Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Misión] El Testimonio VI [Nils, Seraphiel, Roxanne]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión] El Testimonio VI [Nils, Seraphiel, Roxanne]

Mensaje por Narrador el Dom Sep 09, 2018 10:58 pm

[Vista previa:]


Bajo el sagrado altar al centro del Bosque de Serenes se halla una pequeña recámara, apenas tocada por el paso del tiempo o inclusive el daño del bosque. La piedra que la conforma sólo se ve lamida por el fuego desde afuera, y adentro se percibe una atmósfera plácida, inexplicablemente la misma sensación de volver a casa tras un larguísimo viaje. Pasando los dedos por las molduras y paredes se pueden encontrar más que un recoveco secreto o aperturas donde se guardan viejos objetos, piedras preciosas y demás. Los emergidos no han llegado aún a esta área, aunque ya se escucha su marcha aproximándose.

[El equipo puede tomarse 1 ó 2 turnos completos de rolear a sus anchas para ingresar al área mostrada.
El plazo para el post de cada jugador es de 14 días desde el último post en el tema, que en caso de no cumplirse conllevará a saltarse su turno o retirarle de misión según el caso.]
Support :
None.

Experiencia :

Gold :
4436


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio VI [Nils, Seraphiel, Roxanne]

Mensaje por Nils el Sáb Sep 22, 2018 5:34 am

Que hacia de vuelta en ese continente maldito?, aquel reino que le traía memorias tan dulces y tan amargas al mismo tiempo. Quizá, por un momento paso por su joven mente el intentar reconciliarse con su doloroso pasado, de luchar contra las pesadillas que le asolaban ya muy entrada la madrugada cuando estaba solo. Al final no había podido regresar al nido de los dragones, a ese nefasto reino que los demás dragones llamaban "Goldoa" pues la sola idea de acercarse a ese lugar nuevamente, de ver a los en parte responsables de la extinción de su raza le revolvía las entrañas… aun pasado tanto tiempo no olvidaba, después de todo era imposible que lograse perdonar lo que hicieron.
 
Con resignación  el chiquillo dio media vuelta con el fin de regresar a Elibe en el primer barco que pudiese alcanzar, mas algo había llamado su atención de sobremanera; a la lejanía sus ojos carmines podían apreciar lo que en su tiempo podría haberse considerado un bosque, mas su deplorable estado podía contemplarse aun a la lejanía. Quizá fuese porque no era humano del todo pero de alguna manera podía sentir como si de ese lugar emanase un aura que lo llamaba, un deseo irrefrenable que, cual canto de sirena, lo incitaba a encaminar sus pasos a ese lugar y adentrarse hasta su corazón.
 
Sin ningún tipo de dificultad el niño avanzo paso a paso, pasando inadvertido para el ojo de todo humano que lo viese pues pese a su inusual tono de cabello e irises pasaba por un chiquillo total y completamente normal. El joven dragón entonces entro al bosque sin ser detectado, sintiendo una extraña sensación de familiaridad en ese lugar. Era opaco y la vida allí era escasa pero aun sentía cierta magia emanar de él, especialmente en un lugar concreto que parecía llamarlo con cada vez más fuerza. Por supuesto, también detectaba el aura de los emergidos que se acercaba pero el llamado era tan fuerte, tan hipnótico que le era imposible ignorarlo.
 
Un aroma familiar inundo entonces su sentido del olfato… quizá no era tan bueno como el de un perro o un lobo pero en algo de ello se defendía. Quizá no era tanto su aroma como su aura, alguien familiar y preciado estaba cerca pero sin estar seguro de quien se trataba. El joven bardo camino hasta que,  la lejanía distinguió una silueta que se le antojo familiar y, sin pensarlo mucho apuro el paso para encontrarse con él.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Dragonstone [2]
Dagas de bronce [1]
.
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1029


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio VI [Nils, Seraphiel, Roxanne]

Mensaje por Seraphiel el Sáb Sep 29, 2018 12:16 pm

Casa, oh, dulce casa.

