Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Mensaje por Seimei el Sáb Jun 30, 2018 4:16 am

Vaya viaje y vaya fechas para hacerlo. Realmente, entre todo el ajetreo de ese torneo allá en Akaneia, era verdad que uno podía tomarse la oportunidad de desaparecer un poco. De hecho no habría podido esperar un momento mejor y era cosa de unas semanitas, nada más. Un viaje en barco que se podía hacer directo. Su señor le había mandado ir mientras podía, y bueno, la escabullida sería muy provechosa para el gato a fin de cuentas, si lo que querían resultaba de acuerdo a las expectativas. Así que había partido sin quejas y con toda discreción, muy interesado él también en el destino. Había algo que estaba buscando. Y en teoría, podía ser que tuviera las capacidades de ayudarlo una buena amiga del príncipe Xander, cuyo hogar estaba en Etruria. El gato honestamente no se imaginaba qué coincidencias habían operado allí para que se conocieran y se llevaran un príncipe de Nohr con una mujer santa de Elibe, pero bendita suerte para todos ellos, porque qué bien que venía. Ahora especialmente, que el tiempo era limitado pero el objetivo que perseguía no era ninguna pequeñez.

Pero dónde, dónde estaba la joven. Aunque había llegado a la ciudad correcta (rara vez tenía problemas para orientarse él solo), el lugar era bastante grande y tenía muchos habitantes. El gato llevaba toda la mañana entrando a iglesias para preguntar. Con una boina de viajero algo gastada y una chaqueta larga, toda la vestimenta de un conductor de carrozas, escondía cuidadosamente sus características de animal para no llegar a despertar ninguna desconfianza, pero a fin de cuentas era igual. Sólo lo mandaban de allá para acá, como para perseguir la pista de todos los lugares donde había andado la señorita. Pruebe en tal capilla, pruebe en tal otra, pruebe en tal calle que es la que conecta. Al final, acabó viéndola. La reconocía de vista, ya que varias veces había estado en compañía de su señor, reconocía su estatura bajita y su cabello bastante claro, también su perfume personal, como tenía cada persona. Sonriendo sagaz y decidido, el gato fue inmediatamente tras ella. Tan cerca y con el aroma en su nariz ya podía tomárselo con calma. De hecho dio un rodeo, de modo que pudiera aparecerse adelante de la mujer. La saludó con la mano primero, para llamarle la atención, después se inclinó tan profundamente que hasta terminó hincando la rodilla.

-
Por fin la encuentro, dama Mulitia~ - Dijo con alivio y gratitud. Al enderezarse, puso un gesto pensativo. - ¿O cómo debería llamarla? ¿Su eminencia? ¿Nuestra santa joven Mulitia? ¿Duquesa o señora? Disculpe a un esclavo ignorante que nunca ha tenido a alguien así en frente. Ah, me emociono~ -

Se puso la mano en el pecho. ¿Exageraba? Hoy en día, vivía sirviendo a príncipes y princesas. La gente de la iglesia era asunto distinto, pero tenían importancia también. Y según le habían dicho al ir preguntando por la señorita, la consideraban "santa". ¡Donde se hacía amistades así su señor! Como fuera, Seimei estaba muy aliviado y eso era lo principal. También moría de curiosidad por ese título sagrado, esa persona que tenía adelante, pero eso tenía que aguantárselo. Sólo la miró con amabilidad, suspiró y pensó en por donde tendría que empezar.

-
Bueno, perdóneme todo eso, preciosa dama. Es que necesitaba hablar con usted con urgencia. ¿Pero primero, será que me reconoce usted a mi? No me ofenderé si no, sería entendible. -







