cuerpos. La mujer dio un discreto paso a un lado,acomodándose para obtener un mejor angulo de visión, uno que le permitiese observar todo lo que ocurría frente a ella,que le permitiese advertir al enemigo cuando se acercase a ellos. Con su altura,superior a la de sus hombres, y el añadido de los tacones, un simple paso basto para lograr la posición deseada,quedando aun protegida por los soldados. El general no se movió de su lado,sabiendo que si bien su misión era obedecer las ordenes de su soberana su prioridad era proteger a la misma de todo peligro. Tras años de acalorados debates que acababan en discusiones y en una gran perdida de tiempo ambas partes habian decidido,de forma unánime y en un trato silencioso,ceder de cierta manera. Los generales y consejeros del reino hacia tiempo que habían desistido de insistirle a la reina,casi suplicarle, que no formase parte en las batallas, de que se quedase en palacio, o tras toda la acción,todo el peligro. Yuuko había dado por echo que siempre habría un general,como mínimo,a su lado,cada vez que abandonase el castillo.

Por ultimo el bibliotecario estaba al otro lado de la reina,al no haberse movido ella de su sitio, ni Sindri tampoco por el momento. Un lugar que le permitió escuchar las palabras ajenas. Aquellas en las que aceptaba su petición y se ponía a su servicio,las cuales hicieron que la mujer sonriese. Y las que habían sido pronunciadas con anterioridad.

La mirada rojiza de la mujer se poso en le navío enemigo. En los daños recibidos hasta el momento. Aun desde la distancia, gracias al conocimiento marítimo de la mujer,de casi cualquier ciudadano del país, la reina ya sabia que en esas circunstancias el barco no podría partir. Pero eso no significaba que se fuese a hundir,no prontamente. Los ataques se estaban concentrando en la cubierta,donde se centraba el enemigo,el derribar el barco parecía una tarea secundaria,un daño colateral. El navío seguía a flote,no había comenzado a inclinarse ni daba muestras de comenzar a hundirse poco a poco , lo que significaba que o bien aun no habían dañado el casco lo suficiente como para que comenzase a entrar agua a la embarcación, o que la misma estaba introduciéndose a un ritmo muy lento. Un ritmo que podría eternizar el hundimiento del mismo.

Si el barco se hundía todos aquellos seres de ojos rojos y cuerpos muertos que portaban armaduras de metal lo harían con el. A los soldados de armaduras ligeras podrían esperarles en los muelles ,listos para atacarlos y acabar con ellos en cuanto saliesen a flote.

-Crees que...

La reina paseo la mirada por el lugar,atenta a cualquier movimiento. Su mano derecha se poso sobre su tomo abierto  y sus palabras se cortaron en cuanto capto una sombra por el rabillo del ojo. Una silueta moviéndose con sumo cuidado,intentando ocultarse entre las cajas y rollos de cuerda dejados en el muelle,con la intención de acudir a uno de los almacenes y ocultarse de la vista de los soldados tras sus paredes . La madera del muelle crujiendo bajo sus pies no lo hacia tan sigiloso como creía,el agua que desprendían sus ropajes y que cubrían sus pies lo hacia mas lento y torpe de lo esperado,tenia que tener mas cuidado para no llegar a tropezar.

Los labios de la mujer se movieron, sin emitir apenas sonido,mas allá de leves exhalaciones de aire. Un hechizo pronunciado en silencio. Su vista viaja desde la figura hacia las palabras impresas en el grimorio,centrándose mas en el primero,sabiéndose de memoria lo que habia alli escrito. A medida que sus labios seguían movimiento las letras del libro lo hacían a la par, juntándose en la mano que se había posado sobre las hojas ,arremolinándose en torno a la piel tan blanca como el papel.Hasta que fue absorbida por la misma y ya no quedo tinta en la pagina. Movimientos realizados con rapidez. La mujer alzo la mano,una sombra que no era la propia se formo a sus pies.Con el dedo indice señalo al suelo,trazando un camino invisible alrededor de sus hombres, moviéndose la sombra por la dirección en la que la señalaban, zigzagueando con rapidez hasta alcanzar a la silueta vislumbrada por la mujer. La reina alzo la mano y la cerro en un puño al mismo tiempo en el que la sombra se alzaba del suelo y envolvía al emergido, cubriéndolo la oscuridad por completo. La silueta se paralizo,tembló, llevo sus manos a la garganta,intentando despegar en vano la oscuridad de esa parte de su anatomía,se araño los brazos... hasta que al final convulsiono y dejo caer su cuerpo,con un golpes seco que entre la distancia entre ambos y el sonido de fondo de la batalla no se pudo escuchar. Entonces la reina soltó el puño que había mantenido cerrado y con ello la sombra se desvaneció en el aire,dejando tras de si el cuerpo consumido,demacrado y arrugado de la criatura. Con los ojos tan blancos como su piel.

