Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de Conquista] Dos ''pájaros'' de un ''tiro'' [Priv. Luken]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de Conquista] Dos ''pájaros'' de un ''tiro'' [Priv. Luken]

Mensaje por Kazuto el Mar Oct 09, 2018 5:56 pm

Valentia, un continente totalmente nuevo...

Nunca había salido de las tierras de Ylisse, excepto en mi pequeño y corto viaje a Regna Ferox para ver aquel torneo. Pero en esta ocasión mi motivo no era para ver algo que llamase mi atención o aprender algo nuevo, o al menos no directamente, sino que más bien iba a tomar acción. Algún que otro encuentro me había sucedido con personas bastante interesantes desde aquel viaje al reino vecino del lugar del que procedía, y pensé que quizás podría ser bastante útil viajar una vez más, pero esta vez a un lugar más lejano. Y, además de esta motivación por explorar nuevos lugares para cambiar un poco de aire, en una de las aldeas al oeste de Ylisse escuché un rumor sobre una propuesta bastante interesante para cualquiera que estuviese dispuesto a ganar unas cuantas monedas a cambio de presentar su espada para cumplir cierto objetivo. ¿Qué más tendría que esperar para decidirme a ir de una vez? Era como si todo encajase para que al fin pudiera atravesar las aguas y llegar a aquel territorio nuevo para mi del que había oído hablar en más de una ocasión.

Y así fue como, después de un largo viaje en barco, llegué al nuevo continente. Mi objetivo inicial era Senay, y es que, aunque me hubiese encantado poder tomarme mi tiempo para explorar el continente y avanzar de un sitio a otro lentamente, la situación no lo permitía. En los últimos meses, me he enterado de que estos seres de aspecto humanoide tan misteriosos que aterrorizaban al mundo habían causado bastantes problemas aquí en Valentia, aunque tampoco es que Akaneia estuviese en perfecto estado ahora que la supuesta ''paz'' había desaparecido. El caso es que no podía perder tiempo, pues no sabía cuántas vidas podrían perderse en la batalla mientras que yo disfrutaba de un paseo por el continente, así que lo mejor sería centrarse por ahora en mi objetivo principal. Tomé la ruta más rápida y directa hacia Senay, descansando solo en las noches y al mediodía, sin detenerme, y pasados los días llegué a mi destino inicial. Allí me informé mejor de la situación, y me enteré de que era exactamente lo que tenía que hacer.

Mi misión era ir a Chon'sin y ayudar al reino para que no fuese destruido por los Emergidos. Me pareció un gesto bastante amable de su parte querer ayudar a uno de sus reinos vecinos, y yo no tenía nada en contra de ir y acabar con la vida de algún que otro Emergido. Y así fue como tomé una nueva ruta, esta vez al lugar necesitado de apoyo.

Nuevamente, traté de mantener un ritmo rápido pero con los suficientes descansos como para que el sueño no me afectase en una pelea. Podía observar que todo era muy, pero que muy distinto a lo que estaba acostumbrado a ver: cultura, edificios, e incluso la propia gente. Todo era tan... diferente. Pero me agradaba, era un continente bastante interesante en muchos aspectos diferentes. Pero ya me tomaría el tiempo para conocerlo mejor más adelante. Ahora, tenía que asegurarme de llegar a tiempo para dar apoyo a las personas de Chon'sin.

Ya había pasado las fronteras de este reino, y según lo que me habían informado en algunos pueblos por los que había pasado, no tardaría en encontrarme con alguno de estos grupos de valientes dispuestos a luchar por el bien de estas tierras, algunos con intenciones nobles, otros solo por el dinero. En mi caso, se podría decir que era parte de las dos. Por un lado, de verdad quería ayudar a la causa de salvar a las personas del caos producido por los Emergidos, pero al mismo tiempo también necesitaba algo de dinero para poder sobrevivir, así que eran dos los problemas que me quitaría en un solo viaje.

Era una hora aproximada al mediodía, quizás un poco más temprano. La luz del sol iluminaba toda la zona, mientrás que algunas nubes pasaban impidiéndo el paso de esta de vez en cuando. Caminaba por una zona bastante verde junto a mi equipamiento y provisiones, cuando a lo lejos pude ver algo parecido a un campamento. Me acerqué cuidadosamente, tratando de no ser descubierto por si era un grupo de bandidos o algo parecido. Pero en cuanto vi aquella bandera propia del reino de Senay, dejé de ocultarme y me acerqué con normalidad, sabiendo que al fin había encontrado a quienes estaba buscando.

