Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Poner en práctica lo aprendido [Artemis, Eugeo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Poner en práctica lo aprendido [Artemis, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Mar Jun 05, 2018 6:48 pm

- Maldita sea... - Un silencioso reproche se escapó de las cuerdas vocales de Eugeo, visiblemente fatigado por el esfuerzo que se vio obligado a realizar aquella noche. No había luna que alumbrara los frondosos arbustos ni los troncos de los árboles, sólo las antorchas de los emergidos que se disponían a dar caza al escurridizo caballero. - Esto es malo... muy malo...

Todo comenzó con la llamada de auxilio de unos mercaderes que fueron atacados por emergidos en su paso por la arboleda que envolvía la Colonia de la Cascada. La guardia de la ciudad fue alertada y, tras dar reporte al cuartel, salieron de inmediato en busca de los agresores. Eugeo formaba parte de aquél turno de vigilancia. Un viaje a caballo de unos quince minutos lo separaban del incidente, un total de treinta y cinco minutos desde que el asalto tuvo lugar. Se esperaba que los emergidos hubieran saqueado el carromato, no obstante, los sorprendieron custodiando el convoy cuando llegaron. Tan pronto como los descubrieron no dieron batalla, huyeron al instante a la frondosidad del bosque, un comportamiento esperable del reducido reducto de emergidos en las tierras -casi- liberadas de su presencia. Carecían de recursos para combatir directamente al ejército, hacían el trabajo de los bandidos para tratar de sabotear la paz conseguida.

Obviamente, el grupo de soldados inició su persecución con el objetivo de subsanar futuras amenazas y recuperar el botín robado, pero aquella actuación no tardaría en convertirse un una trampa mortal para ellos. Y no se dieron cuenta de aquello hasta que ya fue demasiado tarde. Los emergidos tuvieron en cuenta la superioridad militar alteana, pues utilizaron la noche absoluta y el bosque para anular la ventaja de los soldados. Con gran rapidez se escabulleron entre senderos difíciles de seguir sin luz solar, y poco después empezaron a caer flechas de forma intermitente. Imposible detectar la dirección exacta, y mucho menos encontrar al tirador que las estaba lanzando. Los alteanos eran más y estaban mejor equipados, eso fue lo que impidió que las bajas se sucedieran en la emboscada, los compañeros subrieron a aquellos que fueron alcanzados por los proyectiles y mientras los escuderos trataban de bloquear la mayor cantidad de flechas posibles.

Con aquél peligro constante amparado por las sombras, no había forma de organizar una retirada sin que ningún soldado quedara atrás, y es por ello que Eugeo decidió tomar los riesgos por cuenta propia. Sin informar a sus compañeros para que no lo disuadieran de hacerlo, el caballero simplemente cogió una antorcha y se separó del escuadrón ignorando los gritos de sus compañeros. Quería llamar la atención, llevarse el mayor numero de emergidos posibles para que los demás tuvieran una retirada segura. Se las apañaría en el bosque para sobrevivir hasta que la ayuda llegara, o esa era la esperanza que tenia. 

(Skill Utilizada: Notoriedad )


Sin embargo, acabó siendo perseguido por una docena de emergidos, los cuales estaban dispuestos a agotarle antes de luchar directamente contra él. Si eso llegaba a pasar, no podría hacer nada para salvarse. Dejó su foco de luz en el suelo cuando perdió de vista a sus compañeros, con la intención de que los emergidos le perdieran el rastro, pero éstos estaban acostumbrados a realizar ataques nocturnos, se valieron de sus propias antorchas y de sus arcos para perseguirlo y obligar a detener su descanso constantemente.