Mientras tantos varios de sus soldados también habían contenido a otra media docena de criaturas que se habían acercado a ellos. Algunos intentando escabullirse, como el que había localizado y neutralizado la reina. Otros de manera mas directa,daga o espada en mano,lanzándose corriendo contra los soldados,siendo alcanzados antes de entrar en el rango en el que pudieran hacerles daños.

-Crees que serias capaz de quemar y hundir ese navío,sin llegar a prenderle fuego al muelle?

Desvió la mirada un instante hacia el bibliotecario,acompañando a su pregunta, antes de volver a dirigir la vista al frente. Buscando nuevas siluetas,sabiendo que no podía permitirse centrar su mirada en un mismo punto por mas de un par de segundos. Tenia que estar atenta a todo aquello que la rodeaba...
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [2]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Pelleas [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Sion [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Craig [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-3

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] NdTOcva

Gold :
2361


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Sindri el Sáb Abr 13, 2019 3:30 pm

Ay, ojalá tuviera él también algún tipo de ayudantes que se pusieran delante de él para que lo escudaran de todo tipo de flechas y armas arrojadizas con escudos, armaduras e incluso con su propia integridad física. Pero esos tiempos ya habían pasado, ya no era noble para los ojos del mundo (ni para los suyos propios) por lo que nadie iba a dar nada por él y, de hecho, mucha gente de alta alcurnia esperaría que fuera él el que diese su vida por ellos. Pues ya podían esperar sentados, su vida no tenía nada de especial ni de divertido pero tampoco la iba a desperdiciar siendo servicial para nadie. Bien era cierto que los Hechiceros de alto grado al final tenían séquitos y acólitos que, al fin y al cabo, servían también como un muro de carne para repeler todo tipo de acero que trataba de alcanzarlos. Un muro que también podía disparar hechizos, lo que lo hacía muchísimo más útil que una pared de escudos a ojos del muchacho, pero no podía negar que se había agenciado un buen lugar al lado de la monarca. Si protegían a la reina y él estaba a su lado, eso quería decir que debían también poner algún escudito o alguna coraza delante de él… no fuera a agacharse en un momento clave y dejar en un mal lugar a la reina Yuuko.

Así bien, disfrutando de un lugar privilegiado de protección, Sindri pudo ver en primera persona las tácticas bélicas de Durban. Conocía bien las técnicas de los diversos marquesados de Lycia que, aunque cada marqués se hinchaba el pecho hablando de lo “novedosas” y “revolucionarias” que eran sus formaciones y sus estrategias, estaban más vistas que un estandarte de guerra. El muchacho deseó poder sacar sus escritos y documentarlas fidedignamente, pero consideró que quizá la reina se tomaría como un agravio que no tuviera los cinco sentidos puestos en la batalla. Uno aprendía pronto en la corte que las miradas de los demás estaban puestas en él incluso cuando no lo parecía y que un noble (y, por extensión, un rey) tiene espías por todas partes. Tentar a la suerte era divertido, pero no cuando sabías que ibas a perder sí o sí, la gracia de jugártela es que te podía salir bien o mal.

Pero ante sus ojos, una magia ajena se arremolinó y comenzó a moverse en el ambiente. Como buen usuario de las Artes Arcanas que era, los ojos de SIndri se pegaron a la trayectoria de la masa de oscuridad, no fuera a ser necesario tratar de esquivarla o detenerla con su propia magia… lo que iba a ser un gran problema al tener abierto un grimorio de Magia de Ánima. Sin embargo, pronto pudo comprobar quién era el objetivo real de tal ataque – Buen tiro, majestad, si me permite decirlo. – comentó humildemente el Hechicero tras ser testigo de primera mano del conjuro que había apagado la vida del Emergido. No cada día tenía la oportunidad de ver cómo otro estudiante de su rama de magia empleaba un hechizo tan de cerca sin tener que preocuparse esquivarlo… tal era la vida del estudiante de la Magia Arcana. Su maestra le dijo tiempo ha que podías aprender muchísimo sobre un Mago Arcana de la forma que moldeaba sus hechizos y de la forma que trataba a la taumaturgia oscura… pero no sólo de su entrenamiento y trasfondo como mago sino también de su personalidad y manera de ver el mundo. Sindri no lo negaba, no era absolutamente nadie para contradecir a una eminencia como era la Sabia Oscura Sigyn, pero él nunca había sido capaz de ver lo que ella quería decir.

