Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Xander el Miér Jun 27, 2018 1:26 pm

Al recibir la carta y ver el nombre de quien la había escrito había sentido como su corazon se detenia por un momento y al volver a latir le golpeaba como una patada a su pecho. Hacía años que no veía ese nombre, más tiempo aun que sus labios no lo pronunciaban, tanto que se sintió extraño decirlo en un susurro en la soledad de su estudio, como si con solo recordarla ya estuviese haciendo algo malo. El arrebato de sentimientos fue demasiado para él, guardó la carta bajo llave y se apresuró para hacer los preparativos correspondientes, pese a la tristeza de la inminente muerte de su ex amante también se mezclaba la alegría de poder ver a su hija. Lo primero sería informar a su mayordomo, la confianza que tenía en este era tal que podía confiarle algo tan grave y peligroso como la existencia de otra princesa sin reconocer.

El pasar de los días la preocupción crecía y le arrebataba el sueño al príncipe rubio, estaba todo preparado y para el publico solo recibirian a la hija de una sacerdotiza, nada más, una noble de sangre con fuertes lazos con la iglesia, no despertaba ninguna sospecha que tras la muerte de su madre fuese acogida en el castillo para que viviese, así como vivia la familia real también lo hacían gran cantidad de personas, desde la servidumbre hasta nobles de buena cuna. Seimei se había ido la noche anterior y había sentido muy extraño que nadie hubiese venido a despertarle en la mañana con el desayuno ya preparado, tanto se había acostumbrado a la presencia del gato en el castillo que ni la sentía en el día adía pero ahora en su ausencia se sentía torpe y ¡valla que le hacía falta! debió ser consciente que si necesitaba o quería algo debía de comunicarselo a la servidumbre, no como a Seimei que con el simple levantar de su mirada el felino ya le alcanzaba lo que sea que necesitase.

Envió a preparar té, jugos de frutas importadas de otros países más verdes, bocados de masas dulces y saladas, frutas confitadas, también mando despejar una de las bibliotecas deando a parte de las librerias con libros solo el juego de sillones y la mesa, para poder estar a solas y a gusto con la jovencita. Visitó varias veces la habitación que le había sido asignada y en cada ocacion señalaba arreglos que debían ser hechos, al punto que los sirvientes cuchichearon que ahora se veía la similitud de comportamiento con su hermano menor. Cuando estuvo conforme desde el color y largo de las cortinas hasta el lustre de los muebles y los juguetes que había seleccionado fue que dejó tranquilos a la servidumbre. Desconocía la personalidad de su hija, pero sabiendo que tenía la edad de su hermana menor podía adivinar que aún podía tener interés en juguetes, sobretodo en muñecas y figuras de madera de animales y princesas. Había puesto en su armario un par de vestidos que había enviado a hacer al sastre real, no eran muy especiales y podían ser ajustados con lazos para no ser necesarias las medidas exactas. Ya enviaría a Seimei a confeccionarle un vestido especialmente para ella cuando estuviese allí.

Demasiado ansioso para estarse quieto, con su mente anticipando todo lo que podia pasar, casi que saltó de su silla cuando fue anunciada la llegada del gato con la nueva residente. Por suerte tenía la excusa perfecta para ser él quien la recibiese. Su hermano prefería estudiar a encargarse de los asuntos sociales, sus hermanas habían salido juntas por varios días de compras a otra ciudad y su padre no se dignaría a ocupar su tiempo en atender ese tipo de asuntos. Así que no despertaba sospecha alguna de que fuese el rubio quien se hiciera cargo. El té agua caliente estaba humeante en la tetera y todo ya estaba dispuesto en la mesa, de pie el príncipe esperaba a la damita como correspondía a un lado de la puerta.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Lanza de bronce [1]
.
.
.

Support :
Seimei [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] A
Mulitia [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Iwzg0SR
Morgan [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] JEIjc1v

Especialización :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Espada-4 [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Lanza%202

Experiencia :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Fy4uE7I

Gold :
838


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty Re: [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Veronica el Miér Jun 27, 2018 8:45 pm

Veronica había estado muy tranquila durante todo el viaje, pero eso había cambiado al bajar del carruaje. Nada más llegar al castillo Krakenburg, un sirviente le había avisado en la entrada de que el Príncipe Xander sería el encargado de enseñarle sus aposentos. Y que la estaba esperando. Ya mismo. Veronica dio un taconazo en el suelo de pura frustración y le lanzó al siervo una mirada rojiza que podría haberle matado. ¿Es que nadie había avisado al príncipe de que el viaje era largo? ¡Debía saber donde estaba el Fuerte de Emblia seguro! Llevaba horas metida en un carruaje con un gato que, aunque llevase traje, no dejaba de ser un subhumano y no había nada que deseara más que meterse en una bañera, ordenar sus zapatos y no tener que socializar durante un buen rato. Su mal humor lo aumentaba el hecho de que había dormido unas horas durante el viaje que, al despertar, la habían dejado más agotada que cuando había cerrado los ojos. No estaba acostumbrada a viajar, y mucho menos distancias tan largas. Tenía hambre, cansancio y no ayudaba que no pudiera hacerse más presentable antes de conocer a una de las eminencias de Nohr.

Su sueño desde hacía años había sido vivir en la capital y poder perseguir su sueño de ser general y conquistadora, no podía dar una mala impresión con el pelo descolocado y la tiara-corona no lustrosa. Se miró en el cristal de la carroza para evaluar los daños, pero apenas tenía el cabello algo desordenado. El resto estaba en perfectas condiciones. Como era una niña aún no usaba maquillaje, así que algo menos de lo que preocuparse. Su madre siempre le pellizcaba las mejillas para darles color, pues Veronica era muy pálida, pero decidió no hacer lo mismo porque era incómodo y dolía. Pálida tendría que presentarse. Se pasó las manos por la cabeza para tratar de domar su melena leónica, sin demasiado éxito, y  después se volvió hacia el nuevo sirviente. – Muy bien. Llévame hacia donde me esté esperando el Príncipe. Y que me traigan mis cosas. – ordenó. Hasta ella sabía que era de mala educación el rechazar una invitación así, mucho más si venía de la familia real de Nohr. Lo cierto es que la oportunidad era muy buena. ¡El mismo príncipe heredero la recibía! No un simple noble o secretario.

