Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Ammy el Lun Sep 03, 2018 1:16 pm

Después de varios días desde su victoria en la Arena de Regna Ferox, Ammy se encontraba hospedándose en una posada cercana, esperando el día en que finalmente pudiera enfrentarse a su rival en la segunda ronda del torneo en el que ella se encontraba participando. Sin embargo, a pesar de que debía estar feliz por haber ganado y preparándose para su próximo enfrentamiento, Ammy había estado más ocupada buscando información sobre su manada de Hatari y sobre el paradero de su querido amigo Artemis, el cual había desaparecido hace unos días tras haber sufrido la terrible derrota contra un humano al que enfrento en el mismo torneo.

La búsqueda de información no era los puntos más fuertes entre las habilidades de la loba, pues su personalidad ingenua y su amabilidad le hacían una víctima fácil de los estafadores, a los que ella pagaba para obtener información. Al verse estancada, sin tener el suficiente dinero para continuar con su búsqueda y sin tener una respuesta alguna que la ayudasen aunque fuese un poco en saber sobre su familia o si su amigo estaba bien, la laguz se estaba quedando sin opciones y comenzaba a hundirse en un estado de depresión y estrés que la llevo eventualmente a comer compulsivamente para poder combatir la ansiedad.

- Diez mochis grandes, de judías dulces, para llevar, por favor…- Pidió visiblemente desanimada a la vendedora, en uno de los establecimientos que la loba visitó para satisfacer su glotonería.

El mochi era un dulce muy popular en Hoshido que consistía en un pastel de arroz glutinoso (blanco, verde claro o rosa claro) relleno de una pasta dulce y piezas de fruta entera, a veces recubierto con azúcar. Podían venir en dos tamaños, uno pequeño y otro del tamaño de la palma de la mano.

En el camino, distraída con sus propios pensamientos, la laguz se dispuso a caminar por la calle, alejándose poco a poco del ruido de la ciudad y de las personas, con tal de poder comer en un lugar tranquilo donde pudiese comer con comodidad, sin la preocupación de sentirse juzgada por su forma de comer. Cuando sintió que estaba completamente sola, abrió la bolsa que llevaba en las manos y comenzó a devorar toda la comida que había comprado, a grandes mordiscos y con una agresividad y voracidad que parecían casi insaciables.
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Alpha Wolf

Cargo :
Desempleada

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Concoction [2]
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.
.

Support :
Issun Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fang2

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fy4uE7I

Gold :
2122


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Mishael el Mar Oct 16, 2018 7:38 pm

Tiempo le había llevado al lobo recuperar cada una de sus heridas, pero la más importante, la cicatriz que se mantendría por un buen tiempo en su orgullo, no desaparecería así de la nada. Tenía que saldar cuenta con aquella mujer, decirle algunas cuantas verdades que omitió por estar en un ring frente a todos esos Beorcs que la observaban con lujuria. El solo hecho de recordar sus gritos, rostros y los halagos que le propinaban hacía que su sangre hirviese tan intenso que no dudo en golpear la pared cercana de una casa, ocasionando que la madera se rompiese y quedase expuesto el rostro de un humano que habitaba en el interior de ella.- ¿Que miras? -Mascullo, alzando el mentón y observando con una mirada de pocos amigos aquel hombre que solo se mantuvo en silencio, observando a su interlocutor y luego a la madera que se rompió como se fuese papel. En cuanto escucho que ese individuo no dudo en llamar a los soldados para notificar aquel vandalismo, se transformó en su fase de animal empezando a correr a través de los callejones para que su presencia no fuese advertida por nadie. Algunos verían pasar una figura blanca de enormes proporciones pero gracias a que los beorcs suelen ser criaturas bastantes inocentes o incrédulas, pensarían que se trataba de un gran perro callejero, dejándolo en paz pues nadie deseaba entrometerse con un animal pulgoso.-
 
