Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de Liberación] The absolute bleak between life and death is an illusion. [Priv. Semiramis & Dantalian]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de Liberación] The absolute bleak between life and death is an illusion. [Priv. Semiramis & Dantalian]

Mensaje por Izaya Orihara el Jue Ago 09, 2018 1:04 pm

Lo que le había mantenido consciente en la prisión de Bern había sido pura obstinación. Sin embargo, nada más salir de aquel lugar que olía a muerte y putrefacción había perdido toda la adrenalina que había corrido por sus venas. Su cuerpo se había relajado, agotado por la tortura sufrida y la posterior encarcelación, y su mente no había hecho más que tratar de regresar a la inconsciencia. El trauma sufrido era menor de esa manera. Era la reacción típica que tendría un ser vivo ante un daño considerable, así que Izaya no lo pensó mucho antes de entrecerrar los ojos y dejar que los guardias se lo llevaran al exterior, donde le aguardaba un rostro conocido. Había hecho bien en tomar medidas en caso de sufrir algún daño o desaparecer. Antes de saber que tenía un hermano había tenido otras formas de ser rescatado, pero siempre incluían una gruesa cantidad de dinero en sobornos y contratación de mercenarios.

¿Quién le hubiera dicho que tener familia era tan reconfortante? Durante toda su detención, Izaya no había temido porque sabía que allá fuera estaba Judal moviendo cielo y tierra por él. Nunca hubiera imaginado algo así, tener a alguien que cuidase de él incluso en los momentos adversos como podía ser la encarcelación. Sentaba bien y lo cierto era que había hecho todo mucho más llevadero. Su único temor había sido morir antes de que le rescatasen, pero eso no había sucedido a pesar de las amplias técnicas de tortura del Rey Zephiel y la prisión poco sanitaria en la que le habían metido. Ahora volvía a ser libre, vapuleado, con heridas abiertas y huesos rotos, pero era libre y estaba vivo. En ese instante más no podía pedir. Le habían devuelto todas sus cosas salvo los papeles pasados a criptografía, algo sorprendente pues a menudo los guardias se solían quedar con las pertenencias de los reos, pero su caso había sido diferente ya que resultaba ser inocente de todo cargo.

Sin embargo, eso no quería decir que se hubieran portado de forma amable con él. Los soldados de Bern lo habían agarrado por los brazos y lo habían arrastrado de forma literal por la mazmorra hasta la misma entrada. No se podía mover de ninguna manera, pues no solo le dolían los huesos y músculos, sino que además le habían atado los pies y las manos con una cuerda gruesa. Una vez fuera, lo habían tirado al suelo empedrado donde el informante se había quedado tirado como un muñeco. Batallaba seriamente contra la consciencia, cada instante de raciocinio un suplicio. Su abrigo, armas y demás objetos que hubiera portado con anterioridad le fueron entregados a la persona encargada de recogerle. Hasta ese momento, Izaya no había tenido ninguna idea de quién se podría tratar, pero al alzar la mirada rojiza y algo desubicada al frente, pudo reconocer sin problema la esbelta figura de Semiramis, sus ojos dorados y sus alargadas orejas de mestiza. ¡Un rostro conocido! Aunque debía admitir que no hubiera creído que una plegiana fuera a ser su rescatadora.

- Realmente tengo mucha suerte. – comenzó a decir con voz ronca, aunque con la diversión y arrogancia que le caracterizaba. Incluso al borde del colapso Izaya seguía siendo el mismo. Ni siquiera una paliza podría cambiar eso. – Una bella dama ha venido a buscarme. Ahora siento que puedo descansar en paz. Con un rostro así, cualquiera podría dormir y soñar con los ángeles de Naga. - y sonrió de forma afilada. Ninguno de los dos creían en esa deidad, e incluso dudaba que en el credo de la diosa aparecieran ángeles o algún tipo de criatura alada, pero el estratega era teatral por naturaleza, así que debía dar un último espectáculo a los soldados de Bern que aún les observaban interactuar. No le cabía la menor duda de que todo se lo dirían al Rey Zephiel más tarde. No hizo ningún comentario a que la conocía, por no desmontar la posible mentira que le hubieran contado para que le liberasen, así que se limitó a jugar a los desconocidos. Estimada señora, ¿me haría el favor de devolverme mi abrigo y mis botas? No me gustaría resfriarme. El tiempo aquí fuera es algo frío.

En realidad el día era muy bueno, pero Izaya no quería caminar descalzo y además se sentía algo vulnerable sin el peso en los hombros de su prenda más característica.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Informante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [1]
Dagas de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1766


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] The absolute bleak between life and death is an illusion. [Priv. Semiramis & Dantalian]

Mensaje por Semiramis el Vie Ago 10, 2018 5:54 pm

Sus dorados ojos se fijaron en las grandes murallas del palacio del rey de Bern ¡Vaya majestuosidad! Pero si tendría que elegir, prefería las ruinas de Plegia, esbozó una sonrisa y esperó, paciente, a que aquél lindo hombre saliese.

