Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

No todo lo que aúlla es un lobo [Priv. Mishael]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No todo lo que aúlla es un lobo [Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Jue Jun 07, 2018 2:17 pm

Esta vez la mascota real de la casa de Altea se encontraba cerca de los bosques de Ylisse pues aun le preocupaba que hubiese miembros de su especie que se estuviesen refugiando allí después de la caída de Hoshido; Sin embargo no encontraba un solo rastro de ellos y no estaba seguro si debía alegrarse o preocuparse por ello. No podía evitar sentir cierto desasosiego ante la situación pues en el peor de los casos el podría ser uno de los últimos que quedasen vivos de su especie por lo que el futuro ciertamente se antojaba poco alentador. Intentando distraer su mente de aquellos pensamientos se decidió a conseguir su almuerzo, aun faltaba un rato para llegar a la ciudad por lo que, desde su perspectiva, era más rápido y cómodo cazar su presa en ese lugar. No tardo mucho tiempo en encontrar a lo que sería un ciervo de buen tamaño y con una imponente cornamenta, seguro que con un animal así de magnifico podría llenarse el estomago hasta llegar a la ciudad y hospedarse en una posada.

El zorro se agazapo sobre sí mismo, rascando un poco el suelo con sus garras limadas para obtener un poco mas de agarre, fijo la vista en su blanco y tenso todos los músculos de su cuerpo preparándose para atacar, un golpe limpio y certero al cuello que le garantizaría una comida sustanciosa. El zorro entonces se abalanzo contra su presa sin mucho cuidado de no ser descubierto pues una cacería eficaz siempre era aburrida… no, lo divertido era que corriesen, que luchasen por su vida y al final resultaba más satisfactorio el atrapar a la pesa. El zorro a todas luces "jugaba" con el pobre ciervo haciéndole pensar que había escapado para después cerrarle el paso, persiguiéndole hasta agotarle y gruñendo de forma ruidosa para que la adrenalina del pobre animal se disparase.

Al final se daba aquel lujo por que en el bosque no había depredador más grande o más fuerte que él pues incluso los osos locales se la pensarían 2 veces antes de meterse contra un zorro que media casi lo mismo que un caballo, aunado a eso, la sola presencia del laguz plateado imponía pues dejando de lado su bellísimo y bien cuidado pelaje el zorro tenia la mirada de un depredador. Los constantes cuidados que recibía en el castillo ya no hacían mella en sus habilidades como laguz pues ejercitaba diariamente y a veces, por mera diversión tal cual era este caso perseguía presas para cazar y divertirse, por el mero placer de ejercitar. Con sus delgadas patas el laguz se movía entre la espesura como una silueta espectral que resaltaba por el claro color de su pelaje y pese a estar recubierto por una mullida y esponjada masa de pelo su figura se notaba esbelta y fina dándole un aire elegante. Sus 9 colas normalmente se encontraban juntas, moviéndose al unisonó como una sola extremidad dando la ilusión de que esa era una única cola, mucho más mullida y grande de lo que era antes de haber cambiado de forma, ciertamente se veía muy distinto a lo que era hacia algunos años atrás.

El ciervo se estaba agotando, la señal inequívoca de que el juego estaba por concluir, por tanto solo acelerando un poco el paso Artemis se dispuso a echársele encima a su presa con intenciones de morderle el cuello y darle muerte.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No todo lo que aúlla es un lobo [Priv. Mishael]

Mensaje por Mishael el Sáb Jun 09, 2018 9:53 pm

Tal como le había prometido aquella niña, el lobo permanecía dentro de la seguridad de aquel espeso bosque saliendo solo cuando su aburrimiento estuviese en su tope máximo, dedicando solo a caminar lejos del sendero formado por los Beorcs. Aquella mañana se cansaría de esperar a la niña de cabellos rubios y el hambre que se presentaba sobre su cuerpo iría en aumento luego de que pasara dos días sin probar la exquisitez de la carne. Por ello y haciendo caso omiso a las insistentes advertencias de quien le traía alimento para que sus heridas se sanasen más rápido, se levantó y adoptando su forma humana, decidió dirigirse lejos de la seguridad de su escondite. Primero pasaría cerca de aquel enorme, profundo y hermoso lago donde a veces el canino iba a buscar a alguna presa allí mientras se mantenía oculto entre los arbustos, expectante a que su presa decidiera hacer acto de presencia. Aunque aquel día había algo raro, las aves estaban bastante silenciosa y casi ninguna aparecía por aquella área. Al principio no lo noto demasiado, pero en cuanto se arrodillo y dejo que su diestra tomara un poco de agua, para dirigirla a su boca le extraño que los pequeños animales del bosque no estuviesen encima suya, como en anteriores ocasiones. Eso si fue raro, hasta el punto de que alzo una de sus cejas extrañado para observar por encima de su hombro, notando que ninguna alma lo acompañaba.- Esto es extraño. -Murmuro para si mismo, a medida que se erguía buscando ver más allá sin obtener ninguna respuesta satisfactoria.-

