Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Hrist el Miér Mayo 16, 2018 6:20 pm

Spoiler:

Campaña de liberación en nombre de Grannvale

Tras su estancia en Magvel, llegaron a oídos de Hrist noticias del estado de Grannvale, en Jugdral. Aquel continente era del todo desconocido para ella. Sus padres no habían puesto nunca un pie allí, si bien conocían a una compañera de profesión que les había comentado que tarde o temprano se pasaría por dicho lugar. Así que decidió tentar el terreno allí brevemente, a ver qué tal estaba el asunto. La llegada al puerto fue relativamente calmada. Y el viaje en barco no había presentado mayores dificultades que el superar los primeros minutos de mareo.

-Bueno, a ver qué nos encontramos.

Tras bajar de la silla de su montura, observó unos instantes el panorama. El cielo, azul, pero que ya empezaba a mostrar pintas rosadas en las nubes, estaba despejado. Y el puerto… El puerto estaba… tranquilito. Bastante tranquilo, teniendo en cuenta que el país estaba invadido por los emergidos. Quizás era de los pocos lugares donde la gente aparentaba normalidad. Un gato echando la siesta por allí… Unas cuantas gaviotas sobrevolando el mar en busca de algún pez desprevenido… Por allá había un perro ladrando un gato que se lo miraba con los bigotes erizados desde un tejado…

-Toca mover el culo, Logi. –concluyó la mercenaria, mirando fugazmente al wyvern marrón. –A ver cómo está el tema por aquí.

Como buena mercenaria, lo primero era lo primero: buscar sitios de interés donde enterarse  de posibles trabajillos o encargos. Si no había llamamientos para hacer campañas de liberación, siempre podía pillar algún encargo para hacer de escolta o para limpiar algún camino de bandidos.

-Vamos –Dio unas palmaditas en el cuello del animal. –Vamos a ver dónde están las posadas y sitios interesantes.

Atravesó el laberinto de cajas y cabos que era el puerto, bastante amplio y desahogado. Tarde o temprano daría con algo parecido a una taberna, posada o lugar similar. Tras unos cuantos rodeos y unas cuantas preguntas a los moradores locales, Hrist dio con lo que se suponía que tenía que ser una taberna. Vamos, si es que todavía sabía leer, juraría que en el cartel de madera ponía “Taberna”. Más exactamente, “Taberna del Farolillo”. La mercenaria no supo encontrar el farolillo que daba nombre al local, pero no le dio importancia. A lo mejor algún crío lo había roto de un balonazo. O lo habían robado. O era el nombre del anterior negocio. O igual era un juego de palabras de Grannvale, y si alguien no se lo explicaba, no lo pillaría ni a la decimocuarta intentona. La fugaz estancia en la taberna dio su fruto, y unas horas más tarde había acudido al campamento del ejército más cercano para alistarse en las campañas de liberación. El pago no era nada del otro mundo, pero le serviría para calibrar cómo andaba el porvenir para los mercenarios recién llegados como ella.

Su primera tarea fue, para variar, patrullar caminos varios entre la ciudad del puerto y pueblos y campamentos cercanos. Lo típico de siempre, instrucciones calcadas a las de su paso por Carcino: patrullar el camino asignado, asistir a cuantos civiles y militares precisasen de su ayuda frente a los emergidos. Si se topaba con algún emergido, no hacía falta ni preguntar: hachazo en todo el careto.
Así que al día siguiente se puso manos a la obra. Le indicaron la ruta a vigilar, una que hasta hacía poco había estado muy transitada, pero que con la invasión emergida había espantado a los comerciantes y dificultado en gran medida los intercambios y los viajes seguros para cualquiera.

-Bueeeeno… -hizo Hrist ya montada sobre Logi, con el airecito de la madrugada en la cara despeinándole el flequillo. –Está claro que los emergidos éstos salen hasta de debajo de las piedras. –Le comentó a su montura, como quién comenta un cotilleo recién salido del horno a su vecino. -¿Es posible que estén en todas partes?

El wyvern respondió con un gruñido de afirmación. Batía las alas de tanto en tanto, dejándose llevar por las corrientes de aire. Por el momento, ni él ni su jinete detectaban nada digno de mención ni que requiriese su atención.

-Buah, esto está más solitario que un templo al Eterno en Ylisse… Vamos a bajar un poco, no se nos vaya a escapar nada.

Al fin y al cabo, poco trasiego había a esas horas de la mañana, casi aún madrugada. Sólo mentecatos que se apostaban bajarle los pantalones a un emergido o bandidos buscando a su próxima víctima. Dio la orden con las riendas, y el wyvern redujo un poco la altura. Seguirían teniendo buena perspectiva de los alrededores, pero el suelo tenía algo más de detalle. Siguió escudriñando el camino con la mirada.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Hacha larga de acero [4]

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
681


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Undertaker el Sáb Mayo 19, 2018 12:41 pm

Su plan de atravesar Grannvale volando había quedado descartado. Era un plan rápido y brillante,después de todo el solo estaba de paso. La ruta mas corta entre Mitgard y Altea,el camino recto... Iba a pasar volando como si nada hasta llegar a la costa y listo, ni país caído , ni caos ,ni emergidos ni nada.... Esa era la idea hasta que un grupo de considerable tamaño de emergidos les había avistado días atrás y había decidido perseguirles lanzandoles flechas y magia. Sonaba mas grave de lo que realmente lo había sido,pues uno de los duques del país había acudido al rescate junto con sus hombres. Y allí estaban ellos, sin un rasguño,mas allá de los habituales. Pero su plan original no les valía, no les fuese a pasar lo mismo otra vez, que teniendo en cuenta su suerte era mas que probable, y esta vez no hubiese nadie cerca para que les rescatase.

Eso les dejaba con dos opciones. La primera el dejar el país lo antes posible e ir a su destino por la ruta mas larga... Pero al mercader no le apetecía perder tanto tiempo. Así que la opción dos seria, atravesar el país hasta el punto mas al sur del mismo ,tal y como estaba previsto, pero ir andando en lugar de volando.

Después de todo no seria la primera vez que el mercader atravesaba un país invadido por esos seres y salio vivo para contarlo... ademas en esa ocasión tenia a su fiel wyvern con el. Nada podía salir mal!

Así que allí estaba el, caminando hacia el sur por un camino que había encontrado,para su gusto muy tranquilo, pues ya no se fiaba si escuchaba pisadas o cascos de caballos, no fuesen esas criaturas con ganas de matarles. Pero no! Ni un emergido, ni un alma, y eso fue lo que hizo que se decidiese a parar allí mismo, apartándose un par de metros al borde del camino pero en mitad de la nada. A dormir,a descansar, no iba a arriesgarse a buscar un pueblo con una posada o algún lugar donde dormir para que el pueblo estuviese destruido o peor... con esos seres vagando por allí. Ufff, no mejor allí que sabia que no había nadie.

Se había alejad del camino y Sin Nombre se había acurrucado primero, el mercader se apoyo contra el wyvern, encogiéndose sobre si mismo y acurrucándose contra el animal,apoyando su cabeza en el hombro contrario. Sus escamas raspaban y u piel estaba fría,pero era un frescor agradable y ademas para calentarse ya tenia la ropa. El wyvern se acurruco aun mas ,esta ve contra su jinete,y con sus alas cubrió de manera protectora parte del cuerpo ajeno,dejando solo los pies y parte de la cabeza abina visible. Y así se quedaron dormidos,toda la noche, cómodamente y sin ser molestados. Que suerte...

Sin ser molestados hasta que los primeros rayos comenzaron a asomarse,en el cielo aun oscuro y el ambiente aun frió. El wyvern comenzó a reaccionar a esa luz que comenzaba a salir y se movió,despertándose,moviendo sus alas y estirándolas. Under protesto con un gruñido cuando la "manta" que le había cubierto se movió, protesto aun mas cuando Sinnom empezó a moverse para que despertase el también. Se despejo del wyvern, la cara del mercader cubierta por algunas lineas dejadas con las escamas contra las que su piel se había apoyado toda la noche. Se movió,se estiro,abrió los ojos. Y protesto aun mas

-Sinnom!!

Se lanzo contra el wyvern y lo abrazo.

-Pero para que me despiertas si no hay peligro....y mira si aun no ha terminado de salir el sol... Todavía es de noche! Cinco minutos mas por fi... Wyvern malo que me despiertas...
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [1]
Gema Chispa
Llave maestra [1]
Tónico de RES [1]
Tónico de def [1]

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
176


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Hrist el Miér Mayo 23, 2018 7:56 pm

La brisa de la madrugada era fresca, eso la ayudaba a no ceder a la pereza que la tentaba. En realidad, el aburrimiento era buena señal, significaba que no había nada fuera de lo normal. Aunque se hacía pesado. Especialmente a aquellas horas endemoniadamente intempestivas.

-Estaría bien que, por una vez, nos pasáramos todo el turno de patrulla sin que pase nada malo, ¿no?

El wyvern asintió con un brusco ronquido. Llevaban ya un buen trecho recorrido. Si para cuando llegasen al otro extremo, donde estaba el otro puesto de guardia, no había sucedido nada, les darían un rato de descanso hasta la siguiente patrulla a media mañana. Hrist se tapó el bostezo con una mano, le lloraban un poco los ojos a causa del sueño y de la pereza.