Y tampoco tardó mucho en verlo ser arrastrado por las guardias, en verlo ser tirado al suelo como un peso muerto y solo entonces se atrevió a avanzar, a paso firme, seguro, coqueto, hasta donde él estaba: poseía sus pertenencias entre sus brazos, custodiándolas con sumo cuidado pero aun así...

Les sonrió a las guardias antes de agacharse a la altura del otro. Sabía a ciencia cierta que Dantalian estaría detrás de ellos, en su hermoso carromato, esperándolos con paciencia, así que, directamente se tomó el atrevimiento de jugar un momento con el pobre y maltratado Izaya. Acercó una mano a su barbilla, con la yema de su índice lo obligó a mirarla a ella, mero espectáculo, pues no era algo necesario: de todas formas él la miraba.

Amor mío... Haberlo dicho si querías recibir un castigo... —Le susurró, coqueta, casi al punto de ronronear. Apoyó la mano en su mejilla, acarició con el pulgar la misma y seguidamente bajó hasta sus muñecas, muñecas que aferró con cierta fuerza— yo habría sabido como proporcionarte dolor para que luego no quedara en tu linda piel cicatriz alguna... —Se acercó a su oreja, contoneándose— en cambio me abandonas por un mezquino rey... —Susurró en bajo, sin dejarse ver o escuchar por los guardias.

Con un rápido gesto se echó un tanto hacia atrás, tomó el abrigo del otro y lo pasó por encima de sus hombros, como una madre cariñosa abrigando a su pequeño. Le sonrió, como siempre y, dejando sus zapatos ante él, se enderezó, limpió con parsimonia su vestido y miró hacia atrás por encima del hombro.

Consciente de como acabaría aquél muchacho, y aprovechando la cercanía del boticario, le había pedido acompañarla hasta allí. Después de todo solo seguía ordenes de sus mayores. Hacerla ir hasta Bern... Para rescatar aquél chico... ¡Vaya caprichos!

¡Querido! —Llamó lo suficientemente alto como para ser escuchada por el otro. Se posicionó de lado—¿Me ayudas? —No esperaba un "no" como respuesta. Siquiera por no ser ella capaz de ayudar a Izaya, sino más bien por seguir el papel que jugaba: el de una damita.

Izaya, este hombre es Dantalian, un boticario. Me encontré con él de camino y pensé que te haría falta un experto —Le guiñó el ojo al estratega. Volteó en dirección al mago oscuro—Dantalian, él es mi querido amigo. Por favor, tratalo bien —Sus orejas se removieron tan solo un poco.

Finalmente, con un gesto de la mano alejó a las guardias como si no fuesen más que moscas, ganándose, según sus miradas, su desaprobación que fue repagada con una encantadora, pero maléfica, sonrisa.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Espía

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ruina [2]
.

Support :
Luzrov

Especialización :

Experiencia :

Gold :
615


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] The absolute bleak between life and death is an illusion. [Priv. Semiramis & Dantalian]

Mensaje por Dantalian el Vie Ago 10, 2018 7:49 pm

No era que tuviese tiempo de sobra para perder ni mucho menos pero ciertamente algo de gratitud le debía a la mujer de negro y por otro lado, como un código personal, no rechazaba atender a ningún paciente… aun que claro, de poder cobraba lo suyo pues los ingredientes de medicamentos y potingues no eran precisamente baratos o fáciles de conseguir. Igual que siempre Dantalian se mostraba serio y tranquilo, con rostro casi inexpresivo cual si fuese una máscara teatrical, no hacia movimientos innecesarios y no hablaba a menos que activamente debiera hacerlo.

Espero paciente en cuanto la mujer le dio la indicación deteniendo su carromato y ayudándola a bajar pues este no tenia escaleras, aprovechando igualmente para organizar un poco la parte de atrás del carromato para extender en este un edredón suave hecho con plumas de ganso y oca, recubriéndolo con una manta para proteger dicho edredón de posibles manchones de sangre. El carromato era tirado por una robusta pero preciosa yegua de color negro con la crin y las patas de color blanco, no era tan ágil y grácil como los caballos de los soldados ni tampoco podría considerarse una equino veloz, sin embargo poseía una gran fuerza física suficiente para tirar del carromato y cualquier cosa que le ocurriese subir a él y aquella característica, para Dantalian, era más apreciada que la velocidad o la agilidad al correr. Sin decir nada el boticario se acerco en cuanto la llamada Semiramis le pidió ayuda, agachándose un poco a la altura de aquel hombre que habían ido a recoger.

- Descuide, yo me encargo… -

Comento el hombre con aquel tono de voz plano y un tanto tétrico al mirar a aquel hombre, desatándole las manos y las piernas con una pequeña navaja que tenía en un estuche atado a su cintura. Sin advertencia y ningún tipo de miramiento, antes de ayudarlo a levantarse el boticario palpo los hombros del chico descubriendo sin mucho esfuerzo que uno no estaba del todo en su sitio, acto seguido procedió a acomodarlo con un movimiento brusco pues de hacerlo lentamente y con cuidado solo acabaría por provocarle más dolor.