Hasta que un misterioso ruido, pero muy a lo lejano, hizo que se pusiera en alerta. El vuelo repentino de las aves hizo que elevara su visión hacia lo alto, notando como a unos cuantos metros de distancia con respecto a su posición, las aves volaban en su dirección denotando que allí había algo que las habían espantados.- ¿Podrá ser el ocasionante de este repentino silencio? -Interrogo para seguir rompiendo su juramento de estarse quieto. Su curiosidad innata, le hizo ir hacia lo que aquello que estuviese allí, pero manteniendo en todo momento una pose de alerta. Con un repentino salto mientras se ponía en cuatros patas su cuerpo humano cambio al de gran lobo albino para empezar una marcha apresurada, pero nada desesperante. Su nariz trabajaría a tiempo completo olfateando cualquier aroma extraño que el viento atrajera a su posición mientras, atento y como si estuviese cazando a una enorme presa, el lobo se movería con la brisa para que su olor no fuese percatado por aquel ser extraño. El ruido de las ramas quebrándose llegaron a sus enormes orejas las cuales se movieron a donde creyó que provenían, para cambiar de rumbo y dirigirse hacia su derecha.

Allí el ruido se hizo más claro y lo que parecían ser el ruido de dos seres vivos corriendo, ocasiono que el muchacho eligiese la corteza de un árbol caído para poder observar desde la altura. Justo había llegado en el momento que una criatura cuadrúpeda y de un pelaje muy similar al suyo, está corriendo detrás de un ciervo que parecía estar cansado.- ¿Un lobo? ¿Por estos lados? -Se pregunto a si mismo. No podía creer que había más laguz como él en ese sitio, ya que la niña idiota fue clara diciendo que él era el único en Ylisse. ¡Sabia! ¡Lo sabia! Que no podía ser el único en esa basta tierra, pero en cuanto atino a mover sus patas para recibir al recién llegado, algo le hizo percatarse que no era tan iguales como creía. Era mucho más flacucho que su persona, su pose no era el de un lobo, por lo menos ninguno que había conocido desde hace tiempo. Si no era un compañero suyo, la permanencia de ese individuo no podía ser bien recibida. El bosque solo podía obtener un solo depredador dominante y Mishael había llegado primero antes que él. Por ello, haciendo uso de su posición estratégica el Gran Lobo no dudo en golpear fuerte con sus patas, la madera mientras sus uñas rasgaban la corteza del árbol. Los músculos de todo su cuerpo se tensaron mientras inspiraba, de manera profunda, a través de su nariz para a continuación inflar su pecho.

Un gran aullido se hizo escuchar en ese silencioso bosque, esparciéndose en forma de eco por los alrededores. Los ojos eléctricos de quien creía que ese sitio e incluso el ciervo le pertenecían, estaban puestos de forma fulminante, sobre el recién llegado.
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [1]
.
.
.
.

Support :
Lissa

Especialización :

Experiencia :

Gold :
996


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No todo lo que aúlla es un lobo [Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Sáb Jun 09, 2018 10:42 pm

Solo fue necesario dar un pequeño brinco y en un abrir y cerrar de ojos el ciervo ya estaba muerto, colgando del hocico del enorme animal plateado como un pato recién atrapado por un perro cazador. Como siempre aquella cacería había resultado aburrida mas por lo menos sirvió para abrirle un poco el apetito así que, sin mayores miramientos el zorro comenzó a arrastrar a su presa para llevarla a un lugar más agradable, quizá buscar algunas ramitas para rostizar un poco la carne antes de consumirla pues ese día poco y nada se le antojaba comer carne cruda.

- Si estuviese más cerca de casa podría llevárselo al cocinero real para que me lo preparase… oh bueno, no puedo ponerme exigente en medio de la nada -

Comento para sí mismo tranquilo y confiado pues conocía ese bosque como la palma de su pata al ir de visita constantemente a Ylisse, más que nada por la cercanía entre el príncipe Chrom y su querido amo, el príncipe regente de Altea. Fue entonces que sus largas y mullidas orejas se alzaron al escuchar un sonido característico que se le antojo conocido pero a la vez extraño.

- Ammy?, pensé que se había marchado a Sindhu -

Ciertamente se habían visto hace poco pero la chica había dejado bien claro que tenía prisa por lo que dudaba que, pasando algunas semanas siguiese aun rondando Ylisse. Aun así, los aullidos siguientes lo sacaron un poco de la duda…. era un aullido más grave, distinto y si bien un zorro domestico poco y nada sabia acerca del significado concreto de los aullidos y sonidos varios que hacen los animales algo había aprendido del tema.

Soltó al ciervo que tenía en el hocico y alzo las orejas, lo correcto sería responderle ya que se tomaba la molestia de saludarle por lo que se aclaro un poco la garganta, mas aun por que pese a que definitivamente no era Ammy aquel timbre de voz le sonaba sumamente familiar… no es que hubiese conocido a demasiados lobos en su vida tampoco. Dio lo mejor de sí por aullar pero, al igual que desde su más tierna infancia salió de su garganta un sonido agudo similar mas a un grito que a un aullido, sonido que cierto amigo suyo en su tiempo comparo con "el grito de una hembra". En aquel tiempo no podía entender el por qué no podía aullar como sus hermanos lobos pero ahora que sabia l verdad, que era un zorro no tenía problemas en dejar de imitar aquel sonido para soltar ese gritillo agudo que solo un zorro podía soltar.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No todo lo que aúlla es un lobo [Priv. Mishael]

