Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Lissa el Mar Jun 05, 2018 8:26 am

Ambientación:

La batalla había sido ardua. Pese que la bandera de la victoria fue izada, los heridos eran bastante numerosos, demasiado numerosos a decir verdad. Debido a que una gran parte de los soldados no podían seguirle el ritmo a la otra parte del batallón, se terminó decidiendo que Chrom y unos pocos hombres regresarían a Ylisstol para informar a Emmy del  resultado de la expedición. Los otros se quedarían atrás hasta que aquellos que se encontraban en la incapacidad de continuar, se recuperasen. Lissa sentía las manos que sostenían su bastón, fría y sudorosas. Casi como si aquella parte de su cuerpo ya no le perteneciera. ¿Estaba cansada? Obvio, ella era la única clériga aún en pie disponible dentro de aquel escuadrón, y desde que el astro sol se mostró tras el horizonte horas atrás, ella no había parado de dar vueltas.

La brisa matinal balanceó sus rubias coletas a la vez que extendía su báculo hacia uno de los moribundos. Una intensa luz surgió de este cubriendo con su calidez al anterior mencionado. El muchacho dejó escapar un suspiro de alivio y soltó con cierta dificultad – G-gracias… princesa... – Lissa sacudió su cabeza de un lado a otro para luego regalarle una media sonrisa dándole a entender que no eran necesarias palabras de agradecimiento. – Eso es todo lo que puedo hacer por ahora… – Dijo con suavidad. Sus habilidades curativas aún no eran lo suficiente poderosas como para sanar por completo lesiones profundas o complicadas – Si necesitas algo, no dudes en llamarme, ¿Vale? – Aconsejó. A continuación sus pasos apresurados se dirigirían hasta su siguiente paciente que parecía estar en un estado aún peor que el anterior. La ojiazulada tragó grueso. ¡Dioses! ¿Qué pasaría si no podía curar a todos a tiempo? No quería que nadie muriera… Aquel miedo de a poco comenzaba a apoderarse de su ser. Un miedo de no ser capaz de proteger o salvar a todos.

¿Si ella no podía serles de alguna utilidad… sería, aún así, una princesa digna? ¿Tenía el derecho siquiera de serlo? La voz del joven que estaba atendiendo la trajo nuevamente a la realidad y Lissa le respondió automáticamente con un intento de sonrisa, que al final, se asemejaba más a una mueca.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [3]
Vulnerary [3]
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Mishael

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2371


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Luzrov Rulay el Mar Jun 12, 2018 12:30 pm

Luz continuaba con su viaje por Akaenia. Tras despedirse de Lyn tenia planeado hacer un viaje corto, visitar un par de ciudades de Altea para lograr su objetivo. Vender algunas de las reliquias de Caelin, cuyo valor aumentaba en tierras extranjeras, con el fin de ayudar a financiar la reconstrucción del marquesado. Ya había conseguido algo de efectivo. Pero no el suficiente a ojos del clérigo, no cuando había viajado a otro continente. Debía sacar el máximo provecho de ese viaje.

Aun quedaban unos cuantos objetos por vender, y no había conseguido hacerlo en Altea. Decidió entonces viajar al país vecino de Ylisse, pues por lo poco que sabia de aquel continente esos dos serian los países donde mas posibilidades tenia de conseguir su objetivo.

Eso había sido dos días atrás. Dos días de viaje parando en pequeñas aldeas para pasar la noche y descansar mientras se dirigía a la capital del sacro reino. No tenia problemas, ni con hacer el camino a pie ni con dedicarle días al viaje, después de todo el clérigo estaba acostumbrado a viajar. Aunque desde que sus ropajes eran las de una mujer y no las de un hombre los viajeros y aldeanos con los que se cruzaban eran mas insistentes en no dejarle marchar solo,en advertirle sobre los peligros del viaje. Luz tenia que dedicar mas palabras de las que le gustaría en convencerles de que le dejasen ir, en asegurarles de que estaría bien.

No quería volver a tener que explicar lo capaz que era de arreglárselas solo, o tranquilizar a desconocidos. Así que abandono la pequeña posada en la que se encontraba poco antes del amanecer, así también aprovechaba todas las horas de luz del día.

El camino había sido tranquilo,apenas cruzándose a un par de mercaderes y sus carretas,hasta que a media mañana se encontró con ello. Con la imagen tan familiar de los resultados de una batalla. Hombres heridos tirados en el suelo, hombres cansados que intentaban ayudar a sus compañeros. El clérigo se acerco a la imagen mientras examinaba el lugar,respirando de alivio al no ver ningún cuerpo inerte tirado. Era un consuelo,al menos no había ni un muerto,aun,pero no si se daban prisa...

Busco con la mirada al responsable del grupo, o a algún sanador. Lo que fuese,alguien a quien dirigirse. Lo único que encontró fue a una joven de cabellos dorados agachada junto a un herido. La mano del báculo le temblaba ligeramente y se veía tan pálida y cansada como los hombres en el suelo.

Con suavidad se acerco a ella,sin decir palabra. Se agacho hasta sentarse en el suelo,acomodando las telas del vestido blanco que portaba. A su espalda colgaba una bolsa de cuero con sus pertenencias y en una de sus manos portaba un báculo. Poso una de sus manos enguantadas,la que estaba libre,sobra la mano de la mujer. Aquella que sujetaba su báculo. La envolvió con la propia y le dedico una dulce sonrisa.

-Déjame ayudarte... Yo... Perdón por interrumpir pero también soy un sanador... Deja que yo me encargue de el mientras tu respiras un poco... Si no descansas aunque sean un par de minutos no les seras de ninguna ayuda...

Si la mujer,la cual parecía la única con artes curativas,se obligaba a ir mas allá. A trabajar hasta caer completamente agotada,quien curaría entonces a los heridos?
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Tomo de Ellight [1]
Tónico de def. [1]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [4]
.

Support :
Lyndis
Semi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2713


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Lissa el Mar Jun 12, 2018 5:43 pm

Una gotita de sudor se deslizó sobre la mejilla de Lissa mientras extendía su báculo hacia el muchacho. Sus brazos le dolían. ¡Espera, era su cuerpo entero quien le dolía! Y este no perdía ni una sola oportunidad para recordárselo. De repente, sintió como una mano se posaba sobre la de ella deteniendo su acción curativa con el bastón. Sin poder ocultarlo, un ademán de sorpresa se manifestó sobre el rostro de la rubia. Automáticamente su mirada se enfocó sobre aquella mano para luego levantarla hacia su misterioso propietario. ¡Era la chica más bonita que había visto! Sus rasgos finos y largo cabello plateado le daban una aire angelical que desprendía un aura llena de pureza. ¿Acaso Naga se había apiadado de su pequeña persona y le había enviado aquel ángel salvador?

