Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] ¡Demuestra tus habilidades como debe ser! [Priv. Kazuto]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] ¡Demuestra tus habilidades como debe ser! [Priv. Kazuto]

Mensaje por Daraen el Lun Sep 10, 2018 5:03 pm

Para Daraen la vida le sonrió luego de tales sucesos, ahora su vida en Ylisse era mejor que nada y sus habilidades como estratega hizo que tuviera un lugar en el reino aunque a pesar de todo seguía teniendo fragmentos vagando por su cabeza sin lograr ser unidos en su totalidad, uno de esos casos era el tema de los emergidos , no entendía el por qué cuando ya sentía que los había visto antes e incluso la información que recogió hizo que se sintiera como “si ya lo supiera” pero la situación sobre en qué momento llegó a tener esos conocimientos o encuentros en el pasado eran realmente confusos y borrosos , solo con intentar recordar algo sus dolores de cabeza hacían presencia dando tope como siempre. Por el momento la estratega prefirió que mejor llegaran por si solos, al menos por ahora.


La chica se encontraba aún en territorio Yliensse pero esta vez con el objetivo de evitar que aquellos seres sin vida llegarán más adentro del sector, había sido informada de ello mientras daba una mini patrulla por las cercanías y sin pensarlo dos veces fue a dar la mano.

Hay que procurar que esos emergidos no lleguen a su destino — Habló a unos cuantos hombres que llegaron a dar apoyo y al mismo tiempo informados de lo que estaba sucediendo , estaban al tanto de de su presencia y que podía dirigirlos como fueron ordenados , Daraen solo tenía que cumplir con su rol . — Si bloqueamos el paso con nuestra presencia se enfocarán en nosotros primeramente así evitaremos que se acerquen al pueblo más cercano — mientras decía esto buscaba en la pradera donde se encontraban la presencia de aquellos emergidos .

El grupo de emergidos se acerca, no superan los 10 hombres— Hablo un centinela tras llegar a su posición, había procurado revisar hasta al menos tener en cuenta la cantidad exacta de esos monstruos.

¿10? … Bien, la cantidad que tenemos por nuestra parte es considerable, si se encuentran clérigos emergidos de apoyo en los enemigos hay que eliminarlo antes que revitalicen al resto — Dijo concentrada ideando una estrategia, tomo un palito del suelo y en la zona donde había tierra comenzó a dibujar un mapa lo más simple— Es posible que el enemigo vaya de esta forma así que ustedes irán adelante primero y luego ustedes apoyando desde atrás conmigo , una variedad de armas en el frente proporcionará una facilidad de donde quien ira a dirigirle el ataque a quien, recuerden, espadas hacia los de hacha, lanzas a los de espada y hachas a lanzas —dibujando círculos con marcas para que fuera más entendible para el batallón— con eliminar al frente los de rango serían los siguientes , será mas fácil si se apresuran debido a la dificultad de atacar de frente que tienen , nosotros a distancia procuraremos eliminar a los enemigos de apoyo en lo posible, sino estaremos apoyándolos mientras están en el frente. — finalizando al menos lo importante.

¡Entendido! — Exclamó el resto

<< Perfecto >> pensó a media sonrisa y sintiéndose satisfecha con la explicación pero a pocos minutos e pasar su expresión volvió a ser seria y concentrada cuando escucharon unos gruñidos a lo lejos, las siluetas se acercaban más y más viéndose de mejor manera.

¡EMERGIDOS! — Gritó uno de los hombres

¡AQUÍ VIENEN! ¡PREPAREN SUS ARMAS Y A SUS POSICIONES! — alzó la voz Daraen mientras todos se dirigían a la posiciones establecidas por la estratega.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Tactician

Cargo :
Estratega | Ex-figura religiosa

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
573


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Demuestra tus habilidades como debe ser! [Priv. Kazuto]

Mensaje por Kazuto el Miér Sep 12, 2018 2:03 pm

Descansar debajo de la sombra de un árbol era lo mejor... Aún más en el caso de no tener ninguna preocupación o tarea por hacer. Aunque esto era bastante normal en mi vida diaria, ya que seguía viajando sin un rumbo fijo por las tierras de Ylisse. Simplemente pasaba por los diferentes pueblos y ciudades del reino, ayudando a quien lo necesitase a cambio de cierta cantidad de dinero para poder sobrevivir o algún otro tipo de recompensa como comida o algún utensilio que pudiera serme útil en mi viaje. Y así había pasado mi vida desde la aparición de los Emergidos... Mi único objetivo en mente era mejorar lentamente mis habilidades con la espada enfrentándome a algunos bandidos que diesen problemas, o cazando algunos animales para sobrevivir, y especialmente enfrentándome a otras personas que parecían tener un buen manejo sobre la espada y de esta manera trataba de aprender de ellos. Pero últimamente notaba que me faltaba algo más... Necesitaba luchar por algo más.