O eso era lo que habría anhelado decir. Sí, supuso que eso era lo que siempre había podido decir. Cerró los ojos, a pesar de los árboles chamuscados y el olor a quemado, aún podía ver en su mente como alguna vez Serenes había sido: aún podía ver los árboles verdes, las garzas cantar, aún podía ver a su madre y a su padre sonriendo, a sus compañeros y amigos, a sus conocidos y seres queridos. Pero, sabía que al abrir los ojos lo único que le esperaría era la cruda realidad de un bosque ya muerto. Y cuando lo hizo, no pudo hacer más que observar a su alrededor con un destello de tristeza en sus ojos, un destello de tristeza y dolor, de odio contenido, carcomido por su propia alma.

Desde el momento que había pisado Serenes, se tomó un instante para rememorar lo que algún día fue, sin poder evitar sentir la tristeza desbordar aún a pesar de que el sentimiento seguía siendo el de nostalgia. Había tardado casi una hora en darse cuenta de lo que era cada trozo de madera caído al suelo y cada signo distintivo que alguna vez en el pasado le sirvió para guiarse. Ahora, no había vida, no habían garzas, no habían animales, no había bosque y la mayoría de los que alguna vez fueron, no serían más que vívidos recuerdos desapareciendo lentamente de su mente. Y a pesar de todo, del lamento de su corazón, su rostro siguió mostrando una suave sonrisa.

Fue ahí, en medio de aquél tormentoso sentimiento que notó una conocida presencia acercarse. ¿Cómo describirlo? Era como Jafar... O como Sissi... Pero ligeramente distinto. Sonrió para sí, recordando a quién pertenecía semejante aura. Giró su mirada hacia su derecha, viendo entre los derrumbados árboles la pequeña silueta de un muchacho... Oh... Él era...— Nils —Pronunció, esbozando una sonrisa, una algo más animada en comparación a la anterior. Esperó que se le acercara antes de agacharse a su altura y darle un inocente abrazo, uno suave, sin fuerzas, de todas formas ellos no eran considerados seres muy fuertes físicamente.

¡Hace mucho que no te veía! Estuve preocupado... ¿Cómo has estado? —Después de todo, se había topado con él en un deplorable estado. Lo soltó, alejándose un poco, aunque aún no se incorporó sino que tan solo extendió sus alas hacia un lado y otro para que no rozaran el ceniciento suelo— pero tienes buena pinta, supongo que mejoraste ~ —Ladeó su cabeza hacia un costado. Sonrió más— ¿Sabes qué bosque es este?... Es Serenes... Mi antiguo hogar... —Viró su atención de nuevo a las tristes siluetas de árboles chamuscados.

Una noche cualquiera, los beorcs aparecieron aquí, sin medir palabra incendiaron todo... —Se incorporó— el humo cubrió los cielos y el fuego estaba por todos lados... Fue todo demasiado inesperado, no estábamos acostumbrados a la maldad y su resentimiento nos impidió volar. Mis padres lograron hacerme escapar... Supongo que muchos murieron entre las llamas... Otros de tristeza... Algunos fueron capturados y vendidos... Y cuando todo pasó... El bosque jamás volvió a recuperarse... Está muerto —Lo había intentado innumerables veces, los árboles ya no susurraban, ya no le hablaban, eran silenciosos, como todo a su alrededor.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Llave de puerta [3]
Llave de cofre [1]
Pocima ligera
Escrito mitico

Support :
Thoth
Sissi
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1707


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio VI [Nils, Seraphiel, Roxanne]

Mensaje por Narrador el Dom Oct 14, 2018 8:29 pm

[A falta de respuesta por parte de tercer integrante del equipo, Narrador salta el turno de Gaius. Dentro de los próximos 14 días un nuevo integrante puede ingresar a la misión en reemplazo.]
Support :
None.

