Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Cajón de ofertas - Legendary edition.
por Lissa Ayer a las 8:54 pm

» Transacción entre personajes
por Hrist Ayer a las 7:36 pm

» [Entrenamiento] Do I not destroy my Enemies when I make them my Friends? [Priv. Kuroyuki]
por Kuroyuki Ayer a las 7:28 pm

» [Misión] El Verdadero Sello [Lissa, Mishael, Onix]
por Mishael Ayer a las 5:07 pm

» [Social] Oskoreia [Privado; Hrist]
por Sindri Ayer a las 3:00 pm

» Convoy
por Sindri Ayer a las 2:55 pm

» Tienda de items
por Eliwood Ayer a las 2:35 pm

» Registro de Support
por Eliwood Ayer a las 2:33 pm

» Tienda de armas
por Eliwood Ayer a las 1:20 pm

» Venta de artículos
por Eliwood Ayer a las 1:17 pm

TWITTER
afiliados



Crear foro

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Ammy el Lun Sep 03, 2018 1:16 pm

Después de varios días desde su victoria en la Arena de Regna Ferox, Ammy se encontraba hospedándose en una posada cercana, esperando el día en que finalmente pudiera enfrentarse a su rival en la segunda ronda del torneo en el que ella se encontraba participando. Sin embargo, a pesar de que debía estar feliz por haber ganado y preparándose para su próximo enfrentamiento, Ammy había estado más ocupada buscando información sobre su manada de Hatari y sobre el paradero de su querido amigo Artemis, el cual había desaparecido hace unos días tras haber sufrido la terrible derrota contra un humano al que enfrento en el mismo torneo.

La búsqueda de información no era los puntos más fuertes entre las habilidades de la loba, pues su personalidad ingenua y su amabilidad le hacían una víctima fácil de los estafadores, a los que ella pagaba para obtener información. Al verse estancada, sin tener el suficiente dinero para continuar con su búsqueda y sin tener una respuesta alguna que la ayudasen aunque fuese un poco en saber sobre su familia o si su amigo estaba bien, la laguz se estaba quedando sin opciones y comenzaba a hundirse en un estado de depresión y estrés que la llevo eventualmente a comer compulsivamente para poder combatir la ansiedad.

- Diez mochis grandes, de judías dulces, para llevar, por favor…- Pidió visiblemente desanimada a la vendedora, en uno de los establecimientos que la loba visitó para satisfacer su glotonería.

El mochi era un dulce muy popular en Hoshido que consistía en un pastel de arroz glutinoso (blanco, verde claro o rosa claro) relleno de una pasta dulce y piezas de fruta entera, a veces recubierto con azúcar. Podían venir en dos tamaños, uno pequeño y otro del tamaño de la palma de la mano.

En el camino, distraída con sus propios pensamientos, la laguz se dispuso a caminar por la calle, alejándose poco a poco del ruido de la ciudad y de las personas, con tal de poder comer en un lugar tranquilo donde pudiese comer con comodidad, sin la preocupación de sentirse juzgada por su forma de comer. Cuando sintió que estaba completamente sola, abrió la bolsa que llevaba en las manos y comenzó a devorar toda la comida que había comprado, a grandes mordiscos y con una agresividad y voracidad que parecían casi insaciables.
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Alpha Wolf

Cargo :
Desempleada

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Concoction [2]
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
Pócima Metalizada
Tónico de red [2]

Support :
Issun Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fang2

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fy4uE7I

Gold :
1276


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Mishael el Mar Oct 16, 2018 7:38 pm

Tiempo le había llevado al lobo recuperar cada una de sus heridas, pero la más importante, la cicatriz que se mantendría por un buen tiempo en su orgullo, no desaparecería así de la nada. Tenía que saldar cuenta con aquella mujer, decirle algunas cuantas verdades que omitió por estar en un ring frente a todos esos Beorcs que la observaban con lujuria. El solo hecho de recordar sus gritos, rostros y los halagos que le propinaban hacía que su sangre hirviese tan intenso que no dudo en golpear la pared cercana de una casa, ocasionando que la madera se rompiese y quedase expuesto el rostro de un humano que habitaba en el interior de ella.- ¿Que miras? -Mascullo, alzando el mentón y observando con una mirada de pocos amigos aquel hombre que solo se mantuvo en silencio, observando a su interlocutor y luego a la madera que se rompió como se fuese papel. En cuanto escucho que ese individuo no dudo en llamar a los soldados para notificar aquel vandalismo, se transformó en su fase de animal empezando a correr a través de los callejones para que su presencia no fuese advertida por nadie. Algunos verían pasar una figura blanca de enormes proporciones pero gracias a que los beorcs suelen ser criaturas bastantes inocentes o incrédulas, pensarían que se trataba de un gran perro callejero, dejándolo en paz pues nadie deseaba entrometerse con un animal pulgoso.-
 
En su marcha, el aire trajo consigo un aroma bastante peculiar y que le hizo detener su trote para intentar saber de dónde provenía. Empezó a olfatear el piso, los objetos cercanos, incluso la pared para seguir el olor que tanto estaba buscando y que, gracias a los Dioses, este había llegado a él. En cuanto logro obtener un fuerte rastro no dudo en levantar de forma abrupta su cabeza y mantener su cola firme mientras los pelos de su nuca, lomo se erizaban en una señal clara que aquello le repugnaba.- Tal cual, como Artemis. -Pensó para sí mismo, empezando a salir de los oscuros pasillos y empezar a correr a través de las personas llevándose por delante a más de uno que terminaría en el piso. Su respiración se volvía agitada, los latidos de su corazón golpearon con fuerza su pecho mientras sus enormes patas dejaban claras huellas del camino que estaba tomando. No tenía tiempo para ocultar su presencia, debía dar con ella cuanto antes. En cuanto observo su entorno noto que la presencia de seres vivos y pensantes era cada vez menos, hasta el punto de solo había un puñado y luego nadie. ¿Lo había captado y lo llevaba a un sitio solitario? Fue lo primero que vino a su mente, ante tal panorama.-
 
