Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] De frente al límite [Priv. Varok]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] De frente al límite [Priv. Varok]

Mensaje por Zephiel el Sáb Sep 29, 2018 8:32 pm

Para Bern había sucedido el tiempo de forma trepidante, sin que existiera en los últimos tiempos momento alguno de verdadera paz. Como el corazón persistente de un animal ansioso, el reino pulsaba atento a cada debilidad que sufría, cada señal de desmoronamiento, cada indicio de hostilidad proveniente de sus naciones vecinas y distantes. La situación del país y su estabilidad dependían de decisiones terminantes y, por supuesto, sujetos que pudieran llevarlas a cabo. Como cabía esperar, las defensas fueron redirigidas a la reconstrucción debido a que, sin techo que los protegiera, los soldados no tendrían manera de perseverar en lo que era aquella situación. Fue un movimiento inteligente, al menos hasta que el enemigo decidió finalmente la hora de su contraataque. Pues, por supuesto, los emergidos eran eternos, y superaban las vidas de los habitantes de Bern, la fortaleza de su ejército, y la permanencia de su levantamiento. Pronto volvieron a surgir tiempos críticos para el reino entre las montañas, ante los cuales debía determinarse una solución en específico. Aquella tarea dependía de Zephiel, rey de Bern.

Zephiel sabía que entonces se hallaba en una encrucijada.  En él cabía suficiente orgullo como para considerarse un buen guerrero, pero no poseía el suficiente como para pensar de sí capaz de sostener su reino no recibiendo, o quizás ignorando el consejo de quienes sabía competentes entre las filas de su ejército, el cual cada momento parecía sustraído de sus mejores hombres, que antaño le habían brindado de gloria. Por mucho que el rey  deseara con su propio filo repeler hasta al último emergido de sus tierras y cerrar sus fronteras ante las amenazas ajenas, era imposible bajo el peso que su cargo, su aún persistente estado de supervivencia, y el casi nulo apoyo de parte de otros reinos. Su solución debía subsanar todos estos problemas, y por lo mismo esta no se haría fácil de descubrir. Por esa razón fue que se preparó para discutir con urgencia, la misma mañana de uno de tantos dificultosos días, aquella situación con sus generales, y aparte de ellos, Varok, un soldado que había conseguido reclutar como parte de su resistencia, y que entonces se hallaba de sobra presente en su memoria.

Le había hallado en el campo de batalla, pues no había otra forma en que ambos hombres, curtidos por el entrenamiento y la guerra, hubieran podido encontrar caminos. De alguna forma le había integrado a sus filas, a pesar de que no cediera a él toda su lealtad. Sin embargo de algo estaba seguro: para sí mismo no deseaba ninguna honra de más, ninguna cortesía que sobrepasara las formalidades más básicas. Con que su lealtad estuviera con Bern, y sabiendo que bajo su ala guardaba el respeto de al menos un centenar de hombres, no podía ignorar su influencia en aquel encuentro. Y así, de esa forma, fue llamado al Salón de Guerra, habitación histórica, iluminada de norte a sur, que a su centro guardaba un mapa con una compleja y exacta recreación de Bern, y que a sus alrededores guardaba huellas de guerras pasadas, trofeos de todo tipo. Su adición más reciente no era sino la espada del cabecilla emergido que había logrado arrebatar de Zephiel su trono, hallando el fin de sus días en el resurgimiento del reino. Fue el monarca quien se presentó primero en aquel lugar, a la espera de quienes había convocado.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Marshal

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
espada de bronce [2]
.
.
.
.

Support :
Khigu

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1932


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] De frente al límite [Priv. Varok]

Mensaje por Varok el Jue Oct 04, 2018 7:07 pm

El sonido de las herraduras de los caballos chocando con las rocas de la ruta espantaba a los pocos pájaros que querían aprovechar esa mañana con sus actividades diarias. La tranquilidad de aquel camino se perturbó pero por suerte no eran emergidos los que amenazaban con su presencia. Era dificil circular con seguridad todavía, por mas que estuvieses secundado por un ejercito y sin embargo para él esa no era una preocupación viable. Acompañado de una pequeña cantidad de soldados montados Varok cabalgó hacia su encuentro con el rey Zephiel. Hace un par de semanas le había llegado el comunicado de que una reunión iba a realizarse para tratar el tema de los emergidos, para su sorpresa se requería al veterano general. Algo habían dejado pendiente desde su anterior encuentro y esa era la oportunidad necesaria para arreglar el problema.