¿Sería para hablarle de sus responsabilidades? Desde su nacimiento había sido preparada para ser una Suma Sacerdotisa, su deber estaba en servir a Anankos a través de la religión, lo que no significaba que quisiera hacerlo. Cabalgar con los estandartes de Nohr a la espalda, su tomo de magia oscura en la mano, conquistar en nombre de su país tierras enemigas. Eso sonaba mucho mejor. Haría lo posible por convencer a la gente de que podía ser buena en el campo de batalla, y qué mejor que comenzar persuadiendo al mejor general de Nohr, a la persona que más glorias había podido traer a su patria. Cuanto más lo pensaba, de mejor humor se ponía. Sus pasos se volvieron ligeros, sus cejas dejaron de estar fruncidas con gesto de desagrado y comenzó a mirar los pasillos de piedra oscura a su alrededor con interés. Le habría gustado comentar algunas cosas con Feh, el único ser que siempre la escuchaba, pero había salido volando nada más abrir las puertas del carruaje y debía estar explorando y cazando a su libre albedrío.

Así que Veronica se guardó las dudas y expectativas para sí misma. En su mente fantasiosa pensó que quizás el Príncipe habría oído hablar de sus proezas en batalla. Si bien no se podían comparar a las aventuras de otros guerreros, ella también había defendido Fuerte Emblia de los emergidos y hasta había matado a unos cuantos. Sin duda eso debía indicar que tenía madera de general. Además de su gran estudio de las artes arcanas, una profesión altamente respetada en Nohr. ¡Era obvio que sería de más utilidad en el frente que en un templo de Anankos! En el camino rezó internamente al Dios Oscuro para que la ayudase en su cometido. Tan metida estaba en sus propios pensamientos, que ni se dio cuenta de que el sirviente le había indicado que ya estaban frente a sus aposentos. Tuvo que repetir sus palabras otra vez para que la niña alzase la cabeza de sus zapatos y lo mirase con cara apática. – Hmp. – Sin darle las gracias o despedirse siquiera, avanzó hasta traspasar el umbral con la cabeza bien alta y orgullosa. A un lado vislumbró a quién supuso que era el Príncipe Xander, pues no había nadie más y no vestía como un criado. Su primera impresión fue que era una persona grande, aunque no tanto como le habían dicho. Pero suponía que no había nadie tan alto como un volcán.

Educada, se puso delante de él y dijo de manera formal: Príncipe Xander, muchas gracias por tomar parte de su tiempo en recibirme. Espero serle de ayuda a Nohr y a usted. – hizo una reverencia exactamente igual a la que le había enseñado su madre, y después se incorporó. – ¿Estos son mis aposentos? – preguntó y con curiosidad apenas discernible en su rostro serio miró a su alrededor. Le gustaba el conjunto de colores, en especial el uso de terciopelo rojo oscuro, al fin y al cabo ese era su color preferido. Además, aunque ya había cosas puestas, aún tenía espacio de sobra para colocar todo lo que se había traído del Fuerte como sus libros o su ropa, y todos sus zapatos. Con el mismo protocolo que le habían enseñado, asintió con la cabeza y dijo: Le estoy agradecida.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Sacerdotisa de Anankos

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Tomo de ruina [1]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
baculo fisico [4]
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Tomo-1

Experiencia :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] IN979RC

Gold :
3137


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty Re: [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Xander el Jue Sep 27, 2018 1:34 am

La jovencita aparecio tras la puerta y por un momento el principe contuvo su respiracion, sus ojos fijos en ella la miro de pies a cabeza reparando enseguida con una dolorosa punzada en su pecho cada rasgo fisico y de su rostro que le hacia recordar a su ex amante y madre de la niña. Pese a su corta edad, ya parecía toda una dama con un porte imponente incluso con su corta altura. El hizo una pequeña reverencia y tomó la mano de la jovencita para darle un beso en el dorso, teniendo que agacharse hasta que su rodilla tocó el piso para quedar a una altura cómoda antes de volver a levantarse - Lady Veronica. El placer es todo mío de recibirla. Lamento decirle que estos no son sus aposentos, si no que simplemente la biblioteca donde le recibo, pero está conectada por esa puerta a sus aposentos. Tiene acceso libre a este lugar, como se me ha informado de sus estudios religiosos y la importancia de sus tutorias he decidido brindarle un pequeño estudio para que no tenga que ocupar su habitación con libros y escritorios. - repentinamente noto que aquello si era un exceso para solo una residente pero la desicion ya estaba tomada y las habitaciones asignadas. Ya se le ocurriría una excusa valida para ello.

Extendió una mano hacia donde estaban los sillones con la mesa en el medio con el te y los bocadillos, poco más allá se veia la puerta que se habia referido con anterioridad - Si desea puedo mostrarle su habitacion o si se encuentra cansada por el viaje podemos sentarnos un momento a disfrutar del te antes que se enfrie. Me gustaría poder hablar con usted antes de que termine de asentarse, si no le es molestia. - le costaba demasiado mantener la seriedad y la formalidad. Poco a poco podía ver pequeños rasgos que podia reconocer como suyos y no quería simplemente hacerse ideas erroneas pero ahora podía jurar que veía el parecido en su rostro. Deseaba poder abrazarla realmente, decirle cuan feliz se sentía de tenerla cerca y pese a la desgracia de la muerte de su madre, era una bendición por el lado que finalmente podían estar juntos. Era un secreto que llevaria en su pecho por siempre, o así lo creía él.

El sirviente que había estado junto a la puerta en todo momento esperando ordenes fue despedido por el principe con un gesto algo brusco. A solas en la biblioteca el rubio príncipe paseó por el lugar asegurandose de que tuvieran todo lo necesario para estar cómodos - ¿Ha sido agradable su viaje? ¿Ha podido descansar algo? Es un poco dificil en las carrozas pero al menos descansar la vista se puede. - muy pocas veces habia estado dentro de una en su vida, mucho más acostumbrado a andar a caballo directamente, mucho mas ´rapido y agil.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Lanza de bronce [1]
.
.
.

Support :
Seimei [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] A
Mulitia [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Iwzg0SR
Morgan [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] JEIjc1v

Especialización :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Espada-4 [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Lanza%202

Experiencia :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Fy4uE7I

Gold :
838


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty Re: [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Veronica el Dom Sep 30, 2018 6:48 pm

Veronica no pudo evitar sentirse un poco cohibida con tal recibimiento. El beso en el dorso de la mano le provocó un tenue rubor rosa en las pálidas mejillas. No estaba acostumbrada a esa clase de gestos por parte de nadie, ni siquiera de su madre, por lo que entre los apodos cariñosos de Seimei y la galantería del Príncipe Xander, la niña comenzaba a pensar que la gente de la capital no debía de ser tan mezquina, fría y desagradable como siempre le habían dicho. La amabilidad del subhumano la había recibido con el ceño fruncido y obvia desconfianza porque era un desconocido, pero la de Xander la aceptó con algo parecido a la timidez. No todos los días una podía conocer al conquistador más celebre de Nohr, un icono del que cualquier persona hablaba con alabanzas y aplausos. Veronica había escuchado muchas historias de los sirvientes, maestros y soldados de Emblia, y recientemente Seimei le había relatado nuevas aventuras que nunca antes alguien le hubiera contado.

