Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Misión] Batalla Oportunista [Ciel, Shuten, Izan]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión] Batalla Oportunista [Ciel, Shuten, Izan]

Mensaje por Narrador el Mar Sep 11, 2018 1:00 am

[Vista previa:]


Desde que Kilvas ha sido conquistada por Durban, la ruta marítima alrededor de sus islas se halla bajo un control mucho más estrecho. La pequeña pero fuerte embarcación emergida ha logrado evadir ser detectada hasta el momento, mas navega prácticamente a la deriva, probando aproximarse a distintas diminutas islas o a las costas de Tellius sin éxito en evadir detección. Nuevamente prueban, entre una leve bruma matutina, cruzar los estrechos entre las mismas islas rocosas para abrirse paso a mares más extensos.

[El equipo puede tomarse 1 ó 2 turnos completos de rolear a sus anchas para ingresar al área mostrada, ya sea roleando el acercamiento del barco emergido a tierra o la aproximación por medio de otro barco, a comodidad del equipo.
El plazo para el post de cada jugador es de 14 días desde el último post en el tema, que en caso de no cumplirse conllevará a saltarse su turno o retirarle de misión según el caso.]
Support :
None.

Experiencia :

Gold :
4552


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Batalla Oportunista [Ciel, Shuten, Izan]

Mensaje por Shuten Douji el Lun Sep 24, 2018 3:03 pm

Llevaba poco en Kilvas, pero suficiente para poder saber ciertas reglas básicas y visibles, como era, por ejemplo, estar atenta a las salidas de los barcos que, ya fuera como guardias o como transporte de mercancías o similares, daban la oportunidad de poder conseguir más información. Y Shuten estaba en aquellas tierras por un simple y material motivo: Dinero. Riquezas.

Una sonrisa se marcó en los labios de la laguz mientras estaba escondida tras unos cuantos barriles de una intrépida tropa de cazafortunas que estaban aprovechando esa búsqueda exhaustiva de embarcaciones emergidas para exterminar hasta el último miembro de aquellos soldados. Sin duda estaban priorizando la vigilancia en ese lugar recién conquistado~  Eso a la oscura manakete le venía de perlas... Ya que, los rumores no dejaban lugar a duda sobre dónde podían encontrarse las atrayentes riquezas de las que hablaba la gente de, para qué negarlo, dudosa moral. Un tesoro... ¡Una fortuna! La mera idea de poder conseguir un tesoro que pudiera abastecerla de lo que quisiera hacía que una embriagadora sensación de satisfacción y gozo invadiera el menudo cuerpo de la hoshidiana. Su piel se estremeció, erizándose mientras se relamía con una maliciosa sonrisa oculta por el anonimato que le daba la extraña máscara hannya que portaba como rostro. Y aun así... necesitaba esconderse igual, infiltrarse en aquella embarcación pues, su aspecto era obvio que no era de alguien capaz de luchar. Y Shuten era bien consciente de que no podía obrar de trabajos similares a cazarecompensas o mercenarios sin mínimo demostrar que podía valer o, en su defecto, haciendo justo lo que estaba haciendo en ese momento: colarse por completo en el mismo grupo que pretendía realizar ese trabajo de embaucación de tesoros. Total... de por sí su condición, su raza, ya la limitaba lo suficiente...

Pero ese tipo de contratiempos no harían que la oscura laguz se echara atrás, si no que lo intentara con más ahínco. Ya que la recompensar era jugosa... Muy, muy jugosa según prometían aquellos rumores.

Se asomó ligeramente por un lateral de aquellos barriles tras los que estaba escondida con una burda tela de saco, observando el panorama tranquilo de aquella masa de hombretones que parecían querer hacer bromas, con el ánimo subido a pesar de las tempranas horas por el mismo motivo que Shuten. Mira qué forma más sencilla de unir a humanos~ Y qué manera también tan fácil de romperlos...En tantos sentidos... La avaricia otorgaba una alianza... Pero, ¿cómo reaccionarían aquellos hombres cuando pudieran ver en su esplendor el brillo del oro? ¿Acaso se convertirían en cuervos~? En cuervos sin alas, pero con la doble moral de despreciar a los que verdaderamente eran cuervos... Fufu~~ Tal contradicción le causaba gracia interna a la pelioscura, haciendo que su sonrisa se tornara más retorcida.

