Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de Liberación] Un encuentro chispeante [Priv. Tyamat]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de Liberación] Un encuentro chispeante [Priv. Tyamat]

Mensaje por Nikola Tesla el Jue Oct 25, 2018 6:13 pm

Contrariamente a lo que había temido, cuando por fin logró encontrar la manera de regresar a Tharcia, en el cuartel le recibieron con los brazos abiertos. No hubo malas miradas, ni broncas, ni el terrible castigo que tanto estaba temiendo, limpiando los establos de los pegasos. Aquello le escamaba, pero era demasiado tontorrón como para no dejarse encandilar por los halagos de sus compañeros, en especial de las mujeres y con rapidez se olvidó de su reserva.

Un par de semanas más tarde, su superior le entregó una nueva misión y cuando le dieron una carta lacada con el sello del país, entendió que le iban a usar como mensajero. ¡Él! el mejor mago del cuartel, al que habían recibido como si fuese un dios visitando a los mortales ¡Le ponían de recadero! Quiso discutir, pero entonces, le cayó la temida bronca de su desaparición y bajo la amenaza de limpiar la caca de los pegasos, no le quedó otra que volver a ponerse su capa de viaje, coger la bolsa y enfundarse las desgastadas botas de cuero marrón.

"Esta vez no me distraeré" se repetía continuamente, como si de un mantra se tratase. "Cumpliré la misión y les demostraré que incluso entregando mensajes soy genial". El destinatario de la carta se encontraba en Elibe, prácticamente en la otra punta del mundo, si tenemos como referencia Jugdral. Eso suponía muchos días de viaje, pero por fortuna, un sólo transporte: el barco. Tenía pocas posibilidades de equivocarse y para asegurarse de que no se distraía con nada, permaneció todo el viaje en el camarote de la tripulación, estudiando su tomo de magia o jugando a las cartas con los marineros para amenizar un poco la travesía.

Después de muchos días de viaje, por fin visualizó tierra y la noticia de que iban a desembarcar sonó como música para sus oídos. Había pasado tanto tiempo dentro de un braco que ahora se le hacía raro pisar un suelo firme y durante un rato estuvo dando pasos como si fuese un pingüino, disfrutando de la sensación de firmeza. Comprobó un montón de veces que tenía la carta a buen recaudo en su bolsa y dejó el puerto, evitando la tentación de detenerse a tomar algo y hablar con la gente del lugar. Tenía que ser rápido y preciso, como un relámpago.

Había desembarcado en Lycia y hasta donde le había infirmado, tenía que cruzar por la frontera de Bern para llegar a su destino. No tardó mucho en llegar a ésta, aunque sus pasos se detuvieron cuando visualizó en el cielo los enormes wyverns. Si la ciudad quería espantar a los enemigos más cobardes con las presencia de los dragones, lo hacía muy bien. —¿Vas a pasar o qué? ¡Tengo cosas que hacer! —protestó el guardia que estaba al otro lado de la puerta. Tesla reaccionó y fue a cruzar la divisoria línea de la frontera, cuando el soldado le detuvo. Al parecer, tenía que firmar un registro, por si combatía contra los emergidos y luego quería una recompensa. Sus órdenes eran muy distintas, pero la posible gloria le tentó demasiado como para negarse y tampoco sabía si llegaría a toparse con los emergidos en su camino ¿qué había de malo en ganarse un dinero? Así pues, muy decidido, firmó en el libro del registro y se adentró en Bern.

La ausencia de señales en los caminos de Bern le desconcertaron y por más que leía la dirección de la carta, no lograba orientarse. Su destino estaba en Sacae y si cruzaba Bern llegaría sin problemas. Era sencillo, pero ¿cómo saber que estaba yendo en la dirección correcta? "Me guiaré por mi instinto", se dijo y siguió el camino que mejor le parecía. No obstante, al cabo de un buen rato, empezó a perder seguridad y la falta de gente y de vida en general en ese tramo le inspiraban desconfianza. ¿Y si había tomado la dirección contraria?

¡Agh! ¿Qué les cuesta poner carteles? —maldijo y miró hacia atrás, pensando que tal vez debería desandar el camino y preguntar en el puerto hacia dónde quedaba Sacae. Pero caminar de nuevo hacia el puerto... como que le daba mucha pereza. Suspiró y decidió que seguiría un poco más, por si encontraba signos de vida y podía preguntar a un viajero.

Por una vez no había tomado una mala decisión. Unos pasos más a lo lejos, visualizó a una persona y tal fue su emoción que corrió hacia ella para preguntar. —¡Ey! Perdón que te aborde, ¿sabes si este camino te lleva a Sacae? —señaló el camino con emoción mientras miraba atento al chico que había detenido.