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1194


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Vie Jul 20, 2018 5:39 pm

Aquella ciudad estaba llena de personas, Etruria era conocida por sus bellas iglesias y catedrales y muchos visitantes simplemente venían para contemplar aquellas obras realizadas por el hombre en nombre de la Santa Elimine. Eran maravillas arquitectónicas que no se solían ver tanto en los otros reinos de Elibe, enormes edificios de blanco impoluto, con preciosos detalles, cada una diferente a la otra, pero todas intentando mostrar la blanca pureza de la divinidad de Santa Elimine. La joven Mulitia necesitaba comprar algunas cosas en aquella ciudad antes de empezar con sus tareas. Debía comprar varias cosas para un viaje que tendría que realizar en un tiempo por eso se había dirigido a distintos puestos de víveres, no solo compraba para ella, también tendría que comprar para quienes la acompañaban y aunque siempre intentaban negarse y querer comprarlas ellos mismos, ella se adelantaba y lo compraba para todos. La mañana había sido muy productiva además, había podido visitar varias de las iglesias y catedrales de la ciudad, como solía hacer siempre, ya hacía mucho que no pisaba uno de aquellos lugares en los que había conseguido protección y conocimientos en su pasado, ahora era mujer distinta, había aprendido aun mas con sus viajes, pero siempre recordaría y agradecería la ayuda que había recibido de Santa Elimine en el pasado.

Después de terminar con todas las compras decidió dar un pequeño paseo por la ciudad antes de volver al lugar en el que se tendría que reunir con sus compañeros pero entonces fue sorprendida por un extraño hombre que la saludaba sin mas, la joven parpadeo varias veces por todo lo que decía, ¿La conocía? Se fijo algo mejor en el antes de responder nada y entonces recordó, había un mayordomo que solía estar cerca del príncipe Xander...y ese parecía ser aquel chico, aunque solo lo recordaba de vista ya que nunca se había dirigido a ella directamente, le extraño encontrárselo allí, ¿Acaso Xander estaba con el?. -Tu eres...el mayordomo del príncipe Xander no? Me alegra volver a verte, puedes llamarme simplemente Mulitia si quieres, has tenido miembros mas importante de la realeza contigo.

Aun quedaba aquel asunto de ¿Porque estaba allí solo? la joven miro hacia los lados de forma curiosa por si veía venir al príncipe en su caballo o a pie, pero nadie parecía acercarse hacia ellos, estaban solos. -Lo siento, no se tu nombre, aunque...¿Que es lo que necesitas? ¿Esta Xander por aquí? Era la única explicación que podía suponer la joven. Veía también que la gente parecía molestarse un poco ya que ninguno de los dos se movía y había gran bullicio por lo que la joven empezó a caminar hacia las puertas de la ciudad. -Sígueme, sera mejor que nos movamos de aquí, tengo algunos soldados esperándome en las puertas de la ciudad y allí podremos hablar tranquilos. O eso creía ella...lo que no sabía es que en la oscuridad del bosque, extrañas sombras se escondían, esperando el momento perfecto para atacar en el camino hacia la ciudad.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [1]
Llave de Puerta [1]
Báculo de Heal [2]

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
872


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Mensaje por Seimei el Lun Jul 23, 2018 4:37 am

- Miembros de la realeza de Nohr, muchos, sí, mi señorita. Pero gente como usted no. - Corrigió con suavidad, bajando la mirada para exagerar la humildad que le inspiraba. ¿Qué era Mulitia para Etruria? ¿Qué tan importantes eran los miembros de la iglesia? No lo entendía bien, aunque había intentado enterarse mejor antes de ir, Xander no le había podido decir mucho de su situación de tierras y posesiones ni nada. Pero en las iglesias hablaban muy bien de ella. Parecía despertarle un grandioso respeto a otros hombres y mujeres de Elimine. Él iba a andarse con cuidado, tratarla como a alguien de gran superioridad ante todo. Sonrió sólo por el hecho de que lo reconociera, que sin sus orejas a la vista sobre su cabeza debía habérselo puesto difícil. Era un muy buen comienzo. Aunque claro, era de esperarse que anticipara ver al príncipe por ahí, nada que ofendiera al gato ya que era natural.

