Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] Empty [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon]

Mensaje por Artemis el Miér Ago 01, 2018 3:51 am

Era el cuarto o quinto día después de concluida su pelea y si bien había recibido todas sus visitas con una sonrisa la cruda verdad salía a relucir por las noches, cuando todos se habían marchado. La mascota real de la casa de Altea ahora estaba envuelta en una lucha sin cuartel contra las fiebres y dolores que aquella infame espada le había provocado en un costado. Los clérigos no se explicaban por que su estado de salud no mejoraba pero al menos su vida, de momento, no estaba en peligro. Aun así no escatimaban en atenciones para con el laguz de plateado pelaje pues nadie quería ser el responsable de darle la noticia al príncipe regente de que su amada mascota había muerto en un duelo que, se suponía, era con fines mas deportivos que mortales. A ratos el zorro se recuperaba mas la mayor parte del tiempo las visitas estaban restringidas, no es que Artemis deseara estar solo pero ciertamente sus fuerzas eran lo bastantes escasas como para desear gastarlas en sonreír o aparentar que estaba bien.

- Y aun así…. mi amo…. -

"No ha venido a visitarme", esas palabras pesaban en el corazón del laguz quien, como podría pasarle a muchos tipos de canes, se encontraba más debilitado por la tristeza que por la herida corrupta que se negaba a sanar en su costado pero poco a poco cedía. Su cabeza sabia cuanto su dueño le quería mas sentirse solo y triste era inevitable aun a sabiendas de que el joven Alteano tenía más preocupaciones en mente que el, era un soberano ocupado con mas responsabilidades de las que debía cargar aun a esa temprana edad pero pese a entenderlo perfectamente en aquella suave y mullida camilla no podía evitar resentir la soledad.

- Me habría gustado que viniera…. al menos una vez... aun que fuese solo un momento... -

Los parpados de Artemis se sentían pesados y sus agudos sentidos estaban un poco atrofiados por el dolor y la fiebre, mas aun así, cayendo inevitablemente agotado a los brazos de Morfeo el zorro fue capaz de ver una silueta difusa que le miraba, había dicho algo pero sin lograr entender que era exactamente. A partir de allí recobraba la conciencia a ratos, primero se sintió ligeramente sacudido, en una superficie mucho más dura que la mullida cama donde le tenían. Escuchaba a lejanía cascos de caballos y se sentía a si mismo cubierto por una suerte de tela. Olores nauseabundos familiares le hicieron vomitar varias veces mientras era transportado sin mucho cuidado y los malestares de su fiebre no parecían mejorar ya que había dejado de recibir tantas atenciones como antes…. eso sí, le daban agua y empujaban papillas a través de su garganta; sea quienes fuesen le querían vivo.

Mientras tanto en Regna Ferox, en el cuarto donde antes atendían al zorro ya hacia su precioso collar de oro, cuidadosamente tallado y enjoyado, tirado en el piso cerca de la camilla y con el seguro roto que lo ataba a su cuello.

- Agua…. *cof*... agua…. -

Fueron las primeras palabras que el zorro pudo articular cuando nuevamente recupero la conciencia, o por lo menos lo suficiente como para darse cuenta de que estaba fuertemente encadenado en una habitación obscura donde su pelaje plateado resaltaba a duras penas y el olor a azufre en la distancia le revolvía el estomago… Había alguien allí con él en la habitación, sus sentidos estaban aturdidos pero lo bastante lucidos como para poder sentir que no estaba solo en ese lugar. Intento levantarse del piso quedando solo arrodillado por la falta de fuerzas, su cuerpo sudaba abundantemente por la fiebre que aun le invadía notando que su cuerpo estaba casi totalmente desnudo, dejándole si acaso unos paños menores y dejando a la vista la marca de grima en su espalda baja, justo un tanto debajo de una herida de espada que no habían podido cerrar completamente siquiera cosiéndola, casi como si el poder del mismísimo dragón obscuro intentase reclamar la vida de aquel que sufrió la desgracia de ser herido por su hoja.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [3]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
llave maestra [2]
.
.