Experiencia :

Gold :
4436


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio VI [Nils, Seraphiel, Roxanne]

Mensaje por Roxanne el Sáb Oct 20, 2018 11:56 am

Se preguntaba si había sido buena idea después de todo regresar a Tellius luego de haber pasado un buen tiempo como viajera y dedicándose al robo como método de supervivencia. Tanto tiempo había pasado que Roxanne había llegado incluso a considerar que algo estaba mal con ella, como si ya no tuviera cabida en los salones o en los bosques tupidos del que antaño fue su hogar. Se sentía como si fuese una extranjera, evidenciándose en el hecho de que había entrado a hurtadillas a su propia habitación en Gallia para buscar ropa más acorde -y la suya ya estaba raída- y luego irse de nuevo de viaje, dejando unas pocas monedas de plata como compensación y una nota. La desazón que la embargó era fidedigna, después de todo, había perdido una parte de ella que buscaba siempre rellenar con cualquier clase de alcohol que pudiera tener a mano.

Y le dolió ver que, mientras pasaba oculta en una capa que había visto mejores tiempos bajo la ropa que estaba teñida de aquel costoso púrpura, delatando su anterior posición social casi de seguro, el bosque de Selenes, tan hermoso antaño, ahora era solamente un páramo desolado. Algo en su pecho se removió, no sabía si era sed de venganza o dolor, pero, su usual buen humor se había visto quebrado por culpa de ello. —"Suficiente"—. Sí, tenía razón. Tal vez, solamente tal vez, aún hubiese esperanza para sobreponerse a los pormenores de la situación tan desesperada que habían dejado los emergidos.

El bosque. el bosque la llamaba. No sabía si era por su lado felino que se sentía a gusto rodeado de vegetación, pero, no perdía de mucho al hacerle caso. Una edificación de piedra que lucía quemada por el fuego era el foco de su atención y Roxanne soltó un gruñido desde el fondo de la garganta. Si los emergidos querían guerra, guerra tendrían. Una cosa eran los palacios y otra muy distinta eran los templos, éso era inaceptable incluso para la siempre bien humorada leona. Bueno, también olía a algo que podía reconocer. Magia en su estado puro, algo que terminó por regresarle la sonrisa al rostro pese al dolor que le causaba ser tan hermoso lugar reducido a nada. También olió algo que mezclaba la sangre beorc y laguz, pero, no era una mezcla extraña, simplemente le daba nostalgia.

Y el otro aroma simplemente le hizo estornudar. —¡Mierda!—. Plumas, plumas que parecían ser de garza y ella, con su alergia, tenía problemas ya para poder continuar sigilosa. ¿Ya qué? Se quitó el pañuelo que siempre llevaba con ella, mostrando un buen trozo de las raíces pelirrojas de su cabello, y dejo su cola libre de su prisión de tela, moviéndose bajo la capa de viaje. Para cuando llegó al templo del bosque, pudo ver a un chiquillo con un color extraño de cabello y ojos y a un laguz garza, objeto de desdicha para su nariz al taparse casi de inmediato. —Eh... Creo que llego en mal momento—. La sonrisa de pena y vergüenza la hicieron mantenerse en su lugar mientras dejaba que la capucha de la capa dejase ver su joven rostro. —Este... ¿Hola?—. Estaba perdiendo el toque diplomático y de princesa si hacía un saludo así de informal, definitivamente. Oh, por la melena de su padre, acababa de usar princesa en un pensamiento, será el fin del mundo.
Afiliación :
- GALLIA -

Clase :
Lion

Cargo :
Ladrona

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
404


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio VI [Nils, Seraphiel, Roxanne]

Mensaje por Nils el Sáb Oct 20, 2018 3:54 pm

El chiquillo se arrojo a los brazos del hombre alado, sujetándole solo con un poco mas de fuerza que el contrario pues igualmente el cuerpo humano de un manakete era frágil y débil, aun mas si se trataba de un niño delgado como lo era Nils. El niño dibujo una amplia sonrisa, disfrutando de la presencia del otro a la par que un aura fresca los envolvía, una agradable sensación fría como los primeros copos de nieve de la temporada.
 
- Estoy mucho mejor, si, aun que aun no puedo transformarme a voluntad en cualquiera de mis formas mis heridas están totalmente curadas y he recuperado la buena salud. -
 
Respondió el chiquillo separándose un poco de él, mostrándole sus manos ya totalmente curadas pero con la cicatrices de quemaduras que recordaban esos horrendos días. Nils miro hacia arriba ante la explicación contraria, aparentemente Tellius era un continente lleno de tragedias para ciertos tipos de laguz pues el total extermino de su raza también se había llevado a cabo allí, pero un tanto más hacia el oeste.
 