Mensaje por Mishael el Dom Jun 10, 2018 10:52 pm

Desde la altura el Gran Lobo mantenía su mirada fija en el canino opuesto, notando como el ciervo que yacía inerte sobre su mandíbula daba duro contra el suelo, para volver su foco de atención al "recién llegado". Lo que, a continuación ocurrió fue raro para Mishael, porque un sentimiento extraño de nostalgia se presentó en el instante que el aullido llego a sus enormes orejas sin saber el motivo real.- Parecía tratarse como un deja vu. -Comento para sí mismo nuestro protagonista, ya que sintió que había vivido esa experiencia tiempo atrás. Pero como un ser salvaje que vive el día a día y con nuevas experiencias adornando su mente era de esperar que no lo supiera que aquel misterioso desconocido no era tan extraño para su persona. Mas en el instante que esperaba una respuesta desafiante, grave o incluso prepotente por parte de su interlocutor fue todo lo contrario, hasta el punto de que perdió la concentración cayendo de esa altura, dando su cuerpo contra las ramas y las hojas provocando un estruendo al caer. Incluso sin notarlo su fisionomía había cambiado al de un hombre bestia con su cuerpo desnudo a no ser que su largo cabello caía, en forma de mechones, hacia el frente tapando su pudor.-

Entre los arbustos y con numerosos objetos sobre su pelaje, sobresalía una figura morena con algunos raspones sobre su ser pero nada de qué preocuparse.- ¿Acaso eres una hembra? -Interrogo ya estando a unos cuantos metros de distancia con respecto al "lobo de menor porte".- No creo que haya un macho de nuestra raza para poder aullar de esa manera. -Se apresuro a incluir esa frase para su acompañante. En su mente, no tenía memoria alguna de que alguien tuviese las cuerdas vocales para gritar de esa manera excepto los cachorros que estaban en su etapa de aprendizaje. Por lo cual, verlo a ese enorme animal aullar de esa manera fue toda una sorpresa para su persona que no pudo ocultar, puesto que en las facciones de su rostro denotaba esto. O también, el hecho de que señalaba de forma acusadora hacia donde aquella criatura estaba, en un intento por hacerle entender que le estaba hablando a él. Pero como era de esperarse de la personalidad explosiva y altanera de Mish no esperaría respuesta alguna para inflar su pecho, acompañado por unos intensos golpes de su puño cerrado y derecho.- Tienes que saber solo una cosa. -Vocifero para continuar con aquel accionar tres veces seguidas y señalar hacia el cadáver del herbívoro.- Este bosque me pertenece. He hecho mi hogar este sitio y, por lo tanto, cada criatura viva que merodee por este sitio me pertenece ya sean ciervos o los grandes osos. ¿Me oíste? Eso quiere decir que has estado en mi zona de caza e incluso asesinado a quien era madre de dos cachorros. -Mascullo con enojo el lobo. Puesto que al ser el depredador dominante en aquellas tierras, este poseía ciertas reglas a seguir y aquellas eran no atacar a madres en época de lactancia o enseñanzas a sus pequeños.-

Y los pequeños no tardaron en aparecer alrededor de ellos asomando con cierto recelo, ya que desconfiaban rotundamente del oji-azul. Pero el hecho de querer estar cerca de su madre era más fuerte y haciendo caso omiso a sus instintos de supervivencia se acurrucaron al lado de ella, provocando que Mishael saliera de los arbustos caminando como los dioses lo trajeron al mundo.- ¿¡Como crees que pagaras por ese acto?! -Grito a medida que hacía sonar cada uno de sus dedos, en una clara advertencia que la situación se estaba tornando bastante hostil. Mas aquello sería una pantomima para que ese depredador se fijara en su persona y no en los pequeños.-
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [1]
.
.
.
.

Support :
Lissa

Especialización :

Experiencia :

Gold :
996


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No todo lo que aúlla es un lobo [Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Jue Jun 14, 2018 1:01 pm

Su grito tuvo resultados poco esperados pero satisfactorios pues no espero quien el lobo cayese contra el piso de forma tan hilarantemente estrepitosa. Sin embargo en cuanto el otro laguz se reincorporo en su forma humana fue cuando al fin pudo reconocerlo. Sus largas y mullidas colas se comenzaron a menear de forma inquieta a la par que una sonrisa se dibujaba en su rostro canino. Escucho todo lo que el otro tenia para decirle notando entonces que había sido una hembra la que había acabado por cazar, quizá en algún momento de la persecución cambio el objetivo sin querer pues inicialmente estaba persiguiendo a un macho con buena cornamenta.

- Técnicamente Mishael, yo llegue primero a este bosque, no vivo aquí pero vengo a cazar y a relajarme aquí mucho antes de que decidieras apropiártelo…. Oh, pero este bosque no es de ninguno de los dos, pertenece a la familia real de Ylisse. -

Entonces el zorro regreso a su forma humana, un joven de piel morena pero sin llegar a estar tostada como la de su lobuno interlocutor. El cabello de Artemis estaba perfectamente cepillado y liso, brillante como si fuesen hilos de color de plata. Vestía seda y adornos de oro en todo el cuerpo siendo el más destacable un collar de perro con una gran placa dorada y cuidadosamente enjoyada, llamativa a la vista para que cualquiera pudiese ver el escudo de la casa real de Altea.

