Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Empty [Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel]

Mensaje por Shuten Douji el Sáb Ago 11, 2018 4:26 pm

Sin duda era curioso ver cómo en un mismo terreno como era el continente de Akaneia había tal variedad de culturas, de contrastes... Y mayor gracia le causaba que ella, Shuten Douji, destacaba allá donde fuera, daba igual el sitio. Nada tenían que ver sus vestimentas, sus adornos, con los vistos del resto de gente que observaba en las calles, en los pueblos, en los caminos... Y eso, llamaba su atención, alimentaba su curiosidad y activaba su deseo de apreciar la belleza de aquellos matices y peculiaridades. ¡Quería conocer! Para ironía del asunto, pues ella no a todo el mundo les permitía conocer de ella misma y de su exótico proceder.

Pero seguía en su empeño de seguir rondando, ganándose unas monedillas para poder permitirse comprar comida y, si sonreía la suerte, una botella de algún delicioso licor, característico de la tierra del cual procedía. Ah... y a pesar de todo, echaba de menos el sake de Hoshido... Pero nada podía hacer en ese momento por ese deseo contenido, rabioso en su interior. Hoshido no era un lugar adecuado para volver habiendo visto las circunstancias que lo acontecían en esos precarios momentos.

Y aun así, estaba preparada: ya situada en medio de aquella pequeña plaza del pueblo donde había decidido 'aposentarse' esa noche... y quién sabía si alguna más; con sus manos dirigidas hacia el cordón que sujetaba en un adorable lazo el obi que ceñía su menuda cintura, soltando dicho lazo para que la larga tira del obi fuera cediendo a la gravedad. - ¡Damas y caballeros~! - El exótico acento de su voz se alzó con potencia pero sin ser estridente por toda la plaza. Las miradas ajenas las sintió directamente contra su cuerpecito que, escandalizados al ver cómo parecía desnudarse por culpa del obi que cedía y dejaba a la vista su pálida, anacarada piel, comenzaron a escucharse cuchicheos y exclamaciones. - Acérquense hacia la mía persona~ Va a mostrarles un espectáculo que díficilmente se repetirá. Gocen, disfruten, de la historia que danzar va a hacer la mía persona...~ ¡Orya~! - Brincó, cayendo delicadamente de puntillas antes de volver a saltar en gráciles gestos. Poco a poco, un rítmico sonar de sus pies desnudos contra el suelo, solo adornados por unas tiras de cuero que también cubrían su cuerpo escuetamente. Sabía lo atrayente que era lo desconocido... El poder de aguantar la curiosidad y la intriga era difícil de conseguir. Y bien sabía también que, igual que para ella todo lo que podía ver ahora era desconocido, ella misma sería desconocida, extraña y llamativa para el resto.

Ocultada bajo el anonimato de la máscara de hannya que quedaba enmarcada por los largos mechones blancos que estaban enganchados a la misma, estaba 'libre' de que se pudiera conocer su verdadera identidad... Que sus cuernos fueran descubiertos por los humanos y pasaran a agredirla... De que conocieran las marcas rojas de sus ojos, sus pupilas rasgadas, sus puntiagudas orejas... Sus filosos colmillos... Ah, ella no era humana, pero tenía forma humana. Sí... recordaba todo aquello, lo recordaba... EL porqué de ese aspecto... Todo lo que había vivido con él... Todo lo que había conllevado.

Y siguió danzando, danzando bajo el ritmo creado por sus propios pies. Exótica, atrayente, hipnótica, la danza representaba la fiereza y a la vez la belleza de las leyendas de Hoshido, de sus historias, creencias, monstruos... Fufu...~ Ella era parte de esos 'monstruos', ¿quién mejor para danzar aquella representación demoníaca que ella misma?


Última edición por Shuten Douji el Miér Sep 05, 2018 2:41 pm, editado 1 vez
Shuten Douji
Shuten Douji
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Manakete

Cargo :
Viajera

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]

llave maestra [2]
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Piedra-1

Experiencia :
[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Jm5byz1

Gold :
1825


Volver arriba Ir abajo

[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Empty Re: [Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel]

Mensaje por Invitado el Lun Ago 13, 2018 1:15 am

Akaneia una nación bastante curiosa, más aún par una persona que busca conocer el mundo, era fascinante como el lugar tenía identidades tan diferentes en cada lugar, le llamaba la atención lo diferente que era cada pueblo, y también el no desentonar con el resto a su vez, aún con los fuertes contrastes culturales que se presentaban en aquel lugar, era por eso que había decidido volver ahí, pues un viaje con su hermano no había bastado para saciar su curiosidad.