-Grannvale tiene buena pinta si no contamos los emergidos, que lo dejan todo patas arriba allá por donde pasan. –le comentó a Logi. –Tengo ganas de visitar algún mercadillo que esté en pie y que tenga cosas monas… Alguna diadema, o algún lazo mono para el pelo. –la montura bufó súbitamente. –Nah… no creo que nos pase como la otra vez, aquí seguro que hay algo más para beber aparte de hidromiel…

El wyvern emitió un gruñido grave y ronco.

-¿Qué? ¿Ves algo?

Tuvieron que pasar unos cuantos segundos y avanzar un buen puñado de metros hasta que la mercenaria fue capaz de discernir algo entre las tenues luces del tímido amanecer. Una silueta… No… ¿Dos siluetas? Algo se movía en los laterales más apartados del camino.

-Sí… algo se mueve por ahí. ¡Bien hecho, Logi! –le dio unos golpecitos afectuosos en el cuello, mientras oteaba en la lejanía con los ojos entrecerrados. –Vamos allá.

Sujetó firmemente su hacha larga de bronce, y guió a su montura para que se fuese acercando hacia donde parecía que estaban aquellas siluetas. A lo mejor eran emergidos. O traficantes. O bandidos. Cuando ya había acortado distancias, pudo ver que se trataba de una persona junto a una enorme figura. Un wyvern. Aquello tenía que ser un wyvern. Esa forma de hacerse una bola en el suelo era propia de los wyvern.

-Un wyvern y su jinete, diría… -comentó en voz baja, escudriñando las figuras mientras Logi se aguantaba en el aire, mecido por las corrientes. –Esto puede ser bueno o malo. –Se acercaron un poco más.  

A sus oídos llegó lo que parecía un grito. La silueta que parecía humana debía de ser su autora. Difícilmente un wyvern iba a gritar con voz humana. Con un toque de riendas, hizo bajar a Logi hasta aterrizar justo delante de la extraña pareja. Sí, iba con un wyvern… Un wyvern que tenía pinta de ser ya un veterano en edad de retiro, a juzgar por las escamas que faltaban aquí y allá. No es que fuese fácil de ver, el color del animal lo complicaba aún más bajo la penumbra de la madrugada-casi-mañana. Pero la estampa en general, salvando las diferencias de color y la especie, era muy similar a la del difunto wyvern de su abuelo.

-¿Todo en ord…?

Entonces vio cómo la supuesta persona se lanzaba hacia el wyvern. Lo estaba… riñendo. Por haberlo despertado.

La expresión del rostro se le congeló al acto. En lo más profundo de su mente, unos ojos se pusieron en blanco. Logi soltó un bufido y pasó a olisquear en la distancia a los dos sujetos con una mezcla de curiosidad e incredulidad, pero sin relajar la postura. Aún no había observado lo suficiente al otro semejante como para sacar ninguna conclusión según su lógica wyvern.

-…

No había que precipitarse en sacar conclusiones, pero… ¡Pero bueno!... ¡¿A quién se le ocurría dormir al descubierto en un camino con alta tasa de aparición de emergidos?! ¡¿Qué le pasaba a la gente últimamente?! La cabeza la iba a mil por hora. Era increíble que hubiese gente tan imprudente. O tan pasota. Nunca se sabía.

-¿Se encuentran bien? –preguntó con voz suave, sin levantar demasiado el tono. Si realmente el chico estaba recién despertado, no le iba a resultar agradable que le hablasen a voz en grito.

Ni tampoco era muy prudente gritar en medio de aquél silencio penetrante.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Hacha larga de acero [4]

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
681


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Undertaker el Lun Jun 04, 2018 6:31 pm

La voz a su espalda le sobresalto,a pesar de ser suave y en un tono no muy elevado, haciendo que por acto reflejo el mercader de dudosa legalidad se abraza de nuevo y con mas fuerza al cuello de su wyvern con un brazo. Su otra mano la uso para tomar el ala de la criatura y esconder se tras la misma.

Normalmente no se sobresaltaría ante ello, cosas peores había pasado y ni se había inmutado! Pero entre el silencio que había reinado en el borde del camino durante horas , y que aun estaba medio dormido... Pero a quien se le ocurría andar paseando a esas horas de la mañana? Que pasa que la gente en ese país no dormía? Bueno... el tener el lugar infestado de emergidos igual le podía quitar el sueño a mas de uno pero... Con lo bueno que era dormir! Lo malo que era el madrugar! Si es que debería de estar penado por la ley,una practica inhumana.... A ver.... Que ya se iba por las ramas otra vez...

Una vez pasado el sobresalto,que no susto, inicial, al de cinco segundos. Y tras dejar de perderse en sus pensamientos, el mercader se asomo tras el ala de su montura, entrando a si en su campo de visión los recién llegados.

-Oh! Otro wyvern!

Salio de su escondite emocionado y se acerco a la mujer de cabellos dorados y armadura, y a su montura,mucho mas joven que la propia. Se detuvo delante del wyvern ajeno,manteniendo las distancias que tampoco era tan imprudente, y lo examino. De arriba abajo. Sin disimulo. Si. Definitivamente Sin Nombre era mucho mas guapo,mas viejo si,pero mas guapo y encantador...

-Estamos perfectamente.... Bueno... todo lo perfecto que puede estar uno cuando estaba dormido tan ricamente y el malvado de su wyvern le despierta de improvisto... Así que perfecto.... Bien... Regular.... Dios que sueño.... Wyvern malo...

Exclamo al principio con entusiasmo. Luego su tono de voz fue bajando poco a poco,hasta terminar su frase con un tono de voz adormilado,casi infantil.

-Por cierto gente madrugadora!

Volvió el tono animado. Dirigió esta vez su atención a la rubia

-No nos hemos presentado! Me llamo Eutanasio. Y este de aquí es mi precioso wyvern. Don Ataulfo Emergildo V. Le gusta que le llamen por su nombre completo, si no muerde.... pero no muy fuerte... Un placer conoceros, aunque haya sido a estas horas...
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [1]
Gema Chispa
Llave maestra [1]
Tónico de RES [1]
Tónico de def [1]

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
176


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Hrist el Miér Jun 20, 2018 12:40 pm

Al ver que el joven se sobresaltaba, Hrist pensó que a lo mejor había hablado demasiado recio. Pero cualquier duda sobre lo apropiado del volumen de su voz quedó ensombrecida por el empequeñecer de ojos que hizo, insegura de cómo reaccionar ante el comportamiento del chico. En concreto, ante el hecho de coger el ala del animal y esconderse tras ésta, como si ello lo volviese invisible. Como si, al no verla a ella, ella tampoco pudiese verlo a él. Y tal y como se había escondido, se separó del wyvern, como si nada hubiese sucedido.

-S-sí, un wy… -el joven empezó a examinar de arriba abajo a Logi, sin disimulo alguno. Logi enfocó su morro hacia él para examinarlo a base de olisqueos, pero sin perder de vista a su otro congénere. -…vern.

Hrist echó un vistazo rápido de nuevo al wyvern del desconocido, y pudo corroborar que se trataba de un ejemplar en edad de retiro, de pasar el resto de sus días tranquilamente junto a su jinete, sin trasiegos de viajes largos y agotadores. A lo mejor lo había heredado de muchas generaciones anteriores.

-Vaya, estaban durmiendo…

No conseguía pensar en nadie a quién se le pudiese ocurrir dormir al raso, casi en medio del camino, y del todo en medio de un país donde los emergidos salían hasta de debajo de las piedras. Concluyó, pues, que era posible que al chico le gustase vivir al límite.

-Siento haberles despertado. –Se disculpó, bajando el tono de voz para no sonar estridente, ni alertar a nadie que pudiese haber cerca. Dio unos golpecitos suaves en el cuello de Logi, para que dejase de estar tan tenso. –Me pareció oír un grito y pensé que quizás era alguien en apuros.

Acabó la frase frunciendo levemente el ceño. ¿Se lo parecía? ¿O no la estaba escuchando? Ah, le estaba hablando a su wyvern…  Y eso que veía en su cara… ¿Aquello eran las marcas de las escamas del wyvern? ¿Había sido capaz de conciliar el sueño en un lugar así?

-E-encantada, Eutanasio. –respondió con un ligero sobresalto.  

En aquellos momentos, todo tenía un ligero toque absurdo, a su parecer. Alguien durmiendo, aparentemente, a pierna suelta, despreocupado, al descubierto (dejando de lado que el ala de un wyvern le hiciese de manta), en un sitio donde un grupo de emergidos podía saltarle a uno encima porque lo habían encontrado en medio tras volver de una inoportuna llamada de la naturaleza… Que se llamase Eustaquio… no, Eutanasio, era lo de menos, aunque le parecía tan irreal como toda la estampa en su conjunto. Igual que el nombre del wyvern.

-Encantada… -Hizo una breve pausa, de apenas dos segundos, sospesando si lo había entendido bien. –… Don Ataulfo Emergildo V. –Atinó a decir, tomando nota mental del dichoso nombre a la vez que arrastraba cuidadosamente las sílabas.

Arqueó levemente ambas cejas. ¿Era una broma? ¿Realmente alguien era capaz de llamar a sí a su compañero de viaje, al ser vivo que iba a cargar con su jinete, que le iba a hacer de mula de carga cuando las cosas fuesen desesperadamente  mal, y cuyo nombre a lo mejor gritaría a pleno pulmón en momentos críticos? Se imaginó a sí misma, con seis años menos, gritando “¡Don Dragomiro Parafrasio III de Cheve!” para llamar la atención de su wyvern en medio de una calle transitada. Se imaginó también la cara de sus padres si presenciasen tal escena. Y la de su abuelo. Y la del wyvern del abuelo.
El rictus de los labios se le tensó. No lo veía claro en absoluto, pero no iba a ser ella la que se metiese en camisas de once varas.