En su marcha, el aire trajo consigo un aroma bastante peculiar y que le hizo detener su trote para intentar saber de dónde provenía. Empezó a olfatear el piso, los objetos cercanos, incluso la pared para seguir el olor que tanto estaba buscando y que, gracias a los Dioses, este había llegado a él. En cuanto logro obtener un fuerte rastro no dudo en levantar de forma abrupta su cabeza y mantener su cola firme mientras los pelos de su nuca, lomo se erizaban en una señal clara que aquello le repugnaba.- Tal cual, como Artemis. -Pensó para sí mismo, empezando a salir de los oscuros pasillos y empezar a correr a través de las personas llevándose por delante a más de uno que terminaría en el piso. Su respiración se volvía agitada, los latidos de su corazón golpearon con fuerza su pecho mientras sus enormes patas dejaban claras huellas del camino que estaba tomando. No tenía tiempo para ocultar su presencia, debía dar con ella cuanto antes. En cuanto observo su entorno noto que la presencia de seres vivos y pensantes era cada vez menos, hasta el punto de solo había un puñado y luego nadie. ¿Lo había captado y lo llevaba a un sitio solitario? Fue lo primero que vino a su mente, ante tal panorama.-
 
Pero al verla a ella sentada en una banca, comiendo vaya a saber uno, le hizo entrever que podría estar equivocado. Mishael se acercaría por la derecha de Ammy, sus patas se movían de un lado al otro con la finalidad de no hacer ningún ruido pues aquella loba solitaria seria su presa del día. 10 metros, 8 metros y así se iría reduciendo la distancia hasta que, con sus fauces abiertas a mas no poder se harían con el objeto que ella llevaba en sus manos, arrancándola de sus garras y desparramando todo el contenido por el suelo. Sus poderosas patas anclaron sus uñas contra la tierra y de esa manera aminorar su velocidad hasta mantenerse alejado de ella unos 2 metros, teniéndola enfrente de él dejando que mochis que sobrevivieron a la acción serian destruidos en un abrir y cerrar de ojos, mientras lo escupió al suelo y lo pisaba manchándolos con tierra y suciedad.-
 
Al fin te he encontrado. -Vocifero en lo que, las criaturas ajenas a su raza, entenderían era un gruñido.-
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [1]
pócima sanguinolenta
.
.
.

Support :
Lissa Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] JEIjc1v

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fang1

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] SjqgM22

Gold :
1686


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Lissa el Jue Abr 04, 2019 8:37 pm

¡Era él! ¡Sin duda era él! Ya había pasado cierto tiempo desde su último encuentro, pero le bastó de un simple vistazo para poder reconocer aquella típica melena blanca y ojos filosos. Casi pega un brinco en su asiento e intentó vociferar el nombre que resonaba constantemente en su cabeza, pero su voz, se perdió entre los gritos de la multitud. La manera de actuar tan brusca que caracterizaba a su amigo aún seguía muy vigente, y el público no parecía apreciarlo en lo absoluto. El intenso y salvaje combate que se llevaría a cabo en los próximos minutos la dejaría anonada. Era algo que nunca había contemplado tan de cerca : dos laguz lobos atacándose entre sí, sin ningún reparos. El resultado final de la pelea provocó que cubriera su boca con las manos conteniendo un chillido de terror.

Después de que el lobo dejara la arena, Lissa trató por todos los medios de dar con él. Mas sus esfuerzos fueron en vano. ¡Era como si la tierra lo hubiese tragado! Preguntó por él con los curanderos que lo vieron por última vez y todos les dijeron que se marchó, así, sin más. Aquello la frustraba a niveles que jamás había imaginado. No podía creer que a penas haberlo encontrado, lo hubiese perdido… Un suspiro se escapó de entre sus labios. Todos estos eventos habían sucedido hacía unos días atrás. Sin embargo, no podía evitar de rememorarse las mismas escenas una y otra vez dentro de su mente. Había asistido a Regna ferox junto a su familia para ver tan novedoso evento, pero lo que en principio debió ser algo “divertido” terminó siendo todo lo contrario.