Durante un breve instante, la ojiazulada se quedó anonada mirando fijo a la cara ajena mientras su mente daba vueltas con aquellos pensamientos. Sin embargo, el relincho de un caballo la trajo a la realidad de un golpe. – ¡Oh! ¿Eres una clériga? – Soltó Lissa mientras se levantaba sosteniendo su bastón contra su pecho. – ¡Gracias a Naga! ¡No estaba segura de poder lograrlo yo sola! – Exclamó sintiéndose más que agradecida con aquella desconocida. A continuación retrocedería de unos pasos permitiéndole a la muchacha acercarse al soldado herido que anteriormente estaba atendiendo. – Tiene una herida bastante profunda en el pecho. Aún no entiendo como puede estar todavía consciente… – Comentó refiriéndose al moribundo que se encontraba delante de ella. – Con mi báculo he logrado detener el sangrado mas lo otro se me dificultó mucho… – Concluyó a la vez que agachaba la cabeza provocando que su flequillo cubriera sus orbes turquesas.

Tomaría aquellos preciados minutos de descanso ofrecidos por la hermosa mujer a su lado. Pero a penas se sintiese un poco mejor, seguiría con su lucha. Estando dos sanadores juntos aumentaba, en gran medida, la posibilidad de curar a todos los necesitados sin tener bajas. O por lo menos, eso era lo que deseaba la joven princesa. Al ver una piedra detrás ser sus pies, Lissa se sentó sobre esta experimentando una sensación de alivio en cada parte de su ser. Un largo y prolongado suspiro se escapó de entre sus labios. Posteriormente colocaría su bastón sobre sus piernas y sin dejar de mirar a la dirección de la nueva llegada preguntaría – Y… ¿Cómo te llamas? – Aquella interrogante dejaba entrever una cierta curiosidad de la chica a coletas. Esta última se rascó su pómulo de manera inconsciente.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [3]
Vulnerary [3]
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Mishael

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2371


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Luzrov Rulay el Mar Jun 12, 2018 7:57 pm

El hombre de cabellos blancos aumento su sonrisa y asintió ante la pregunta de la rubia, esperando que con ello confiase en el. Que le dejase a el la tarea que estaba realizando. Al parecer no tendría que insistir ,pues la mujer parecía consciente de su propio estado , y acepto su ayuda agradeciéndoselo efusivamente.

-No te preocupes... yo te ayudo...

Comento con voz suave,segura. Soltó la mano ajena y la dirigió al hombre tumbado en el suelo. Sus ojos aun abiertos,su mirada apagada perdiendo el foco poco a poco, Luz incluso podía sentir como el peso de sus parpados haría que pronto se cerrasen y se permitiese sumirse en la inconsciencia. Paso su mano por la mejilla ajena, dejando una tranquilizadora caricia a través del guante, intentando relajarlo,hacerse saber que todo estaría bien. Darle consuelo.

Su mirada viajo por el cuerpo ajeno, de forma analítica y cuidadosa,tal y como estaba acostumbrado a hacer cuando examinaba heridas. No tardo en captar la mancha de sangre seca sobre el pecho ajeno. Dejo el báculo en el suelo y dirigió sus manos hacia dicho lugar. Encontró entra la sangre seca la rotura dejada por el arma en la tela, introdujo allí sus manos y tiro de ella. La armadura del hombre había sido removida con anterioridad y bastón con romperle parte de la camisa para dejar a la vista la herida. Examino con cuidado la misma mientras escuchaba las palabras ajenas.

-Esta consciente porque ha tenido suerte... Y porque te tenia a ti...


Murmuro el clérigo. La herida no era muy larga,pero si ancha y profunda. Se notaba que los bordes de la misma habían comenzado a cerrarse y la sangre detenerse.Pero era evidente que la magia ajena no daba mas de si como para cerrar una herida de tal profundidad,el poder de la rubia no era suficiente. Lo sabia porque el también lo había experimentado,estado en ese mismo lugar. La frustración,la impotencia,la debilidad de la propia magia al no ser capaz de llegar mas allá... No quería saber como se encontraba la mujer,no era momento de ello. No cuando la sangre amenazaba con brotar otra vez de la herida aun abierta,cuando la misma estaba expuesta y corría el riesgo de ser infectada.

Habia tenido suerte. Pues a pesar de alcanzarle el pecho,por la localización de la herida, no habían tocado su corazón. Ni sus pulmones ,ni siquiera algún hueso. Solo había desgarrado la carne. Habia escapado a la muerte por milímetros.

Tomo el báculo depositado con anterioridad en el suelo. Sostuvo el mismo un par de milímetros por encima de la herida ajena. Su mano libre debajo del báculo,pegado a la mano que lo sostenía,sin tocar la piel ajena. Tomo aire,claro su mirada en la carne abierta.Su sonrisa le abandono y la serenidad invadió su rostro,tal y como siempre sucedía cuando llamaba a la magia que dormía dentro de el. Pronto se vio invadido por esa familiar calidez que surgía de su interior y comenzaba a invadirlo,recorriendo cada parte de el hasta alcanzar sus brazos. Sus manos tomaron un leve resplandor y la herida bajo ellos comenzó a cerrarse,poco a poco.

Fue moviendo la mano con cuidado una vez que se aseguraba que cierta zona ya estaba sanada. Pronto recorrió todo el pecho ajeno y sobre el mismo no quedo mas que una mancha de sangre seca como único indicio de su herida. Llevo su mano libre hacia el lugar donde antes descansaba la herida y lo palpo,tocando con suavidad el lugar,presionando,tirando de la piel. Todo para asegurarse de que estaba bien cerrada. Sonrió con dulzura al comprobar que si lo estaba,alzo sus ojos violetas y los clavo sobre el rostro del sorprendido y agotado hombre.

La voz de la cleriga llego a el.

-Luzrov Rulay.... Aunque puedes llamarme solo Luz, muchos lo hacen...

Llevo su mano al rostro del hombre, y con suavidad le obligo a bajar los parpados.

-Todo esta bien... Descansa, lo mereces...

Le ordeno dormir con suavidad.Se aseguro de que lo hiciera antes de ponerse en pie. Se acomodo el vestido y se giro,quedando frente a la joven.

-Miembro de la iglesia de Santa Elimine, ubicada en Elibe. Un placer conocerte ,aunque las circunstancias no sean las mejores...

Termino de presentarse. Desvió su mirada hacia sus alrededores.Aun había tanto heridos...

-Como te encuentras? Estas mejor? Puedo encargarme de unos cuantos y darte un par de minutos mas para recuperar las fuerzas...

Ofreció con amabilidad  y cierta preocupación en la voz.