-
¡Me reconoce! ¡Qué alegría! Seimei es mi nombre, querida. Pero usted ni se preocupe, no es importante. - Movió la mano como sacando ese detallito del camino. - En cuanto a mi señor príncipe... bueno, esta vez no se encuentra conmigo. Espero que no se decepcione. Sólo soy yo, con un encargo de mi señor, que por supuesto también le manda saludos y mucha suerte a usted, que hace tiempo no tiene noticias. -

Sí, técnicamente todo era encargo de Xander, aunque el beneficiado y el interesado principal fuera el gato. Como fuera, ahora que había logrado verse con la pequeña santa no podía estar mejor. La siguió felizmente cuando ella lo indicó, agradeciendole al cielo que fuera tan generosa con su tiempo y no le complicara las cosas. ¡Bendita! Xander había tenido razón, seguramente pudiera pedirle ayuda. Inclinó la cabeza y caminó con ella. Miraba con desconfianza a las personas que les pasaban cerca, casi chocando para hacer camino en dos direcciones opuestas, pero eso lo aguantaría. Después de todo ya saldrían del lugar concurrido. Se quedó con la joven, medio pasito detrás nada más, medio inclinado hacia su hombro para intentar ir explicándole su asunto.

-
El encargo de mi señor, mire... se trata de algo complicado, pero el príncipe Xander piensa que justamente para usted puede que sea muy fácil. Dicho en pocas palabras, lo que me mandó a buscar a este país es la bendición de una persona santa, ¿qué le parece? - Sonrió como entretenido él mismo por toda la cosa. Se lo tomaba con todo menos gravedad. - Hemos encontrado... algo. Un cierto "algo" bastante especial, bastante valioso. Si es mágico o no yo no sé, disculpe a un pobre gato que con algunas cosas es ignorante. Pero tenemos de buena información que quizás una clériga de alto grado sabría. Ya le muestro... -

Miró alrededor, metiendo la mano dentro de la chaqueta. Tras unos momentos, la sacó vacía. No era buen lugar, no en medio del camino y tan a la vista. Ladeó la cabeza un poco y procedió a pasar la mirada más sobre las dichas puertas de la ciudad y lo que habia por allí.

-
Bueno... ¿en su carro o el mío, querida? Porque hacerla caminar así como así, de ninguna forma. -







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1194


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Lun Sep 03, 2018 6:46 pm

Aquel chico le llamaba bastante la atención, era como la sombra de Xander, pero aun así en ningún momento se había presentado formalmente o había hablado con príncipe y cleriga se habían reunido, ella misma tampoco había intentado conversar con el, puesto que siempre que lo había visto estaba ocupado y nunca le había gustado molestar a alguien mientras trabajaba, por lo tanto aquel era el primer contacto directo que ambos tenían. Parecía alguien muy humilde y servicial, tratándola como algo mas que una dama de la nobleza de Nohr, como si su importancia fuera mayor que todo eso, provocaba en la dama mucha curiosidad...¿Que le habría dicho Xander de ella? y como siempre...no podía guardar aquella pregunta para ella misma. -Que os ha dicho el señor Xander de mi, Seimei? Parecía que venía por algún tipo de encargo, ¿A que se refería? Debía ser algo urgente si mandaba a su sombra tan lejos. -Cuando lo volváis a ver, decidle que me encuentro bien y que espero pronto nos volvamos a ver. ¿Que es realmente lo que necesita el príncipe de mi?

En todo momento hablaba y preguntaba mientras caminaban, alejándose de todo aquel bullicio molesto, llegando en poco tiempo donde podrían estar mas tranquilos, donde varios soldados la esperaban, Etruria había cambiado bastante y ahora parecía haber mejorado, ya no había tanta corrupción y el gobierno de Etruria ya se estaba haciendo cargo de su situación. Escuchaba cada palabra que el otro pronunciaba, parecía necesitar una santa, algo que quizás no era tan fácil de encontrar en Nohr o quizás Xander ponía su confianza en ella para aquel cometido, no queriendo dejarlo en manos de otros, aquello demostraba la confianza que tenía en ella. -Una bendición... Aquello le sonaba de algo sin duda, había visto a sus superiores hacerlo cuando estaba practicando en las iglesias y había visto como se hacía, pero ella misma nunca había realizado nada parecido, muchos le habían dicho que aquello formaba parte del camino divino de Santa Elimine, y que solo los clerigos mas avanzados eran capaces de bendecir, armas, objetos y a personas. No sabía a ciencia cierta a lo que se refería aquel chico, pero su misterio no paro de crecer cuando se refirió a si mismo como gato, ¿A que se estaba refiriendo?. -Puedo intentarlo, si Xander te ha dicho de venir hasta aquí, es que ha puesto su confianza en mi para que lo haga, y no pienso decepcionaros a ninguno de los dos.