Decir que la niña lo admiraba era quedarse corto. Incluso en su rostro serio, se podían ver sus ojos brillar de emoción reprimida. Su malestar anterior, producto de haber dormido poco y mal, había desaparecido por completo. Ahora no podía estar más agradecida de haber sido recibida por el mejor conquistador de todos los tiempos, un ejemplo a seguir y además un príncipe de Nohr. No sabía si Seimei habría tenido algo que ver, pero el gato le había asegurado que haría que Xander la viera, y que fuera en tan poco tiempo le hacía sentirse abrumada pero feliz. Incluso si nada hubiera hecho, el subhumano ya se había ganado parte de su simpatía solo porque estaba ahí con su señor como le había prometido que sucedería. Por unos instantes, el rubor de sus mejillas pasó a rojo cuando le dijo que se equivocaba, que la habitación no era suya. En su interior quiso que la tierra la tragase, quizás aún no era muy tarde para darse la vuelta y huir por la puerta.

Se tranquilizó un poco cuando el príncipe añadió que sus aposentos estaban tras una puerta cercana. Ahora que miraba bien alrededor se fijó en que, efectivamente, no había cama allí, así que un dormitorio no podría haber sido. Seria, asintió con suavidad y dijo: Entiendo. Gracias. –pero lo cierto era que no sabía si ese lugar era para uso propio o si otra gente tendría acceso a ello, quizás otros magos pasarían por ese estudio. Le dio vergüenza preguntar, en especial después de la primera corrección de sus suposiciones, así que se quedó en estoico silencio escuchando lo que el mayor le explicaba. La propuesta del té le iluminó el rostro de inmediato. - ¿Hay té..? – musitó en un susurro, más un pensamiento en voz alta que una pregunta que necesitara respuesta. A su nariz llegó entonces el dulce olor de la comida que había sobre la mesa y el té caliente y humeante. El simple aroma la tranquilizó y la hizo respirar con menos tensión. No había nada en el mundo que el té no pudiera mejorar.

– Dejar enfriar un té de olor tan delicioso sería una ofensa, estaré encantada de acompañarle. Además también quisiera hablar con usted de asuntos de importancia. – dijo con solemnidad y fue con él hacia la mesita que estaba repleta de dulces que nunca antes había visto o probado. Incluso si su familia era noble, había muchos alimentos de otros países que no llegaban a los fuertes más alejados de núcleos urbanos o la capital. La vajilla también era digna de admiración, en especial para una entendida como ella, que coleccionaba y disfrutaba de ver y usar juegos de porcelana buenos. Era todo un esfuerzo para la niña el prestar toda su atención al príncipe, pues todo a su alrededor era nuevo y maravilloso a sus ojos, y no tenía tiempo suficiente para hacer todo lo que quería en el mismo instante. Pero las prioridades eran las prioridades, y había esperado mucho para hablar con su anfitrión. – No ha sido desagradable. Me ha gustado ver el paisaje de Nohr y Seimei no es cómo creía que serían los subhumanos. Me ha contado aventuras y no tiene manos peludas ni me ha tratado de comer. Aunque si lo hubiera intentado no lo habría conseguido.

Una vez estuvieron sentados alrededor de la mesita, Veronica comenzó a ejercer de anfitriona y ser ella la que servía las tazas y las adecentaba como estaba acostumbrada a hacer, como un gesto interiorizado que ni siquiera se había parado a pensar. - ¿Desea azúcar? – levantó la mirada y la fijó en el príncipe, aún no sabía sus gustos, pero una vez aprendidos nunca se le olvidarían.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Sacerdotisa de Anankos

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Tomo de ruina [1]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
baculo fisico [4]
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Tomo-1

Experiencia :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] IN979RC

Gold :
3137


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty Re: [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Xander el Sáb Oct 06, 2018 1:59 pm

No era un inepto socialmente pero si era bastante torpe saliendose de los estandares basicos de comportamiento, su lugar estaba en los campos de batalla, no en las salas de te entre nobles y acostumbrado a siempre ser servido en esas ocaciones no reaccionó que el era el anfitrion y que deberia ser el quien le servia a ella, o si la etiqueta exigia que ella sirviese a él por ser el príncipe... no lo sabía sinceramente y no se preocupó al respecto dejando que ella se encargase. - Solo una de azucar - dijo.

Se sorprendia un poco con lo adulta que se comportaba, no podía evitar pensar en que habia perdido una gran parte de la vida de la joven de cabello blanco, que no habia estado en su niñez y al parecer ni siquiera en su adolescencia pues ya era toda una dama responsable. Se cruzó de piernas en pose algo abierta, masculina, y apoyó sus manos en su propia pantorrilla mientras esperaba - Seimei no es como los demas lagus. Em... su... obtención, por decirlo de alguna manera, fue bastante particular, por lo que he sabido ha sido criado en cautiverio por humanos, así como uno cría caballos o perros para ser mas bellos, más rápidos, más feroces, Seimei fue seleccionado como un sirviente leal y eficiente, tambien entrenado... y vendido como esclavo. ME he acostumbrado a su sumision, pero es muy extraño pensar que esta feliz y conforme con su situacion, pues los esclavos que solemos ver en Nohr son los criminales de las minas o trabajos forzados, no siendo empleados en trabajos donde tengan la posibilidad de matar a su amo. Igual no me gusta pensar en él como un esclavo si no que como un criado del castillo. Se ha ganado mi confianza y respeto por ser un gato muy habilidoso y estoy seguro que así como vela por mi seguridad y bienestar, tambien velará por el tuy... ejem... por servirla y que esté cómoda en el castillo. - se habia ido un tanto personal al final. Seimei era el único que sabia la relación de la nueva invitada con el príncipe y Xander estaba seguro que la trataría como la princesa que era y no como solo una invitada más, o al menos era lo que Xander quería para ella.