¿Hace cuánto tiempo no había podido deshacerse de aquella carga que le traía culpa y nostalgia por abandonar su hogar? Después de las experiencias vividas lo había podido dejar todo atrás, podía viajar libremente para conocer el mundo, sin esa pesada mochila que no le permitía alejarse de sus tierras, se había prometido a si misma que comenzaría a disfrutar la misión que se propuso, si de verdad quería ser una heroína como su padre, debía comenzar por soltar aquellas ataduras, Akaneia quizá no era el mejor lugar para comenzar, pero ya había sido consumida por aquellas tierras.

La joven rubia caminaba tranquila y relajada por aquel pequeño pueblo, pasando por la plaza de éste, despreocupada de su entorno como siempre, pero no pasó mucho hasta que algo llamó su atención, una mujer enmascarada, con ropas llamativas, extrañas ¡Preciosas! Lo primero que apreció en la mente de la curiosa chica fue ¿De dónde podría provenir tal hermoso y excéntrico atuendo? No podía dejar de mirarla, una joven tan misteriosa, una parte de su ser quiso cubrirla al verla tan despojada de ropa ¿No sentía pudor de estar así? Observada por tantas personas y ella una más por supuesto, estaba encantada por los gráciles movimientos de la enmascarada, parecía uno de esos seres de los cuentos que solía leer de pequeña, un demonio, pero los demonios eran criaturas horrendas ¿No? ¿Le habrían mentido los libros? y ¿cómo no podría esperar que los libros le mintieran? Después de todo su madre y su padrastro le habían dicho que ella no estaba desinada a conocer el mundo, que la vida para una mujer pobre con la suerte de nacer bella debía ser dedicarse a encontrar un esposo con dinero.

Le pareció magia ¡Brujería! Había contemplado gráciles movimientos, movimientos más precisos y agiles que los de aquella pequeña joven; los movimientos de la esgrima, sin embargo su cabeza no podía dilucidar porque esos movimientos le resultaban tan atrayentes, estaba embelesada por el ritmo ajeno, su mente pudo recordar una pequeña conversación con su hermano ¡La danza! Aquello que su padrastro consideraba una pérdida de tiempo ¡Tan insulso como siempre! ¿Cómo tenía la osadía de llamar una pérdida de tiempo algo que podía calar tan profundo dentro de ella? Aquella danza le evocó una plétora de sensaciones, era arte, como la música y los cantos que relataban historias, o una pintura con un significado, esa danza era profunda, podía sentirlo en la pasión de los movimientos ajenos, había una historia detrás de eso ¡Debía haber algo! Y ella debía saber que era lo que relataba, sin embargo no podía entenderlo, su ignorante cerebro no podría.

¿Qué hay tras esa mascara? ¿Por qué exhibe su cuerpo? Las preguntas no desaparecieron, esperaría a que la pequeña terminara su espectáculo completo y se acercaría a hablarle, porque necesitaba respuestas.

Observó que más de alguna persona le darían dinero, por lo que revisó sus bolsillos y tomo unas pocas monedas, esperó con paciencia hasta que la gente se dispersara un poco y se acercó a ella

Titubeo un poco antes de hablar —Tome — Entregó las monedas con cierta timidez, no por vergüenza, más bien por ser algo que no había hecho antes —Yo —Dejo una pequeña pausa para tragar saliva —Mi nombre es Sariel —porque de donde ella venía uno debía presentarse a sí mismo antes de preguntar el nombre de alguien más o como era su caso, interrogarle

Jamás había visto algo como lo que hiciste — Dijo con emoción, no sabía por como comenzar con sus preguntas, tenía le intención de invitarle a comer para convencerle de hablar más amenamente, pero si bien podía saltar frente a bandidos y gritarles que los mataría si no se rendían, no podía invitar a una pequeña chica enmascarada a una taberna a charlar
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Empty Re: [Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel]

Mensaje por Shuten Douji el Lun Ago 13, 2018 12:01 pm

Seguía... Seguía danzando, viviendo, sintiendo y haciendo sentir al resto algo que probablemente no sentirían en su vida, y no lo volverían a ver probablemente también. Y así debía de ser, la vida estaba para poder experimentar, conocer. Porque bastante cruel era ya el mundo como para no permitirse hacer lo que uno quisiera y restringirse.

La danza fue a más, mayor pasión, al punto de que sintió cómo su corazón se aceleraba ante el sobreesfuerzo al que estaba sometiendo a su pequeño cuerpo y golpeteaba contra su pecho como si de un tambor se tratase, en una nueva melodía dispareja al ritmo que su cuerpo en armonía seguía por separado. Pero el punto álgido de la danza estaba ya llegando, y con un agitar potente de sus brazos hizo ondear con brusquedad las amplias mangas de su kimono, las cuales chasquearon en un momento antes de quedar colgando sobre los brazos de la joven manakete, sosteniendo su peso en los dedos desnudos de sus pies en una postura digna e incluso imponente para lo que era su físico. Todo se mantuvo en silencio unos instantes antes de que la figura aniñada de la laguz colocara mejor el kimono sobre sus hombros y, con una reverencia recatada, completamente contraria al aspecto desenfadado y atrevido que llevaba; fue que tomó la punta de una de las mangas del purpúreo kimono para hacer una pequeña 'cesta' improvisada donde fue recibiendo las monedas del público que ahora sí aplaudía y vitoreaba mientras Shuten Douji intentaba recuperar el aliento entre jadeos y suaves "Gracias" que pronunciaba cuando veía cómo las monedas caían en la superficie de la sedosa tela de su vestimenta aún abierta, sin acomodar del todo.