- Ahora sí es seguro levantarlo…. -

El hombre de ojos impares dio un silbido y la yegua negra comenzó a caminar lentamente hasta que su dueño volvió a silbar, dejando al boticario lo bastante cerca de la parte trasera del carromato como para que el mago de cabello cenizo pudiese subir a su paciente al edredón de plumas.

- Señorita, podría sentarse al frente y tomar las riendas de Lilith?, su amigo parece necesitar intervención urgente y mis remedios no son milagrosos. -

Comento subiendo igualmente a la parte de atrás del carromato, quitándose su túnica pupara y arremangándose la camisa negra de lana que traía puesta. Después se sentó junto al hombre de cabello negro y soltó un pequeño suspiro.

- Le daré un anestésico después de hacer el chequeo… si le duele le suplico me lo diga en un grado de 1 a 10 donde 1 es el dolor equivalente a un golpe leve y 10 una rotura de hueso…. intente igualmente no exagerar o podría alterar el diagnostico… -

Comento comenzando a palparle el cuerpo, dando pequeños golpecitos con 2 dedos para verificar si había hinchazones o daños internos, revisando que no hubiese daños en las articulaciones y prestando atención al paciente por si este se quejaba o hacia algún gesto de dolor.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
752


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] The absolute bleak between life and death is an illusion. [Priv. Semiramis & Dantalian]

Mensaje por Izaya Orihara el Sáb Ago 11, 2018 9:10 am

Y por eso amaba a la gente de Plegia, uno nunca sabía qué clase de espectáculo iban a dar. Semiramis era una gran favorita, aunque aún no sabía qué estaba haciendo ella ahí. Habría imaginado que su hermano enviaría a alguien de Daein, pero la bruja no era de allí. Tendría que preguntarle qué clase de tratos estaban teniendo ambas naciones, quizás sacara algún tipo de información interesante para sus planes. Pero por el momento, debía jugar su papel para lograr salir con vida de aquel infierno, lejos del rey Zephiel y su falsa alta moralidad. No podía negar que no había aprendido mucho de él en el tiempo que había estado a su cuidado, pero la verdad es que no tenía ningunas ganas de repetir. Antes preferiría el castigo del que le hablaba Semiramis. Oh, por supuesto que le sería mucho más placentero. Viniendo de ella, Izaya aceptaría todo tipo de juegos plegianos, pues sabía por experiencia que el dolor podía llegar a mezclarse con el placer de cuerdas y cadenas, y si eso era un ofrecimiento el informante aceptaría más que encantado. La sonrío con malicia.

Pero bueno, eso debía quedar para otro día, pues Izaya reconocía que no estaba en ese momento para muchos trotes. Además, tenían compañía. Un hombre de las artes curativas, pero no era un clérigo. Casi estalla en carcajadas. Por supuesto que le habían traído a un mago oscuro para sanarle, una mirada analítica le había dado toda la información que necesitaba del sujeto. Bueno, mientras supiera el oficio de sanador, por él no había problemas. Debía de ser bueno en lo suyo si Semiramis había juzgado prudente traerle, o quizás su hermano también le había contratado. La verdad, hasta no estar lejos de los guardias no iba a preguntar nada. Se limitó a aceptar el abrigo, que se arrebujó con gusto. No se colocó al final las botas porque supuso que sería un estorbo para el boticario que no tenía mucha pinta de ser amable. Y, como había creído, efectivamente el hombre no fue nada delicado al colocarle el hombro en su sitio.

Izaya trató de hacerle entender que no sería necesario, pues después de la experiencia en las mazmorras de Bern no deseaba más dolor, pero el otro no atendió a razones. - ¡Uggh! – exclamó el estratega mientras se doblaba sobre sí mismo. No les dio el lujo de ver como gritaba. Apenas salió de sus labios una queja muda, más gruñido que grito. Sus ojos rojos relucieron con furia fría. No tenía aire en los pulmones para lanzar un comentario ponzoñoso, pero con la mirada lo decía todo. Tampoco le quedaban fuerzas para levantarse, de modo que el boticario fue el encargado de cargarle como un saco de patatas y colocarle encima de un colchón de plumas en el que se hubiera quedado dormido de inmediato de no ser porque no se fiaba del desconocido. No deseaba quedarse a solas con un desconocido sobre el que no tenía poder intelectual o físico. Estaba en clara desventaja y a Izaya no había nada que le disgustara más que no ser el rey de la baraja. – Si tus remedios no son tan milagrosos, ¿cómo es que no te han despedido ya? – se limitó a replicar con veneno y arrogancia.

