Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Misión] El Testimonio V [Lyndis, Luzrov, Khigu]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión] El Testimonio V [Lyndis, Luzrov, Khigu]

Mensaje por Narrador el Dom Sep 09, 2018 10:56 pm

[Vista previa:]


Sobre el paisaje nevado, aproximándose a la falda de la montaña en que descansan los edificios de archivos, muy por debajo del pico montañoso de la biblioteca de Ilia, pueden verse ya aproximándose figuras enemigas en el cielo. No los reconocibles pegasos de la zona, sino unos revestidos en armaduras muy distintas, montados por jinetes enemigos. En cualquier momento estarán alcanzando su objetivo. Tal como se decía, algo acuden a toda prisa a buscar en el pequeño edificio.

[El equipo puede tomarse 1 ó 2 turnos completos de rolear a sus anchas para ingresar al área mostrada.
El plazo para el post de cada jugador es de 14 días desde el último post en el tema, que en caso de no cumplirse conllevará a saltarse su turno o retirarle de misión según el caso.]
Support :
None.

Experiencia :

Gold :
4335


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio V [Lyndis, Luzrov, Khigu]

Mensaje por Lyndis el Mar Sep 18, 2018 8:53 pm

Aquel paisaje blanco que inundaba la vista al punto de practicamente lastimarla se había vuelto ya un común para Lyndis los últimos días. Desde incluso antes de su partida a Akaneia, que resultó en una estadía más larga y movida de lo que pensaba, se hondeaba en los vientos de su mente el país nevado del norte.

En verdad, siempre montaban en la brisa ideas sobre amigos, camaradas, que habitaban esas tierras, pero sus pensamientos habían tomado un tono más lúgubre, más fatidico y peligroso, cuando aquel país se volvió en un sinónimo de aquello que atentaba contra la paz del lugar que ahora llamaba suyo, su hogar.

Emergidos.

Los movimientos de aquellos sobrenaturales soldados le venía preocupando más y más, y todas las señales apuntaban a una simple y llana respuesta, una respuesta... No, una decisión que había temido tomar aun antes de su viaje.

Y que se vio casi obligada a tomar tras encontrar noticias para nada agradables a su regreso.

Sus movimientos por el norte de Lycia se extendían más y más y aquellas lineas casi de pudrición y destrucción que dejaban en su marcha se extendían en algunas zonas como grandes campos de muerte. Lejos aun de Caelin, por suerte, o de cualquiera de los territorios en reconstrucción, pero aun así lo suficientemente cerca como para contar muertes en decenas de viajeros o cazadores desprevenidos.

Así comenzó oficialemnte sus campañas hacia el país nevado.

Sus tropas eran escasas, más escasas aún de las que quisiera con el volumen de enemigos que hablaban sus exploradores de avanzada. Con suerte y con malas cuentas contaba consigo solo mitad de sus soldados y algunas tropas prestadas de aquellos que podían prescindir de ellas.

Una mezcla de milicias, soldados y campesinos que dificilmente podía llevarlos a una tercera cifra... Le pesaba más el poder comprender ahora la diferencia entre esas tropas y cuanto en verdad representaban aquellos números en una gran escala.

Ante aquello su accionar estaba limitado pero eran suficientes para una incursión propiamente dicha en aquellas tierras. No buscaban guerrear contra aquellos interminables ejercitos sino tener suficientes numeros para no ser abrumados.

Su avance era lento y costoso y le era dificil el poder medir la moral de las tropas con su inexperiencia; cuanto menos había logrado frenar las pequeñas disputas que la dificil situación había generado.

Si aquello no era suficiente, el tiempo les apremiaba: segun los eruditos las nevadas fuertes comenzarían en tan solo un par de semanas, por lo que el punto de vuelta se hallaba cerca o quedarían atrapados entre la fuerza de la naturaleza y la interminable oleada emergida.

¡Y aun no tenían respuestas o novedades!