-Yo soy Hrist. –añadió, mientras se reponía del quebradero de cabeza que era el nombre del animal. –Soy mercenaria, pero me manda aquí el ejército de Grannvale a patrullar. Y éste es Logi.

Logi emitió un rápido bufido, mirando fijamente a “Don Ataulfo Emergildo V”.

-Como decía, me manda el ejército a patrullar esta zona. Los emergidos aparecen en el momento más inoportuno, y ya han atacado varias veces a civiles… -resumió, no sin antes echar un vistazo fugaz a los silenciosos alrededores-… además de que espantan a los pocos comerciantes que todavía se atreven a ir de un lado a otro.

Miró de nuevo a los alrededores. Lo único que se oía en aquellos momentos era al suave zumbido de la brisa entre la vegetación, y algún crujido esporádico por allí y por allá. Algún aleteo aislado en la lejanía. Pero definitivamente, ningún otro ruido humano que no fuese el procedente de aquella extraña conversación. No estaba nerviosa, ni tenía miedo, pero había un no-sé-qué, un algo en el ambiente, que le hacía unas cosquillas muy inoportunas en la columna vertebral. Quizás lo más parecido era decir que se sentía observada, con la salvedad de que no veía ningunos ojos que la pudiesen acechar, más allá de los del joven Eutanasio y “Don Ataulfo Emergildo V”.

-Imagino que está de viaje… ¿Quiere que le acompañe hasta la ciudad o el pueblo más cercano? Ya veo que va bien acompañado -dijo, dirigiendo una mirada ilustrativa a “Don Ataulfo Emergildo V”. -, pero los emergidos ya han asaltado a unas cuantas personas por aquí.

Eutanasio no parecía ir armado. Aunque eso o quería decir nada. A lo mejor llevaba la Alpargata Legendaria, que resultaba mortífera contra los emergidos y les hacía huir atemorizados, escondida en un bolsillo. O le bastaba con sus puños y piernas para moler a cualquiera a palos.

O se montaba raudo y veloz sobre “Don Ataulfo Emergildo V” y ponía pies en polvorosa surcando las nubes (cosa que, a veces, era lo más inteligente).
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Hacha larga de acero [4]

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
681


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Undertaker el Mar Jul 03, 2018 7:06 pm

El mercader negó con la cabeza.De forma enérgica. En parta para negar las palabras ajenas,en parte para ver si de esa manera conseguía despejarse aunque fuese un poco. No funciono mucho.Con el sueño que tenia,y el mover la cabeza de un lado para otro de imprevisto y con semejante energía... cuando paro estaba algo mareado...

-Tranquila... no has sido tu... me ha despertado Don Ataulfo Emergildo V... que es un wyvern madrugador...

O puede que demasiado inteligente. Pues si lo pensaba bien no era bueno quedarse quietos,a la intemperie,en un país asolado por la plaga emergida,donde a casa dos pasos podías encontrarte a un ser que quería matarte. Mucho menos esperar a esos seres dormidos! Era como una invitado. Ven,ven... apuñalame...decapitame... no pasa nada... Estoy dormido,no me pienso resistir...

-Mmm.... bueno si lo pienso bien no ha sido tan mala idea despertarnos a estas horas... por mas sueño que tenga... no... ha sido buena idea... No eres malvado. Eres un wyvern listo y encantador!

Decidió felicitar al wyvern,pues lo merecía,mientras se acercaba de nuevo a el y volvía a rodear el cuello ajeno con sus brazos. Sinnom bajo su cabeza y golpeo con la misma la cabeza de Under,un par de golpecitos para corresponder el afectuoso abrazo.Sus ojos sin embargos,estaban clavados en el wyvern de la mujer,analizándolo de la misma manera en la que el ser mas joven lo analizaba a el.

Volviendo su atención a la mujer... aun colgado del cuello ajeno...

-Mercenaria! Dime,dime,dime... compensa ser mercenario en un país tomado por emergidos? Es decir,si trabajo habrá de sobra, pero si el reino a caído sera por algo,no creo que el ejercito y el gobierno, o lo que poco que queden de ambos,tengas muchos recursos.... O quizás si,quien sabe, el dinero ni se estropea ni se caduca ni nada,solo cambia su valor, así que supongo que si que podrían tener.... Uy perdón,que desvario! Compensa o no compensa? Simple curiosidad!

Oh si ,eso de que atacaban a civiles ya lo había experimentado en carne propia... o bueno,quizás lo habían confundido con algún mercenario o soldado al ir sobre su fiel amigo... pero atacar lo habían atacado! Menos mal que el ejercito de Sigurd acudió al rescate. Iba a admitirlo,para ser un país en semejante estado el ejercito era todo lo eficiente que podía y estaba haciendo un gran trabajo. O al menos a sus ojos.

-Mas que espantar a los comerciantes... mmmm... es que no compensa. El país ha caído,así que las rutas comerciales habituales también, uno no sabe si su cliente sigue vivo o no,donde poder o no hacer sus compra ventas pues no sabe que lugares quedan en pie... y aun si los quedase la gente ahorra mas en tiempos de crisis. Puede que si,se vendan mas armas y medicinas,pero tendrían que ser a menor precio... en resumen,la venta no esta asegurada.Es un destino incierto. Y teniendo en cuenta la cantidad de emergidos, y las altas probabilidades de muerte que traen consigo.... No. No sale rentable pasearse por Grannvale esto días... Así que dudo que algún mercader lo haga...

Ante las palabras del hombre Sinnom dejo de mirar a Logi para dirigirle la mirada a el. Le golpeo suavemente con la cabeza,lo empujo levemente con uno de sus escamosos brazos. Haciendo que el mercader se tambalease algo y se soltase.

-Vale,valeeeeeee.... que si ,que nosotros somos mercaderes y estamos de paseo por Grannvale.... Pero no veníamos a hacer negocio Don Ataulfo Emergildo V!! Y lo sabes!! Teníamos que ir de Mitgard a Altea y dije,venga. Ruta aérea por Granvalle que sera mas rápido y en el aire no nos pillaran!!

Se giro entonces hacia la rubia,intercambiando miradas entre ella y su montura.

-No es tan buena idea como creía. No os la aconsejo. Nos pillo un grupo de emergidos y nos cosieron a flechazos.... por suerte tengo una suerte que no me la creo y aquí estamos sin un rasguño... bueno mas allá de los que teníamos de antes... Así que ahora toca seguir el plan original! Salir del país y cambiar de continente! Así que, no vamos a ninguna ciudad o pueblo,pero si nos queréis acompañar un poquito hasta la frontera.... Solo si os pilla de paso,que no queremos molestar ,verdad que no Don Ataulfo Emergildo V?

El wyvern asintió, confirmando así las palabras ajenas

-Ajam. Si no queréis o podéis ya nos apañaremos solitos,no hay de que preocuparse!
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [1]
Gema Chispa
Llave maestra [1]
Tónico de RES [1]
Tónico de def [1]

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
176


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Hrist el Vie Jul 20, 2018 10:08 am

-¿S-seguro que está bien?

El joven había empezado a sacudir la cabeza, con tanto ahínco que al acabar, Hrist temió que se desmayaría. Observó la naturalidad con que abrazó al wyvern y la respuesta de éste, lo que le hizo descartar la idea de que fuese un wyvern robado o prestado. Desvió la mirada por unos instantes hasta Logi, que estaba más callado y quieto que de costumbre. Tenía la mirada fija en “Don Ataúlfo Emergildo V”.

-Logi… -susurró Hrist. –Recuerda que puedes respirar, ¿eh? –bromeó en voz baja. –Oh…

Una mariposa nocturna se posó en el morro de Logi. Pequeña y sencilla, había aleteado hasta allí, ajena a la desgracia y la violencia que agitaban la vida humana. Acercó lentamente la mano al hocico de su montura, y con un suave y delicado amago con su dedo índice, la mariposa se le subió en él. Entonces pudo contemplar el estampado pardo de sus alas, con caprichosas manchas que podían confundirse con los ojos de alguna rapaz nocturna. Qué diferentes eran de las mariposas que veía durante el día…

-¿Eh? Ah, pues… -el joven Eutanasio se dirigía a ella de nuevo. –Hasta el momento, a mí me ha compensado. –le respondió. –Aunque un país esté tomado por emergidos, los mandamases no se rinden y suelen llamar a mercenarios y a cualquier otro que pueda luchar o ayudar, para reforzar su ejército. –Explicó, dando otro fugaz vistazo a la mariposa nocturna posada en su dedo. –A veces pagan más, a veces pagan menos… Eso ya depende de qué busques o qué necesites. –viendo que el joven se refería a ella como “tú”, decidió hacer lo mismo. – La Reina Yuuko de Durban, por ejemplo, hizo llamamientos a campañas de conquista para la caída Kilvas, muy bien pagadas, por cierto. –Prosiguió. –Aunque ya no sé qué decir si un país se convierte en nación emergida, como Phoenicis. A lo mejor países vecinos se unen para intentar echar a los emergidos de allí a base de campañas de conquista, y para ello contratan a mercenarios…

De repente, la mariposa nocturna salió volando, pese a que Hrist había mantenido su mano quieta como una estatua. Miró con un deje de desilusión cómo el animalito se iba volando, perdiéndose en la penumbra de la espesura, en dirección hacia la ciudad del puerto.

