Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Avra K'Davarah [Priv. Shuten Douji]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Avra K'Davarah [Priv. Shuten Douji]

Mensaje por Semiramis el Dom Jul 22, 2018 5:02 pm

¡Eran días festivos! Los colores brillaban en toda la ciudad y la buena disposición de la gente casi se podía oler a distancia, como un desagradable olor a flores frescas y jardines a primeras horas de la mañana.

¡Ah! ¡Por El Eterno! ¿Dónde estaba la destrucción, los llantos, la sangre y el desastre? Sabía que habían luchas en la Arena, que valientes caballeros y ardientes damas estaban ahí para demostrar su osadía a la hora de luchar. Ella había sido entre ellos, pero por desgracia, o gracia de Grima, había perdido desde el buen comienzo. Una buena forma, al fin y al cabo, para poder observarlo todo desde un lugar magnífico.

Pero bien sabía que no era lo único digno de observar: ahora, cuando los más valientes tomaban un descanso para un nuevo desafío era cuando el centro se llenaba de diversión alternativa: tal y como lo era esa. En medio de la soleada plaza, mercaderes, bailarines y bailarinas junto a simples transeúntes, se habían reunido en una amplia plaza, bellamente adornada por los tiempos festivos.

Al igual que muchas otras personas se había reunido allí para poder pasar un rato... ¡Oh, claro! ¡Para pasar el rato, sí, sí, como buena niña! Y mientras un pequeño grupo estaba entretenido tocando las más bizarras canciones, de la nada varias bailarinas se colaron en medio de la plaza, contoneando sus figuras, haciendo balancear sus coloridas telas.

Miró hacia un lado: todos aplaudían. Miró hacia el otro: lo mismo. ¿Cuál podría ser su nueva víctima? Pero antes de poder moverse siquiera, una muchacha de cabello rubio, quizás intuyendo que ella iba a bailar también debido a su particular vestimenta, extendió la mano hacia ella, mientras ondeaba las caderas.

¿Qué? Yo no... —¡Que tenía trabajo del que ocuparse! ¡Es decir! ¡De personas a las que torturar si las cosas no iban de la forma correcta!. La muchacha ensanchó su sonrisa, la tomó por la muñeca y tiró de ella hacia el centro, sin parar en ningún momento de ondear sus telas a un lado y otro.

¡Vamos, preciosa! ¡Baila también! —Escuchó a alguien hablar en alto, no logró dar de él, tentada estuvo en maldecir, pero al final, solo una fina sonrisa se apoderó de sus rojizos labios. ¡Ah! ¡Grima! ¿Por qué la odiabas tanto? En un sugerente y elegante gesto de la mano, levantó ambas manos por encima de su cabeza de oscuras hebras, sus doradas cuencas relucieron de diversión y se fijaron al frente.

Si estos bravos caballeros quieren verme... —Musitó. Y ahí, siguiendo el sonar de los tambores y las panderetas para ir moviéndose.

Consideró que era algo simple: tan solo debía moverse como una serpiente. Saltó hacia un lado, saltó hacia el otro, ondeando su cuerpo, exponiendo su pecho, dejando sus curvas aún más marcadas a la par que hacía ondear su vestido. Piensa, Semiramis, piensa. Debía encontrarse con alguna información fresca... Sí, quería algo como el pan caliente, delicioso.

Paró en cuanto la música tomó un descanso. Miró a su alrededor, atenta, pestañeando solo para llamar la atención de los señores y al final, toda su curiosidad, entre personas y personas, dispersas quienes aquí, quienes allá, terminó en una niña cuya máscara llevaba dos largos cuernos, llamativos sin duda alguna. ¿Dónde habrá conseguido semejante reliquia?

Tentada a preguntar, pues al fin y al cabo era información, avanzó hacia ella en cuanto la música volvió a sonar y, con un ondear de su cadera, quedó ante ella, extendiéndole entre lentos y revueltos movimientos, una pálida mano para que se uniese a la danza. Kimono... Que aire a la hermosa Hoshido inspiraba. La última vez que había pisado aquellas tierras olía a putrefacción y sangre.

¡Ah! ¡Que encantador!