Estaba con los brazos cruzados como almohada detrás de mi cabeza, recostado en el tronco del árbol. Pensaba en algo innovador para mi que hacer... ¿Pero qué buscaba exactamente? Al parecer no era el mejor momento para pensar en ello. El ruido metálico, típico de unas armaduras en movimiento, me sacó de mis pensamientos, obligándome a dejar mis ojos entreabiertos, aún con un poco de pereza de abrirlos por completo. Antes de tan siquiera poder distinguir las siluetas que avanzaban en línea recta, un grito terminó con mi descanso y me levantó al instante de la impresión.

-¡EMERGIDOS!-

Nada más ponerme en pie y observar más detalladamente la situación, comprendí lo que estaba pasando. Un grupo de emergidos a mi izquierda, los cuales avanzaban sin tener intención alguna de frenar su avance; un grupo de soldados a la derecha, seguramente dispuestos a detener a estos seres de aspecto humano. No estaba seguro sobre que es lo que debería hacer. Por un momento, recordé el incidente que ocurrió en mi antiguo hogar a causa de los Emergidos, y pensé que no podía permitir que la gente inocente de los pueblos y aldeas de los alrededores sufrieran el mismo destino, no mientras que yo pudiese ayudar a impedirlo. Pero por otro lado, sentía que podría ser un estorbo para aquellos que se enfrentaban al enemigo, quienes ya parecían tener un plan muy bien organizado para derrotar a las unidades rivales. Cada vez más y más ideas diferentes llenaban mi mente, y ya no sabía ni que pensar, hasta que finalmente decidí darme un par de palmadas con ambas manos en la cara con la suficiente fuerza como para despejarme.

Antes que quedarme mirando a ver como aquella batalla acababa con la victoria de uno de los dos bandos, esperando a que fuesen los Ylissenses quienes obtuvieran la victoria, prefería ir y dar mi apoyo aunque fuese en lo más mínimo para asegurar aún más las probabilidades de victoria de nuestro bando. Tomé mi arma, la cual estaba en el suelo, coloqué la funda en mi cinturón para poder correr más cómodamente, y me dirigí al punto del bando de soldados que serían aliados. La batalla empezaría en cualquier instante, así que fui a toda la velocidad a la que mi cuerpo me permitía ir en ese momento.

-¡ESPERAAAD!-

Solté un grito mientras que con mi mano izquierda levantada en el aire para que pudiesen verme hacía una señal de que parasen. Una vez ya al lado de estos soldados, bajé mi mirada al suelo y apoyé mis manos sobre mis rodillas para tener un par de segundos de descanso en los que se podía notar mi alterada respiración, y era normal. Acababa de venir a toda velocidad a una distancia de unos 40 metros, así que necesitaba un momento para recuperarme. Levanté mi cabeza de nuevo y volví a una postura normal, y pasé a decir lo que tenía pensado, aún con la respiración un poco entrecortada. -Por favor, permitirme... ayudar en algo, en lo que sea. Quiero ayudaros en esta batalla contra los Emergidos-. Esto seguramente debía sonarles como algo realmente repentino, y fijándome en sus rostros, alguno que otro no parecía tener muchas ganas de aceptarme en el enfrentamiento contra este enemigo común de todo el reino. Después de todo, tampoco tenía nada para probar que era alguien de confianza, aunque creo que era obvio que no era uno de esos Emergidos y que no iba a traicionarles ni nada parecido.

-Se que esto es muy repentino y que no esperabais con que un desconocido apareciese de la nada para ayudaros, pero... De verdad quiero ayudar al reino de Ylisse y a su pueblo contra este enemigo común. Y un aliado más que sepa defenderse en batalla tampoco hará ningún daño, ¿no creéis?-

Traté de convencerles con algo rápido y sencillo, pues tampoco quería distraerles cuando los Emergidos ya estaban casi encima nuestra. Solo podía esperar a que una de las dos posibles respuestas llegase... Si o No.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
590


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Demuestra tus habilidades como debe ser! [Priv. Kazuto]

Mensaje por Daraen el Mar Sep 18, 2018 2:19 am

“¡ESPERAAAD!”

Aquella exclamación llamó la atención de la peli-blanca logrando ver un chico corriendo a lo lejos y acercándose más a su posición, al llegar lo miró extrañada pero algo curiosa cuando este se colocó de cierta manera para recobrar el aliento, quienes la acompañaban parecían no estar de acuerdo con la llegada de ese chico teniendo en cuenta la seriedad de la situación igualmente para Daraen prefirió primero escuchar antes de hablar a pesar que aun estaban contra el tiempo.