-Me lo imagino… Hasta que los emergidos no paren de sabotear las rutas y de cargarse a los clientes, el porvenir es difícil de mantener.

Hrist entendía hasta cierto punto la reflexión de Eutanasio. Ella, como mercenaria, vendía fuerza bruta para solucionar por las bravas lo que molestaba o perjudicaba a los demás. Y un mercader, muy probablemente, entraba en la categoría de “los demás”. Un mercader vendía sus mercancías a otros, pero si le fastidiaban las rutas, las entregas, o le mataban la cliente, el negocio podía irse a pique. Y a veces, la única manera de solucionar eso era contratar una escolta o esperar a que las rutas se volviesen más seguras de nuevo.  

-¿De Mirgart a Altea pasando por Grannvale? Vaya, pues justo Grannvale está en el punto de mira emergido… -Entonces reparó unos instantes en las palabras del chico. -¿Dónde está Midgard? No me suena que sea una ciudad de Grannvale… -preguntó, confusa.

Siendo la primera vez que Hrist pisaba Grannvale, casi todo nombre de ciudad o pueblo que se saliese de la capital y las zonas que el ejército le había indicado como foco de actividad le era completamente desconocido.  

-Oh, ¡No es molestia! –repuso con una sonrisa, dando unos golpecitos en su silla de montar. –Me manda el ejército a patrullar, y a ayudar a cualquier soldado o civil que lo necesite. Si vamos cuatro en vez de dos, tendréis a alguien que os cubra las espaldas. ¿A que sí, Logi?

Logi tenía la mirada perdida en la espesura que quedaba más a su derecha, la que bordeaba el camino a seguir para alejarse de la ciudad del puerto. Las palabras de Hrist lo sacaron de su ensimismamiento, respondiéndole con un atropellado bufido, y mirando de nuevo a Eustaq… no, Eutanasio, y a “Don Ataulfo Emergildo V”.

-Quizás no deberíamos entretenernos, por si acaso… -musitó, empequeñeciendo la mirada para atisbar algo entre aquella penumbra tan tupida por la vegetación. –Vamos, espero a que estéis listos y empezamos a hacer camino. –añadió, sin soltar el hacha larga de bronce.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Hacha larga de acero [4]

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
681


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Undertaker el Dom Jul 22, 2018 3:18 pm

El mercader se quedo un momento reflexionando las palabras de la mujer.La guerra era donde un mercenario mas ganaba,así que le compensaba... Pero en esos tiempos donde todos los países están en guerra con esos seres compensaba luchar en países caídos,donde el peligro era mayor , a hacerlo en países que aun conseguían mantenerse en pie mientras combatían? Al parecer si. Los gobiernos caían,los soldados morían, pero mientras el dinero se mantuviese podían contratar a mercenarios y ganar algo de fuerza. Pero claro... como todo en esta vida el rico tenia ventaja. Cuando mas rico el país mas mercenarios acudirían al llamado. Tantas variables,tantas circunstancias y respuestas distintas... la vida era tan interesante...

Dejo escapar una risa ante la mención de países emergidos.La idea de los emergidos viviendo y gobernando un país como cualquier humano o laguz lo haría,con sus caras muertas y movimientos lentos, cotilleando entre vecinos en su extraño lenguaje... Era divertido de imaginar.... Aunque mas divertido era imaginarse a un grupo de países sin relación entre ellos uniéndose contra un enemigo común.

-Yo no iría a conquistar un país emergido ni por todooooo el dinero del mundo! Que riesgo mas tonto,habiendo tantos países necesitando mercenarios y soldados... es querer morir por morir... Ademas no es mejor si hay un país emergido? Si no se acaban nunca y parece que les cuesta morir mejor tenerlos a todos en el mismo país en lugar de estar expulsándolos de un lugar y echándolos a los vecinos... Pero bueno! Como no tengo ni voz ni voto en esos asuntos... Ya se encargara el mundo de todo ello! Muy complicado para mi!

Dejo escapar otra pequeña risa. Mejor disfrutar de la vida que preocuparse por asuntos en los que el no tenia nada que hacer.

-El porvenir es difícil pero no imposible! Siempre hay clientes! Solo hace falta buscarlos mas a fondo y moverse mas... y a Don Ataúlfo Emergildo V y a mi no nos importa el tener que moverse! Así vemos mundo!

Oh Hrist no sabia donde estaba Mitgard! Pues habría que decírselo. Tenia un mapa a mano? Mm... no,creía que no...y sus dotes artísticas no eran lo suficientemente buenas como para dibujar un mapa. Se limitaban a dibujar y esculpir símbolos religiosos, el de Anankos mayormente, y huesos y algo de anatomía humana.... y no de forma muy perfecta... Lo básico para tallar algunas lapidas y ponerlas bonitas, o lo que había tenido a mano para copiar en su infancia.... Pero no mapas no.... Y el norte? Donde estaba? Mmm... tampoco lo tenia muy claro...

-Mitgard pertenece a Silesse. No tengo muy claro que nombre le dan si es ducado o... lo que sea! Es una isla enorme al norte de Silesse ,perteneciente a Silesse pero mas grande que Silesse y que a tiene bastante autonomía... Es lo que tiene al estar tan lejos...Fui a visitar a un amigo,cogimos un barco hasta el continente... y luego solo faltaba volar hacia el sur! Y listo! Pero no.... Ay si tuviera un mapa te señalaría donde esta! Pero no tengo! En otra ocasión sera!

Oh! Que mujer mas amable! Habia decidido acompañarlos! No iba a cobrar mas por ello y tampoco tenia obligación y aun así les acompañaría. El mercader estaba encantado,el camino seria mas ameno, y Sinnom tendría por una vez compañía de su propia especie,aunque fuese por un breve periodo de tiempo.

-En marcha entonces! Vamonos volando!

El branded se subió a su montura,como quien la escala en lugar de como lo haría un jinete de verdad.Se acomodo sobre ella y le dio unas cariñosas palmaditas en la cabeza. Entonces Sinnom desplegó sus sucias y maltrechas ,pero aun resistentes alas, dispuesto a alzar el vuelo. Hasta que un sonido proveniente de la vegetación lo detuvo.Clavando la vista donde Logi la había clavado antes. Under lo miro,confuso,mientras la criatura se centraba en ese punto,en el sonido. Ramas siendo partidas,hojas moviéndose, tintineos metálicos.... Un silbido.

El wyvern cerro sus alas a tiempo,pegándolas contra su espalda, y se echo a un lado,esquivando así una flecha que acabo clavándose en un árbol tras el.

-Ah! Enemigos madrugadores!
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [1]
Gema Chispa
Llave maestra [1]
Tónico de RES [1]
Tónico de def [1]

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
176


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Hrist el Lun Jul 23, 2018 10:18 am

Hrist se encogió de hombros, mirándole con expresión desenfadada.

-Cada uno tiene sus prioridades. –precisó. –Los hay que prácticamente viven para la lucha, valoran más la adrenalina de jugarse la vida que el vivir un día más. Otros simplemente se fijan en si la paga es buena. Y luego están los que buscan ganar dinero pero saben que de poco les sirve la pasta si la palman.

En el mundo de los mercenarios había de todo, y de ahí la gracia de buscar al adecuado cada vez. Alguien obsesionado con probar contínuamente sus límites probablemente jamás diría que no a una misión suicida en Phoenicis. Otro que buscase enriquecerse muy rápidamente quizás descartase acudir a los llamamientos de algunos países que no podían permitirse pagar cifras obscenamente altas a los soldados de alquiler. Y, como siempre, habría algunos que aplicarían su propia vara de medir a la hora de ver si algo les compensaba o no.

-Todo se reduce a qué buscas y a si te compensa o no. –concluyó, colocándose bien las hombreras. –Lo que no tengo tan claro es que sea mejor que estén todos ahí concentrados en un mismo punto. –Puntualizó, recordando lo que había oído hasta el momento sobre Phoenicis como reino emergido.–Un país caído tiene a sus mandamases peleando desde dentro, y tiene posibilidades de mejorar. Pero uno como Phoenicis… no sé qué decirte… al parecer, allí los emergidos lo han tomado completamente y se han hecho con el control de todo, se han hecho fuertes. Yo no estaría muy tranquila si fuese reina del país de al lado, la verdad.

Hizo una breve pausa, durante la cual pudo fijarse un poco más en Don Ataulfo Emergildo V. Se percató que el animal parecía tener un ojo dañado. Si veía o no a través de éste, no lo sabía, pero sí vio la señora cicatriz que lo adornaba.

-Pero claro, nosotros pensamos como mercenarios o como mercaderes. –Concedió, retomando el tema de conversación. –Los poderosos suelen tener otras cosas en mente cuando se enfrentan a los emergidos: echarlos de sus tierras, ayudar a otros países para que les deban favores, aprovecharse del caos del país vecino para quitarle trocitos de territorio con la excusa de haber expulsado a los emergidos… Si te soy sincera, no me parecería descabellado que un buen día se junten unos cuantos países poderosos liberados y se les ocurra entrar a saco en Phoenicis para echar a esos seres o debilitarlos. –Entonces reflexionó un poco sobre lo que eso podría suponer, a la larga. –Y bueno… “ya que están ahí”, pues una vez el país esté limpio de emergidos, pues como que se repartirían el pastel entre ellos, cómo no…

Hrist no entendía de política, pero por lo que había visto viajando junto a sus padres, un país rara vez ayudaba a otro por amor a la libertad y al altruismo. La ayuda siempre se pagaba, ya fuese en monedas, en concesiones, o en matrimonios concertados. Si varios se juntaban e irrumpían en otro, no iba a ser para luego dejar que sus gentes lo reconstruyeran y resurgieran por sí mismos. Ni de coña. Si entraban y lo limpiaban, era para apropiarse una parte (cuánto más grande y próspera, mejor). Sólo había que ver la suerte que había corrido Regna Ferox tras recibir la magnánima ayuda del país de al lado: anexionada a Altea, y con especial énfasis en asentar la cultura propia de éste.