El caballero empezaba a sufrir los síntomas del agotamiento, sus pasos con la pesada armadura habían hecho mella en su resistencia física tras más de treinta minutos de carrera. Los silbidos de las flechas y el estruendo de sus puntas contras los troncos de madera tampoco ayudaban a que pudiera mantener la calma. Una desesperante ansiedad invadió su cuerpo, su cuerpo gritaba por defenderse, y su mente suplicaba que huyera, sin embargo, ninguna de las dos cosas era posible. - Esto es terriblemente peligroso... Tsk
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [4]
Esp. de bronce [1]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [6]
Esp. de bronce [2]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
168


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Poner en práctica lo aprendido [Artemis, Eugeo]

Mensaje por Artemis el Miér Jun 06, 2018 1:55 am

Había escuchado cierto comunicado en el cual se pedían refuerzos para limpiar el área de Regna Ferox de los pocos emergidos que quedaban para hacer del afamado torneo un lugar relativamente seguro pues se presentarían contendientes incluso de reinos extranjeros. Nuevamente y sin decir ni pio la mascota real de Altea se dispuso a abandonar el castillo a sabiendas de que su dueño estaría ocupado con los preparativos por lo que dudaba que notara su ausencia en el castillo tal como solía suceder y sin mas partió al nuevo territorio Alteano de Regna Ferox para "supervisar" que todo estuviese en orden y marchara sin contratiempos. Era verdad que cacreca de la autoridad para dar órdenes a los soldados o ya siquiera para tener una opinión que compartir con los estrategas pero ciertamente la mascota real de Altea se había ganado su reputación al haber recorrido por su cuenta todo Regna Ferox por su cuenta y haber regresado sin un solo rasguño al campamento del príncipe regente; La habilidad de Artemis así como su fuerza y astucia estaban fuera de cuestión y los soldados le respetaban pese a que solo era "la mascota" favorita del príncipe.

El zorro de plateado pelaje llego casi cayendo la noche al puesto de avanzada instalado en las cercanías de un bosque donde se rumoreaba que se había atacado ya en varias ocasiones a las caravanas mercantes. Estaba el laguz de ojos azules apenas desempacando sus cosas cuando un grupo de hombres regreso con varios heridos y notoriamente alterados. Desde el vamos Artemis alzo sus largas y finas orejas para escuchar el reporte del segundo soldado a cargo, el cual pedía con urgencia que se mandasen refuerzos pues un valiente soldado había actuado de cebo para que los demás pudiesen escapar. El asunto por si mismo alerto al zorro, mas al escuchar un nombre no pudo si no actuar en la prontitud que sus pies le permitieron.

- Eugeo Schuberg… en que lio te has metido? -

Hablo Artemis para sí mismo a la par que su cuerpo se recubría de una brillante luz unos segundos para revelar momentos después a la fina y elegante figura de un hermoso zorro blanco del tamaño casi de un caballo quien se movía entre la espesura como una sombra fantasmal de color blanco. La poca visibilidad del lugar no le resultaba un problema pues la vista era, de hecho, el menos desarrollado de sus sentidos siendo el olfato y el oído sus guías en aquel ambiente sombrío. Encontró sin problemas la caravana que habían usado de cebo para la emboscada y sin muchos batallas capto el olor de su amigo entre todos los aromas mesclados del lugar, pues varias veces le había visto en el castillo y le apreciaba lo suficiente como para saberse de memoria su aroma. Las finas patas del animal pisaban sin hacer ningún tipo de ruido y su figura se movía con gracia entre los matorrales, casi como una sombra blanca que destacaba entre la negrura del lugar.