Tomó la taza y sopló un poco antes de beber un largo trago que calmo su sed, el te era delicioso, agradecía a su mayordomo por haber dejado la selección y las ordenes en cocina para que sirviesen todo perfecto incluso en su ausencia. La miró con atención - Y claro ¿que asunto desea tratar? - había esperado encontrarse con una niña y cada vez se sentía mas en frente a una mujer.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Lanza de bronce [1]
.
.
.

Support :
Seimei [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] A
Mulitia [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Iwzg0SR
Morgan [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] JEIjc1v

Especialización :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Espada-4 [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Lanza%202

Experiencia :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Fy4uE7I

Gold :
838


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty Re: [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Veronica el Lun Oct 22, 2018 3:00 pm

A Veronica no le importaban demasiado los subhumanos, ni su historia, ni sus penas, ni su nada. Esto se debía en parte a su desconocimiento sobre esa clase de seres, con los que nunca había tenido ningún tipo de relación. Seimei era el único al que había conocido en carne y hueso hasta el momento, el resto habían sido mantas en las salones o los villanos en historias de miedo para niños.  Nohr no tenía ningún clan laguz de importancia remarcable, así que eso también influía en que la joven bruja no tuviera el más mínimo interés en ellos. Desconfiaba, como cualquier persona cuerda ante algo desconocido, pero suponía que mientras no se metieran en su camino, no se molestaría demasiado. Sin embargo, el hecho de que el Príncipe Xander hablase del tema, ya hacía que Veronica atendiera aunque no fuera de su curiosidad total. Aprendió así cosas que le parecieron bastante perturbadoras, y esto se mostró en su rostro con los labios curvados hacia abajo y una expresión de desconcierto.

- ¿Por qué no debería estar conforme?
– preguntó como si fuera algo de muy mal gusto. -  Esclavitud o no esclavitud, cualquiera debería sentirse honrado de servir a Nohr y, especialmente, a la familia real. – musitó, verdaderamente confundida. Para ella no había duda de que ese honor era algo a lo que aspirar porque la habían educado así. Aún era demasiado joven como para entender que no todo el mundo, inclusive dentro de Nohr, profesaba la misma devoción y orgullo por su patria que ella, que había gente que haría lo posible por obtener poder o venganza incluso contra su propio pueblo. Para ella, esa clase de barbarie era más propia de otros países que de su perfecto Nohr. Y si algo iba mal en su país era por culpa de los demás, que por envidia trataban de hacerles caer. Por suerte, tenían a personas muy fuertes como el Príncipe Xander para evitar que eso sucediera. Esperaba también ayudar a contribuir a la gloria de Nohr.

Sirvió las tazas de humeante té con delicadeza, un toque de feminidad en la manera en la que había colocado una rodajita de limón para darle más sabor a la bebida, la cantidad adecuada de azúcar de acuerdo a cada gusto, y una cucharilla de plata que colocó en el plato que iba a juego con la taza de porcelana. Colocada ya en su sitio, habiendo ya servido y actuado como una anfitriona ideal, agarró su té aunque aún no bebió. – Sí, cierto, lo que deseaba hablar con usted. – bebió un poco, su meñique bien estirado, y con suma seriedad dejó la taza de té cuando terminó sobre el platillo de porcelana. Después, lo miró a los ojos y dijo: Como ha dicho antes, me han educado en las enseñanzas de Anankos para servirle como sacerdotisa. Sin embargo, Anankos lleva tiempo dándome mensajes de que no quiere ese futuro para mí. Aunque sus palabras a veces no tienen sentido, y su voz puede resultar a veces confusa, hay algo que he podido sacar en claro: desea que me una a las fuerzas de Nohr. Yo también lo deseo. Quiero luchar por nuestro país, conquistar territorios y traer gloria.

Aunque hablaba muy seria, un ligero rubor había subido a sus mejillas. Hablaba además con cierta pasión propia de alguien que no admitiría un “no” por respuesta. - Siento en mi sangre que ese es mi camino. Estoy muy segura de que eso es lo que quiero y que es para lo que me ha estado preparando Anankos hasta ahora. Soy una gran bruja, mis tutores siempre han alabado mi habilidad, y tengo experiencia en batalla. – alzó el mentón, orgullosa, y sonrió un poco. Durante la primera invasión, los refuerzos de la capital no llegaron a tiempo y madre ya estaba enferma. Ayudé a las tropas de Emblia a repeler a los emergidos. Nunca llegaron vencernos y desde entonces siempre estuve para defender mi hogar de los enemigos. Ahora quiero hacer lo mismo pero por Nohr. Pero para eso necesito su bendición. Usted es el mejor conquistador y caballero de todo Nohr, su opinión y aprobación es de suma importancia.

Su madre seguramente habría tratado de convencerle con palabras dulces y mucha inteligencia, pero verónica era directa y terca. Si quería algo iba derecha a por ello. No tenía la paciencia para jugar a los juegos que su madre se había empeñado en enseñarle para manipular a los demás. La queja de “¿no podrías haber nacido más parecida a mí?” era algo que había escuchado a menudo en sus labios. Pero si Anankos, a través de las voces que había escuchado en su cabeza desde siempre, le decía que su camino era ese, ella no iría contra los deseos de su Dios.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Sacerdotisa de Anankos

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Tomo de ruina [1]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
baculo fisico [4]
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Tomo-1

Experiencia :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] IN979RC

Gold :
3137


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty Re: [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Xander el Dom Dic 02, 2018 9:33 pm

En Nohr los únicos laguz conocidos eran los lobos, criaturas fieras y violentas que se escondían en los bosques solo volviéndolos mas peligrosos de lo que ya eran y se fomentaba su caza y eliminacion en las tierras de Anankos y muy pocos sabian siquiera del termino “laguz” llamandolos derechamente “hombres lobo” o “subhumanos”. Comprendió de inmediato lo que la pequeña queria decir con sus dudas y con paciencia sonrió para explicarle - Servir es algo voluntario, todo criado, soldado o incluso príncipe o princesa, sirve no solo por que es su deber hacia Nohr o hacia Anankos si no que también por que es lo que dicta su corazon. Un esclavo no, un esclavo esta en su posicion por que fue puesto alli, como castigo muchas veces, como el trabajo en las minas. Seimei es un esclavo pero esta conforme en su posicion, por eso mismo ya pierde su condición de esclavo y pasa a ser un criado o sirviente. - en ambos casos, esclavo o sirviente, estaba recibiendo una paga, el esclavo muchas veces cumpliendo una condena o mismo con sus gastos de comida y techo, lo mismo con un criado que podia recibir algo de dinero pero en su mayoria solo comida y techo.