Pero ya habiendo recaudado bastantes, fue cuando su mirada se clavó en la joven que ahora era la última que se le acercaba. Y ahí, su rostro enmascarado se ladeó suavemente, con ya su respirar más calmado, y escuchó la presentación de la chica sin comprender mucho el porqué se estaba presentando en ese momento. Pero el intuir que lo que quería era comenzar una conversación hizo sonreír de lado, maliciosa, a la laguz bajo aquella grotesca máscara que solo dejaba entrever parcialmente la oscuridad de sus iris, los cuales a su vez dejaban sutilmente camuflados las pupilas rasgadas. Realizó una reverencia cortés con su cabeza cuando recibió las nuevas monedas de parte de aquella linda joven de claros cabellos. - Muchas gracias a vos - Pronunció posteriormente, alzando de nuevo su cabeza para encarar los ojos azules de la joven de nombre Sariel, viendo emoción en los mismos bajo la atenta mirada índigo de la oscura manakete. - Eso es bueno, es bueno. Conocer cosas bueno es para el conocimiento y para la salud - La característica voz, suave, embriagadora, de Shuten se alzó más de lo que se había alzado en aquellos momentos, haciéndose oír mejor con ese deje exótico y antiguo que tenía su acento.

Pero, no tardó en guardar en un rápido y hábil gesto todas aquellas monedas dentro de la manga de su kimono que hacía las veces de amplio bolsillo. Volvió a inclinar su cabeza un momento. - La mía persona alegrase de haber sido un interesante espectáculo para vos, Sariel-san. Ahora... Si disculpa a la mía persona... - Dio media vuelta solo para poder retomar entre sus pequeñas manos adornadas con característicos adornos de cuero de su tierra natal el obi que había dejado abandonado en el suelo. Y sacudiéndolo varias veces, se dispuso a atarlo.

Oh, pero sabía que aquella jovencita curiosa se acercaría. Sabía que se acercaría, conseguiría valor para volver a hablar. Porque veía en sus claros ojos muchas preguntas... Conocía eso. Porque la propia Shuten había tenido ese momento de dudar, de querer saber. De querer conocer y conocerse a sí misma. De saber qué camino tomar, y de querer, precisamente por eso, conocer más cosas. El conocimiento era bueno, la curiosidad era común. Peligrosa, pero común.


Última edición por Shuten Douji el Miér Sep 05, 2018 2:42 pm, editado 1 vez
Shuten Douji
Shuten Douji
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Manakete

Cargo :
Viajera

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]

llave maestra [2]
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Piedra-1

Experiencia :
[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Jm5byz1

Gold :
1825


Volver arriba Ir abajo

[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Empty Re: [Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel]

Mensaje por Invitado el Mar Ago 14, 2018 7:07 pm

Un escalofrió la recorrió al hablarle a la pequeña, ese aura de misterio que desprendía la joven, el hecho que usara esa mascara semejante a un demonio, el hecho que pareciera acercarse a algo prohibido hacia que su cuerpo se estremeciera ligeramente por la emoción. Esa voz y forma de hablar solo se lo confirmaban más, no estaba frente a una persona común y corriente, tragó saliva fijándose en los detalles de la ropa de la pequeña, los detalles de la máscara, cada una de esas cosas se lo gritaba, estaba frente algo nuevo, como un gato curioso.

Deseaba conocer que ocultaba detrás de aquella mascara con cuernos, quien era la persona tras ese habla tan exótico, esa voz embriagante y aquellos movimientos tan gráciles y sublimes, porque si una palabra describía a la persona que tenía en frente era sublime, había algo en si misma que le parecía debía aterrarle sin embargo la curiosidad –o la idiotez –La hacían querer continuar.