Parecía que el chico iba a sacar algo, pero se lo pensó dos veces, sabiendo que aun habían bastantes personas por allí, sería mejor reunirse en lugar seguro por lo que le indico su propio carro. -Iremos en el mio si quieres. Después le preguntaría sutilmente sobre aquella expresión que había utilizado pero por ahora la joven se metió en su carro, un bonito carro blanco con varios brillos, desde luego no era un carro que no fuera a llamar la atención, pero a Mulitia le gustaban los brillos y la luz, una vez el joven se metiera también empezarían a avanzar, lo que no sabían es quienes les esperaban en el camino, aquellos seres de ojos rojos. -Ya estamos seguros, podéis mostrarme.
Off rol:
-Mil perdones por tardar tanto!
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [1]
Llave de Puerta [1]
Báculo de Heal [2]

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
872


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Mensaje por Seimei el Lun Sep 17, 2018 2:33 am

- Sólo halagos, querida. Cosas maravillosas. Y ni hablar de lo que me han dicho a lo largo del día de hoy, aquí mismo en la ciudad... - Respondió, riéndose sin problemas por el hecho de que preguntara. ¿Acaso era tímida con lo que se dijera de ella? El príncipe de Nohr no era lo que se podía decir un cotilla, también era un poco tieso para hablar de sus cosas personales y sus relaciones, si hablaba de alguien no era que contara demasiado... más que nada, era Seimei solito el que tenía que husmear, por su cuenta. Pero era lo mismo, leía sus cartas y aprendía mucho de los contactos que tenía. En todo caso, quizás la jovencita miraba en la dirección equivocada. Era en Etruria donde se hablaba mucho de ella. La gente a la que había preguntado no había sido nada escueta sobre su señorita santa. De ahí que el gato se cuestionara tanto lo que significaba esa santidad.

En fin, por algo tenía que ser. Con él estaba siendo muy amable, para empezar. Desde ya, tenía su aceptación, su palabra de que intentaría "darle su bendición" aunque para él eso aún no significaba algo claro. ¡Podía considerar su motivo de ir hasta ahí prácticamente medio cumplido! Feliz, el gato paró para hacer una inclinación profunda. Se quedó un poco atrás debido al paso al que caminaban, y al notarlo tuvo que correr un poco tras la clériga para volver a alcanzarla. Se aproximaba a un carruaje destellante, con rebordes de metales pulidos que reflejaban el sol de diez formas por donde se lo mirara. Un poco impresionado, por no mencionar ansioso de lujos mayores a los que le tenían en Nohr, Seimei miró hacia arriba con agrado y sonrió amplia y desvergonzadamente. Eso, eso era transporte digno. ¡Y cómo tenía que ser el interior! No tenían que ofrecerle dos veces, abrió la puerta tras la dama y entró él también cuanto antes. Tras cerrar, aguantándose el agrado que le daban todas esas cosas, se esforzó por moverse lento hacia el mullido asiento. Casi ronroneó al ubicarse. La alfombra estaba impecable, la tela de las pequeñas cortinas le encantaba, el asiento parecía nuevo y tan cómodo... pero por Anankos, tenía que concentrarse. El carro se ponía en movimiento y Mulitia le indicaba para empezar. Volvió la mirada maravillada al frente, a ella.

-
Oh, sí, muy bien. Veamos... -

Puso la mente de regreso en el motivo por el que estaba ahí. Ahora sí, sacó el pequeño frasco de su bolsillo de pecho. Sosteniéndolo entre los dedos lo puso a la vista de la clériga. Se trataba de un contenedor pequeño, que no debía tener más que un trago de líquido, pero de color muy fuerte. Era un rojo aterciopelado y vivo que parecía brillar levemente por sí sólo. Seimei lo sujetó con más cuidado y abrió por un momento la tapa. En el instante en que lo hizo, una gran cantidad de vapor comenzó a salir, demasiado para ser de una botella tan pequeña. Ya habiendo visto eso antes, el mayordomo la volvió a cerrar enseguida. Temía que si lo tenía abierto mucho tiempo, lo que había dentro se fuera a evaporar del todo. Miró por un momento a la señorita, curioso de si reconocería ella lo que miraba.