Se agazapo sobre sí mismo al detectar en las cercanías el aroma a emergido, por l cantidad de olores y pisadas al moverse podía intuir que eran aproximadamente una docena y los silbidos de las flechas le indicaban que estaban atacando "algo". Sin pensárselo mucho y casi con la barriga pegada al piso el zorro de plateado pelaje comenzó a movilizarse, admirando entre los presentes al que identifico como al emergido más fuerte. El zorro entonces abrió grande su hocico y al exhalar un vapor de color celestino similar a l niebla comenzó a emanar de su interior a la par que el punto rojo en su frente comenzaba a brillar. La neblina comenzó a envolver poco a poco al Emergido de aspecto más fuerte quien traía al parecer una lanza y una armadura pesada, quedándose quieto unos segundos conforme el vapor se adentraba en sus fosas nasales tal cual si tuviese vida propia. El emergido entonces rugió casi como si el endemoniado engendro hubiese escapado del mismísimo infierno, comenzando a sacar espuma por la boca. Entonces el zorro comenzó a movilizarse pues los confundidos enemigos no parecían entender de buenas a primeras por que repentinamente su compañero había comenzado a atacarles. Por supuesto Artemis ubico inmediatamente al chico por su aroma y, si bien podía ponerse a luchar contra los emergidos no sabía si el chico estaba herido o no, por lo que opto primero por correr hacia él hasta quedarle junto.

- Parece que tienes problemas, te llevo? -

Pregunto el zorro con una sonrisa aun que fue mera cordialidad pues momentos después ya estaba sujetándolo de la parte trasera de la armadura con sus poderosas fauces y comenzaba a emprender carrera con el soldado en el hocico tal y como si se tratara de un cachorro… no llegaron lejos pues no acostumbraba a llevar tanto peso como lo era la armadura del chico pero si logro alejarse lo suficiente como para dejar atrás, de forma momentánea a los emergidos. Con cuidado aminoro el paso hasta detenerse, dejando gentilmente en el piso al seguramente agotado soldado.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone+ [5]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
Pócima Metalizada
Escrito Mítico

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1052


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Poner en práctica lo aprendido [Artemis, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Sáb Jun 09, 2018 10:12 am

El caballero permaneció agazapado detrás del tronco del arbol duante unos mintuos, tratando de localizar a los emergidos ocultos en las sombras para así calcular la ruta de escape más segura. No era una labor fácil, pues cada vez que asomaba la cabeza una flecha acababa clavada justo a ese lado del tronco. Afortunadamente, terminaba encontrando la forma de abandonar el arbol de forma segura y avanzar unos metros antes de que terminaran rodeándole, repitiendo el bucle de huida y cobertura durante más de treinta minutos. Era consciente de que él era el que tenía las de perder en aquella situación, y es por eso que su desesperación para que cambiara la situación se estaba haciendo cada vez más visible.

Y así fue hasta que, eventualmente, un intimidante rugido hizo eco en todo el bosque, y una serie de sonidos de metales empezaron a inundar el ambiente. - ¿Refuerzos? - Negó con la cabeza inmediatamente, un grito solitario no habría sido el aviso, si no el retumbar de la caballería acompañado de cornetas. Pero tampoco podía descartar que algún “lobo solitario” se hubiera encontrado con los emergidos y les estuviera plantando cara. - De un modo u otro, tengo que aprovecharlo para- Su análisis terminó abruptamente con el sonido de los matorrales agitándose justo en su espalda. Eso le sobresaltó, poniendo rápidamente su espada en guardia para defenderse del potencial enemigo. Sin embargo, lo que salió de las plantas era una figura mucho más grande, y para nada antropomorfa. - ¡Qué? - Algo en su voz se le hizo familiar, pero antes de que pudiera contestarle ya le había levantado con su enorme cabeza. Un calor incómodo se localizó en su nuca mientras sus pies se despegaban del suelo. La armadura comenzó a tirarle hacia arriba a la altura de sus axilas, haciendo imposible que pudiera mover su cuerpo más allá de una inútil pataleta. Gritó con sobresalto mientras planeaba por todo el lugar de forma incómoda, sintiendo el vaivén de las pisadas de su raptor las cuales, por su ritmo, parecían concordar con las de un cuadrúpedo.