-Bueno, si le ponéis ganas y os lo tomáis en serio, tenéis mucho ganado. –reconoció.

Para alguien que veía desánimo y resignación cada vez que pasaba por territorio emergido, encontrar a alguien que perseveraba y tenía claras las ideas era reconfortante. Al igual que lo era ver el afecto con el que trataba a su wyvern. Le parecía que aquello hacía el mundo un lugar un poquito mejor.

-Aaaaaah… Silesse sí que sé dónde cae, más o menos. Ahí hay mucha caballero de pegaso, creo. Mmmm… quizás sea un sitio a descubrir. –dijo, apoyando su dedo índice en la barbilla. -¡Ah! ¡No pasa nada! ¡En la ciudad o en el cuartel sabrán indicármelo con los tropecientos mapas que les sobran! –se apresuró a afirmar, quitándole importancia al asunto con una sacudida suave de mano.

Se quedó mirando a Eutanasio escalar, que no subirse a, Don Ataulfo Emergildo V. Una forma peculiar de ponerse sobre la silla de montar, pero ella tampoco era nadie para dar lecciones sobre nada. Se dispuso a ordenarle a Logi que levantase le vuelo cuando algo, un fru frú en la vegetación llamó de nuevo su atención. Giró la cabeza hacia allí para observar con más detenimiento.

-¡Ugh! ¡Arqueros!...

Sólo le dio tiempo a resoplar cuando una flecha pasó delante de sus narices, como una sombra borrosa, lo suficientemente cerca para abrirle un señor corte en el puente de la nariz, pero lo suficientemente lejos como para no empalarle el tabique nasal.

-¿Es que esta gentuza no duerme nunca? ¿En serio? –rezongó al ponerse el casco y bajarse la visera. Giró unos instantes hacia el mercader y su montura. -¡¿Estáis bien?! ¡¿Tienes algo con que defenderte?! –gritó por encima del ensordecedor rugido de Logi.

Al ver que, de algún modo, habían logrado esquivar la flecha que iba dirigida hacia ellos, Hrist volvió a centrar su atención en lo prioritario.

-Hay que cargarse al del arco lo antes posible… ¡Logi! ¡Que no se escape!

El wyvern arremetió contra el emergido que asomaba entre la vegetación, disparando molestas flechas a escondidas. Al ver al animal acercársele, disparó otra flecha más hacia éste. Hrist le ordenó hacer un fuerte aleteo, que restó suficiente velocidad a la flecha como para que se desviase y acabase clavada de forma superficial en la hombrera izquierda. Después de eso, un golpe de cola lo estampó contra el árbol más cercano, donde encajó indefenso los golpes de hacha larga de Hrist. Pero entonces, algo la agarró de la pierna derecha y empezó a tirar de ella, con suficiente fuerza para tirarla de la silla de montar de no haber sido por las sujeciones.

-No os cansáis de dar por saco, no… -les gruñó a través del casco. Tras unos segundos eternos de forcejeo, consiguió deshacerse el agarre del emergido con varias sacudidas bruscas y una patada en la cara. Logi amplió las distancias mientras Hrist volvía a colocarse bien sobre la silla de montar.

-¡Aléjate de los arbustos, los tienes detrás! –le gritó a Eustaq… Eutanasio, temiendo que lo rodeasen y no le diese tiempo a reaccionar.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Hacha larga de acero [4]

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
681


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Undertaker el Mar Jul 24, 2018 5:47 pm

Under se dejo caer aun mas sobre Sinnom,quedando completamente tumbado sobre el mismo, agarrándose a los laterales del ser. Por si algún flechazo mas acudía en su dirección. Confiaba en su wyverne,en que podría repeler o esquivar las flechas,en el peor caso las mismas impactarían contra sus escamas las cuales eran mas resistentes que la piel del branded. Si le herían... maldeciría a todos los ancestros de esos seres mientras le daba algún vulnerary a la criatura, seria un mal menor ,pero seguiría siendo un mal... Mientras no le hirieran en las alas... Cierto...Las alas! El mercader giro levemente su cabeza ,observando como las alas de su amigo estaban plegadas y pegadas a su cuerpo. Soltó un suspiro de alivio y sonrió. Alzo un poco la cabeza al ver que nada mas surcaba el aire, asomándose levemente para ver que pasaba...

-Algo con lo que defenderme...

Murmuro para si mismo ante las palabras de la mujer. Tenia a Sinnom, su fiel wyvern, la cosa que mas quería en ese mundo después de Sothe... Tan fuerte y leal.. Pero suponía que considerarlo un escudo no era ético. Tenia también su asombrosa y sorprendente suerte... Pero esa tampoco contaba como defensa verdad? Que mas que mas...

Cierto! La lanza que tomo "prestada" de los soldados de Sigurd,o mas bien la lanza que se tomo como autopago por un servicio que no sabia si nunca lo llegaría a dar. Estaba atada con cuerdas a la silla,en la parte trasera,junto con el resto de bolsas que portaba.

-Un segundo, que me voy a girar...

Le murmuro a su wyvern,mientras se incorporaba sobre el quedando sentado,para darse la vuelta de manera mas sencilla. Lo logro,quedando sentando en dirección contraria,llevo sus manos al lugar donde llevaba la mercancía y entonces lo vio,acompañado del grito de advertencia de la mujer. Under había dejado de prestar atención a la rubia de forma momentánea,sabiendo que se las arreglaría bien sin su ayuda... después de todo que clase de ayuda podría dar el? Pero al parecer la mujer si estaba atenta a el... Y Sinnom a su jinete,pues al girarse este había girado su cabeza,mirando de refilon al hombre. Y allí estaba el mercader ,observando como un emergido salia de entre los arbustos,espada en mano ,con la misma alzada dispuesto a dejar caer el metal sobre ellos.

Under golpeo con frenéticas palmadas las escamas de Sinnom.

-Girate rápido! Y mueve la cola!

El wyvern obedeció,dando la vuelta con fuerza y velocidad, haciendo que Under tuviese que aferrarse con ambas manos a la criatura y a la silla para no caerse...y aun así casi se cae... Menos mal que había heredado la agilidad gatuna de su padre,o eso creía. Y mientras el se debatía con no caerse Sinnom se había girado,moviendo su cola y golpeando al emergido con la misma,derribandolo y dejándolo tirado en el suelo. Antes de que pudiese ponerse en pie apoyo el peso de una de sus patas delanteras sobre el pecho ajeno,impidiéndole moverse, y se lanzo contra su cuello. Clavando sus dientes en el cuello ajeno antes de que tuviese la oportunidad siquiera de levantar la espada y hacerle un corte.

Under volvió a tambalearse cuando el wyvrn agacho la cabeza. Estar montando al revés era mas difícil de lo que creía... En que estaban... a si... algo para defenderse... alejarse de los arbustos...

-Don Ataúlfo Emergildo V aléjate de los arbustos,que si salen de allí al menos que los veamos venir de lejos... O con un poco de tiempo... yo vigilo tu espalda...

Esperaba que le dejasen al menos tomar el arma,sin caerse. Se fijo entonces en la rubia,pues había quedado frente a ella. Estaba bien, y claramente mejor armada y equipada que el... Esperaba que se arreglasen bien,porque como contase con el tendrían un serio problema...

-Estamos bien ! Estamos bien!

Exclamo en voz alta y con voz animada,no quería preocupar a Hrist... mejor concentrarse en el enemigo que en un mercader inútil para luchar como el...
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [1]
Gema Chispa
Llave maestra [1]
Tónico de RES [1]
Tónico de def [1]

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
176


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Hrist el Jue Jul 26, 2018 9:37 am

Tras oír que ambos estaban bien, Hrist se centró de nuevo en lo que le complicaba la vida en esos instantes. Pudo encasquetarle un golpe de frente al emergido que había intentado tirar de su pierna, pero  algo no cuadraba. Casi parecía que había encajado el golpe a propósito. Herido y sangrando, se retrocedió unos pasos para ganar distancia de nuevo. Mientras Hrist lo miraba confusa, incapaz de leer lo que pretendía hacer, un súbito crujir de ramas le hizo dividir su atención de nuevo, justo a tiempo de darse cuenta de que otro emergido estaba trepando casi por detrás de Logi para llegar a ella.

-Por Anankos, sois más pesados que el “Señorito” de Seliora… –gruñó secamente. Pese a forcejear con ese otro emergido, éste no intentaba atacarle. O por lo menos, no llevaba el arma empuñada. -No, no, no, noooo... –Se quejó con un susurro ahogado al darse cuenta de lo que pasaba.

El emergido no buscaba atacarla por la espalda, sino que le había desatado a tirones las sujeciones de la silla de montar. Con una rápida patada en el rostro lo mandó al suelo. Y mientras intentaba atarse de nuevo las sujeciones, el rugido de Logi la interrumpió.