Support :
Under [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] JEIjc1v
Seimei [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] JEIjc1v
Marth [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] JEIjc1v
Sera [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] JEIjc1v
Eugeo [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] JEIjc1v

Especialización :
[Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] Fang2

Experiencia :
[Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] Fy4uE7I

Gold :
1222


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] Empty Re: [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 02, 2018 7:38 pm

Leon estaba sentado cómodamente en su escritorio, terminando de leer los últimos párrafos del libro que venía estudiando hacia unos días ya. Con la espalda recta y las piernas cruzadas de forma elegante, el muchachito se encontraba en aquella habitación secreta suya en el corazón de las mazmorras del castillo. Un lugar nada acogedor pero lo suficientemente apartado y alejado del resto del palacio y sus oídos que le daban la tan preciada libertad al mago para estudiar a sus anchas. Pero este día no iba a leer libros, o no, su objetivo era algo mucho más grande y ambicioso. Algo que todavía dormitaba en el interior de la única celda del lugar, fuertemente sujetado con gruesas cadenas de hierro a las paredes.

***

No hacía mucho tiempo atrás, Leon todavía estaba en el gran torneo de Ragna Ferox. Si bien su participación había resultado brillante como era de esperarse de él, había algo que le había cambiado la perspectiva de las cosas, por lo que regreso a su patria mucho antes de lo que hubiera previsto, sin trofeo alguno, pero con algo que podría darle más utilidad en el futuro.
Que había pasado? Pues, en una de sus muchas revisiones encontró león la lista de combates que se darían cercanos a la final y, de entre todos los nombres que nada le decían, uno le saltó a los ojos en el acto: el nombre de su hermano mayor figuraba en uno de los combates, mas estaba anunciado sin el resto de su título a continuación. Sin pensarlo dos veces, el mago negro se disfrazó lo mejor que pudo escondiendo su persona y acudió al enfrentamiento de este Xander contra un tal Artemis.
Las gradas habían estado abarrotadas de gente, pero aun así entre el gentío, siendo cuidado por dos de sus hombres muy de cerca, el mago oscuro fue testigo de cómo efectivamente era su hermano quien estaba también participando en el torneo. Y no solo eso, también vio de primera mano a un laguz de blanco pelaje y feroces colmillos que casi terminan con la participación del paladín en la contienda. Soltando un suspiro Leon aplaudio la victoria de su hermano desde las gradas, mas al mismo tiempo se quedó mirando como se llevaban a la bestia humanoide terriblemente herida.
Presenciar tal combate le había dejado dos cosas en las que pensar en su mente. La primera era dudar de haber participado en el torneo. Si su hermano estaba participando pero sin anunciar su título, significaba que Leon había cometido un enorme error todo este tiempo, uno que intentaría corregir inmediatamente antes de que la voz de su participación corriera más lejos.
Lo otro que le dejó pensando fue la ferocidad y tamaño de aquella bestia, la cual había sido anunciada como la “mascota del príncipe Marth”. No era un título nada menor, y la criatura había demostrado tener gran capacidad en combate, por lo que no le cabio duda de que era un leal y buen retainer del príncipe de Altea, uno de esos canes que sirven tanto de guardia como de acompañantes, al que el muchachito de cabellos azules debía tener en gran estima.
Una sonrisa se dibujó en los labios del príncipe cuando una idea le cruzo la mente. Hacia unos meses atrás había estado estudiando nuevas formas de tortura, algunas que generaban daños irreparables en las mentes de las víctimas, que llegaban incluso a desposeerlos de voluntad o conciencia alguna. Que pasaría si practicaba alguna de esas nuevas técnicas con el perrito del niño mimado? Cuanto más lo pensaba más le gustaba la idea: Lograr controlar la mente del can, regresarlo de regreso a Altea y, después que estuviera dentro de palacio, en el corazón mismo de la realeza, hacer que perdiera el control y atacara a todos allí dentro. Sería un golpe maestro contra un reino que no se cansaba de profetizar en contra de su señor y de la profesión del príncipe en persona. Si, era un buen plan.

Cuanto había costado todo esto? Una pequeña fortuna, de hecho todo el oro que había llevado consigo y algunas de sus  alhajas menores, habían sido muchos sobornos que pagar para que mucha gente mirara hacia otro lado. Por supuesto él no se había ensuciado las manos, siquiera dejó que se le viera el rostro por la ciudad después de presenciar el combate del zorro y el paladín, mas desde la seguridad de sus aposentos pudo dar vida al plan, el cual llevó más de una semana en llevar a cabo.
Una semana de despilfarrar oro después, estaba de camino en una carreta de fachada mercante con su nueva adquisición fuertemente atada y sedada a su lado. Que hubiera terminado en estado tan grave después de la contienda con su hermano había sido de gran ayuda a la hora de maniobrar con el zorro, pero también había dejado la posibilidad que este no llegara a Nohr debido a las altas fiebres que tenia de a ratos. Por esto, para que todo aquel oro invertido no fuera en bano, el mago oscuro se había pasado la mayor parte del camino cuidando y atendiendo a la criatura, vigilando su fiebre y asegurándose que no fuera oro tirado.