Con el sobresalto no se percató del momento en el que le dejó apoyado en el suelo, terminando de tropezarse para acabar con las rodillas y una mano tocando el suelo. - Pero qué... - Cuando se dio la vuelta, reconoció aquél blanco pelaje tintado de bandas azuladas y rojas y su reconocible punto en el centro de su frente. Ese ser era... - ¿Artemis? ¿Como has llegado hasta aquí? - No le constaba que fuera a venir el amigo de Marth hasta allí, de hecho, la capital de Altea y el norte de Regna Ferox estaban en extremos opuestos del mapa. Negó con la cabeza y se incorporó, aún con la respiración fatigada pero sintiendo gran alivio por haber despistado a los emergidos por unos instantes. Y hablando de emergidos. - ¿Sabes que está pasando? He oído unos gritos y se han puesto a combatir, pero está demasiado oscuro, no he podido verlos.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [4]
Esp. de bronce [1]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [6]
Esp. de bronce [2]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
168


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Poner en práctica lo aprendido [Artemis, Eugeo]

Mensaje por Artemis el Sáb Jun 09, 2018 9:35 pm

Como siempre las reacciones del pobre caballero le hicieron gracia al zorro razón principal por la que gustaba meterse con él en ocasiones y, de entre todos los soldados del castillo a quienes les gastaba bromas ocasionales Eugeo era definitivamente su favorito por lo que le alegraba que estuviese aparentemente sano y salvo, agotado quizá, pero entero.  

- Inspección de rutina, soldado -

Respondió el zorro olfateándole un poco para ver si detectaba algún aroma a sangre provenir de él pues al estar la vista de ambos limitada y gracias a la armadura pesada del chico era difícil evaluarlo a primer vistazo, parecía estar bien tal como pensaba y aquella alegrara se vio reflejada en un notorio menear de todas sus colas que se movían en un solo compas.

- Escuche que un valiente caballero Alteano decidió actuar de carnada a una cuadrilla de emergidos para que sus compañeros escaparan, si los hubieses visto estaban preocupados a morir por ti pidiendo casi a gritos que te mandaran refuerzos. Por supuesto estamos hablando que es de noche y siquiera las estrellas iluminan este bosque por lo que era complicado mandarte refuerzos inmediatamente, y heme aquí, quien casualmente pasaba por aquí y como buen samaritano decidí venir en tu exilio por que… bueno, soy un zorro, en realidad poco y nada necesito la vista en estos lugares. -

Explico animadamente el laguz pasando una de sus largas patas por los hombros del soldado y dándole golpecitos suaves en el pecho de la armadura en un gesto amistoso que resultaba sumamente antinatural en un animal cuadrúpedo. Aun en la obscuridad del lugar la figura del laguz resaltaba por su color claro y brillante por lo que era decentemente visible aun sin luz de por medio.

- Sobre lo que paso, colega, es que uno de esos emergidos tuvo un repentino ataque de locura con el que "yo no tengo nada que ver" si bien me entiendes. Pasara un buen rato hasta que puedan derribarlo pero los enemigos superan en número a nuestro inesperado aliado por lo que no tardaran en venir a por nosotros. Hasta ahora ese es el reporte de nuestra situación. -

Y, finalmente se aparto un poco del soldado, separando una de sus colas del montón mas para encender en la punta una llama de color azul que iluminaba igual que una buena antorcha, mas al ser de aquel inusual color daba a los alrededores un tono azulino pálido y más opaco que el de una antorcha.

- Y bueno, yo no necesito ver pero sé que tu si por tanto cuenta conmigo para iluminarte un poco. Tengo otras 8 de esta por si una no es suficiente. Cuál es el plan entonces?, seré la mascota del príncipe pero no tengo ningún tipo de autoridad así que estas a cargo. -

El gran zorro blanco entonces se sentó sobre sus patas traseras en espera de alguna respuesta por parte del rubio, confiaba en el pues no solo le conocía sino que además, al igual que él, se había hecho su reputación en Altea gracias a sus hazañas.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone+ [5]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
Pócima Metalizada
Escrito Mítico

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1052


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Poner en práctica lo aprendido [Artemis, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Sáb Jun 09, 2018 10:28 pm