- Arara...~ Hacia dónde desvarían los pensamientos de la mía persona... ¿Emocionándose estará Shuten...~? - Murmuró para sí la manakete, pareciendo querer escuchar su voz, como si con ello quisiera realizar un llamado a la calma, apagando así los instintos de avaricia por el invisible brillo de un tesoro aún lejano. Una voz llamó su atención, haciendo que retrocediera solo para mirar entre el hueco de los barriles apilados. La bruma parecía querer dejar a la vista una difusa figura, o eso estaba avisando el vigilante del barco. Fufu...~~




Off: El turno a realizar por los participantes será Shuten/Izan/Ciel.
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Manakete

Cargo :
Viajera

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]

.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1105


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Batalla Oportunista [Ciel, Shuten, Izan]

Mensaje por Izan el Vie Sep 28, 2018 6:07 pm

Retomar mi viaje por el siguiente punto de donde lo dejé de lado…sería lógico pensar que era la opción más estúpida después de todo lo que había ocurrido. Pero más insensato sería perder el tiempo pensando y actuando en pos de ello, tenía que distanciar mi mente de todo lo relacionado con esos, tan chocantes, sucesos. Mi travesía, mi vida y crecimiento en Nohr fueron, y son la cura de toda herida y cicatrices pasadas.

Kilvas era mi siguiente destino, las islas montañosas que son habitadas por los laguz cuervo (sobre todo hace unos años, antes de los emergidos). Por lo que había escuchado, ahora era territorio de las islas de Durban, cerca de Elibe(a donde quiero llegar a través de las mismas), siendo ahora un control para los barcos que quieren pasar. A consecuencia de lo último, el barco en el que iba tiene que estar en puerto por unos días, y para re-abastecer suministros de paso. Y no me iba a quedar quieto, no, iba a aprovechar la estadía como pudiera…aunque pocas eran las opciones para hacer.

Al día siguiente, se hicieron escuchar rumores sobre el avistamiento de un barco custodiado por emergidos que cargaba con lo que habían obtenido del tesoro de las arcas de Kilvas, antes de que fueran expulsados, y había un navegante que quería ir tras tal barco y que buscaba gente para ello. A pesar del tentador objetivo, una mitad de la gente lo tomaba por loco por ir de cabeza hacia un peligro tan claro, mientras que la otra creía en lo que decía, pero pocos se atrevían a ofrecerse como voluntarios…avivando la curiosidad de estos (entre los que me encontraba yo). Oportunidades como estas abundaban lo que es poco, ya había enfrentado a emergidos con grupos reducidos…con bastante suerte de mi parte, pero igual cuentan.

Ya temprano en la mañana, iba de camino al puerto para encontrar el barco en cuestión, y con este ya a la vista (en medida de lo posible a causa de la espesa niebla), divisé un grupo…en especial ruidoso a pesar para las tempranas horas que son, serían otros interesados en el tesoro, claramente. Ya al lado del ‘’círculo’’ intenté hacerme de notar para poder introducirme y preguntar por el capitán…pero entre tanto risoteo y burla, sin tener en cuenta mi presencia…me enervaba. No me gusta ser el centro de atención pero…-A ver… ¡¿QUIÉN ES EL CAPITÁN!?- La situación lo requería por muy poco que quisiera.

Al menos si surtió efecto el toque de atención, quien buscaba se presentó, le nombré mis motivos para estar aquí, y ya contaba con mi presencia en lo que estaría por suceder, sin problemas…casi, destaqué demasiado, y de mala manera por cómo me miraron los hombres de antes.*Vamos, ¿tanta mala gana solo por interrumpir unos chistes?…No los culpo, pero no hay quienes los entienda*. Me dispuse a subir ya al barco y esperar dentro hasta la hora de partir, no me quedaba nada más que hacer por ahora. Justo antes de dar el primer paso al puente para el barco, me fijé en unos barriles y en una bolsa… con dos partes que sobresalían…*Al menos van preparados, tienen armas y alimento de sobra*. Ya arriba, me dirigí a la proa para contemplar el paisaje…al menos el que podía, la niebla parecía más espesa, haciéndome pensar en que el pequeño viaje iba a ser algo complicado, y empecé a cruzar los dedos para que el navegante y timonel fueran competentes
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Thief

Cargo :
Orfebre

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1615


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Batalla Oportunista [Ciel, Shuten, Izan]

Mensaje por Ciel el Jue Oct 11, 2018 12:13 am

Glup… ¿Por qué Ciel volver a barco? – Los barcos eran malos, y el pequeño lo sabía. Causaban mareos y te tiraban por la borda. ¿Por qué habían barcos en el mundo si eran malos? El pequeño puso una cara de disgusto para luego volver a aguantar las ganas de vomitar y el mareo que sentía.
¿Dónde era que estaba?

