Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Gangrel el Sáb Nov 03, 2018 1:14 pm

La taberna rebosaba alegría y felicidad. Los cánticos ylissenses se combinaban con palmas de aquellos que no poseían buena voz, y todos juntos formaban un poco melodioso conjunto instrumental que a pesar de todo, nadie se preocupaba por mejorar, pues esa era la gracia de todo aquello. Solo divertirse, pasar un buen rato. Pero es que… Quién podría saber que verdaderamente, más allá de todo aquello, se encontraba alguien con intenciones mucho más oscuras que el resto. Más allá de todo… Estaba el más oscuros ser de ese continente. Una figura negra y tremendamente sonriente que intentaba pasar lo máximo desapercibido posible con una especie de túnica negra que cubría por completo su sinuosa armadura dorada, y por supuesto, no llevaba la corona. Y aunque sabía que podían haber rufianes, no le importaba nada. Ni tan siquiera estaba armado, ni tan siquiera llevaba soldados cerca. Haberse adentrado dentro del territorio ylissense implicaba máxima discreción, y eso era algo que el hombre conocía de su pasado oscuro como ladrón.

Él es Gangrel. Con las manos entrelazadas, el monarca planeaba su elaborado y laborioso complot contra Ylisse, con tal de apoderarse y formar su formar Gran Plegia. ¿Pero por qué adelantar los acontecimientos? ¿Por qué desvelar sus intenciones tan rápido? Eso sería muy poco original… Lo único que le importaba era que todo saliera a pedir de boca, y para ello, deberemos saber que el armisticio no era una opción. Ni iba a haber un ataque en gran escala, tenedlo en cuenta, al menos de momento, las tropas seguirían en el frente. No. Todo iba a ir… Desde dentro. Ni un solo plegiano sería causante de la caída del gobierno.

Bueno, sí. Pero no directamente.

Gangrel había enviado a sus más fieles vasallos a por mercenarios, gente de poca monta que no tuviera nada que perder y a cambio de dinero algo intentara hacer. Más o menos como él antes de llegar al trono. Y ese día, iba a reunirse con uno que según tenía entendido montaba un wyvern, como la mayoría de generales del ejército plegiano. ¿Y qué podría ser más memorable para la historia que un mercenario traidor de esas características, llegando a la capital como un fiel verdugo más de Gangrel?

Hay que ser poéticos, al truhan le gustaba hacer las cosas de tal manera que todo acabara siendo oscurecido por un manto de mentira total. Y siendo sinceros, le encantaría ver la cara de Emmeryn cuando recibiera noticias de que una insurrección había empezado desde dentro, y aprovechando el panorama, las tropas plegianas avanzaban.

¿Ahora comprendéis a qué punto llega la magntiud del plan de ese dichoso monstruo que normalmente portaría una corona sobre su maquiavélica persona? No estamos hablando de ningún tipo de benefactor plegiano, precisamente, sino de un verdadero asesino, que llegó al trono así y posiblemente ahí estaría sentado, al menos hasta verse forzado en construir una nueva capital para un nuevo y gran imperio. Pero bueno. No adelantemos acontecimientos… Porque mientras una camarera del local le tenía uno de aquellos fríos líquidos llamados “cerveza”, escucharía como uno de sus vasallos más fieles entraba a la taberna, ataviado con los mismos ropajes que el monarca para acercarse a él y rápidamente inclinarse ante su señor.

-Ya está aquí. Se llama Luigi, mi señor. Y efectivamente, sus infiltrados no nos han mentido. Es un jinete wyvern, como vos queríais que fuera. Supongo que desearéis pactar lo que sea menester con él… Esperaré fuera, mi magnífico señor

Una sonrisa se dibujó en el pálido rostro de Gangrel. Sus ojos, esferas con un hermoso carmesí presidiéndolas, se alzarían para mirar al frente, donde estuviera el joven. Al fin llegaba la parte divertida de aquel día… Y esperaba terminar rápido con todo aquello, pues odiaba estar en territorio que no fuera consagrado por Grima.

-…Bien, entonces deberé aclarar la voz –dijo con humor mientras bebía un trago de cerveza, para luego soltar una pequeña risa- Y… Prepararme para que el caos comience a desatarse.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Thief

Cargo :
Rey de Plegia

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Daga de bronce [2]
Vulnerary [3]
-
-
-
-

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
569


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Luigi el Sáb Nov 03, 2018 6:39 pm

Ah, la bella Ylisse; bueno, cualquier cosa es bella luego de estar estar en el campo de batalla; cielos, hasta la carnicería de tu vecino cuando eras pequeño parece poca cosa ahora, literalmente viste gente morir allí, simplemente querías volver tranquilamente a tu hogar y descansar un poco antes de seguir moviendote. Sin embargo, las cosas no eran tan perfesctas para ti; cuando ibas de regreso a tu pequeña aldea, ver como han ido las cosas y averiguar si alguien había recibido noticias de tu hermano, durante el camino fuiste consultado por un misterioso sujeto acerca de reunirte para un trabajo. Si bien ahora lo recuerdas, eres un mercenario, a veces lo olvidas; sin duda prefieres ser un botánico a ser un mercenario, eso es mucho más agradable para tu corazón, pero esto sin duda es muchisimo más notorio por lo que has podido ver.

Y así, una pequeña suma de dinero se te aseguró a cambio de tus servicios; no es como si no te hiciera falta, alimentar a un Wyvern no era algo fácil, y estás casi seguro que Yoshi te devorará si lo dejas en ayunas. Así que, por el bien de su propia comida, el Wyvern tragó su orgullo e incluso te sirvió de transporte sin rechistar para poder reunirte en el lugar indicado para conocer a tu empleador; en primera no tenías idea alguna de que clase de servicio podría ser, pero si tenías suerte podría ser que alguien quisiera que sirvieras de protección para llegar a algún lugar peligroso o querría que enviases una nota a algún familiar lejano. No sonaba tan mal, y sin duda querías algo más relajante luego de la última vez. Siendo así, llegaste a un bar en un pueblo cercano, no eras ajeno a esos lugares, aunque al entrar notaste sin lugar a dudas a aquel sujeto con ropas que aterradoramente parecía decir que era alguien misterioso. Bueno, ese aire daba, no podías verlo bien pero estaba cubierto por una túnica negra en el interior de un edificio, no es algo que acostumbras ver en los tranquilos pueblos ganaderos de Ylisse; aunque tal vez está enfermo y siente frío, o quizas sus ropas son feas y no quiere que se rían de ellas, cuando eras pequeño algunos se reían de que vistieras telas de tintes verde y azul, pero simplemente te agrada el color, no era un crímen que tu supieses.