- "Oh, no... ya estamos otra vez..." - Lamentó el caballero para sus adentros, estaba reviviendo un familiar dejavú que se repetía de vez en cuando en el ámbito del castillo de Altea. La mascota del príncipe era propenso a jugar con miembros de la corte, criadas y guardias del castillo por igual, siendo las bromas uno de sus principales pasatiempos. No había sido la primera vez que Eugeo sufría una de sus travesuras y, por comprobar que era capaz d repetir las jugarretas incluso en esa situación, estaba seguro de que no sería la última. No podía compartir el juego con una sonrisa aquella vez, solo su temor y recelo a los emergidos que estaban detrás de la oscuridad del bosque.

- Creo que no entendiste mi pregunta, Artemis... - Comentó un poco decepcionado y cabizbajo. - Lo que quería decir es... - “¿Por qué estas en Regna Ferox?” Quiso preguntar, pero conociendo al hombre zorro estaba seguro de que le respondería con una excusa del tipo “Estaba dando un paseo” o similar. El caballero de Altea pondría la mano en el fuego por Artemis si él se lo pidiera. Su confianza en él era plena, pero había ocasiones en las que no merecía la pena esforzarse por entender el por qué de sus acciones.. - Bueno, da igual, ya me lo explicarás más adelante. - Lo importante era que él le había encontrado a tiempo, un refuerzo perfecto y con visión nocturna perfeccionada, la mejor ayuda que podía haber encontrado.

Escuchó con atención todas las explicaciones, sorprendiéndose cuando él insinuó que había inducido la locura del emergido. - Desconocía que supieras hacer eso. - Confesó con un rostro que era un punto medio entre el asombro y la celebración. Si podía manipular la voluntad de un emergido, haciendo un buen uso de esa habilidad podía suponer la diferencia entre la vida y la muerte. - Eso que hiciste fue claramente los que nos dio una oportunidad de escapar. Pero como bien has dicho, no podremos escondernos para siempre... - Se llevó la mano al mentón y perdió la mirada por unos instantes. ¿Cual era la mejor decisión en ese momento? Si se retiraban al campamento, de seguro que los emergidos volverían a atacar los convoyes en cuestión de días. Si su voluntad era férrea cuando estaba en clara desventaja, ahora que tenía un compañero y medios para localizar a los emergidos... - Lo más inteligente sería que nos reuniéramos con nuestros compañeros, pero... Creo, no, estoy prácticamente seguro de que podremos matarlos a todos.

Había calculado las posibilidades, pero aún tenía que desentrañar el cómo conseguirían deshacerse de los emergidos. - Tu abanico de trucos ayudará mucho a sacar a los emergidos de entre la sombras, si los puedes marcar de algún modo con ese fuego seré capaz de rematarlo o defenderme de sus ataques. Yo trataré de llamar la atención para que no tengas que preocuparte de sus ataques, sólo limítate a aprovechar sus aberturas para darles caza. Si algo va mal en algún momento, recógeme y nos vamos. Aunque creas que no tengas autoridad, tu sentido del peligro es mucho mejor que el mío, no quiero que nos metamos en una trampa de forma estúpida.

Cuando terminó de hablar, miró a los ojos del zorro ahora que el fuego azulado que había invocado desde una cola iluminaba bastante bien su rostro. Quería comprobar que estaba de acuerdo con todo lo que le había dicho.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [4]
Esp. de bronce [1]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [6]
Esp. de bronce [2]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
168


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Poner en práctica lo aprendido [Artemis, Eugeo]

Mensaje por Artemis el Sáb Jun 09, 2018 11:30 pm

- Y no sé cómo hacerlo estimado Eugeo, repite conmigo "No-ha-sido-causa-mía". Fue solo casualidad que el emergido más fuerte y resistente tuviese un repentino cambio de corazón y atacase a sus compañeros, entendido? -

Y es que admitir que poseía una habilidad como esa era peligroso si se hablaba del reino de Altea y más aun por el recelo que le tienen sus ciudadanos a todo tipo de magia que no fuese la sagrada o la elemental. Le dio unas palmaditas en la cabeza con su pata para recalcar eso y después continuo.