Necesitaban comprender que planeaban los emergidos, encontrar la forma de desviarlos o hacerlos comprender cuanto menos que merodear las fronteras de Lycia era una mala idea.

Y cuando la esperanza comenzaba a flaquear... Llegaron noticias alentadoras y tétricas de uno de los exploradores.

¡Habían emergidos convirgiendo no muy lejos! ¡La providencia de Hanon llegaba a ellos más allá de las llanuras!

Fue una sorpresa para ella el saber que estaban tan cerca de la Gran biblioteca de Illia, siendo el edificio en cuestión reportado el de los archivos... ¿Porque acaso convergían allí?

Tras largas discusiones de como actuar, terminó cortando por lo sano y dividiendo la armada. Los emergidos allí parecían distintos... era dificil saber si acaso aquello era algo bueno o no. El por mayor de las tropas descansarían y continuarían andando al suroeste, dando un rodeo en pos de comenzar la vuelta o actuar de soporte de necesitarlo.

¿Ella? Bueno, no estaba sola...

-¡Khigu, Luz, atentas!- enunció con fuerza y voz de mando, combatiendo contra el fuerte viento que caía de los picos nevados tentando con apagar sus palabras. Desde encima de Maribelle ya podía ver la parte superior de la edificición y las tropas aladas reportadas sobrevolandola.

Aquellas dos mujeres fueron sus pilares en aquellos pesados y complejos días, y se sentía invencible contandolas a su lado en un momento así.

Habían avanzado tanto... ¿sería en vano?


Última edición por Lyndis el Jue Oct 11, 2018 11:45 am, editado 1 vez
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Knight

Cargo :
Heredera a Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Esp. de plata [4]
Espada de acero [1]
Llave maestra [1]
.
.

Support :
Eliwood
Sindri
Luzrov
Khigu

Especialización :

Experiencia :

Gold :
579


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio V [Lyndis, Luzrov, Khigu]

Mensaje por Luzrov Rulay el Miér Sep 19, 2018 5:34 pm

Tenia las manos congeladas.Se las acerco a la boca,soltando su aliento sobre ellas,con la esperanza de que su piel entrase en calor,sabiendo que seria inútil. Unos instantes después se rindió al ver que efectivamente no había diferencia alguna. Las manos cubriendo sus guantes tampoco servían de nada,acostumbrado como estaba a portarlos siempre aunque no le fuesen necesario,en aquel lugar que si le eran no le hacían nada. Ilia podía describirse con pocas palabras. Blanco. Frió. La nieve lo cubría todo. El suelo sus pies,los caminos siendo ocultados por la naturaleza.Las montañas ya fuesen en la falda de la misma o en sus picos,el cielo con nubes difusas que se difuminaban con las mismísimas montañas. Los edificios y las telas de las carpas que estaban usando en aquellas campañas que habían ido a llevar a cabo. Incluso el mismo podría confundirse con el paisaje. Su piel era clara,su cabello seria blanco si no fuese por esos leves toques azulados.Incluso su ropajes eran de dicho color,rompiéndose y haciéndole diferenciarse del paisaje por los detalles azules en su vestimenta. Por la mochila de cuero a sus espaldas,cargada como siempre de tomos,brebajes y vendas. Por los dos báculos que había conseguido mediante cinturones y trozos de cuero colocar a su espalda también,dejando así libre sus manos. Uno de ellos con su esfera superior cubierta por telas,ahogando el brillo que trasmitía y que les haría un blanco fácil.