El viento meció sus coletas rubias y acomodando una mecha de su cabello detrás de la oreja, se dirigió hacia un hombre castaño. Esta sería la última vez que preguntaría por él, si de nuevo no llevaba a nada, ya se daría por vencida. Se dijo así misma sintiéndose resignada. – ¡Disculpa! – Levantó su brazo queriendo llamar la atención el masculino – ¿Es que por casualidad no viste a un hombre moreno de cabello blanco con cola y orejas de animal? O… tal vez… ¿Una especie de perro blanco muuuuuy grande tirando a lobo? – Cerró los ojos esperando una respuesta negativa como las muchas que ya había escuchado. – ¡Como me hubiese gustado no haberlo visto! ¡Por la culpa de ese animal aún me duele la cadera! ¡Terminé tirado en el suelo cuando ese bestia corrió hacia mí! ¿Por qué me preguntas, niña? – Lissa abrió sus orbes turquesas lo más grande que pudo debido a la sorpresa. Estos ahora estaban iluminadas por un brillo lleno de esperanza. – ¡¡OH!! ¡¿Lo viste?! ¡¿Por dónde lo viste?! Diiiiimeeee – El señor retrocedió de un paso al ver como la joven delante de él casi se le abalanza encima acercándosele de una manera que seguramente le hacía sentir muy incómodo. – ¡No te acerques tanto! Lo ví en aquella dirección – Señaló con su dedo a la derecha de la rubia. – Graciaaaaaas~ – Se lanzó a correr a donde su interlocutor había indicado y el anterior mencionado sólo se limitó a mirarla con los ojos en rendijas y negando reiteradas veces con su cabeza.

El número de gente alrededor de la pequeña princesa de a poco se fue reduciendo hasta que parecía que todo se encontraba solitario. De repente, unos gruñidos la hicieron sobresaltar. ¿Acaso era…? Al girar en una esquina pudo observar el objeto de su búsqueda enfrentando, por segunda vez, a su contrincante del torneo. Dioses, esto se anunciaba mal.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [2]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Báculo de Sleep [2]
.
.

Support :
Mishael Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] JEIjc1v

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Staff-1

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fy4uE7I

Gold :
2733


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Ammy el Dom Abr 07, 2019 9:38 am

Ammy comenzó a comer dos mochis a la vez, haciendo caso omiso de los buenos modales que su madre le había enseñado cuando era pequeña a la hora de comer. Sostuvo dos de ellos, uno en cada mano y los comenzó a mordisquear de una forma rápida y agresiva por los lados, hasta no dejar nada de ellos entre sus dedos. En esos momentos, su sensibilidad era como la de un niño pequeño, que aumentaba a medida que recibía señales relacionada con la comida. El olor y el sabor dulce de aquellos mochis solo calmo una pequeña parte de la ansiedad que llevaba acumulada la loba, aflorando entonces desde su interior unos sentimientos de vacío, frustración y malestar que había estado conteniendo, los cuales se manifestaron progresivamente entre lágrimas a medida que devoraba aquellos mochis.

Me comeré todo esto y me sentiré mejor… Seguiré buscando... Y mañana me pondré a dieta…

Ammy saco dos bolas de arroz más de la bolsa de papel, pero justo antes de que pudiese darles un bocado a alguna de ellas, un par de fauces (que no eran las suyas) las arrancaron de sus manos y se derrapó todo el contenido por el suelo.

- ¡Mis… Mis mochis!- Exclamó la loba con sorpresa, apenas conteniendo el llanto y fijando su vista al lugar donde cayeron las bolas de arroz.

Las orejas y cola de Ammy cayeron de una forma deprimente mientras ella intentaba lentamente acercarse a donde estos cayeron, agachándose en el suelo para recogerlos. Para segundos después, ver frente a sus propios ojos cómo los mochis sobrevivientes eran aplastados por las patas ajenas. Las orejas y cola de la loba se levantaron y erizaron nuevamente, mientras veía con horror toda la escena.

