Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de Conquista] Lo que esta muerto no puede morir [Priv. Azazel]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de Conquista] Lo que esta muerto no puede morir [Priv. Azazel]

Mensaje por Thoth el Lun Oct 08, 2018 2:24 pm

~Lo que esta muerto no puede morir, sino que se alza de nuevo, mas duro, mas fuerte.~

...

El rey Thoth había decidido que no podría dejar en manos de los emergidos el reino de Chon'sin, demasiado tiempo habían pasado ya aquellos seres atacando sus ciudades, destrozando sus lugares de culto y masacrando a su gente, había esperado, quería ver si el propio país podía lograr liberarse, encontrar a alguien a quien ayudar a liberarlo, pero nadie parecía querer hacerse responsable de aquel lugar, un reino que podía esconder incluso algún secreto sobre aquellos seres y su creadora. Thoth decidió que Senay se encargaría de liberar y conquistar aquel reino para poder salvar a su gente y su cultura. Sabía de que en aquel territorio se encontraban diferentes templos erigidos a Mila, una religión que llamaba también la atención del rey halcón, también formaba parte de aquellas religiones que se habían perdido en su mayoría, quizás no tanto como Duma, pero casi estaba olvidada en el tiempo. Ambas religiones habían coexistidos hacía ya muchos años, lo había leído en los pocos pergaminos que había encontrado en los templos de Duma, que ambas religiones coexistían en el mismo continente, pero algo ocurrió para que ambas religiones fueran engullidas por la tierra y olvidadas en el tiempo.

Decidió ser de los primeros en viajar hasta el reino, junto con un gran contingente del ejercito de Senay, los mejores hombres, quería empezara conquistar el reino y lo primero que debía hacer era controlar los puertos del reino, por eso hizo uso de sus embarcaciones, mandándolos a la guerra, a reclamar todos los puertos de Chon'sin. El comandaba el buque insignia, el mas grande y mejor armado, se dirigía hacía el puerto principal de Chon'sin, donde le esperaba un gran contingente de emergidos. Lo que no sabían, es que ellos tenían escondido al arma especial, el dragón de tierra llamado Azazel, sería quien les abriría paso a los demás por el puerto.

Thoth fue hacia el camarote de aquel manakete, mientras se escuchaba la guerra ya comenzar en la bahía, los demás barcos protegían el gran buque principal, que se dirigía a puerto, poco a poco. Sabía que el manakete no aguantaba aquellos viajes, por eso había mandado al boticario algo que lo ayudará a dormir y pasar la mayoría del trayecto dormido, pero ahora era el momento de que despertará. Thoth entró sin llamar y observo al manakete con firmeza, acercándose hasta este acariciando las cicatrices de su cuerpo para despertarlo. -Azazel, despierta, ya te necesito...necesito tu fuerza, rompe las defensas del puerto para mi.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Hunter Hawk

Cargo :
Rey de Senay

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [7]
Elixir [3]
Pócima Ligera
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Sera
Azazel
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
5718


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Conquista] Lo que esta muerto no puede morir [Priv. Azazel]

Mensaje por Azazel el Lun Nov 12, 2018 10:33 am

¿Qué se había tomado? Ni idea. Solo sabía que ante la amenaza de estar encerrado dentro de un barco, que se mecía constantemente de un lado a otro, siendo la única cosa de la que dependía su vida en el mar, y tener que meterse dentro algo que lo hiciera dormir, prefería esto último. No es que fuera un exagerado, ¡Mucho menos! Solía aguantar con una firmeza infranqueable todas las horas que le impusieran en las aguas, como quien aparenta no ver ni sentir nada a su alrededor. Sin embargo, eso no significaba que pudiera evitar los nervios, los cuales le humedecían la boca y le hacían tragar saliva hasta hartarse. Fácilmente podría echarse a vomitar a los minutos de subir a la borda, pero simplemente no debía, si es que no quería llegar completamente debilitado a su destino. Aparte de eso, Thoth supervisaba aquel viaje, su rey. Lo que menos deseaba era hacer un desastre de sí mismo frente a sus ojos, por lo que no tenía otra opción que dormir. Y durmió. Durmió mucho y no soñó nada, como de costumbre. No era consciente de que aún así se retorcía incómodo sobre la cama, girándose de lado a lado, sudando en todo momento. Como prefería descansar sin nada pesado encima, se había quitado la parte superior de su uniforme, lo que aliviaba al menos un poco su situación.

No fue hasta que entraron a su camarote que Azazel volvió en sí, recogiéndose sobre la cama, medio inconsciente, medio despierto. Lo que acabó por traerlo a la realidad  fue sentir que tocaban sus cicatrices. El manakete abrió de golpe los ojos, como si ese hubiera sido el interruptor para traerlo a la vida. Por supuesto que si no hubiera sido Thoth, no habría reaccionado de buena forma a una intrusión de esa naturaleza, pero entonces tan solo volvió a cerrar sus párpados, tapándose los ojos con las manos y guardando silencio por unos segundos. Después se apoyó espalda abajo, respirando fuerte pero cansado.