- Y como no es causa mía definitivamente es imposible para mí el saber que eso solo funciona una vez al día. -

Puntualizo para darle a entender que no podían depender del mismo truco nuevamente y que ese recuro ya se había consumido. El zorro se cruzo de patas entonces haciendo un gesto humano que desentonaba demasiado con su forma de bestia, poniendo incluso una de sus patas en su hocico de forma pensativa.

- Podemos eliminarlos, sí, yo también lo creo… si nos retiramos ahora nada garantiza que no se re agrupen para tenderles una trampa aun peor, los emergidos no deben ser subestimados. -

Eso lo decían su experiencia adquirida en innumerables batallas que habían tenido contra ellos y no descartaba que ya estuviesen organizándose para darles caza. Pensó en la estrategia que proponía su compañero intentando buscar en su cabeza alguna estrategia útil para esas situaciones que hubiese leído en algún libro.

- Enfrentarlos sin embargo… no, ellos están jugando con nosotros, la cacería es un "juego" después de todo…. antes ustedes los superaban en número y ahora ellos nos superan a nosotros, vez a donde voy?. Ellos no me han visto todavía y lo que saben es que hay un soldado "solitario y quizá herido", probablemente piensan que ya te tienen contra las cuerdas. Hagamos que sigan pensando eso y seamos nosotros quienes les tendemos una trampa esta vez. -

Hiso una pequeña pausa dramática antes de continuar, dibujando un gesto malicioso notorio aun en su rostro canino a la par que sus colas se meneaban inquietas.

- Y lo de marcarlos si que puedo, controlo hasta cierto punto mi fuego de zorro así que podría encenderles una pequeña llama en el penacho de sus cascos, mi fuego mágico no se apaga aun si le arrojas agua así que no podrán quitárselos de encima. -

Comento el laguz alzando sus orejas atento, detectando movimiento cerca, el tiempo se les terminaba.

- Puedes atraer su atención como dices y yo los rodeare y les atacare por detrás, seguro que no se lo esperan y ganamos ventaja con ello. Que dices?, lo intentamos? -

Pregunto el zorro tomando con su hocico una vara de buen tamaño del piso y encendiendo con su cola lo que podría considerarse una improvisada antorcha de fuego azul, acercando su cabeza al muchacho para que la tomara.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone+ [5]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
Pócima Metalizada
Escrito Mítico

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1052


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Poner en práctica lo aprendido [Artemis, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Lun Jun 11, 2018 4:06 pm

En un primer momento, Eugeo no comprendió por qué Artemis estaba siendo tan secretista en cuanto a lo que podía o no podía hacer. Hasta el punto de sermonearlo sin miramientos, dándole golpes en su cabeza con sus enormes patas. - Eh, eeee. - Se quejó, pero no era molestia lo que sentía, solo la vergüenza de que lo estuviera tratando como un niño. Se cubrió el cogote con las manos y miró al enorme zorro denotando confusión en su rostro. - ¿Que mosca te ha picado? Cuando lo miró a los ojos mientras seguía explicando, se dio cuenta de por que trataba de disuadirle de que memorizara lo que había visto. Podía verse reflejado en la actitud del hombre zorro, de hecho, el había sido el primero en mantener en un receloso secreto toda la verdad sobre el viaje a Shindu y su espada legendaria. No sabía si Artemis estaba al tanto de aquello, pues el príncipe Marth lo sabía y ambos eran muy cercanos. Levantó los brazos en señal de rendición, expresando que -finalmente- había entendido lo que quería decir su peludo amigo. - Entonces, hemos gastado nuestro golpe de suerte diario, huh... - Esperó a que Artemis compartiera su punto de vista sobre la situación, además de sus ideas de como atajar el problema, él tenía un protagonismo bastante dudoso en todo aquello. - Con que quieres que haga de carnada... Eres cruel, ¿lo sabías? - Bromeó y puso cara de cordero degollado al mismo tiempo, antes de susurrar dos carcajadas. - hehe... No lo dije en serio. - Añadió con tono distendido, tratando de relajar los ánimos antes de reanudar el combate. - Me parece un plan sólido... Aunque no negaré que me de miedo volver ahí a que me llenen de flechas... Confío plenamente en ti, hagámoslo de ese modo.