Pero al verla a ella sentada en una banca, comiendo vaya a saber uno, le hizo entrever que podría estar equivocado. Mishael se acercaría por la derecha de Ammy, sus patas se movían de un lado al otro con la finalidad de no hacer ningún ruido pues aquella loba solitaria seria su presa del día. 10 metros, 8 metros y así se iría reduciendo la distancia hasta que, con sus fauces abiertas a mas no poder se harían con el objeto que ella llevaba en sus manos, arrancándola de sus garras y desparramando todo el contenido por el suelo. Sus poderosas patas anclaron sus uñas contra la tierra y de esa manera aminorar su velocidad hasta mantenerse alejado de ella unos 2 metros, teniéndola enfrente de él dejando que mochis que sobrevivieron a la acción serian destruidos en un abrir y cerrar de ojos, mientras lo escupió al suelo y lo pisaba manchándolos con tierra y suciedad.-
 
Al fin te he encontrado. -Vocifero en lo que, las criaturas ajenas a su raza, entenderían era un gruñido.-
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [1]
pócima sanguinolenta
.
.
.

Support :
Lissa Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fang1

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iu4Yxy1

Gold :
1980


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Lissa el Jue Abr 04, 2019 8:37 pm

¡Era él! ¡Sin duda era él! Ya había pasado cierto tiempo desde su último encuentro, pero le bastó de un simple vistazo para poder reconocer aquella típica melena blanca y ojos filosos. Casi pega un brinco en su asiento e intentó vociferar el nombre que resonaba constantemente en su cabeza, pero su voz, se perdió entre los gritos de la multitud. La manera de actuar tan brusca que caracterizaba a su amigo aún seguía muy vigente, y el público no parecía apreciarlo en lo absoluto. El intenso y salvaje combate que se llevaría a cabo en los próximos minutos la dejaría anonada. Era algo que nunca había contemplado tan de cerca : dos laguz lobos atacándose entre sí, sin ningún reparos. El resultado final de la pelea provocó que cubriera su boca con las manos conteniendo un chillido de terror.

Después de que el lobo dejara la arena, Lissa trató por todos los medios de dar con él. Mas sus esfuerzos fueron en vano. ¡Era como si la tierra lo hubiese tragado! Preguntó por él con los curanderos que lo vieron por última vez y todos les dijeron que se marchó, así, sin más. Aquello la frustraba a niveles que jamás había imaginado. No podía creer que a penas haberlo encontrado, lo hubiese perdido… Un suspiro se escapó de entre sus labios. Todos estos eventos habían sucedido hacía unos días atrás. Sin embargo, no podía evitar de rememorarse las mismas escenas una y otra vez dentro de su mente. Había asistido a Regna ferox junto a su familia para ver tan novedoso evento, pero lo que en principio debió ser algo “divertido” terminó siendo todo lo contrario.

El viento meció sus coletas rubias y acomodando una mecha de su cabello detrás de la oreja, se dirigió hacia un hombre castaño. Esta sería la última vez que preguntaría por él, si de nuevo no llevaba a nada, ya se daría por vencida. Se dijo así misma sintiéndose resignada. – ¡Disculpa! – Levantó su brazo queriendo llamar la atención el masculino – ¿Es que por casualidad no viste a un hombre moreno de cabello blanco con cola y orejas de animal? O… tal vez… ¿Una especie de perro blanco muuuuuy grande tirando a lobo? – Cerró los ojos esperando una respuesta negativa como las muchas que ya había escuchado. – ¡Como me hubiese gustado no haberlo visto! ¡Por la culpa de ese animal aún me duele la cadera! ¡Terminé tirado en el suelo cuando ese bestia corrió hacia mí! ¿Por qué me preguntas, niña? – Lissa abrió sus orbes turquesas lo más grande que pudo debido a la sorpresa. Estos ahora estaban iluminadas por un brillo lleno de esperanza. – ¡¡OH!! ¡¿Lo viste?! ¡¿Por dónde lo viste?! Diiiiimeeee – El señor retrocedió de un paso al ver como la joven delante de él casi se le abalanza encima acercándosele de una manera que seguramente le hacía sentir muy incómodo. – ¡No te acerques tanto! Lo ví en aquella dirección – Señaló con su dedo a la derecha de la rubia. – Graciaaaaaas~ – Se lanzó a correr a donde su interlocutor había indicado y el anterior mencionado sólo se limitó a mirarla con los ojos en rendijas y negando reiteradas veces con su cabeza.

El número de gente alrededor de la pequeña princesa de a poco se fue reduciendo hasta que parecía que todo se encontraba solitario. De repente, unos gruñidos la hicieron sobresaltar. ¿Acaso era…? Al girar en una esquina pudo observar el objeto de su búsqueda enfrentando, por segunda vez, a su contrincante del torneo. Dioses, esto se anunciaba mal.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Mend [4]
Báculo de Sleep [2]
Hacha larga de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
.
.

Support :
Mishael Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR
Chrom Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Staff%202Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Hacha-1

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] XONGImw

Gold :
1592


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Ammy el Dom Abr 07, 2019 9:38 am

Ammy comenzó a comer dos mochis a la vez, haciendo caso omiso de los buenos modales que su madre le había enseñado cuando era pequeña a la hora de comer. Sostuvo dos de ellos, uno en cada mano y los comenzó a mordisquear de una forma rápida y agresiva por los lados, hasta no dejar nada de ellos entre sus dedos. En esos momentos, su sensibilidad era como la de un niño pequeño, que aumentaba a medida que recibía señales relacionada con la comida. El olor y el sabor dulce de aquellos mochis solo calmo una pequeña parte de la ansiedad que llevaba acumulada la loba, aflorando entonces desde su interior unos sentimientos de vacío, frustración y malestar que había estado conteniendo, los cuales se manifestaron progresivamente entre lágrimas a medida que devoraba aquellos mochis.

Me comeré todo esto y me sentiré mejor… Seguiré buscando... Y mañana me pondré a dieta…

Ammy saco dos bolas de arroz más de la bolsa de papel, pero justo antes de que pudiese darles un bocado a alguna de ellas, un par de fauces (que no eran las suyas) las arrancaron de sus manos y se derrapó todo el contenido por el suelo.