Ah, sí, en el mar. El mar lleno de… Agua. El agua era mala y el albino lo sabía. Era salada, era fría y mala, muy mala. ¿Por qué había agua en el mundo si era mala? Ciel volvió a colocar una mueca de disgusto para volver a aguantar el mareo que sentía.
Que si, que Ciel sabía que tenía miedo al transporte, pero quería volver a casa. Aquel país helado en el que había vivido toda su vida. Estar en frente de una hoguera calientita, con fuego calientito y madera calientita. Ah… Qué bueno… – ¡Glup! – El pequeño volvió a arrodillarse, cubriendo su boca con sus manitas para después caerse por el movimiento que el barco realizaba.
                                                                                                                                                                       
 Algún tiempo antes en Kilvas…

El pequeño había llegado a Kilvas por barco hace unos días. El viaje no resulto totalmente placentero, especialmente cuando te subes a un barco “Para mercenarios curtidos que puedan derrotar emergidos”. Pfft, ¿Por qué no lo dejaban subir? ¿Era por su estatura? ¿Tal vez era demasiado alto para caber en el barco? Eran las preguntas que el pequeño se hacía mientras vagaba por aquellos riscos de 30 metros de alto para nada peligrosos. Riscos llenos de piedras de colores mayormente oscuros, como marrón o verde musgoso. Se paró unos momentos cerca del borde, y al ver hacia abajo recordó el viaje tan horroroso por el que pasó. El pequeño aún se sentía mal del viaje, y se sentía aún peor después de ver que aquellos riscos en donde estaba tenían nada más y nada menos que agua debajo de ellos. El viaje fue muy, muy, MUY malo, especialmente estando en la bodega de aquel barco, escuchando el agua golpear con una potencia media las paredes. ¡Ciel se podría ahogar en cualquier momento! ¿Por qué había acabado en la bodega? Porque su estatura era muy baja. Claro, siempre es la estatura, no puedes estar en lugares divertidos –  Porque Ciel ser pequeño –  Dijo el infante enojado, pateando un pequeño escombro que tenía cerca.

Un poco más tarde, ya en los riscos más bajos Ciel logró divisar otro barco malvado. Claro que era malvado, los barcos siempre, SIEMPRE son malvados. De todos modos, después de imaginar varias cosas  respecto a aquel malvado barco, el pequeño decidió que tenía que subirse, después de todo sabía que la única forma de llegar a su hogar era por barco. Oh, pero como siempre ocurre, no lo dejaban entrar. ¿Por qué no dejan a Ciel entrar en un barco solo para “Mercenarios curtidos que pudieran derrotar emergidos sin problemas”?  No sabía que era mercenario, ni curtido, ni otras palabras, pero seguramente era fácil llegar a serlo. ¿Verdad?

Fuere como fuere, el pequeño trató varias veces de entrar a aquel barco, solo para ser rechazado por ser un niño o porque era muy pequeño. De manera brusca o algo suave dependiendo de quien lo descubriera tratando de entrar. Fue en uno de esos intentos para entrar donde descubrió la puerta de un cuarto abierta, y, sin pensarlo dos veces entró a aquel cuarto. El cuarto tenía poca iluminación, pero aun así era suficiente como para que el pequeño pudiera ver a su alrededor y a una distancia cercana. Un cuarto grande y lleno de distintas cosas, siendo la más numerosa unos barriles. Barriles al parecer llenos que rodaban un poco con el poco movimiento del barco. Se sentía el suave golpear de las olas oceánicas contra la madera, más el pequeño no le prestaba la suficiente atención a estas como para que la debilidad del pequeño al agua entrara en efecto…

Al menos no hasta que el barco entrara en movimiento.

El barco zarpó. Levó anclas y se fue de la costa. Probablemente varias personas estuvieran viajando en el malvado barco, más al pequeño no le importaba eso, sino más bien tratar de no caerse y ensuciarse sus ropajes. Mareos, caídas y barriles eran los acompañantes del pequeño en su viaje en las malvadas aguas.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Wolf

Cargo :
Desempleado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
552


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Batalla Oportunista [Ciel, Shuten, Izan]

Mensaje por Shuten Douji el Sáb Oct 20, 2018 5:46 am

No había nada que difiera de lo que estaba habituada a escuchar y ver, aunque normalmente fuera en una de las muchas tabernas que había tenido la ocasión de poder visitar. Risotadas, bromas, chulería a un rango casi abusivo de una amalgama de hombres que no tenían nada mejor que querer presumir de su 'masculinidad' y supuesta valía como hombres curtidos y fuertes que creían ser. Ingenuos... Muchos de ellos siquiera debían saber lo que era el verdadero terror y el poner su vida en verdadero peligro.