Era extraño y contradictorio ver a una mujer tan seria en un cuerpo tan pequeño, comportandose como una muñeca de porcelana pero tratando con gran seriedad temas de importancia. Dejó de sonreir solo para mostrarle que estaba dandole la seriedad y atencion que merecía. A cada palabra mas apasionada que la anterior, el rubio se llenaba de orgullo, contenía su respiracion y enderezaba su espalda, su hija tenía claramente su sangre de guerrero en sus venas, incluso habiendo probado la magia y las costumbres de los templos aun quería correr en el campo de batalla. La mension de la sangre en sus venas le hizo regresar la sonrisa, ella tenía su sangre, la sangre del dragon oscuro en su venas, era obvio que no podria quedarse en un templo solo rezando. Pero la simple imagen de su ex amanda enferma y su hija teniendo que luchar le cortó la respiración lamentándose de no haber estado allí para ellas como debería un correcto hombre de familia. Tomó aire profundamente y bajó la taza de te despues de darle un corto sorbo - Los planes de Anankos no siempre son los que la sociedad espera de nosotros, por eso es importante escuchar y ver cuales han sido los dones con los que nos ha bendecido. Si sientes que tu lugar está en un frente de batalla y no en un templo, entonces puedes al menos intentarlo. - estaba orgulloso y ansioso, eso podía significar que podria llevarla consigo a sus viajes lejos de aquel mundo lleno de chusmerío de la alta sociedad. Igual temía por su seguridad, pero si él estaba con ella confiaba que podría protegerla en todo momento.

Tenía planes de volver a viajar pronto, sería el momento justo para llevársela, iría con muchas tropas y estaría en colonias ya conquistadas por lo que no habría demasiado peligro para ella, seria ideal para que comenzase a familiarizarse con otros ambientes, pues era diferente pelear en terreno propio que en otro lugar - Es importante cumplir las espectativas que nos imponen pero más grande que cualquier sacerdotiza, que cualquier rey, que cualquier hombre mortal, es el dragón oscuro. Así que mientras sigas su camino, sin importar lo que hagas, estarás en el camino correcto. Me enorgullece que quieras dar lo que consideras tus mejores virtudes a Anankos y a Nohr. Estoy armando un grupo numeroso para ir al territorio recientemente conquistado de Grannvale para visitar las colonias recientemente fundadas. Puedo ver de que nos acompañes así puedes ir conociendo un poco mejor la vida de un conquistador y ver si es la clase de vida a la que Anankos te ha destinado. -
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Lanza de bronce [1]
.
.
.

Support :
Seimei [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] A
Mulitia [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Iwzg0SR
Morgan [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] JEIjc1v

Especialización :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Espada-4 [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Lanza%202

Experiencia :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Fy4uE7I

Gold :
838


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty Re: [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Veronica el Lun Dic 24, 2018 11:49 am

Veronica había estado preparada para rebatir cualquier tipo de queja que el Príncipe Xander pudiera tener al respecto. Estaba acostumbrada a que no la escucharan, a que la tomaran por la niña que hacía tiempo que ya no era. Antes, cuando era muy pequeña y decía que quería ser conquistadora de Nohr, la gente le había respondido con comentarios de “mira qué dulzura” o “¡que niña tan graciosa!”, pero según había creciendo, lo que a los adultos les había hecho gracia comenzó a generar suspiros y miradas que desaprobaban de tales comentarios. Al fin y al cabo, se estaba entrenando como sacerdotisa y no como guerrera, no reunía las características necesarias de resistencia y de fortaleza física como para entrar en el ejército blandiendo una espada. En cambio, su manejo de la magia arcana desde niña había sido magnífico, un guante perfecto para alguien como Veronica. Sí, podría ir a la guerra, pero siempre tendría que quedarse detrás: ser un apoyo, limitarse a orar, a maldecir, a curar. Los típicos roles de ayuda que normalmente recaían en las mujeres de fe.

Lo odiaba. Ella no quería ser eso. Solo quería que la escucharan de la misma manera en la que Xander lo hacía en ese momento. Que la mirase con esa seriedad le hacía tener aún más arrojo para expresar lo que deseaba más que nada. Había terminado sus palabras sin apenas aire, un fuerte rojo en sus mejillas y su pecho subiendo y bajando acelerado. Sin embargo, casi se le para el corazón al verle sonreír. Veronica apretó las manos contra el borde de la mesa, ya se imaginaba que escucharía a continuación: alguna excusa condescendiente que estaba dispuesta a pelear con uñas y dientes. Arrugó las cejas y no apartó la mirada del príncipe, esperando el espadazo de la negación, algo que nunca llegó. Al contrario, Xander fue el primero en decirle eso que había esperado durante años. Tanta fue su sorpresa que durante unos momentos no se pudo ni siquiera mover, y cuando por fin procesó que la respuesta había sido un “”, no pudo más que poner una expresión de sorpresa.

–¿Uh, de verdad? ¿Podré ir con el ejército de Nohr a las colonias? ¿Contigo? – le preguntó sin creérselo del todo, olvidados del todo los formalismos en su emoción. Le había dicho que podía intentarlo, tenía una maravillosa oportunidad para demostrar que ella también era una guerrera excepcional. ¡Y no había necesitado convencerle con demostraciones o incluso el testimonio de otros adultos! Realmente era el mejor príncipe del mundo, un verdadero general y caballero si podía ver su valía aún sin conocerla. – Hm. Está bien. Lo haré lo mejor posible, Príncipe Xander. Muchas gracias por concederme esta oportunidad, seguiré el camino que me ha marcado Anankos y traeré gloria a Nohr. ¡Es la vida que me está destinada, lo sé! – exclamó y cerró un puño en el aire, porque una señorita no podía aporrear una mesa con una bonita vajilla encima. Se inclinó sobre el borde hacia el mayor, sus grandes ojos abiertos de par en par.

–¿Cuándo nos iríamos? Yo puedo prepararme en unos minutos, si es que hay prisa. – jugó con la servilleta de tela, alisándola y doblándola en forma de cuadrado. – Es verdad que acabo de llegar, ni siquiera he desempacado mis zapatos, pero no pasa nada. Si ya está todo empacado, no tengo que hacer nada si de repente partimos a Grannvale. – asintió muy seria, meditando más para ella que como una conversación de dos. – ¿Qué tendría que llevar exactamente a esos lugares? – le preguntó después de unos segundos de cavilación. Frunció los labios y arrugó la frente. Estaba muy impaciente, tanto que se le notaba en el lenguaje corporal, el modo en el que se movía en su asiento y ya no le prestaba atención a los dulces que antes habían sido un objeto de su interés.