Atuendo:

Música:

Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Espía

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Luzrov

Especialización :

Experiencia :

Gold :
938


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Avra K'Davarah [Priv. Shuten Douji]

Mensaje por Shuten Douji el Lun Jul 23, 2018 10:58 am

Ah...~ Las fiestas, gozo de los vivos, de aquellos con ansias de diversión y lujos para desconectar. ¡Las fiestas eran lo mejor! Y a pesar de todo, sin duda había cosas que le molestaban. Como que tanta gente se agrupara, que esos festejos se volvieran un túmulo de cuerpos y calor por el que caminar era un infernal laberinto. Y aun así...

Nunca había visto tanta variedad de personas, de aspectos, de comida... ¡Incluso de música! Danzas por un lado, por otro, dinero corriendo, bebida salpicando el aire festivo... Oh, sí, incluso la propia Shuten Douji, exótica y procedente de un reino perdido y muerto, había conseguido llamar la atención del público danzando oculta bajo el anonimato de una mascara. Ocultando la sangre que latía por sus arterias, el poder concedido por la misma, transmutado a aquella figura humanoide de extraños rasgos. Ah... la crueldad del mundo. ¿Cuántas veces se había cuestionado eso? Preguntándose a ella misma miles de cosas con respecto a ese tema...

Sus ojos oscuros, rasgados, se mantenían a las sombras generadas por la máscara de hannya que llevaba y que quedaba enmarcada por los largos mechones albinos que llegaban a la altura del pecho de la menuda figura de Shuten. Con el kimono cerrado, adornos tradicionales de su patria en manos y en sus pies que a pesar de todo iban desnudos por la cálida superficie de la plaza en la que ahora se encontraba. Paseando de un lado a otro, con andar felino, ligero, grácil. Esquivando a la gente a su paso, observando a su alrededor. Hasta que una música concreta, exótica para ella, llamó su atención e, intrigada, fue que siguió aquellos sonidos rítmicos y fluidos hasta llegar a una de las partes de la plaza donde una multitud de personas creaba un corrillo alrededor de otras cuantas personas que ofrecían el espectáculo en forma de danza para los presentes. Habituada a ser ella el centro de atención, pero sin negar su curiosidad, fue colándose entre el gentío para poder alcanzar a ver qué era lo que realizaban aquellas figuras ataviadas con fluidas y llamativas prendas. Y nada más llegar allí, vio como una de las mujeres de aquel grupo de danza agarraba a una mujer más para arrastrarla al centro y, con eso, invitarla a danzar junto a ellas bajo el ánimo del público. Parecía reticente a la invitación, pero al poco observó como la voluptuosa mujer comenzaba a contornear sus caderas acompañado de movimiento de sus brazos. Salto tras salto, con fluidez... Ah... Le recordaba a una serpiente. Una media sonrisa curvó los finos labios de la manakete que, divertida y recelosa a la vez, acabó por mirar con fingido interés e ignorancia a un lado y otro cuando vio como aquella serpenteante figura de negro y dorado se acercaba a ella. Como la serpiente que intentaba hipnotizar a su presa antes de atacar. Eso le sonaba... Arara~ claro que le sonaba~~.

Volvió a mirar al frente, descubriendo la pálida mano de aquella fémina que le transmitía un extraño aroma y aún mayor recelo que antes. Y fingiendo, de nuevo, ignorancia, se señaló a sí misma como lo haría una muchacha desconcertada, pero segura bajo la máscara que portaba de que esa sensación se volvería real. Y al final, acabó por acceder, posando únicamente las yemas de sus dedos sobre los dedos ajenos en un delicado, elegante gesto. Dio un paso al frente, de puntillas, con gracilidad y en cortos pasos accedió al espacio destinado a poder moverse. Limitada por el kimono que ocultaba su esbelta figura, no tardó en eliminar el contacto de los dedos ajenos solo para poder soltar el obi que mantenía la satinada prenda contra su piel. Una exclamación general salió del público ante aquella demostración atrevida mientras dejaba caer el obi y, tras dar media vuelta, con las amplias mangas del purpúreo kimono ondeando en el aire, volvió a estar frente a la alta figura femenina en comparación a la suya propia. Y ahí, con la música de nuevo amparando la situación, fue que alzó sus manos en un fluido gesto. Su rodilla se flexionó, haciendo contornear su cadera en un movimiento ascendente que acabó en un golpe de su talón sobre el suelo. Al ritmo de la música, su cuerpo fue adaptándose a la exótica sinfonía en un armonioso conjunto. Era verdad que era pequeña, menuda. Y aun así, nunca había sentido complejo al respecto. No consideraba tener nada de lo que acomplejarse a pesar de todo. Mucho menos iba a recular ante la visión de una víbora escondida bajo el aspecto de una vaca.