- Y nada de anestésico. – dijo con fuerza. Dame un pañuelo limpio para morder y será suficiente. Aunque te aseguro que estoy bien, nada me duele. Solo necesito dormir. – hizo un gesto con la barbilla como para que su punto quedara claro y después se recostó en el camastro como un señor en sus aposentos. No deseaba perder el conocimiento en un ambiente tan cambiante. Antes prefería quedar inconsciente por debilidad corporal que por una droga. En su terquedad, tampoco dijo ningún número al boticario. Aunque de vez en cuando, cuando tocaba alguna zona que era obvio que no le podía doler porque no estaba herida ni externa ni internamente, soltaba un: ahí es un trece, definitivamente. – y le sonreía con cierta maldad. En los puntos que sí que le dolían, trataba de mantener un rostro neutral que no indicara nada, pero no era tan bueno como creía. Estaba agotado y herido, y sus facultades de teatralidad se veían afectadas por ello.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Informante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [1]
Dagas de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1766


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] The absolute bleak between life and death is an illusion. [Priv. Semiramis & Dantalian]

Mensaje por Semiramis el Dom Ago 12, 2018 6:30 am

Se haría una nota mental y algún día, procuraría raptar a Izaya para ver si, amarrado con cuerdas y cadenas, cambiaría de parecer o seguiría mostrando aquella maliciosa sonrisa en los labios. Se agachó a recoger las botas de Izaya y esperó.

Asintió ante las palabras del mago oscuro, avanzó con paso lento y coqueto hacia la parte delantera del carromate, de un ágil salto pasó arriba y, sentándose de tal forma para que su amplio vestido no le molestara, antes de tomar las riendas del caballo, dejó las pertenencias de Izaya en el interior del mismo.

Entonces, de por si algo emocionada ante la idea de poder conducirlo, volvió la mirada al frente y sujetó con cuidado las riendas del oscuro caballo, no que no supiese, pero era algo totalmente diferente a cabalgar. Esperó a que los otros dos entraran también y cuando los vio seguros fue cuando, con un simple gesto, comandó a la yegua seguir adelante.

El camino que siguió, en un principio no tenía nada de extraño, liso y sin dificultad alguna para que la yegua siguiese adelante, pero se preguntó internamente también cuán bien estaría seguir por allí teniendo las miradas de los soldados aún clavadas en la espalda. Miró de reojo hacia atrás y en un final, se decantó por seguir el camino más "seguro": el del bosque.

Mi querido Izaya —Llamó de golpe, sus ojos se deslizaron hacia atrás, lo suficiente para que sus alargadas pupilas se fijasen en la palidez del estratega un instante antes de volver a mirar hacia el camino—Por mucho que quieras hacerte ver como un macho dominante y poderoso... —rió en bajo—si le caes mal al doctor, capaz y te quita un órgano cuando no es necesario —Sus orejas se removieron súbitas.

Además de que... Como hayan emergidos por estos bosques, dudo que te convenga permanecer en cama porque al moverte podrías desangrar —Porque no estaban lejos... Había demasiado silencio como para que aquél bosque fuese uno normal—Dantalian... ¿Lilith sabe seguir sin parar aún sin recibir órdenes? —Inquirió..

A lo lejos; un inesperado estruendo de pájaros gritando y volando se escuchó y vio. Se dirigían a la boca del lobo, que mala suerte por Izaya... Que bendición para ella.  Naga estaba de su lado. Sí... Naga. Sonrió, maliciosa, pero no temió avanzar.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Espía

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ruina [2]
.

Support :
Luzrov

Especialización :

Experiencia :

Gold :
615


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] The absolute bleak between life and death is an illusion. [Priv. Semiramis & Dantalian]

Mensaje por Dantalian el Dom Ago 12, 2018 3:02 pm

El rostro inexpresivo del boticario hacía imposible saber si estaba molesto, o en general, deducir cualquier tipo de emoción pues aquel gesto plano seria envidiado hasta por el más hábil jugador de cartas. Escucho lo que su paciente tuviese que decir para finalmente responder con un suspiro… ciertamente no podía ver dentro de su cuerpo para saber la gravedad del daño si no había heridas abiertas aun que ya con anterioridad había tenido pacientes difíciles, aun así le irritaba un tanto que no tomasen su trabajo enserio aun que su cuerpo no lo demostrase.

- Lilith es muy inteligente, ella sabe guiarse por los caminos sin ayuda y si debe correr lo hará hasta que esté en un lugar seguro o yo se lo pida así que descuide… Solo tome en cuenta que es una yegua de carga... no es muy rapida-

Respondió el boticario volteándose hacia un cofre que tenia, abriéndolo con cuidado y, al buscar dentro se podían escuchar toda clase de ruidos metálicos de diferentes tipos, el hombre aun mantenía aquel gesto pasivo e inexpresivo, actuando con total calma.

- Mis remedios no son milagrosos pero si efectivos… no te levantaras totalmente sano en un segundo como ocurre con la magia de luz pero pueden curar cosas que la magia sagrada no puede con el debido tiempo y paciencia… Por otro lado, Señorita Semiramis, agradecería que no asuste al paciente; yo jamás removería ningún órgano que no sea necesario remover dependiendo de mis propias opiniones… yo actuó conforme a los diagnostico solamente. -

Comento el boticario tranquilamente sacando una cierra que tenía en la empuñadura un grabado de calavera, una herramienta bastante usada en las escuelas de magia negra y salas de tortura cuya función principal era el despedazar los cuerpos para su fácil disposición, cierra que podía cortar con facilidad incluso el hueso.