- El resto de mi tribu también fue exterminada en este continente… Escapamos a lo que ustedes llaman Goldoa a través de una puerta que los ancianos abrieron con su magia pero al haber dos hijos de humano en el grupo no fuimos bien recibidos. Cuando los humanos atacaron los dragones nativos cerraron las murallas de su ciudad dejando a los dragones de hielo a merced de los atacantes. Somos criaturas pacificas, no dieron pelea y solo sobrevivimos mi hermana y yo por ser muy jóvenes todavía, mas "manejables" que los adultos.  -
 
Comento el chiquillo separándose del rubio y poniéndose de cuclillas, mirando al piso gris lleno de cenizas, después centro sus grandes ojos carmines en su emplumado interlocutor.
 
- Perdí la capacidad de transformarme entonces, quedando atrapado en mi  forma humana. Mi dragonstone estaba opaca y ya no sentía el poder de mis ancestros emanar de ella. Por mucho, mucho tiempo pensé que el dragón en mi estaba muerto… pero no era así. -
 
El niño retiro con la mano una buena cantidad de ceniza que recubría el piso, mostrando un pequeño brote cuyas hojas eran de un verde opaco por la falta de sol y fuerzas, pero pese a todo se mantenía vivo.
 
- Este bosque es como mi dragonstone…. no está muerto, solo profundamente dormido; Como los animales hibernando cuando hace fio, como la vida latente en una semilla que no ha sido plantada…. Allí están, esperando despertar cuando llegue el momento correcto.-
 
El chiquillo se puso entonces de pie, sacudiéndose un poco. Era en momentos como ese en los que los siglos que tenia de edad salían a relucir, mostrando en sus ojos carmines una madurez y sabiduría que trascendían su aspecto infantil.
 
- Por sobre todo aquí aun hay un gran poder mágico, es la razón que me trajo hasta aquí. Estaba investigando hasta que te encont.… -
 
Pero antes de terminar un sonoro estornudo le hiso dar un pequeño respingo, sacando la daga de su cinturón y posicionándose frente al joven garza en pose defensiva, intentando protegerlo. Nils era desconfiado por naturaleza por lo que, aun si comenzó a bajar su arma poco a poco mantenía la guardia alta y los sentidos alerta ante la joven desconocida que recién llegaba… eso hasta que vio algo removerse entre la capa.
 
- Eso es… una cola?, Es una cola!!!, Señor Seraphiel, ella tiene una cola!!!! -
 
Mal que bien aun no estaba acostumbrado a ver laguz, cosa irónica siendo el uno bastante antiguo. Se acerco poco a poco ligeramente desconfiado mas con un notorio gesto de curiosidad dibujado en su rostro infantil.
 
- Quien eres?, que eres?, esa cola es real?, puedo tocarla? -
 
Pregunto el muchachito manteniendo aun una distancia prudente pero con notoria curiosidad que era hasta cierto punto frenada por su desconfianza inicial. El chiquillo volteo a ver a la garza con emoción, casi como si le repitiese con sus ojos grandes y radiantes de emoción "Ella tiene una cola!!!" antes de volver a mirarla.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Dragonstone [2]
Dagas de bronce [1]
.
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1029


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio VI [Nils, Seraphiel, Roxanne]

Mensaje por Seraphiel el Vie Nov 02, 2018 6:53 pm

Un escalofrío recorrió su espina dorsal, sus plumas se erizaron como el pelaje de un gato y por un instante estuvo seguro que su corazón olvidó un golpe. Así que era eso... Nunca lo había escuchado de alguien más. Su mirada, fija en el pequeño muchacho que tenía a un lado reflejó cierta tristeza que no pudo expresar de otra forma: habiendo prometido que no lloraría, habiendo prometido que sería fuerte, que lucharía, que sobrellevaría las adversidades. Estuvo tentado a agacharse, a buscar consolar al menor, pero entonces cayó en la desconcertante verdad: Nils era, a pesar de poseer el cuerpo de un niño, mucho más longevo que él. ¿Un milenio? Ni se podría paragonar a sus pocos siglos de vida y aun así, a pesar de todo, probablemente Nils en el fondo era mucho más fuerte y maduro que él.

