Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Mensaje por Seimei el Vie Jun 29, 2018 11:16 pm

Vaya viaje y vaya fechas para hacerlo. Realmente, entre todo el ajetreo de ese torneo allá en Akaneia, era verdad que uno podía tomarse la oportunidad de desaparecer un poco. De hecho no habría podido esperar un momento mejor y era cosa de unas semanitas, nada más. Un viaje en barco que se podía hacer directo. Su señor le había mandado ir mientras podía, y bueno, la escabullida sería muy provechosa para el gato a fin de cuentas, si lo que querían resultaba de acuerdo a las expectativas. Así que había partido sin quejas y con toda discreción, muy interesado él también en el destino. Había algo que estaba buscando. Y en teoría, podía ser que tuviera las capacidades de ayudarlo una buena amiga del príncipe Xander, cuyo hogar estaba en Etruria. El gato honestamente no se imaginaba qué coincidencias habían operado allí para que se conocieran y se llevaran un príncipe de Nohr con una mujer santa de Elibe, pero bendita suerte para todos ellos, porque qué bien que venía. Ahora especialmente, que el tiempo era limitado pero el objetivo que perseguía no era ninguna pequeñez.

Pero dónde, dónde estaba la joven. Aunque había llegado a la ciudad correcta (rara vez tenía problemas para orientarse él solo), el lugar era bastante grande y tenía muchos habitantes. El gato llevaba toda la mañana entrando a iglesias para preguntar. Con una boina de viajero algo gastada y una chaqueta larga, toda la vestimenta de un conductor de carrozas, escondía cuidadosamente sus características de animal para no llegar a despertar ninguna desconfianza, pero a fin de cuentas era igual. Sólo lo mandaban de allá para acá, como para perseguir la pista de todos los lugares donde había andado la señorita. Pruebe en tal capilla, pruebe en tal otra, pruebe en tal calle que es la que conecta. Al final, acabó viéndola. La reconocía de vista, ya que varias veces había estado en compañía de su señor, reconocía su estatura bajita y su cabello bastante claro, también su perfume personal, como tenía cada persona. Sonriendo sagaz y decidido, el gato fue inmediatamente tras ella. Tan cerca y con el aroma en su nariz ya podía tomárselo con calma. De hecho dio un rodeo, de modo que pudiera aparecerse adelante de la mujer. La saludó con la mano primero, para llamarle la atención, después se inclinó tan profundamente que hasta terminó hincando la rodilla.

-
Por fin la encuentro, dama Mulitia~ - Dijo con alivio y gratitud. Al enderezarse, puso un gesto pensativo. - ¿O cómo debería llamarla? ¿Su eminencia? ¿Nuestra santa joven Mulitia? ¿Duquesa o señora? Disculpe a un esclavo ignorante que nunca ha tenido a alguien así en frente. Ah, me emociono~ -

Se puso la mano en el pecho. ¿Exageraba? Hoy en día, vivía sirviendo a príncipes y princesas. La gente de la iglesia era asunto distinto, pero tenían importancia también. Y según le habían dicho al ir preguntando por la señorita, la consideraban "santa". ¡Donde se hacía amistades así su señor! Como fuera, Seimei estaba muy aliviado y eso era lo principal. También moría de curiosidad por ese título sagrado, esa persona que tenía adelante, pero eso tenía que aguantárselo. Sólo la miró con amabilidad, suspiró y pensó en por donde tendría que empezar.

-
Bueno, perdóneme todo eso, preciosa dama. Es que necesitaba hablar con usted con urgencia. ¿Pero primero, será que me reconoce usted a mi? No me ofenderé si no, sería entendible. -







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Concoction [3]
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [3]
Vulnerary [4]
.

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2133


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Vie Jul 20, 2018 12:39 pm

Aquella ciudad estaba llena de personas, Etruria era conocida por sus bellas iglesias y catedrales y muchos visitantes simplemente venían para contemplar aquellas obras realizadas por el hombre en nombre de la Santa Elimine. Eran maravillas arquitectónicas que no se solían ver tanto en los otros reinos de Elibe, enormes edificios de blanco impoluto, con preciosos detalles, cada una diferente a la otra, pero todas intentando mostrar la blanca pureza de la divinidad de Santa Elimine. La joven Mulitia necesitaba comprar algunas cosas en aquella ciudad antes de empezar con sus tareas. Debía comprar varias cosas para un viaje que tendría que realizar en un tiempo por eso se había dirigido a distintos puestos de víveres, no solo compraba para ella, también tendría que comprar para quienes la acompañaban y aunque siempre intentaban negarse y querer comprarlas ellos mismos, ella se adelantaba y lo compraba para todos. La mañana había sido muy productiva además, había podido visitar varias de las iglesias y catedrales de la ciudad, como solía hacer siempre, ya hacía mucho que no pisaba uno de aquellos lugares en los que había conseguido protección y conocimientos en su pasado, ahora era mujer distinta, había aprendido aun mas con sus viajes, pero siempre recordaría y agradecería la ayuda que había recibido de Santa Elimine en el pasado.