¿Hacer un buen fuego? Esa es una de las especialidades de alguien de Ilia, milady. – en un paisaje nevado y perpetuamente congelado donde la madera estaba húmeda y la yesca y el pedernal quebradizos hacer un fuego era todo un reto. Por suerte aprendías pronto los secretos para inflamar lo que sea aún teniendo el mundo en contra… o, más acertadamente, te veías obligado a aprenderlo si no querías morir por hipotermia. Obviamente ayudaba el hecho de poder conjurar fuego a voluntad, pero había un cierto desafío en usar los métodos comunes y corrientes y que a Sindri siempre le hacía ilusión tomar. Quizá porque, de fallar, siempre tenía la opción de hacerlo por la manera más fácil… – Creo que tendré que sobrecargar un poco el hechizo para que haga una buena detonación. A ver cómo hacemos esto… – dijo para sí mientras una nueva esfera de fuego comenzó a dar vueltas sobre la palma de su mano de manera juguetona. Seguramente no necesitaba que las llamas se expandieran mucho, sólo destrozar con una buena explosión el… uh… la quilla del navío. ¿O se llama casco? La parte que toca el agua, vamos – Quizá así… ¿O tal vez tiene que girar más? Sí, que gire parece bueno… – masculló mientras ofrecía energía taumatúrgica al hechizo, haciendo que creciese y se estirase de manera notable. Lo que una vez fue una bolita, ahora era algo que bien podía llamarse una pelota. Una pelota que estaba girando sobre su eje a tal velocidad que estaba comenzándose a perder su forma y parecerse a más un huevo que otra cosa.

Cuando consideró que ya había cargado lo suficiente el hechizo, Sindri lanzó la mano hacia delante y ordenó a la esfera salir volando hacia su objetivo. El hechizo pareció no responder en un primer momento pero, de pronto, salió catapultado en una órbita errática hacia el enorme pecio de madera… y traspasó sin muchos problemas el casco. Y ya – Hm… denle un poco más de tiempo, a ver si… – mas no l dio tiempo a acabar la frase puesto que con un aplauso atronador un verdadero géiser de llamas hizo acto de presencia en el barco repleto de Emergidos. Una deflagración que abrió una vía de agua bastante grande en la quilla del barco, que empezó a tambalearse por una entrada inesperada de agua – ¡Y sin quemar nada del puerto! Bueno, quizá si el navío se tumba él solo hacia el lado que no debe… – pero nadie le culparía por eso, ¿verdad? Es decir, ni que pudiera controlar los caprichos de Mamá Gravedad…
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer | Priest

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [1]
Tomo de Archfire [1]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Khigu [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-4[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Staff-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] YvwSTdF

Gold :
733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Abr 14, 2019 1:18 pm

La mujer se permitió mirar un momento al hombre a su lado, dedicándole una maliciosa sonrisa,antes de volver la mirada a la batalla frente a sus ojos y responderle.

-No me cabe duda de que Ilia tenéis muchas especialidades... Pero no estoy pidiendo un buen fuego. Si no un fuego bien controlado. Lo cual espero que sea alguna de tus especialidades...

Antes de llegar a responderle la monarca ya había dado por echo que Sindri había aceptado su petición. Después de todo no se había negado e incluso había presumido, de una manera muy sutil y elegante que complació a la reina, de su capacidad para llevar a cabo la petición que se le había realizado.

La mujer observo como sus hombres se mantenían rodeando el barco enemigo. Como lanzaban sus ataques desde los muelles o desde el navío del ejercito. Como aquellos que no podían atacar a distancia se mantenían a la espera. Abriéndose paso entre sus compañeros magos en cuanto una de esas odiosas criaturas esquivaba los ataques que habían intentando derribarle y saltaba al puerto intentando escapar de su propio navío,aquel sobre el cual no cesaban los ataques y el cual al tratarse mas de un medio de transporte que de una embarcación preparada para la guerra no era capaz de defenderse ni de devolver los ataques que le eran lanzados. En cuanto los pies de esas criaturas se posaban sobre el muelle eran atravesados por los metales de aquellos soldados a la espera, aquellos llenos de impaciencia por no poder ayudar de forma tan activa a sus compañeros ,aquellos que en cuanto tenían la oportunidad de colaborar en la batalla se lanzaban sin dudas contra el rival,con mas fuerza y determinación de la que deberían de tener después de un largo viaje.

La mujer sonrió,en parte ante aquella visión, ante la coordinación de sus hombres forjada,por desgracia, tras tantas batallas en las que se habían visto obligados a participar.Pero sobretodo por el detalle de que en esa ocasión,a diferencia de otras, ninguno soldado había invadido el barco rival.Ninguno había saltado o se había subido al mismo ,si no que lo rodeaban a cierta distancia. Acercándose solo lo necesario para que los hechizos fuesen capaces de alcanzarlo. Lo cual significaba que la reina no había sido la única que había considerado el hundir el navío rival como la manera mas rápida de acabar con todo ello. Que los suyos ya lo habían considerado y que probablemente estaban esperando a que las esferas ígneas lograsen dicho cometido. Esferas que eran lanzadas con sumo cuidado,para no prender el barco en llamas de forma inmediata ,para no arriesgarse a que dicho fuego alcanzase la madera del muelle. Un cuidado y una precaución que a la mujer le agradaba, pero que en consecuencia hacia todo el proceso muy lento. El hundimiento del barco demasiado lento... Esperaba que el bibliotecario a su lado solucionase eso.