¿Sariel-san? —Dijo para sí misma, preguntándose qué significaba aquel sufijo a su nombre, jamás lo había escuchado pero rápidamente dejó de darle importancia pues su prioridad en aquel momento era mantener entretenida a la joven para poder saber más de ella —¡Espera!— Alzó la voz —Ni siquiera sé tu nombre —Declaró con algo de timidez —Y… Si no estás ocupada… me gustaría preguntarte un par de cosas —Pregunto, con cierta determinación en sus ojos —Quizá quieres comer algo mientras— Si, el chantaje más viejo del libro, invitarle a comer, al menos sentía tranquilidad al saber que no iba a tener que lidiar con la cerveza pues ella era una pequeña o ¿quizá de donde ella venia los menores si bebían? Si hasta algo como eso le hacía crearse interrogantes nuevas con ella

Le llamó la atención también que la chica mostrara su cuerpo —¿Qué edad tienes además? —Preguntó para poder resolver una de las inquietantes preguntas en su cabeza, las demás las dejaría para cuando aceptara comer o hacer algo más —De donde yo vengo, no había visto jamás a alguien como tú… bueno, tampoco había visto a nadie como tu hasta ahora en el tiempo que llevo en Ylisse—Rascó su nuca dándose cuenta que había dicho algo innecesario, pero retomó aquello que quería preguntar —¿De donde eres? —Miró con atención aquellos cuernos de la máscara, era lo que más le llamaba la atención de ésta, quiso estirar su mano para tocarlos pero sabía bien que invadir el espacio ajeno era de mala educación y no quería molestarla, no quería hacer nada que pudiese molestarla, pues necesitaba saber más de ella ¿Y cómo podría saber más de ella si la espantaba por una estupidez? ¡Tsh! ¿Dónde estaba su hermano cuando necesitaba ser diplomática?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Empty Re: [Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel]

Mensaje por Shuten Douji el Miér Ago 15, 2018 7:22 pm

Y... ahí estaba. Lo que había intuido se estaba manifestando como si fuera deseo de la manakete que ese suceso transcurriera bajo sus órdenes mudas. Sonrió, segura bajo el anonimato de la máscara mientras seguía colocando el obi contra su cintura en unos pasos pautados como si fueran de una ceremonia, dejando descaradamente para ironía del asunto el cordón que iba atado en un lacito sobre uno de sus cuernos mientras seguía en su labor de acomodar el kimono con el largo obi. Ante ese 'espera' que le había sacado la maliciosa sonrisa, simplemente giró un tanto su rostro hacia la dirección de la joven. - ¿Hum? ¿Ocurre algo, Sariel-san? - Ingenuidad tallada en un menudo cuerpo. Si fuera al menos real... - Ara... ¿Preguntas? - Su suave voz seguía deslizándose bajo el tono del desconcierto, fingido y marcado aún más en un exótico acento. Era cierto que ella notaba la extrañeza también de las personas al hablar, había palabras que a veces se le atragantaban de la misma forma que la propia Shuten se daba cuenta que la gente a veces se extrañaba por su propio modo de hablar.

Y ante el clásico, eh, pero eficaz ofrecimiento de comida, su rostro se ladeó un tanto mientras ceñía con un sonoro roce de telas el obi en el nudo que lo aferraba a su cintura, aprovechando para encarar a la joven una vez acabó y acercarse unos pasos más hacia ella a la par que extendía una de sus delicadas y pálidas manos hacia su cuerno para retirar de él la cuerda que había dejado colgada y, con naturalidad, añadirla a su vestimenta con suma facilidad y familiaridad en un adorable lacito. - ¿Sariel-san, intenta vos comprar el tiempo de la mía persona con comida? - Bueno, a efectos es la conclusión obvia. Podría haberlo dicho incluso peor, y decir que estaba chantajeándola directamente. Oh... estaba segurísima Shuten que esa chica no había visto a nadie como ella... Tan segura como que incluso en la tierra natal de la manakete tampoco muchos humanos habían sido sonreídos por la suerte de poder ver a un laguz a secas. Una irrisión, dulce y tierna, asomó de detrás de la máscara. - Sariel-san es muy amable. Mucho, mucho. Shuten Douji acepta su trato. - Y como si eso indicara que aceptaba ese chantaje, aprovechando para presentarse, apoyó las manos sobre su regazo y realizó una correcta reverencia.

Pero nada más alzó su cabeza de nuevo, se acercó a la joven y, sin pudor alguno, aunque para gracia del asunto iba ya Shuten perfectamente cubierta por el recatado kimono al punto de parecer una muñequita extraña, se abrazó con suavidad al brazo derecho de Sariel. Y ahí, fue que comenzó a hablar: - Fufu...~ - Se rió en bajo la laguz de oscuros cabellos mientras comenzaba a caminar con sigilosos pasos causados por sus pies descalzos. - ¿Cuántos años cree vos que posee la mía persona? - Realmente daba igual la edad que dijera... Ni de lejos podría llegar a imaginárselos. Ni esa ingenua humana, ni prácticamente ninguno que no conociera o creyera en la existencia de seres como los manaketes. - Ara... Por casualidad, ¿Sariel-san conoce alguna taberna?. ¡A la mía persona le encantaría beber algo~!


