Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Una panda de cobardes [Campaña de Liberación][Priv.Lissa]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una panda de cobardes [Campaña de Liberación][Priv.Lissa]

Mensaje por Invitado el Lun Jun 18, 2018 6:01 pm

El dragón, o mejor dicho Manakete había llegado a Ylisse con su inseperable compañera Cassandra, mejor conocida para él cómo Cala, llevaba un tiempo que no se separaban por lo tanto le resulto un tanto curioso cuando ella le pidió que se quedara con las bolsas mientras ella iba a buscar un lugar para pasar la noche, también le dijo que si quería podía darse una vuelta pero que en cosa de un par de horas se reuniesen, si Slider no recordaba mal recordaba que la rubia tenia amistades por Ylisse y quizás tenia pensamientos de hacerle un visita, al manakete no le importo y se dispuso a explorar la ciudad.

No llevaba mucho camino recorrido o eso pensaba el manakete.
Había llegado a las afueras de Ylisttol, cuando pudo ver como unos tipos le observaban desde un rincón, algo que le hizo alzar una ceja extrañado, fue entonces cuando varios empezaron a aparecer desde las esquinas llegando a rodearle como una decena de tipos, el manakete alzo una ceja, sabía de qué se trataba aquello, debían ser una panda de bandidos que por ser mas en número ya se pensaban que iban a vencer con facilidad.

Ahora me vais a pedir que os de mis cosas. – dijo sin borrar la sonrisa de su rostro.

Los maleantes sonrieron más ampliamente, fue entonces cuando Burer aprovechó para soltar el primer puñetazo y tumbar al primero de espaldas, dejándolo inconsciente, los demás enseguida sacaron sus hachas y dagas dispuestos a atacar al manakete, este dibujo una sonrisa divertida en el rostro y haciendo un giro de trecientos sesenta grados pateo a otro en la cara, que no cayó de espaldas pero se alejó unos metros.

¿Vais a dejarme en paz o necesitáis que un dragón os baje los humos? – amenazó con una sonrisa aún más amplia.

Si algo odiaba Burer eran los emergentes y los bandidos que atacaban en grupo como unos cobardes, entendía que tenían que ganarse la vida pero que demostrasen algo de dignidad sin ir en grupitos, pero lo cierto era que a Slider cuando más difícil fuese el combate mejor, mas diversión.

Lo que no sabía el manakete es que las cosas podían mejorar o empeorar.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una panda de cobardes [Campaña de Liberación][Priv.Lissa]

Mensaje por Lissa el Lun Jun 18, 2018 7:25 pm

A veces hay días en el que uno se despierta y todo es perfecto. Y hoy, era exactamente el caso, desde el punto de vista de Lissa, claro. Un día soleado acompañado de un inmenso cielo azul hacía deslumbrar la santa tierra de Ylisse. No importa a donde se miraba, no había el menor riesgo de lluvia. Quien dice buen clima equivaldría, para la joven princesa, una pequeña escapada para hacer sus típicos paseos. ¡Y obviamente así lo hizo!

Las grandes puertas del Castillo quedaron atrás y sin mucho dar vueltas, la rubia, se dirigió hacia la ciudad dando saltitos. Sin embargo, la aglomeración de a poco le comenzó a parecer sofocadora. ¿Por qué no salir un rato a donde haya más vegetación? Sus pasos no tardaron en llevarla a las afueras de la ciudad donde una brisa fresca meció sus coletas ámbar. La ojiazulada tomó una bocanada de aire sintiéndose en las nubes y casi sin poder evitarlo, su mirada turquesa se dirigió hacia el bosque un tantito más lejos a donde solía ir seguido tiempo atrás. Un suspiro se escapó de entre sus labios y entrelazó sus manos detrás de su espalda para luego continuar con su marcha. – ¿Me pregunto como estará él? – Fue un simple susurro que terminó perdiéndose en el soplo del viento.