Aun así, ese tipo sospechoso sin duda era tu empleador; lo sabías porque la persona que te guió a él se dirigió a este antes de salir de la taberna. Como un punto sin alegría en este lugar tan ajetreado de felicidad, simplemente miraste hacia este y le diste una mirada amable, mientras te dirigías hacia esta persona. Con cuidado claro estaba, que el hacha en tu espalda no fuera un inconveniente para la gente que estaba por allí, la tenías de momento asegurada a tu armadura mientras caminabas en dirección de dicha persona y te sentabas para quedar frente a él. Leves ruidos sobre algunos clientes del lugar, que dicen ver a un wyvvern descansando junto a los caballos parecía una mezcla entre sorpresa y una broma de borrachos. No le dabas demasiada importancia mientras te sentabas correcta y educadamente frente a esa persona - Mucho gusto, disculpe mi retraso. Me informaron que usted quería contratar mis servicios para... un trabajo; me gustaría que hablaramos de ello antes de acordar cualquier cosa; puede dirigirse a mi como Luigi - Con un saludo formal mientras te sentabas, extendías tu mano hacia el como gesto de amabilidad mientras intentabas ignorar esa sensación de persona tenebrosa que te venía a la cabeza al verle.
Afiliación :
- Ylisse -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenario

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
423


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Gangrel el Lun Nov 05, 2018 10:40 am


Sonreír. Eso es lo único que puede hacer un monarca al ver que las cosas empezaban a ir según sus planes. Una sonrisa fría, calculadora, con una falsa amabilidad que cualquiera podría saber que era actuada y nada más que una formalidad innecesaria.

-Ya lo sé, Luigi, ya sé cómo debo dirigirme a ti –declaró el rey mientras dejaba poco a poco la jarra repleta de cerveza ylissense a un lado, llamando con la mano a una camarera para que sirviera otra al contrario- Mas también sé que no podrías dirigirte a mí todavía de ninguna forma correcta… ¿Por qué esa innecesaria necesidad humana de catalogarnos y limitar nuestro ser con una mera combinación de letras? Lo veo innecesario. Sea como sea, de momento llamadme Agan. –era evidente de donde había sacado ese pseudónimo. ¿No se te ocurre? Solo es cuestión de leer las cosas desde otra perspectiva. Tal vez del revés. Pero ese tema no era menester en ese instante. Por supuesto, Gangrel no debía dar su nombre a la ligera. ¡Qué locura sería que de golpe y porrazo todos comenzaran a huir para llamar a los guardias! No es que él no pudiera con un par de soldados rasos, pero el hecho de estar ahí sin autorización de la casa real podría ser motivo innecesario para tener que dar explicaciones a esos debiluchos de Ylisse, y no quería hacerlo. Más bien, detestaba la idea- Aun así, no nos explayemos. Tales meditaciones no deben ser expulsadas por la boca de nadie en tabernas, sino en bibliotecas junto a alguien que pueda rebatir la frase en cuestión. Pero seamos directos, Luigi… Evidentemente precisaré de tus servicios. Y por cierto… Digamos que tengo un poco más de relevancia de la que se podría esperar

En ese momento, en su comisura se instalaría una pérfida sonrisa, la cual se iría ensanchando poco a poco a medida que llevaba sus manos a la capucha que ocultaba su rostro, retirando así esa fina tela con delicadeza para dejar al descubierto aquel rostro. Y en ese momento, pasaría lo que tenía que pasar: nada. A pesar de la sinuosidad que presentaba la poca armadura que se podía visualizar, Gangrel no había desvelado nunca su rostro a la población llana de Ylisse, más bien, una gran mayoría de la población de cualquier lugar fuera de Nohr o Plegia desconocía cómo era el gobernante, y los pocos que le habían visto, eran efectivamente los monarcas de otras tierras. Podrías deducir a simple vista que se trataba de algún noble extranjero por el color algo más oscuro de su piel o por aquel extraño color de pelo que no coincidía con el de la Casa de Ylisse: rojo, fuerte como el carmesí de la sangre, casi como si estuviera teñido, pero no, efectivamente era el color natural del bellaco.

-Así pues, la recompensa no es algo de lo que te debas preocupar. Será mayor a cualquier pago que te han dado nunca. Por ejemplo… Considera esto como una muestra de lo que te espera, buen soldado de fortuna

El rey movería la mano para sacar de la túnica una gran bolsa de cuero, la cual sonaba y parecía pesar lo suficiente como para que Gangrel tuviera que esforzarse ligeramente como para dejarla en la mesa. Ahí debía haber más dinero del que muchos de los de la taberna ganarían en milenios trabajando. Y muchos giraron para ver aquella gigantesca suma de dinero oculta en el interior de la bolsa, la cual Gangrel no dudaría en abrir para mostrar que efectivamente, lo que habían ahí eran monedas de oro, con la marca de Plegia en ellas.