 - Ayyy... Noooo.... -se quejó, arrastrando las vocales. Se sujetó la cabeza, y entonces apenas abrió los ojos, mirando a su rey frente a la poca luz que había. Azazel sonrió brevemente al encontrarlo, saber que había venido a por él, aunque no fue suficiente para salvarlo de la jaqueca que lo atacaba.- Uuuuuughhhh... -volvió a murmurar, dejándose rodar al borde de la cama para caer, y así obligarse a levantarse. Su cuerpo golpeó el suelo, y Azazel se apoyo con manos y pies sobre él, irguiéndose como si no pudiera sostener su propio peso . Incluso se sujetó de la cama para conseguirlo, aunque sus brazos no fueran el mejor apoyo que tenía, y por lo tanto no pudo sino temblar ante sus propios intentos.- Ah... Ahá... -asintió a lo que Thoth le dijo muy tardíamente, ignorando preguntar sobre algo importante, que pronto olvidó.- Me pondré las cosas. Ya... voy.  -dijo, logrando sentarse al lado de su cama. Aprovechó entonces de acostumbrar sus ojos a la luz, buscando el rostro de su rey.- ...no pareciera que fuéramos a luchar. -rió apenas. Quizás, por un momento, había tenido la intención de querer dialogar con el halcón sobre algo que no fuera el deber o su papel como guardia, pero sabía que no valía la pena.  

Azazel se puso de pie y fue en busca de su armadura superior, la cual estaba arrinconada a un lado de la puerta. La recogió y se la colocó de manera desordenada, solo preocupándose de que no se le cayera nada. En verdad de poco le servía, sabiendo que se iba a transformar. Y entonces fue cuando resurgió aquella pregunta que había olvidado, que ahora se le hacía demasiado obvia.- ¿Tengo que bajar y después transformarme? -se le hacía peligroso que fueran a desembarcar frente a frente con las defensas enemigas. Sin embargo, Azazel alzó los hombros, suponiendo que no había otra forma. Por supuesto que, dentro de sí, se le hacía una locura. Sin embargo ni su temor ni sus ansias lograban hacerlo retroceder, pues emprendió camino a la borda, a esperar a que los barcos llegaran a la playa. El manakete tenía su piedra en mano, y con ella avanzó hasta la proa del barco, frunciendo el ceño y con los ojos cerrados. Sentía frente a él un gran peligro, mas sabía que con su piedra podría sobrevivir. Tan solo... tan solo esperaba que, en el peor de los casos, si llegaba a destransformarse a merced del enemigo, deseaba que su rey no lo abandonara, y que los otros no olvidaran tampoco esta posibilidad.

Finalmente, habiendo chocado el barco con las arenas, y habiendo sido también lazada el ancla alrededor, Azazel hizo brillar su piedra. Antes de transformarse sobre el barco, dio un salto hacia la playa, convirtiéndose a medio camino en la gran criatura que sus enemigos debían temer. Soltó un rugido, preparado para cargar contra lo que fuera que viera en frente. Y antes de encontrar cualquier muro o enemigo, clavó los ojos en una atalaya vigía, hacia la cual cargó y destruyó de un solo cuernazo. Esta se derrumbó, levantando una nube de tierra, y el estruendo fue seguido por el rugido del dragón, que entonces había llamado completamente la atención de sus enemigos.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
Vulnerary [4]
concoction [3]
llave maestra [2]
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
317


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Conquista] Lo que esta muerto no puede morir [Priv. Azazel]

Mensaje por Thoth el Jue Dic 27, 2018 2:29 pm

La única forma que tenían de romper las defensas de los emergidos era un dragón como Azazel, uno que fuera tan resistente como el, podría romper toda defensa para que las tropas de tierra pudieran avanzar sin problemas y conquistar el puerto, por su parte, el rey llevaría el ataque aéreo, junto con sus mejores tropas de laguz aves atacaría los puntos mas estratégicos de la playa para que el ataque fuera lo mas efectivo y rápido posible, así ahorrarían muchas mas bajas que de cualquier otra forma, todo elemento era crucial, todos debían hacer su trabajo a la perfección, si cualquiera de ellos fallaba, entonces varias vidas se perderían inútilmente, algo que Senay no podía permitirse. El halcón observaba la forma de despertar del manakete, suspirando suavemente, lo cierto es que no era el laguz mas inteligente ni el mas valiente, pero le era fiel y útil, además era divertido observarlo, su simpleza era digna de admirar. -Si, tendrás que transformarte y romper las lineas enemigas, se que podrás hacerlo, confió en ti y en tu poder, si lo logras, las tropas de tierra podrán seguirte y conquistar toda la playa y el puerto con rapidez. Cuando terminemos...tomate algo del boticario para el dolor de cabeza.