Off:
Uso el Baculo Físico
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Tomo de Ellight [1]
Tónico de def. [1]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [4]
.

Support :
Lyndis
Semi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2713


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Lissa el Miér Jun 13, 2018 5:08 pm

¿Porque la tenía a ella? Al escuchar aquellas palabras Lissa levantó su cabeza para mirar a su interlocutor. ¿Gracias a su presencia el soldado no caía inconsciente? Lissa no lo había pensado de ese modo hasta ahora, ni el efecto que ella podía causar. ¿Era por eso que el muchacho buscaba agarrar su mano durante la curación? La rubia pudo entender que aquel joven necesitaba algún tipo de consuelo así que nunca dudo en darle lo que le pedía. Entonces en sí, ¿con tan sólo estar allí podía brindar aunque sea una pequeña ayudita? Aquel pensamiento trajo consigo una cierta calidez dentro de su pecho y, de manera automática, colocó su mano sobre este.

A continuación la ojiazulada observaría con atención desde su asiento, cada acción efectuada por la peliblanca. Toda maniobra hecha por las manos de la clériga desprendían mucha seguridad y conocimiento. ¡Parecía muy experimentada! En efecto, esta última debía tener muchos años de experiencia cargados sobre sus hombros. No fue mucha su sorpresa al notar como la ojivioleta se ocupaba, sin mucha dificultad, de la herida que anteriormente le había costado tanto a Lissa sobrellevar. Sus orbes turquesas se iluminaron con un destello de admiración a la vez que su boca formaba una pequeña “o" muda. Una sensación de alivio no tardó en manifestarse sobre todo su ser al percatarse que la vida del herido ya estaba fuera de peligro. Este último era uno de los más graves en el campo y Lissa le había dado prioridad como a los otros en ese lastimoso estado.

– ¡Entonces te llamaré Luz! – Soltó un poco más animada que antes. “Luzrov” era un nombre que jamás había escuchado… Esto debía ser porque vivía en otro continente más allá del mar. – ¡Me llamo Lissa! – Durante unos segundos ocupó un aire pensativo. Generalmente no solía mencionar títulos o etiquetas ni nada parecido. Pero como la joven a su delantera los incluyó en su presentación, creyó que era algo necesario en esa ocasión. Tomó una bocanada de aire para luego proseguir con su diálogo – Tercera princesa de Ylisse. Yo estoy más que feliz de haber podido conocer a una sanadora tan talentosa como tú~ – Esbozó una dulce sonrisa correspondiendo a la del contrario.

– ¡Oh! ¡Si, si, si, ya estoy mejor! – Respondió con rapidez mientras se levantaba de la piedra de un saltito y tomaba el bastón entre sus dedos – ¡Yo te ayudo! – Afirmó con convicción. – Como somos dos, podemos ocuparnos de todos con más rapidez. Además, en estos casos, ¡el tiempo es oro! – Concluyó a la vez que asentía a sus palabras con una forma media infantil. Posteriormente daría un par de pasos para acercarse a Luz, y sujetaría sutilmente la manga ajena como sí quisiese llamar la atención de esta. – P-por cierto, me preguntaba si podrías enseñarme algo que me ayudara a mejorarme como clériga – Dijo sin poder ocultar su leve timidez. Después de todo, aún eran desconocidos del uno al otro. – ¡Si no es molestia claro! – Balbuceó de un modo precipitado. Sus mejillas se colorearon con un ligero rubor dándole un aire de manzanita. Lissa era como un libro abierto.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [3]
Vulnerary [3]
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Mishael

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2371


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Luzrov Rulay el Sáb Jun 16, 2018 12:18 pm

La sonrisa del albino se desvaneció unos instantes ante la presentación de la joven. No por su nombre,mucho menos por la forma tan animada que tenia de comunicarse, si no por su titulo. Luz se había acercado al lugar,se había involucrado sin preguntar,a ver tantos heridos sin atender. Al ver que podía ofrecer su ayuda. El encontrarse a una sanadora en el grupo había sido un alivio. Pero una princesa... no había pasado por su mente que alguien de la nobleza estuviese en aquel lugar. Aunque ahora que lo pensaba no había pasado por su mente nada respecto al estatus social de los allí presentes. En su mente ,en esos momentos solo había heridos y no heridos. Lo cual estaba bien para su propósito pero... Una princesa? Como iba a tratarla? Estaría siendo a caso irrespetuoso? Sabia algo de modales y protocolos,pero no tenia la confianza suficiente como para tratar directamente a la nobleza.... Conocía a Lord Eliwood, conocía a Lady Lyndis pero... ellos eran... eran conocidos,era algo mas familiar... no había que pensar mucho sobre ello,solo ser natural...

Eso era,lo natural lo familiar... Solo tenia que pensar en Lissa como en algo que conocía,pensar en ella como una sanadora. Lo que estaba siendo en aquellos instantes, en los que estaban rodeados por las consecuencias de una batalla. Y ante aquel pensamiento, su sorpresa quedo olvidado y su sonrisa acudió una vez mas a su rostro.

-Es un placer conocerte Lady Lissa...

Sonrió aun mas cuando la rubia le dijo que estaba mejor. Seguía un poco pálida pero no se veía tan cansada, y claramente sus ánimos estaban renovados.

-De acuerdo.Entonces nos dividiremos el trabajo. Trataremos primero a aquellos que tengan alguna herida abierta. Estando aquí fuera el riesgo de que se infecte es elevado y también hay muchas probabilidades de que se desangren... Aquellos con algún hueso roto o dislocado pueden esperar, sera doloroso para ellos pero... En estas circunstancias ,lamentablemente, hay que priorizar a algunos frente a otros... Si ves que no eres capaz de sanar algo llámame y te ayudo...

Concluyo las instrucciones con una suave sonrisa en el rostro y mirando a la rubia con ternura. Estuvo apunto de moverse,buscar a su siguiente paciente,pues en esas circunstancias el tiempo era algo valioso. Pero no lo hizo,se quedo quieto unos instantes al ver como la hora se acercaba a el.Observo con curiosidad como tiraban de la manga de su vestido... su rostro se suavizo aun mas,si era posible, y tomo la mano ajena . Dejando un par de caricias con su dedo pulgar en el dorso de la mano ajena.

-No se si podre enseñarte gran cosa pero... Sera un honor... Cuando queden pocos heridos,si no están muy graves, nos unimos para sanarlos juntos... Siempre es mas fácil aprender de una manera practica... Aunque por desgracia en nuestro caso eso signifique que haya alguien herido con el que practicas... Te parece bien así?

Pregunto,pues no quería imponerle nada a la otra. No si Lissa no estaba de acuerdo.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Tomo de Ellight [1]
Tónico de def. [1]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [4]
.