-Mas desde ya lo deberéis tener claro: la recompensa es alta, pues el riesgo es igual de alto. No te pediré matar a nadie, al menos no con tus propias manos. No te pediré nada que tenga que ver con la venganza, querido camarada… No. Yo tengo ideales mucho más altos… –daría en ese momento un sorbo a la cerveza, dejándola prácticamente a la mitad. Tras eso, con suma elegancia volvería a colocar la cabeza sobre una de sus manos y, sin borrar esa sonrisa, utilizaría sus famosísimas artes de persuasión por primera vez con ese muchacho- Lo que te quiero pedir es que te conviertas en el libertador de Ylisse
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Thief

Cargo :
Rey de Plegia

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Daga de bronce [2]
Vulnerary [3]
-
-
-
-

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
569


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Luigi el Vie Nov 09, 2018 6:07 pm

Sentado en la silla frente al cliente; no había forma de evitar que comenzaras a mover poco a poco el pie como si de un tic nervioso se tratara; nunca has sido alguien demasiado bravo o valeroso en ello, y de alguna forma el cliente te asustaba un poco, aunque no dejarías que el pudiese notar aquello, aunque luego que el hizo una rara pregunta solo le contestaste calmadamente - No limitamos nuestro ser a palabras, pero esa es la forma en la que los humanos como nos comunicamos, ¿No? - Aunque dijeras eso, el tono de voz era suave, y un poco titubeante, aunque estuvieras seguro de ello, parecía como si lo dijeras con miedo a ser contradecido.

Mientras desviabas un poco la mirada, con una idea de haber dicho algo incorrecto que fuera motivo de tener verguenza, volvíste los ojos hacia el cliente para poder ver su rostro apropiadamente; parecía extranjero, y estás seguro que al menos no lo has visto antes; un leve destello de la mirada fue a parar a un leve rastro que notó de la armadura pero no dijo nada de ello mientras las emociones se desbordaban al exaltarse mientras veía lo que estaba haciendo. El sonido era imposible no conocerlo, y no solo su mirada sino la de muchos otros fue hacia aquel sonido mientras rapidamente hiciste tu mejor esfuerzo para colocar tus manos sobre la bolsa, no con el fin de hacerte con ellos, no había ningún rastro de intención de eso, sino para empujar esta misma hacia el cliente mientras intentabas ocultar su existencia con tus manos; algo que obviamente ya no sería posible pero que debías por lo menos intentarlo - Se... señor; no debería hacer eso... aquí... - Aunque por mucho que le sorprendiera, realmente no quería que ese sujeto aterrador terminase lastimado mientras intentaba contratarlo  o algo por el estilo - Debería de evitar mostrar estas cosas; hay... - Desvias un poco la mirada mientras aceptas tu mismo ese hecho - Hay personas que disfrutan tomar el dinero de otros en lugar de ganarselo... - Eres un hombre honesto, así te enseñaron, las cosas no se toman sin nada a cambio, uno los cambia, o se los gana; pero nunca los toma sin una verdadera razón, y allí, el no podía permitir que ese hombre corriera semejante peligro a su parecer.

Mientras esperabas que al menos te hiciera caso para evitar un problema, que probablemente lo tendría si hay gente suficientemente avariciosa para intentar robar a alguien con un wyvern afuera de la taberna; escuchabas lo que este hombre decía y solo podías pensar - ¿De cuantos emergidos estamos hablando? - Libertador de Ylisse; eso sonaba bien, todo estaría bien si pudiera ser de ayuda.


Off: Disculpa la tardanza; estuve atareado con mi trabajo esta semana.
Afiliación :
- Ylisse -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenario

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
423


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Gangrel el Dom Nov 11, 2018 3:01 pm

Parecía que al fin empezaba a ir todo como debía ser. El posiblemente futuro mercenario de Gangrel (si todo iba como él quería) parecía ser fácil de engañar con palabras, o al menos, ese era el parecer a ojos de un ser analítico como lo es Gangrel. Jugueteando a esconderse, las intenciones del monarca empezaban a moverse, y ya cualquiera con cercanía a él podría ver cómo estas empezaban a formar una sólida telaraña que se instalaría poco a poco en aquel reino bendito por la misericordiosa y deífica dragona de luz, y a su par, maldito con la depravación y la arrogancia que comportaba ser los preferidos de Naga.

Dos gestos mostrarían a Gangrel que podía fiarse de aquel joven, al menos, como un soldado. La primera de ellas, fue esa respuesta tan tímida y débil, que no dejaba ver ni una muestra de rebeldía, como si no quisiera recibir una respuesta. Y la segunda, que incluso adorable fue a sus ojos, era el hecho de haber rechazado al dinero preocupándose por su seguridad.

Y eso le gustaba. Significaba que ese joven se dejaría llevar más por los ideales y la bandera que por una suma de dinero. Y… Cualquier ideal puede convertirse en putrefacción con las palabras adecuadas, y eso era algo que él sabía. Y los seres putrefactos se vuelven ideales siervos. Pero como una muestra de su poderío, el embaucador tomaría un cuchillo de la posada y con él movería rápidamente la mano.

Zint.

El sonido de la tela rasgarse dejaría paso a algo mucho mejor: las monedas desperdigándose por toda la mesa sin dejar un lugar sin ocupar con su brillante color, produciendo aquella pequeña melodía que atraería las miradas de todos los aldeanos como las moscas que eran hacia aquel montón de desperdicios el cual parecía poder guiar toda sociedad. Y mientras todo aquello transcurría, Gangrel volvía a dejar el cuchillo donde estaba con total tranquilidad.

-Lo importante en esta caprichosa vida no es el camino a seguir, sino las veces que te tropiezas en él –sonrió. Esa frase no parecía suya… Pero todo podía cambiar- Y lo que aprendes tras cada caída. Si un ladrón decide lucrarse a mi costa… No tendrá oportunidad de volver a levantarse de tan espeluznante caída. Así que… Lo mejor es que nadie lo intente

Una amenaza lanzada al aire que sin embargo serviría para mostrar a todos los ahí presentes que no se andaría con ningún tipo de tapujos, ya que… Por muy “elevados” que él dijera que eran sus ideales, no escatimaría recursos para castigar cualquier ofensa hacia su persona.

Pero ahí llegó el gran momento de la verdad. Ese preciado momento en todos los debates que podía marcar el ganador por mucho que el otro intentara rebatir. ¿Emergidos? No pudo evitar sonreír ante la inocencia del mercenario. Ni tan siquiera parecía que la guerra hubiera hecho mella en él. Un espíritu tan puro atraería a otros que luego podrían ser fácilmente sometidos por la oscuridad del deífico dragón Grima.