Volvió a dirigirle la mirada cuando escucho su voz una vez mas. Percatándose ante sus acciones y palabras de que no le estaba hablando a ella,ni a sus soldados,ni a nadie en concreto.Si no a si mismo mientras meditaba la manera mas adecuada de lanzar su hechizo,de cumplir su cometido. La reina reprimió el deseo de responder algo ante las cuestiones que Sindri se planteaba a si mismo y decidió que lo mejor seria dejarlo a su aire, que fuese el quien actuase con libertad en esos instantes. Se limito a observarle en silencio, desviando su mirada entre el mago de Ilia y el mar frente a ellos de forma constante, sin desear perderse nada. Curiosa por observar como lo haría ,pero sin dejar que dicha curiosidad se apoderase de ella. No era el momento,ni el lugar. Aun así se permitió sonreír cuando la pequeña masa de fuego sobre la palma ajena aumento su tamaño y comenzó a girar con rapidez.

Siguió con la mirada la trayectoria del hechizo,ligeramente sorprendida de que el mismo lograse atravesar el casco sin llegar a prenderle fuego a nada. Aunque lo del fuego era lo de menos,lo importante era el agujero abierto y el agua que se filtraba por el y hundiría el barco con el... Aunque ese pensamiento poco duro en la mente de la reina al ver como si que había fuego. Uno que había envuelto casi por completo el navío rival desde el corazón del mismo. Una vista espectacular,hermosa,que había echo que sus soldados se sobresaltase y tomasen distancia hacia atrás al verse sorprendidos por las llamas, tan cercanas, tan peligrosas... Una que aumento aun mas el boquete en la madera de la embarcación ajena y que consigo que el mismo prendiese sin llegar a tocar el puerto.Como había pedido...

La mujer sonrió satisfecha. Se permitió observar durante unos minutos el mago a su lado sin tener que apartar la mirada prácticamente seguido. Aun era pronto para bajar la guardia,el barco tardaría un par de minutos aun en hundirse por su tamaño, el navío del ejercito que hasta entonces lo había asediado a esferas ígneas comenzaban a alejarse,a tomar espacio para permitir dicho hundimiento. Aun tenían que estar atentos,para que ver si algún ser había logrado sobrevivir a dicha explosión,para ver si alguno surgía del mar... y acabar con quien lo hiciera. Pero por el momento podía tomarse un par de momentos para si misma.

-Verdaderamente impresionante, todo un espectáculo. Sabia que no me equivocaba al hacerte tal petición... Y no te preocupes por ver hacia que lado cae, ya nos encargamos nosotros de ello.

Llamo a uno de los soldados ,uno de los cercano al general,uno que portaba un grimorio de viento. Señalo el navío rival,el quemado,el que se hundía. La orden silenciosa fue suficiente para que el hombre asintiera y fuese corriendo al lugar,a reunir al resto de magos que compartieran magia con el y expresar las ordenes de la reina. Si el barco comenzaba a intentar tumbarse sobre el muelle,cosa que por el momento no parecía que fuese a suceder pero nunca estaba de mas ser precavidos,lo empujarían hacia la dirección contraria con el viento.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [2]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Pelleas [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Sion [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Craig [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-3

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] NdTOcva

Gold :
2361


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Sindri el Dom Abr 14, 2019 2:20 pm

Uuuf… esto sí que no lo esperaba… – mencionó de una forma un poco extraña el muchacho llevándose la mano a la cabeza. En el momento de la deflagración había notado como una onda expansiva dentro de su cabeza que le había dejado la mente en blanco durante unos instantes. Aquello no era el desgaste del alma irresistible que uno sentía cuando empleaba durante demasiado tiempo la Magia Arcana, no. Ya conocía bastante bien aquel sentimiento, como si algo estuviera agarrando tu ser más etéreo y, con una garra afiladísima, lo comenzara a hacer jirones de una forma totalmente aleatoria. Al final acababas en un lago de calma donde, aunque veías, no mirabas. Aunque oías, no escuchabas. Y, verdaderamente, aunque estabas ahí en ese momento, no pensabas en absolutamente nada. Lo que estaba notando era algo completamente distinto. Algo más… ¿Corporal? Como un zumbido dentro de la cabeza. Un enjambre de abejas que batían las alas a toda velocidad entonando una cantinela especialmente molesta. Por un momento le dieron arcadas pero, por alguna razón, tenía completamente cerrada la boca del estómago. Un malestar completamente antinatural se adueñó de él durante unos instantes, uno de esos en los que sabes que te encuentras mal, pero no lo que te duele.

