Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen] Empty [Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen]

Mensaje por Valkoinen el Mar Sep 04, 2018 6:08 pm

Era la primera vez que pisaba Sacae, el único país de todo el continente que le faltaba por visitar debido a su poca actividad marítima. Los primeros días de pisar aquellas tierras sentía una gran libertad por sus colinas verdes que se extendían hasta perderse de vista en el horizonte. Sin mencionar la refrescante brisa que pasaba ligeramente sin hacer contacto con paredes rocosas que evitaran su paso. En cierto modo le recordaba al mar, pero no era para nada lo mismo. En el mar los vientos ajetreaban el agua creando olas más grades, dificultando así el viaje y haciéndolo más emocionante. En cambio, en tierra firme eso no podía pasar y poco a poco el camino se le iba haciendo más pesado y repetitivo por no haber mucha diferencia de paisaje ni de clima. Si bien es cierto que el mar era peligroso y todo podía cambiar de un momento a otro, en las planicies no había peligro alguno y nada cambiaba. Aunque no por ello iba a negar la preciosidad de sus paisajes. Si no fuese todo igual, seguramente estaría más que satisfecho del lugar.

Una de las cosas que le parecía curiosa era la gran cantidad de tribus nómadas que veía a menudo. Algunas veces evitaba hablar porque no entendía nada de lo que decían y eso le dificultaba seguir su camino, ya fuese por no obtener la información deseada u obtener una diferente. Pero lo que más le gustaba era el respeto que tenían hacia la naturaleza, cuidaban cualquier tipo de vida y se mostraban respeto unos a otros. Precisamente por eso, no veían con buenos ojos al expirata, puesto que la forma de hablar que empleaba no era la más adecuada.

Siguiendo las rutas que le indicaban terminó llegando a Bulgar, la única ciudad en Sacae. Durante su estancia allí pudo comprobar que eran muy meticulosos en el tema de protección contra bandidos y emergidos. Y razón no les faltaba, ya que era una ciudad con mucho comercio y no se podían dar el lujo de perderlo todo. En Bulgar paró a recopilar algo de información. De paso rellenó su saco pequeño de comida y su bota de una bebida blanquecina típica de allí, llamada raki, para seguir con su viaje al cabo de unos días de descanso. Según otros extranjeros esa bebida le iba a cambiar la vida en cuanto la probase, cosa que no entendía.

Salió de la ciudad por la mañana nada más abrieron el paso de entrada y salida. Antes de salir compró unas botas y un pantalón de color marrón oscuro, una faja y un turbante granates y una especie de túnica típica de allí que tenía un color similar al vino, con una serie de triángulos más claros y más oscuros en los bordes. Después de comprar se cambió en una zona con poco tránsito, dejó su anterior ropa allí mismo a excepción de la máscara que aún llevaba puesta y acto seguido partió camino a un campamento nómada, que según la información recopilada, se había establecido recientemente.

El camino iba perfectamente hasta que un bandido se presentó delante de él, al parecer no tenía intenciones de largarse sin nada entre sus manos. Lo estaba amenazando con una daga, pero el tuerto pasó de él como si nada. Las manos del atracador temblaban a cada paso que daba Valkoinen a pesar de no tener ninguna intención hostil hacia el otro. Finalmente, el bandido se decidió y empezó a correr hacia su presa, quien pateó la mano del atacante en cuanto estuvo a su alcance. Una vez desarmado, su cara palideció y huyó con el rabo entre sus piernas con una serie de amenazas que el espía no podía darle credibilidad, por lo sumamente cobarde y patético que era el que las pronunciaba. Tras el pequeño incidente no pasó nada hasta llegar al campamento que quería ir.

En el campamento había mucha actividad, como si se tratase de la ciudad aunque con menos personas y más actividad a la hora de hacer entrenamientos. Nada más entrar se recostó y abrió su bota, sentía mucha curiosidad por probar de una vez aquella bebida que tanto respetaban. Primero la olisqueó para que el olor se le quedara impregnado en su memoria. El aroma que desprendía era muy fuerte, pero al final dejaba un ligero perfume afrutado. Tras olerlo, pasó a la cata. Sus catas eran bastante extrañas, ya que prefería tomar una gran cantidad a pegar un pequeño sorbo porque "al haber más cantidad, más exacta era la apreciación" según su forma de pensar. A los dos segundos de mantener la bebida en la boca, su lengua y paladar empezaron a notar un ligero escozor, apenas podía distinguir el sabor afrutado que olía antes, ni siquiera era capaz de reconocer lo que llevaba. En cuanto tragó sintió un gran ardor en su garganta, una sensación más fuerte que la del ron que tanto amaba. Era casi que milagrosa, algo indescriptible, la bebida más potente que había probado hasta la fecha y de la que más orgulloso estaba de haber probado. El único pecado que tenía era la poca sustancia que podía sentir.