Support :
Lyndis
Semi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2713


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Lissa el Dom Jun 17, 2018 6:41 pm

Durante un corto instante, Lissa creyó notar un aire desestabilizado sobre el rostro ajeno. Mas aquello desapareció en menos de un parpadeo por lo que se dijo que simplemente debió ser obra de su imaginación. La joven princesa guardó silencio durante unos segundos escuchando atentamente las instrucciones que fluían de entre los labios del peliblanco. Su cabeza asentía con entusiasmo a las palabras del contrario estando más que de acuerdo con lo que este decía. El ambiente en el cual ellos se encontraban era un campo de batalla. Atrapar algún tipo de infección no sería muy difícil. Y ese era precisamente el problema. Las probabilidades de sobrevivir, dependiendo de la gravedad de la herida, se verían reducidas en gran medida desagraciadamente.

El agarre sobre su bastón se incrementó en cuanto soltó – ¡Vale! Hagamos así. Yo me ocuparé de los heridos de este lado… – Se puso en puntitas y apuntó con uno de sus dedos una dirección a su izquierda – Y tú te ocupas de este otro lado… – Se volteó levemente y señaló el lado opuesto. – De esta manera ocuparemos más terreno y avanzaremos más rápido. – Afirmó con decisión. Lissa estaba en su modo serio. Después de todo, había vidas que colgaban entre sus manos en esa situación. – Intentaré llamarte lo más rápido posible si algo va mal. Y de nuevo, muchas gracias por tu ayuda… Agradeció por segunda vez a esa desconocida, que sin haberlo pedido, se había ofrecido de manera desinteresada a brindarles ayuda. Aquello era algo que la rubia apreciaba mucho.

Como anteriormente había hecho, aún sujetaba la manga ajena mientras esperaba una respuesta de la ojivioleta. Una respuesta que no tardó en llegar. Su diestra fue tomada con delicadeza por la clériga, lo que la hizo levantar la vista hacia esta. Era curioso, ahora que lo pensaba, las manos de aquella hermosa mujer parecían ser algo masculinas. Fue un pensamiento fugaz, que desapareció tan rápido como apareció perdiéndose en el olvido. – Entiendo… – Contestó mientras le regalaba una sonrisa media tristona. Era una verdad absoluta que las personas en algún momento terminarían heridos. Y era allí cuando entraban ellos con la misión de sanar. Esa era su vocación. – Bueno, supongo que no habrá problema. ¡Yo te llamo cuando haya terminado, Luz! – Exclamó a la vez que envolvía la mano ajena con las suyas dándole un leve apretón amical. A continuación la soltaría y se lanzaría a correr hacia donde había dicho que comenzaría su deber. ¿De dónde había sacado tantas energías Lissa? Aquello era debido, gracias a la presencia de la recién llegada. Los ánimos de la ojiazulada habían regresado devolviéndole su alocada forma de ser.

Detuvo sus pasos cerca del paciente quien presentaba una herida aún sangrante en la espalda. – ¿Puedo ver? – Preguntó suavemente mientras se acuclillaba tras de este y comenzó a analizar la herida. El joven había perdido cierta cantidad de sangre a estas alturas, su muy marcada palidez no era algo alentador. No queriendo perder más tiempo, acercó su bastón hacia la zona lastimada más sin tocar la piel ajena. Cerró sus orbes turquesas mientras tomaba una bocanada de aire y dejaba fluir la calidez que recorría su cuerpo al exterior. Esta salió en forma de una intensa luz que envolvió al moribundo provocando que de a poco aquella lesión se fuese cerrando. Al ver que el sangrado se detuvo y que el paciente no presentaba ningún peligro, decidió dejarlo en manos de los soldados disponibles y se dispuso a atender al próximo herido.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [3]
Vulnerary [3]
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Mishael

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2371


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Luzrov Rulay el Mar Jun 19, 2018 6:26 pm

Sonrió al ver como a la princesa aceptaba su idea,dividiéndose así ambos el trabajo con el que una sola persona se vería desbordada. Asintió con la cabeza cuando la rubia dividió el lugar en dos ,entendiendo cuales serian sus pacientes. Estaba a punto de darle la espalda a la mujer y comenzar con su labor,pues ya había perdido mas tiempo del que le hubiese gustado, cuando la voz de Lissa llego a el. Se tomo unos instantes mas , le sonrió.

-No tienes nada que agradecer... ni ellos... Después de todo lo estoy haciendo porque deseo hacerlo.... Y porque ese es nuestro trabajo, verdad?

Dejo la pregunta al aire,sin esperar realmente una respuesta. Y se dirigió a su lugar.

La mayoría de heridos se encontraban tumbados en el suelo o sentados en el mismo,apoyados contra troncos o rocas para estabilizarse y no caer al suelo. Heridas abiertas, cuerpos manchados de sangre y barro, rostros agotados y demacrados,con orejas bajo sus ojos... Una imagen desoladora,a la que debían poner solución.

Gracias a su posición,al permanecer de pie, era fácil observar sus alrededores. Su experiencia y sus ojos diciéndole a donde ir, decidiendo por instinto en apenas una mirada quienes estaban mas malheridos,a quienes debía de dar preferencia. Habia un par de ellos inconscientes, por la perdida de sangre,por la carne desgarrada en un costado, o la lanza que se había clavado con profundidad en su muslo. Se acerco a ellos primeros. Cerro las heridas con ayuda de su báculo,de su magia,deteniendo el sangrado. Tras ello comprobó sus pulsos, toco las frentes ajenas para ver que su temperatura corporal no fuese excesivamente baja,para comprobar que la perdida de sangre no había sido critica. Comprobó que aun respiraban,el pulso una vez mas, y avanzo a los siguientes.

El resto estaban cansados,pero conscientes, o debatiéndose entre la lucidez y el mundo de los sueños. Las heridas en algunos casos no eran menos leves,simplemente habían conseguido apretar las heridas con improvisados torniquetes haciendo el sangrado mas lento. En esos casos dedicaba algo mas de tiempo. Sonreía al paciente. Les dejaba caricias en sus frentes y mejillas mientras les sonreía y les dedicaba dulces palabras. Poco mas que un susurro que les decía que todo estaría bien,que el los curaría y que no tenían nada de lo que preocuparse.Palabras de consuelo, de calma, mientras sus ojos y su mano libre examinaban las heridas antes de sanarlas.

No importaba que tan dura fuera la imagen,que tan profunda la herida ni que tan altas las probabilidades del paciente de morir. Ellos debían sanar,el cuerpo y el alma,darles paz... pues era lo único que tenían a lo que poder aferrarse.

Hubo un par de soldados con heridas leves que no tardo en curar.Otros pocos de ellos tenían torceduras en los tobillos y en muñecas,por suerte nada roto y dislocado aunque algunas torceduras eran peor que otras y tardaron mas en sanarse aun con magia.