Pero prontamente un sudario de oscuridad lo envolvió como una noche fresca tras un caluroso día de verano y todo fue a mejor. La respiración pesada se volvió acompasada poco a poco y la neblina que se había aposentado se diluyó poco a poco hasta que no fue una mala memoria dejada atrás en el tiempo. Extrañado, Sindri cerró la tapa del Tomo de Archfire y lo comenzó a mirar con suspicacia – ¿Tal vez a los espíritus no les haga gracia que sobrecargue hechizos? Bien que les hace falta para competir con la Magia Arcana… – musitó para sí mientras lo bamboleaba un poco, como si esperase que un espíritu del fuego saliera del tomo para hablar con él. ¿Se supone que si te excedes empleando la Magia de Ánima te da dolor de cabeza? No es de extrañar que los Magos de Ánima que ha conocido por el mundo tuvieran esa faz de circunstancias… a él se le ensombrecería la vida ir por el mundo con una migraña mágica. No pudo evitar reírse un poco ante el pensamiento que la vida le iría ensombrecida si empleaba la magia que no controlaba la oscuridad. Cosas de la vida.

Movió súbitamente la cabeza tras escuchar unas palabras que, a todas luces, estaban dedicadas a él. Automáticamente dejó de hacer el improvisado ritual de invocación de los espíritus del fuego y, de una manera ensayada tantas veces como peces había en el mar, se dobló en una reverencia antes de decir con voz solemne – Sus palabras me llenan de honra y de orgullo, su majestad. Espero cumplir siempre sus expectativas. – la verdad es que la pirotecnia no era uno de sus mayores ámbitos de conocimiento, aunque tenía cierta teoría de los fuegos artificiales. No quería vender demasiado el barco, seguramente el Tomo de Archfire era uno de los más indicados para llevar a cabo una destrucción física de lo que fuese… y, además, si el objetivo era algo completamente inmóvil e inflamable podíamos decir que la situación era más que idónea. Por otra parte, no todo mago podía emplear un grimorio de tan alto nivel como el que tenía entre sus manos por lo que tampoco era necesario ser la persona más humilde del mundo. Simplemente aceptó los halagos que le habían sido dedicados, unos mucho más valiosos de lo normal por provenir de la realeza, y volvió a su posición inicial una vez consideró haber realizado suficiente pleitesía.

Pero mientras se incorporaba notó algo bastante interesante. Algunos Emergidos habían saltado por la borda con intención de salvarse de las llamas y empezaron a nadar hacia tierra poco a poco a velocidades bastante dispares. Le sorprendió ver cómo incluso los Emergidos que portaban armaduras que a Sindri le impedirían dar algunos pasos sin tener que resoplar eran capaces de mantenerse a flote de una manera más que adecuada – Vaya, patos al agua. – musitó de forma entretenida mientras volvía a tejer una nueva bolita de fuego delante de él. Una mucho menos concentrada que la anterior, no fuera a volverle la jaqueca y esta vez la Oscuridad no pudiera repudiarla… y realmente el único dolor de cabeza que le hacía cierta gracia era el que tenía la mañana siguiente de beber demasiado vino con los compañeros de la Gran Biblioteca de Ilia. Qué tiempos aquellos…

Una vez el conjuro estuvo completamente listo, Sindri no señaló a ningún emergido en particular, no, sino un punto medio entre todos los que estaban nadando por ahí. La esfera ígnea siguió el camino invisible indicado por el Hechicero y casi se zambulló en las frías aguas del mar de Durban. Pero justo antes de entrar en contacto con el agua, el hechizo desencadenó una explosión bastante ancha, pero mucho menos impresionante en cuanto a su verticalidad. Su objetivo eran los Emergidos que estaban nadando por ahí y no creía que ninguno de ellos tuviera alma de delfín – ¡Como pescar manzanas en un barril! – exclamó de una forma ligeramente pueril, recordando una de las atracciones más famosas que la troupe con la que viajó en su aprendizaje llevaba de pueblo en pueblo. ¿A quién no le gustaba jugar a mordisquear jugosas manzanas en un barril con las manos atadas detrás de su espalda?
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer | Priest

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [1]
Tomo de Archfire [1]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Khigu [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-4[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Staff-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] YvwSTdF

Gold :
733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Abr 14, 2019 3:44 pm

Yuuko intentaba ser realista,a un punto en el que aun era capaz de mantener ciertas esperanzas,a un punto donde no se dejaba llevar por el pesimismo.Su percepción,sus sentimientos, podían influenciar en sus decisiones , y sus decisiones en todo un país y en los habitantes del mismo. Por ello intentaba estar en equilibrio.Ser realista, tener expectativas reales, relativamente fáciles de cumplir. Claro que dicho dato no tenia porque saberlo aquel que acababa de recibir las palabras de la reina con una reverencia.