EJEM, EJEM EJEM —carraspeaba por el duro golpe de la bebida. Algunos nómadas que estaban practicando cerca lo escucharon y se quedaron mirándolo, a lo que respondió con un gesto de "alto, no pasa nada, seguid a lo vuestro". Poco a poco se fue recuperando, llegando a salirle una lagrimilla por su único ojo. Después del primer trago, volvió a dar otro, esta vez estando más preparado y acostumbrado al picor que dejaba en la garganta. Terminó autocalificándola como "Buena bebida si quieres ahogar penas".
Valkoinen
Valkoinen
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Thief

Cargo :
Espía Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [2]
Dagas de bronce [2]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema Opaca

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen] Daga-1

Experiencia :
[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen] 2aYlcp6

Gold :
319


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen] Empty Re: [Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen]

Mensaje por Arline el Lun Oct 15, 2018 9:29 pm

Estaba allí de un lado para otro, su madre andaba algo lejos, en la caravana, pero sabiendo que Arline se quedaba en ese campamento durante un par de días ayudando a llevar cajas y varios tipos de encargos no parecio preocuparle mucho que su hija estuviera lejos o en peligro. Al fin y al cabo era la tierra origen de su madre, por mucha mala cara que le pusiera a veces al tener que andar viajando por allí para llegar hasta el norte, donde se encontrarían con Taelan.

Iba vestida con prendas típicas de aquella tribu, en tonos neutros; no terminaba de parecer ni un chico ni una chica del todo, variaba dependiendo de quién la miraba, pero poco importaba si hacia su trabajo. Era lo bueno de la mentalidad de aquellos nómadas tan pacíficos.

También aprovechaba su paso por el lugar realizando recados para recopilar información sobre Varok, su presunto padre... Sí, aquel hombre mayor con el que se había encontrado hacía pocas semanas cerca de las fronteras con Bern y que para desgracia de la chica, no había podido caer en la cuenta en aquel entonces que era su tan buscado y querido padre, si no él mismo...

Suspiró mientras dejaba unas maderas al lado de una de las tiendas, como le habían pedido. Ya con eso podría tomarse un descanso. La paga no era gran cosa, pero sí sacaba provisiones para los tres y para los animales. Ella siempre hacía lo que podía por su familia, ¡por eso es que trabajaba tan duro!

En tanto, no pudo evitar fijarse en aquel hombre extraño, con la cabeza prácticamente oculta, carraspeando mientras bebía. ¿Se habría atragantado? Algunos de la gente que tenia alrededor le miraban a veces pero pasaban un poco de él... Qué extraño. Sin embargo, ella sí sintió que debía hacer algo, puede que realmente necesitara ayuda pero no se atrevía a pedirla. La joven ahora era una hermana mayor también; había aprendido a tener la paciencia suficiente para cuidar del pequeño Cyuss cuando su madre se iba de la caravana a trabajar. Y, por fuera, su secreto... también se consideraba una aprendiz de guerrera, y alguien que había decidido el camino de la espada tenía que ser responsable y velar por el bienestar de los demás. De hecho, es que por ahí junto a sus pertenencias guardaba ambas espadas. La de su padre, de la que nunca se quería despegar, y una de madera que le había regalado su maestro tiempo atrás. Ambas las tenía que esconder entre los harapos junto a sus disfraces cuando le tocaba estar delante de su madre... No quería preocuparla, pero lo hacía por ella.

Se acercó a él; a pesar de su rostro practicamente tapado podía ver que tenía un leve tono rojizo en él, como tampoco pudo ignorar que fuera tuerto, y que lagrimeaba del único ojo abierto.

- Perdone, ¿se encuentra bien? ¿Necesita que le traiga algo? -de reojo miró la bota- Si se ha atragantado y no puede hablar gesticule con la cabeza, por favor... -comentó genuinamente preocupada, se notaba que a pesar de sus prendas, aquel tipo no era un nativo, si no otro viajero como ella.
Arline
Arline
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Recadera

Inventario :
esp. bronce [2]
vulnerary [3]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen] Espada%201

Experiencia :
[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen] GAwU4iW

Gold :
224


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen] Empty Re: [Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen]