Última edición por Shuten Douji el Miér Sep 05, 2018 2:42 pm, editado 1 vez
Shuten Douji
Shuten Douji
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Manakete

Cargo :
Viajera

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]

llave maestra [2]
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Piedra-1

Experiencia :
[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Jm5byz1

Gold :
1825


Volver arriba Ir abajo

[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Empty Re: [Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 15, 2018 8:37 pm

Cuando escuchó la acusación de la pequeña se estremeció por la impresión, no era literalmente su intención, se ruborizó sintiéndose descarada por la forma en que lo dijo, pero la sensación duró poco cuando ella dijo que aceptaba, se sintió algo confundida pero no opacaba la felicidad que sentía de poder acercarse un poco más a aquel ser.

No pudo evitar sentirse ligeramente curiosa de la apariencia al ésta tener sus vestimentas completas, era mucho más elegante que cualquiera de esos pomposos vestidos que usaban las nobles que conocía, nobles que también usaban una máscara, pues, aquella elegancia era vacía, carecía de un auténtico significado, y era eso exactamente lo que la tenía encandilada en la ropa ajena, parecía que ésta si tuviese un trasfondo, una historia, pero el mayor de los detalles para ella seguía siendo aquella mascara. No pudo sorprenderse con la facilidad que la joven le tomó su brazo, si bien la estaba invitando y había observado numerosos caballeros poner su brazo a las doncellas que cortejaban ¿No era esta situación totalmente diferente a eso? De todas formas poco importó, no le molestaba y aunque le molestase, probablemente no tendría el coraje de decirle que le molestaba, no por miedo, más bien porque sentiría que esto sería una falta de respeto.

La miró de reojo cuando le devolvió la pregunta ¿Qué edad podría tener? Por la forma refinada de su habla y su enigmático y maduro actuar, hasta los años que debía haber dedicado a la danza le indicaban que era una adulta, pero aquel cuerpo tan delicado parecía de casi de un infante, definitivamente menor que ella, definitivamente la pregunta tenía algo de trampa, así que no le dio mucha importancia a su propia respuesta, estaba convencida que no podría acertar, pero era imposible que un adulto tuviera aquel cuerpo, y jamás había escuchado sobre humanos que no crecieran más allá de cuentos de hadas, pero los cuentos de hadas hablaban de dragones y otros monstruos que definitivamente no existían ¿No?

¿Quince? —Respondió con inseguridad, era un numero estúpido, no era lo suficientemente pequeña para tener esa edad y mentalmente era mucho más grande también pero fue lo primero que salió de sus labios, su rostro reflejaba la confusión por la que pasaba, mientras comenzaba a caminar con ella guiándola, tenía una noción de donde podría llevarla a comer.

¡Oh no! Ahí estaba el problema que había descartado —¿B-beber? —Preguntó algo impresionada, tristemente, para sí misma, si conocía un lugar donde poder beber, había entrado ahí casi por error, ya había lidiado con su hermano bebiendo así que no quedaba más remedio que poner buena cara y aguantar, después de todo, no es como que ella debiera beber también —Si, conozco un lugar, supongo —Dijo mientras caminaba, encontrando la taberna que buscaba, ahí estaba, de nuevo entrando a una taberna y tener que lidiar con su rechazo al alcohol, se adentró soltando un ligero suspiro buscando una mesa donde ambas se pudieran sentar.

Y… ¿Qué Beberás? —Preguntó, no nerviosa, pero con ciertas ansias, no quería parecer demasiado abrumadora y ahogarla con preguntas, prefería tener un ritmo más pausado ahora que ya estaban ahí —Esa mascara ¿Beberás sin ella supongo? —Preguntó ladeando un poco la cabeza al notar que aun después del espectáculo traía la máscara ¿No era parte del baile? O más bien ¿Era parte de su atuendo? Nunca había visto gente que llevase una máscara que no fuera en aquellas elegantes fiestas nobles, y eran una mera excusa para poder hacer cosas sin miedo a las repercusiones de éstas, sin embargo, su acompañante ¿La usaría todo el tiempo?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Empty Re: [Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel]

Mensaje por Shuten Douji el Vie Ago 17, 2018 7:22 pm

Con un perverso gozo por ver esa reacción tan visible de la pobre joven de claros cabellos sobre sus mejillas que se tornaron rojas en un adorable color, debajo de la máscara Shuten sonrió, relamiéndose. Arara...~ Qué divertido era desconcertar a la gente, sí sí. Se abrazó un poco más con sus delicados brazos al antebrazo ajeno, alzando un poco la cabeza para poder volver a mirar a la joven muchacha debido a la diferencia de altura, esperando la respuesta a su propio interrogante. La edad... Ah, palabra tabú para muchos seres. ¿Cuál era la edad adecuada?