“Se que esto es muy repentino y que no esperabais con que un desconocido apareciese de la nada para ayudaros, pero... De verdad quiero ayudar al reino de Ylisse y a su pueblo contra este enemigo común. Y un aliado más que sepa defenderse en batalla tampoco hará ningún daño, ¿no creéis?”


hmm — pensó rápidamente tomando en cuenta la ayuda que ofrecía el mercenario, siempre la ayuda es algo que no se niega e incluso entre tanta búsqueda de información habían hasta aldeanos que se preparaban para estas cosas, si la estratega tuviera la oportunidad de ayudar a todo el mundo para que al fin hubiera paz, lo haría.
Se puede discutir eso porque claramente eres un desconocido…pero aun así tus intenciones se ven buenas. El tiempo es corto y la ayuda siempre hará falta— dijo seriamente al comienzo para terminar con una media sonrisa de afirmación pero procurando que alguno de los soldados no comentara mal al respecto o se opusiera — La ayuda y el apoyo es bienvenido , toma tu lugar con los soldados que están al frente— Indicó de una vez antes que fuera demasiado tarde, los emergidos estaban cada vez más cerca.

¡En posición! — ordenó de golpe cuando divisó de mejor manera a los invasores — ¡AL ATAQUE! — Gritó logrando que los soldados del frente comenzaran ir a la ofensiva cuando los emergidos ya habían visto su presencia y enfundando sus armas.
Daraen comenzó a preparar su tomo para luego lanzar hechizos mágicos a todo aquel que tuviera problemas así el exterminio de los seres sin vida sea más fácil y sin muchos heridos .

— ¡Hay un clérigo enemigo a la vista! — Grito uno de los magos que acompañaba en la posición de atrás junto con la estratega y los otros.

Hay que alcanzarlo, dirigir los ataques ahí sería lo más optimo para debilitarlo, otra opción es que uno del frente llegue ahí y lo elimine — Habló entre la batalla examinando la situación  detenida mente  — ¡tu, peli-negro! — se dirigió al chico — Has lo posible para llegar al clérigo , si te es difícil retrocede y preocúpate de ir con resto así nosotros nos encargamos de sacarlo de la batalla—ordenó viendo la apariencia del chico y las ropas que llevaba, era arriesgado pero si le era difícil  él simplemente tenía que volver  a donde estaba el resto de soldados peleando, si estaba en problemas, iría a dar apoyo lo suficiente para zafarse.
<< Solo espero que sean solo ese grupo de emergidos y no vengan refuerzos.  >> pensó esperando que aquel inconveniente no se presentase, de ser así habría que tomar medidas, mantuvo una postura sería en cada movimiento de la batalla. La concentración para ella era esencial en ese momento.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Tactician

Cargo :
Estratega | Ex-figura religiosa

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
573


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Demuestra tus habilidades como debe ser! [Priv. Kazuto]

Mensaje por Kazuto el Sáb Oct 20, 2018 1:42 pm

Una chica de pelo blanco, la cual parecía ser la persona encargada de dirigir el grupo, parecía estar pensativa tras escuchas mis palabras, y todos los demás miembros la miraban fijamente, aparentemente esperando a una respuesta. Sus primeras palabras no me animaron mucho, aunque tenía toda la razón, era un completo desconocido después de todo. Pero justo después, tras escuchas sus palabras de aprobación, no pude evitar poner un gesto de sorpresa, debido a que ya pensaba que me dejarían aparte en este combate por no ser del ejército. -La ayuda y el apoyo es bienvenido , toma tu lugar con los soldados que están al frente-. Mi sorpresa pasó a alegria en cuestión de segundos, acompañada de una sonrisa y un asentimiento. -¡Sí!-. Acepté las ordenes de la peliblanca y me posicioné en el frente, esperando a la próxima orden. Todo estaba pasando tan rápido... Y además, de forma totalmente inesperada, pero esto aún no había hecho nada más que empezar, ahora empezaría lo más complicado de todo.

-¡En posición!-. Al oír estas palabras, miré fijamente hacia el frente, observando como los Emergidos se acercaban cada vez más, estando ya casi enfrente nuestra. No lo dudé ni un segundo, desenvainé mi espada y preparé mi posición para cargar contra el enemigo, quedándome al lado de uno de los soldados aliados. -¡AL ATAQUE!-. Todos los que nos encontrábamos en el grupo más adelantado avanzamos directamente contra los soldados enemigos, quienes tampoco parecían tener ganas de hacer amistades.

