Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Crossing Field [Marth, Eugeo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Crossing Field [Marth, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Lun Jun 04, 2018 8:52 pm

El ambiente en la Colonia de la Cascada se volvió frenético y tenso desde hace unos días, antes y durante la operación planificada por los altos mandos a cargo de la seguridad de la provincia alteana de Regna Ferox. Con gran cálculo y gestión de las tropas disponibles, idearon una estrategia de cercado de la actividad emergida de los últimos días en base a las pistas aportadas de las víctimas de los asaltos durante las semanas con el fin de encontrar el reducto resurgente y eliminarlo. La actividad criminal se reforzaba en las horas de menor visibilidad, por lo que la ayuda del escuadrón de pegasos fue determinante a la hora de localizar la zona más probable de su escondite. Aquello lo siguió una búsqueda por tierra de soldados y mercenarios del área acotada, con el objetivo de localizar y mermar sus fuerzas.

Gracias a la buena gestión de los superiores y el desempeño de los soldados, el plan se desarrolló de forma impecable en dos tiempos. En primer lugar, el avistamiento inicial llevó consigo el aviso al resto de tropas sobre el sector invadido y una breve escaramuza con los emergidos de avanzadilla para evitar que el resto de la fuerza fuera alertada. La segunda fase implicó la batalla real, aprovechando el factor sorpresa del bando Alteano y la superioridad numérica para aumentar las posibilidades de victoria. El resultado fue absoluto, la mayoría de los emergidos fueron sometidos en poco más de una hora de batalla, con el único coste de heridos de diversa gravedad que ya se recuperaban en las dependencias sanitarias de la ciudad, la mayoría fuera de peligro.

El factor común del éxito en dos tiempos había sido Eugeo y su compañera encapuchada, un hecho que no tardaron en felicitar los compañeros más cercanos al caballero real, mas la verdadera satisfacción y gratitud del espadachín fue que no tuvieron que llorar por la muerte de nadie aquél día. Todo lo demás era secundario, a pesar de su participación directa y su destreza en combate, aunque hubiera sido el protagonista del día, él prefirió no asumir aquel foco de atención. Entre varios motivos había uno primordial, aún habían más emergidos en la zona y no quería bajar la guardia hasta que ésta hubiera sido erradicada. Había varias evidencias que demostraban el peligro latente: la huida de un grupo escaso de emergidos, de forma completamente intencionada para que los pegasos siguieran el rastro a un nuevo escondite. Si todo marchaba bien, no tardarían en volver para dar reporte a los generales, y entonces, el ejército saldría de nuevo para dar caza al resto de sus fuerzas.

La espera a nuevas noticias supuso el valioso descanso de las fuerzas que aún estaban en condiciones de luchar, de aproximadamente doce horas. Lo ideal habría sido un día, mas la resolución de los superiores era clara: no dejarían a los emergidos de los alrededores reorganizarse con el fin de evitar un contraataque. Por este motivo todos esperaban en la amplia zona que separaba la muralla de la villa de sus primeras casas, donde se había montado un improvisado campamento de vanguardia. Todos sus soldados estaban preparados para salir de inmediato cuando recibieran la orden, y Eugeo no iba a ser menos que sus compañeros de armas.

Sin embargo, el gran sonido que alertó a todos no fue el de la llamada a las armas, vientos de los metales de las tromperas resonaron en las torretas del gran portón de Colonia cascada, dejando entrar a una importante cantidad de refuerzos. ¿De dónde salían? Nadie sabía de aquella llegada, solo los capitanes de más alto rango.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [4]
Esp. de bronce [1]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [6]
Esp. de bronce [2]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
168


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Crossing Field [Marth, Eugeo]

Mensaje por Marth el Miér Jun 06, 2018 3:41 am

La situación de Regna Ferox no había sido la mejor, desde anunciada su liberación la fuerza militar fue menguando lentamente al perder apoyo de aliados y simpatizantes quedando solo las tropas de Altea para defender el lugar. Un territorio demasiado amplio que proteger comparado con el pequeño que era la tierra del dragón de luz, los lugareños que habían quedado no eran en su mayoría guerreros y mucho menos soldados, casi toda la fuerza del país había sido drenada en su lucha incluso anterior a su liberación así que la perdida de tropas ocasionó que hubiesen grandes parches del país sin vigilancia y grandes puntos ciegos donde los emergidos comenzaban a germinar como hongos en los rincones, reproduciéndose a tal velocidad como si se estuviesen literalmente saliendo de debajo de la tierra.