Última edición por Nikola Tesla el Mar Nov 06, 2018 8:40 am, editado 1 vez
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Mage

Cargo :
Soldado

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
312


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Un encuentro chispeante [Priv. Tyamat]

Mensaje por Tyamat el Dom Oct 28, 2018 2:27 pm

Habían pasado ya algunos días desde que Tyamat había ingresado en el territorio de Bern, ofreciendo sus servicios como mercenario para ayudar en la lucha contra los emergidos que invadía aquellas tierras. Por supuesto, el chico tuvo que rellenar un registro para que le dieran su permiso y de esa forma poder ingresar a la frontera, luchar y cobrar la recompensa más tarde. El problema que ahora radica era que la ciudad estaba bastante poblada y Tyamat todavía le costaba trabajo interactuar con otras personas, o moverse entre grandes multitudes sin sentirse nervioso. Él siempre había sido un manakete de pocas palabras y prefería no llamar mucho la atención de la gente, aun así, no podía evitar que otras personas lo mirasen desde lejos y ocasionalmente susurraban sobre él a sus espaldas. Algunos aspectos en su apariencia que no pasaban desapercibidos, como: Sus pies descalzos, la ropa que llevaba puesta y la forma en la que su rostro permanecía poco visible bajo su capucha y su máscara.

Para sorpresa y confusión del laguz, tres chicas se acercaron hacia él para preguntarle su nombre y si estaba disponible para acompañarlas. Bajo el punto de vista de Tyamat, las mismas chicas se reían de él e intentaban confabular entre ellas para capturarle.

- “Estas chicas son peligrosas”- Pensó el manakete mostrándose ya un poco tenso, antes de responder tímidamente- No, lo siento, no puedo ir con ustedes ahora. Tengo trabajo- Para suerte de Tyamat, había quedado en deshacerse de unos emergidos que supuestamente habían visto cerca de la línea de frontera.

- Vaya, que mal…
- ¡Oh! ¡Espera! ¿Qué te parece si nos ves más tarde, cuando termines?
- ¡Ah, sí! ¡Esa es una buena idea!

- ¿Qué?- El chico se quedó sin palabras después de que la segunda chica comenzó a hablar.

- Si, puedes vernos en la taberna del viejo John Travolta, el Travolsteam.
- No queda muy lejos, está por ahí, después de cruzar hacia la otra calle, después de la esquina.
- Te esperamos ahí.

-  Ah, un momento…- Señalo el chico, deteniéndose en el momento en que las tres chicas comenzaran a mirarlo atentamente- “¿Qué hago? Si les digo que no, insistirán… ¿Que diría mi hermano en esta situación?”- Pensó preocupado, para luego intentar hablar nuevamente- …Aun no se sus nombres.

Luego de decir esto, los ojos de las chicas parecieron resplandecer enfrente de él por unos segundos, y se acercaron mucho más a él, como un trío de fieras velando por su próxima comida.

- ¡Alba!
- ¡Beatrice!
- ¡Daisy!

- V-vale, no tienen que gritar…- Respondió Tyamat con seriedad, mientras se escudaba un poco con las manos para no verse superado por las emociones que mostraban los rostros de aquellas tres chicas juntas.

- Te divertirás mucho con nosotras, hay buena música, la comida de ahí es deliciosa…
- Y los precios son muy baratos, así que no tienes que preocuparte por pagarnos la comida.
- ¡Daisy, esas cosas no se dicen!
- Lo siento…
- Eres todo un caso…
- ¿Y, qué nos dices? ¿Nos vemos más tarde en el Travolsteam?

¿Por qué debo ser yo el que debe acompañarlas? No lo entiendo…” Cuestiono el chico para sí mismo, sin cambiar demasiado su expresión a pesar de sentir que estaba muriendo por dentro.

Algo que había aprendido trabajando con su hermano en la posada en Mitgard, era que a los clientes había que tratárseles bien y con una sonrisa. Y su padre, le había enseñado que a las mujeres siempre había que tratarlas con respeto… ¿Eso significaba que no podía negarse, y que debía hacer lo que ellas le pedían? El contrato que había firmado estipulaba que: “Se acepta la ayuda de laguz, con los prejuicios que conlleva colaborar con hombres del ejército de Bern u otros compañeros” Tyamat era un laguz, así que pensó que no tendría más opción que tolerar este tipo de tratos mientras estuviese en Bern.