[…]

- Ay, Dios... Aún no creo que esté haciendo esto... - Habían pasado unos segundos desde que los gritos y los golpes de armas habían cesado del lado emergido, aquello significaba que volverían a buscarle, y vaya si le iban a encontrar. - Sólo márcalos rápido, Artemis. No quiero ser un muñeco de tiro por mucho tiempo... - La inusual inquietud del caballero era fácilmente confundida por cobardía, sin embargo, era impotencia de tener que resignarse a dejar ser atacado sin tener la opción de responder el ataque. Era valiente y arrojado, pero su intuición lo ayudaba a cuidar su integridad física en la mayoría de las ocasiones. Aquella era una de esas veces en las que su subconsciente gritara de que se pusiera a cubierto.

Pero, ignorando su propio sentido de la conservación, ahí estaba. Andando en medio del bosque sin cobertura ni nada, haciendo el mayor ruido posible. Ese día su brillante armadura también sería evaluada por su resistencia.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [4]
Esp. de bronce [1]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [6]
Esp. de bronce [2]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
168


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Poner en práctica lo aprendido [Artemis, Eugeo]

Mensaje por Artemis el Mar Jun 12, 2018 1:36 pm

Artemis sonrió ampliamente en cuanto el otro le dio a entender que había captado su indirecta, sabía que podía contar con él y su confianza hacia el caballero de rubios cabellos era notoriamente más amplia que la que tenia con el resto de los soldados. No pudo evitar soltar una pequeña rosa también ante su último comentario, poniéndose de pie ya que el tiempo apremiaba.

- Te pido que seas la carnada por que confió en tus capacidades, de pensar que no puedes con tal encargo yo mismo ya te estaría arrastrando de vuelta al campamento. -

Y sin decir más el zorro de plateado pelaje se perdió nuevamente entre la espesura del bosque dejando al soldado aparentemente solo una vez más. Para poder moverse con más libertad el laguz adquirió su forma humana nuevamente y, con la destreza que solo alguien como él podría tener, se trepo a un árbol alto y comenzó a movilizarse saltando entre las ramas, después de todo los emergidos difícilmente mirarían hacia arriba estando concentrados en su objetivo.

El impío ejercito no tardo entonces en movilizarse y Artemis, quien ya los tenia bien detectados espero al momento en el que estuviesen lo bastante distraídos como para notar unas pequeñas llamas de color celeste que comenzaban a volar en su dirección, pasando por luciérnagas para el ojo poco atento. De esta manera ni bien empezado el hostigamiento hacia el pobre soldado Alteano los penachos de los cascos de los emergidos comenzaron a emanar un tenue resplandor ocasionadas por las pequeñas llamas que se habían asentado en estos casi como si se tratasen de pequeñas velas. Por supuesto la luz pasaba desapercibida para los emergidos pero desde la lejanía podían verse como se movilizaban las pequeñas lucecillas azules quienes prácticamente le gritaban al rubio la ubicación de sus enemigos.