Ella sabía que su edad no era normal a ojos ajenos. Sabía también que debía ocultarla. Pero... ¿Qué edad era la adecuada para ella? ¿Con qué edad debía de asociarse en un mundo atestado de humanos? No había hablado de ella con anterioridad, en sus recuerdos... Solo había una pregunta que le había realizado: "Pequeña Bebedora (Shuten douji)... ¿Cómo es que no envejeces? Estás igual que hace décadas... Pequeña, cuéntame tu secreto"

Pero a ojos de esa humana, ¿qué aparentaría ella? Esa duda tallada en la respuesta en interrogante de la joven hizo que una suave risa saliera a través de la grotesca máscara. Quince, eh... - No sería mala edad para la mía persona... ¿Quizás mucha? - Ese interrogante iba hacia sí misma, incluso llegó a mirarse por encima al agachar su rostro, sintiendo cómo los oscuros mechones de su corta melena. - Pero... tiene más la mía persona... Mucho más - Murmuró para sí, sin tener como objetivo ser escuchada, aunque... ¿Qué más daba a esas alturas? Ser o no escuchada... Pero no tardó en volver a alzar su rostro oculto bajo las sombras de la máscara hannya cuando su visión captó las sombras de la cercanía a un edificio, cubriendo su menuda figura en sombras ligeras. Ladeó un tanto su rostro en el proceso. - Arara... Véase bien el lugar. Hum.. Sí, sí - Admitió con un tono risueño en su exótico habla, asintiendo varias veces a su vez con su cabeza y en cortos y gráciles pasitos, acercarse hacia una de las mesas que parecía verse disponible. Sentía las miradas sobre su persona de las personas allí dispuestas. Podía escuchar los cuchicheos que comenzaba a recorrer toda la taberna. Y eso, de nuevo, la hizo sonreír, maliciosa. Arara...~ Eso era interesante.

Pero a pesar de todo paró frente a un pequeño grupito de animados hombres que reían sonoramente entre bromas y el conocido aroma del alcohol. Ara... No parecían haberse percatado de su presencia. Extendió su delicada mano, tomando entre sus dedos una pequeña porción del pantalón de uno de ellos. - Disculpe a la mía persona... ¿Podría dejarla pasar? - Su voz, suave, sin necesidad de ser alzada, fue perfectamente audible, y vio claramente como la cara del hombre pasaba de la molestia al desconcierto ante la visión de la extrambótica figura de la extranjera laguz. Y casi por inercia, se apartó, quizás por la visión de la grotesca máscara remarcada aún más por la luz de las velas de la taberna que estaba en una cálida y ligera penumbra. Shuten agachó su cabeza en una cortés y recatada reverencia. - Muchas gracias, sir. Muy amable vos - Y con una actitud más alegre, le indicó a la joven con su mano que la siguiera. Por su cabeza en ese momento solo pasaba una palabra: bebida.

Casi silbando en un risueño sonido, se sentó a la mesa ligeramente dirigida a la esquina que había visualizado en la entrada, pero curiosamente se acomodó de tal manera que le daba la espalda a todo el establecimiento . Pero ahí fue cuando volvió a mirar a Sariel y, ladeando su rostro para mirar por encima del hombro, dejó escapar una pequeña irrisión mientras la invitaba a sentarse frente a ella. - Ara... Tendrá que retirar la mía persona. Pero... ¿está segura de querer ver lo que hay debajo, Sariel-san? -Y ahí, de nuevo, una risueña risa asomó, como un refrescante trago de dulce licor, de su boca, siendo contradictoria completamente por el aviso que estaba lanzándole a la humana. Claro... Pero, la oscura laguz también tenía curiosidad... ¿Cómo reaccionaría esa humana? En caso de ver lo que era... Arara~ Sin duda, le daría un espectáculo que difícilmente podría ver de nuevo, una vez más... Iba a sorprenderla de nuevo, engatusarla con lo nuevo.

Y fue ahí cuando alzó su mano y llamó al tabernero con un par de exclamaciones para hacerse oír, el cual acudió con extrañeza y, posteriormente incredulidad al ver las pintas de la pequeña manakete. - Shuten quiere una jarra de cerveza y comida...~ -Pidió mientras se señalaba a sí misma, y pasó a mirar a la joven para ver qué sería lo que pediría.


Última edición por Shuten Douji el Miér Sep 05, 2018 2:42 pm, editado 1 vez
Shuten Douji
Shuten Douji
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Manakete

Cargo :
Viajera

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]

llave maestra [2]
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Piedra-1

Experiencia :
[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Jm5byz1

Gold :
1825


Volver arriba Ir abajo

[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Empty Re: [Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 23, 2018 7:44 pm

Se quedó mirándola de reojo al escucharla susurrar ¿más edad? Supuso que a menos que adivinara la joven no le diría su edad, no descartaba seguir preguntando, pero eso le confirmaba que no estaba frente a alguien normal, sintió una extraña sensación en el estómago, una que era muy parecida a lo que sentía cuando estaba frente a algún peligro, sin embargo ¿Cómo podría serlo alguien que danzaba tan bellamente? Y si lo era, debía correr el riesgo para saber más, si la gente suele decir que “la curiosidad mató al gato” Sariel era de las que respondía “Pero al menos murió sabiendo” sí ya lo había dicho su hermano, su mayor defecto era ser así de ingenua y despreocupada por ponerse en peligro.