***
El tintineo de cadenas sacó a Leon de sus pensamientos. Se acercó hasta los barrotes de la cela y con gusto vio cómo su invitado especial empezaba a cobrar conciencia, cosa que llevaba días sin hacer.

-Oh, el zorro se ha despertado.-

Dijo recostándose contra los barrotes, permitiendo que el zorro pudiera fijarse en él.

-Como estuvo su sueño? Soñó algo bonito?
Espero por Anakos que sí, porque está a punto de comenzar una pesadilla-
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] Empty Re: [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon]

Mensaje por Artemis el Sáb Sep 01, 2018 2:03 am

Estaba desorientado más las cosas comenzaban a notarse con más claridad conforme sus sentidos regresaban al la vigilia. Sus largas orejas blancas se alzaron atentas, intentando recopilar toda la información posible. No tardo en descubrir que estaba encadenado y la voz detrás de las rejas de su prisión tampoco demoro en hacer acto de presencia.

- Que significa esto?, dudo haber hecho algo tan grave como para merecer encierro en mi condición y dudo que mi amo este enterado de esto… -

Muchas más preguntas a galopaban su cabeza y aun si la fiebre lo tenía débil y mareado le alcanzaba suficiente para empezar a atar cabos, de evaluar su situación para saber cómo actuar de momento. Aun no alzaba la mirada pero ya sentía un escalofrió recorrer la espalda baja.

- Anakos…. entonces estoy en Nohr -

La sorprendió alzar la mirada y encontrarse con un joven de la misma edad que su amo, no solo eso sino que sus rasgos eran parecidos cambiando únicamente la coloración de su cabello y el aroma que podía captar de él.

- Escuche que había… otro príncipe además de su alteza Xander…. Príncipe León si mal no recuerdo… Tengo entendido que Altea y Nohr no están en… ngh…. malos términos, pero dudo que a mi amo, el príncipe regente de Altea, le haga gracia enterarse de que su mascota esta en sus tierras bajo estas condiciones…. -

Comento reincorporándose lo suficiente para sentarse, respirando por la boca debido a que la fiebre y el mismo ambiente de Nohr le sofocaba. Intentaría persuadir a su interlocutor aclarando su posición como propiedad real de un reino que no era enemigo, su carta mas fuerte contra los humanos que pretendían hacerle daño.

- Le propondría que, de liberarme en este momento y proporcionarme ropas dignas para regresar al lado de mi amo guardare silencio para que este asunto no escale innecesariamente a un conflicto…. *cof, cof*… pero… no soy tan ingenuo como para no entender que alguien de su posición seguramente sabe quién soy y las graves repercusiones que esto puede traerle a su reino… Pero aun así quiero que contemple esa proposición… -


Soltó un suspiro intentando mantener su dignidad intacta mas era complicado estando casi totalmente desnudo, débil y enfermo. Aun así, se mantenía sereno y hablaba tranquilamente, de nada serbia pelear o forcejear estando tan fuertemente amarrado, imaginando que el largo de sus cadenas no alcanzarían siquiera a llegar a los barrotes de su prisión.

- Aun así… tengo curiosidad por saber la razón que le llevo a tomar tantos riesgos para tenerme aquí, encerrado y en tan indecoroso estado. Soy un zorro entrenado, sabe?, no necesita encadenarme para tener una charla civilizada conmigo… -

Comento poniendo una sonrisa amistosa en el rostro aun que francamente lo menos que deseaba era sonreír, aun así estaba acostumbrado a parecer amigable e indefenso para que sus enemigos bajasen la guardia y así buscar alguna brecha para poder escapar. No sería ahora pero comenzar intentando parecer simpático y amistoso era normalmente el primer paso a dar para ello.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [3]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
llave maestra [2]
.
.

Support :
Under [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] JEIjc1v
Seimei [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] JEIjc1v
Marth [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] JEIjc1v
Sera [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] JEIjc1v
Eugeo [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] JEIjc1v

Especialización :
[Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] Fang2

Experiencia :
[Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] Fy4uE7I

Gold :
1222


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon] Empty Re: [Entrenamiento]Un perro es leal hasta que tiene hambre [Priv. Leon]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.