Varok seguía siendo un soldado del reino por lo cual no podía negarse a la convocatoria, sobre todo si se consideraba que el tema a tratar era netamente militar. Si había un especialista disponible para prestar consejo no sería otro mas que el mismo general que vivió derramando sangre por el reino. Sin embargo él sabía que no sería el único y lo que es peor: quienes podían estar en aquella reunión. Nada confirmado por supuesto, ya que el mensaje que le llego nunca especificó quienes mas iban a estar, pero lo que era muy seguro es que los nobles que alguna vez lo mancillaron estuvieran ahí. Esas ratas inmundas lo único que sabían hacer es hablar a espaldas de otros, confabular por intereses propios. Una persona despiadadamente sincera como Varok siempre fue una piedra en el zapato. Y ahora que él regresó...

Llegamos... -dijo mientras veía en la colina el fuerte que iba a ser sede de la cumbre- ¡Aumenten la marcha!

No podía decir que luego de bajar de su caballo con sus hombres y dejarlos para que descansen en los establos Varok estaba tranquilo. Cada segundo que pasaba abría una nueva incógnita en el mar de preguntas que se realizaba mientras caminaba al salón. Sus hombres como perros fieles le siguieron sin siquiera preguntar. El silencio de fondo hacía que las pisadas y el ruido que generaban sus armaduras al andar pareciesen un escándalo. Cuando por fin estuvieron en la imponente puerta los guardias reales pidieron las armas del general y su compañía.

No -dijo con un tono serio y determinante. El guardia insistió argumentando que ya había seguridad suficiente y que no era necesario portar mas armas. Pero...- Si tanto quieres nuestras armas intenta tomarlas por las fuerza, espero que tengas el valor de hacerlo sino apártete que estorbas.

Casi como un agente del mal que presagia la muerte Varok hizo titubear al guardia para luego apartarlo con su avasalladora marcha. Con ambas manos empujó la pesada puerta abriéndola de par en par. El sonido de las bisagras de hierro rechinando y la madera de la puerta golpeándose con la pared no fueron mas que la presentación del general en escena.

Varok miró por un segundo a los presentes, luego posó sus ojos en el rey. Se le veía bien, serio y para nada preocupado; sabía disimular su preocupación. El general ingresó con sus hombres al recinto, sin saludar ni presentar respetos. Él no quería perder el tiempo en negociaciones que no llevarían a ningún lado asi que tomó la iniciativa, pese a que esto fuera mal visto.

Este lugar no a cambiado prácticamente nada, debo darle gracias a su majestad por este obsequio tan nostálgico. Espero que le hagamos justicia a las celebridades que alguna vez pisaron este lugar. -Se detuvo en el centro de la escena con sus hombres- Me voy a ahorrar la perdida de tiempo que son las presentaciones y demás estupideces diplomáticas. Zephiel quiero oír de tu boca el motivo de mi presencia aquí. Si tu razón me es convincente tendrás mi atención y colaboración, pero si me haces perder el tiempo... esta será la última vez que prestaré oído a lo que vayas a decir.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
General

Cargo :
Soldado retirado / exiliado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [2]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1093


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] De frente al límite [Priv. Varok]

Mensaje por Zephiel el Mar Nov 13, 2018 12:33 pm

El monarca preparaba palabras concretas para cuando su "invitado" se hiciera presente. Lo cierto es que había meditado largo y cansado sobre la misma idea, preguntándose cuál sería la reacción de algunos de los allí presentes a lo que en breve propondría, o mejor dicho, dictaría con la soberanía que le otorgaba su título. Pocos no conocían a quien antaño había sido uno de los soldados más condecorados de Bern, un estandarte de orgullo como varios otros en tiempos de paz. Por supuesto, su caída había sido tan escandalosa como resonaba entonces su nombre entre las filas del ejército, un acto de expulsión que nunca estuvo bajo el control de Zephiel, por no hace mucho haber tomado el trono. Pero entonces había sobrevivido los años, se había desecho de quienes podían mancillar siquiera un poco sus decisiones y había logrado levantar Bern de entre sus cenizas, por lo que era su labor rectificar, por fin, lo que había pasado hacía ya tantos años.