Bajo la vista del cielo, sin existo en su intento de intentar vislumbrar algo entre las sendas nubes. Llevo las manos al cuello del grueso abrigo que portaba,intentando también sin éxito envolverse mas en las telas. Al menos se alegraba de haber decidido portar pantalones en dicho viaje, sus antiguos ropajes,y no los vestidos a los que se había acostumbrado en el ultimo tiempo.No eran necesarios en ese momento,con todos sus acompañantes dando por echo ya de que se trataba de una mujer podía permitirse el lujo de,por una vez, no vestir como una. Lo único que había mantenido era su cabello suelto,para que el mismo le cubriese mas parte del rostro. Luz no estaba acostumbrado a temperaturas tan bajas.El frió había entrado en su cuerpo calándole hasta los huesos,haciendo que muchas noches su cuerpo doliese solo de moverlo, ardiese de forma dolorosa. La nieve hacia que sus botas estuviesen siempre húmedas ,que fuese incomodo el moverse ,el avanzar. Imaginaba la odisea que tenia que ser caminar con vestido por ese lugar.

Y aun así,a pesar de que la estancia en ese país se le estaba haciendo dura debido al clima, pues Regna Ferox había resultado ser fría pero no le había afectado de tal manera,no se quejo.Ni una sola vez. Por el contrario,la sonrisa no se desprendía de su rostro.

Si el deber de Lyndis era reunir tropas, guiarlos en su misión,liderarlos en la batalla...Si Lyn tenia que ser la líder. Entonces su deber era dar apoyo,tanto a su mejor amiga,como a aquellos que les acompañaban. Sanaba a los heridos,como no, después de todo entrasen en batalla o no siempre había algún que otro incidente debido a la dificultad del terreno. Así que Luz se encargaba de sanar heridas. También se encargaba de entonar sus oraciones,en voz alta,todas las mañanas y todas las noches. Consciente mas que nadie del poder de la fe,de lo que un elemento familiar podía hacer en tierras extranjeras. Dejándose escuchar por los hombres y mujeres que les acompañaban,por su sus palabras les eran de ayuda,aunque fuesen de forma muy leve. Les sonreía,les llevaba bebidas calientes a aquellos que veía que estaban siendo mas afectados por el frió y se había ofrecido a escuchar a todo aquel que lo necesitase,siendo un confidente.

Pero sobretodo estaba allí para apoyar a Lyn. Para estar a su lado cuando los planes fuesen discutidos,aunque fuese en un segundo plano,aunque no emitiese palabra alguna. Para escucharla y apoyarla. Recordarle que descansase,asegurarse de que no se había herido de forma imprudente,llevarle algo caliente todas las noches.

Sonrió de forma radiante al escuchar su nombre,a pesar de que con sus labios cortados por el frió resultase algo doloroso. Se encogió un poco mas en su abrió. Se aseguro por el peso a sus espaldas de que todas sus pertenencias estuviesen con el,y se acerco a Lyn,situándose junto a Maribelle. Decidiendo que seria mejor ir a pie que arriesgarse a ir en corcel en aquel terreno o ser una molestia sobre la montura ajena.

-Elimine... Hanon... Velar por nosotros...

Murmuro al viento de forma suave.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Tomo de Ellight [1]
Tónico de def. [1]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [4]
.

Support :
Lyndis
Semi
Salkhi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2020


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio V [Lyndis, Luzrov, Khigu]

Mensaje por Khigu el Jue Sep 27, 2018 2:09 pm

Tras todas estas lunas... El paisaje blanco de Elibe seguía devastado.

Hah, que ironía, de Regna Ferox a Ilia... Era como si algo en su interior le mostrara que su destino era el camino que había hecho con Guzman, pero en el sentido contrario, por alguna razón.
Suspiró corta y silenciosamente, solo dejando que una pequeña nube de vapor se formara brevemente delante de su boca, contrastando con la temperatura de aquellos páramos.

Pero estaba bien.
Seguía a Lyn, o más bien, a ojos más orgullosos Khigu "dejaba" que su pequeña liderase. Sonrió, satisfecha.