-¡¿Y ahora qu…?!

Pero no pudo acabar la frase. Una fuerte bocanada de aire la hizo saltar por los aires y aterrizar en el suelo, caída que amortiguó como pudo y de mala manera.

-Aaaaaargh… -gimió. Se había clavado una de las hombreras a causa del impacto de la caída. El casco le había salido volando también, por la fuerza del golpe de aire. Y el hacha larga, tres cuartos de lo mismo, a escasos centímetros del alcance de su mano. –Mierda, un mago…

Un emergido con grimorio parecía ser el responsable de aquel imprevisto. Con lo cual, tenía que ser un mago. Y aquello, magia de viento, su peor pesadilla. Hrist aún podía dar gracias de que la ráfaga de aire que los golpeó lo hubiese hecho a nivel de suelo. Si les hubiese alcanzado a varios metros arriba, en el cielo, y las sujeciones hubiesen fallado… casi prefería no pensar en ello. Se incorporó como pudo, justo a tiempo de ver el emergido que le había aflojado la sujeciones se le tiraba encima.

“Hala, a tomar por culo, a improvisar”, rezongó mentalmente. Bloqueó el golpe con la daga encajándolo con la bracera. Entonces, le asió la mano con fuerza, sin la más mínima intención de dejarle escapar. Tras un par de intentos fallidos, acertó a hacerle un barrido que lo tiró al suelo, para después hacerle una llave que acabó en un desagradable crujido en el brazo del emergido. Hizo lo mismo con el otro brazo, pese a los pataleos de resistencia del individuo, y entonces tuvo vía libre para coserlo a puñetazos hasta dejarlo inconsciente.  

-No tardará en levantarse, pero ya sólo tengo que llegar hasta el hacha y… -Otra fuerte ráfaga de aire casi la tira al suelo. –Grrrr… -Y con la ráfaga, el hacha larga se alejó unos cuantos metros más, lejos del puño dramáticamente tenso de Hrist, contrastando con su cara de póquer. –Está claro que hasta que no me lo cargue, no me va a dejar tranquila… ¡Logi! ¡Acércamelo!

El animal gruñó unos instantes antes de sacudirle un golpe de hocico a ciegas al mago emergido, que lo había estado atosigando a golpes de aire en la cara. El emergido salió despedido por el golpe, rodando por el suelo como una pelota macabra, pero reaccionó y se incorporó rápidamente para encarar a Hrist. Abrió el libro y apuntó hacia ella. La ráfaga de aire salió de su mano, y se perdió en la lejanía del camino, al mismo tiempo que Hrist lo sujetó de ambos lados de la cabeza y le dio un fuerte cabezazo en la nariz. “Suficiente para atontarlo unos segundos”, concluyó mientras le arrancaba el libro de las manos, y le sacudía unos cuantos golpes en la cabeza con él.

-Le ruego, por favor, que no me estorbe más a la hora de recuperar mi arma. -le espetó educadamente pero con voz firme, a la vez que le pegaba librazos con contundencia, mientras el emergido se cubría de los golpes cuál marido borracho pillado in fraganti por su esposa cabreada. –Si no, me veré obligada a usar la suya.

Un hacha larga no sería muy apropiada para pelear a pie, pero un libro abría la puerta a infinitas posibilidades mucho más creativas.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Hacha larga de acero [4]

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
681


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Undertaker el Sáb Jul 28, 2018 12:44 pm

Iba a ser optimista,para variar. Lo bueno de estar sentado de dicha manera era que el podía controlar las espaldas de Sinnom mientras Sinnom pues... se ocupaba del pobre emergido que acababa de quedarse sin garganta y sin la mitad de la sangre... un momento, lo emergidos tenían la misma cantidad de sangre en cuerpo que los humanos? Luego investigaría,que ahora no había tiempo! El arma,tenia que coger el arma y hacer algo con ese palo largo puntiagudo...

Pero no era tan fácil,no solo por lo incomodo que estaba sobre su montura en dicha posición,eso era lo de menos,si no porque tenia una visión perfecta de la batalla que transcurría frente a el y... se distraía...

Se mordió los labios para ahogar un gritito de disgusto al ver al mago derribando a la mujer de su montura. Eso tuvo que doler,pero no era eso...un mago! El horror! Las arqueros y magos enemigos habían estado apunto de derribarlos a el y su wyvern pocos días antes , eran magos de truenos y chispitas ,no de viento como ese,pero a sus ojos era igual de horroroso.

Desvió su mirada a los alrededores,en busca de otro odioso portador de tomos,pero nada. Y entonces una nueva sacudida que le hizo agarrarse como pudo al wyvern,casi tumbándose sobre el mismo. Como pudo miro hacia atrás,aun firmemente agarrado,para comprobar como otro emergido había salido de entre la espesura y les había atacado. Portaba una espada machada de sangre, eso y la herida en el hocico de su criatura le hizo ver que había acertado su ataque. Sin Nombre le enseñaba los dientes en un silencioso gruñido mientras intentaba alcanzarlo con sus afiladas garras, pues Under se encargaba de que estuviesen bien afiladitas por si acaso. Mas ese ser escurridizo era ágil y hasta un mercader inútil como el podía ver que tenia un buen movimiento de pies, no hacia mas que esquivar los intentos de zarpazo del wyvern,el cual intentaba no moverse mucho por el bien de su jinete.

-Como les gusta a estos bichos esconderse en el bosque,madre mía....

Como pudo,y con mucha agilidad y flexibilidad,el mercader consigo soltar una de sus manos y llevarla a su pie,quitándose un zapato. Después se incorporo quedando sentado otra vez,permaneció quieto unos instantes comprobando que no caería,y entonces se atrevió a girarse

-Oye tu! Como te atreves a hacerle daño a mi fiel amigo! Bicho asqueroso!

Y acompañado por las furiosas palabras del mercader fue su zapato, lanzo el mismo al emergido. Acertando de lleno en la cabeza del mismo, pues a esas alturas el hombre de cabellos plateados ya tenia experiencia en ese ámbito. El emergido se distrajo ante el inesperado proyectil,momento que aprovecho el wyvern para alcanzarlo y derribarlo. Desgarrando sus prensas y su pecho con sus garras una vez estuvo en el suelo.

El mercader asintió para si mismo,contento.Y volvió a su labor,a ver si le dejaban completarla de una vez. Por suerte no tardo mucho en deshacer las ataduras y coger la lanza en sus manos. Ahora... que hacia el con un palo largo? No podía ser muy difícil,estirar el brazo,pinchar y listo... eso era lo que había visto hacer... no podía tener mayor complicación... No?

Justo a tiempo! Un emergido se acercaba a el de frente, de donde había salido ese bicho? Poco importaba...llegaba justo a tiempo para ser pinchado!

El mercader ni se molesto en mirar el arma del enemigo,solo vio que se acercaba y apunto al hombro ajeno y con fuerza estiro el brazo hacia adelante y... acertó. La punta de la lanza se clavo y el enemigo se detuvo... pero se clavo en su hombrera.No había sangre, ni daño, ni nada. El emergido se había detenido si,pero confuso.... Under estaba seguro de que estaba pensando "Pero que hace este inutil?" y que en breves empezaría a reír... Mas aun cuando el mercader intento recuperar su arma.

Tiro y tiro de ella.Pero nada.Que no salia. La había clavado con fuerza... Los soldados lo hacían parecer tan fácil... porque no salia el trasto ese!

-Pero quien me manda a mi...ah!

El enemigo se había cansado de esperar al parecer, pues se movió,haciendo que Undertaker perdiese el amarre sobre el arma. Iba a admitir que un emergido que una lanza clavada intentando atacarle era cómico...si no fuese el objetivo claro...

-Don Ataúlfo Emergildo V te lo encargo,date la vuelta...

Y dicho eso el mercader bajo de un salto,cayendo con gracia y agilidad,al mismo tiempo que su wyvern se giraba,encarando al emergido. Entendiendo el mensaje y lanzándose hacia el con uñas y dientes.

Y mientras el mercader... pues observaba como la mujer cosía a librazos al mago de turno.

-Madre mía que bestia... me cae bien esta mujer.... un momento...

Que hacia pegandole con un libro si ella ya tenia un arma no?

El branded observo sus alrededores y allí estaba! El hacha de la mujer! O al menos esperaba que fuese el de la mujer ,no seria de buena educación darle el arma de un emergido.

Se acerco corriendo al hacha,la tomo y arrastrándola,pues no tenia fuerza para levantarla y llevarla de una manera correcta,se acerco a la mujer.

-Mi buena señora! Ha perdido esto...?

Exclamo animado a pesar de la situación.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [1]
Gema Chispa
Llave maestra [1]
Tónico de RES [1]
Tónico de def [1]

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
176


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Hrist el Sáb Jul 28, 2018 5:45 pm

El grimorio resultó ser mucho más útil como arma contundente de lo que Hrist había calculado. Quizás no podía servirse de la magia que atesoraban, pero seguían siendo macizos y compactos como cualquier otro tocho de biblioteca que se preciase.

-Ah, ¡Gracias! –atinó a responder mientras seguía avasallando al mago emergido a golpes de libro, que ya sangraba profusamente por la nariz, el labio, y otros lugares donde le había golpeado con suficiente fuerza para hacerle cortes o para provocarle hematomas serios. –Aparta un poco, por favor, que igual te doy con el hacha. –avisó, después de darle un fuerte puñetazo en la cara al emergido que lo dejó atontado.