Se levanto,con algo de sudor descendiendo por su frente y la respiración pesada. Aun podía aguantar mas,pero el cansancio comenzaba a abrirse paso a el, producto de toda la magia utilizada. Desde su posición observo como todos los hombres de su lado habían sido sanados,o al menos todos los que apreciaba a simple vista, esperaba que no se le hubiese escapado nadie...

Se giro, y se encamino hacia Lissa,hacia la dirección a la que había ido. Como estaría Lissa? Acaso había acabado? Necesitaría ayuda?
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Tomo de Ellight [1]
Tónico de def. [1]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [4]
.

Support :
Lyndis
Semi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2713


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Lissa el Jue Jun 21, 2018 10:54 am

La fatiga acumulada de a poco se hacía cada vez más notar. Su pecho bajaba y subía de manera irregular como si anteriormente hubiese hecho un maratón. Sentía que la magia que recorría todo su ser comenzaba a agotarse inevitablemente. Sin embargo, aún quedaban varios heridos a quien atender de su lado. Hubo muchos pacientes que habían necesitado más tiempo que lo normal para asegurarse de su pronta recuperación. Lissa no podía dejarlos sin estar completamente segura de que su vida ya estuviera fuera de peligro. Era bastante minuciosa en ese aspecto. Una gota de sudor se deslizó con lentitud a lo largo de la mejilla de la joven princesa para perderse más allá del mentón, cayendo en el vacío.

Tomó una bocanada de aire intentando sacar fuerzas dentro de lo más profundo de su persona y nuevamente extendió su bastón hacia una ensangrentada herida. Las instrucciones de la peliblanca rondaban constantemente en su cabeza, por lo que, sin dudarlo un segundo, las había seguido a la letra. Automáticamente buscaba con la mirada a los soldados con heridas abiertas y aquellos con huesos rotos o lesiones superficiales, les pedía de favor que esperaran un poco. Y obviamente, siempre terminaba disculpándose por ello. Sabía muy bien que para los heridos en espera debía ser doloroso. Mas ninguno le hacía un solo reproche a Lissa. La cálida luz que cubría el cuerpo ajeno vaciló por un instante. Ya había pasado varios minutos mas la herida abierta que se encontraba en el estómago no cerraba. ¿Qué pasaba? ¿Por qué la hemorragia no se detenía?

Los latidos de su corazón empezaron a agitarse sintiéndose muy alarmada. Tenía la impresión que su corazón estaba a punto de salirse por su boca. Ojeó de inmediato el color de la piel del contrario y se percató que esta resaltaba por una palidez enfermiza como también los labios de este presentaban un tono medio violáceo. El paciente parecía estar en el límite de la semi-inconsciencia. ¡Oh, no! ¡Lo estaba perdiendo! – ¡LUZ! ¡LUZ! – Gritó a los cuatro vientos el nombre de la segunda clériga. Aquella era una situación grave y debían actuar lo más rápido posible. La pérdida de sangre en aquel soldado había sido demasiada para este. Y parecía que en cualquier momento este daría el último suspiro si no se hacía algo lo más pronto posible. – ¡Ayuda! ¡H-Hay un herido que… – Su voz tembló en un momento y a la vez que trataba de intensificar la energía que ponía en su báculo, posó su mano libre sobre el pómulo ajeno con delicadeza y soltó como una especie de súplica – Por favor… aguanta un poco más… sólo un poco más…
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [3]
Vulnerary [3]
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Mishael

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2371


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Luzrov Rulay el Lun Jul 02, 2018 5:00 pm

No tardo mucho en localizar a la princesa de rubios cabellos. No cuando la misma comenzó a gritar su nombre, llamándola tal y como le había pedido ,con la voz alterada,alarmada. El clérigo se apresuro en ir a su lado,esquivando los cuerpos que aun quedaban en el suelo, los heridos ya sanados que presa del agotamiento habían decidido no moverse aun de los lugares. Los heridos menos graves que esperaban aun a ser tratados. Cuando alcanzo a la mujer y el cuerpo junto al que se inclinaba, el hombre prácticamente se dejo caer a su lado,casi tirándose al suelo. Se raspo algo las rodillas al quedar apoyado sobre las mismas,fruto de las prisas,pero no le dio mayor importancia.

La desesperación en la voz ajena y su rostro angustiado y desencajado por el miedo que pudo apreciar al colocarse a su lado ,le decían que no tenia tiempo para analizar las heridas ajenas a conciencia. El tiempo jugaba en contra y solo podría hacer un vistazo rápido. Suficiente. Estaba pálido y sus labios tornándose morados, síntoma de que su cuerpo se enfriaba, no tenia motivos para enfriarse por el clima ,lo que indicaba que estaba perdiendo su calor corporal por la perdida de sangre. La misma empapaba su ropa,aun fresca, en grandes cantidades,confirmando así su teoría. Sus parpados temblaban, sus ojos estaban desenfocados y a punto de cerrarse para siempre.

Luz le golpeo en la mejilla,con la fuerza suficiente como para que el golpe tuviese impacto en el otro pero sin que resultase doloroso debido a su estado. Parpadeo un par de veces y sus ojos se abrieron algo mas,aunque seguían desenfocados. Con la mano aun sobre la mejilla ajena,ligeramente mas roja que el resto de su piel ,movió la cabeza ajena, haciendo que la misma se inclinase en si dirección. Mirándole a el.

-Tienes que hacerme un favor.... Un solo trabajo,algo simple. Pero pase lo que pase tienes que hacerlo.

Su voz sonaba mas firme,mas elevada de lo habitual.Pero aun así era suave y dulce.

-Tienes que enfocarte en mi. Mirarme a mi,solo a mi. Y concentrarte en mi voz. Sigue mi voz ,pero pase lo que pase no cierres los ojos. Fácil verdad? Yo se que puedes hacerlo....

Dio instrucciones mientras dirigía su mano a la herida,bajándola desde el rostro ajeno. Hasta colocar ambas manos y el báculo sobre la herida sangrante. Llamo a su magia, con serenidad pues las prisas no eran convenientes en ese tipo de circunstancias. La presión solo hacia el proceso mas lento. No tardo en expandir su poder a través de su cuerpo,en comenzar a canalizarlo sobre su báculo,haciendo brillar de forma leve la palma de su mano a medida que comenzaba a cerrarse la herida.

-Muy bien .Estas haciendo un buen trabajo.Sigue centrándote en mi voz. Dentro de poco estarás bien.La herida se esta cerrando sin problemas .Pronto solo quedara tu ropa manchada ,no habrá herida ni dolor.... Todo estará bien.... Estas haciendo un buen trabajo.... En cuanto todo acabe y vuelvas a casa una par de generosas comidas y estarás como nuevo,como si nunca hubiese sucedido nada....