Se relamió ante la idea, sintiendo bajo la aterciopelada lengua las filosas puntas de sus colmillos.




"El cálido fluido vital, rojo como el amanecer corriendo por la tierra por la consecuencia de la vida arrebatada..."




Su boca comenzó a segregar saliva al momento de pensar en aquella sangre roja, viva, hinchada de oxígeno que le otorgaba ese color tan característico e inigualable. La sangre era vida, era la mejor representación de la vida y de la naturaleza. Un intercambio de energía, de fuerza... Uno que podía ser arrebatado teniendo lo necesario para recolectarla. Pero tenía que volver a la idea inicial del porqué estaba allí, sí... Debía recordar el porqué se había metido bajo una harapienta tela de saco, escondida tras unos barriles que le limitaban en gran medida la visión de lo que ocurría en la proa del barco y, con ello, evaluar con su atenta mirada la 'calidad' de lo que subía al barco. Ya fuera de provisiones o de 'humanos'.

Emergidos... Tesoro...

Valdría la pena el riesgo de cargarse unos cuantos bichos de color gris si la recompensa era un tesoro que pudiera abastecerla durante un tiempo de todo aquello que quisiera. Sin duda, sería rentable. La otra opción, si no... Era robar, atracar, destrozar y conseguir aquello que ansiase. Sin arrepentimientos, sin dudar, sin signo alguno de culpa.

El jaleo de risotadas se calmó bajo un áspero bramido que indicaba que el barco ya iba a zarpar, y con ello la menuda manakete tuvo que sujetarse a las cuerdas que mantenían unidos los barriles en cuanto comenzó a balancearse el navío. El destino, aunque claro, no estaba perfectamente localizado, y eso era un error de cálculo que por desgracia no se podía solucionar hasta que no se topasen literalmente con la embarcación emergida.

Por eso, concienciada en que podría ser un trayecto un poco largo, retiró en un suave gesto para evitar mover mucho la tela que la ocultaba su máscara y bostezó silenciosamente. Los años la habían enseñado a ser paciente, o al menos en ciertos aspectos. Ser paciente no implicaba ser tonta y privarse de aquello que quisiera. Pero sabiendo que con una espera de unas horas podría alcanzar su objetivo, gustosa haría uso de la paciencia. Sentada como si estuviera en una lujosa sala tradicional de Hoshido con su tatami, sobre sus talones y con las manos sobre su regazo donde también se encontraba la máscara hannya que había retirado de sus exóticas facciones, simplemente mantuvo un casi ceremonial silencio.

Más pronto de lo esperado, mientras la humedad de la densa niebla calaba a través de la suntuosa prenda de seda de la manakete, fue que se divisó una embarcación y, con ello, toda la tripulación del barco se alzó en un palpable estado de alerta. Pero Shuten Douji mantuvo una serena calma acompañada por una mordaz sonrisa. Fufu...~  Ahí estaba, ahí estaba...
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Manakete

Cargo :
Viajera

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]

.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1105


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Batalla Oportunista [Ciel, Shuten, Izan]

Mensaje por Izan el Lun Oct 29, 2018 6:45 pm

Ya explorado todo el exterior del barco, y confirmando que la niebla iba a ponernos a todos en más de un aprieto, solo me quedaba esperar a que el barco zarpara y alcanzara al de los emergidos…si es que lo llegábamos a tener a la vista. Me recosté cerca del mástil principal para guardar fuerzas, no llegué a dormirme, pero no porque no quisiera, sino porque los mismos hombres de antes retomaron su conversación de antes, hasta parecía que gastaban energías intencionadamente en presumir y reír a carcajadas.*Puff…como se sientan cansados para cuando nos crucemos con el otro barco…estamos bien apañados.*Pensé con un imaginado tono de molestia, expresado en un pesado suspiro.

