Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social][Público] Pies níveos bajo negra arena

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social][Público] Pies níveos bajo negra arena

Mensaje por Taiki el Miér Jun 06, 2018 2:01 pm

Taiki hacia su camino alrededor de las grandes murallas de Regna Ferox. Se había estado planteando si realmente merecía la pena presentarse al torneo. Había oído que iban a venir lores, luchadores consagrados y grandes hechiceros a presentarse al gran acontecimiento, y Taiki estaba enterado de una de sus grandes recompensas: aparte de mucho oro, había en juego un objeto bastante extraño. Taiki no esperaba ganar, aunque si ocurría, no se quejaría.  Al fin y al cabo, había tenido suerte de haber llegado hasta Regna Ferox: tuvo que colarse en un barco para poder llegar, y lo descubrieron casi al final del trayecto, con lo cual le acarreó tener que saltar del barco y llegar a nado a la costa, aunque tuvo suerte de que no tuvo ningún problema con que le reconocieran, ya que se ocultó para no levantar sospechas en el caso de que vieran al polizón en el gran torneo.
-Bueno. Supongo que para algo se ha venido, no? Ahora solo nos queda robar el dinero suficiente para poderme inscribir. -Pensó él. -De todos modos, no puedo volver con las manos vacías. - Continuó andando alrededor de la muralla y se apoyó en ella. -Bueno, - empezó a pensar, - seguramente el mediodía ya debe de haber hecho sus estragos, así que debería empezar a comer, antes de que me llegue el hambre. - Taiki sacó una manzana del pequeño fardo que llevaba colgado en su cintura y le dio un mordisco. Con suerte, para cuando volviera a volver a tener algún tipo de alimento en las manos, no debería haber sentido ningún efecto de la hambruna.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Hacha de bronce [2]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
605


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social][Público] Pies níveos bajo negra arena

Mensaje por Hrist el Jue Jul 19, 2018 4:03 pm

El viaje desde Grannvale hasta Regna Ferox había sido largo. No por la distancia, sino por el agotamiento mental de Hrist. La tensión vivida en aquel imperio asediado por los emergidos y hastiado por el avance de Nohr comiéndole terreno le había pasado factura emocionalmente. Desde luego, su paso por allí había acabado sin problemas, especialmente teniendo en cuenta que nadie tomó represalias contra ella, cosa que tenía que agradecer al mandamás de allí, por darle un voto de confianza. Y tras salir del país, Hrist necesitaba distraerse y hacer algo que no pusiese su vida en jaque ni le supusiera ser acusada de espía. Y ese “algo” llegó en forma de noticias de torneo en Regna Ferox.

Su llegada no presentó mayores problemas que la insistente desconfianza y oposición de los guardias fronterizos.

-Oigan, ¿Cuál es el problema? ¿Es el salvoconducto?

Su gozo, en un pozo. Llegaba de nuevo a Akaneia, y lo primero que se encontraba eran pegas e inconvenientes para dejarla entrar… por ser nohria. OTRA VEZ.

-¿Falta poner algo en el salvoconducto? ¿O es por el wyvern?

Miró a Logi de arriba abajo, buscando algo inusual en él que supusiera un problema para dejarles pasar. Pero no logró ver nada. No le caía babas venenosas de la boca, ni rezumaba veneno por la nariz, ni tampoco sus ojos parecían de emergido. Tampoco recordaba haber oído nada de que los wyvern tuviesen que llevar bozal. O que directamente tuviesen la entrada prohibida. Al final, tras explicarles de nuevo que era mercenaria, que ese wyvern era su fiel montura, y que estaba allí con motivo del torneo, consiguió que la dejasen pasar, no sin ciertos aires de desprecio y desconfianza de los guardias.

-Por la capucha de Anankos… A este paso no podré ir a ningún sitio... –masculló una vez se hubo alejado suficientes metros de los guardias. -¿Qué pasa? ¿La familia real de Nohr también le ha metido el dedo en el ojo a los de Regna Ferox?

Tomó nota mental de advertir de ello a sus padres y a cierta compañera de profesión con la que se había reencontrado hacía poco. Realmente, tal como estaban las cosas, ser nohria iba a complicarle mucho la faena de ser mercenaria.

-Buff… Logi, estoy para el arrastre… ¿Te parece si descansamos un poquito antes de seguir hasta la capital?

El wyvern respondió con un bufido lento.

-Sí, ¿a que es buena idea? –Ni corta ni perezosa, lo tomó como un “sí, vamos a descansar”.