El sonido del choque entre las armas de ambos bandos llenó el lugar. Un Emergido con su lanza era mi oponente, y por suerte este me atacaba él solo, sin ayuda de sus compañeros. Y menos mal que fue así, porque siendo solo uno de ellos ya me estaba dando suficientes problemas. Estaba claro que estos oponentes no podían compararse con ningún bandido al que me hubiese enfrentado anteriormente. Por más ataques que lanzase con mi espada, tratando de cortar su torso o brazos, él conseguía bloquearlos con su lanza. Pero al mismo tiempo tampoco era capaz de atacarme, ya que trataba de acercarme lo suficiente para que no saliese de mi rango de ataque, ya que si nos alejábamos, él tendría ventaja y me sería más difícil acercarme. Terminamos en un punto donde ambos hacíamos la mayor fuerza que podíamos para empujar al otro, hasta que una voz me llamó: -¡Tú, pelinegro!- Supe que se refería a mi porque era el único que no llevaba ningún casco, por lo que dirigí mi mirada hacia atrás, forcejeando aún con mi oponente. -Has lo posible para llegar al clérigo , si te es difícil retrocede y preocúpate de ir con el resto así nosotros nos encargamos de sacarlo de la batalla-. Devolví mi mirada hacia el frente, buscando al clérigo del que hablaba. Supuse que hablaba de aquel con una túnica y con un bastón que parecía estar en la parte de atrás del bando enemigo. Giré nuevamente un poco mi cabeza y levanté mi voz para asegurarme de que la peliblanca me escuchará a pesar del gran ruido del campo de batalla. -Esa es una tarea un poco complicada para un novato, ¿no te parece?- Dije con un leve tono de ironía, para después hablar de forma más seria y con una leve sonrisa desafiante. -Pero no te preocupes, yo me encargo de él.- Devolví mi mirada al frente, donde el Emergido de la lanza me tenía en una situación no demasiado buena, pues a este paso acabaría derribándome a causa de mi distracción, pero aproveché esto para hacer algo tan sencillo como para desplazarme rápidamente y dejar que se desplazase hacia delante, al mismo tiempo que con mi pierna izquierda daba una patada hacia las suyas para que este cayera contra el suelo, para acto seguido clavar mi espada en su espalda.

-Uno menos, y ahora, a por ese clérigo-. Miré detenidamente durante un par de segundos la situación y la posición de los enemigos, y a cuales tendría que atravesar para llegar hasta este rival en específico. Al no llevar casi nada de armadura, mis movimientos eran bastante más ágiles que los de la mayoría de soldados enemigos, por lo que empecé a correr tan rápido como pude, evitando chocar con cualquier enemigo. Pero esto no sería tan fácil como pasar a través de todos ellos, obviamente... Uno de ellos, cuando ya me encontraba a mitad de camino, se interpuso colocándose enfrente de mi y trató de partirme en dos con un corte descendente con su hacha. Yo usé mi espada para bloquear el ataque, pero su fuerza era mayor, por lo que solo podía aguantar ahí por unos segundos, pero sería cuestión de tiempo de que acabase empujándome contra el suelo. Fue entonces cuando otro de los enemigos se acercó a mi con su espada, ya preparando un ataque hacia mi espalda, por lo que se me ocurrió una idea. Cuando el Emergido que se encontraba detrás mía estaba a un paso para lanzar su ataque, aproveché para desplazarme hacia mi izquierda a la vez que cambié la dirección de mi fuerza con la espada para que ayudase a bajar el hacha del enemigo que estaba enfrente de mi, de manera que esta acabase casi en el suelo, pero estos rivales no eran idiotas, había visto lo que había hecho anteriormente con su compañero de la lanza y en cuanto me moví, ya estaba preparando un hachazo contra mi, pero lo que no esperaba es que su compañero fuese a provocárle un corte en su brazo y costado izquierdo, debido a que este otro ya se había impulsado lo suficiente como para no poder frenar del todo su ataque.

Ahora que el enemigo que estaba bloqueándome el camino había sido herido por su propio compañero y no debería de ser capaz de usar su arma con la misma facilidad, aproveché para seguir corriendo hasta encontrarme en frente del clérigo, y cargando un ataque con mi espada, la cual estaba a la altura de mi cintura, en el lado derecho, traté de atacar con toda la fuerza que pude, provocando en él un corte a la altura de su estómago que llegaba hasta el lado izquierdo de su torso, aunque al tratar de bloquear mi ataque con su bastón fue capaz de reducir algo del daño. Y para asegurarme de que el clérigo no se curaría y así no restaurase a ningún enemigo, preparé un segundo ataque para acabar con él, o al menos esa era mi intención. -¡Y con esto, ya son dos menos!...-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
590


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] ¡Demuestra tus habilidades como debe ser! [Priv. Kazuto]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.