Al poco rato, en un barco ya en marcha, y aún en un ambiente tan inundado de ruido como al principio, mi hambriento estómago acaparó mi atención, razones tenía para ello, pues no había desayunado aún, por lo que me dispuse a ir a la bodega con el máximo sigilo posible. Aunque ni falta hizo sabiendo lo ajenos que eran a sus alrededores cuando parloteaban. Ya dentro, empecé a buscar algo que llevarme de desayuno, aunque se hacía difícil buscar debido a lo oscuro del habitáculo, y por el montón de barriles, algunos tienen alimentos…pero a saber cuáles de todo el montón, a parte de que no paraban de rodar debido a los movimientos del barco siendo mecido por la marea. Solo tenía de guía mi oído, el que no se escuchara como hojas de metal chocando entre sí tendría comida, y acerté cuando levanté el primero. Tenía varios tipos de frutas, de los cuales me decanté por tomar una manzana, no tendría que usar una de mis dagas para pelarla, tenía menos complicaciones de por medio para comer, a lo cual procedí después de cerrar el barril y sentarme en él.

Al rato después de terminarme la manzana, empecé a escuchar los gritos del capitán y del resto de la tripulación, por lo que salí, sin demasiada prisa, a fuera para entender mejor las voces, ya habían hecho contacto visual con nuestro objetivo, el barco de los emergidos. Ni uno solo estaba quieto, todos estaban preparándose para el conflicto que se avecinaba…* Eso les pasa por ‘’relajarse’’.* Concluí, apelando a la falta de seriedad de antes por parte del resto, después de un buen rato de parloteo y ‘’exhibicionismo’’ (en especial lo segundo), gastaron parte de sus fuerzas, y como no estaban equipados del todo, gastarían más tiempo y energías para ello. El capitán intentó explicar y gestionar la situación, como los íbamos a abordar, indicó donde estaban las armas, algún que otro escarmiento a algún hombre distraído (muy tarde para ello, en mi opinión), y alguna que otra frase motivadora como ‘’Las riquezas nos esperan’’ y cosas del estilo. * ¿Acaso es un romántico de las novelas de aventuras?...entonces solo hay dos en este barco… o solo es una avaricia desmedida.*Medité a pesar del alboroto, sin prestarle demasiada atención, ¿quién tiene ansia de aventuras? ¿quién es el avaricioso que buscaba riquezas, honor, renombre y gloria?

A estas alturas, no había porqué para estar en lo alto del mástil vigilando, a pesar de la espesura gris, el barco objetivo era más que visible para todos. La tripulación estaba ya lista para iniciar el planeado abordaje, y yo no me quedé atrás, desenfundando mi daga izquierda con mi diestra. La pregunta de antes…se desvaneció, igual de rápido que se hizo, pues yo ya tenía una respuesta más que clara…desde mucho antes de que mi travesía por el mundo siquiera comenzara.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Thief

Cargo :
Orfebre

Autoridad :

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1615


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Batalla Oportunista [Ciel, Shuten, Izan]

Mensaje por Narrador el Sáb Nov 17, 2018 9:00 pm

[Narrador se salta el turno de Ciel por demora. Al próximo turno puede reintegrarse o ser reemplazado por un suplente si el equipo restante desea, razón por la cual de momento no figura su sprite en el mapa.]

El barco de captura se lanza a por el barco "legendario", el del supuesto oro, para interceptarlo. Exitosamente se acercan entre la niebla, separándose también los botes de emergencia del barco, con grupos de a 2 o 3 pasajeros, para rodear al enemigo y atraparlo más de sorpresa. El barco prinicpal de arrima al enemigo, la tripulación se pone enseguida a echar las planchas de madera y cruzar, enardecidos y motivados por la recompensa. Estalla con rapidez un combate.

Los barcos pequeños, en uno de los cuales ha sido puesto el equipo, logran aproximarse al barco con mucha más discreción, detrás del frente del combate. Subir al barco emergido es fácil y su tripulación de ojos rojos se ve distraída y dispersa. En la zona de la popa, de hecho, hay muy pocos de ellos.

Inicia la MODALIDAD DE MAPA.
Modo de uso y reglas AQUÍ.




OBJETIVO: DERROTAR A TODOS LOS ENEMIGOS

Recuento de HP:















Support :
None.

Experiencia :

Gold :
4552


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Batalla Oportunista [Ciel, Shuten, Izan]

Mensaje por Shuten Douji el Dom Dic 02, 2018 12:49 pm

El único consuelo que recibió de todo aquello fue que al parecer el capitán al cuidado de la tropa de aquel barco no era tan estúpido como parecían serlo el resto de tripulantes. Y eso sera por cómo comenzó a dirigir a los hombres de tal forma que una rápida pero efectiva estrategia se pudo llevar a cabo: Mientras que el navío principal arremetería por una parte con gran estruendo, ciertos botes de emergencia serían usados para flanquear el barco emergido y poder abordarlo desde diferentes frentes, logrando así un ataque múltiple.