Los informes que llegaban de las tierras del norte no eran tan favorables como había esperado el peliazul y por mucho tiempo intentó mantener una estrategia puramente defensiva teniendo solo un par de puntos de ataque, uno de ellos liderado por su caballero de confianza y personal favorito, el que portaba el título de “Heroe” y una espada legendaria en sus manos. Los problemas también se agravaban en la frontera sur con su desagradable vecino oscuro y abrumado comenzó a tomar decisiones mucho más arriesgadas. Buscó consejo de mayores, incluso de su aliado en Elibe y el potencial de Regna Ferox no podía ser desperdiciado, tener bajo control a la bestia del norte podía darle una ventaja estratégica gigante para la posible guerra con Plegia. Centraría sus esfuerzos en una cosa a la vez y así fue como ordenes con su puño y letra fueron entregadas para brindar fondos de las arcas reales a la contratación de fuerza mercenaria para ampliar el frente de vanguardia desde varios puntos y volver a tomar control completo de Regna Ferox, incluso derivó la aprobación del torneo atrayendo así a héroes y mercenarios de todos los continentes que podrían ayudar con su repoblación. Y finalmente emprendió el camino hacia el norte junto con los refuerzos para los frentes, empezando por el más cercano y el más activo, el que era guiado por el rubio caballero.

Tal como era casi que su firma personal, el príncipe apareció con amplia caballería y pegasos, la gran mayoría de los animales blancos indicando que se trataban de los caballeros de élite entrenados en las tierras del castillo y no la caballería gruesa del ejército. Caballeros altamente entrenados que valían su peso en oro en el campo de batalla y la caída de uno era realmente un coste grande para el país, años de inversión de altos sueldos, buen entrenamiento y experiencia estaban invertidos en cada uno de esos hombres y rara vez salían de los límites del país, pero el príncipe se estaba jugando una lotería que si la ganaba podía tomarle la ventaja en las peleadas tierras de Akaneia donde todo equilibrio político y bélico pendía de delgados hilos y sobre inestables bases. Quedarse quieto no era una opción, como bien era sabido era más sencillo mantener el equilibrio de una moneda girando sobre su eje y paseando por la mesa que simplemente intentar balancearla sobre uno de sus ángulos.

Eso si, la movilización era casi que un secreto nacional, el grueso del ejercito se movía por caminos pocos recorridos y en pequeños grupos que se reagrupaban en zonas puntuales y con excelente puntualidad y sin problemas llegaron al tiempo pactado al destino. Lamentaba no haber avisado correctamente y veía la confusión en los rostros de quienes veían que llegaban los refuerzos así como la alegría casi inmediata de verse con tal apoyo y ventaja. Avanzó a lomos de su caballo hacia la carpa del caballero rubio y desmontó. Desde que había obtenido la bendición del dios del hielo en su tierra y la espada legendaria no le había felicidato, así que fue directo hacia él con una sonrisa amable en sus labios Sir Eugeo, espero no importunar. Como verá cuenta con el apoyo de mis caballeros y quiero aprovechar la oportunidad no solo para volver a pelear hombro a hombro en la batalla por la libertad y la paz, si no también para presentables mis felicitaciones y respetos por el arma que carga contigo, símbolo de valor y fortaleza de su voluntad. Me siendo honrado que preste su fuerza a mi causa y a proteger a la gente bajo mi cargo, no puedo dejar de agradecérselo. - quizás había sido un poco abrupta su llegada y sus palabras pero sabía que no había tiempo que perder, aunque incluso así no podía solo dejar de lado las formalidades que ya eran un parte de él.


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
esp. de bronce [2]
lanza de bronce [2]
Sello Maestro
Espada de plata [6]
.

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
196


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Crossing Field [Marth, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Miér Jun 06, 2018 8:03 pm

La confusión no tardó en volverse alegría y celebración, los blancos corceles y pegasos de pura sangre y los sellos reales inscritos en las armaduras de los refuerzos solo tenían un significado: El príncipe de Altea participaría en la inminente batalla. La autoridad del joven regente se había asentado firmemente entre sus soldados tras los recientes éxitos, y aunque la situación de Regna Ferox se debilitó con el tiempo su mera presencia era suficiente para llenar de confianza a las tropas. Su perfecta gestión había alejado a los emergidos de Altea durante meses, quien sabe si de forma permanente, los más fanáticos afirmaban que la bendición de Naga era quien hacía que se alejaran de sus tierras. Pero Eugeo no creía en ello, pues de hacerlo estaría negando el talento del príncipe, y no sólo eso, su actuación impecable y sus numerosos sacrificios. Él como humano había logrado la paz en Altea, el amparo de Naga podría haber iluminado su camino, pero fue Marth quien cruzó aquél tortuoso sendero.