El objetivo de su interés, una vez anunció su llegada y hubo cruzado el umbral de la puerta, se impuso en la sala por sobre todas las otras figuras que allí contemplaban el mapa. Se dirigió solo a Zephiel, demostrando más que nada su trato para con este último, tajante y carente del respeto que otros profesaban por la figura real. Pero como ya estaba previsto, Zephiel no se vio afectado por su comportamiento, respondiéndole casi inmediatamente.

- Por supuesto, un hombre de palabras terminantes. -dijo Zephiel, más bien como un halago. No le molestaba la crudeza de aquel hombre en absoluto, pues, a pesar de sus palabras estaba allí presente, y con eso bastaba para entablar un diálogo entre ambos.- Iré al punto, entonces.

Zephiel se dio un momento para acercarse a la imagen cenital de Bern, observando como lo haría un titán hacia sus súbditos. Levantó entonces su mano, y surcó el relieve montañoso que se identificaba como la cordillera de Bern, aquella que los separaba de los otros reinos, pero que al mismo tiempo los aislaba y encerraba, puestos de espaldas contra el mar.- Nuestra única defensa, lo que protege nuestro interior, son las fronteras montañosas, las cuales siempre nos han servido de refugio y guía. Sin embargo, declaro aquí que nuestra vigilancia falla en complementar toda su extensión, pues nos supera en cantidad, una que podamos balancear con nuestro ejército, y por lo mismo no ha faltado momento en que un grupo de nuestros enemigos haya logrado ingresar, pululando en los bordes interiores del reino, ocultos de nuestra vista. -dejó que sus palabras se consolidaran, pues eran noticias alarmantes. Los emergidos volvían, y estaban allí, solo que ocultos de sus ojos.-Si no eliminamos a aquellos que aún persisten, y crecen hasta superarnos en número... Nos encontraremos nuevamente en nuestro punto de partida, o en un estado aún peor... -hizo una pausa a sus propias palabras, como silenciándose a sí mismo, para pronto responder como si hablara a otro.- ¿Peor? Puede que incluso Bern jamás sea capaz de levantarse de nuevo, si los emergidos surgen de sus guaridas y nos emboscan como las criaturas escurridizas que son. Por eso debemos establecer cómo, cuándo y dónde se desplegaran nuestras defensas y patrullas de caza. Necesitamos vigías, mercenarios, y sobre todo, voces que lideren esta causa. Y por eso... -hizlouna pausa para levantar la vista, su rostro serio e inamovible.- ...Y por eso te he convocado aquí, Varok. -nuevamente calló, aunque ahora lo hacía para dirigir enteramente su palabra al veterano, aislándose de los demás, quienes oían curiosos, intrigados e indignados, siendo algunos de los presentes probablemente del tipo que se opondría a que un antes desertor siquiera se presentara en esa sala a escuchar las palabras de Zephiel. Expectantes de lo que el rey tenía que decir, dejaron espacio para que se justificara tranquilamente, mas aun sospechando lo que entre manos se traía. Fue, finalmente, lo que tanto tiempo había meditado.- He decidido revocar tu título de desertor. -y con ello, todos los impedimentos que trajera a su vida.- Ya no tendrás ningún impedimento para participar directamente desde el corazón del ejército, y dirigir así a sus soldados hacia una sola y única causa, que es proteger Bern. Sin embargo, solo podrás poseer esta labor si tomas el cargo de general bajo tu ala, el cual tengo la intención de otorgarte, si así tu lo quieres y te dispones a ello. -aquello segundo fue lo que finalmente sacó el aliento a los testigos de aquella escena. Esperaban algunos la primera declaración, pero la segunda impactaba directamente las órdenes del antiguo consejo, las cuales Zephiel desechaba fácilmente. Ahora bien, el monarca no esperaba realmente que accediera del todo, pero deseaba conocer su opinión respecto a la fuerza de su mandato.- Sean o no positivas tus palabras, tu nombre estás limpio. -afirmó.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Marshal

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
espada de bronce [2]
.
.
.
.

Support :
Khigu

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1932


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] De frente al límite [Priv. Varok]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.