Mientras le hablaba,siempre hablándole para que se centrase en su voz ,movía sus manos,cerraba la herida.Hasta que la misma se cerro por completo. Sonrió con suavidad ante ello. Dejo de enfocar su vista en lo que antes era la herida y la dirigió al rostro ajeno,volviendo a posar su enguantada mano sobre la mejilla ajena. Le sonrió con dulzura. Estaba frió ,pero no era peligroso por el momento. Bajo un poco la mano al cuello,desde el cual se podía apreciar mejor los pulsos ajenos. Tenia un pulso débil,muy débil,pero constante .Estaría bien,la sangre perdida seria recompuesta,sobretodo si se alimentaba de manera adecuada y descansaba durante unos días.

-Muy bien... has echo un gran trabajo... ya puedes descansar... Ya esta todo bien...

Se giro,aun asentado en el suelo, y pidió a uno de los pocos soldados que no estaba heridos y se encargaban de asistir al resto de que le trajese una manta o una capa. Lo que fuese,limpio o sucio,pero que calentase el cuerpo ajeno.

Y entonces,con el herido asistido.Se dirigió a Lissa. En otras circunstancias le hubiese pedido a ella que hablase al herido mientras el le sanaba pero en esas circunstancias... no era prudente. Le tomo de una mano ,acaricio el dorso de la misma con su pulgar,intentando tranquilizarla. se había fiado que la herida que acababa de tratar no se había cerrado, o apenas lo había echo,con la magia ajena.No era tan profunda como para que el báculo y magia ajenos no hiciesen efecto alguno. Si se había desangrado tanto era mas por el tiempo que la misma había estado sin atender que por la gravedad de la situación en si,eso era lo que le había llevado al punto critico.

Paseo la mirada por el lugar. No habían tratado a todos aun,pero no había nadie en grave peligro. Los que quedaban... podían esperar,al menos unos minutos.

Miro a la rubia. Le sonrió con suavidad.Aun con su mano tomando la ajena se puso en pie,levantando a Lissa con el,con suavidad.

-Ven conmigo unos minutos...

Le dijo de forma amable y suave. La mujer necesitaba descansar. Necesitaba tranquilizarse sobre todo. Les guió a ambos hacia la roca donde Lissa se había sentado con anterioridad y la guió a sentarse sobre ella. El coloco su báculo en el suelo,se arrodillo frente a la mujer y con sus manos tomo ambas manos de la princesa. Las acaricio unos instantes.

-Estas bien?
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Tomo de Ellight [1]
Tónico de def. [1]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [4]
.

Support :
Lyndis
Semi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2713


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Lissa el Miér Jul 04, 2018 6:56 pm

Al ver llegar su compañera, Lissa de inmediato se apartó dándole un acceso completo hacia donde se encontraba el herido. Un leve dolor comenzó a apoderarse de las palmas de sus manos debido a la fuerza con la que agarraba el bastón – ¡Luz! ¡Haz algo! Sino él… él … – Su voz se quebró. No llegó a terminar de formular la frase, mas tampoco era difícil adivinar la continuación de esta. En las esquinas de sus ojos empezaron a brotar lágrimas al sentirse totalmente impotente en aquel instante. Los gritos de la rubia no sólo habían atraído a la clériga, también varios soldados del campamento quienes se acercaban a ver lo que pasaba, seguramente muy preocupados.

Su corazón latía sin cesar sintiendo la desesperación y el pánico apoderarse de todo su ser. A continuación se sobresaltaría al ver como la peliblanca abofeteaba al moribundo de manera súbita. El sonido seco del choque resonó en aquel campo de batalla perturbando el silencio sepulcral que allí se había instalado. Ninguno de los presentes se atrevía a decir ni media palabra. Lissa tragó grueso mientras apretaba su báculo contra su pecho con ambas manos. Cerró sus orbes turquesas durante unos segundos y levantó levemente su cabeza al cielo. “¡Oh, dioses! ¡Qué todo salga bien!” Aquello era una súplica interna, no, más bien oraba entre súplicas para la salvación de aquel pobre hombre. Si solamente hubiese sido más rápida… Si solamente hubiese sido más competente… Puede que esto nunca hubiese ocurrido. Pequeñas gotas comenzaron a deslizarse por sus mejillas. Con las mangas de su diestra, la ojiazulada se frotó el rostro intentando detener el recorrido de aquella húmedad, lo cual resultó siendo efectivo.

Lissa admiraba el como Luz manejaba aquella delicada situación con tanta profesionalidad. Era tranquilizante el hecho de haber podido cruzarse con una persona así a estas alturas, y más en esas circunstancias. Aquella joven se había convertido para Lissa en un modelo a seguir, como bien siempre lo había sido su hermana mayor. Luz era una verdadera dama en todos los sentidos. Un suspiro de alivio se escapó de entre los labios de la joven princesa al percatarse que la vida del muchacho ya no corría peligro. Tuvo la sensación que un enorme peso se desvanecía de encima de sus hombros y de su pecho. De repente, sintió como tomaban de su mano lo cual la hizo levantar automáticamente su cabeza. Era Luz. Intentó regalarle una sonrisa pero sólo logró esbozar una especie de mueca. Tal parecía que hasta estaba cansada para hacer algo tan simple. La ojivioleta tenía intenciones de alejarse un poco de allí, Lissa no se negó a acompañarla y se dejó guiar por está última – Vale… – Respondió en voz baja mientras se dirigían a donde momentos antes se encontraban.

Ver a la roca delante de ella fue casi una bendición para los ojos de la chica. Su cuerpo sabía lo que quería, y tampoco tardó en darse el gusto. Se terminó sentando sobre aquella piedra a la vez que colocaba el báculo a su lado. Su mirada azulina se entrelazó con la del contrario entretanto le permitía el gesto con sus manos. Aquella calidez que transmitía era reconfortante. – ¡Oh! ¡He tenido días mejores! Pero creo que yo no puedo quejarme, muchos si tienen verdaderas razones para no estar bien – Soltó intentando sonar un mínimo jovial para no preocupar innecesariamente a la muchacha. Esta vez, serían sus manos quienes cubrirían las ajenas dándole un suave apretón amical. – No puedo encontrar las palabras adecuadas para agradecerte por lo que has hecho por nosotros. ¿Hay algo que podríamos hacer por ti? – Dijo entretanto miraba con dulzura a las facciones ajenas. Hablaba en plural porque Luz no sólo la había ayudado a ella. Había ayudado al ejército de Ylisse. Y claramente merecía una recompensa. O por lo menos, Lissa quería darle una.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [3]
Vulnerary [3]
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Mishael

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2371


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Luzrov Rulay el Jue Jul 05, 2018 5:38 pm

A pesar de la manera tan enérgica de expresarse,de decir con sus palabras que estaba bien, Luz no creía que la rubia frente a el lo estuviese. No cuando apenas unos instantes atrás su rostro y actitudes demostraban lo contrario. Nego con la cabeza suavemente y le sonrió.