- Y según dice mi diagnostico voy a tener que amputar una pierna izquierda y la mano derecha hasta el codo… No son comunes pero los dolores del grado tan intensos que describe el joven sin tener alguna fractura solo pueden ser causados por gangrena en la medula de los huesos y no hay nada que hacer…. -  

Comento el hombre de pelo cenizo sacando igualmente del baúl lo que parecía ser un trozo de madera recubierto con cuero el cual limpio cuidadosamente con agua y, sin preguntar ni advertir lo metió en la boca del muchacho para después sujetar la cierra.

- Según recuerdo no necesitabas anestesia así que no la usare…. descuida, solo dolerá terriblemente hasta que te desmayes. -

Comento el boticario primero realizando un torniquete con una cuerda de lana que tenia en el baúl para después sujetar la sierra y apoyando al muchacho contra la camilla, acercándola peligrosamente hacia su pierna izquierda. Aun así, el gesto tranquilo con el que realizaba todo y su mirada carente de toda emoción hacia la tarea de saber si iba enserio o no con el asunto de las amputaciones.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
752


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] The absolute bleak between life and death is an illusion. [Priv. Semiramis & Dantalian]

Mensaje por Izaya Orihara el Mar Ago 14, 2018 8:25 am

Izaya se hubiera echado a reír de no ser porque quería gritar. Por supuesto que Semiramis había llamado a un boticario loco y psicópata para tratarle las heridas. En cualquier otro momento esto le habría sacado una buena carcajada y habría disfrutado de la broma y de la situación; pero el informante comenzaba a perder su paciencia a un ritmo alarmante. Además, estaban en juego partes de su pierna y su brazo,  y si había salido de las mazmorras de Bern con todas su extremidades, no pensaba perderlas porque un boticario de poca monta pensaba que ese era el “diagnóstico”. Lo miró con una mezcla de disgusto y enfado, sus cejas negras arrugadas con fuerza y sus labios en una fina línea de desagrado. Sentía cierto pánico subir por el estómago hasta la garganta, aun más cuando Semiramis le dio la idea de sacarle un órgano, como si no tuviera suficiente con ser amputado sin razón.

Trató de mantener la compostura y con una sonrisa que rozaba convertirse en un cuchillo dijo entre dientes: Querida, todos sabemos que es una mujer la persona más dominante y poderosa de los tres. Ahora, no le des ideas extrañas a tu “buen doctor” porque me parece a mí que es un incompetent-…- pero no pudo terminar lo que decía. Dantalian le metió a la fuerza un pedazo de madera cubierto de cuero en la boca, casi haciendo que Izaya se atragantase. Lo que sí que logró fue acallar al indignado informante que vio con pánico como acercaba una reluciente sierra a su pierna, con toda la intención de cortarla ahí y ahora. Gruñó bajo en la garganta y escupió el mordedor hacia la cara del mago oscuro y boticario, con el atino de darle en la cabeza. Casi tuvo una arcada del mal sabor de la piel. Se imaginaba que eso debía de haber estado en la boca de muchos y la idea le era tan repugnante que le daban ganas de vomitar.

La sierra estaba demasiado cerca, así que el estratega le dio un manotazo en el brazo a Dantalian para alejarle de él, lo que le generó un quejido de dolor por el movimiento seco que había puesto en jaque los músculos y huesos que le dolían. Las heridas abiertas comenzaron a manchar la tela que había colocado en la cama para evitar que manchara el colchón. Con cara de pocos amigos, Izaya replicó de mala manera: En realidad estaba tratando de decir que me dolía como un parto, pero puesto que no tengo útero, y como ve mi estómago está plano, me temo que esa opción está descartada. A no ser que quieras mirar debajo de mis pantalones para comprobar mis órganos reproductivos tú mismo. – respiraba con la dificultad de alguien que se ha quedado sin aire, y sin previo aviso se tuvo que tumbar de vuelta en el camastro porque le había invadido el dolor desde el estómago hasta la cabeza.

De forma inconsciente, sabía que se estaban acercando al peligro. Semiramis había hecho un par de comentarios acerca de emergidos que no le habían pasado desadvertidos a Izaya, y sí, la bruja plegiana tenía razón: no podía luchar mientras se desangraba como un patético cerdo en el matadero. Con los dientes apretados, masculló: cose lo que tengas que coser, me parece que dentro de poco tendremos compañía. Tengo una brecha en la cabeza que sigue sangrando y me impide ver, puedes comenzar ahí. – Lo que quedaba claro es que el informante era un paciente horrible. Era lo que sucedía cuando llevabas días metido en un hoyo oscuro con la única compañía de las ratas y el hedor de la muerte.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Informante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [1]
Dagas de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1766


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] The absolute bleak between life and death is an illusion. [Priv. Semiramis & Dantalian]

Mensaje por Semiramis el Miér Ago 15, 2018 8:30 am

Una clara y limpia carcajada emanó de sus labios, mostrando unos pequeños y afilados colmillos, prueba de su mestizaje y de tener las manos ocupadas sujetando las riendas de la, según Dantalian, inteligente y leal yegua.