Mensaje por Valkoinen el Sáb Jul 13, 2019 8:38 am

De entre la gente presente hubo alguien que se acercó preocupándose por la tos del viajero. — No neces... Coff coff —la tos no le permitía hablar con normalidad, pero eso era algo pasajero y pensaba que no tardaría en recuperarse. No obstante, hizo caso de las palabras de la chica y negó con la cabeza en vez de hablar. En cuanto se suavizó su garganta y notó que podía hablar sin problemas, bajó su máscara—. Estoy bien pequeña. Pero no deberías acercarte a desconocidos. ¿Qué hubiese pasado si fingía y me aprovechaba de ti? —preguntó seriamente, pues no sería la primera vez que algo así sucedía. En muchas ocasiones había sido testigo de habilidosos ladrones que se aprovechaban de la buena fe de la gente para robarles—. Gracias —añadió pasados unos segundos. Al fin y al cabo había sido la única persona en ofrecerle ayuda y tampoco era cuestión de asustarla.

Bueno, pensándolo bien sí que hay algo que necesito. ¿Sabes de alguien que pueda llevarme hasta Ilia? —no tenía esperanzas en una respuesta afirmativa, pues nadie quería acercarse a terreno emergido, pero tampoco perdía nada por preguntar. Tras hacer la pregunta, se vio obligado a mover la cabeza hacia la izquierda. Una flecha se clavó justo al lado derecho de su cara a la altura de la frente, provenía del campo de entrenamiento, pero el tipo que la disparó era el mismo que lo asaltó y para colmo llevaba a tres personas más consigo.

Valkoinen quitó la flecha de la pared y al hacerlo notó un agujero en su turbante nuevo. — Joder... Que no me ha durado ni un día... —si bien estaba decepcionado por aquello, no mostró signos de rencor hacia el bandido. Se levantó como si nada y volvió a cubrir su rostro con la máscara—. Será mejor que te escondas, esos tipos vienen a por mí —dijo mirando a la jovencita de pelo castaño. Mientras tanto, los otros tres bandidos se aprovecharon para acercarse al mismo tiempo que el otro volvía a lanzar una flecha. Esta vez, el viajero sacó su daga para repeler el ataque y ponerse en posición.

Los nómadas que entrenaban pararon de hacerlo y se dirigieron a enfrentar los refuerzos de los bandidos que empezaban a llegar. Los comerciantes y la gente de alrededor se escandalizaron y a causa de ello buscaron refugio. ¿Tal vez él no era el objetivo y fue casualidad que se encontrase allí? De cualquier forma no importaba, aquello ya no tenía perdón. Salió corriendo al encuentro de los tres canallas con el cuerpo inclinado y la daga por delante de él. Dos de ellos eran bajitos y llevaban dagas, mientras que el otro que tenía un cuerpo más grande y robusto, portaba un hacha.

El dúo de las dagas realizó un ataque en conjunto, uno lanzó su daga para que el otro atacase directamente. No obstante, Valkoinen lanzó su daga hacia la enemiga para bloquear el primer ataque y cuando el segundo bandido hizo su movimiento, el peliverde agarró con fuerza la muñeca armada del enemigo, siendo imposible que realizase el ataque. Luego estiró de su brazo al mismo tiempo que saltaba para propinarle un fuerte rodillazo en la boca del estómago. Tras aquello, soltó la muñeca, viendo como el bandido caía al suelo retorciéndose de dolor. Tomó la daga enemiga que yacía en el suelo y salió en busca del otro portador de dagas, sin percatarse que el grandullón le había lanzado su hacha por la espalda.
Valkoinen
Valkoinen
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Thief

Cargo :
Espía Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [2]
Dagas de bronce [2]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema Opaca

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen] Daga-1

Experiencia :
[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen] 2aYlcp6

Gold :
319


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen] Empty Re: [Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen]

Mensaje por Arline el Lun Jul 15, 2019 12:53 am

Esperó entonces paciente a que terminara de toser. - Respire. -conocía el protocolo debido a que Cyuss tendía a atragantarse bastante con su propia saliva, y muchas veces había tenido que cuidar de su hermanito pequeño cuando su madre no estaba. Aunque sería mejor que se quitara su máscara primero, no iba a meterse en asuntos que no eran suyos. Además, sí se la bajo para cuando pudo hablar.