Sin embargo, sus ensoñaciones fueron bruscamente interrumpidas por unos gritos en las cercanías. – ¿Mmmm? – Todo aquel barullo provenía más allá de una esquina y su posición actual no se encontraba muy distante. La curiosidad era algo que caracterizaba la clériga así que, andando en puntillas, se fue acercando hasta que tan sólo unos metros la separaba de aquello. Con mucha cautela, asomó su cabeza tras un muro para echar un vistazo y abrió sus ojos grandes como platos mientras su boca tomaba la forma de una “o". ¡Era una pelea! ¿Qué estaba pasando? ¿Por qué se peleaban? ¡Pero era injusto! No se necesitaba ser un genio para darse cuenta que todo se jugaba entre 1 contra más de 10. ¡Tenía que buscar los custodios! Aquel muchacho que atacaban podría terminar muy pero muy mal. De inmediato se dio la vuelta con la intención de regresar a la ciudad a buscar ayuda pero, a penas se giró, chocó con otro “muro” provocando que cayera al suelo sobre su trasero. – Ay, ay, ay, ay... – Se quejó a la vez que se sobaba la zona dañada.

¿Qué fue eso? Estaba segura que hace unos momentos atrás no había ningún obstáculo allí. Buscando cerciorarse, levantó sus orbes azulinos y se quedó tiesa. Un imponente hombre yacía parado delante de ella y la observaba medio divertido. – Oh~ Naga nos ha traído una pequeña gatita – Soltó con un tono burlón a la vez que le lanzaba una mirada lasciva. Lissa parecía una pequeña niña delante de aquel grandulón. Su cuerpo actuó solo y caminando en cuatro patas buscó escapar, pero su agresor la agarró por las telas superiores de su vestido y la alzó como si fuese un saco de patatas. Este contorneó el muro y avanzó hasta donde se encontraban los bandidos rodeando al muchacho – Miren la linda sorpresa que me encontré – Masculló entretanto elevó a Lissa con su brazo como si quisiese exhibir un trofeo. – ¡Quítame las manos de encima, engendro! – Exclamó mientras se debatía y pataleaba el aire en un vano intento para liberarse. Su corazón latía tan fuerte que parecía que se le saldría del pecho. ¡Por los dioses! ¡¿En qué situación se había metido?!
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [3]
Vulnerary [3]
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Mishael

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1730


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una panda de cobardes [Campaña de Liberación][Priv.Lissa]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 19, 2018 7:45 am

Mientras se enfrentaba a aquellos cobardes, que para suerte de Slider no eran precisamente los mejores combatiendo por mucho que usasen armas, pudo ver otra situación que se ponía todavía más fea, una jovencita, de la cual no sabría calcular la edad, pues era algo que no se le daba especialmente bien estaba siendo tomada por un grandullón que se valía de su fuerza bruta para sujetar a la chica que claramente se la veía que no quería estar en brazos de aquel desgraciado.

Mientras su mirada se había centrado en la chica y como el tipo hablaba de ella como si fuera un objeto uno de los bandidos se echó encima de la espalda de Slider el cual con un balanceo se lo quitó de encima y a otro que venía detrás le propino un puñetazo en la mandíbula, haciendo que el peli-rosado se condoliera un poco, haciendo que tuviera que frotarse la mano con un gesto de molestia.

Tú, suéltala – dijo mientras se acercaba al tipo, el cual era de un tamaño considerable en comparación a él.

Sabía que una pelea a puñetazos con ese tipo tenía todas las de perder, al cien por cien, sabía pelear cuerpo a cuerpo, pero para todo había un límite, con un tipo que le sacaba más de dos cabeza poco podía hacer en su forma humana, pero las tornas cambiaban si usaba su piedra dragón y tomaba su forma.

No dudo en hacerlo, metiendo la mano en el bolsillo de su gabardina, dejando que el poder de esta le envolviera y en poco segundos convirtiéndose en un dragón rojizo, con algunas escamas rosadas y otras pocas doradas. Sus ojos ardientes se clavaron en el hombre que tenía sujetada a la rubia.