-
Esto es a lo que me refería. Mi señor está seguro, muy muy convencido, de que es algo preciado. Además, mire usted. - Dijo. Sí, aún había algo más.

Sacó un pequeño librito, fino y liviano. Lo abrió en dirección a ella en lugar de a sí mismo, mostrando que este no era exactamente un libro entero. Lo que había de páginas, tenían un recorte rectangular, formando una especie de bolsillo. Enseñó que la misteriosa cabía exactamente en ese bolsillo, de la forma en que la habían encontrado. Por encima y todo alrededor las páginas estaban llenas de escritos, aunque si eran hechizos o notas o qué, él no lo sabía.

Spoiler:
Nada de que preocuparse~







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1194


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Lun Oct 01, 2018 6:44 pm

Aquel chico parecía comportarse como el sirviente definitivo, era agradable y no parecía dar ningún paso en falso, como si supiera donde estaba su lugar y no quisiera moverse de allí, al menos, eso era lo que creía la joven de Elibe que veía en el chico a un joven muy leal y adulador. Sabía que había mucha gente en Etruria que la quería, que habían podido vivir bien gracias a ella y a los que ella había ayudado, sin pedir nunca nada a cambio, pero aun así nunca se había vanagloriado de hacer todo aquello. Santa Elimine le había guiado desde muy joven, cuando el pueblo no la quiso ni su propia familia, ella si que la quiso y le enseño como conseguir que el mundo fuera uno mucho mejor, sus sacerdotes le habían instruido y les estaba a todos muy agradecidos por haberla convertido en la persona que ahora era. No se consideraba santa, no sabía si aquello que decían sobre ella era cierto realmente, ella misma estaba enamorada de alguien y no sabía si una santa podría hacer algo así, poder llegar a tener una familia.

Aun así, no podía negarle el intentar ayudarle, además incluso le daba curiosidad de si podría ser capaz de hacer algo así, ahí estaba delante de ella, un reto que estaría dispuesta a aceptar. El joven cuando entró en su carro parecía maravillado con este, el interior estaba acolchado, con tonos azul pastel muy claro, todo el carro estaba decorado con flores y hojas hechas del mismo material del carruaje. Le gustaba ver la humildad de aquel chico, como parecía maravillarse con solo un simple carruaje, aunque a ella quizás le traía sentimientos encontrados, a la vez le parecía precioso y le gustaba, pero también le recordaba que sus padres habían usado el dinero recaudado de su pueblo para comprar cosas tan caras como aquello, pero ya el daño estaba hecho, quemar y romper objetos no traería de vuelta el dinero a esas pobres gentes, ella misma, de todas formas, había decidido ayudar personalmente al pueblo con dinero y reconstruyendo el pueblo de Fenn por completo. -Viajaremos cómodos y no tendremos muchos problemas, o eso espero, el camino hasta la ciudad fue seguro.

La joven se quedo maravillada cuando vio aquel pequeño frasco, que contenía un extraño liquido que nunca antes había visto, cuando el chico lo abrió pudo ver y oler aquel vapor que supuraba, intento identificar los ingredientes pero ni si quiera ella, una aficionada a las medicinas, a la alquimia y a su creación, no logró identificar ninguno de ellos, alguien muy sabio debió de crear algo así. -Es sorprendente...¿Que clase de alquimista ha creado algo así? No he logrado identificar ningún ingrediente, yo misma soy aficionada a la medicina y a la alquimia, he podido crear varias pociones con plantas y otros elementos, pero...nunca había visto nada igual, debe ser algo legendario, una creación única o muy limitada de algún gran alquimista, con un gran poder... La joven vio entonces el libro asintiendo levemente, parecía un libro de hechizos, pero mas que nada, era un libro de ritual, ahora comprendía lo que debía hacer. -Muy bien...creo...creo que podemos intentarlo aquí mismo, si quieres, normalmente estos rituales necesitan un arma al que brindar el poder para que el usuario pueda utilizarla, ¿Tenéis algo? ¿Que arma usáis?
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [1]
Llave de Puerta [1]
Báculo de Heal [2]