- ¡Mis… Mis mochis!- Exclamó la loba con sorpresa, apenas conteniendo el llanto y fijando su vista al lugar donde cayeron las bolas de arroz.

Las orejas y cola de Ammy cayeron de una forma deprimente mientras ella intentaba lentamente acercarse a donde estos cayeron, agachándose en el suelo para recogerlos. Para segundos después, ver frente a sus propios ojos cómo los mochis sobrevivientes eran aplastados por las patas ajenas. Las orejas y cola de la loba se levantaron y erizaron nuevamente, mientras veía con horror toda la escena.

- ¡Ah! No- Exclamó con la mano aún extendida, dejando escapar aquella última frase en una especie de aullido lastimero.

Mientras las bolas de arroz eran aún pisoteadas y manchadas en la tierra y suciedad, Ammy guardó silencio mientras bajaba su mano. La ira que sentía comenzaba a manifestarse en su cuerpo silenciosamente, haciendo que su forma humana cambiase hasta adoptar la forma de una loba blanca con marcas de un color rojizo.

- Oye…- Pronunció ella, mientras su cuerpo permanecía tenso y sus ojos se dilataban- ¿Tu madre te enseñó que no hay que molestar a un lobo cuando está comiendo?- Preguntó Ammy con seriedad, mientras se volteaba para ver fijamente a Mishael- ¿O acaso, buscas que te de otra paliza?- Vociferó, mostrando los colmillos, y con un tono de voz que la hacía ver amenazante.
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Alpha Wolf

Cargo :
Desempleada

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Concoction [2]
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
Pócima Metalizada
Tónico de red [2]

Support :
Issun Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fang2

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fy4uE7I

Gold :
1276


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Mishael el Sáb Abr 13, 2019 11:19 pm

Finalmente había dado con aquel ser que lo llevo a un profundo abismo y que, gracias a la ayuda de una criatura milenaria, pudo resurgir con una sola misión en mente: encontrarse lo más ante posible con ella. Tal como era de esperarse de su personalidad explosiva, no se hizo esperar para que hiciera algo que enojara a la loba logrando así que su cometido, el obtener toda su atención, tuviese un resultado positivo. Sus orbes azulados se mantenían fija en su presa, elevando las comisuras de sus labios mostrando sus perlados colmillos mientras lanzaba mordidas al aire, como respuesta a las acciones contrarias.- Termino siendo un abrigo antes de que pudiera enseñarme a que lamerme mis partes íntimas en público no era educado. -Contesto de forma irónica a su interlocutora, prosiguiendo a que los humanos o las criaturas adyacentes a ellos solo siguieran escuchando gruñidos de su parte. De a poco su fisionomía iría sufriendo cambios hasta mostrar una forma humanoide, donde su largo cabello, seria recogido una larga y prominente coleta, sin tener el pudor de mostrarse como los dioses lo trajeron al mundo.- ¿Crees que podrías ganarme, por segunda vez consecutivas, sin realmente salir lastimada? Recuerda que ya no estamos en una arena con reglas. -Mascullo con un ceño fruncido mientras daba un gran paso hacia el frente, levantando un poco una nube de polvo bajo sus pies.- Este es la vida misma y aquí no hay leyes que valgan, más que salir con vida. -Concluyo.-

Movió su cuello de un lado al otro haciéndolo crujir al igual que sus brazos en una clara preparación para una batalla, la cual apenas duro unos pocos segundos. Pues de manera precipitada y sin previo aviso inclino su cuerpo hacia adelante e inicio una corrida hacia ella tal como lo hizo en el coliseo. Solo que aquí sus manos rasguñaban el suelo, alzando una nube en todo el trayecto que hacía para acortar la distancia entre ambos. En cuanto apenas serían unos pocos centímetros y aun con su cuerpo inclinada hacia adelante, cerro sus puños para lograr juntar la mayor cantidad de tierra y así arrojarla directo al rostro de su enemigo. Acto seguido utilizaría su pierna derecha para intentar golpear sus tobillos o en su defecto rasguñar con sus largas uñas aquella zona de apoyo.- ¿Qué eres ? ¿Quién eres? -Pregunto sin siquiera tener el tupe de mirarla a la cara pero levantando la voz, lo suficiente para que fuese escuchada por la contraparte de aquel día. Finalmente podría resolver sus inconvenientes con aquella loba.-
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [1]
pócima sanguinolenta
.
.
.

Support :
Lissa Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fang1

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iu4Yxy1

Gold :
1980


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Lissa el Miér Mayo 01, 2019 10:33 pm

Lissa no sabía que hacer. Ladeó su cabeza de un lado a otro como si quisiese buscar ayuda mas sólo vio como las pocas personas que tenían la intención de pasar por aquel lugar se daban vuelta y corrían sin mirar atrás. Tal parecía que el panorama de dos enormes bestias haciéndose frente y mostrando los colmillos no era algo que se consideraba “normal” por estos lares. La joven princesa había reconocido de inmediato la forma animal de Mishael pese a que este le daba la espalda, o más bien, el lomo. Y tuvo el tiempo suficiente para presenciar la transformación en lobo de la fémina. ¿Qué hacer? Era claro que la manera agresiva con la cual se gruñían no era señal de que se darían lengüetazos amigables después del intercambio.

La sacerdotisa tragó grueso. De un modo inconsciente apretó el báculo que sostenía contra su pecho. No sin antes dudar; entreabrió sus labios con la intención de pronunciar el nombre de su amigo en voz alta, no obstante, se detuvo luego de observar como el moreno regresaba a su forma humanoide. Casi se atraganta. No era lo mismo verlo después de dos años desde la lejanía de las gradas, que tenerlo a tan sólo unos metros delante de ella. ¡Aún no se le quitaba esa maldita costumbre! ¡¿Por qué tenía que andar siempre en bolas?! No pudo evitar que un leve sonrojo se manifestase sobre sus mejillas a la vez que fruncía el ceño indignada. Era evidente que ver hombres completamente desnudos no era el pan de cada día de la pequeña rubia.