Se trataba de un campamento bastante grande y con más personas de las que pensé que habría, y al parecer estaban separados en grupos. Me acerqué lentamente a una de las personas que pasaban por allí, para darle una pequeña palmadita en la espadalda y después llevar mi mano de vuelta hacia mi.

-Hey, perdona por molestarte. ¿Te importa si tomo un segundo de tu tiempo? Es que acabo de llegar al campamento y me preguntaba si tenía que informar a alguien de mi llegada o simplemente bastaba con unirme a vosotros en la batalla. Lo digo porque normalmente suele haber algún que otro estratega en grupos como este y pensé que lo mejor sería hacerle saber que pueden contar con un soldado más.-

Cualquier ejército o grupo hecho para combatir debía de tener como mínimo un estratega que pudiera guiar a los demás en diferentes ocasiones y que permitiese un trabajo productivo por parte de todo el grupo, pero para que este pudiera pensar en sus estrategias y demás, una de las cosas que debía saber era qué tipo de soldados va a dirigir y un número aproximado, o mejor en caso de que fuese exacto. Y es por esto que quería informar al encargado de las estrategias de este campamento, para que me tuviese en cuenta para la próxima batalla.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
131


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Conquista] Dos ''pájaros'' de un ''tiro'' [Priv. Luken]

Mensaje por Luken el Jue Oct 11, 2018 2:50 am

El código de honor obligaba a un hombre devolver sus favores antes de morir, la gratitud en cambio exigía dar un poco mas por las molestias. Luken era un muchacho con un gran sentido de honor y gratitud, por eso cuando se vio en la elección de apoyar a Thoth o no hacer nada fue muy clara su decisión. Sobretodo por que luego de haber pasado tantos años en servicio activo para distintos ejércitos de liberación alrededor del mundo poseía una sabiduría podía ser usada para un enfrentamiento mas efectivo contra los emergidos. Al menos en la teoría el razonamiento dado era el correcto pero para llevarlo a cabo Luken debía cumplir un rol del que no era propio, el rol de estratega.

Asignado a la compañía IV de la avanzada a Cho’sin, viajaron durante varias semanas en territorio enemigo sin señales alguna de vida. Ni siquiera los animales silvestres, típico de aquellas tierras, se veían. Los arboles incluso habían perdido color y eso que no estaban en otoño. Estaba claro que el ambiente no era para nada alentador pero pese a ello la compañía sentó su campamento en una pradera cerca del río. Estaba cerca de un recurso importante como lo era el agua y en un terreno del que podía advertir ataques antes de sufrirlos.

Todo parecía bien y yendo sobre ruedas, sin embargo por decisiones del jefe de la compañía nunca se avanzó mas allá de aquel punto. Ni siquiera para explorar kilómetros mas adelante del río. Estuvieron durante semanas en aquel campamento pasando el tiempo. Luken no estaba muy enterado de la situación pero sospechaba que la marcha se detuvo por que el jefe pretendía que llegaran primero los refuerzos con algún grupo voluminoso de mercenarios contratados.

Las actividades diurnas se volvieron bastantes aburridas y monótonas para la mayoría, que consideraba el accionar como una perdida total del tiempo. El bibliotecario que tenía bastante paciencia nunca se quejó y se limitó a sus actividades esperando atento un cambio de planes. Ese día en particular estaba caminando por el campamento cuando una mano le tocó la espalda, de inmediato se dio vuelta y vio a un muchacho con ropas negras.

Si, ya sé a quien buscas -respondió con una sonrisa. No era realmente un estratega lo que se iba a encontrar pero...- tienes que anunciarte y firmar un registro para poder formar parte de la compañía. Mas que nada para que te lean los acuerdos del contrato y sepas cuanto sería tu paga, si incluye comida y hospedaje, rituales funerarios, etc. Para ello debes buscar al encargado del papeleo, Rufus es con quien necesitas hablar... creo que se encuentra por... -miró para todos lados buscando al laguz en los lugares mas populares y cercanos pero sin éxito. Miró de vuelta al muchacho y sugirió- lo mas seguro es que se encuentre cerca de la cocina. Es un laguz algo gordito, con alas de ave en su espalda, un par de tatuajes en el pecho y cabello rojo. Si quieres te acompaño a buscarlo.
Afiliación :
- RENAIS -

Clase :
Grandmaster | Priest

Cargo :
Bibliotecario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [1]
Tomo de Fuego [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
227


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.