- ¡Ah! No- Exclamó con la mano aún extendida, dejando escapar aquella última frase en una especie de aullido lastimero.

Mientras las bolas de arroz eran aún pisoteadas y manchadas en la tierra y suciedad, Ammy guardó silencio mientras bajaba su mano. La ira que sentía comenzaba a manifestarse en su cuerpo silenciosamente, haciendo que su forma humana cambiase hasta adoptar la forma de una loba blanca con marcas de un color rojizo.

- Oye…- Pronunció ella, mientras su cuerpo permanecía tenso y sus ojos se dilataban- ¿Tu madre te enseñó que no hay que molestar a un lobo cuando está comiendo?- Preguntó Ammy con seriedad, mientras se volteaba para ver fijamente a Mishael- ¿O acaso, buscas que te de otra paliza?- Vociferó, mostrando los colmillos, y con un tono de voz que la hacía ver amenazante.
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Alpha Wolf

Cargo :
Desempleada

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Concoction [2]
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
.
.

Support :
Issun Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fang2

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fy4uE7I

Gold :
2122


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Mishael el Sáb Abr 13, 2019 11:19 pm

Finalmente había dado con aquel ser que lo llevo a un profundo abismo y que, gracias a la ayuda de una criatura milenaria, pudo resurgir con una sola misión en mente: encontrarse lo más ante posible con ella. Tal como era de esperarse de su personalidad explosiva, no se hizo esperar para que hiciera algo que enojara a la loba logrando así que su cometido, el obtener toda su atención, tuviese un resultado positivo. Sus orbes azulados se mantenían fija en su presa, elevando las comisuras de sus labios mostrando sus perlados colmillos mientras lanzaba mordidas al aire, como respuesta a las acciones contrarias.- Termino siendo un abrigo antes de que pudiera enseñarme a que lamerme mis partes íntimas en público no era educado. -Contesto de forma irónica a su interlocutora, prosiguiendo a que los humanos o las criaturas adyacentes a ellos solo siguieran escuchando gruñidos de su parte. De a poco su fisionomía iría sufriendo cambios hasta mostrar una forma humanoide, donde su largo cabello, seria recogido una larga y prominente coleta, sin tener el pudor de mostrarse como los dioses lo trajeron al mundo.- ¿Crees que podrías ganarme, por segunda vez consecutivas, sin realmente salir lastimada? Recuerda que ya no estamos en una arena con reglas. -Mascullo con un ceño fruncido mientras daba un gran paso hacia el frente, levantando un poco una nube de polvo bajo sus pies.- Este es la vida misma y aquí no hay leyes que valgan, más que salir con vida. -Concluyo.-

Movió su cuello de un lado al otro haciéndolo crujir al igual que sus brazos en una clara preparación para una batalla, la cual apenas duro unos pocos segundos. Pues de manera precipitada y sin previo aviso inclino su cuerpo hacia adelante e inicio una corrida hacia ella tal como lo hizo en el coliseo. Solo que aquí sus manos rasguñaban el suelo, alzando una nube en todo el trayecto que hacía para acortar la distancia entre ambos. En cuanto apenas serían unos pocos centímetros y aun con su cuerpo inclinada hacia adelante, cerro sus puños para lograr juntar la mayor cantidad de tierra y así arrojarla directo al rostro de su enemigo. Acto seguido utilizaría su pierna derecha para intentar golpear sus tobillos o en su defecto rasguñar con sus largas uñas aquella zona de apoyo.- ¿Qué eres ? ¿Quién eres? -Pregunto sin siquiera tener el tupe de mirarla a la cara pero levantando la voz, lo suficiente para que fuese escuchada por la contraparte de aquel día. Finalmente podría resolver sus inconvenientes con aquella loba.-
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [1]
pócima sanguinolenta
.
.
.

Support :
Lissa Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] JEIjc1v

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fang1

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] SjqgM22

Gold :
1686


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.