Súbitamente, divisó como el muchacho se lanzaba a atacar la albina sin ningún previo aviso. Lissa avanzó de un paso ya en alerta y se dio un par de bofetadas mentales para dejar de pensar tonterías. La imagen de lo que ocurrió el día del torneo, la sangre, los rujidos vino a su mente y temió por la integridad de los dos caninos. A continuación sus pasos se irían multiplicando para terminar corriendo a donde se llevaba a cabo los acontecimientos. – ¡Esperen! – Soltó con todas sus fuerzas. Paró su avance manteniendo cierta distancia de donde ellos se encontraban. – ¡No peleen! ¡Se van a hacer daño! – Al notar que hacían caso omiso de ella, seguramente debido a la adrenalina de la batalla, se dispuso a vociferar lo que con anterioridad tenía pensado. – ¡¡MISHAEL!!
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Mend [4]
Báculo de Sleep [2]
Hacha larga de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
.
.

Support :
Mishael Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR
Chrom Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Staff%202Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Hacha-1

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] XONGImw

Gold :
1592


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Ammy el Miér Mayo 08, 2019 3:28 pm

Cuando el lobo regresó a su forma humanoide, Ammy hizo lo mismo. Su cuerpo comenzó a cambiar progresivamente hasta transformarse de nuevo en una mujer de piel clara, ojos rojizos y cabellera larga y blanca. La expresión en su rostro apenas se calmó un poco luego de des transformarse, y continuó mostrándose con el ceño fruncido mientras observaba fijamente a Mishael.

- Podría ganarte con una pierna lastimada y con los ojos cerrados- Respondió la loba con un ligero toque de arrogancia y fanfarronería en sus palabras- …Si lo que buscas es pelear, con gusto seré tu oponente.

La laguz comenzó a recoger hacia arriba las mangas de los brazos del kimono, como si se estuviese preparándose para luchar a puño limpio con el chico. Usualmente no se comportaría de aquella forma tan descarada y precipitada, y se tomaría el asunto con más calma… De no ser porque la loba se encontraba tan mal emocionalmente que no le importaba involucrarse en una pelea con el fin de liberarse de su estrés.

- ¿Qué esperas? ¡Voy hacerte tragar tierra…!- De repente, la joven se vio interrumpida cuando el chico de manera precipitada y sin previo aviso corrió hacia ella tal como lo hizo en el coliseo. Ella inclinó su cuerpo hacia atrás intentando ponerse lejos de su alcance, pero su velocidad consiguió superar la suya, así que ella no pudo hacer nada más que cubrirse el rostro para protegerse de la tierra y saltar hacia atrás para evitar que golpearan sus tobillos, cayendo en el suelo (de trasero) poco después de hacer ese brusco movimiento debido a que los tacos de su calzado que no eran los más apropiados para dar un salto como el que hice. Ammy soltó un gruñido en voz baja, tocando uno de sus tobillos mientras sentía un agudo dolor en uno de sus pies- “Grr… Hable demasiado pronto”- La joven movió su cuello hacia Mishael, mirándolo sin poder entender a qué se estaba refiriendo y acto seguido masculló- ¿Qué clase de preguntas son esas?

Súbitamente, las orejas de la laguz se movieron levemente al escuchar una voz femenina que se acercó hacia ellos y parpadeó un par de veces antes de girarse a ver perpleja a la jovencita de cabellos dorados que vociferó el nombre de Mishael.

- Uh…- En ese momento, Ammy recordó que estaban en un lugar donde habían reglas y vivían personas, y se sintió rápidamente abochornada por perder su temple- No estábamos peleando… ¿Cierto, Mishael?- Las orejas de la laguz cayeron un poco y su cola se meneó suavemente, como el de un perro triste al que acababan de regañar- Yo solo quería que me dejaran comer mis mochis… ¿Es mucho pedir?- Suspiró afligida.
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Alpha Wolf

Cargo :
Desempleada

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Concoction [2]
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
Pócima Metalizada
Tónico de red [2]

Support :
Issun Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fang2

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fy4uE7I

Gold :
1276


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Mishael el Vie Mayo 17, 2019 11:25 pm

No podía creer que el mismo ataque funcionase dos veces con el mismo ser, incluso se podía decir que estaba decepcionado más que sorprendido ¿Acaso aquella "débil" loba le había ganado sin siquiera fijarse en su patrón de ataque? Eso le hizo estar aún más molesto hasta el punto de que mordió su labio inferior, ocasionando que un pequeño hilo de sangre bajase por allí junto con un audible gruñido.- ¿Pelear? -Interrogó a su interlocutora cuando esta pregunto lo mismo. Tan solo pudo dejar escapar una poderosa e irónica carcajada ¿Acaso era en serio? No podía creer que la niña tonta justo apareciera en ese momento, pero su atención no podía estar fija en ella, como tampoco desaprovechar la oportunidad que le dio para su próximo ataque. Aprovecharía que Ammy bajo la guardia en el instante que se percató de que estaban siendo visto o el entorno en donde se encontraba, no sabría decir muy bien el motivo. Pero eso revelaba que tan cercano era hacia los beorcs, tal como Artemis y Pepon.- Lo siento, pero necesito resolver esto … -Susurró en un tono audible hacia su vieja compañera mientras acortaba la distancia con respecto a la fémina de cabellos blancos. Su intención seria arrojarla hacia el suelo y luego mantener aprisionadas sus muñecas por encima de su cabeza. Intentaría sentarse sobre la altura del abdomen, dejando que su gran peso le sirviese para intentar doblegarla.- Te lo vuelvo a preguntar … -Prosiguió con el mismo tono serio y fuerte para que ambas escuchasen su interrogante.- ¿Quién eres? ¿Qué eres? -La miraría fijo hacia su ojos acercando su rostro hacia el ajeno, con el ceño fruncido como si estuviese molesto con ella, a pesar de que ese día era la primera vez que se encontraron.-