-¿Emergidos? –fingiendo sorpresa, el soberano movería la mano dramáticamente mientras su sonrisa se distorsionaba poco a poco, para formar una pequeña arcada- Tú mismo has dicho que los humanos se comunican con palabras. Y esas palabras a veces pueden contener negras y maléficas ponzoñas que trascienden de nuestra comprensión –un largo y prolongado silencio. Gangrel tomaría la jarra de cerveza y daría un sorbo, degustando el frío y amargo sabor del líquido que bañaba sus labios, haciendo que de nuevo se instalara aquella embustera sonrisa que le volvía tan temible como a la par atractivo, al menos teniendo en cuenta su constitución- Y yo soy de un privilegiado grupo que ha podido ver dónde se encuentran tales venenos y quiere que nadie más vuelva a verse forzado a escucharlo. ¿Los emergidos son un problema? Cualquiera con cultura sabrá que en Plegia mantienen una pacífica relación que hace que sean prácticamente inofensivos contra todos los que ahí residen. ¿Por qué Ylisse no hace lo mismo? ¿Por qué Altea, tras conseguir expulsar a esas supuestas hordas enemigas, no ayudó a su reino hermano a conseguir blindarse contra la amenaza?

Sus palabras llamarían la atención de todos los que anteriormente habían estado cantando. Las monedas habían hecho su función inicial, atraer oídos curiosos. Los bailes y cánticos fueron sustituidos por un casi completo silencio que solo era interrumpido por murmullos casuales de los que ahí se encontraban, y por lo que escuchaba el bellaco, la gran mayoría eran maldiciendo a aquel joven por su fortuna al haber sido contratado por aquella suma de dinero, otras preguntándose sobre qué significaban las palabras del hombre de dorada armadura.

-Es porque la Venerable, oculta tras los seguros muros de la capital, es incapaz de ver lo que verdaderamente necesitan los ciudadanos de a pie. ¿De qué sirve rezar a una supuesta diosa dadivosa si esta ni tan siquiera se muestra al mundo? ¿De qué sirven los gobernantes que no son capaces de escuchar a la plebe, Luigi? Lo que yo te imploro es la verdadera liberación de Ylisse. Y esta solo tendrá lugar cuando todas las naciones de Akaneia se unan bajo una misma bandera. Pero para que esto suceda…

La Casa de Ylisse debe caer



Off:
Tranquilo, tranquilo, tú responde cuando puedas nwn
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Thief

Cargo :
Rey de Plegia

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Daga de bronce [2]
Vulnerary [3]
-
-
-
-

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
569


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Luigi el Dom Nov 18, 2018 10:52 pm

Escuchando la pesada amenaza por parte de aquel que buscaba contratarte, te sentías cada vez más pequeño en comparación; igualmente, sabes cual será el resultado; actualmente hay "miedo" en esa declaración, pero por lo mismo, también existirá rabia, porque incluso si rechazas el conocimiento de la malicia de la humanidad, esta seguirá existiendo constantemente una y otra y otra vez. Lo más probable es que ahora que han decidido no hacer nada, como buenos criminales, esperarán a aprovechar la noche una vez el caballero se retire para hacerse con su dinero..., sentías ganas de suspirar mientras pensabas si habría forma de ayudarle para evitar que algo malo le pasara, aunque la sola idea de ser asaltado por criminales por dinero te daba mucho miedo.

Cuando el empleador tomó por sorpresa la palabra que usaste, parecía que incluso tú te sorprendiste por ello; en un inicio al decir que quería ayudar a la liberación de Ylisse, fue lo que creyó en el fondo, que se trataba de algo por el estilo y que había emergidos acechando el reino. Pero ahora, las palabras que el utilizaba parecían querer guiar a un significado diferente.

En silencio escuchaste lo que el quería decir, con una mirada algo sería pese a tu tipo de rostro, finalmente le miraste con calma mientras escuchabas lo que decía; había algo que escucharías de vez en cuando, ese lugar por ejemplo, Plegia, nunca había visitado ese lugar así que no era capaz de decir nada de ellos, si había un motivo o algo, pero mientras pensaba en ello, recordaba a los emergidos, aquellos que atacaban constantemente a Yoshi mientras él los atacaba, peleaste con ellos, y hubo un momento donde incluso consideraste que la situación te había llevado a tener que matarlos; más lograste evitar que tus armas tomasen alguna vida, incluso para esos mencionados emergidos, no recuerdas haber podido conversar con ellos, la situación no te dio tiempo o permiso, haciendo que te preguntases en el fondo si hubiera sido posible una resolución pacífica en ese momento.

- No lo sé, aunque no es sólo Ylisse, aquellos que llaman "emergidos", no se si son algún tipo de asociación o si provienen de algún reino en específico pero..., ellos han atacado varios lugares; si Plegia posee una forma de hacer que estemos en paz con ellos, me hubiera gustado saberlo, ya sabes, tal vez son gente como nosotros... tendrán alguna razón o motivación, y... tal vez podamos entendernos. Aun así, no es fácil conseguir algo como eso..., el... daño... que viene con ellos, no es algo que pueda ser curado con facilidad - No sabías si tus palabras eran correctas o no, tampoco parecía que esto fuera algo que una persona pudiera tener razón; era tal vez el llegar a entender qué era lo que esta persona buscaba, cuando escuchabas lo que decía de los gobernantes, era la primera vez que pensaste en eso - Yo... tenía una tienda, con mi hermano...; los vecinos eran agradables... no teníamos mucho pero era suficiente para poder vivir, había problemas pero nos ayudabamos entre todos, y... creo que en ese momento yo era feliz. No me veía necesitando algo o deseando algo más allá de eso, tenía un hogar y comida, un trabajo y una familia; amistades y un perfecto y elegante mostacho - Dices acariciando un poco tu bigote para resaltar eso - Me gustaría que me hablaras de... a que te refieres con lo que verdaderamente necesitamos - De algún modo, tu asumes que todo lo que te está contando tiene que ver con la misión que quiere darte, aunque eres algo despistado, puedes entender un poco de eso, pero no tienes del todo claro a qué se refiere, tal vez sea algún problema con alguna autoridad; sea como sea, parece que liberar Ylisse tiene que ver con ello, si con eso pudiera ayudar a la gente sin duda lo haría a final de cuentas.
Afiliación :
- Ylisse -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenario

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
423


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Gangrel el Lun Nov 19, 2018 10:54 am



Y así, el fortísimo veneno que siempre había en las palabras del monarca empezaría a surgir efecto. Podía notar cómo los pobladores cercanos se acercaban sin disimular para escuchar lo que ambos estaban conversando, y esto era justo lo que él quería. No solo hay que hacer nacer la enfermedad, para vencer a un enemigo… También debes propagarla. Y eso sería lo que Gangrel haría en cuestión de segundos, cual apestada rata durante el medievo, pues el mordisco a la Manzana del Edén que había en Ylisse ya había sido dado, solo faltaba provocar la furia del único suficientemente fuerte como para destronar a un rey, y ese era el pueblo.