Irónico cuanto menos. ¿Me pides no asustar al paciente cuando acabas de amordazarlo y amenazarlo con una sierra? —Inquirió aún con el matiz de la diversión clavada en su voz, estaba al borde del carcajeo de nuevo si no fuese porque, realmente había un mal presentimiento en el ambiente y aún así, ella no estaba preocupada.

No me gustan los mancos, por favor, controla tus impulsos de cortar trozos humanos, Dantalian —Le miró de reojo y sonrió, encantadora—¿Verdad que ahora la idea de quedarte sin un pulmón es más encantadora que la de necesitar bastón para caminar de mancar una pierna? —Volteó su atención hacia Izaya, le obsequió también una sonrisa, solo que más maliciosa.

Y al cabo de tan solo segundos, volvió a mirar hacia el frente, atenta a los movimientos entre los árboles, a cualquier crujir de madera o sisear de la maleza, confiaba en que probablemente los animales se habían alejado por algún motivo, así que, de escuchar algo, debía ser sin duda alguna un enemigo, sin importar de que especie.

Y fue ahí, de la nada, que un gran estruendo resonó, los pájaros, hasta el momento callados comenzaron a cantar en un coro desagradable y a sobrevolar los cielos, como escapando de algo, o de alguien. En los labios de la bruja Plegiana se formó una sonrisa maliciosa, bajó las riendas de Lilith y la dejó avanzar por cuenta propia. Se incorporó, manteniendo el equilibrio sobre la movidiza superficie que era el carro del loco doctor.

Querido, dale un beso a aquél estratega, seguro se recupera al instante —Ensanchó su sonrisa. ¿Cómo era? El beso de una madre amorosa hacia su alocado e incauto hijo, un beso que todo lo sanaba a base de amor y cariño ¡Que dulce y desagradable todo! De entre sus ropajes sacó un tomo oscuro, más no lo abrió aún.

Solía ser el deber de las chicas el actuar cuando los chicos comenzaban a ser molestos, pero algo le decía que Dantalian e Izaya, de dejarlos solos, se matarían el uno al otro. Encontraría algún dedo cortado, alguna cabeza volada, eso sin duda alguna. Pero ella, tampoco estaba muy dispuesta a meterse en medio en aquél preciso instante. Habían cosas más importantes en las que centrarse: como un ataque inminente. El cielo volvió a callar, volvió a caer el silencio.

¡Ah! ~ No se preocupen, la dama salvará sus lindos traseros —Pronunció. Sus ojos pero, atentos, se fijaron en un lado, confiando nuevamente que esa sería la dirección correcta por la que todos aparecerían y, de la nada los atacaría... Y ahí llegaron, flechas proveniente de algún lugar que no supo descifrar. Abrió el tomo, conjuró unas palabras en un ligero susurro y una manta oscura paró su avance, protegiendo en el acto todo el carromate.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Espía

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ruina [2]
.

Support :
Luzrov

Especialización :

Experiencia :

Gold :
615


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] The absolute bleak between life and death is an illusion. [Priv. Semiramis & Dantalian]

Mensaje por Dantalian el Miér Ago 15, 2018 3:12 pm

Dantalian se permitió parpadear solo un par de veces ante la risa de la mujer pues si bien tenia cierto sentido el creía haber dejado bastante claro que sus intenciones no eran remover nada innecesario… sin embargo si el paciente mentía respecto a sus malestares no tenía muchas opciones.

- Si fuera dolor de parto siendo tu un hombre no podrías hacer más que gritar y llorar como una señorita… Como ya dije me baso únicamente en los diagnósticos, en mi oficio es peligroso para un paciente el mentir o no seguir indicaciones… -

Comento el hombre soltando un ligero suspiro para guardar la cierra, mirando con ojo crítico el evidente sangrado que tenía cerca de la cabeza… ese hombre era extraño pues mentía en lo que no debía mentir y exageraba lo que no era tan serio.

- Me preocupa más el daño interno que tienes, chico… las heridas en la cabeza suelen sangrar mucho pero no son en general peligrosas. -

Comento el boticario sacando una pasta color verde blanquecino de lo que parecía un estuche de concha de mar, limpiando la herida en la cabeza antes de aplicar el anestésico que tenía un fuerte olor a hiervas y otras cosas indescriptibles. Seguidamente saco un hilo color purpura traslucido y lo enebro en una aguja curva con una precisión increíble tomando en cuenta que el carromato no iba precisamente en suelo liso. El coser la herida fue sencillo sin causar ningún tipo de dolor al paciente siguiendo el mismo procedimiento con toda herida abierta con una precisión y eficiencia que solo podría tener alguien que conoce bien su oficio, después de ello guardo todo y busco de entre sus cosas lo que necesitaría para el siguiente proceso.