Tal como te lo dije en el combate … Tu aroma es similar a los beorcs. Es parecido al de Artemis, un zorro que decidido seguir a esas criaturas. -Se explayo un poco pero sin entrar en mayores detalles.- Pero tu mirada no es como la de él. Orgullo por ser lo que es, orgulloso por su decisión y contento por ser como es. Tu por el contrario … eres … -Haría una leve pausa. Con Lissa enfrente de ellos, no se atrevía a decir cosas demás que a futuro pudiese ser usado en su contra, a la vez que era vergonzoso incluso para él.- ¿Qué eres? ¿Loba? ¿Beorcs? ¿Una mutación de ambos por culpa de una noche de pasión? -Fue lo primero que dijo en un intento por culminar, lo que tenía en mente.- ¿Quién eres? ¿Acaso Ammy es tu verdadero nombre? ¿Acaso escapas de que eres una loba y por ello usas esas apestosas flores? ¡Dime! ¿¡Quién eres?! -Gritó esto último, sin importarle la proximidad en ambos. El enojo iría en aumento y se demostró en el agarre a ambas muñecas.- Incluso Pepon, una criatura similar a nosotros y con un pasado trágico me dio su respuesta. Por ello, quiero escuchar la tuya … ¿Quién eres? ¿Qué eres? -Culmino para que se viese como la respiración de Mishael seria errática. Aun no se curaba de las heridas de su batalla, tal vez porque no recibió una sanación adecuada sino una precaria.-

Nadie podía entender que cruzaba por la mente del moreno en ese preciso momento, pero necesitaba aclarar esa duda con respecto a la loba, más que por ella lo necesitaba para él. Como los Laguz podían seguir queriendo ser un beorcs o estar al lado de ellos. O tal vez … porque sentía que lentamente … él estaba cediendo a eso que tanto luchaba con fervor.
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [1]
pócima sanguinolenta
.
.
.

Support :
Lissa Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fang1

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iu4Yxy1

Gold :
1980


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Lissa el Miér Jun 19, 2019 12:00 am

El tiempo parecía pasar en cámara lenta. Su corazón latía con fuerza dentro de su pecho ya que acababa de elevar la voz a unos cuantos decibeles de lo que normalmente haría. Hasta sentía un leve picor en su garganta que la incomodaba. Al notar que ambas miradas ajenas se posaron sobre ella, Lissa no pudo evitar el sentirse algo arrepentida de su última acción. De manera inconsciente se aclaró la garganta buscando aliviar el hormigueo que se había manifestado en aquella parte de su anatomía y ladeó la cabeza a un lado evitando mirar a los ojos de Mishael. ¿Qué le pasaba? ¿Por qué sentía unas ganas repentinas de huir?

La tensión en el aire aún era palpitante pese que, tras la aparición de la rubia, parecía algo “perturbada”. Según la loba de cabellos plateados, ellos no se estaban peleando, sin embargo para la sacerdotisa era evidente que aquella situación se estaba descontrolando. Se sobresaltó con estupefacción al oír como el moreno soltaba una fuerte carcajada para luego dirigirle un par de palabras sin mirarla directo a los ojos. ¿Qué quiso decir con esa frase? Lissa no entendía nada.Tenía la impresión que no debía entrometerse pero estaba en su sangre… era cosa de familia lo de vivir metiéndose en los asuntos ajenos. Chrom era el mejor ejemplo. ¿Qué hacer a continuación? Lissa no sabía como proceder, y por eso se limitó a entreabrir sus labios sin que se escapase ningún sonido mientras que levantaba una mano detrás de la amplia espalda que comenzaba a alejarse de ella a pasos agigantados.

Sus orbes turquesas se abrieron grandes como platos al presenciar los actos del muchacho. – ¡Oh! – ¡La había tomado por sorpresa! Cubrió su boca con sus manos totalmente desconcertada durante unos segundos. Apresuró sus pasos con la intención de tratar de separarlos pero sus pies se anclarían en el suelo, inmóviles, al escuchar los argumentos de su viejo amigo. Un gran signo de interrogación se pintó sobre la cara de Lissa. Fue allí que cayó en cuenta que, pese haber compartido un largo tiempo con el moreno, poco conocía de él. Lo que ocurría en aquel momento era la prueba. Tal vez solo los dos lobos entendían ese “algo” que escapaba al conocimiento de la ojiazulada, por lo tanto se podía llegar a la conclusión que esa pelea era más “profunda” de lo que ella hubiese imaginado.

Al final, la pequeña princesa decidió no intervenir. “Lo siento, pero necesito resolver esto”  Las palabras de Mishael resonaron dentro de su ser. ¿Tan importante era para él? El sonido de varias voces la hicieron voltear su atención de la escena y darse cuenta que de a poco empezaban a estar rodeados. El escándalo había atraído a varias ojos curiosos y tal vez, muy valientes, ya que estos no habían huido como otros hicieron con anterioridad. – Creo que esto no es buena señal… – Susurró entre dientes para sí misma. Ya sólo era cuestión de tiempo para que guardias asomaran la nariz.

Al girarse nuevamente hacia los lobos revolcados sobre el piso, vio algo que la hizo helarse. ¡La heridas de Mish se estaban abriendo! Un hilo de brillante líquido carmesí ya comenzaba a deslizarse sobre su piel obscura en el corto périodo que dejó de observarlo. – ¡Mish, para de moverte! – Exclamó a los cuatro vientos a la vez que se acercaba a grandes zancadas. Mishael parecía que era incapaz de sentir la gravedad de su estado. La sangre que se escapaba ahora ya era más que sólo un hilo.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Mend [4]
Báculo de Sleep [2]
Hacha larga de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
.
.

Support :
Mishael Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR
Chrom Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Staff%202Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Hacha-1

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] XONGImw

Gold :
1592


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Ammy el Dom Jul 14, 2019 7:14 pm

Mientras el cuerpo de la laguz era doblegado fácilmente por la fuerza del moreno en su forma humana, su atención volvió de nuevo hacia este e intentó resistirse a su agarre tanto como pudo, sin mucho éxito para liberarse. Aunque ella no quería escucharlo, no tuvo más remedio que hacerlo, mantuvo entonces la mirada fija hacia este, hasta que sus ojos comenzaron a arder y comenzó a sentir como una presión y dolor invisible empezaba a invadir su pecho, como si cada palabra que el lobo le decía a ella fueran como mucho colmillos afilados que desgarraban su corazón.