El joven era a sus ojos como una hoja de metal sin pulir ni forjar, con mucho potencial y con un gran futuro por delante, pero todavía latente y a la espera de ser desatada con todo su poder. Era obediente, sumiso, y fácilmente podía tomar el papel de alguien terciario en toda la historia, sin duda, pero es que… Todos los generales de Plegia así empezaron sus andaduras. Y creedme, todos, absolutamente todos y cada uno de ellos eran ahora legiones de asesinos sin compasión. Algunos empezaron forzados, otros creyendo ser siervos que luchaban por Grima y unos cuantos más de la misma manera que lo que estaba pasando ahora entre Luigi y él: escuchando las palabras del maquiavélico rey.

Ahora era ese momento en el cual los inocentes preguntaban. Y efectivamente, Luigi así lo hizo, entre tartamudeos y un tono de voz que podría tacharse de “adorable” para algunos. Pero Gangrel no se basaba precisamente por la belleza o demás cánones para decidir a sus fieles verdugos, pues bien había visto que por muy tímido que alguien pueda ser, empuñando un hacha podía a llegar a ser más peligroso que él cuando decidía empezar a bailar con sus cuchillos. Muchos de sus generales cumplían con ese patrón.

El monarca seguía bebiendo a la par que escuchaba, intentando atraer la atención del máximo de personas de vez en cuando haciendo algún truco con el cuchillo (como lanzarlo al aire y hacer que cayera en su dedo con la punta) que había cogido de la taberna para que la gente no se aburriese, siempre usando la mano zurda para esto. Pero tras tanta duda dibujada en el aire por el joven (que por cierto, había hecho justo lo que Gangrel necesitaba para poder contentar a todos los ahí presentes sin percatarse), el monarca dejaría poco a poco la jarra a un lado, tomando un montón de las monedas que habían dispersadas por toda la mesa para jugar con ellas y dejar todavía más visible a los pobladores que quien estaba hablando debía tener alguna relación con Plegia… Y no era tan malvado como lo que la gente rumoreaba, tachando a los del reino vecino de salvajes inhumanos. Pero ahí estaba ese hombre de armadura dorada, ofreciendo tal cantidad de monedas y prometiendo mucho más, mientras regalaba verdades como puños para sus pobres mentes, como si les estuviera diciendo justo lo que querían escuchar.

-Los emergidos son un misterio. Pero efectivamente, en Plegia hay paz perpetua con ellos y ni un solo ciudadano es asesinado ni debe temer a esta horda –declaró con tranquilidad ahora haciendo algo muy curioso, y esto fue tomar de su cinturón otra pequeña bolsa de menor tamaño que la que había abierto y la arrojó contra los que ahí estaban. Evidentemente, el escuchar las monedas moverse mientras caía volvió apasionado el deseo de tenerlas, y en poco tiempo, una multitud de casi una docena de personas cercanas a la zona donde había caído la bolsa empezaron a pelearse por obtener su contenido- Pero las heridas cicatrizan. Las cicatrices se acaban curando. Lo que no se cura ni sutura jamás es la muerte. Y yo creo que todos estamos un poco muertos, pero seguimos en pie –sonrió mientras escuchaba unas pocas risas entre las filas más lejanas a él, tal vez por el tono burlesco con el que había dicho esto, como si se sintiera caracterizado con el pueblo llano a pesar de las pequeñas cantidades de fortuna que iba arrojando con tranquilidad- Y sin embargo, mirad al príncipe Chrom. Está musculado y es fuerte pero en sus manos no hay ni una sola cicatriz ni herida causada por el trabajo en el campo. Si pudierais tocar las manos de la Venerable, todos nos percataríamos que son suaves y blancas como la más virgen nieve. –la gente ya podía entender a qué se estaba refiriendo. E incluso dejó al descubierto (llevaba guantes) sus dos manos para dejar ver a todos los ahí presentes que por muy chocante que pudiera parecer, eran duras y tenían cicatrices como las que podía causar una arada, causadas por su dura vida cuando fue joven- Ahora mirad todos las vuestras. Tú también, Luigi. Apreciadlas, son duras, pues las armas habéis empuñado todos alguna vez, o como mínimo, tienen alguna pequeña cicatriz. –comentaba con tranquilidad y a la par un fingido tono de indignación que iba en aumento, como si estuviera denunciando una gran injusticia- Luigi, estás usando constantemente el pretérito imperfecto… “Tenías una tienda. No teníais mucho”. Y mientras tú llegabas a vivir escasamente, otros preferían reírse de ti celebrando grandes festines en palacio. Y con esos festines, podrían haber alimentado a toda tu familia y a la de estos caballeros por meses. No debemos liberar Ylisse por nosotros…

Se mantendría callado por unos segundos para volver a repetir un acto muy curioso, y este fue saltar de la silla para colocarse sobre la mesa (añorando los viejos tiempos), y pidiendo ahora no la atención solo del mercenario, sino de todos los que seguían escuchando la conversación por mucho que no fuera con ellos. Ahora, usaría definitiva, pues esa misma utilizó para conquistar Plegia y fue muy efectiva.