Se sorprendió al escuchar cómo la gente comenzaba de inmediato a cuchichear respecto a su extravagante compañía, sin embargo le parecía lógico, y de no haberla visto bailar, posiblemente ella también sería una más de las que está ahí comentando sobre lo llamativa que era la joven frente a ella, como no lo sería con aquellas ropas y esa maldita mascara, su mente no podía concebir otra resolución, las máscaras que ella conocía eran usadas en fiestas nobles para ocultar los rostros de quienes querían dar rienda suelta a sus instintos más bajos, sin embargo ¿cuáles eran los deseos de Shuten? ¿Estaría realmente frente a alguien peligrosa? Por eso quería convencerla de quitarse la mascara

La siguió sin cuestionarse por la taberna, puso atención en cómo la gente la miraba, pero algunos parecían temerle ¿tenía agallas entonces por estar al lado de ella invitándola a comer? Despues de todo ¿Cuántos cuentos del folklore popular no comenzaban con la invitación a comer a un demonio? Cuando pasó por aquel grupo de hombres, no pudo evitar hacer también una pequeña reverencia —Gracias—Dijo con una voz amable y una educada sonrisa, después de todo, ella también estaba molestando al pasar, le pareció agradable ver que su compañía también disponía de buenos modales y no poseía practicas poco dudosas –O al menos no la había visto

No le molestó sentarse tan apartada del resto de la gente, acostumbraba a hacerlo de hecho, sin embargo sentía como si algo no estuviese bien cuando escuchó la respuesta de su compañía ¿Cómo podía hacerlo sonar como una amenaza el quitarse la máscara? Eso solo despertaba más ansias en ella en querer saber que había bajo la máscara, incluso si veía el mismo infierno en ella, no negó su deseo de verla, asintió con la cabeza, con seguridad pero cauta, no demostró mucha energía al decir que sí, no porque se sintiera insegura de ello o por falta de ganas, más bien su sentido común le decía que contestara que no, pero acaso ¿alguna vez lo escuchaba?

¡Cerveza! Porque no podía ser de otra forma ¡Si todo el mundo la bebía menos ella! —Yo pediré comida y algo para beber que no sea cerveza —Dijo soltando un pequeño suspiro de frustración al final, después de todo odiaba aquella bebida, pero ¿Por qué? su mente casi había olvidado por completo aquel mal recuerdo, porque después de todo su padre no era tan perfecto como le hacía creer a todo el mundo, le fue imposible olvidar aquel aroma, aquel trago era amargo, tan amargo como ese recuerdo que escondía en la parte más remota de su conciencia, su mente evocaba este recuerdo, pero la joven tenía un interés mayor ahora como para echarse a deprimir en ese momento, tenía a aquella persona que le había llamado tanto la atención.

Obsesiva y obstinada eran dos palabras que la definían bien, y en más de una ocasión ya la había metido en problemas aquella actitud, por lo que no dudó en preguntar de nuevo porque después de todo la pregunta no había abandonado su cabeza —¿Entonces no me dirá su edad? ¿Puedo convencerla de alguna forma? —¿qué podría tener alguien tan común como ella para dar a cambio de la edad de la misteriosa mujer? Pero era una de las pocas bazas que le quedaban para jugar, sonrió intentando mostrar seguridad, sin embargo, no confiaba en que hubiera algo que pudiera hacer al respecto para convencerla de decirle su verdadera edad, y después de todo ¿qué conseguiría con eso? observó llegar a la camarera con la comida y la bebida, miró fijamente a Shuten, expectante, esperando a que comiera, o bebiera, lo que sea pero que se quitara aquella mascara.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Empty Re: [Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel]

Mensaje por Shuten Douji el Mar Ago 28, 2018 5:18 pm

Su atenta mirada, a pesar de los inconvenientes que suponía mirar a través de las cuencas de la máscara, seguía observando con intriga y diversión las facciones de la joven chica que se había propuesto utilizar a la pequeña manakete como su entretenimiento. Y no era una exageración, ¿o sí? Al fin y al cabo... Incluso quería mantenerla complacida con comida y alcohol a pesar de que esa joven de claros cabellos y mayor claridad de mirada parecía molesta ante la idea de pedir bebidas alcohólicas para tener su compañía e indagar en su persona. La curiosidad podía ser adictiva, peligrosa... Mucho más peligrosa que otros vicios. Esa sensación de estar ante algo desconocido, el 'calor' que recorría la sangre por la adrenalina ante la sensación de aquello que no se conoce y que causa sensación de expectación, de impaciencia... Ah~ tantos factores que podían hacerte sentir diferente, vivo.