Olfateo la sangre que comenzó a salir de las heridas de Mishael, pero ella no sintió nada. En cambio, al saber de antemano que el lobo era una persona importante para Artemis, ella decidió dejar de esforzarse y soltó un suspiro.

- Si te doy una respuesta, ¿me dejaras comer en paz?- Preguntó ella seriamente, sin apartar la vista del otro lobo. Tras un momento de silencio, ella respiró profundo y continuo- …Está bien, responderé a tu pregunta... Puedes soltarme.

Tras un momento de silencio y tensión, ella espero a que el chico la soltara para que ambos pudieran levantarse y hablar tranquilamente. Ella esperaría a que las personas presentes, de esa forma, ella recogería sus mochis del suelo y se sentaría en la banqueta en la que se encontraba comiendo antes… O, simplemente, se quedaría en la misma posición en la que ambos se encontraban. Cuando las personas presentes comenzaron a alejarse, la laguz finalmente habló de nuevo.

- Yo soy… Soy una lobo. Una lobo que nació Hatari. Nací con esta apariencia albina debido a mi abuelo materno Shiro, un lobo blanco como yo, al que nunca he visto, pero que tenía una mala reputación en la tribu por casarse y huir con una humana…- La laguz hizo cortas pausas, mientras su cuerpo se tensaba levemente al recordar su pasado- Mi nombre es Okami, pero los que me conocen me llaman Ammy para abreviar. Alguna vez fui la hija de Oni y Sirhan… Era miembro de los lobos de la tribu del Fuego hasta que perdí un combate durante la ceremonia que decidiría quién de nosotros sería el nuevo líder de nuestro clan. Perdí contra mi padre. Así que, su nuevo líder, mi padre, declaró que era una vergüenza para todo el clan y que no era lo bastante fuerte para quedarme en su manada… Fui desterrada, y decidí convivir con los humanos, quienes me ayudaron en esos tiempos difíciles cuando pude salir apenas con vida del desierto…

Ammy nunca olvidaría la bondad de aquella pareja de ancianos, los cuales conoció poco después de salir de Hatari. Esa misma pareja fue la que la motivó a viajar por el mundo para poder conocerse mejor a sí misma y encontrar un nuevo objetivo en su vida, que no involucrase obtener la aprobación de su padre y los lobos que la rechazaron.

- Este kimono fue un regalo de un general que conocí hace muchos años en Hoshido, su nombre era Takeshi, y compartimos una fuerte relación hasta que me propuso matrimonio- Continuó diciendo, señalando las ropas que llevaba puesta en ese momento, las cuales tenían un significado especial para ella ya que fue la primera vez que una persona le había propuesto matrimonio- Sin embargo, yo rechacé su oferta y, murió en batalla unos meses después…- Trago saliva y los ojos de Ammy se humedecieron de forma repentina mientras continuaba su relato- Continué viajando una vez que pude despedirme de Take, y conocí a más personas en mi viaje, la mayoría de ellos fueron humanos… Luego, me enteré que Hatari había caído, pero una loba como yo no pudo hacer nada para cambiar su situación actual… Hace mucho tiempo que corte relaciones con mi clan y mis padres, así que no he sabido nada de ellos desde que me desterraron… A veces me pregunto si mi madre sobrevivió a la invasión emergida, pero no encontrado formas de comprobarlo… El desierto de Hatari es un lugar muy grande y no hay un mensajero dispuesto a buscarla y decirme si ella está bien… Mi tribu vive de moverse de un lugar otro, así que, eso también es un problema…- Hizo una pausa, soltando una pequeña risa, irónica, antes de mirar hacia la nada y continuar su relato- ¿Y sabes que es lo peor?... Después de mucho tiempo logré enamorarme de nuevo, de un zorro de Altea llamado Artemis... Y vi como la persona que más amaba era atravesada por un arma oscura en el combate de Lord of the Arena…- Se volteo a ver a Mishael, sintiendo de nuevo su corazón completamente destrozado, las lágrimas corriendo a través de sus mejillas, la desesperación, la angustia y la tristeza invadiendo su cuerpo, mientras su voz se hacía cada vez más débil y las palabras más difíciles de pronunciar- ¡Tú, no deberías estar perdiendo el tiempo hablando conmigo, deberías buscar a Artemis y de esa forma decirme que él…! Que él está bien, que no está muerto...-  Exclamó, para seguidamente, cerrando los ojos y quebrarse completamente en lágrimas- Yo no debería… No debería estar comiendo mochis ahora mismo y lamentándome, pero aún así… ¿Aun así yo… qué se supone que haga? ¿Seguir intentando? ¿Seguir buscando? ¿No perder la esperanza? No importa cuánto busque, cuanto lo intente, yo soy… Soy muy mala para esto, soy un desastre… Falle en proteger a Take, falle en proteger a Hatari, falle en proteger a mi familia y ahora, falle en proteger a Artemis... Soy una loba débil, incapaz de proteger nada…
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Alpha Wolf

Cargo :
Desempleada

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Concoction [2]
Tónico de def [1]
Escrito Mítico
Pócima Metalizada
Tónico de red [2]

Support :
Issun Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fang2

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fy4uE7I

Gold :
1276


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Mishael el Mar Jul 16, 2019 6:45 pm