- Está bien, puedo ir a ver como esa taberna cuando termine.- Si tenía suerte, probablemente acabarían aburriéndose de él, ya que no se consideraba como alguien divertido y mucho menos interesante.

Luego de decir esto, sintió como la mirada y la energía alrededor de las tres chicas se intensificaba peligrosamente enfrente de él, creando una atmósfera y una presión invisible que le resultó bastante aterrador. Alba, Beatrice y Daisy se marcharon muy felizmente del sitio, dejando al manakete bastante preocupado.

Tyamat se alejó de aquel lugar hacia su próximo destino, intentando concentrarse más en lo que tenía que hacer, que pensar en lo que le estaba esperando cuando llevara a cabo su misión.  Después de caminar y explorar un poco, hallo un rastro de huellas en el suelo que lo llevó por un camino hacia las montañas. Al estar en un sitio lo suficiente alto, se detuvo por un momento para apreciar el paisaje que podía verse desde las alturas y sentir la fuerte brisa levantando su capa.

“¡Ey! Perdón que te aborde, ¿sabes si este camino te lleva a Sacae?”

Tyamat salió de sus propios pensamientos y se giró un poco para ver a la persona que le había hablado, estaba tan concentrado en sus propios asuntos que se sobresaltó un poco cuando se le acercaron rápidamente, pero hizo lo posible de responder de manera correcta sin que se le trabase la lengua por los nervios.

- Uh, Sacae… No, este camino lleva hasta Lycia- Respondió el manakete con un bajo volumen en su voz, y tomándose un momento para colocarse de nuevo su capucha cuando los fuertes vientos se la levantaron accidentalmente- Deberías bajar la montaña, y volver a la ciudad, ahí te pueden indicar mejor como llegar hasta Sacae...- Indico, haciendo de nuevo una pausa antes de seguir orientando al viajero- Podrías llegar hasta Sacae yendo por el norte de Bern. Pero para cuando bajes la montaña ya será de noche, así que te recomiendo quedarte en una posada hasta mañana temprano, es más seguro.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Manakete

Cargo :
Posadero

Autoridad :

Inventario :
Dragonstone [1]
Vulnerary [1]
Llave maestra [1]
DragonStone [3]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
972


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Un encuentro chispeante [Priv. Tyamat]

Mensaje por Nikola Tesla el Mar Nov 06, 2018 9:14 am

El viento se había levantado justo después de que hubiese formulado su pregunta, dando cierto aire épico y de misterio al chico que tenía en frente. El sonido que arrastró, junto al tono bajo del contrario obligó a Tesla a inclinarse para acercarse más y poder oírle. El traidor viento había levantado la capucha del muchacho y, a pesar de que éste se la había vuelto a colocar, el mago descubrió la presencia de una máscara.

¿Por qué llevas una máscara? ¿No es incómodo? —preguntó distraído y se inclinó más para poder ver el rostro del chico, o lo que la máscara le dejaba mostrar. A esa distancia pudo escuchar su discurso y lanzó un suspiro cuando, tal y como había sospechado, descubrió que había tomado el camino incorrecto. Para la próxima misión, deberían darle un mapa y menos mensajitos en pergaminos arrugados.

¡Agh! me da mucha pereza regresar a la ciudad —protestó, haciendo una mueca e incorporándose para echar un vistazo al camino por el que se descendía. —Los magos no estamos hechos para subir y bajar montañas —murmuró, aunque en términos de energía, Tesla estaba sobrado. Escuchó las indicaciones con toda la atención que pudo mantener, mientras el viento decidía intervenir y revolvía sus cabellos de manera molesta. Llevó las manos a la cabeza, intentando sujetarse el pelo y se encogió de hombros —No me importa correr riesgos, si he llegado hasta aquí, me las podré apañar —mostró una sonrisa socarrona.

¿Tú también estás de paso? Ya que mi destino está bastante lejos... ¿te importa si vamos juntos un trecho? —no quería incomodar al chico, se le veía tímido o tal vez él era demasiado invasivo. Pero agradecía la compañía, hacía mas ameno el viaje y si se encontraba algún emergido, le convenía tener un compañero en la batalla.

Te invito a un trago y a una comida caliente si pasamos por una taberna ¿te parece bien? —se estiró y mostró una sonrisa amigable —¡Oh! casi se me olvida presentarme, soy Tesla —extendió la mano hacia el joven y ladeó la cabeza para, una vez más, asomarse y poder ver su rostro. Era demasiado curioso como para no intentarlo.
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Mage

Cargo :
Soldado

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
312


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Un encuentro chispeante [Priv. Tyamat]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.