Se alejó unos cuantos metros más y se acercó a la muralla. Hizo que Logi se tumbase contra ésta, y aprovechó para estirar las piernas y relajarse un poco. Pensó en el torneo, y en la de gente que eso atraería. ¿Vería alguna cara conocida, ni que fuese entre el público? Hizo repaso mental de la gente que, a su parecer, le parecía plausible que se dejasen caer en dicha celebración.

-Mmmm… ¿Don Zifar, quizás? –se preguntó en voz alta, en parte dirigiéndose a Logi. –No creo que Jill tenga motivos para abandonar sus deberes con el ejército de Daein… -murmuró, pensando en esa otra jinete de wyvern que le venía a la memoria. -¿Tú qué crees, Logi?

Logi bostezaba con pereza, soltando un tímido bufido cuando tuvo la boca completamente abierta. La cerró con parsimonia, y apoyó su robusto cuello y la cabeza en el suelo, ligeramente girados hacia Hrist, mirándola con una mezcla de interés y ensoñamiento. Le respondió con un suave gemido, el equivalente wyvern al “sigue, sigue, te escucho” de los humanos.

-A lo mejor… -alzó la vista al cielo, disfrutando de la agradable brisa que los refrescaba. -¿Sindri? No sé, es probable que un torneo no le resulte atractivo… Donnel no creo, tiene su vida montada allí en Ylisse. –Se rascó un poco las sienes, acordándose del agradable joven al que rescató de ahogarse cerca del río, y preguntándose cómo le debían ir las cosas.

Sindri era un personaje peculiar. Un ex bibliotecario que andaba de allí a allá, según hubiese algo que le pudiese interesar. Claro que también podía haber algún rumor que le interesase y lo llevase a Regna Ferox, aunque a lo mejor no al torneo. Y Donnel… no se lo imaginaba peleándose con nadie por diversión. Demasiado amable y servicial para dejarse los dientes en la arena por pasar el rato. Quizás si se pasaba de nuevi por Ylisse podría hacerle una visita.

-¿Y el chico aquel que nos encontramos en las Ciudades Bendecidas? –Logi le rebatió con un escueto ronquido, descartando la idea rápidamente. –Cierto, no se le pierde nada por aquí…

Después de hacer unos cuantos estiramientos, se sentó junto a Logi, y siguió haciendo memoria.

-A ver quién más… Ah, sí… ¡Don Resaca! –el wyvern hizo un ronquido entrecortado, levantando la cabeza. -¿Qué? ¿Sigues pensando en su sombrero?

No le parecía descabellada la idea, pero sabía tan poco de aquel joven, que para ella era todo un enigma. Tan enigmático, que aún no sabía su nombre. Tenía claro que le debía gustar el alcohol, eso seguro. De lo contrario, no se habría presentado con evidente resaca al llamamiento del Jefe (otro al que veía demasiado discreto para meterse en medio de un torneo).

-No sé… se me acaban las ideas… -su rostro se tensó unos instantes. –Nah… el “Señorito” de Seliora no pinta nada aquí, estoy segura. –Aunque si se torcía la ocasión, Hrist aplaudiría fuertemente al que le derrotase. –Y… ¿La Jefa, Lyndis? No sé si saldrá mucho de su país…

De repente, Hrist puso cara de haberse tragado una uva en mal estado. Logi se la quedó mirando, torciendo levemente la cabeza.

-Naaaah… el “Señor Camelas” tampoco pinta nada aquí… -dijo con un gruñido, arrugando los morros y con las cejas corrugadas. –Aunque con la suerte que tenemos… Que Anankos nos pille confesados. –Logi le dio la razón con un fuerte bufido de disgusto.

De toda la gente que podía encontrarse, el chico que decía llamarse “Benito Camelas” (rebautizado por Sindri como "Talhonor Nosemerece") era la última persona con la que deseaba coincidir. Había quedado hasta la coronilla de él en su encuentro en pleno paisaje nevado de Ilia, y deseaba no volver a encontrarse con él jamás. No se había llevado buena impresión de él, y lo quería cuanto más lejos, mejor.

-Jeanne tampoco, espero… -murmuró, tocando madera en un árbol cercano al que se acercó expresamente a ello.

Recordar el nombre de aquella mujer de pelo blanco y ojos dorados aún le daba escalofríos y le cortaba la digestión.

-¿Sabes qué? Mejor olvidémoslo y descansemos un rato. –Dijo acomodándose de nuevo junto al wyvern.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [4]
Hacha l. de bronce [1]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1285


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.