Después de terminar con todas las compras decidió dar un pequeño paseo por la ciudad antes de volver al lugar en el que se tendría que reunir con sus compañeros pero entonces fue sorprendida por un extraño hombre que la saludaba sin mas, la joven parpadeo varias veces por todo lo que decía, ¿La conocía? Se fijo algo mejor en el antes de responder nada y entonces recordó, había un mayordomo que solía estar cerca del príncipe Xander...y ese parecía ser aquel chico, aunque solo lo recordaba de vista ya que nunca se había dirigido a ella directamente, le extraño encontrárselo allí, ¿Acaso Xander estaba con el?. -Tu eres...el mayordomo del príncipe Xander no? Me alegra volver a verte, puedes llamarme simplemente Mulitia si quieres, has tenido miembros mas importante de la realeza contigo.

Aun quedaba aquel asunto de ¿Porque estaba allí solo? la joven miro hacia los lados de forma curiosa por si veía venir al príncipe en su caballo o a pie, pero nadie parecía acercarse hacia ellos, estaban solos. -Lo siento, no se tu nombre, aunque...¿Que es lo que necesitas? ¿Esta Xander por aquí? Era la única explicación que podía suponer la joven. Veía también que la gente parecía molestarse un poco ya que ninguno de los dos se movía y había gran bullicio por lo que la joven empezó a caminar hacia las puertas de la ciudad. -Sígueme, sera mejor que nos movamos de aquí, tengo algunos soldados esperándome en las puertas de la ciudad y allí podremos hablar tranquilos. O eso creía ella...lo que no sabía es que en la oscuridad del bosque, extrañas sombras se escondían, esperando el momento perfecto para atacar en el camino hacia la ciudad.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [1]
Llave de Puerta [1]
.

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
786


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Mensaje por Seimei el Dom Jul 22, 2018 11:37 pm

- Miembros de la realeza de Nohr, muchos, sí, mi señorita. Pero gente como usted no. - Corrigió con suavidad, bajando la mirada para exagerar la humildad que le inspiraba. ¿Qué era Mulitia para Etruria? ¿Qué tan importantes eran los miembros de la iglesia? No lo entendía bien, aunque había intentado enterarse mejor antes de ir, Xander no le había podido decir mucho de su situación de tierras y posesiones ni nada. Pero en las iglesias hablaban muy bien de ella. Parecía despertarle un grandioso respeto a otros hombres y mujeres de Elimine. Él iba a andarse con cuidado, tratarla como a alguien de gran superioridad ante todo. Sonrió sólo por el hecho de que lo reconociera, que sin sus orejas a la vista sobre su cabeza debía habérselo puesto difícil. Era un muy buen comienzo. Aunque claro, era de esperarse que anticipara ver al príncipe por ahí, nada que ofendiera al gato ya que era natural.

-
¡Me reconoce! ¡Qué alegría! Seimei es mi nombre, querida. Pero usted ni se preocupe, no es importante. - Movió la mano como sacando ese detallito del camino. - En cuanto a mi señor príncipe... bueno, esta vez no se encuentra conmigo. Espero que no se decepcione. Sólo soy yo, con un encargo de mi señor, que por supuesto también le manda saludos y mucha suerte a usted, que hace tiempo no tiene noticias. -

Sí, técnicamente todo era encargo de Xander, aunque el beneficiado y el interesado principal fuera el gato. Como fuera, ahora que había logrado verse con la pequeña santa no podía estar mejor. La siguió felizmente cuando ella lo indicó, agradeciendole al cielo que fuera tan generosa con su tiempo y no le complicara las cosas. ¡Bendita! Xander había tenido razón, seguramente pudiera pedirle ayuda. Inclinó la cabeza y caminó con ella. Miraba con desconfianza a las personas que les pasaban cerca, casi chocando para hacer camino en dos direcciones opuestas, pero eso lo aguantaría. Después de todo ya saldrían del lugar concurrido. Se quedó con la joven, medio pasito detrás nada más, medio inclinado hacia su hombro para intentar ir explicándole su asunto.

-
El encargo de mi señor, mire... se trata de algo complicado, pero el príncipe Xander piensa que justamente para usted puede que sea muy fácil. Dicho en pocas palabras, lo que me mandó a buscar a este país es la bendición de una persona santa, ¿qué le parece? - Sonrió como entretenido él mismo por toda la cosa. Se lo tomaba con todo menos gravedad. - Hemos encontrado... algo. Un cierto "algo" bastante especial, bastante valioso. Si es mágico o no yo no sé, disculpe a un pobre gato que con algunas cosas es ignorante. Pero tenemos de buena información que quizás una clériga de alto grado sabría. Ya le muestro... -

Miró alrededor, metiendo la mano dentro de la chaqueta. Tras unos momentos, la sacó vacía. No era buen lugar, no en medio del camino y tan a la vista. Ladeó la cabeza un poco y procedió a pasar la mirada más sobre las dichas puertas de la ciudad y lo que habia por allí.

-
Bueno... ¿en su carro o el mío, querida? Porque hacerla caminar así como así, de ninguna forma. -







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Concoction [3]
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [3]
Vulnerary [4]
.

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2133


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.