-Si no por nuestros hijos. Nosotros estamos condenados a aplaudir a los tiranos que llevan la Marca, pero no creo que nadie desee eso para sus vástagos o su futuro. Yo lo que busco no es solo liberar Ylisse, también quiero que las próximas generaciones conozcan las panzas llenas y las sonrisas infinitas. Así pues, querido héroe de verdes ropajes… ¡Pregunta al pueblo qué es lo que desean en su futuro!
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Thief

Cargo :
Rey de Plegia

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Daga de bronce [2]
Vulnerary [3]
-
-
-
-

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
569


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Luigi el Lun Nov 19, 2018 4:34 pm

De algún modo, pareciera que finalmente empezabas a entender que era esa sensación que el te desprendía a veces; era esa misma sensación que te daban los comerciantes ambulantes o los trovadores, poco a poco podías entender eso y a la vez, no podías hacer más que sentirte decepcionado un poco. Bajando un poco la cabeza, podías notar lo que hizo, con las monedas, las palabras; si realmente "las palabras fueran para ti", no habría necesidad de eso, pero él no lo hacía, movimiento de manos, alzando la voz, la escena justo ahora de la silla; todo esto te puede decir "Este hombre quiere atención"; mientras más le escuchabas, probablemente pudo notar que habías visto eso, porque era como un pique que hacía notar que sus palabras perdían fuerza en tí a la par que las de él aumentaban.

No es que odies a la gente como él, pero la última vez que confiaste en uno, terminaste comprando un huevo de wyvern que nació antes de que pudieras comerlo; no es que odies tampoco a Yoshi, pero no era tu plan original entre todo eso. Así fue, realmente no entiendes que pretende con eso, si el busca contratar a un mercenario, pudo hacerlo de una forma menos extravagante; siendo así, su objetivo realmente no es tú servicio, sino captar la atención de otros tomandote como el centro de ello. El dijo que mirases tus manos, no tuviste necesidad de quitarte los guantes, tu sabes como están tus manos, y él también lo sabe obviamente; ambos conocen el significado de trabajo duro; buscar "ambición" de ello también es entendible.

- No era escaso... - Le mencionas con calma siendo que tu estuviste conforme mientras exhalabas un poco de aire; rascando tu cabeza un poco mientras volvías en ti luego de tal escena fuertemente creada; era... si, buena, pero realmente tu habías sido requerido para hacer un trabajo, incluso ahora mismo te preguntas si el trabajo era seguirle la corriente o no, de haber sido así pudo haberte dado una señal para que intentases improvisar, porque en este momento no se te ocurrían muchas cosas que pudieras hacer para trabajar con la escena que aquel sujeto había planteado para tí - Yo estoy acostumbrado a esas cosas...; lamentablemente no tengo una... verdadera ambición que pueda motivar la llama que intenta encender en mi...; vine por un trabajo, y me gustaría escuchar plenamente cual es para decidir aceptarlo, señor. Si lo que desea es darme un trabajo con el cual verdaderamente pueda ayudar a los buenos habitantes de este reino con gusto lo tomaré...
Afiliación :
- Ylisse -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenario

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
423


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Gangrel el Lun Nov 19, 2018 7:25 pm

Y la función seguía, todos los actores realizaban su papel a la perfección y más importante, Gangrel seguía pensando que tenía el control de todo. Al fin y al cabo, la locura era buena consejera, y tanto el frenesí como la improvisación eran dos cosas que podían exaltar por completo al pueblo llano. El papel de líder nato que Gangrel interpretaba combinaba a la perfección con el de joven promesa que estaba cediendo constantemente a Luigi, y solo faltaba que este tomara un poco de confianza como para que lo tomara y todo saldría a pedir de boca.

Una sonrisa se dibujó en el rostro del monarca al ver que la gente empezaba a mirarse las manos para darse cuenta de algo muy evidente: las tenían destrozadas por el arduo trabajo, y efectivamente, esto no pasaba con las nobles y bellas damas ylissenses de alta cuna, ni los caballeros habían cultivado jamás un campo. Casi podía resultar indignante. Y por supuesto, razón tenían los que pensaban que no era justo. Que tal vez era hora que las desgastadas manos pudieran decidir un poco más sobre ellas mismas.

Pero ahora llegaba el momento en el que el héroe debía tomar protagonismo, y eso era algo que en su guion bien se remarcaba. Así que Gangrel volvería a tomar sitio con tranquilidad, dando el sorbo final a la cerveza que vaciaría su delicioso líquido por completo, y esto parecería contentar ya la sed del monarca, cuya garganta se resentía tras tantas palabras arrojadas al aire, que por muy acostumbrado que estés a la plática, incluso el maestro de la oratoria se acaba cansando de hablar.

Tal vez algunos se hubieran quedado bloqueados ante la explícita petición del joven, pero Gangrel no era de esos. Tal vez algunos se derrumbarían y dirían lo que algunos tacharían de “verdad”. Pero Gangrel no era de esos. Él luchaba con dientes y puños para que sus queridas funciones siguieran el curso que él dictaba. Y su papel en aquella increíble representación no era el de héroe, no, su rol debía ser el de maestro o detonante de todo. Lo de proteger al pueblo se lo dejaría a Luigi, como protagonista de ese volumen que Gangrel le había proclamado.

-Luigi. Yo he pasado hambre de primera mano, he sufrido de hambruna y meses ha habido en los que ni he tenido para comer. Así pues, puedo comprender qué es vivir con frugalidad, tal vez no ansíe mucho esa vida, pero si quieres tenerla… La guerra debe finalizar –tomaría aire. La próxima selección de palabras debía ser altamente acertada para que surgiera efecto- Ya te lo he dicho. Te estoy contratando como héroe de una insurrección. Quiero que desates la pólvora, que busques a más como tú y que junto a estos aldeanos que seguro que te escucharán, pongáis límites a la autoridad vigente. Pues esta autoridad no es más que un falso método para controlar al pueblo. Tu recompensa no se limitará solo a monedas. Prometo darte un señorío que conformará este y dos pueblos más, y en él podrás vivir como se te antoje, siendo siempre el defensor de la justicia para estos pobres necesitados de esperanza. Mas aceptar esta misión es decisión tuya

El rey loco se levantó, para colocarse justo detrás del sujeto y decirle las siguientes palabras al oído.