¿Una armadura, puede?... No sé lo que suelen llevar los magos y las brujas cuando van a visitar colonias y a conquistar territorios, solo sé lo que llevan los caballeros, pero no soy caballero. Aún. – puntualizó, porque el camino del jinete y la espada era algo que siempre le había llamado la atención. Sus historias favoritas eran las que tenían como tema principal las aventuras de un caballero, o las andanzas caballerescas de los conquistadores más famosos de Nohr. Así, no sabía muy bien qué debía llevar uno en un viaje de conquista, salvo a sí mismo, su montura, quizás algún fiel compañero (ella tenía a Feh), un arma, y provisiones. Pero suponía que un ejército necesitaba mucho más de eso. Tendría que empezar a mirar más libros sobre guerra en la biblioteca, tenía que informarse muy muy bien de todo para su viaje.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Sacerdotisa de Anankos

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Tomo de ruina [1]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
baculo fisico [4]
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Tomo-1

Experiencia :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] IN979RC

Gold :
3137


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty Re: [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Xander el Lun Ene 07, 2019 5:27 pm

Lamentaba haber sida mal interpretada su sonrisa que no era de burla si no de cariño y aprecio incluso admiracion por la fortaleza que la mujer, no niña, mostraba. Era sincera por lo que veia, no era alguien que soñase con graneza y guerras sin sentido, sabia lo que queria y hasta habia estado en batalla por pequeña que fuese asi que sabia lo que se podría esperar de una batalla, almenos en pequeña escala.

Se rio de lo pronto que ya asumia que partirian pero lo tomo de buena voluntad y predisposicion - Iremos pronto pero no tan pronto. Partiremos la proxima semana. Seimei es quien se esta encargando de las provisiones y el equipaje, personalmente se encargará del mio y puedo hacer que se encargue del tuyo. Tendremos tiempo para poder preparar lo necesario, proteccion para ti y tu montura, tendria que ser liviana y aguil quizas cuero y escamas de metal para proteger zonas vitales... como bruja estaras detras de las primeras filas, asi que es dificil que llegue a ocurirte algun daño fisico... - pensaba en voz alta mientras su mano se apoyaba en sus labios de manera pensativa. Tendria mucho que preparar, tambien llevar abrigo, que tuviera suficientes libros de magia y no estaria mal ver si sabia utilizar una espada y si no, de enseñarle movimientos basicos. Se emocionaba solo de pensarlo.

Ella era una princesa y consideraba que deberia ser criada como una pese a que socialmente no era reconocida, qizas lo mejor seria que no pero no era algo que pensara en ese momento, estaba emocionado y queria lo mejor para su pequeña - Todos los príncipes y princesas somos entrenados en todas las artes combativas, todas las armas y magias... se esperaba de mi un gran mago como primer hijo, sin embargo mi camino fue rapidamente mostrado como el de la espada donde mas me destaque, siendo no asi con mi hermano que el camino de la magia se le presentó casi que naturalmente, pese a mis intentos de que sea mas diestro con la espada es muy claro que la magia es su camino y es el mago mas fuerte y dedicado que he conocido... Camilla mostró su encanto con los animales y es capaz de comunicarse con su wyvern como si fuese una extension de su cuerpo siendo letal el batalla y Elise, contrario a todos sus hermanos y hermanas, fue la única que mostró habilidades curativas... lo que quiero decir es que si a cada uno de nosotros se nos hubiese marcado solo un camino sin otra posibilidad, no seriamos tan buenos en lo que somos. Yo sería un mago mediocre, Camilla una sacerdotiza sin pasión y frustrada, Leon pelearía a diario entrenando con armas que nunca se sentirán naturales en sus manos y Elise pasaría todo el día en casa aprendiendo piano y pintura. La posibilidad que se nos dio en mostrar en que somos buenos y especializarnos en eso es algo que quiero darte a ti tambien... - su sonrisa se perdio y más serio profudizó el tono de su voz - Yo sentía... mucho respeto por tu madre, es un honor que ella decidiera enviarte al castillo y poder tenrte bajo mi cuidado como su legado... pero sé que no eres ella y no tienes que seguir su camino. Te dare las herramientas que necesites para que busques tu propio camino, pero debes ser la mejor del camino que decidas tomar. -

El té se habia enfriado ya pero no le importo cuando lo terminó, aunque si vio que la joven estaba inquieta por el viaje y perdia interes por los dulces, se estiro a tomar uno, pequeño y delicado en contraste con sus dedos curtidos por la espada y uñas cuadradas y toscas, poco propias de un principe y mas de un soldado - Pero tendras tiempo para descansar antes de partir y para disfrutar de los dulces que Seimei preparó. Aunque si tienes inquietudes aun puedo hacer mi mejor esfuerzo por calmarlas. -
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Lanza de bronce [1]
.
.
.

Support :
Seimei [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] A
Mulitia [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Iwzg0SR
Morgan [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] JEIjc1v

Especialización :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Espada-4 [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Lanza%202

Experiencia :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Fy4uE7I

Gold :
838


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty Re: [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Veronica el Dom Ene 20, 2019 2:47 pm

Lo cierto era que Veronica agradecía que no tuvieran que partir tan pronto hacia tierras de conquista, pues aún había muchas cosas que quería explorar del Castillo Krakenburg y de la capital. Había escuchado hablar maravillas de la biblioteca que allí tenían, una auténtica fuente de conocimiento para los magos y brujas de magia arcana como ella, y no podía esperar a poner las manos en tomos importantes que le dieran aún más conocimiento y poder. También debería estudiar un poco sobre qué exactamente debía saber un conquistador, además de manejar un arma y saber montar a caballo. Ella era diestra en el uso de la magia negra, pero seguramente hubiera formas de emplearla en batalla que ella no conocía, pues su educación se había enfocado en técnicas sacerdotales de adoración a Anankos y no en tácticas militares. Tendría que hacerse una lista de todo eso cuando tuviera tiempo y se hubiera asentado, aunque con la emoción tenía ganas de levantarse y tomar ya papel y pluma. – Supongo que Seimei se puede encargar de mi equipaje, sí… – concedió, aunque iba a mantener un ojo siempre en el gato, no fuera a robarle o romper alguna de sus cosas.