¡SUELTALA AHORA MISMO, O TE CHAMUSCARÉ DE TAL FORMA QUE SOLO QUEDE INTACTO EL BRAZO CON EL QUE LA SUJETAS! – amenazó dejando claro que en ningún momento haría daño a la chica.

Pero no se conformó con advertirle sino que además con su cola golpeo la cara del tipo con toda la fuerza que pudo, haciéndole ver que iba en serio y acto seguido arrollo al resto de ladrones que había pretendido atracarles también con la cola, dejándoles fuera de combate, ahora era un uno para uno, pero el dragón en esa ocasión se veía con más posibilidades de ganar.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una panda de cobardes [Campaña de Liberación][Priv.Lissa]

Mensaje por Lissa el Mar Jun 19, 2018 10:38 am

No importaba cuanto se retorciera, el resultado siempre iba a ser el mismo: el agarre sobre las telas de su vestido se incrementaba aún más, hasta llegado un momento dañar su pálida piel con la presión de estas.  Era increíble como aquel grandulón podía sostener a Lissa en el aire con una sola mano sin problema alguno. ¡¿Acaso pesaba ella lo equivalente a una simple bolsa?! Su cuerpo era bastante menudo y pequeño, así que cabía la posibilidad de que su peso sea liviano pero… ¡Aquello era pasarse de la raya! La rubia estaba sudando frío. No sabía que hacer en aquella situación. El pelirosa y ella estaban metidos hasta al cuello en un grandísimo problema. – ¡Así no es como se trata a una dama, capullo! – Chilló a los cuatro vientos mientras sacudía sus menudos brazos de arriba hacia abajo. Sus piernas tampoco se quedaban atrás. ¿Qué era lo que ella esperaba? ¿Qué de repente le surgieran un par de alas tras de su espalda para emprender el vuelo de escape? Por desgracia, aquello era evidentemente imposible.  

El imponente hombre estalló en una gran carcajada notando la impertinencia del quien era su víctima. Aquel hombre afeminado tenía agallas para enfrentarse a él de esa manera.  ¿Darle órdenes a él? ¡Quién lo hubiese dicho! Esas agallas cavarían su tumba. – ¿Y qué vas a hacer tú para que la suelte? – Masculló alzando una ceja y mirándolo con los ojos en finas líneas – ¿Acaso tú solito me vas a obligar, pequeño renacuajo? – Al terminar su irónica frase, nuevamente se carcajeó pero bruscamente se detuvo tragándose todo rastro de diversión. – U-un manakete. – Soltó sorprendido. – ¡¿Un manakete?! – Exclamó estupefacta la rubia a la vez que paraba de agitarse en su intento de fatigar el brazo que la sostenía. ¡Era la primera vez que veía uno! Nunca pensó que en su vida contemplaría a esas criaturas de la leyenda. Aquel chico había súbitamente cambiado de forma transformándose en un inmenso dragón carmín. – ¡Atrapen al manakete! ¡Si lo subastamos ganaremos una fortuna! – Ordenó el grandote quien parecía ser el jefe de los granujas.

Sin embargo, la gruesa y potente voz de aquel enorme lagarto resonó en aquel lugar poniendo los pelos de punta en cada uno de los presentes. Un grito de dolor se escapó del bravucón que la tenía apresada luego de recibir en plena cara un coletazo, lo que provocó la caída de este, y por supuesto, Lissa lo acompañó. – ¡Kyaaaaaa! – Al final cayó sobre el amplio pecho del bandido lo que amortiguó, por suerte,  su caída. Súbitamente, un hacha giratoria apareció de la nada y se clavó en la espalda de uno de los que la atacaban. El cuerpo de este quedó unos cortos segundos de pie para luego caer de rodillas y derrumbarse sobre el suelo. Un breve silencio se impuso sobre ellos debido al estupor de aquel acto inesperado y al instante fue roto por una especie de gruñido ininteligible. – Aaaarg – Unas armaduras que dejaban entrever unos brillantes orbes rojos salieron de entre los arbustos armados hasta los dientes. – ¡Emergidos! – Vociferó alarmada la joven princesa entretanto se levantaba de un salto. Los malhechores gritaron de terror al percatarse de que la muerte caería sobre ellos. Muchos no lo pensaron dos veces para salir corriendo dejando atrás los compañeros que fueron heridos por el manakete y que antes, tenían la intención de atrapar.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [3]
Vulnerary [3]
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Mishael