El rostro de Eugeo nunca mostraría desaprobación alguna al joven príncipe, pues solo le profesaba cariño, admiración y lealtad. - Nunca, príncipe Marth. - Respondió, devolviéndole una sonrisa igual de radiante y sincera, acompañándola de una leve reverencia. - Su llegada es la sorpresa más alentadora que podía tener en este momento, es un verdadero privilegio. - Una vez saludó, devolvió el turno de palabra y lo escuchó atentamente. Su rostro reflejó el honor que sentía al volver a luchar a su lado, además de la felicitación por haber obtenido la bendición de Forseti. A diferencia de Marth, no había marca en su piel que lo demostrara, pero sí el poder del hielo encerrado en su espada familiar. Eugeo había mantenido su existencia en alto secreto, siendo únicamente el príncipe y los compañeros de máxima confianza los conocedores de la verdad detrás de su espada. Eugeo no quería que se diera a conocer su secreto, no por ahora, y es por eso que nunca la empleó en combate. Pero siempre la tenía cerca. - Símbolo de voluntad... - Comentó, esbozando una tímida sonrisa. Sus ojos se desviaron de los de Marth, dirigiendo su mirada hacia un extremo de la tienda. Ahí, un soporte mantenía en vertical el arma azulada y de transparencia cristalina, cuya luminiscencia en reposo sólo era perceptible si conocías que la espada tenía vida propia. No estaba seguro de si era su imaginación, pero, si se concentraba lo suficiente podía notar pequeños cambios en su luz, como si su interior estuviera latiendo. - Yo también creo que la voluntad es la fuerza que me mueve, mas no se equivoque, eres vos quien alimenta mi determinación para con el pueblo de Altea. Eso no ha cambiado, sin importar la espada que empuñe, y no cambiará jamás. - Sentenció con una expresión que derrochaba confianza. - Lucho por su visión, por su objetivo de recuperar la integridad del mundo, ninguna recompensa será más dichosa que ver su sueño cumplido.

- Estoy a sus órdenes, mi príncipe, no hay mayor honor que el ayudarle a erradicar el mal de la faz de la tierra.

Bonus img:

Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [4]
Esp. de bronce [1]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [6]
Esp. de bronce [2]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
168


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Crossing Field [Marth, Eugeo]

Mensaje por Marth el Lun Jun 11, 2018 2:45 am

Su llegada había traído alivio y eso traía alegría al príncipe, hombres motivados podían dar la diferencia en una batalla y había visto como su sola presencia podía hacer que las tropas se sintieran más apoyadas, su causa más validada y por sobretodos más seguros, pues una figura como un gobernante en sus filas garantizaba la victoria o si morían caía todo el país con ellos.

Las tropas se reorganizaban a mando del teniente de aquella operación mientras el príncipe se ponía al tanto con su caballero, el rubio era como un trago de agua fresca en aquella tierra calurosa, donde la mayoría de los hombres se mostraban duros y brutos y las mujeres apenas mostraban las delicadezas de una dama, encontrarse con alguien de alta cuna y de comportamiento naturalmente prolijo y elegante era como sentirse más en su hogar. Más aún ahora que podía sentirse a la par del otro al mostrar tener una clase de conexión con el dios de su tierra natal, fuese su aprobación para prestarle su magia o algo más profundo, la verdad el rubio nunca le había explicado pero entendía el vago concepto por vivirlo a piel propia. Él también poseía por derecho una espada legendaria, una que pasó de generación en generación desde la fundación del país y pese a la rotura que mostraba actualmente en su gema, sabía que guardaba un gran poder, esperaba en algún momento él tener el poder suficiente para sostenerla y conseguir alguien con el suficiente poder y conocimiento como para repararla.

Sonrió con tranquilidad al otro - Me hacen muy feliz esas palabras, sé que vienen de corazón. Lamento no poder dedicarle más tiempo pero realmente debemos movilizarnos lo antes posible. Ahora somos una fuerza demasiado gruesa como para pasar desapercibidos demasiado tiempo. Usted está al tanto de la situación y puesto que somos tantos será mejor tener más de un general ¿Podría usted guiarme y dirigir a la caballería real? - era una responsabilidad grande la que le estaba poniendo encima y si bien estaba puesto en forma de pregunta, se sabía que a esa clase de cosas no se podía uno negar, menos si era una petición misma del príncipe regente. Sin perder demasiado tiempo volvió a dirigirse a las tropas para dar unas cortas palabras y anunciar que seguirían al héroe alteano en esta batalla. Las tropas que ya se encontraban en el campamento ya había comenzado a movilizarse tomando un poco la delantera para permitir el paso a la caballería real, eran los primeros lo que tenían mejor conocimiento del terreno y la situación y en este caso la caballería real solo era el apoyo necesario para que el golpe fuese preciso y letal para los emergidos.


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
esp. de bronce [2]
lanza de bronce [2]
Sello Maestro
Espada de plata [6]
.