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
872


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Mensaje por Seimei el Vie Oct 05, 2018 5:24 am

La verdad era que el mismo gato tampoco se lograba hacer la más pequeña idea de qué estaba en esa poción. Tenía un cierto olor, no podía decirse que fuera totalmente inolora como el agua. Pero era imposible identificar a qué, incluso para su nariz y sus avanzados sentidos. ¡Ni siquiera podía decir si era un olor agradable o desagradable! Lo cual era un poco hiriente al orgullo. En fin, escuchó atentamente a quien podía terminar siendo la experta en todo el tema. Al menos la joven santa parecía enteder de qué clase de poción se trataba, aunque la forma en que lo decía ponía una sonrisa en su rostro otra vez. Sin poder evitarlo el sirviente rió con suavidad.

-
Increíble, ¿cierto? No voy a compararme de ninguna forma con usted, pero de la cocina aprendí a identificar muchos aromas también. Ingredientes, hierbas, especias... y muchas cosas que sería complicado explicar. ¿Pero esto? No tengo ni idea, querida, ni una sola idea. Que me diga lo mismo usted... no piense que me burlo, pero es que me hace sentir un poco mejor también, cielo. - Admitió riendo. - En cuanto a qué es o exactamente de donde proviene, quién lo ha cocinado... yo no sé. Quizás mi señor tampoco. -

El libro se lo dejó desde ya a la señorita Mulitia. Para él eran garabatos muy curiosos pero que no significaban nada en particular. Pero ella parecía que tenía bastante idea de qué se trataba todo y estaba dispuesta a intentarlo. Estaba empezando a parecer que todo ese asunto en verdad iba a dar resultados, que iba a poder volver con algo sacado de esa maravilla de la alquimia en una botellita. Incluso ese mismo día. El gato intentó no mostrarse tan satisfecho como estaba, no podía cruzar las líneas de comportamiento, pero no podía dejar de sonreír como si estuvieran teniendo un reencuentro de lo más agradable nada más. La santa no había decepcionado, realmente tenía capacidades que pocas otras personas en el mundo debían tener... ¿y su bendición? El laguz tenía oculto en algún rincón de la mente el miedo a no poder recibirla. Ya fuera porque no creía en ninguna diosa, o porque no tenía ni una mota de santidad en el cuerpo. Sólo era una criatura egoísta. ¿Pero quién iba a juzgar eso? Ya lo vería. Ella tenía intención de dársela y eso tenía que ayudar. Ahora bien, ¿el arma? El gato abrió los ojos curiosamente. No se imaginaba que fuera apropiado transformarse en frente de la dama así nada más, pero cómo explicar... se puso la mano en el pecho para señalarse.

-
¿Arma? Nada más que esto, mi santa. Es decir, mi persona. Como mucho mis manos... espero que eso no sea un problema para el... proceso. -

Para mostrar a qué se refería alzó la otra mano. Las tenía ambas cubiertas por guantes, guantes negros de puntas de metal, por graciosa coincidencia en forma de garra. Bajo estos se hallaban sus verdaderas garras. Pero en total, tratándose de él, ¿no era todo su cuerpo su arma? Esperaba que ella supiera qué hacer con un caso así. Entre tanto, se percató de forma repentina de que el carro acababa de dejar de moverse. No debían haber llegado a ningún lado, con el poco tiempo que habían estado en movimiento apenas habían llegado a salir bien de la ciudad. Revisando de qué se trataba, el esclavo se paró para correr la cortina en la ventanita del costado y dar una mirada afuera. No encontraba nada, sólo que en efecto estaban en mitad del camino. ¿En qué estaba pensando el conductor? No le dio importancia. Seguramente había parado para hablar con alguien, o algo igual de irrelevante, en un minuto o dos estarían siguiendo. Era más importante el asunto que estaban tratando él y la santa dentro del carruaje. Volviéndose hacia ella, le transmitió con su calma sonrisa que no había visto ningún motivo para alarmarse.

-
No debe ser nada. Continuemos por favor, dígame que debo hacer y lo haré sin falta~ -







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1194


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Santos y demonios [Priv. Mulitia]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.