Soltó a un lado el tomo de magia, con las tapas manchadas de sangre, y cogió de nuevo su hacha larga, que Eutanasio se había molestado en acercarle, y con un enorme arco dibujado en el aire, el filo del arma acabó en el cuello del emergido separando el cuerpo de la cabeza. El corte no fue tan limpio y certero como hubiese querido, pero usando el hacha larga a pie era lo más que podía pedir. Era infinitamente más cansado que hacerlo a lomos de un caballo o de un wyvern, pero era mejor eso que ir desarmado o tener que ir repartiendo bastonazos curativos que causaban conmoción por impacto traumático.

-¡Logi! ¡Logi! ¡Aquí! –Localizar al wyvern era la siguiente prioridad. –Lo siento, me desarmaron y tuve que improvisar… -se disculpó, por inercia. –Parece que estás bien… ¿Y Don Ataúlfo Emergildo V? –preguntó mientras se acercaba a recoger su casco.

En esos momentos, Logi daba las últimas sacudidas entre sus fauces al emergido que había aflojado las sujeciones de la silla de montar. Al oír la llamada de su jinete, soltó al emergido como si fuese una muñeca de trapo de entrenamiento. Pudo constatar que sería un enemigo menos al ver que el desgraciado ni se levantaba, ni sangraba más. Debía de llevar muerto rato entre las mandíbulas de Logi.

-Ah, veo que su wyvern ha dado buena cuenta de otro emergido… -dijo desenfadadamente, jovial, mientras montaba de nuevo sobre Logi de un solo salto en los estribos, y ajustándose bien de nuevo las sujeciones. –Un momento… ¿Eso de ahí es una lanza? ¿Tiene una lanza clavada? –Preguntó al joven mercader, poniéndose de nuevo el asco. –Hala ¿Ha conseguido hacer que se clave su propia arma?

Antes de poder decir nada más, Logi giró en redondo hacia la vegetación para encarar a un corpulento emergido con hacha, que se acercaba a Eust… Eutanasio por la espalda.

-¡Ponte a cubierto! –le advirtió Hrist mientras hacía que Logi saltase por encima del chico para ponérsele delante.

Logi retrocedió lo suficiente para que el filo de su pesada hacha no le hiciese ningún corte, pero ésta silbó peligrosamente en el aire, avisando de que había ido de muy poco.

-Habrá que ablandarlo un poco antes de molerlo a palos… -murmuró hacia sus adentros, inaudible a causa del estridente rugido de Logi.

Se atrevió a aventurar que a lo mejor sería el último de la tongada, pero que, para compensar, sería más duro de roer. Si lograban cargárselo antes de apareciesen más, se llevaría a Eutanasio y a Don Emergildo V hacia la seguridad de la ciudad del puerto. Desde allí ya podrían redirigirse a la frontera una vez hubiese avisado al ejército de la presencia de emergidos en aquel punto del camino.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Hacha larga de acero [4]

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
681


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Undertaker el Mar Jul 31, 2018 9:11 am

Al ver la fiereza con la que la mujer atacaba al emergido con el libro, usando el mismo como arma... pero no de la manera en la que dicha arma había sido diseñada para usarse,sonrió. Era efectivo,mas que sus zapatos... que bueno nunca tenia esperanza con los zapatos,era mas bien para distraer. El caso era que los libros funcionaba, y no solo para distraer si no para dejar tonto un rato al emergido y evitar que atacase, y encima sangrase. Tomaría nota y la próxima vez que estuviese en peligro ,que la vida le había demostrado una y otra vez que lo estaría, lo probaría... si tenia alguno a mano...

-Como no... Toma todo el espacio que necesites!

No seria tan tonto como para ponerse en la trayectoria del arma de su aliada después de haber salido vivo de tantas y tantas situaciones mas desafortunadas. No seria un final digno! Por no hablar de que no podía morir... tenia responsabilidades,tales como no abandonar a Sothe. Ni a Sinnom. Se alejo,dando pasos hacia atrás que casi parecían pequeños saltitos.

-Ooooh!

Soltó, cual exclamación de sorpresa,acompañado por unos enérgicos aplausos,al ver el golpe que le asestaba la rubia al emergido. Acabando con el al instante y sin opciones de que se defendiera,no después de haber sido desarmado. Casi le daba pena.... CASI!

Al llamar la mujer a su wyvern Under recordó al suyo.Cierto! Habia dejado a Sinnom ocupado con el emergido , y tenia tanta confianza en su montura que se había despreocupado,olvidándose por un momento del enemigo al que su wyvern se enfrentaba. Se giro ,un giro muy dramático y con mucha gracia,para encararlo. Tal y como se imaginaba,estaba perfectamente,bueno salvo la herida anterior... Pero ya se había encargado del emergido en cuestión. Sonrió orgulloso

-Por supuesto! Don Ataúlfo Emergildo V es un wyvern muy fuerte, mucho mas que yo,de echo ni me necesita para pelear! El pobre sobrevivió el sólito durante mucho tiempo! El pobre fue abandonado a su suerte y hasta que lo encontramos tuvo que valerse por si mismo y aguantar muchos maltratos, pero ya esta bien! Yo le cuido y le doy todo el amor que se merece ,verdad que si?

Sus palabras eran alegres y en parte tiernas, demostrando con ellas todo el amor,orgullo y cariño que sentía con su wyvern. Recordando cuando lo encontró,con Sothe, como gracias al ladrón lo salvaron... Que haría el sin su amado peliverde?

Sus recuerdos,sus pensamientos,fueron rotos ante la mención de la lanza. A, si... eso....

-La verdad es que lo de la lanza...

Comenzó a comentar divertido,con intenciones de explicar lo que había ocurrido. Admitir su torpeza,porque... porque iba a avergonzarse de ella? Era un inútil en lo que a combatir se refería,lo había asumido hace mucho tiempo. Pero antes de poder explicarse la voz,el grito de advertencia ajeno le cortaron. A cubierto? Ya? Donde ? Como?

Lo único que se le ocurrió al hombre en esos momentos fue dejarse caer al suelo,en un sonoro golpe, y tumbarse sobre el mismo. Justo a tiempo para que el wyvern ajeno saltase sobre encima de el.Esperaba que estuviese todo planeado y la criatura le hubiese dado por aletear y coger algo de altura si no llega a dejarse caer....Pero bueno,se habían puesto de escudo entre el y el emergido de turno. No iba a ponerse tiquismiquis después de eso...

-Uy! Eso a estado cerca... me a dolido hasta a mi el imaginarlo...

Comento para si mismo al ver lo peligrosamente cerca que había estado el hacha ajena de partirle la cara en dos a Hrist.Y nunca mejor dicho.

-Don Ataúlfo Emergildo V!

Llamo a gritos desde el suelo,llamando la atención del wyvern el cual tras acabar con el emergido con la lanza clava y al ver que su jinete estaba a salvo y no aparecían mas emergidos salvo con el que Hrist luchaba,se había mantenido quieto. A la espera.

-Échales una mano! Si puedes claro... tampoco vayas ahora en plan suicida y te pongas en peligro pero eso... ayúdales!

Dijo señalando a Hrist,Logi y el señor emergido del hacha. No sabia si Sin Nombre había entendido todas y cada una de sus palabras... pero por probar...
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [1]
Gema Chispa
Llave maestra [1]
Tónico de RES [1]
Tónico de def [1]

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
176


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Hrist el Miér Ago 01, 2018 11:59 am

-No nos vendrá mal un poco de ayuda, ¿eh, Logi?

Tenían al último emergido ante ellos, posado amenazadoramente en medio del claro al lado del camino, mirándoles amenazadoramente, pero con esa soberbia tan apática de la que hacía gala su gente. No tenía pinta de ser como el resto. Aquella hacha era pesada, y podía hacer mucho daño si les alcanzaba. Miró a Don Ataúlfo Emergildo V. El animal estaba ya para el retiro, ciertamente (o por lo menos, a ojos de Hrist). No le pareció buena idea que se expusiera demasiado, pero por otro lado, podía hacer muy buena faena como distracción para que ella y Logi se centrasen en hacer daño de verdad.

-¡Eutanasio! –gritó, un poco avergonzada durante unos instantes por gritar semejante nombre en medio de la nada. -¡Pídele a Don Ataúlfo Emergildo V que lo distraiga! ¡Logi y yo nos encargaremos de atacar!

Dicho eso, el emergido se lanzó directo hacia ella, atraído a lo mejor por el súbito griterío. Al hacer retroceder a Logi para que esquivase el hachazo, Hrist pudo ver que se trataba de un emergido con muy poca armadura. Eso sólo podía significar que su cometido era avasallar con ataques arrolladores, pero que si lograban alcanzarlo con ataques igual de poderosos, era muy probable que durase poco. Había visto bandidos con ese rol anteriormente: ir a saco entre enemigos débiles y desprotegidos, poco hábiles para esquivar. Su función no era resistir, sino matar rápidamente. Logi podría resistir bastante antes de estar impedido para moverse, pero el wyvern de Eutanasio… prefería no arriesgarse a llevarse sorpresas desagradables e innecesarias.

Tras conseguir que el otro wyvern llamase su atención, Hrist se concentró en quedarse a su espalda y esperar el momento oportuno. Si no era ella la que podía atizarle por detrás, podría hacerlo también Don Ataúlfo Emergildo V. Pero el emergido se percató de que se le acercaban por la espalda, y reaccionó con un rápido hachazo en horizontal.