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1730


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una panda de cobardes [Campaña de Liberación][Priv.Lissa]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 19, 2018 11:30 am

¿Tan impresionantes eran los manaketes para el resto del mundo? Quizas por el hecho de ser un manakete apreciaba menos aquella cualidad, pero le sorprendia que se sorprendieran tanto de verle… ¿Tan pocos quedaban? ¿Había tantos escondidos? ¿O estaban muertos? ¿Habría corrido Lisa la suerte de aquellos que habían perecido? Slider sacudió la cabeza y se centró en lo que tenía que hacer, acabar con aquellos tipos, pero una vez hubieron caído, vio como algo pasaba… Al escuchar aquellos gruñidos no le cabía duda de que era lo que pasaban… Los malditos emergidos.

No dudo en acercarse a la menuda rubia y agarrarla con sus garras delantera por la cintura impulsándose en el aire para que no estuviera a merced de los emergidos, paso por encima de ellos y lanzo una bocanada de fuego deshaciéndose de tres o cuatro de una sola tacada, era difícil que Slider se controlara de lanzarse a lo loco contra ellos, pero había alguien de quien debía encargarse, la chiquita rubia.

¡YO ME ENCARGARÉ DE ELLOS! – dijo con su profunda voz.

Uno de los emergidos lanzó un ataque mágico en su dirección el cual Slider esquivo por los pelos, pero recibiendo parte del golpe en una ala, lo cual le hizo rugir de dolor, los manaketes no encajaban los golpes mágicos demasiado bien, se lo explico un amigo y era cierto, la magia hacia bastante daños a los manaketes, debía evitar a los Emergidos que usaban magia, pues eran los más peligrosos para él, junto a los arqueros.

Quizás era una buena idea alejarse un poco y planear algo, los magos iban a atacarles mientras le vieran sobrevolar los cielos… ¿La chica tendría alguna idea?

¿Alguna idea, muchacha? – preguntó aún en su forma dragón – Debo evitar a los magos, si me dan estaré muy fastidiado. – explicó, aunque igual ella lo sabía.

Aterrizó alejado un poco de la horda de emergidos, donde no les pudieran localizar fácilmente pero si hacer un ataque sorpresa que los sorprendiera, ahora era el momento de colaborar, como Cala le había explicado en una ocasión, cuando dieras con un aliado debías colaborar con él y no hacer todo el trabajo.

¿Qué ideas tendría la joven?
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Una panda de cobardes [Campaña de Liberación][Priv.Lissa]

Mensaje por Lissa el Mar Jun 19, 2018 12:56 pm

La situación iba de mal en peor. Primero bandidos y ahora… ¡¿Emergidos?! Todo lo perfecto del día se desvaneció más rápido de lo que ella esperaba… ¡Y de manera muy drástica! A pesar de ya haberlos echado fuera de Ylisse, aquella plaga siempre se las arreglaba para regresar, ¡siempre! Esto nunca tenía fin. Tragando grueso buscó con la mirada su preciado bastón que se encontraba tirado a unos pasos delante de ella. Se agachó un poco y lo tomó entre sus manos para de inmediato sentir como la agarraban de su cintura y que el suelo se alejaba de ella a una velocidad considerable. – ¡Aaaaaaaah! – Un fuerte chillido se escapó de entre sus labios debido a la intensa impresión que aquella experiencia ejercía sobre ella.