- Ya antes me habías dicho que mi "aullido" sonaba como una hembra de tu especie pero va y resulta que los machos de mi especie gritamos de esa manera. Sorpresa!, al final descubrí que soy un zorro y no un lobo, colas incluidas. -

Artemis sonreía ampliamente, abriendo sus 9 colas esponjadas y mullidas en un abanico como lo haría los pavorreales, luciendo el espeso y plateado pelaje que tenían. El zorro no estaba molesto ni nada similar, de hecho estaba contento de volver a ver a su amigo "salvaje".

- Respecto a esto… al principio perseguía a un ciervo macho pero aparentemente me deje llevar un poco y cambie de objetivo sin darme cuenta. Respecto a "pagar" dudo que se pueda hacer algo ya que la madre está muerta. Puedo llevarme a los cervatillos conmigo para criarlos si tanto te preocupa. -

Después de todo tenía un orfanato lleno de niños humanos y uno que otro laguz, estaba seguro que sería una buena actividad para sus niños el cuidar de esos animalillos hasta que estuviesen lo bastante grandes como para comerse.

- En fin, ya veo que no has cambiado nada en todo este tiempo, me alegra verte de nuevo. Yo aparentemente he cambiado mucho desde que nos separamos en Hatari, quizá me recuerdes más bajito y con menos colas. -

Comento poniendo sus manos en la cintura, meneando sus colas alegremente de un lado a otro en un inquieto vaivén.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No todo lo que aúlla es un lobo [Priv. Mishael]

Mensaje por Mishael el Vie Jun 15, 2018 10:42 pm

¿Mishael? ¿Como esa misteriosa criatura conocía su nombre? Atento a si este realizaba un ataque y aun consternado por la caída, retrocedió unos pocos pasos en un intento por mantener la distancia si las cosas se salían de control. Incluso ese tono y esa forma de hablarle, le decía que lo conocia con anterioridad provocando un recuerdo efímero de que se trataba de un cómplice de aquellos Beorcs que intentaron secuestrarlo para comercializarlo como un esclavo para algún noble. Pero al verlo transformarse, sus facciones cambiaron de un ceño fruncido y mostrando sus aperlados colmillos para uno que lo dejara boquiabierto, con los ojos abiertos como platos mientras señalaba con su dedo índice y balbuceabas mono-sílabos sin sentido alguno.- No ... puede ... ser -Extendió cada una de sus palabras mientras una enorme sonrisa comenzaba adornar su cara, una que en muy pocas ocasiones hacia acto de presencia pero cuando lo hacía, era sincera y reconfortante.- Eres ... Eres ... -Continuo sin poder decir una frase completa. La sorpresa era tal que su mente no estaba preparada para algo tan grande y por ello, solo reacciono acercándose hacia su viejo conocido estirando sus brazos como si fuera abrazarlo. Pero como en los viejos tiempos, este no conocía lo que se llamaba el espacio personal, y se acercó hasta ...- ¡Artemis! -Grito el nombre de un viejo conocido. Aquel abrazo sería una finta para golpearle con brusquedad su espalda y, como si se tratara del hermano mayor, rodaría la nuca ajena con su siniestra apretándolo contra su pecho sacudiéndolo sin el menor reparo.-

El sudor del moreno, las ramas, hojas e incluso algún pedazo de lodo entre sus brazos se impregnarían en la fisionomía tan cuidadosamente limpia del muchacho.- Tanto tiempo ha pasado desde nuestro último encuentro, que no creí que volvería a cruzarme contigo en este espacio. -Hablo con un timbre animado soltando aquel agarre sabiendo que, podría ser molesto para su viejo conocido o amigo, como quieran llamarlo.- No te preocupes por el ciervo. Tal como dijiste este bosque ni es mío ni tuyo. Solo era una finta para intimidar a cualquiera que osara pasar por aquí, ya que le hice la promesa a una Beorc algo idiota y tonta que no saldría de este sitio hasta que mis heridas se recuperasen. Así que, como medio de pago, pensé en cuidar este bosque mientras yo estuviese aqui. -Como tal lo dijo, sus palabras solo habían sido una puesta de escena para cualquier enemigo que pudiese estar buscándolo a él o cualquier tipo de problemas. Pero al tratarse de un viejo conocido tenía la facultad de ser franco, de calmarse y dejarse llevar por una situación que alegraba hasta el corazón más maltratado.- Si deseas llevarte a los pequeños cachorros son todos tuyos. No me siento en la facultad de cuidar de otra criatura viviente que no sea un lobo o un animal carnívoro. Podría tener un momento donde mi mente se nuble y los vea como alimentos. -Siguió hablando el moreno más oscuro, refiriéndose a los ciervos que quedaron sin el cuidado de su madre. No tenía el conocimiento necesario para cuidar de una criatura herbívora. ¿Cuántas veces tenía que darle pasto por día? ¿Acaso tomaban agua o la sacaban de las hierbas? ¿Comen frutas y nueces? Eran algunos de los interrogantes que se cruzaba por su cabeza, en cuanto los observaba pensando en el futuro de ambos.- Aparte si quedan aquí, solo serán alimentos de los cazadores o de los lobos. -Concluyo, observando como aún permanecían acostados alrededor del inerte cadáver su madre.-