- Dudo que un beso lo ayude… -

Comento el boticario sin deshacer aquel gesto plano en su rostro sin ser posible apreciar si decía la verdad, si estaba mintiendo o fastidiado, cualquier emoción en su rostro era mínima y casi imperceptible para el ojo poco atento. De uno de los frascos saco lo que parecía ser un huevo duro en salmuera pero este era tan solo un poco más grande que el huevo de una codorniz y tenía un escandaloso color purpura obscuro con motas blancas

- Trágatelo entero y sin masticarlo o será muy desagradable… Esto ayudara a cerrar los músculos desgarrados que tengas en el estomago para evitar hemorragias en caso que debas de moverte. Tomate también el contenido de esta botella entero y procura que toque lo menos posible tu lengua…. es un anestésico potente que te ayudara a moverte sin sentir dolor por lo menos las próximas 2 horas…. No da sueño por cierto, pero a lo mejor te hace ver colores por un rato. -

Comento tranquilamente dándole el pequeño huevo morado en salmuera y una botellita que contenía un espeso liquido color amarillo con fuerte aroma y sabor aun más desagradable. De morder el pequeño huevo se liberaría un jugo de sabor sumamente amargo acompañado de una textura viscosa y desagradable… el brebaje contra el dolor no era igualmente fresas con crema pues el sabor era lo bastante desagradable como para tener dificultades para tragarlo pero no lo suficiente como para provocar el vomito además de dejar una sensación mentolada al tacto.

- Cuento con usted, señorita… ya sabe usted mejor que nadie que seré mas un estorbo que una ayuda en combate. -

Si bien ejercía ya mejor control sobre sus habilidades aun eran inestables, impredecibles. La yegua avanzaba a paso constante resoplando al sentir el inminente peligro mas tal como había dicho el boticario el animal seguía la marcha aun si no le sujetaban de las riendas.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
752


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] The absolute bleak between life and death is an illusion. [Priv. Semiramis & Dantalian]

Mensaje por Izaya Orihara el Jue Ago 16, 2018 9:27 am

Izaya no podía evitar mirar con las cejas fruncidas y una expresión de desagrado al boticario. Le había llamado “chico” de la forma más condescendiente que podía, como si su edad fuera un problema para ser un buen profesional. Podría replicarle que él, aun siendo más joven, era mucho más rico, tenía más propiedades, y se había codeado con personas de una alcurnia tan alta que Dantalian solo podía soñar con conocer. Estaba muy orgulloso de sus logros, tanto que era algo de lo que solía presumir cuando la situación lo ameritaba. Sin embargo, no conocía al mago oscuro, y no pensaba revelar nada más de él hasta tener información de valor que le diera la superioridad frente al desconocido. Así que se mantuvo callado, por el momento, y le dejó trabajar en su frente. Al menos así la sangre no le cegaría si, como decía la bruja, había enemigos en el exterior. Sabía que tenía sangrado interno y multitud de heridas externas, pero lo cierto era que no quería cooperar demasiado, era su manera de mostrar la disconformidad con la elección de boticario. Le dolía todo el cuerpo, habría deseado un clérigo o alguien rápido y efectivo. Al menos cosía de forma rápida e indolora. Ahí, Izaya se permitió quitarse la camisa para mostrarle las heridas que necesitaran su cuidado, pero con gesto de aburrimiento.

Lo único que cambio su gesto fue el comentario del beso. Tuvo que reírse. – Antes prefiero ser besado por un emergido, sin ofender. – aunque en realidad sí que deseaba ser ofensivo. Le dedicó entonces una sonrisa cortante, como si le hiciera mucha gracia su propia broma. Ahora que sabía que al menos no perdería sangre por un las heridas externas, lo cierto es que se encontraba mucho mejor, más tranquilo. Sin terminar de escuchar lo que el otro decía, se tomó la píldora de color sospechoso y la tragó junto al líquido de la botella. Casi se atraganta con las últimas palabras de Dantalian. Debería haber comenzado por los efectos alucinógenos, no dejarlo para el final. Ahora ya era demasiado tarde como para dar marcha atrás, pues tanto el brebaje como el huevo púrpura habían desaparecido en su estómago. La verdad es que poco le faltaba para vomitar del asqueroso sabor. Si lo echaba de su cuerpo al menos no vería colores, pero oh, qué placentera sensación eso de no tener ningún dolor en el cuerpo. El efecto fue casi inmediato y dejó a Izaya relajado y como nuevo.

Se levantó de donde estaba de un salto y comenzó a colocarse las botas y el abrigo de forma metódica. Después, comprobó que todas sus pertenencias estaban en su sitio y sonrió contento y malicioso. Sin dolor volvía a sentirse él mismo. Sacó una de sus dagas del bolsillo y la observó a la luz natural. - ¿Oh? ¿Un mago oscuro que es un estorbo? – preguntó al aire, aunque sus ojos analíticos se fijaron con certeza y casi voracidad animal en el boticario. - ¿Y eso cómo puede ser? Puedo ver habilidad en ti, aunque si es como la de curación… No, imposible. Los magos oscuros no sois chapuceros con vuestra magia. Lo sé, Plegia está lleno de ellos y Durban también. – pensó en todos los brujos y brujas que había conocido. Ninguno le habían decepcionado y no creía que Dantalian fuera diferente. Pero por algún motivo se negaba a cooperar. – Sea cual sea la razón por la que prefieres ser defendido por una noble dama y tu paciente, deberías replanteártela. Hasta un “chico” sabe que eso es muy poco profesional. – provocó en un afilado comentario. Dos magos oscuros eran mejor que uno, y él podía verse afectado por las drogas que comenzaban a hacerle efecto.