Mishael asintió ante los interrogantes de la loba, aflojando el agarre a sus muñecas más la mirada seria y penetrante continuaría sobre su rostro, percatándose que su accionar había atraído espectadores insoportables para ambos.- Si no se largan ahora, juro que me los comeré a cada uno de ustedes, estúpidos beorcs. -Vociferó el herido laguz, el cual lanzo una mordida hacia el aire intentando intimidar a los curiosos que, a la larga, sirvió para que los tres estuvieran finalmente solos, sin que nadie los interrumpiera. Allí pudo relajarse un poco, sentándose sobre su trasero mientras su cuerpo, por alguna extraña razón, se sentía sumamente pesado hasta el punto de que no tendría fortaleza para elevar sus brazos. Pero gracias a la posición que se encontraba podría disimular, por el momento, su estado de agotamiento escuchando con suma atención cada una de sus palabras; sabiendo un poco más del pasado de uno de sus iguales, que parecía tener un pasado trágico igual que su persona, pero aun ella parecía estar presa o encadenada a esos sentimientos. El moreno tan solo podía morder su labio al sentir la impotencia pero aquel sentimiento seria oculto hacia los demás, es decir, nunca sabríamos a que le tenía ineptitud.-
 
A continuación, se mostraría una faceta de Mishael que ni siquiera Lissa había tenido la oportunidad de presenciar, pues en un abrir y cerrar de ojos; y con un esfuerzo sobrehumano, hizo que sus brazos se enredasen en el cuerpo ajeno. En un abrazo que la consolara mientras, aquella naturaleza lobuna, persistía en su persona, pues no dudo en frotar su mejilla junto con su cabeza sobre la otra, como si la quisiese reconfortar. Ningún lobo, por más que perteneciera a otro clan, debía dejar a la intemperie a otro y aun menos cuando este lo necesitara.- Sabes que la manada es lo primordial para los lobos de Hatari, es nuestra manera de vivir y por la cual, moriremos si es necesario. -Realizó una pausa antes de alejarse un poco de ella, no sin antes apoyar su diestra sobre la cabeza ajena como alguna vez, sus mayores hicieron cuando él era un cachorro.- Probablemente tu padre lo haya hecho con otras intenciones. Puede que dentro del clan haya habido lobos que querrían tu cabeza y eso fue su manera de protegerte. Como también, la manera en que te convirtieras en el lobo que él nunca fue. Que conocieras mas allá de las arenas y las dunas, que expandiese tu visión del mundo y volviese hecha toda una loba adulta. -Continuó explayando, en lo que tal vez Ammy había malinterpretado en la decisión de su padre. Como así también, Mishael al no conocer toda la historia de su vida estaba dando por asentado cosas que aun ignoraba, sea cual sea la razón, algo en su interior le decía que los motivos impuestos por la loba no eran las adecuadas.-
 
Pero tampoco puedo dejar que vivas atormentada por el pasado. El cual, por más que te lamentes, lo hecho hecho esta. Puedes llorar, gritarle a la vida, incluso asesinar a cuantos seres se te crucen por tu camino, pero eso no cambiara nada. Lo único incierto en nuestra vida es nuestro futuro. El cual está en nuestras garras moldearlo a nuestro gusto. Tu pasado fue una mierda … lo lamento, ya no hay nada que podamos hacer. Solo queda en ti y en tu fortaleza, crear un futuro merecedor de toda tu felicidad. -Masculló no sabiendo dar más palabras de aliento hacia la fémina que tal vez, sería mejor que Lissa hubiese hablado en su lugar. Su rudeza y los años de convivencia en solitario, hicieron que no tuviese tanta empatía hacia los demás seres vivos.- Lo que haremos es lo siguiente … -Y sin decir más, se levantó y tomó a la loba por la cintura para apoyarla sobre su hombro, como si de un costal de papa se tratase. Podia sentir como cada musculo de su cuerpo reclamaba por un merecido descanso pero la situación ameritaba esforzarse más por lo necesario, un lobo de Hatari siempre da hasta lo último por los suyos.- Iremos hacia donde ÉL se encuentra. He convivido durante más de un año al lado suyo que puedo rastrear su aroma siempre y cuando se encuentre en la misma ciudad. Tu misma le preguntaras como se encuentra, si necesita algo y porque no … formar una bonita manada, donde yo sea el tío. Con la finalidad de malcriar a los cachorros. -Bromeó con esto último lanzando una poderosa carcajada, los movimientos de la loba serian bruscos y tal vez abrirían más las heridas del peli-blanco pero a él no le interesaba eso.- Sígueme y una vez que encontremos a Artemis, te dejare curar todas mis heridas. -Observó por encima de su hombro, en dirección hacia Lissa realizando un ademan con su cabeza, como si quisiese que lo siguiese. Con pasos lentos y algo zigzagueante, nuestro protagonista inicio la marcha hacia donde se encontraba la campaña de sanación, donde conoció aquel dragon que lo ayudo a sanar, no solo físicamente.-
 
Amm- … No, te llamare como corresponde, Okami. Nuestro lazo con los nuestros es muy especial hasta el punto de que, en nuestro interior, aquí... -Señalaría la zona de su pecho, donde descansaría el corazón.- Podemos percibir si nuestra familia está viva. Por ello, si aun tienes una mínima esperanza que estén con vida aférrate a ella. Porque no hay nada más triste que aferrarte a una esperanza vacía como yo lo hice hace tanto tiempo. Toda mi manada fue asesinada frente a mis ojos, algunos fueron despellejados en vida, solo por querer nuestro pelaje. A mí me mantuvieron con vida para un noble como una mascota rara. Durante años clame por ayuda, la cual nunca llego. Incluso me aferre a una idea banal … "tal vez alguien, igual que yo, permanece con vida" fue lo que mantuvo vivo durante tantos años. Viaje, conocí muchos lugares buscando información, pero nada. Hasta el dia que nos encontramos. Ahí pude darme cuenta que esa esperanza solo era algo tonto, que efectivamente me rehusaba a afirmar que era el último de los míos … Por ello, tú que tienes a tu familia, a los tuyos que probablemente estén con vida … Arregla la diferencia con ellos. No sabes lo doloroso, triste y frustrante es tener en tu garganta palabras que nunca más podrán ser dichas a tus seres queridos. -Su voz se sentía como que se quebraba pero su sentimiento de no querer mostrar esa faceta de debilidad frente a los demás impedía que las lágrimas florecieran de sus orbes.- Tal vez, también eso haya influenciado para que sintiese demasiado rencor hacia ti. Pero eso no quita que me hayas ganado, que seas una loba lo suficiente fuerte como para formar una manada y ser la matriarca. Posees bondad, te preocupas por los demás, deseas ayudar a todo lo que este a tu alcance; cualidades dignas de una matriarca. Incluso podría decir que, no me molestaría formar parte de esa manada que formarías si te lo propusieras. -Concluyó con su monologo, notando como los minutos habían pasado desde su charla acercándose hacia el campamento donde descansaban los heridos de combate del torneo. Mishael lo conocía muy bien, pues hacia horas atrás había salido de allí pero por su euforia por encontrarse con Ammy había ignorado que allí estaba Artemis descansando.-
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [1]
pócima sanguinolenta
.
.
.