Se detuvo un momento, y con un gesto de su mano la invitó a seguir danzando junto a ella, dando un par de giros sobre su pie de puntillas, cambiando de pie por cada giro hasta situarse más al centro. El kimono ahora suelto ondeaba a cada movimiento de ella como si de una cascada se tratase, haciendo resaltar todavía más su pálida e impoluta piel cubierta solo por un conjunto de tiras similares a las que adornaban sus manos, cuello y pies.

Quería atraerla al frente, al centro. Quizás incluso... quería seguir pareciendo el ratón que huye del depredador... Pero ella siempre había sido la depredadora... Era la que buscaba presas. Y eso no iba a cambiar.

- Ven, ven... Vamos a bailar...~ - La invitó con su peculiar voz solo distorsionada sutilmente por la máscara que mantenía el misterio de su rostro.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Manakete

Cargo :
Viajera

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
147


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Avra K'Davarah [Priv. Shuten Douji]

Mensaje por Semiramis el Miér Ago 15, 2018 8:29 am

Sus ojos, dorados como el oro mismo, siguieron los movimientos de aquella diminuta figura, inmersa en una curiosidad innata. Grima sabría por qué decidió invitar una muchachita a danzar, probablemente maravillada por su máscara, probablemente empujada por un acto de "cortesía" al animar a una niña jugar con ellos, esperando con aquello no llamar la atención en mal sentido.

Pero ahora... Pero ahora se daba cuenta que no había invitado una niña cualquiera a danzar. La mocosa sabía lo que hacía, era mucho más atrevida que otros adultos, cubiertos por telas y más telas como pequeños envoltorios regalo: ella, casi que seguía la misma lógica de ellos ¿Estúpidos adultos? No... Estuvo tentada a relamerse los labios ante lo que estaba observando, tan concentrada que incluso dejó de ondear al son de la música que cambiaba, lenta, pero cambiaba.

¡Que maravilla de muchachita! ¿Qué sería? ¿Hija de una bailarina profesional? ¿Una niña vistiendo semejante traje y enseñando tanta piel como una cortesana? Miró hacia un lado, seguidamente hacia el otro y finalmente, volvió a centrar su atención en aquella niña. Sí... Ante sus ojos era una niña y aquello nada iba a cambiar... Y a pesar de todo, aún así...

Se contoneó, alzando los brazos al son de la música, por encima de la cabeza, creando un curioso movimiento con sus muñecas. Balanceó a un lado la cadera, hacia el otro, dos veces más a la derecha y finalmente uno a la izquierda, llamando así de nuevo la atención de los espectadores hacia ella y sus curvas.

Oh, sí, probablemente una niña vistiendo semejante atuendo llamaba la atención; pero al final eran ellas: las adultas, las que se lo ganaban todo, o al menos... Las que tuviesen mucho atributo. ¡De esa forma retorcida se guiaba el mundo!

Y ella, por un instante se sintió una pervertida al pensar siquiera un instante, que aquella pequeña tuviese algo de encantador. Pero ese atrevimiento... Dudaba mucho que fuese atribuido a una mala educación, o, en su defecto, a una muy buena. Pero aun así, siguiendo sus insinuaciones, se fue acercando también, empujada probablemente por la curiosidad, por el deseo de saber la respuesta a todas sus preguntas y, en aquél preciso instante, la única capaz de ofrecerselas, era aquella muñeca de cuernos.

Fue un paso, seguido de otro y de otro más aún, de sinuosos movimientos y de telas balanceándose a un lado y otro, formando, en medio de aquella alegre fiesta, nubes efímeras y oscuras como su propia alma. Unos pocos movimientos más y junto al son de la música, paró ante ella.