Sin embargo, no pudo evitar bajar los labios con un poco de disconformidad cuando el príncipe mencionó que ella no estaría en el frente de batalla, sino atrás. ¿Cómo iba a demostrar que era una conquistadora capaz si apenas podía ver a sus enemigos? No, ella debía estar en el frente y por mucho que se empezaran en colocarla con los demás magos, pensaba hacer lo que quería una vez tuviera oportunidad. – No me da miedo el dolor. – dijo y alzó el mentón. Y era verdad, había sido criada bajo unos estrictos códigos morales que le habían hecho aceptar desde hacía mucho que la vida era dolor, y que la única forma de sobrevivir era siendo la mejor y a través de la fuerza. Y esto era especialmente cierto para ella, que era una bruja de magia arcana, un tipo de poder que en muchos casos podía herir a su usuario. No temía ser herida y el consecuente dolor que traería, y eso era algo que quería que el príncipe Xander tuviera en cuenta.

Veronica le escuchó con profunda atención, en la mayoría de puntos tan sorprendida que abrió los labios y ladeó un poco la cabeza de cabellos cenizos. No había sabido nada de lo que estaba contando, así que solo podía mirarle sin apenas parpadear. ¿El príncipe Xander había tratado de ser mago oscuro? ¡Increíble! Casi le costaba creer que fuera mediocre en algo, era todo una locura para ella. Y el resto de príncipes y princesas… todos habían vivido algo parecido. Era un cierto consuelo saber que no era la única, y sintió un inmenso agradecimiento por esa oportunidad que le habían concedido. Abrió los labios para decirlo, pero ante la mención de su madre la niña se tensó. Esperó la comparación, la crítica. No era nuevo para ella, al contrario, antes del fallecimiento de su madre habían sido pan de cada día. “Sonríe como madre, Veronica, a nadie le gustan las niñas serias…”, le solía recordar su madre, y Veronica lo había intentado, pero detestaba las fiestas, la cantidad de gente que la agobiaba y que no la dejaban respirar, caminar a la sombra de su madre como otra de sus tantas damas de compañía.

No obstante, el príncipe le dijo todo lo contrario, y por primera vez en mucho tiempo Veronica sintió una sensación cálida en el pecho. Se le humedecieron un poco los ojos, apenas una diminuta cristalización que se apresuró a esconder al pestañear y servirse un como más de té, de modo que el flequillo y sus acciones escondieran la turbación de su felicidad. – El honor es mío, príncipe Xander… No sabía que os conocierais. – Sabía que su madre había residido en la capital durante un tiempo, antes de decidir volver al Fuerte Emblia y tenerla a ella, pero por mucho que la hubiera preguntado sobre su vida en Krakenburg, nunca le había contado nada sustancial. Suponía que tenía sentido que su madre hubiera conocido al príncipe, pero no podía evitar sentirse algo traicionada al respecto. Cuando Nohr había comenzado sus conquistas, Veronica se había muerto de ganas por saber más sobre el príncipe Xander y su madre lo sabía y no le había contado nada. Tampoco había sabido lo de la carta… pero eso lo pensaría más adelante. Bebió un poco de té para calmar todas las emociones que sentía. – Es verdad. No soy ella. Pero aun así seré la mejor, lo prometo.

Tomó detrás de él algunos de los dulces, que sirvieron de acompañamiento para su té. – Tengo algunas preguntas… Me dijeron que iba a tener tutores nuevos, ¿vendrán con nosotros de campaña..? Y el gato me dio un libro y un bolso que me dijo eran un regalo, pero no sé de parte de quién eran. Y también me dijo que… hmn, no, nada, no es importante… - habría querido preguntarle sobre la supuesta espada mágica, pero en el último momento le dio vergüenza y se quedó callada. Iba a tener tiempo para descubrir la verdad de todas maneras. Segundos después, un sirviente llamó a la puerta y anunció desde fuera que traían el equipaje de Lady Veronica para dejarlo listo en sus nuevos aposentos.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Sacerdotisa de Anankos

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Tomo de ruina [1]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
baculo fisico [4]
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Tomo-1

Experiencia :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] IN979RC

Gold :
3137


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty Re: [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Xander el Mar Abr 09, 2019 2:24 pm

No es que temiese o no del dolor, el dolor pasaba pero la muerte no. Aquellas palabras le cayeron pesadas al principe por que veia que la jovencita no medía aun los peligros de un campo de batalla. La sola siquiera minima idea de perderla a ella como habia perdido a su madre era una saeta de hielo en su corazón, no queria siquiera pensarlo pero era una realidad que todos corrían peligro y nadie estaba a salvo de las garras de la muerte, incluso en la vida de campesino, rey o lo que fuera. Al menos si la llevaba consigo podria estar a su lado. No se arrepentiria, tendria ese pequeño egoismo de disfrutar cada segundo que tendria con ella y no recluirla en una torre. Que el destino y sus propias habildades decidieran que ocurriría en el futuro, pero no se arrepentiría de nada, lo tenia desidido.

Realmente no tenia mucho más que hablar con ella así que dejó la taza de te sobre la mesa y pudo ver un reflejo como un brillo en su rostro cuando se agachó a servirse más té, miró con atención pensando que habría visto una lágrima pero lo tomó como juegos de su mente y saco esa idea. Se levantó apoyando sus manos en sus rodillas y de pie la vio mucho mas fragil y pequeña que antes, como una versión en miniatura de su madre - Sé la mejor version de ti misma, no intentes compararte con alguien mas por que si no, cuando llegues a lo maximo que esa persona fue, ya no sabras continuar por ti misma. - Era un consejo que le habia dado uno de sus profesores de espada cuando él habia intentado aprender un estilo mas elegante y comenzo a dañar lo que ya habia aprendido. Le habia ayudado a aceptar que no seria lo que esperaban de el y con solo complacer a su padre y hermanos estaba conforme, habia mostrado que su camino podia hacerle lo suficientemente fuerte para proteger a Nohr.

- Seimei vendrá con nosotros y el es tutor de muchas asignaturas, no todos los tutores aceptan ir de campaña asi que tendremos que buscar rapidamente quienes esten dispuestos a viajar y lo que no, conseguir nuevos... Si no presindir momentaneamente de algunas cosas... Eh... supongo que piano, caligrafía y esas cosas podran esperar a que regresemos al castillo o nos acentemos por un tiempo en alguna ciudad. - Repentinamente se dio cuenta que ahora tenia responsabilidades que no sabia manejar, como la educación de una princesa. Al menos tenía a Seimei que parecía mucho mas capacitado en esa clase de cosas que él. Tendria que repasar las cosas que necesitaba por que comida, refugio y cariño eran basicos pero una princesa, incluso una ilegitima, necesitaba mucho mas que solo eso y tenía que ver como darselo en un campo de batalla.