Izaya esperaba que el brebaje no le hiciera tener alucinaciones, pero estaba débil de la tortura y la encarcelación y hacía días que no tomaba bocado. Los efectos le golpearon como un rayo: fuere, sin piedad y súbitamente. Tambaleante, se dirigió a la salida del carromato y asomó la cabeza en dirección a Semiramis. Podía verla en un círculo de cientos de colores, pero aunque su mente conjurase cosas irreales, Izaya sabía que eso era imposible: Querida, tu amigo me ha dado cierta sustancia que me hace imaginar cosas que no existen. Por favor, te ruego que me avises si estoy atacando a un árbol pensando que es un emergido. Sería demasiado humillante para mi imagen. – y era verdad, si sus enemigos supieran de eso se aprovecharían hasta que no quedara nada de él. Ser informante era una continua lucha de poderes con otros con el mismo oficio, pero al final el mejor solo podía ser uno: y ese uno debía ser él. Sin piedad, lanzó una de sus dagas hacia una de las figuras encapuchadas, esperando distraerla o en caso de tener mucha suerte, matarla.
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Informante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Dagas de bronce [1]
Dagas de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1766


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] The absolute bleak between life and death is an illusion. [Priv. Semiramis & Dantalian]

Mensaje por Semiramis el Dom Sep 30, 2018 6:13 am

Si bien con una sonrisa de oreja a oreja, se mantuvo callada, escuchando disparatazos de un lado y otro. No iba a negar lo evidente: aquellos dos de quedarse encerrados en una habitación se matarían el uno al otro. Al final y por mera diversión, no pudo evitar soltar una sonora carcajada y por ende distraerse del camino.

De todas formas no era un problema, o no debía de serlo. Los emergidos tardarían un poco más en darse cuenta de que su ataque no había llegado a destinación y probablemente entre las espesas hojas de la maleza circunstante verían cosas que no necesariamente era así. Abrió los ojos, relamió sus labios en un insinuante gesto y con el rabillo del ojo observó a los otros dos.

Querido, la magia oscura es peor que una mujer con antojos —Ladeó la cabeza, oscuros mechones de cabello se balancearon, delineando más su curioso rostro—depende como la aprendes. Yo lo hice en una escuela de magia Plegiana, Dantalian por su cuenta —Rozó las hojas del tomo con sus dedos, casi como una caricia—también depende de los sentimientos que la hagan funcionar —En realidad que ayudara o no era irrelevante.

Se movió hacia un lado, dejando espacio para el otro también al verlo de pie, como nuevo, soltando ya aquellas bromas características suyas. Entonces se encogió de hombros, con desinterés—No lo estoy excusando, te estoy explicando a ti como buena hermana mayor oscura que soy —Le guiñó el ojo. Dio media vuelta, apoyando su espalda contra la de Izaya, sin poner peso.

Con tomo oscuro en mano, conjuró un hechizo en un idioma distante y olvidado. Cuando su derecha se extendió hacia el frente, una manta oscura apareció bajo los pies de uno de aquellos seres de tez grisácea. Los atrapó, se coló bajo su armadura como un serpiente venenoso y no le dio tiempo de observar su hermosa muerte manchada de sangre. Intentó forzar sus ojos, pero la posición en continuo movimiento del carromato no ayudaba.

Hum —Musitó en bajo—por mucho que la escena se me haga divertida, voy a advertirte en caso de que llegue a pasar —Asintió convencida con un gesto de la cabeza. Y no lo hacía por bondad, sino porque veía que iba a necesitar de la ayuda de aquél muchacho para salir del apuro... Por no hablar de la excusa que debería de inventarse de perderlo por el camino; algo como "se lo comieron los emergidos" ¿valdría?

Así que —Comenzó. Volvió a conjurar, a asesinar un emergido con su magia oscura y solo entonces siguió con su idea—te aconsejo que no bajes y te quedes aquí arriba, intentando atinar como si fuesen manzanas andantes ~ Los ojos rojos los tienen —Ella pero prefería verlos como seres de carne y huesos, era todo más divertido—¡En cuanto a ti, querido Dantalian! —Con su mirada fija en los alrededores no la dirigió al otro por precaución—¿Alguna idea para deshacernos de ellos? ¿Quizás lanzar veneno a sus cabezas? Sería divertido ~
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Espía

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ruina [2]
.

Support :
Luzrov

Especialización :

Experiencia :

Gold :
615


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] The absolute bleak between life and death is an illusion. [Priv. Semiramis & Dantalian]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.