Support :
Lissa Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Fang1

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iu4Yxy1

Gold :
1980


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Lissa el Vie Ago 16, 2019 3:43 pm

Detuvo sus pasos al llegar a donde se enfrentaban ambos caninos y extendió sus brazos hacia el moreno como si buscase tocar el hombro ajeno, más se quedó helada en esa posición. Sus menudas manos se abrían y cerraban agarrando el aire dudosas de si proseguir. Una única interrogante se manifestaba una y otra vez dentro de su mente : ¿Acaso ella tenía permitido intervenir? Al ver que la loba había logrado convencer a Mishael de hacer una pausa en las hostilidades, la joven princesa dejó escapar un suspiro de alivio. Por lo menos parecía que el muy testarudo ya pararía de hacer gestos que abrieran aún más las heridas, estar sentado no llevaría a ninguna complicación normalmente. Los espectadores indeseables no tardaron en dispersarse huyendo con la cola entre las patas tomando muy a pecho la amenaza de un imponente hombre de más de 2 metros capaz de transformarse en un lobo. Algunos miraban temerosos hacia atrás temiendo que aquella “bestia” estuviera pisándole los talones para luego desaparecer en la esquina de la calle. Lissa sólo cruzaba los dedos para que ninguno tuviera la magnífica idea de buscar soldados.

Ahora que el peli blanco se encontraba quieto, podría al fin curarlo. Solo necesitaba usar su... ¿bastón? ¡El bastón! Sus ojos turquesas se abrieron como platos. Aquella simple palabra le hizo recordar que no sentía su bastón entre sus dedos. – ¿Y mi báculo? –  Miró sus manos vacías en una confusión total. Ladeó su cabeza de un lado a otro buscándolo con la mirada a la vez que llevaba una de sus manos sobre su pecho. De reojo lo vio tirado sobre el suelo a unos metros. ¿Lo había dejado caer sin darse cuenta? A continuación se apresuraría en alcanzar su tan añorado báculo y regresar a donde los otros dos se encontraban. Sin embargo, la chica que supuso que se llamaba Ammy ya había comenzado su monólogo y el tono de voz con el cual pronunciaba cada palabra terminó absorbiendo a la rubia en el relato. ¿Tal parecía que en verdad “Ammy” no era su verdadero nombre?

Sin percatarse, los orbes cristalinos de la joven princesa se fueron humedeciendo tras escuchar el trágico pasado de aquella desconocida. No podía evitar sentir cierta pena por el dolor ajeno y el hecho de presenciar como la muchacha se desplomaba, como su voz se quebraba tras balbucear cada frase, provocaba que su corazón se encogiera con tristeza. De manera inconsciente apretó su báculo contra sí misma y entreabrió sus labios, pero los cerró de inmediato no encontrando las palabras adecuadas para intentar reconfortar a esa chica que se entregaba sin vacilación alguna a sus lágrimas. Se frotó la manga de su vestido ya que lagrimitas rebeldes comenzaron a escaparse. Cuando bajó su brazo, lo que ocurriría posteriormente la dejaría casi estupefacta. Mish se había acercado a la laguz fundiéndose en un abrazo. Aquel simple gesto era algo que Lissa nunca se hubiese esperado de la parte del orgulloso canino. Fue seguramente por eso que se quedó de piedra, parada en el mismo lugar, con la boca tan abierta que poco más se le cae el mentón al piso. Sacudió su cabeza tratando de recuperar la compostura y la escena que contemplaría le causaría una extraña mezcla de ternura y pena. Por su mente pasó fugazmente la imagen mental de dos perritos lamiéndose las heridas y la asemejó con lo que se llevaba a cabo delante de ella.

Aquella faceta de Mish era algo totalmente inesperado. Y le asombraba que Él había usado palabras de aliento de una manera que ella no estaba segura de haberlo hecho tan bien. Es por eso que prefirió no agregar nada más a lo que anteriormente había dicho. Mas lo que este último haría de cargar a Ammy sobre sus hombros le pareció una malísima idea. – Mish, ¿en serio? – Soltó indignada. ¡Estaba herido! ¿Se había olvidado? ¡Estaba haciendo esfuerzo innecesario! Al escuchar el diálogo que le era dirigido, Lissa frunció un poco el ceño para contestar – ¡Más te vale! Aún no entiendo cómo puedes mantenerte en pie… – Con una mano cubrió su rostro como si ya estuviese cansada mentalmente para luego limitarse a seguirlos sudando frío al percibir las gotas de sangre que de a poco empezaba a dejar el lobo tras sus pasos. Respiró hondo concentrándose lo más que pudo para después levantar su bastón cerca del sangramiento emitiendo una luz que, aunque sea, evitaría que empeorase. Aquello le costaba un montón porque caminar a la vez le dificultaba mil veces la tarea. ¡Pero tampoco podía quedarse tranquila! Estaba tan concentrada que muy a penas podía prestar atención al intercambio de los laguz. No obstante, se había dado cuenta que en tan poco tiempo había descubierto tantas cosas nuevas de Mishael. Más de las que hubiese esperado.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Mend [4]
Báculo de Sleep [2]
Hacha larga de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
.
.

Support :
Mishael Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR
Chrom Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Iwzg0SR

Especialización :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Staff%202Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Hacha-1

Experiencia :
Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] XONGImw

Gold :
1592


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa] Empty Re: Entre cachorritos no hay pelea [Entrenamiento] [Priv. Mishael, Lissa]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.