-Yo debo irme. Mi embajador debe estar todavía en la puerta, y si aceptas la misión, solamente habla con él. En breves te enviaré todo lo que necesites y más para empezar con esto… Libertador Verde. Creo que ese será el nombre con el que pasarás a la historia, ya me lo imagino: la historia de un aldeano humilde que tras derrocar al fallido sistema de este reino, volvió con los suyos y nunca olvidó de dónde vino. Serás un ídolo para esta y las diez próximas generaciones.

Alargó mucho esa última palabra. Y tras terminar con aquello, arrejuntaría con los brazos la máxima cantidad de monedas para colocarlas frente al joven, aun a sabiendas que eso no sería del todo efectivo, podía entender que al fin y al cabo el oro también podía decantar muchos debates en favor.

-Todo está en tus manos. Oro y una vida como desees, solo por sacrificarte y luchar por estos humildes hombres. O… Vivir atado a las leyes de un destino aburrido y vulgar. En un mes, volveré. Y seguro que en ese tiempo tú ya habrás derrocado a las autoridades municipales, tienes suficiente dinero como para dar armas al pueblo y poder hacer lo que quieras. Y sin causar ninguna baja. No caerá sangre a no ser que sea necesario

Fue lo último que dijo el monarca, y sin darle demasiada oportunidad a responder, se iría alejando dirección a la puerta. ¿Y sabéis lo que pasa cuando una función termina?

Que la gente aplaude.

Y eso mismo sucedió, los aldeanos empezaban a aplaudir, y no precisamente diciendo el nombre de Gangrel, sino el de Luigi, animándole a seguir al monarca y hablar con el embajador del que este estuviera hablando. Por supuesto, al fin y al cabo… Todos somos marionetas y estamos envenenados por las palabras.

Off:
Bueno, yo creo que este podría ser un buen final para el rol, si tú respondes podemos empezar a concluirlol. Tú decides ^^
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Thief

Cargo :
Rey de Plegia

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Daga de bronce [2]
Vulnerary [3]
-
-
-
-

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
569


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Luigi el Miér Dic 05, 2018 2:55 pm

Escuchabas en silencio, atento a lo que diría; curioso en parte, sobre qué clase de palabras intentaría venderte; tu dudas que el pueda decir algo para convencerte, tu hermano siempre te advertía que las cosas buenas son escasas. Si algo es demasiado bueno, entonces no es fácil. Ahora habla de guerra...; habla de conflicto, suena casi como si quisiera reclutarte para algo más allá de contratarte por un trabajo.

Lo escuchas susurrar, y no eres de decir que la gente tiene veneno en la voz, pero este sujeto sin duda se acerca. Habla de algo más allá de tí, y no puedes entender porqué. Una insurrección traería una gran cantidad de bajas, solo pensar en eso te parecía realmente agotador, y sientes que te alejará de tu querida misión por mucho. Siendo así, realmente sientes la necesidad de rechazar lo que tiene que decir, pero los vitores de la gente te dicen que las cosas no se calmarán solo con eso. Entonces...; solo queda pensar en ello un poco más.

Oro, no ves razón para tener demasiado.
Poder, no es algo que te sirva para tener una vida pacífica.
Lealtad, dudas ser capaz de volverla algo recíproco. Simplemente así son las cosas, así es la realidad. Y no quieres entrometerte en cosas más allá de tu comprensión. Porque... bueno... suena aterrador.

Sientes que temblarás y te desmayarás solo de intentar dar un discurso. Y de algún modo le envidias por eso, ser capaz de algo así, si tu lo intentaras solamente serías un asco. Así que te pones de pie, y te diriges a la salida mientras miras a aquel sujeto, él se va, y notas al "embajador", mientras te preguntas quien se supone que es ese tipo. Hay muchas cosas de las que podrían hablar, no quieres una discusión, y parte de ti te dice que no debes entrometerte con él, por lo que...; sería sensato rechazarlo. Pero en el fondo, no puedes dejar a alguien a su suerte así como así.

- Podría ser peligroso viajar así ahora que ha revelado su pequeña riqueza...; permitanme al menos acompañarle por su seguridad, en caso que alguien desee atentar contra su vida para hacerse con su dinero - No hay realmente algo profundo en eso, solo te preocupas por alguien, independientemente si es malvado o no después de todo.


Off: Disculpa el retraso, segun yo ya había posteado la respuesta y veo que no se subió.
Afiliación :
- Ylisse -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenario

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
423


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Gangrel el Jue Dic 06, 2018 9:10 am

Parecía que ni los aplausos, el veneno que solía acabar por corromper a los que eran oradores, era inefectivo con el muchacho. Seguía exactamente igual, sin saber qué decir al público. Eso sería una fuerte puñalada a los planes del rey. Pero no pasaba nada. No importaba, podía obtener más gente. Al final, siempre habrían jóvenes con deseos de tener una épica aventura más allá de aquel jinete wyvern. Pero tras lo que le había costado encontrarle… Lo que estaba claro era que le acabaría dando un trabajo con el cual aprovecharse de él. Aquello era algo que no escapaba de la mente del monarca. Un ylissense ayudando a Plegia sería una de las cosas más aterradoras para el enemigo que a la gente se le podría ocurrir. Y ya habían un par más sirviendo a Gangrel… Pero debía conseguirlo. Tal vez no lo podría usar contra Ylisse, pero no pasaba nada… Tenía muchos más proyectos en mente que necesitarían de cuantos más soldados mejor. Por ejemplo… Manster. Ahí sí podría utilizar a Luigi sin demasiados problemas.

La mente de Gangrel trabajaba como un reloj intentando perfeccionar todo lo que podía de su plan, el cual por culpa de la timidez de aquel joven se vería altamente alterado. No le gustaba la idea. No le gustaba lo más mínimo. Pero algo debía hacer. Y lo mejor de todo… Es que le estaba siguiendo. Eso significaba que aún tenía posibilidades de convencerle. Tal vez no podría realizar el golpe de estado en Ylisse que quería, pero al menos, tendría un mercenario más. No pasaba nada… Porque todo al fin y al cabo no era parte de sus tretas, sino del plan del divino Grima. Y si él quería que aquel joven no tuviera el papel de héroe, así sería. No porque Luigi se negara, sino porque el rey sabía que debía obedecer los designios del mundo. Si la demagogia no había servido con el joven, era que los mismos dioses se negaban a que este tuviera el papel que Gangrel le quería otorgar. ¡Estaba claro!