Bajó su mirada a ella, las alargadas pupilas de dragón se fijaron en la máscara de ella— Oh, por Naga —maldita— que elegantes movimientos los suyos, señorita —Susurró en bajo, para que tan solo ella la escuchara. Volvió a moverse, la rodeó con movimientos ondeantes y volvió a darle la cara— ¿De dónde aprendió? Cuénteme su corta historia de vida —Y aquella, por un momento, fue una curiosa amenaza a muerte.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Espía

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Luzrov

Especialización :

Experiencia :

Gold :
938


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Avra K'Davarah [Priv. Shuten Douji]

Mensaje por Shuten Douji el Miér Ago 15, 2018 8:12 pm

El apreciar de reojo con lo que le permitía tanto la máscara que le limitaba la visión como también el propio danzar de su cuerpo que no detuvo que aquella morena de largos cabellos y ojos oro paraba incluso de bailar, quedando absorta en lo que fuera que estuviera pensando mientras la miraba, hizo que una socarrona sonrisa curvara los labios de la manakete, incluso mordiéndose el labio inferior con gracia y gozo.

Arara...~ la había sorprendido, eso era obvio. Pero el verla volver a danzar hizo que girara un tanto hacia ella y, tras encararla, directamente decidió imitar los movimientos de la voluptuosa mujer, sin pizca de estar presionada ni tanto por el baile ni por el físico que exhibía e intentaba sacarle el encanto a su manera. Sí, esa imitación de movimientos era un claro y descarado ataque, un reto. '¿Te crees que con esto me vas a sorprender?' parecía querer decir con aquello: Sus manos se alzaron en un gracil gesto a la par que giró sus muñecas en consonancia al posterior movimiento de su torso, acentuando mejor el balanceo de su cadera al flexionar su pierna a la par que inclinaba su cadera y, viceversa al otro lado, acompañado ese sugerente balanceo con el ondear del kimono que solo quedaba sobre sus esbeltos brazos.

Pero esa mujer se estaba acercando, oh, claro que se estaba acercando. Sus orbes se entrecerraron en una atenta mirada, pero bañada en diversión por ese repentino reto al que parecía haberse mentido por juego y capricho del sino. Y ya, oh, jocosa ironía, llegó la viperina lengua de la mujer a preguntarle en cuanto se acercó, rodeándola como si con ello fuera a retenerla, a hostigarla. Su rostro se alzó un poco más, acercándose con ligeros pies y fluidos gestos más a aquella fémina. Sus ojos de pupila rasgada, dracónica, se clavaron en los ajenos que también poseían tal característica. Arara... Por todo lo sagrado... Ya sabía de dónde provenía esa sensación extraña e incluso de repulsión... Le había parecido raro comprobar que tenía las orejas puntiagudas, pero los ojos eran otro signo que reconoció como los de su especie. Y en cambio...

Nada tenía en contra de los seres que surgieran de cruces de razas. No era quién para hablar... Había 'jugado' demasiado, de maneras muy crueles y grotescas en algunos casos. Pero... ese sentimiento era difícil de pasar por alto. Y por eso, una melodiosa y oscura risa procedió de su garganta. Extendió su mano, alzándola hasta llegar al mentón de la poseedora de oscuros ropajes dorados, rozándolo con sus dedos en un efímero contacto, pero a la vez empujándola sutilmente hacia atrás en cuanto llegó a la fina curva que delimitaba la barbilla. En un mudo pero físico aviso. - Arara... Debería tenerle más respeto a sus mayores, pequeña... - Directo, sin diluir, pronunció aquello con suficiente seriedad como para que su voz, que por regla general era considerada suave y sugerente, quedará manchada por un tono más grave y oscuro, en completo contraste con la imagen física que mostraba su figura. Y aprovechando ese gesto de su mano, viró, rodeó en un par de gráciles brincos la silueta de la morena hasta que brincó más alto, y aprovechando el impulso realizó una pirueta apoyando ambas manos en el suelo, en un alarde de flexibilidad en cuanto volvió a ponerse de pie y, con la exótica sugerencia de deslizar a la vuelta sus dedos por todo su cuello cubierto de tiras de tratado cuero en descenso por su esternón completamente desnudo y siguiendo toda la línea alba de su terso abdomen hasta alcanzar casi una zona 'prohibida' para muchas culturas acompañado de un contornear de sus caderas en un movimiento circular.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Manakete

Cargo :
Viajera

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
147


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Avra K'Davarah [Priv. Shuten Douji]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.