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
196


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Crossing Field [Marth, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Miér Jun 13, 2018 5:36 pm

Las facciones cordiales y relajadas del rubio se tensaron notablemente al escuchar la proposición del príncipe Marth, denotando seriedad y un profundo respeto hacia la petición con tintes imperativas. Sabía que aquella solicitud no se había formulado para ser rechazada, y no lo haría, pero necesitaba tomarse unos segundos para asumirla con sinceridad. No estaría actuando honestamente de haber aceptado al instante, tampoco si su afirmativa era entusiasta u ostentosa. Esperó unos segundos que a se le hicieron eternos, también sintió que Marth los sufría de igual modo, pues estaba depositando su confianza en el juicio del caballero y esperaba ser correspondido. La confianza del elegido de Naga pesaba de un modo similar a su corona, su incansable gestión por sus territorios así como sus desvelos por mantener la paz en todo el continente era una carga psicológica aplastante. Eugeo no podía sostener todo aquello y dejar que el honor que otorgaba luciera más que el deber de cumplir con su parte del contrato. Era fácil quedarse con lo bueno, la influencia, el orgullo, la fama... pero el oriundo de Silesse siempre miraba más en las vidas que arrastraría con cada decisión que tomara, pues todos confiarían plenamente en su juicio aunque no fuera necesariamente el adecuado. Coordinaría a la élite de Altea, hombres talentosos y de honor impecable, sólo esperaba que Marth lo corrigiera si fuera a cometer algún fallo táctico que pusiera sus valiosas vidas en peligro. - Claro. Cuente conmigo. - Sus palabras trataron de aliviar la tensión de sus facciones y tono de voz, demostrando seguridad en su respuesta a la par que expresaba el peso que estaba depositando sobre él.

[…]

El reporte de las exploradoras pegaso llegó y todo el ejército reunido en Colonia Cascada se movilizó inmediatamente para dar el golpe final a la amenaza que acechaba la sublime prosperidad de la villa alteana. La infantería designada en la zona acudía en primer lugar, valiéndose de su experiencia en el terreno para realizar la iniciar la ofensiva sobre los emergidos. El improvisado general de los caballeros de Altea tenía ese hecho en cuenta, seguido de cálculos temporales de cómo debían acudir al apoyo de las fuerzas y cómo irrumpir en el campo de batalla para que alcanzaran la victoria con lo menor coste humano posible. Contó cinco minutos aproximadamente desde que dejaron marchar a las tropas de a pie. ¿Cuánto tardarían en alcanzar a los emergidos? ¿Cuánto más debía esperar hasta que los emergidos emplearan todos sus efectivos en el único frente abierto? Ellos acudirían por la retaguardia para castigar mortalmente el flanco no cubierto por el enemigo. Si llegaba antes, vidas de la caballería se perderían innecesariamente, y análogamente con los soldados de infantería si tardaba demasiado. Eugeo buscaba el equilibrio que se escondía en un fina linea temporal.

Dispusieron de un corcel para el caballero real, pues ese era su título, y su obligación si Marth fuera inflexible con él. Afortunadamente no era así, le dio libre albedrío en cuanto a la elección de división y labores para con su idea de servir al prójimo. Él siempre trataría de compensar al príncipe por ello como mejor sabía: Poniendo su espada, valentía y vida en juego por el bien de sus intereses. Había mejorado en equitación desde la última vez que se vieron, sendos viajes a Norh, Hoshido y Sindhu habían supuesto una práctica considerable, hasta el punto de poder lucir igual de elegante que el resto de sus compañeros de título. Sopesaba si se mantendría montado toda la batalla ahora que había cogido práctica con el corcel.

Demasiado que pensar, pero el tiempo se había agotado, el reloj de arena de su mente había consumido su último grano. Habían bordeado al enemigo sin que éste se diera cuenta, y estarían demasiado ocupados combatiendo con la infantería para percatarse de su llegada antes de que pudieran tomar medidas defensivas. Entonces, Eugeo miró al príncipe que lo acompañó a su vera todo el recorrido y asintió para indicarle que estaban listos para la batalla. Después al resto de caballeros y jinetes pegaso, llevó su mano derecha a la funda de su espada y la desenvainó cuidadosamente. Apuntó su extremo hacia el cielo extendiendo completamente el brazo, tiró de las riendas para que el caballo se alzara sobre sus patas traseras y exhaló con todas sus fuerzas. - ¡Por Altea!

Trescientos metros los separaban de los emergidos, una distancia que atravesaron en escasos segundos a lomos de los caballos y pegasos. Un torrente de lanzas y filos cayó desde tierra y aire sobre sus enemigos de forma arrolladora, la ventaja numérica y táctica se había vuelto la carta triunfal de los soldados de Altea, siempre y cuando su destreza en combate no flaqueara en el momento de la verdad
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [4]
Esp. de bronce [1]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [6]
Esp. de bronce [2]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
168


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Crossing Field [Marth, Eugeo]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.