La presencia del sirviente fue su indicativo que su tiempo habia acabado, ella estaba cansada y él ahora tenia mucho que ver para poder continuar - ¿Un bolso? No recuerdo haberte enviado un bolso, seguro que Seimei debió de haberlo hecho para ti, suele hacer esas cosas. Pero ahora preocupate por descansar. Mañana podremos seguir hablando tranquilamente, por ahora, me despido y la veré a la hora de la cena, Lady Veronica. Un placer haberla conocido. - Hizo una reverencia reglamentaria entre la nobleza y se retiro de la habitación pasando junto al sirviente que guiaría a la chica a su habitación al lado. El rubio estaba un tanto nervioso pero la emoción de aquel encuentro superaba cualquier clase de nervio.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Lanza de bronce [1]
.
.
.

Support :
Seimei [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] A
Mulitia [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Iwzg0SR
Morgan [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] JEIjc1v

Especialización :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Espada-4 [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Lanza%202

Experiencia :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Fy4uE7I

Gold :
838


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty Re: [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Veronica el Vie Abr 12, 2019 6:13 pm

A Veronica no le importaba prescindir de asignaturas como piano o caligrafía, o incluso etiqueta o algo igual de aburrido, y lo demostró al asentir vehementemente con la cabeza, como dándole la razón al príncipe de que aquellas cosas no eran importantes en verdad. Antes prefería ir a reuniones de guerra, o cabalgar y saber ensillar bien a un corcel. Cosas útiles para ser una buena conquistadora, suponía Veronica. ¿Necesitaba tener buenos modales para matar un emergido? Estaba segura de que no. Así que se alegraba de que el príncipe Xander le fuera a quitar las clases que menos le interesaban. También se alegró de que pocos tutores pudieran ir con ellos a otros países. Se había pasado años encerrada en habitaciones, capillas y estudios, y ya estaba harta de aprender toda la teoría pero apenas la práctica. Además, tenía delante de sí al mejor maestro que una aspirante a conquistadora pudiera tener: al mejor conquistador que Nohr hubiera tenido en su seno. Con el príncipe aprendería muchas más cosas que de un profesor de piano u otros instrumentos que no servían para nada, solo para ser una dama tonta y aburrida de la corte. Veronica estaba segura de que no quería eso.

Sin embargo, le resultaba sospechoso que un subhumano fuera tan talentoso. El príncipe Xander no había tenido más que buenas palabras con él a pesar de que Veronica le había visto y tampoco le había causado gran impresión. Ya veía que iba a tener a ese gato hasta en la sopa. Quizás hasta haciéndole la sopa. Ugh. Tendría que vigilar que no le echara veneno o que le escupiera una bola de pelo en la comida. Con esa clase de criaturas una nunca podía estar segura de sus intenciones. ¡Y encima la tomaba por tonta! El asunto del bolso le parecía bien extraño y digno de toda sospecha. Seimei podría haberle dicho que era regalo suyo y no dejarlo en el aire como la mayoría de lo que decía. La niña detestaba las cosas poco claras. Prefería la verdad y honestidad por encima de todo, a aquellas personas que iban de frente con lo que eran y pensaban. Se plantearía qué hacer con tal regalo. Por un lado, le gustaba mucho la forma en la que estaba confeccionado el bolso y, por otro, los subhumanos no le transmitían la más mínima confianza.

Decidió posponer una decisión para más adelante. Tenía cosas más importantes en las que pensar como, por ejemplo, dónde iba a colocar todas sus cosas. Además, aún no se creía del todo que hubiera hablado con el mejor conquistador de Nohr cara a cara y nada más llegar a la capital. Sin duda Anankos la había bendecido. Dejó algo apresurada la taza de té sobre la mesa y se levantó unos segundos después que el mayor. Hizo una reverencia formal. –Oh, está bien –musitó. Ahora los criados entraban y el príncipe se iba. –Nos veremos después, entonces –dijo a modo de despido. Su rostro era serio pero relajado, hasta se podría intuir en la comisura de un labio la más ligera sonrisa. Se quedó en su sitio, paciente y, en cuanto Xander salió de la estancia, Veronica corrió hacia la puerta que le había dicho que guiaría a sus aposentos. Llegó antes que el sirviente y se metió dentro sin esperar al hombre que venía cargado. Lo primero en lo que se fijó fue en la gran cama con dosel. Con un pequeño grito de emoción, la niña se lanzó encima de las almohadas de tela oscura.

A su espalda, comenzaron a aparecer varios criados con sus cosas. Como se había mudado desde Emblia, había debido de traer muchas pertenencias: desde libros a ropa a su extensa colección de fina vajilla de porcelana. Veronica tomó uno de los cojines y lo abrazó contra su pecho mientras miraba al cielo. Estaba muy emocionada. Sonrió un poco más amplio, al menos durante unos segundos, pues escuchó un ruido sordo y esto le hizo girar la cabeza hacia los sirvientes. No parecían tener mucha idea sobre lo que hacer, a lo que la joven bruja suspiró resignada y pedante y se levantó encima de la cama. Sus tacones sobre el colchón le hacían tener un equilibrio muy precario, pero aun así Veronica se puso a impartir orden. –¡Eh! ¡Tú! No te choques con la paredes, que ahí dentro llevas mis tarros de cristal… Eso va en el estudio, ¿o acaso pretendes que haga experimentos de magia arcana encima de la cama…? ¡Claro que no! Y tú, ese baúl tiene todo zapatos, los quiero ordenados por altura y dentro de altura por color en… ah, ese armario–. Y así Veronica comenzó a dirigir y a aposentarse del todo en Nohr. El príncipe Xander le había dicho que debía descansar, pero había demasiadas cosas que hacer. Al fin y al cabo ese iba a ser su nuevo hogar.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Sacerdotisa de Anankos

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Tomo de ruina [1]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
baculo fisico [4]
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Tomo-1

Experiencia :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] IN979RC

Gold :
3137


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty Re: [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Eliwood el Sáb Abr 20, 2019 10:57 pm

Tema cerrado. 50G a cada participante.

Ambos obtienen +1 EXP y +1 Bonus EXP!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Marth [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Iwzg0SR
Lyndis [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] JEIjc1v
Nils [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] JEIjc1v

Especialización :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Espada%202

Experiencia :
[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Iu4Yxy1

Gold :
868


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica] Empty Re: [Social] Take my hand through the flames. [Priv. Veronica]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.