Volvió la mirada al frente. Vio como algunas siluetas aparecían en el mar,aquellos seres que habían sobrevivido a la explosión,al fuego.Aquellos cuya intención no había sido tomar la isla nadando hasta la misma. Los que habían intentando escabullirse por el mar se habían alejado del navío,habían nadado hasta otros muelles,se habían ocultado entre almacenes y cajas para abrirse paso hasta el interior de la isla... y habían sido detenidos por aquella barrera humana que habían formado los soldados que rodeaban a la reina. Aquellos que se habían percatado de la presencia de esos seres porque era la misión que se les había dado ,el encargarse de los emergidos que intentaban escabullirse,los soldados que habían estado atento a ellos...

Pero los emergidos que estaban en esos momentos saliendo a flote y nadando hasta las estructuras de madera del puerto... intentaban sobrevivir. Habían evitado el fuego,el hundimiento del barco. Solo les quedaba intentar flotar,no hundirse en el mar junto con sus armaduras y su navío. Intentaban alcanzar los muelles,para continuar con una misión que en esos momentos parecía inviable.Tras haber perdido su medio de transporte para una posible retirada, tras haber perdido a la mayoría de sus aliados, en territorio enemigo,en tan clara desventaja...

El fuego del bibliotecario se abrió paso un vez mas. No con tanta potencia como la usada para abrir el barco,no de una manera tan espectacular y hermosa, pero igual de letal.Igual de eficiente. Y junto con ese ataque sus hombres también se habían movido,hacia adelante.Quedando mas cerca de la orilla del muelle, lanzando al mar flechas,viento ,fuego,oscuridad... Por el momento los magos que portaban grimorios de trueno intentaban mantenerse al margen,atrás, sabiendo las consecuencias que tendría el usar su magia en el mar siendo el elemento como era un conductor de electricidad tan adecuado.Guardando sus hechizos por si era requerido. Pero no parecía ser necesario.

No cuando a la distancia la reina veía la magia destacar en el mar, formando una mezcla de imágenes y sonidos que se le hacia familiar,conocida, que le provocaba un sentimiento de seguridad. No cuando tras dicha magia las siluetas que veía se hundían, cuando las mismas no emergían mas entre las aguas. Cuando las mismas se teñían de rojo en determinadas zonas...

Desvió la mirada a los lados,a los almacenes y las cajas,las cuerdas... Los soldados en segunda fila habían detenido sus ataques hacia unos minutos, ya no teniendo blancos a los que apuntar. Un par de ellos se movieron de su posición y recorrieron el muelle. Para cuando volvieron hacia su general la magia sobre el mas había cesado, no se veían mas enemigos y la reina se permitió cerrar su tomo y soltarlo,dejarlo caer y tambalearse por la cuerda que lo unía a su cintura.

El general se acerco a informarle de que no había mas enemigos a la vista.

-Quiero que examinéis de arriba abajo todo el puerto.Un par de veces como mínimo. Cada pequeño rincón,cada barco atrancado.Quiero asegurarme de que no quede ni uno solo de ellos. Quiero un informe sobre daños materiales y personales, otro sobre la situación del pueblo. Ir a ver el estado de los civiles, pero aun no le informéis de que la batalla a finalizado ni permitáis que  salgan de la posada hasta que nos hayamos asegurado por completo de la falta de enemigos. Quiero que todos los heridos sean tratados,de forma inmediata y con máxima prioridad. Adelante.

La reina transmitió sus ordenes al general,quien a su vez repartió el mensaje entre sus hombres.Los cuales se pusieron en movimiento en cuanto el mismo los despacho. Antes de que todos abandonaran el lugar,quedándose la reina en la única compañía de su general y el bibliotecario,Yuuko señalo a uno de los hombres.Le ordeno quedarse,le pidió acercarse. Se dirigió de nuevo a Sindri.

-Creo que podemos dar la batalla por finalizada... Muchas gracias por tus servicios Sindri. Espero que la próxima vez nos encontremos en mejores circunstancias y tengamos algo mas de tiempo para intercambiar palabras , y quien sabe,quizás un trago.

Señalo al soldado a su lado.

-Acompaña a Sindri por favor. Asegúrate que recibe el pago por sus servicios,el mismo que ofrecemos a todos aquellos que colaboran con nuestra causa. Sindri,si deseas algo mas aparte de la recompensa monetaria siéntete libre de pedirlo. Mi hombre aquí presente me transmitirá tu mensaje y yo me encargare de evaluar si es un pago razonable o si soy capaz de conseguirlo para ti... me gustaría recompensarte en persona pero aunque la batalla haya finalizado yo aun tengo tareas por delante... y supongo que tu también tendrías compromisos previos antes de esta interrupción...