Volvería sus ojos hacia su interlocutor, notando como el aura que desprendía era diferente a su encuentro anterior. Incluso el número de colas había aumentado inclinándose hacia adelante y a un costado, sin tener el reparo de ser disimulado, quería observar más de cerca esas cosas. Por lo cual, se movió con rapidez hacia la parte detrás de Artemis y comenzó a tocar cada una de sus colas sintiendo que eran verdaderas. No había ninguna falsa allí, algo que haría escapar un sonoro "Oh~" de sus labios mientras estiraba un poco para cersoriarse que en verdad fueran reales.- Veo que sí. Que has cambiado desde la última vez que nos hemos visto. -Comento con un tono sorpresivo y alegro, manteniendo una postura en cuclillas dejando que sus ojos eléctricos observaran de más cerca, cada detalle de su pelaje.- Ya me decía yo que no podías ser un lobo, con ese aullido. La única explicación es que en realidad no fueras un macho, sino una especie de hembra rara. Un transvestido, como le dicen los Beorcs aquellos machos que quieren ser como el sexo opuesto. -Una comparación bastante exagerada era la que estaba realizando Mish pero para una criatura algo corta de mente y que no pensaba las cosas antes de decirla, era lo más educado que podía ser.-
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [1]
.
.
.
.

Support :
Lissa

Especialización :

Experiencia :

Gold :
996


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No todo lo que aúlla es un lobo [Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Jue Jun 21, 2018 2:32 pm

Artemis no pudo hacer más que reír conforme el otro lobo lo acercaba a sí mismo y lo zarandeaba tal como un hermano mayor haría y pese a la suciedad que se impregnaba en su impoluto pelaje realmente estaba contento de verlo nuevamente pues aquel lobo de Hatari fue quien le había enseñado lo bella que era la libertad y un poco de amor propio. Cuando al fin Mishael le soltó dejo contemplase sus colas aun que un escalofrió en cuanto sintió un tirón en su retaguardia mas nada a lo que no estuviese acostumbrado.

- Son reales Mishael, todas y cada una de estas bellezas -

Comento el zorro orgulloso de si mismo pues el pelaje de sus colas y en general de todo su cuerpo era mullido, suave y brillaba al ser tocado por la luz del sol de un plateado metálico. Se bañaba casi a diario con aceites finos después de todo que dejaban su abundante pelaje con un agradable y sutil aroma a flores y hiervas que los humanos que se le acercaban podían percibir con facilidad.

- Es verdad que me he puesto un par de vestidos pero ha sido más que nada por cuestiones de trabajo, no porque sea en si un travestido. De todas maneras es más frecuente que use ropas holgadas de baile como las que traigo puestas. -

Comento el zorro con un tono ligeramente pensativo para después posar sus manos en su cintura y dedicarle una amplia sonrisa a su compañero canino, evaluándole con la vista y recordando cada uno de sus rasgos.

- Veo que aun sigue sin gustarte la ropa, es reconfortante ver que no has cambiado nada aun que debo decirte que hay mejores opciones que los baños de lodo para quitarte los parásitos. -

Comento francamente el laguz de muchas colas. Todo su cuerpo estaba adornado con brillantes accesorios de oro así como su ropa estaba hecha de la más fina y brillante seda, la cual ahora estaba un tanto sucia por el contacto que había tenido con el moreno. De entre todo lo que el Kitsune traía puesto encima lo que más destacaba era definitivamente un collar de perro con una placa de oro cuidadosamente tallada y enjoyada con el escudo de la casa real de Altea aun que solo los entendidos en el tema podrían identificar tal símbolo.

- Oh, pero debes saber que si fui criado con lobos, por eso recordaba algunas canciones de cuna y otras cosas que te son a ti familiares. Va y resulta estimado Mishael, que nací en cautiverio pero mi madre no sobrevivió al parto y como los humanos que la capturaron no sabían distinguir entre un zorro y un lobo me pusieron en la camada de una loba que tenían en otra jaula. Puedes creerlo?, pase casi toda mi vida pensando que pertenecía a otra especie diferente, parece una broma de mal gusto. -

Rio animadamente pues el tema ya no le causaba malestares, la madre lobo que tuvo desde que era un recién nacido le había cuidado tan amorosamente como a sus otros cachorros hasta el fatídico día en que les separaron y los llevaron a la escuela de magia negra para experimentar con ellos.

- Y como te ha tratado la vida viejo amigo?, yo tampoco esperaba volver a verte pero hete aquí y no podría estar más contento. -

Y se notaba por el inquieto menear de las colas contrarias de un lado a otro que, a diferencia de antes cuando se vieron por primera vez cada una tenia las puntas de un color azul celeste.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No todo lo que aúlla es un lobo [Priv. Mishael]