Y esa ingeniosa idea hizo que Shuten, aún escondida bajo la densa tela de lino que hacía las veces de saco, sonriera, conforme con el asunto. ¿Así que ese era el plan...? Ah~ no iba a perder la oportunidad de escabullirse hacia uno de los botes para ser partícipe de aquel ataque sorpresa. ¿Qué mejor manera de abordar el tesoro que aprovechando el desconcierto para abalanzarse contra aquellas menudas figuras con sus garras por delante? Sintiendo la ardiente sangre bañar sus escamas... Tiñendo de un apasionado color sus lustrosas garras...

Se relamió, conforme y gustosa ante lo que su activa imaginación mostraba en su mente, y con ello también fue que comenzó a moverse, con cuidado de no hacer excesivo ruido aun cuando sabía que poca atención le iban a poner a un saco moviéndose un poco en esas circunstancias. Arrastrando consigo aquella harapienta tela mientras pasaba por detrás de los múltiples barriles, fue que miró un momento en dirección a la tropa y, asegurándose de que nadie miraba en esa dirección por el momento, se apresuró a saltar sobre uno de los botes y esconderse bajo aquella tela que conscientemente había tenido en cuenta llevarla consigo para ese objetivo. Se acurrucó en el hueco del pequeño bote donde parecían estar ya dispuestas un número pequeño pero suficiente de armas y útiles y, esperó.

Aunque no tardó mucho en sentir movimiento en el bote. Movimientos bruscos, haciendo que el mismo se zarandeara de un lado a otro. Ah... había tenido poco en cuenta que no iba a ser sencillo saltar de un bote en el que hubiera varias personas tal cual pretendía actuar. Por eso, nada más vio los pies de una persona subidos en el bote, actuó rápido y tomando una de las espadas cortas, salió la mitad de su torso de debajo de la tela y cortó de un rápido movimiento la burda cuerda que, ante la debilidad de las hebras rotas, no tardó en ceder al peso y caer abruptamente al agua. Shuten tuvo suerte de no golpearse con nada en el proceso de la caída de varios metros, pero no tardó en volver a esconderse como si no hubiera pasado nada.

El sonido de los remos moverse y hundirse en el agua llegó junto a la desconocida voz de aquel que se había visto solo allí... ¿O acaso eran dos voces? Eso era extraño, creía haber visto solo un par de pies... Pero en la confusión de todo ese proceso, no podía asegurar nada. Y a esas alturas tampoco se arriesgaría a asomarse. Prefería esperar al momento oportuno...

Cuando el momento llegó, y el sonido cercano de la batalla unido al de los listones de madera preparados para abordar fueron puestos, es cuando la pequeña manakete asomó su rostro por debajo de la tela y, sonrió con goce al ver lo que había. Ahí, vio al dueño del par de pies que había visto con anterioridad y, sin dudarlo un instante, le adelantó con una macabra sonrisa en sus facciones descubiertas. Como la sonrisa de un demonio dispuesto a hacer su tenebroso trabajo. - Fufu...~ Gracias por la comida...~ - Susurró con deleite la laguz de delicado cuerpo y, cuando analizó rápidamente la escena que se le presentaba ante los ojos, no tardó en abalanzarse mientra su cuerpo, unido a la piedra que tenía enganchada al dorado adorno de su cabeza, comenzaron a brillar intensamente mientras su cuerpo metamorfoseaba cada vez más a una ominosa forma dracónica de amplias alas cubiertas de irisadas plumas y esbelto cuerpo similar al de una serpiente pero provisto de garras. Un gran rugido hizo temblar la madera del barco enemigo seguido de un temblor todavía más fuerte cuando todo el peso del manakete golpeó con sus garras delanteras el primer desalmado que se topó, el cual era un arquero situado cerca de unas escaleras que daban al compartimento interno del navío. Las escaleras quedaron a mano derecha de la figura del dragón.

La batalla había empezado. Y los brillantes orbes de pupila rasgada del dragón brillaban con sed de sangre. Sed de más.
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Manakete

Cargo :
Viajera

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]

.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1105


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Batalla Oportunista [Ciel, Shuten, Izan]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.