Giro su vista hacia el soldado,quien asintió para indicar que sabia cual era su deber,acompañar al mago de Ilia y cumplir los deseos de la reina.

-Buena suerte en tus negocios bibliotecario de la Gran biblioteca de Ilia...

Se despidió la reina antes de comenzar a alejarse hacia su navío,con el general a su lado. Aun debía coordinar todos los trabajos post-batalla.Eso no había terminado aun...No para la reina...
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [2]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Worm [4]
.

Support :
Pelleas [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Sion [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Craig [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-3

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] NdTOcva

Gold :
2361


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Sindri el Dom Abr 14, 2019 7:55 pm

Era realmente interesante como la magia interactuaba como algo tan maleable como podía ser el agua. Los Magos de Ánima habían buscado y buscado, pero, al parecer, o bien no existían los espíritus del agua o éstos se negaban a hacer los pactos necesarios para emplear los hechizos de tal elemento. Se tuvieron que contentar con el poder del hielo que algunos libros de conjuros poseían, pero eso no eran más que vientos frígidos de lugares inhóspitos capaces de congelar la humedad del ambiente. O al menos eso decían las enseñanzas de su maestra, él había optado por apartar de su estudio todo lo que fuera relativo a la Magia de Ánima para dedicarse en cuerpo y alma al estudio de la Magia Arcana. Como la mayoría de aprendices, claro. Si pones una jugosa tarta delante de alguien y, al lado, una pieza cortada de fruta, la mayoría de personas trataría de alcanzar el dulce recién hecho. Los que llegaron tarde o no tenían los brazos suficientemente largos se contentarían con la fruta y gritarían a los cuatro vientos lo sana que es esta fruta y que es imposible que la tarta esté tan buena. Y básicamente eso era todo lo que uno necesitaba saber sobre los Magos de Ánima.

Sin embargo alguno, la propia Magia de Ánima era bella. Tenía tantos y tantos colores. Tantas formas distintas que podía tomar. Tantas maneras de moldearla. Sí, la Magia Arcana era la más poderosa de todas las ramas taumatúrgicas que había en ese mundo, pero también la menos parcial a ser controlada o modelada en exceso. Sí, claro que tenías que tejer un poco el hechizo tú (la Magia Arcana no hace nada por ti), pero cualquier intento de hacer algo mucho más allá que señalar lo que querías ver muerto eran riesgos innecesarios. Riesgos que los Hechiceros más experimentados estaban dispuestos a asumir para mostrar su dominio de las Artes Arcanas…

¿Por dónde iba? Ah, sí, la belleza de la Magia de Ánima. El Hechicero quiso acercarse al borde del mar para ver mejor el festival de taumaturgia que los magos de Durban estaban ofreciendo a los Emergidos, pero consideró que abandonar el lugar que le había sido establecido sin el visto bueno de la reina sería un faux pas terrible. Por ello se contentó con contemplarlo desde la distancia y, aún así, pudo disfrutar de una sinfonía de colores, movimientos y sonidos muy particular. Llamaradas de fuego, olas embravecidas por los tomos de viento, flechas que silbaban de forma melodiosa hasta su ligero “plop” en el agua, el entrechocar del metal con la piedra y la madera… ah, eso tenía que documentarlo más tarde. Pero echaba a faltar algo: las chispitas de colores. Ningún Mago de Ánima con un tomo de Rayo estaba lanzando hechizos al agua… ¿Que no sabían lo bonita que se volvía cuando varias descargas voltaicas la recorrían? Se volvía de un azul cobalto precioso y, donde había algo metálico, comenzaba a hacer pequeñas explosiones muy divertidas de ver. ¡Por no hablar de las burbujas! La electricidad lo hacía todo súper burbujeante.

Un militar de Durban acorazado hasta decir basta se acercó de improviso hasta ellos y, haciendo gala de su entrenado oído de bibliotecario, pudo oír por las aberturas del casco que ya no parecía haber más enemigos cerca de ellos. La monarca, sin embargo, parecía no confiarse de aquella información tan valiosa y ordenó una batida por todo el puerto… no se le antojó mal idea en absoluto al bibliotecario, los Emergidos tenían un catálogo lleno de poderes y habilidades misteriosas y quizá aguantar la respiración durante diez minutos sea uno de ellos. Tal vez. Igualmente, la mujer reinante antes de girarse hacia él dio la orden de tener siempre a los civiles en mente y evitar que se metieran en problemas. Algo que desde el punto de vista del Hechicero los civiles hacían muy bien.