-No tenéis que hacer nada por mi... Ni necesitáis darme las gracias... Yo... Solo he echo lo que tenia que hacer,lo que quería hacer... Y los hombres están sanos y salvo,no necesito nada mas que eso...

Espero unos instantes, observando a la joven,intentando analizar si estaba bien o no. Miro a sus alrededores, asegurándose de que realmente no había nadie que los necesitase. De que había cierta distancia entre ellos y los soldados para tener una conversación tranquila,privada.

-Sabes... el poder curar o no al herido,el que nuestra magia no sea lo suficiente... No es lo mas duro que nosotros los sanadores debemos hacer. La frustración,el sentimiento de inutilidad,sentir que no vales nada,esa desesperación por no tener el poder suficiente... He pasado por ello,y aun lo paso, y se que es horrible... Pero no es lo peor,se puede arreglar...

Le dedico una sonrisa aun mas amplia

-Si nuestro poder no alcanza solo debemos de practicar,usarlo una y otra vez hasta que el mismo crezca lo suficiente como para poder con todo.Pero hasta que ese momento llegue debemos tomar precauciones. Nuestra magia no es lo único capaz de sanar.... Existen brebajes,si el poder de tu báculo no es suficiente úsalos. Combina tu magia con pócimas y hierbas,para eso están... Yo siempre llego algunas conmigo,aunque sean para mi mismo... Aprende a coser heridas y porta aguja e hilo,para que cuando tu poder se agote poder cerrar esa herida que aun queda abierta. Aprende a hacer torniquetes para retrasar que alguien se desangre,el colocar de forma adecuada un hueso roto para que no empeore antes de poder.... Hay muchas cosas que podemos hacer para compensar nuestra falta de poder,para estar preparados... Incluso unir fuerzas con otros sanadores,tal y como hemos echo ahora... verdad?

Clavo sus ojos en los azules ajenos y dejo escapar una ligera risa.Para animar a la otra,para hacerle ver que todo estaría bien. Apretó un poco mas el agarre de sus manos antes de soltar una de las suyas.La subió hacia el rostro ajeno y la poso en la mejilla de la mujer. En esos momentos quedo olvidado la posición ajena y lo inapropiado que todo ello podía ser,solo esta su guante mas limpio contra la piel ajena,acariciándola suavemente.

-Sabes que es lo mas difícil? Que no importa cuanto miedo tengas, ni cuanto estés sufriendo por tu paciente... Ellos no lo pueden saber... Lissa... Imagínate que estar enferma,que estas herida, y la persona a la que le confías tu vida,quien debe sanarte y cuidarte,esta llorando frente a ti.Con la desesperación marcada en su rostro... Dime,como te sentirías?

Hizo una breve pausa,pero no lo suficiente como para que la otra respondiese

-Aquel que debe salvarte se a dado por vencido,y entonces el paciente desespera,se resigna... Hay ocasiones donde no solo la magia decide quien se salva y quien no,la voluntad del propio herido es importante... Tiene que permanecer firme,saber que todo esta bien y no perder la esperanza... Y somos nosotros quien debemos hacer que crean eso. Y es duro,y doloroso,lo se.... Ver que nada funciona y tener que sonreír.... Pero tenemos que hacerlo.... Se que vas a ser una gran sanadora, te esfuerzas mucho y tu poder te recompensara ese esfuerzo,y tienes un gran corazón... Pero antes debes aprender a mantenerte firme,ha trasmitir esperanza y fuerzas... Y no necesitas decir nada para ello... Es tan simple... Tan simple como una sonrisa... Este como este tu paciente su solo.... Sonriele,calidamente,con todo tu corazón... Sonriere y dile que todo estará bien... Y el creerá que todo estará bien... y realmente lo estará... Porque vas algún día seras lo suficientemente poderosa como para no perder un paciente... Y porque ,si por desgracia lo pierdes,se ira en paz... porque lo ultimo que ha visto a sido una sonrisa tuya...
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Tomo de Ellight [1]
Tónico de def. [1]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [4]
.

Support :
Lyndis
Semi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2713


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Lissa el Sáb Jul 07, 2018 8:13 am

Ver sonreír a la joven clériga, le transmitía un sentimiento de paz y tranquilidad familiar. Le hacía rememorar a su hermana mayor Emmi. Ahora que pensaba en ello, ambas tenían similitudes en su manera de actuar. – ¿Estás segura? – Preguntó ladeando ligeramente su cabeza. Una dulce sonrisa se pintó sobre el rostro de Lissa correspondiendo a la ajena – Entonces quiero que sepas, que todos te estaremos agradecidos. ¡Y el pueblo de Ylisse también! Si algún día te pasas por Ylisstol, te recibiré con gusto en el castillo. Al menos déjame ofrecerte eso ~  – Se rascó la mejilla un poco a la vez que el viento mañanero hacía bailar sus coletas. – De esta manera te podría presentar a alguien que me recuerda a ti. – Aquella situación difícil, habían acercado a lo que un principio, eran desconocidas. Lissa ya no tenía el sentimiento que la peliblanca fuera alguien extranjera de su persona.

Al escuchar lo que a continuación le diría, entreabrió sus labios con la intención de hablar, mas al final no formuló nada. Desvió su mirada turquesa a otro lado con un ademán medio tristón. Sí, fue muy doloroso. Lissa tampoco estaba acostumbrada a ese ambiente de guerra, a la sensación de desesperación o a la tristeza de perder a los suyos. “Se puede arreglar” Automáticamente levantó su vista cristalina hacia la ojivioleta luego de que aquella frase saltó a sus oídos como si fuese una luz en el medio de la oscuridad. – ¿Cómo… cómo podría arreglarlo? – Interrogó con un tono de voz suave, casi como un susurro. Se mantuvo en silencio dejando que las palabras fluyeran de entre los finos labios de la ojivioleta, parecía beber las palabras ajenas no perdiendo detalle de cada una de estas. Fue en ese instante que Lissa se dio cuenta de la realidad : aún tenía mucho que aprender. No importaba cuanto había estudiado en el pasado sobre el arte de la curación o los báculos. Ese tipo de detalles importantes aconsejados por Luz, bien podrían marcar una gran diferencia, ningún libro lo había mencionado. – Yo… yo no sabía. – Murmuró para sí misma. Aquel pensamiento lo había pronunciado en voz alta.