Mensaje por Mishael el Dom Jul 01, 2018 7:15 pm

La sorpresa seria enorme al ver como aquella "única" cola en realidad serian el conjunto de varias que se movían al unisonó como si de una enorme y esponjada parte de su ser se tratase. Incluso el aroma que desprendía era algo peculiar para su nariz, la cual comenzó a sentir agua en su interior pues no estaba acostumbrado a esencias tan finas. En pocas palabras, la limpieza y el buen aroma del cuerpo de Artemis le había provocado una alergia leve, que vino justo para una frase de su compañero.- Claro que no, Artemis. -Respondió de forma apresurada, mientras inspiraba por su nariz haciendo el ruido característico de esta congestionada.- El baño de lodo es lo mejor para el pelaje de un lobo como yo. Lo fortalece, lo endurece y de paso se deshace de esas molestas pulgas que uno no puede alcanzar. Nada mejor que el baño de lodo para alguien salvaje como yo. Aparte nada mejor que sentir la brisa recorriendo cada rincón de tu cuerpo, nunca me atrevería usar esas pieles. -Grito animado mientras extendía los brazos hacia los lados, intentando darle más énfasis a sus dichos.-

Aunque ahora que tenía la oportunidad podía observar que las ropas portadas por su interlocutor, eran algo diferente con respecto a su último encuentro. Incluso poseía más de esas cosas que volvía locas a las mujeres humanas y brillantes, adornando cada rincón de su cuerpo hasta encontrar algo que le llamaría rotundamente la atención.- Parece sacado de un libro de comedia. Siempre lo he dicho y lo recalcare: los beorcs son las criaturas más inútiles y tontas que pueden existir en la naturaleza. Mira que confundir un lobo con un zorro, aunque de su error hay que sacar algo bueno. Nos permitió conocer y volvernos a encontrar luego de tanto tiempo. -No vería a los ojos al zorro, sino que todo su foco de atención estaría puesta en aquel peculiar collar recordando de donde le era tan conocido. Era una de esas cosas utilizadas por las personas para hacerle saber a alguien que era de su propiedad, más al recordar sus palabras tampoco podía ofenderse con la decisión de su compañero. Tan solo sonrió de forma irónica mientras ladeaba su cabeza.- Una vez he dicho que tienes que elegir como vivir tu libertad y si esta se encuentra al lado de un beorcs, no soy quien para decirte como vivirla. Siempre y cuando, haya sido tu decisión y por voluntad propia, espero que tengas una larga vida con aquellos a quienes decidiste proteger. -Tal vez sonaría algo raro por la manera espontánea que habían salido sus palabras. Por ello, decidió señalar su collar intentando que comprendiese sus dichos a la vez que recordaba algunas frases que compartieron en el pasado.- Seas domesticado o salvaje como yo, espero que vivas con orgullo y con la cabeza en alto, compañero. Aunque el diseño es raro y único. -Prosiguió agarrándose el mentón de forma pensativa, alzando su mirada hacia el cielo para luego bajarla, intentando pensar algo random.- Aunque eso es bueno. Quiere decir que no habrá dos Artemis con el mismo collar. ¡Un diseño único para el primer zorro-lobo que haya pisado esta tierra. -Se explayo para terminar esto último con una sonrisa algo picarona, porque mezclaba burlas por ese gracioso y bizarro destino.-

Pues mi vida no ha cambiado demasiado desde nuestro último encuentro. He ido como un nómada viajando iniciando en Hatari hasta encontrarme en esta basta y misterioso lugar llamado Ylisse. Fui a parar en este sitio porque unos cazadores quisieron hacerse con mi pelaje, otra vez, y parece ser que usaron algo para dormirme. O eso dijo aquella niña estúpida. -Tal cual lo contaba, con un aire despreocupado y desinteresado, las cosas que le sucedían a su persona ya era una costumbre hasta el punto de volverse rutinario.- ¡Oh cierto! ¡Producto del hambre y de la confusión! Aquella niña tonta, hizo que me quedase aquí para que no volviese atacar el ganado de los campesinos Creo que su nombre era Lissa, una especie de princesa por aquí, pero realmente los beorcs se habrán equivocado de persona. No veo a alguien tan tonta, desinteresada, despreocupada y tan predecible siendo el futuro gobernante de toda esta tierra. -A continuación Mish se giraría, haciendo que su cola se elevara un poco a la vez que sus manos separaba en dos grandes mechones su cabello, dejando a la luz su trasero. Donde una importante y reciente cicatriz aún estaba queriendo cerrar.- Esos beorcs me apuñalaron el trasero y la chiquilla fue quien me ayudo a que cerrara. Según ella dice que debo mantenerme en reposo, pero como veras ya está curado. ¿Lo ves? -Insistiría el lobo queriendo mostrar aquella señal de "combate" a su compañero, dando pequeños saltos y acercando aquella parte de su cuerpo sin tener ningún pudor al respecto.-
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [1]
.
.
.
.

Support :
Lissa

Especialización :

Experiencia :

Gold :
996


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No todo lo que aúlla es un lobo [Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Sáb Jul 07, 2018 8:37 pm

Artemis estaba realmente contento de volver a ver a su amigo y mentor, su personalidad, su forma de expresarse y sus movimientos eran tal como los recordaba. Artemis por su parte sí que había cambiado mucho tanto en su forma humana como en su otra apariencia, era más alto y su pelaje se notaba más cuidado y limpio que cuando se conocieron.

- No digas que no te gusta si nunca lo has probado Mishael, si algún día tienes curiosidad avísame y te llevare a que nos den un masaje y un baño de burbujas. -

Comento alegremente escuchando el relato del lobo. El zorro abrió entonces sus ojos con cierta sorpresa alzando las orejas en alera en cuando el otro can le hablo de la muchachita que lo había curado.