El honor ha sido completa y totalmente mío por poder participar en una batalla al lado de la reina de Durban, milady. – mencionó con voz solemne una vez la reina se hubo pronunciado. Realmente había sido muy interesante poder comprobar de primera mano cómo combatía la regente de aquellas islas y, además, había podido hacer explotar algo sin meterse en problemas. ¡Eso era un buen día en su libro! – Y verdaderamente estaría encantado de volverla a ver en otras circunstancias más favorables a Durban. Por favor, no permita que alguien como yo la distraiga en estos tiempos de necesidad. – no quería ser demasiado pesado y parecía ser que la reina tenía prisa. Viendo lo sucedido, era algo mucho más que normal, por lo que antes que fuera demasiado tarde le dedicó una enorme reverencia de cortesía de la que no se levantó hasta estar seguro que la mujer había abandonado el lugar. Los duques y marqueses siempre tenían mucho que hacer, cuán más debería tener alguien que tenía sobre sus hombros el reino entero.

Sólo entonces le dedicó a la persona que tenía al lado una enorme sonrisa, como la que le das a un compañero que sabes que te debe dinero y acaba de cobrar su sueldo. Un delicioso y suculento sueldo. Poco a poco guardó en su zurrón su libro de magia y sacó su informe de lo sucedido en Kilvas antes de decir con voz pausada y casi juguetona – ¿Que me podría indicar dónde debería entregar esto, por favor?
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer | Priest

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [1]
Tomo de Archfire [1]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Khigu [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-4[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Staff-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] YvwSTdF

Gold :
733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Eliwood el Dom Abr 21, 2019 12:28 am

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Sindri ha gastado un uso de su tomo de Archfire.
Yuuko ha gastado un uso de su tomo de Worm.

Ambos obtienen +2 EXP y +1 Bonus EXP!

Gracias al incremento de experiencia, la barra de exp de Sindri ha sido maximizada.

Sindri puede ahora utilizar un Sello Maestro para cambiar su clase, desbloqueando e iniciando una ruta totalmente nueva.

> Utilizar el Sello Maestro (ver las opciones de clase disponibles).
> No utilizar, conservar clase y nivel actual.

De utilizar el Sello Maestro y cambiar de clase, la barra de EXP será reiniciada y los temas de tipo social nuevamente otorgarán EXP. La especialización y skills actuales se mantendrán, no obstante, al obtener nuevos se optará para mantener un máximo constante de 6 skills y 2 especializaciones. El color representativo del personaje seguirá siendo el de su clase original. Las opciones de clase presentadas serán acordes al personaje en particular, sus acciones, historia, talentos y posibilidades.

Favor de responder seleccionando la decisión.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Marth [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Iwzg0SR
Lyndis [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Nils [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Espada%202

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Iu4Yxy1

Gold :
1104


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Sindri el Dom Abr 21, 2019 1:30 pm

Elijo utilizar el Sello Maestro y ver las opciones de clase disponibles.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer | Priest

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [1]
Tomo de Archfire [1]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Khigu [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-4[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Staff-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] YvwSTdF

Gold :
733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Eliwood el Dom Abr 21, 2019 4:46 pm

- Class Change: Sindri -

> Tactician. (Especialización: elegir arma física, tomos anima/oscuros o báculos.)

> Mage. (Especialización: tomos.)

> Thief. (Especialización: dagas.)

> Priest. (Especialización: báculos.)

> Wyvern Rider. (Especialización: lanza o hacha. Elegir este cambio de clase requiere inmediato rol para obtener la montura.)

> Cancelar cambio de clase.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Marth [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Iwzg0SR
Lyndis [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Nils [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Espada%202

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Iu4Yxy1

Gold :
1104


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Sindri el Lun Abr 22, 2019 4:00 pm

Elijo cambiar de clase a Priest (Especialización: báculos).
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Sorcerer | Priest

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Worm [1]
Tomo de Archfire [1]
Tomo de Nosferatu [4]
.
.

Support :
Lyndis [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Khigu [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Tomo-4[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Staff-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] YvwSTdF

Gold :
733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Marth el Lun Abr 22, 2019 8:52 pm

- Class Change -

¡Sindri ha iniciado la clase Priest!

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Staff-1 ¡Nueva especialización: báculos!

Todo tema con su clase y especializaciones anteriores podrá ser culminado con normalidad. No obstante, de ahora en adelante, todos los temas que sean abiertos deberán respetar estos cambios.

La barra de EXP es reseteada. Todo tipo de tema volverá a dar incrementos de EXP.

¡¡Felicitaciones!!


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] 5SuOmoZ

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] 2hzhmok

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Yuri10

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Mejor-10
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord | Pegasus Knight

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
Vulnerary [2]
lanza de bronce [2]
Espada de plata [4]
.
.

Support :
Eliwood [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Iwzg0SR
Artemis [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v
Eugeo [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Espada-3[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Lanza-1

Experiencia :
[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] SjqgM22

Gold :
4000


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko] Empty Re: [Campaña de liberación] El enemigo que siempre retorna [Sindri-Yuuko]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.