Tellius casi que parece tierra maldita para nosotros los laguz —Musitó. Su mirada, pensativa, se fijó al frente, hacia los chamuscados árboles, hacia el grisáceo paisaje— Oh, Ashera ¿tanto nos odias? —Susurró mucho más bajo de lo deseado. El viento escaso se llevó su susurro por los árboles restantes, perdiéndose en algún lugar a lo lejos. Y cuando bajó su mirada hacia Nils, quién seguía hablando, casi como un designio divino logró ver la vida debajo de todo aquél mar de cenizas. Se agachó, demasiado rápido. Clavó sus rodillas al suelo, desinteresándose por si podía ensuciar su blanca túnica, al igual que sus alas, de un ligero color doráceo, quienes, con el contacto directo al suelo se mancharon de ceniza también. Pero no le importó: sus ojos estaban clavados en el pequeño brote y rió en bajo, aliviado— así que es así... Realmente hay esperanza de que vulva a revivir... —Pronunció en un tono casi dulce.

Sus manos se extendieron hacia el pequeño brote, totalmente frágil, tímido, escondido bajo la capa de ceniza, incapaz de ver los rayos de sol y nuevamente, su corazón comenzó a latir con fuerza, casi dispuesto a abandonar su pecho de la emoción. Miró a un lado y otro, en busca de cualquier otra señal de renacimiento e, inevitablemente su mente volvió a conjurar: ¿qué tal si cantaba para el bosque? ¿qué tal si podía revivirlo casi por completo? Al igual que muchas veces había sanado a sus amigos ¿podría sanar el bosque, de golpe, con una mera canción? Pero... Hacerlo ahora, cuando los emergidos merodeaban los alrededores sería un desperdicio, sería ofrecerles en bandeja de plata a ellos, su hermoso bosque. Se incorporó, girando en dirección a Nils en cuanto un estornudo lo sacó de su cavilación y aun así no se movió de donde estaba: como un firme guardián ante el brote. Su mirada se fijó en la hembra laguz y sonrió con ternura ante su estornudo y la reacción del menor.

Le sonrió cual progenitor y cerró los ojos— Cierto —Admitió— ¿no viste otras especies de laguz? Están los de la tribu halada: las garzas, los cuervos y los halcones. La tribu de las bestias: los gatos, los tigres, los leones y los lobos —Cuando los volvió a abrir, su celeste atención se fijó en Nils, seguidamente, en la inesperada compañía— La tribu de los dragones: los dragones rojos, los blancos... Los negros... Y los manaketes... —Avanzó unos pasos más, removiendo tan solo un poco sus alas para deshacerse de las cenizas en ellas quedadas— Mi nombre es Seraphiel, embajador del reino de Sindhu... Nils, querido... Es mejor si te presentas antes de pedir el nombre de los demás, por mucho que estés emocionado ante la idea —Juntó ambas manos ante su regazo, inclinándose con suavidad hacia el muchachito: en su voz no había timbre de molestia, sino todo lo contrario. Seguía hablando con la misma calma y dulzura de siempre, sin cambio alguno, casi como un secreto entre ellos dos.

Detrás de ellos, bien sabía, estaba el templo principal, en el centro, en el corazón de Serenes, quizás era eso mismo lo que los atraía, de una forma u otra.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Llave de puerta [3]
Llave de cofre [1]
Pocima ligera
Escrito mitico

Support :
Thoth
Sissi
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1707


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio VI [Nils, Seraphiel, Roxanne]

Mensaje por Narrador el Sáb Nov 03, 2018 11:38 am

[Por aviso del equipo Narrador entra ya a la misión.]

Los emergidos se acercan por el suroeste, el golpeteo claro de los cascos de los caballos sobre el piso de piedra indica que son más de uno. No parecen percatarse de la presencia de los laguz y se muestran, dos sabios que, resguardados por dos paladines, comienzan a revisar las molduras de la pared y los grabado del piso con suma atención.

Inicia la MODALIDAD DE MAPA.
Modo de uso y reglas AQUÍ.