- Lissa…. La princesa Lissa?!.... que te digo amigo mío?, es la tía de mi dueño: Marth Lowell, príncipe regente de Altea. Si lo vieras Mishael, no solo es un humano asombroso si no que es bajito y súper mono con esos ojitos grandes y brillantes!!!.... Técnicamente entre los humanos aun es un cachorro pero ya se comporta como todo un hombre debería de!. Es elegante, educado y súper gentil conmigo!, me llena de mimos y atenciones además de ser el mejor rascando las barrigas. Fue decisión mía protegerlo y lo mantengo, haría lo que sea por mi adorado príncipe!-

Comento meneándose de un lado a otro como cachorro enamorado meneando tan rápidamente sus colas que se comparabas a las aspas de un rehilete. Por supuesto recupero la compostura momentos después aclarándose un poco la garganta. La atención de Artemis entonces se desvió al acto de su compañero quien le mostraba su "otra cara" para mostrarle la cicatriz que su mala experiencia le había dejado.

- La señorita Lissa hiso un muy buen trabajo, no te dejo ninguna cicatriz que apreciar. Pero enserio te apuñalaron el trasero?, que descaro!, siquiera un cazador debería ser tan desconsiderado como para atacar a un hombre… o en ese caso a un lobo en un área tan cerca de su masculinidad!!, es un ultraje que va en contra de las buenas maneras! -

Comento el zorro notoriamente molesto ante aquello pues si bien el no tenia que preocuparse ya por los cazadores ciertamente el que su viejo amigo pasase tan mal trago lo ponía de malos humores.

- Aun que admito que me habría gustado ver la cara de la señorita al verte desnudo…. como fue?, se asusto? -

Comento el zorro dibujando una pequeña sonrisa maliciosa en su rostro pues si bien solo conocía al príncipe Chrom imaginaba que su hermana debía ser una dama de alta cuna con los modales y protocolos que el cargo conlleva. Siendo una señorita con sangre real como habría reaccionado al ver a un hombre desnudo?, le hubiese gustado verlo.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No todo lo que aúlla es un lobo [Priv. Mishael]

Mensaje por Mishael el Mar Ago 14, 2018 11:05 pm

Ante la pregunta de quién hablaba se trataba de una realeza este solo pudo asentir con una sonrisa por demás de esforzada, pues la actitud de su compañero al seguir hablando era bastante animada pero a impresión del lobo, no correspondía a un laguz; pero por más que luchase contra viento y marea, la naturaleza de su compañero era la de estar al lado de los beorcs y contra eso no podría batallar por más que quisiese.- Ve- Veo que ese tal Beorc es alguien al cual guardas mucho cariño. -Comento con una voz algo nerviosa y titubeante, pues era la primera vez que veía a su compañero en ese estado de felicidad. Se sentía reconfortante, pero a la vez molesto, pues Mish no era alguien muy cercano a los humanos por lo cual era reacio a cualquier sentimiento positivos hacia ellos- Aunque no puedo creer que esa niña tonta llego a tener descendencia, es decir, familiares mas allá de esta tierra. Con el corto tiempo que llevo conociéndola es alguien tonta, incrédula, se tropieza aun cuando no hay nada en el suelo, no conoce lo que es el peligro, persistente, molesta, maniática de la limpieza. -En cuanto tuvo la oportunidad de hablar de su enfermera personal cada uno de sus dedos fueron levantándose mientras enumeraba, a lo que le parecía, las facultades negativas de la muchacha rubia. Incluso en su rostro, más que malestar, una sonrisa bastante divertida se apreciaba acompañando aquel gesto, su cola albina que se movía con insistencia desde la parte trasera.- Aunque si he de decir algo positivo en su nombre, los animales del bosque e incluso lo que pude apreciar en la cercanía de la ciudad parecen apreciarla. Y mis antepasados decían que si alguien era apreciado por los animales: como en tu caso hacia ese tal "Tai Amor", no puede ser alguien malo. -No era raro en su persona el cambiar de nombre a las personas o los lugares, y ese día no sería la excepción.-

Se cruzo de brazos en el momento que este había apreciado la terrible "cicatriz" que le habían dejado aquellos cazadores en su trasero, asintiendo con firmeza cada una de sus palabras.- Por eso te digo, Artemis. Los Beorcs son criaturas sin seres sin honor. Atacar a un macho por ahí, ni a mi peor enemigo se lo haría. -Acoto a los dichos del albino con el mismo tono molesto. Para, a continuación, empezar a reír por lo bajo mientras su aura se volvía más oscura y un rostro divertido, pero a la vez malicioso se dibujaba en sus facciones. Ese zorro y ese lobo poseían muchas cosas en común, sin saberlo.- Se podría decir que la princesa de este reino, es una criatura distraído y por demás de idiota. -Anuncio en primera instancia, cortando de forma sorpresiva aquel aire que se estaba dando en la conversación.- Ella insistió en observar mi trasero ensangrentado diciendo que podía ayudarme, pero entre peleas y el cansancio de la huida termine cediendo a su petición. Poniéndome en cuatros patas y con toda la malicia del mundo, fui acercando mi trasero hacia su rostro que permanecía cabizbajo haciendo una especie de ritual o vaya a saber qué cosa rara sacarían los Beorc. -Se tomó la molestia de realizar una pausa antes de proseguir.- Quería hacer que besara mi peludo y lastimado trasero pero no fue así como sucedió, sino más bien las partes besadas fueron mis preciadas ... -Con sus dedos dibujaría lo que sería un circulo, esperando que supiera a que se estaba refiriendo.- No se percató de este detalle hasta que termino de curarme lo que sería la primera de unas cuantas sesiones.