-Qué interesante. Aun rechazando mi oferta y todo el oro… Decides acompañarme a mí y a mi embajador. Pero no te preocupes, estaremos bien sin tu ayuda –porque aquel hombre misterioso no era nada más ni nada menos que un Sorcerer de alto rango, no un mero diplomático. Ese ser podría destruir solo a media decena de guerreros sin problema- …¿Por qué has rechazado mi oferta, joven?

Era algo que le estaba poniendo de los nervios, no podía comprender como alguien tan mundano había conseguido resistir a los engaños del monarca. No se lo explicaba. Hasta filósofos habían caído en sus palabras, ¿por qué él no? ¿En qué había fallado?

-Era dinero… Todo lo que un hombre querría… ¿Es que acaso estaba equivocado, de verdad puede existir alguien como tú? –lo decía con sinceridad. El joven le había impresionado francamente- …Por favor, acompañadme. A Plegia, que es mi reino. Necesito que me respondas muchas preguntas...
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Thief

Cargo :
Rey de Plegia

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Daga de bronce [2]
Vulnerary [3]
-
-
-
-

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
569


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Luigi el Jue Dic 06, 2018 9:20 pm

Por lo visto él está seguro de que no necesita tu ayuda; y puedes creerlo, no tanto por la seguridad de que ellos tienen la capacidad de valerse por si mismos como la seguridad de que tu no serás un gran apoyo. Pero aun así, esa fue la decisión que tomaste a final de cuentas; y al salir, Yoshi dirigió su atención a ti y el pequeño grupo que había salido.

- Eso usted no lo sabe...; nunca está de más ser precavido... - Le dices con un tono débil como si no estuvieras seguro de tus propias declaraciones - Porque no puedo cumplirla...; soy consciente de mis propias capacidades, y para conseguir la meta que usted espera de mí, la primer persona que debo ser capaz de convencer es a mi mismo, y eso es algo que nunca he sido capaz de hacer...; aceptarlo sería mentirle y tomar su dinero sin cumplir la meta por la que desea invertir ese dinero... y eso no sería justo.

Un leve suspiro viene a ti siendo que entiendes el rechazo de esa cantidad de oro, pero realmente tampoco se te ha dado bien el administrar gastos. Y su pregunta respecto a qué un hombre como tu desearía no es algo que a el le incumba saber. Eres humano..., lo sabes bien, tienes intereses y deseos, tener algo que anhelar es el punto de la avaricia, y la avaricia existe aun en las más humildes ideologías; pero tú, no eres humilde o bueno, simplemente eres honesto, y esa honestidad nunca ha traido nada bueno pero simplemente es tu forma de ser - Lo que yo quiero nadie puede darmelo..., el dinero es útil, el poder, la fama, lealtad, reconocimiento, todo lo que usted ofrece es "Útil"; pero... no conseguire lo que deseo con ninguna de esas cosas..., simplemente así son las cosas; si quiere que le acompañe puedo hacerlo..., aunque no sé si las respuesta que tengo le satisfagan... - Cuando escuchaste las palabras "Plegia que es mi Reino", solo podías dar con dos cosas en tu cabeza; la primera, ah, entonces es un Rey...; y la segunda..., ¿Dónde queda Plegia?
Afiliación :
- Ylisse -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenario

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
423


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Gangrel el Sáb Dic 08, 2018 8:47 am

Las palabras del joven se iban grabando en la mente del rey. Podía aprender mucho y convencer mucho más si conseguía adaptar esa humildad en alguno de sus discursos. Podría obtener el apoyo popular ylissense intentando ser como ellos, y eso le hizo dudar de sus planes. Las insurrecciones quedaban temporalmente fuera de sus planes. Lo que haría con ese joven sería algo mucho mejor… Ya había tenido un sueño hacía unas pocas semanas. Un sueño en el cual sobre su cabeza descansaba la corona de emperador y bajo sus pies se encontraba un reino más.

Lo que también le impresionaba era la moral oculta en las palabras del joven. Eso no se veía en Plegia nunca, pues su filosofía era la de “Primero matamos y luego preguntamos”. Los soldados y mercenarios de su reino habían sido entrenados para no sentir nada. Y sabía que Luigi era diferente. Bien. Pero gracias a él habría un cambio de planes bastante importante… Lo primero de todo, sería ordenar que todos los mercenarios que ya habían sido contratados para la insurrección fueran a otro lugar. A Manster. Porque antes de empezar con guerras inacabables, lo mejor sería dejar claro cuál era el reino de mayor poder en ese putrefacto mundo, y cual era la única y verdadera religión. El rey cruzaría miradas en silencio con el embajador, un hombre ya mayor (de unos cincuenta años) escuálido y con algunos tatuajes grimantes en el rostro. Luego, volvería a dirigirse al joven.

-…Eres inteligente, Luigi. Eso siempre es necesario en un mundo como este… –comentó, mientras se giraba para mirarle. Ahora que sabía cómo atraerle… Solo hacía falta usar sus argumentos- Sea como sea, si así quieres que sea, todavía tengo un trabajo para ti… Y este sí será algo que hasta un niño podría hacer…

Comenzaría a caminar, girando la cabeza siempre para asegurarse que el joven mercenario le seguía.

-Toma a tu wyvern… Plegia queda lejos, pero mis siervos nos llevarán hacia el palacio real. Y seguro que tu querida montura se encontrará como en su casa junto a los wyverns de mis tropas… Ahí en ese reino encontrarás muchos más caballeros como tú que te podrán enseñar mucho. ¿Te dispones a seguir al rey y responder las preguntas de este viejo rey loco?
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Thief

Cargo :
Rey de Plegia

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Daga de bronce [2]
Vulnerary [3]
-
-
-
-

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
569


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [SOCIAL] In name of the king [Priv. Luigi]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.