Los finos oídos del zorro lo mantenían al tanto de los movimientos de su compañero por lo que, en cuanto detecto que había comenzado a movilizarse para atacar el zorro se lanzo desde los arboles transformándose nuevamente en su forma de bestia mientras duraba la caída, aplastando con todo su peso a uno de los arqueros, después se limito a abrir las fauces para atrapar en su hocico a otro de los oponentes, zarandeándole tal como un perro lo haría con un trapo viejo. Por supuesto el ataque a dos bandas fue totalmente inesperado para los emergidos por lo que tardaron valiosos segundos en intentar reagruparse y decidir a cuál de sus dos atacantes, quienes estaban en lados totalmente opuestos, atacar.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone+ [5]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
Pócima Metalizada
Escrito Mítico

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1052


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Poner en práctica lo aprendido [Artemis, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Jue Jun 14, 2018 5:43 pm

- Vamos, sólo serán unos segundos. - Se repetía una y otra vez para seguir con la alocada jugada. Ese sería el tiempo que necesitaría Artemis para darle a Eugeo la localización de los emergidos, ese momento en el que estaría en desventaja a merced de las flechas emergidas. El rubio se detuvo cuando escuchó el balanceo de unos arbustos cercanos, por su patrón podía descartar que fuera obra del Kitsune. Apegó su espada contra su pecho, tapando parte del cuello para evitar una posible racha de mala suerte. Miraba para todos lados, nervioso, no podía esperar más a que llegaran los ataques. - Venga, a qué estáis esperando. - Susurro, frunciendo el ceño, conteniendo la tensión de su cuerpo en sus cuerdas vocales. - ¡¿A QUÉ ESTÁIS ESPERANDO?!

La sobredosis de adrenalina ralentizó su percepción del tiempo y agudizó sus sentidos, pudiendo sentir cómo una cuerda de arco se tensaba justo a su espalda y su consecuente descarga del proyectil. Eugeo dio un giro de ciento ochenta grados y blandió su espada justo delante suya. Ya fuera por prestidigitación pura suerte, el filo de su espada dio justo a parar en la punta de la flecha desviando su trayectoria hacia el suelo y emitiendo una visible chispa que iluminó la oscuridad durante un parpadeo. Ese acto habría sido de los más épico y heroico, de no ser por...

Más y más saetas comenzaron a silbar alrededor del caballero. Algunas fallaron, otras fueron esquivadas gracias a los reflejos de Eugeo y otras tantas quedaron desviadas por la gruesa coraza plateada. Sin embargo. - Ngg, eso ha dolido. - Un proyectil había conseguido colarse entre las juntas de su armadura, clavándose cerca de su axila derecha. El blanco puro fue manchado por una débil pero constante filtración de sangre, y la segura sonrisa del caballero trascendió en una mueca producto de un dolor que no podía disimular. - No es nada grave.. apenas ha entrado en la piel... - Se repitió constantemente una vez juzgó la cantidad de sangrado mientras deseaba que esa andanada fuera la única que recibiera sin que pudiera contraatacar.

Y así fue, fue después de la primera agresión cuando detectó unos fuegos fatuos revolotear por el cielo y colocarse justo encima de las cabezas de los emergidos. - Malditos bastardos, lo habíais pensado todo, eh... - Habían cubierto su rostro por completo para ocultar el brillo antinatural de sus ojos. - Bien hecho, Artemis. - Celebró en sus adentros, afianzando la fuerza de su brazo derecho antes de salir a la carrera. Eugeo era como un lobo acorralado, y era en los momentos de mayor peligro cuando los dientes lucían más afilados. - ¡AAAAH! - El caballero se lanzó con toda la rabia y frustración acumulada, descargando toda esa energía en las mortales blandidas de su espada. Con ropas ligeras y oscuras los arqueros habían conseguido hacerse invisibles en la noche, mas ahora que habían sido iluminados por la magia del kitsune no había forma de que pudieran defenderse de sus ataques.

Dos estocadas en menos de un segundo fueron suficientes para fulminar a uno de ellos al instante y herir de gravedad a otro emergido, mientras tanto, Artemis había aprovechado para atacar desde el otro flanco. Podrían superarlos por seis a uno, sin embargo, no tenían medios para frenar el ataque conjunto de los “canes” del príncipe Marth.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [4]
Esp. de bronce [1]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [6]
Esp. de bronce [2]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
168


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Poner en práctica lo aprendido [Artemis, Eugeo]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.