¡Estaba volando! No le habían surgido alas detrás de su espalda pero, ¡estaba volando! Con cada aceleración el viento golpeaba su cara provocándole unas nuevas sensaciones. ¡Todo se veía más pequeño desde este punto de vista! ¿Es así como se siente ser caballero pegaso? E-era… era… ¡era genial! Los latidos de su corazón se intensificaron, pero está vez, era provocado por otras cosas más que el miedo : una extraña mezcla entre admiración, felicidad, adrenalina, diversión y terror. El típico calor proveniente de las llamaradas lanzadas por el dragón envolvió todo su cuerpo provocando que sudara aún más. – Dioses… – Susurró Lissa. Por un momento sintió su garganta tan seca hasta el punto de ser incapaz de formular otra palabra. De repente, el ataque de uno de los enemigos causó que durante el vuelo oscilaran y la rubia temió lo peor para su ahora acompañante. – ¡C-cuidado! – Soltó horrorizada temiendo que fueran a estrellarse sobre los emergidos .

Sin embargo, el manakete pareció recobrar el equilibrio a tiempo evitando una desgracia y puede que la muerte segura de ambos. Minutos más tarde, lograron posarse sobre la tierra más o menos a salvo. Las piernas de Lissa se tambalearon un poco luego de tocar el piso ya que ahora se encontraba un poco mareada. Se llevó una mano sobre su cabeza y tomó una bocanada de aire lo que la alivió levemente. Sus orbes turquesas se posaron sobre el contrario mas su expresión cambió de manera repentina al notar una lesión sobre un ala. – ¡Estás herido! ¡Ahora mismo te curo! – Se puso de puntitas y de inmediato alzó su báculo acercándolo al ala dañada. La energía que recorría cada centímetro de su ser se acumuló en la mano que sostenía el bastón y a penas cerró los ojos, está se desató en la forma de una intensa y cálida luz que cubrió el cuerpo ajeno. Se quedó en esa posición durante unos minutos para luego dejar escapar un suspiro a la vez que descendía su bastón. – Me llamo Lissa. ¡Muchas gracias por haberme defendido de esos tipos malos! – Formuló agradecida y extendió su mano tocando el área de la lesión para cerciorarse que ya había desparecido, y así era el caso – Tal parece que no era muy grave, ha sanado por completo. Mas si recibes varios ataques como estos al mismo tiempo, no creo que tengas tanta suerte como ahora. – Comentó.

Si los magos eran capaces de causar tales daños sobre el dragón, lo más conveniente sería evitarlos como la peste. – Lo siento… Soy clériga, lo único que puedo hacer es sanar tus heridas mas no puedo acompañarte en la lucha. – Dijo media apenada para a continuación proseguir con su diálogo – Creo que lo mejor sería evitar de volar a gran altura porque de esa manera te volverías un blanco fácil para los magos. Si vuelas más bajo, un poco cerca del suelo, podrías esquivarlo con mas facilidad. – Concluyó. La joven princesa se rascó la mejilla y exclamó – ¡Debemos evitar que los emergidos lleguen a la ciudad! De seguro que con todo este escándalo se darán cuenta que algo va mal y mandarán refuerzos. ¡Pero tenemos que evitar a toda costa que se acerquen a los civiles! – Dentro de la ciudad se encontraban ancianos y niños incapaces de defenderse. Y en un sitio tan pequeño como algunas calles de Ylisstol, les sería imposible a los soldados protegerlos a todos. De repente, el silbido de una flecha se hizo escuchar y terminó clavada sobre el pasto entre ambos pies de Lissa. Está soltó un quejido de sorpresa y retrocedió de unos pasos. – ¡N-nos han encontrado!
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [3]
Vulnerary [3]
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Mishael

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1730


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una panda de cobardes [Campaña de Liberación][Priv.Lissa]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.