Y precisamente porque la propia Shuten había sido presa de esa 'adicción'... Como de muchas otras, ya que se puede mencionar, era que sabía la manera de generar ese aura de misterio... Quizás no fuera tan consciente de que transmitía otro tipo de sentimientos más, como podía ser el de 'peligro' o... Pero, sonrió  para sí, socarrona, ante la insistencia de la muchacha por saber su edad. - Sariel-san... ¿De qué servirá saber la edad de la mía persona? - Inquirió una vez el tabernero se largó con los pedidos y mirando aún raro al extraño ser enmascarado que en ese momento era Shuten. Y apoyando uno de sus codos sobre la superficie de la madera pulida rústicamente por el uso, reposó su mentón sobre el dorso de su mano en una actitud despreocupada, pero que hacía que las oscuras cuencas de la máscara quedaran encarando a Sariel. Una profunda risa con timbre aniñado salió de lo hondo de su pecho casi como un ronroneo, sus hombros temblaron efímeramente ante esa risa. - ¿Qué beneficio ganaría con ello vos? - Su voz bajó de tono al ver de reojo la figura de la camarera al traer al poco la comida y las bebidas a su vez. Giró lo justo su rostro para ver cómo la chica se iba, sintiendo como los largos mechones albinos de la máscara rozaban su cuello para, posteriormente, ceder a la gravedad al deslizarse sobre sus hombros cuando volvió a centrar su atención en la joven rubia que tenía enfrente.

Ahí fue que jugueteó, extendiendo su mano en un delicado gesto hacia la jarra del espumoso líquido ámbar pero, sin llegar a tomarla, si no que dejó la mano de vuelta sobre su regazo, mirando fijamente a Sariel unos instantes. En un denso silencio que pudo cortarse con un cuchillo antes de que ladeara un tanto su rostro, extendiendo esa misma mano traviesa hacia la zona inferior de la máscara, levantándola lo justo para que su labio inferior, ligeramente rosado y pequeño, se pudiera apreciar junto a la fina curva del óvalo facial. Una misteriosa sonrisa curvó sus labios. - Nee... ¿Sabe dónde está metiéndose vos, Sariel-san...? El conocimiento es peligroso... A tiempo está de no mirar...~ Fufu...~ -La máscara descendió a medida que fue hablando, ocultando de nuevo su rostro como si no se hubiera visto nada, ocultando también así los colmillos ligeramente más desarrollados de la norma de la manakete. Su mano, por el contrario, soltó el final de la grotesca máscara para deslizar su dedo índice por todo el reborde, delineando así también su propio rostro.

Mas no tardó en reír, risueña, como si todo eso se tratara de una broma infantil a pesar de que su voz no sonaba tan infantil como daba a entender su físico, y volvió a aferrar el final de la máscara que pertenecía a la zona de la barbilla para poder ir retirándola con cuidado pues iba perfectamente encajada contra sus cuernos para que parecieran parte de la máscara hannya. Sus ojos, de un profundo y saturado índigo roto solo por la pupila rasgada, dracónica, se dejaron ver a la par que las llamativas marcas sobre sus párpados, que las pequeñas cejas de forma redondeada tan exóticas como su propio país natal camufladas por el flequillo recto de los oscuros cabellos y, sobre los mismo, aquel adorno dorado al que estaba amarrada una pequeña piedra cristalina de tono turquesa.- Era broma, era broma~. Shuten sabe que Sariel-san es una chica valiente. Puede verlo en sus ojos... Es capaz de aceptar estar frente a un demonio - Dictaminó, en un confidente susurro sabiendo que sería escuchada por la jovencita a la que ahora tenía fijada su mirada mientras la máscara quedaba colgando de su cuello por el ribete que la sujetaba normalmente al cráneo. Y ahí, una sonrisa suave y misteriosa curvó los labios de la manakete, mostrando así parcialmente los colmillitos que hacía gala su boca. - ¿O no...~? Sariel-san -

El anonimato daba mucha libertad, hacía que muchas personas fueran capaces de hacer cosas vergonzosas y atrevidas que en la vida se hubieran atrevido a hacer. El valor residía cuando no tenías miedo de asumir las consecuencias de mostrar tu rostro y, por ende, tu identidad. Shuten la ocultaba para poder evitar mayores problemas... Pero no tenía miedo de mostrarse cómo era. Todo lo contrario... Incluso, se enorgullecía. Lo disfrutaba. Y sacaba el máximo partido para su gozo y disfrute.. aunque fuera solo para hacer un 'inocente' juego de sorprender a una curiosa gatita que se le había acercado como si no tuviera nada que temer.
Shuten Douji
Shuten Douji
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Manakete

Cargo :
Viajera

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]

llave maestra [2]
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Piedra-1

Experiencia :
[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Jm5byz1

Gold :
1825


Volver arriba Ir abajo

[Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel] Empty Re: [Social] The beauty of unknown [Priv. Sariel]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.