Tras decir eso salio del camarote para el mismo prepararse junto con las tropas aéreas levantando el vuelo y transformandose al ver al dragón hacer lo mismo, sus hombres también se transformaron, los soldados de tierra por su parte fueron saliendo del barco poco a poco para seguir al dragón en su lucha. La lucha empezó en cuanto el manakete destrozó una torre vigía, provocando el ataque de los emergidos que esperaban en la costa, parecían formar una defensa para que nadie llegara al puerto, con barriles y trozos de madera rotos, formando barricadas improvisadas.

El ataque aéreo se dividió en dos, Thoth comandaba el grueso del grupo que se dirigió hacia el puerto desde donde se encontraban los verdaderos enemigos, los estrategas de los emergidos, aquellos que habían logrado formar aquellas defensas. El halcón empezó a atacar las tropas del puerto, que aunque eran menos, parecían mucho mejor preparadas, sus garras agarraban a los guerreros y magos emergidos y los soltaba estrellándolos contra las rocas, arrasando en un ataque conjunto desde el aire que no esperaron y así es como empezó el ataque de Senay a los emergidos de Chon'sin.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Hunter Hawk

Cargo :
Rey de Senay

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [7]
Elixir [3]
Pócima Ligera
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Sera
Azazel
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
5718


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Conquista] Lo que esta muerto no puede morir [Priv. Azazel]

Mensaje por Azazel el Vie Ene 11, 2019 10:24 pm

Azazel levantó su cabeza en el aire, acumulando en su garganta las llamas, las cuales, a chorros, se desbordaban sin parar entre sus fauces. Su fuego, ardiente y brillante como el mismo sol, inmediatamente desperdigaba tanto a aliados como enemigos lejos de él, temiendo su alcance. Le encantaba el calor, ese que raspaba sus encías como lijas, y calentaba así todo su cuerpo con la velocidad de un disparo. Tanta madera, barriles y emergidos clamaban a gritos ser devorados hasta convertirse en cenizas. No perdió momento, y pronto giró su cabeza hacia aquellas barricadas, liberando así el monstruoso elemento que con tanta potencia se recogía dentro de él. Una nube de fuego, indiferente al mar y a las olas, abrasó inclemente las pordioseras defensas que ponían en frente del ejército de Senay. Los soldados, distantes, no pudieron hacer otra cosa que elevar sus armas en jolgorio ante tal demostración de poder.

Sin embargo, los cuerpos de los emergidos no eran unos que fueran a ceder con tanta facilidad. Una visión terrorífica vino hacia ellos… la de humanos ardiendo y siendo consumidos, pero que aún se mantenían de pie, y que sin aparentar dolor alguno, corrían a buscar batalla con endemoniada determinación. Azazel se quedó estupefacto, al ser la primera vez que les veía poner una resistencia igual a su fuego. La enorme criatura, aún estupefacta por la intención de aquellos demonios, permaneció quieta mientras sus aliados se le adelantaban, aunque no todos, por haber quienes se acobardaban al enfrentar a un enemigo así de temible. Las espadas y lanzas chocaron, los cuerpos cayeron a la arena casi inmediatamente. Un olor terrible a caos y podredumbre contaminó el aire, cosa que despertó los fines sentidos del manakete. Sus ojos llegaron a parar en algo chocante, pues vio cómo un emergido, cuya carne ya estaba calcinada, se lanzaba en un abrazo a uno de los soldados de Senay, traspasándole así el fuego que el dragón había exhalado, y que lo condenaba a la muerte. No le soltaba, y por lo mismo ambos continuaban quemándose, aquel hombre exclamando tronantes alaridos de dolor.

Azazel se estremeció, abriendo sus ojos dorados. Caminó, moviendo montañas de arena con su andar, y usó sus garras para separar al emergido de aquella persona, destrozando lo que ya era un cadáver carbonizado. La víctima apenas se retorcía mientras se le escapaba la vida, pues ya había gastado sus pulmones a gritos. Y no fue el único que Azazel vio sufrir el mismo destino, pues el enemigo condenaba su existencia repitiendo esa misma táctica a varios de otros soldados, algunos logrando apartarse a tiempo, o al menos teniendo la fuerza suficiente para librarse de su agarre una vez los llevaban al suelo.

El dragón entonces dudó de su fuego, de su naturaleza, aún paralizado por miedos inconclusos. La única forma que halló para librarse de su estado fue abrir su boca y rugir… gritar, sacando de sí la duda y el miedo. ¡Si había sucedido, es porque no había ido a matarlos primero! Y aún llevándose a cabo aquella contienda, aliados y enemigos pudieron verlo estrellarse de lleno contra las barricadas que entonces se quemaban, lanzándose y aplastando, mordiendo y despedazando con locura todo lo que se moviera. Tan solo quería olvidarse en la fuerza y la sangre, en el calor y el tronar de huesos. Todo lo que estaba antes del puerto se derrumbó ante la carga de una bestia así de furiosa, creando un espectáculo para los laguz en vuelo y los emergidos lejanos, uno que su rey no podría ignorar por tan descontrolado e irracional que era.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
Vulnerary [4]
concoction [3]
llave maestra [2]
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
317


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Conquista] Lo que esta muerto no puede morir [Priv. Azazel]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.