OBJETIVO: DERROTAR A TODOS LOS ENEMIGOS
Support :
None.

Experiencia :

Gold :
4436


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio VI [Nils, Seraphiel, Roxanne]

Mensaje por Roxanne el Lun Nov 05, 2018 6:49 pm

La timidez que era antinatural en ella se había hecho presente, como un lejanísimo recuerdo de lo que una vez fue una muchacha inocente y que no conocía el mundo completamente. Ahora podría decirse que era lo que su raza exigía: una guerrera digna que no dependía de terceros para defenderse y una mente astuta que sabía jugar lo suficientemente bien sus cartas como para evitar que su cabeza se exhibiera en una pica del muro de algún castillo. Se rascó la nariz, admirando el rostro tranquilo del varón con alas de grulla -su alergia no fallaba, ya era suficiente- y el brillo de la curiosidad y la duda del muchacho mientras se quitaba la capa y simplemente la lanzaba a algún árbol cercano a la entrada del templo.

La cola quieta, mostrando su estado ahora relajado solamente se movía para llamar la atención del muchachito de cabello de color extraño. —Puedo responderte, pero, una pregunta a la vez, cariño—. Y el instinto de hermana mayor había regresado, ese impulso que le instaba a proteger o enseñar de manera extraña, pero, efectiva y hasta con aprecio. Era como el instinto de los animales salvajes. Imprevisible, llega de la nada, simplemente te obligaba a actuar. —No soy tan rápida hablando—. Le guiñó el ojo mientras cambiaba el peso y lo dejaba sobre una de sus piernas, poniendo los brazos en jarra y esbozando una sonrisa amplia y que mostraba los dientes antes de carcajearse. ¡Qué bien se sentía reír sin miedo! Esperaba poder hacerlo más seguido y sin tantas molestias en un futuro cercano. —Es real como tú, tu compañero y yo, adelante, compruébalo—. Se acercó un poco más y dejó el extremo con pelaje cercano al que lucía de menos edad antes de dirigirse a la garza.

Los modales están sobrevalorados, Seraphiel. Soy Roxanne, laguz leona perteneciente al país de Gallia y, bueno, solía ser una de las tantas princesas herederas. Vete a saber si queda alguien. En una de ésas, termino siendo la reina—. Río con ganas, como si hubiera dicho una broma aunque fuese la verdad en su forma más brutal. Por alguna razón, sentía el mismo tipo de aura en el rubio que poseía ella misma cuando estaba a solas. Soledad, dolor, el cargo de conciencia de haber corrido para salvar la vida en vez de quedarse a pelear o a morir. Nadie debería sentir aquello. Fijó la vista en un brote cercano entre tanta ceniza, imaginándose sin querer que había posibilidades de que el bosque frondoso y glorioso que había visto durante gran parte de su vida estuviera ahora mismo en las mismas condiciones que el de Begnion. Le hirvió la sangre en deseos de venganza, de cobrar con la misma moneda la deuda que los emergidos tenían. —En cualquier caso, ¿qué los trae por aquí, señores?—. Mientras esperaba la respuesta, escuchó el ruido de los cascos de los caballos y su sonrisa de deshizo en el acto, mirando a su alrededor en búsqueda de la fuente, haciéndoles un gesto para que guardasen silencio.

Y la mueca de molestia pura hizo acto de presencia en su rostro mientras que un recuerdo fugaz y una sensación que creía olvidada comenzaba a expandirse por todo su cuerpo, transformándose de a poco en el león ligeramente más grande de lo normal incluso para un laguz de su especie. —Chicos, cubridme, por favor—. Se acercó lo suficiente como para que no la viesen antes de intentar lanzarse a por el desconocido que olía a magia más cercano a ella con las garras listas para teñirse de un rojo aún más oscuro que su pelaje con líneas en el lomo con la mayor velocidad que era posible para la rubia de bote.

Resumen acciones:
Cinco espacios a la izquierda y ataca al primer sabio.
Afiliación :
- GALLIA -

Clase :
Lion

Cargo :
Ladrona

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
404


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio VI [Nils, Seraphiel, Roxanne]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.