No... ella bien sabía de sobra; todo este tiempo, tras todo lo sucedido... Sí, la seguía.
Lyn era la jefa, la líder de aquel amplio grupo de soldados que la seguían. Sin duda había llegado lejos, mucho más de lo que le había contado la  última vez  Pero Khigu estaba feliz porque la peliverde tuviera de nuevo una familia, de que no se hubiera quedado sola de nuevo. Por eso, la cazadora haría todo lo posible esta vez, para evitar que se repitiera la historia. Ahora, estaba allí con ella, y si podía luchar a su lado, serle útil complementándola, evitar que su nuevo hogar cayese... Y haciéndole compañía... Con eso le bastaba para calmar el inestable corazón que portaba la albina durante los últimos meses.

Y Luzrov... también había sido un punto clave en la travesía. Luz no sólo había demostrado ser fiel a Lyn, si no que gracias a su presencia, Khigu no se tenía que preocupar tanto de aquellas molestas hemorragias cuando era herida, y podía aguantar más. Ya había salvado una vez la vida a la salvaje hace tiempo, como también le había sanado sus costillas algunos meses atrás, poco antes de partir de nuevo, permitiéndole volver a moverse como acostumbraba.
Le tenía aprecio. Ya se lo había dicho una vez.
Parecía que no solo había sido casualidad del destino que aquellas dos mujeres se parecieran tanto.

Veía que estaba pasando frío, así que por eso se había colocado casi inconscientemente a caminar por su otro lado, quedando Maribelle y Lyn por uno. Aunque la mujer de tez morena fuera más baja de estatura, podría cubrirle algo más de la ventisca helada a la que seguramente Luz no estaría tan acostumbrada como ella, quien a pesar de aquel clima, portaba unos ropajes similares a los de siempre, exceptuando que estos eran nuevos y hechos de piel gruesa, lo justo para mantener el calor, además de su pecho un poco más cubierto. En caso de necesitarlo, llevaba su vieja capa de pelaje de lobo dentro de su mochila.

Cuando Lyn mencionó su nombre, ella apretó su hacha, ¡estaba más que lista para el asalto!

Pero, cuando echó un vistazo hacia su destino... Ella no había estado presente cuando le habían informado a Lyn de la clase de emergidos que eran. "¡Son todos iguales y hay que eliminarlos!" pensaba Khigu.
Pues bueno, había un problema.

Alados, caballos alados. Sí, los divinos pegasos de Ilia que tan raro eran de ver en solitario, salvajes. Aunque, por supuesto, ni siquiera parecían provenir de allí: andaban "sirviendo" de montura a aquellos monstruos. El estomago se le devolvió al recordar como odiaba aquella estampa, las veces que se había topado con cualquier clase de "caballeros" emergidos.

En silencio, su rostro serio se dejó mostrar, y miró de reojo a sus compañeras, sobretodo la peliverde, quien conocía de sobra que para Khigu era complicado -por no decir imposible- atacar a dichos equinos directamente. Así que esperaba que los atacantes se mantuvieran lo más cerca del nivel de tierra posible
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Reaver

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Hacha de acero [1]
Hacha de madera [1]
Hacha de madera [1]
.

Support :
Lyndis
Salkhi
Zephiel

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3157


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio V [Lyndis, Luzrov, Khigu]

Mensaje por Narrador el Sáb Oct 13, 2018 11:14 pm

[Por aviso del equipo Narrador entra ya a la misión.]

Los emergidos se aproximan, no tras el grupo humano, sino en dirección al pequeño edificio, dispuestos a realizar su propia misión. Cerca de la entrada la formación de pegasos desciende hasta el suelo, y de las ancas de uno de ellos baja una cuarta silueta, de momento protegida por las Falcon Knight: un ladrón. El robo al archivo de la Biblioteca de Ilia está por tomar lugar.

Inicia la MODALIDAD DE MAPA.
Modo de uso y reglas AQUÍ.




OBJETIVO: DERROTAR A TODOS LOS ENEMIGOS

Recuento de HP:









Support :
None.

Experiencia :

Gold :
4335


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] El Testimonio V [Lyndis, Luzrov, Khigu]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.