Era más que obvio que esa situación nunca ocurrió, pero Mish nunca revelaría que ella aprovecho su estado de inconsciencia para hacer de las suyas. Aprovecharía esa oportunidad para vengarse.- Luego de allí siento un fuerte dolor en esa parte y ya no recuerdo nada. Seguramente el cansancio y la pérdida de sangre hicieron lo suyo, para que no pudiese mantenerme despierto. -Concluiría la historia de cómo la tía del sujeto a quien Artemis se encargaba de cuidar, había visto el cuerpo desnudo del Laguz.- Pero pude sentir lo que parecía ser un grito agudo, así que posiblemente y estoy por demás de seguro, que la causante de que me haya quedado "dormido" haya sido aquella chiquilla. Pues desde ese entonces quiere que use una especie de taparrabo para las sesiones. -Agrego, sacando desde su esponjada cola, lo que era un taparrabo hecho con los elementos que uno podría encontrar en la naturaleza: una especie de liana y una gran hoja que intentaba tapar las intimidades de aquel sujeto.-
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [1]
.
.
.
.

Support :
Lissa

Especialización :

Experiencia :

Gold :
996


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No todo lo que aúlla es un lobo [Priv. Mishael]

Mensaje por Artemis el Dom Sep 02, 2018 6:42 pm

- Exactamente, mi total devoción y lealtad esta para con mi amo que es el mejor humano del mundo. -

Comento alegremente meneando sus largas y esponjadas colas con in inquieto pero elegante vaivén. No había más que agregar respecto a la poca delicadeza de los cazadores y las partes sensibles de los laguz macho… aun que la historia del lobo se le antojo increíble…. De verdad la había hecho besar sus intimidades.

- Tú no te quedas muy atrás estimado amigo, tratar así a una dama que te está ayudando es vulgar hasta para ti, por no decir claro que sigue siendo familia de mi amo. Agradecería que no le causases más problemas a la pobre jovencita y uses el taparrabo tal como te lo ha pedido. -

Comento cruzándose de brazos y agachando las orejas a modo de reproche. Entendía que su amigo era "salvaje" y por ello no intentaba convencerlo de usar ropa o aceptar a los humanos pero aun así había un límite para todo y se sentía en la necesidad de marcárselo, quizá con otro tipo de humano aquello no le habría importado pero mal que bien la princesa Lissa era una apreciada familiar de su amo.

- Ella no tiene hijos aun pero es pariente lejana de mi amo. En palabras simples, es como si en una manada nacen 2 cachorros y estos al crecer viajan a tierras diferentes y hacen su propia manada; Siguen teniendo la misma sangre pero tienen diferentes territorios. Es lo que paso con las familias reales de Altea e Ylisse. -

Comento el zorro intentando explicar la situación aun que dudaba que aquello realmente le importase siquiera a su amigo. Vivian en mundos diferentes y era consciente de ello tal como comparar a un perro casero gordo y consentido con un perro salvaje y agresivo, aun así le guardaba un aprecio especial por todo lo que había hecho por él cuando estaba solo, indefenso y confundido.

- Por mi parte todo ha ido bastante bien, ya soy todo un zorro grande y fuerte. Las enseñanzas que me diste aun las conservo hasta ahora. Imagina, ya puedo cazar a uno de esos pollos gigantes alfa y casi cualquier cosa, también me acostumbre a comerlos crudos y la sangre ya no me da asco. -

Comento orgulloso de si mismo sacando el pecho y posando sus manos sobre la cintura… aun que realmente aquellos "logros" eran lo más normal para la mayoría de los laguz, aun así recordaba que al inicio la carne cruda le daban nauseas y odiaba ensuciarse con sangre… actualmente si bien ya no le molestaba seguía teniendo preferencia por el delicioso sazón que los humanos le daban a la comida.

- Claro, ahora que vivo en el castillo ya no tengo necesidad de cazar pero a veces lo hago para no perder el instinto. Prefiero mil veces más la comida que preparan los humanos pero comer carne cruda de vez en vez me ayuda a recordar quién soy y de donde vengo. -

Comento el zorro mirando a los cervatillos aun acurrucados, ahora que tenia "permiso" se los llevaría a sus niños en el orfanato para cuidarlos, pensando en que sería una buena experiencia para ellos.

- Deberías intentar también ampliar un poco mas tu mundo. Está bien que sigas siendo salvaje, no creas que no, pero aprender a sobrevivir entre los humanos podría ayudarte mucho también y quizá a sufrir menos percances con "eso que tienes tan importante" -

Comento alzando sus largas orejas hacia adelante, dejando sus largas y elegantes colas a pocos centímetros de tocar el piso.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No todo lo que aúlla es un lobo [Priv. Mishael]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.