Sus ojos se abrieron ligeramente, por un segundo, para luego dar paso a una sonrisa calmada. - Sé que no hubiera pasado nada. -comentó con auto confianza. Aparte de no llevar nada de valor encima, lo único que podría significar aquellas palabras es que hubiera luchado contra ella, y Arline estaba confiada en sus habilidades. ¿Qué si no podría querer decir con aprovecharse de ella? Estando tranquila por saber que su familia andaba lejos de ahí, no había nada de lo que preocuparse que pudiese afectar a ello. - De todas formas, prefiero ir a ayudar en cualquier caso. El tiempo que se tarda en dudar de las intenciones de alguien es crucial, no me gustaría que pasase un disgusto en mi presencia debido a un error de confianza. -claro que, hablaba de este caso. Normalmente si no había peligro de nada, lo primero que hacía era reservarse de creer en alguien, incluso si no parecía una mala persona. Eran los dos lados de una moneda, y sabía que ciertamente eso podía acabar siendo fatal para ella. Pero... no debía caer en el círculo del cuento de 'Pedro y el lobo' sólo por eso. Ademas, el tema de la desconfianza y la traición... Era delicado, y siempre traía jaquecas a la chica, por alguna razón que ella desconocía, o más bien, quería ignorar.
- De nada, ¿está mejor? -miró a la bota- ¿...un vaso quizás le ayudaría? -pensó que el sistema de beber de una bota igual había causado que sin querer tragara más de lo necesario, desconociendo que el contenido de ésta fuera alcohol.

- Oh, ¿Ilia? -justo ella y su familia iban para allá, para encontrarse con Taelan. Pero... No podía dejar un desconocido en la caravana, eso ya sí que no. - Mi destino es el mismo, mas no puedo ofrecerle más que un mapa detallado con las indicaciones. Si quiere, puedo dejarle incluso algunas provisiones como comida y mantas, se lo recomiendo. El tiempo de Ilia no debe ser subestimado. -rió- Sé que hay mercaderes que por un módico precio dejan viajar encima de su carreta, pero me temo que eso sólo funcionará hasta la frontera, nadie quiere cruzar hasta un país caído. Quizá para eso mejor negociar con los nómadas del norte, he escuchado que son buenos en aquellas tierras, pero no aseguro que resulte en un éxito... Son muy cerrados con la gente de fuera. -asintió con la cabeza.

Pero antes de poder sentarse a sacar de su bolso un mapa que por suerte cargaba, el enmascarsdo fue atacado. Más que preocuparse de quien pudiera tratarse como para aquella emboscada, Arline se levantó sin dudarlo, ignorando los consejos del muchacho y agarrando su espada de madera, que es la que portaba a mano. No era un ataque emergido, eso desde luego, así que por ahora no necesitaria la espada de su padre. ¡Lo que sí no podía permitir era que atacaran el campamento, no!

El desconocido fue rápido al actuar, al igual que el resto de guerreros de la aldea. Ella no podía quedarse atrás. Blandió su espada, la madera era robusta, resistente y aunque no cortaba, ciertamente habia comprobado que hacía un buen daño contundente. Se deshizo de sus demás pertenencias y de un vistazo se dirigió allí donde había un hueco sin cubrir. ¡Detrás del desconocido de las dagas! Un tipejo enorme con un hacha se acercaba con malas intenciones hacia él, a punto de lanzarle su arma. Efectivamente, se trataba de bandidos.

Quizás no podía comparar su velocidad con la del enmascarado, pero su peso ligero aportó a que la muchacha llegara justo a tiempo para colocarse detrás suya. - ¡Ha! -Y con un movimiento hábil, con una sola mano consiguió de un choque no parar el hacha ajena sino más bien desviarla hacia otro lado, terminando ésta clavada en el suelo, a pocos metros de sus pies.

- ¡Eh tú, maldito niñato! ¡Aparta! -gritó el bandido.

Arline sin embargo, adoptó otra pose antes de ir a por ese tipo grande. Tomando su espada con ambas manos hacia un lado de su cuerpo, pero dirigiendo la punta hacia delante, no tardó mucho más en correr hacia el hombre para darle con el estoque duro en el descubierto estómago que este poseía. Y aprovechando los segundos de expresión del dolor de este, batió ella de nuevo su espada, dándole otro golpe en la cabeza con el costado de la madera, sin pensarlo mucho. El hombre quedó arrodillado, aturdido, gruñendo y quejándose entre murmullos. Ella entonces dio un paso atrás y miró hacia los demás, para comprobar su estado. Ignorando, por un segundo, que el grandullón ahora la miraba con rabia, aún retorciéndose de dolor.
Arline
Arline
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Recadera

Inventario :
esp. bronce [2]
vulnerary [3]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
.

Support :
None.

Especialización :
[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen] Espada%201

Experiencia :
[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen] GAwU4iW

Gold :
224


Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen] Empty Re: [Entrenamiento] Es cierto que beber raki te cambia la vida [Priv.][Arline, Valkoinen]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.