El agradable sonido de la risa ajena la hizo salir de sus reflexiones, trayéndola de nuevo a la realidad. Era curioso como ver a una persona sonreír le provocaba un efecto de bienestar. ¿Tal vez las sonrisas eran mágicas? Posteriormente sentiría el tacto de la mano ajena posándose en su mejilla, otorgándole una sensación de calidez. Por simple reflejo, la joven princesa cerró los ojos durante unos segundos. Para un observador exterior, aquella imagen hubiese sido casi escandalosa e inapropiada, pero no lo era, ya que ambas eran del sexo femenino por lo que aquella gran cercanía era “aceptable”. Digamos que no hubiese sido el caso si Luz era hombre. – ¿Lo más difícil…? – La mente de la ojiazulada analizó rápidamente aquellas frases. “Me sentiría fatal, creería que ya todo estaría perdido” Pensó para sus adentros al fin cayendo en cuenta de que justamente hizo algo que no debió haber hecho. La expresión de su cara decía todo lo que le pasaba por la cabeza. Lissa era tan transparente como el agua.

Después de oír tan alentadoras palabras viniendo de Luz, los orbes azulinos de Lissa se humedecieron haciendo brillar con un destello particular su mirar. Sus brazos se movieron por si solos y envolvieron a aquella buena mujer en un ameno abrazo para luego soltar – ¡Me voy a esforzar muchíiiisimo más! ¡Y algún día seré tan buena curandera como tú! – La apretó suavemente en contra de sí. Era tanta la proximidad que la rubia podía oler un agradable aroma semejante a hierbas proveniente del largo cabello plateado. – Así que, ¡ven a visitarme en algún momento! ¡Me harías muuuy feliz! – Tras formular aquello, rompió el abrazo dejando sus pequeñas manos sobre el hombro contrario y le regaló su sonrisa más radiante. Puede que apenas se conocían, pero Lissa tenía esa manera de ser tan inocente que podía otorgarle su confianza a la gente. ¿A lo mejor era algo de familia? Sus hermanos también eran así. En ese día, la joven princesa tenía la impresión de haber aprendido mucho, y todo gracias, a su nueva amiga Luz.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Cleric

Cargo :
Princesa de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [3]
Vulnerary [3]
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Mishael

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2371


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Luzrov Rulay el Sáb Jul 07, 2018 10:09 am

Lissa era una joven demasiado sincera, no solo en palabras si no en gestos. Todo su rostro demostraba en todo momento lo que estaba pensando ,sus sentimientos siendo expresados con total claridad. El dolor ajeno al recordarle Luz el sentimiento de no poder hacer nada por sanar a quien debía ser sanado. Luz no quería recordarle cosas dolorosas, ni causarle mas dolor a la rubia. Por eso no se detuvo.Ni sus palabras,ni sus gestos.

El mundo era un lugar hermoso,lleno de vida y de sentimientos maravillosos... pero también era cruel, y el dolor no era algo que se pudiese evitar. Y aquello que quería mostrarle a la cleriga era algo que Luz creía que debería saber. Algo para que en el futuro no sufriese tanto,para poder aumentar sus capacidades como cleriga... Y Lissa escuchaba,con total atención a sus palabras, mostrando interés por mejorar...

-Es normal... no saberlo... hay demasiadas cosas en este mundo, un conocimiento infinito... y nosotros somos jóvenes. Es normal que la cantidad de cosas que desconocemos sea mayor al conocimiento que poseemos, no crees?

Volvió a dejar escapar una ligera risa. A cada momento que pasaba tenia mas y mas claro que su sentimiento de que Lissa llegaría a ser una gran cleriga no eran simples palabrerías ni sentimentalismos,si no que era algo cierto. De que lo conseguiría.

El abrazo le tomo por sorpresa,parpadeo ligeramente confuso,mas no tardo en corresponder el gesto. Antes siquiera de pensarlo ya se encontraba aceptando en sus brazos a la mujer,envolviéndola con ellos de manera protectora y dejando pequeñas caricias en la espalda ajena. Moviendo su mano de arriba abajo.

El no se consideraba un buen curandero. Habia aprendido y mejorado mucho por el camino y eso era algo tan evidente que ni siquiera el mismo ,su propia mente,era capaz de negar o ignorar. Habia mejorado... pero no era infalible, no era bueno,solo era.... común,eficiente hasta cierto punto. Y no creía que nadie debiese tenerlo como un ejemplo. Pero... no era el momento de decirlo, de expresar sus pensamientos en voz alta.

-Me encantaría volver a verte... Si algún día se da la oportunidad iré a visitarte....

Aunque no lo creía muy probable ,siendo sincero. Después de todo su hogar,su gente,Lyn, estaban muy lejos de Akaenia. Estaba en aquel lugar,en aquel momento,por algo muy concreto.Que se volviese a dar la oportunidad de volver a dicho continente con algún tipo de recado o misión... lo veía tan poco probable...

-Y si no nos podemos ver ,siempre te puedo escribir. Y tu a mi. Puedes mandarme cartas siempre que quieras. Al marquesado de Caelin,en Lycia,en el continente de Elibe. Ese es mi hogar y seras bienvenida en el siempre que desees,como amiga mía...

Aunque tampoco creía que fuese posible una visita de la mujer.Si el tenia pocas probabilidades de volver a viajar a otro continente la mujer,siendo de la familia real y con las responsabilidades que ello conlleva ,lo tendría aun mas complicado. Por eso sugirió lo de las cartas.

Se separo un poco de la mujer. Rompiendo el abrazo pero aun con cierta cercanía,apoyando sus manos sobre los antebrazos ajenos.

-Ahora... me encargare de los pocos heridos que aun quedan. Tu descansa. Ve con tus hombres,preguntarles que tal están,si se encuentran bien. Pídeles que descansen, que se ayuden unos a otros.... y lo mas importante... Sonrieles. Dedícales una sonrisa tan radiante que la comparen con el mismísimo sol y les llene de calor...

Le pidió,con una radiante sonrisa en sus propios labios, mientras terminaba de romper el abrazo. Quedaban poco heridos y muy leves,podía encargarse de ellos sin problemas,y tras ello.... su trabajo habría continuado, y los soldados podrían volver a casa.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Clérigo (Iglesia de Elimine)

Autoridad :

Inventario :
Baculo Físico [2]
Tomo de Ellight [1]
Tónico de def. [1]
Herensuge [3]
Tomo de Shine [4]
.

Support :
Lyndis
Semi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2713


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Eliwood el Dom Jul 29, 2018 10:25 pm

Tema cerrado. 80G + 40G a cada participante.

Lissa ha gastado un uso de su báculo de Heal.
Luzrov ha gastado un uso de su báculo Físico.

Ambos obtienen +2 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3566


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] After the Battle [Priv. Luzrov]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.