-¡Ugh!...

Hrist había logrado bloquear el golpe con su arma, pero el enemigo tenía tanta fuerza como aparentaba. El impacto le había provocado calambres en los brazos y el tronco, y la había hecho tambalearse sobre la silla de montar, pero gracias a Anankos las sujeciones no habían fallado. De lo contrario, habría quedado a merced de aquella hacha monstruosa y sólo a resguardo de Logi. Lo peor de todo era el cambio de rigidez que había notado en su hacha larga.

-Vamos listos, más vale que no perdamos el tiempo… -farfulló un poco aturdida, en voz baja, mirando de reojo su arma, como si fuese a desintegrarse en el mismo instante en que dejase de mirarla. –Tiene demasiada fuerza, incluso para mí…

En ese momento, vio al emergido girándose en seco y listo para atacar al otro wyvern. “Ahora es el momento”, pensó. Le acertó en la musculosa espalda con un buen golpe de hacha larga. Lo suficientemente fuerte para pararlo en seco y que Don Ataúlfo Emergildo V pudiese retroceder un poco y salir de su radio de acción, hasta la próxima ocasión. En definitiva, si lograban atacarle en las zonas más desprotegidas (que no eran pocas), podrían aviarlo con relativa facilidad. El problema era no acabar hecho picadillo en el proceso.

Bloqueó la siguiente embestida, con los mismos calambres intensos en el brazo. Logi le dio un golpe de morro en el estómago que lo frenó y lo hizo retroceder apenas un metro, pero permitió a Hrist recuperar el aliento de nuevo. El emergido se frotó un poco justo donde Logi lo había golpeado con el hocico, justo antes de vovler al ataque y lanzarse de nuevo contra ellos. Pero justo al empezar a correr, algo en el suelo le hizo perder momentáneamente el equilibrio, ralentizando su movimiento. Entonces Hrist decidió volver a la carga y ser ella la que tomase la iniciativa esa vez. Mientras él bloqueaba o esquivaba su ataque, Don Ataúlfo Emergildo V podría atacarle por la retaguardia. El emergido optó por bloquear el ataque.

-¡Vamos, Logi! –le apresuró Hrist.

En el momento en que ambas armas se cruzaron de nuevo, Logi le mordió el brazo izquierdo, pero se soltó en el momento en que vio el hacha encaminarse hacia su cabeza. Pero para entonces, una profusa herida en el bíceps de su brazo izquierdo igualaría un poco, ni que fuese muy poquito, las cosas. Aprovechando esos instantes de debilidad y sorpresa, Hrist atacó de nuevo, buscando otro forcejeo.

-¡Ahora! –Indicó al wyvern ajeno y a su jinete. -¡Rápido!

Mientras ella pasaba a sujetar el arma del emergido con ambas manos, y aguantaba la suya con gran precariedad entre su dentadura, Logi clavó con fuerza sus mandíbulas en el costado del emergido, inmovilizándolo por completo, a merced de Don Ataúlfo Emergildo V y de Eutanasio. Si todo salía bien, quizás podrían acabar en aquel momento con aquel emergido que les daba la brasa.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Hacha larga de acero [4]

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
681


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Undertaker el Jue Ago 02, 2018 7:49 am

A la vista de que Logi y Hrist hacían de escudo humano,no mejor dicho escudo vivo,entre el y el emergido. Y de que Sinnom había echo caso a sus instrucciones,el mercader se vio relativamente a salvo. Su bienestar no estaría asegurado hasta que el ultimo de esos seres cayese,pero al menos ya no veía necesidad de permanecer a cubierto.

Con toda la calma del mundo ,como si aquella criatura que amenazaba sus vidas con un hacha de considerable tamaño y filo ni siquiera estuviese presente en la escena, se puso en pie y se sacudió las ropas.Dando manotazos aquí y allá para quitar la tierra y el polvo del camino que se había adherido a ellas. Su noble e innecesaria labor se vio interrumpida por el grito de la mujer,que pedida su atención.

-Bueno... podías habérselo pedido tu misma... es un wyvern muy educado,no rechaza las peticiones si se le piden con educación y por favor...

Comento mas para si mismo que para la mujer,pues la misma estaba un tanto ocupada con el enemigo, mientras con movimientos rápidos se escabullía,rodeando a todos trazando un semicirculo,hasta alcanzar al wyvern albino y subir a el con toda la rapidez de la que fue capaz

-Pero si déjanoslo que es una de nuestras especialidades!

Y mejor que se diese prisa si no querían tener un disgusto.

-A la carga Don Ataúlfo Emergildo V !

El wyvern se movió se acerco,habiendo quedado el emergido a su espalda y le araño no la misma,no de manera muy profunda pues eso implicaba acercarse mucho y quedar demasiado expuesto al arma ajena. Cuando el emergido comenzó a girarse lo hizo Sinnom también,ladeándose ligeramente y golpeando con su cola el brazo ajeno ,antes de retirarse,dando cautelosos pasos hacia atrás. El mercader por su parte había estirado sus brazos y los movía de un lado a otro frenéticamente.

-Aquí,aquí monstruo asqueroso! Atrapanos si puedes! Venga,venga,vamos a jugar~~~~

Exclamaba el branded con voz cantarían y un tono un tanto elevado sin llegar a ser un grito. Funciono, al menos una parte,pues el emergido se había dado la vuelta y los encaraba de frente,dándole así la espalda a Hrist y Logi... No duro mucho. Under se vio decepcionado consigo mismo al ver que sus distracciones no habían sido lo suficiente,como el otro se percataba del ataque de la rubia y lo encaraba. Volviendo a darles la espalda como si ellos dos no fuesen un peligro real...

-Pero bueno!

... que puede que realmente no lo fuesen... pero ese desprecio por parte de la criatura había dolido. Se iba a enterar!

De un salto bajo del wyvern y se agacho en el suelo ,tomando un par de piedras del camino. Miro a su wyvern, luego a su objetivo. Asintió y le lanzo la primera piedra,acertando en la cabeza ajena. No tenia fuerza suficiente como para hacerle daño,pero si como para hacer notar el golpe,llamar su atención. De todas formas,por si no era suficiente,Sinnom había vuelto a arañar su espalda.Esta vez acercándose mas,esta vez siendo mas que un arañazo superficial ,desgarrando parte de la carne ajena y cubriendo sus garras con algo de sangre... Y otra segunda pedrada. El universo no le había dado la fuerza ni puntería necesaria para ser arquero,pero para tirar piedras y acertar de ello... para eso era una maravilla... un prodigio.

-Así que ahora si nos vas a hacer caso eh! Ya se yo que prefieres a las rubias con carácter que saben cuidar de su mismas,y quien no... bueno yo prefiero a los peliverdes... el caso es! Que vengas a jugar con nosotros! Haznos caso!

Aja ahora si,ahora si que se preparaba para atacarlos... y Under ya estaba listo para echar a correr de ser necesario. Echar a correr hasta el punto de quedarse casi sin camino. Pero ,una vez mas,no fue necesario. Volvió a atacar a la mujer,seguramente por el tajo que la misma le había dejado en la espalda. Un tajo que dejaba en ridículo los arañazos de su wyvern,pero de eso se trataba ,verdad?

-Don Ataúlfo Emergildo V El emergido no quiere jugar con nosotros!

No sabia si volver a intentar distraerle o no,después de todo le costaba un poco saber si Hrist necesitaba ayuda o no,si deseaba que interfiriese o no. Mas aun cuando la mujer había decidido cargar de frente contra el ,e incluso Logi había comenzado a pelear.Por eso agradeció la señal,aunque debía de admitir que le pillo un poco por sorpresa.

-Bueno los arañazos no son suficientes... Don Ataúlfo Emergildo V  aprovecha que lo han retenido y muérdele el cuello!

Dijo el mercader de dudosa legalidad mientras señala a la criatura. Sinnom se acerco ,elevo un poco una de sus garras clavandola en el hombro ajeno, aumentando así el agarre en el ser,fijándolo aun mas al suelo. No tardo mucho mas en incorporarse un poco,lo suficiente como para que su hocico alcanzase el cuello de la criatura. Abrió las fauces y clavo sus afilados dientes en esa parte vulnerable y desprotegida.Los clavo,los hundió lo mas profundo que pudo,permaneció allí unos instantes asegurándose de que había aferrado bien la carne ajena. Y tiro de ella con fuerza. No desgarro tanto como esperaba pero si le quito un trozo de cuello, lo suficiente como para que una considerable cantidad de sangre abandonase su cuerpo y sucumbiese,a sus heridas, a su desangramiento.

El wyvern se alejo y se acerco a su alegre mercader,el cual al ver como caía la criatura estaba mirando con atención a todas partes,en todas direcciones. No había nada.Nada por aquí,nada por allá...

-Victoria para los wyverns y sus jinetes! Buen trabajo querido mio! Y Hrist y Logi por supuesto! Ay mira como te has puesto...

Under metió una mano a los bolsillo de su traje y saco un pañuelo,con el que empezó a limpiar el rostro de Sinnom,manchado con la sangre ajena tras el ultimo ataque. La criatura inclino la cabeza para facilitar su labor.

-Estáis bien chicos? Nosotros perfectamente,gracias!

Pregunto mientras limpiaba con esmero a wyvern. Aun cuando acabo aun tenia manchas y zonas rojizas,pero sin agua poco mas podría hacer.

-Listo! Casi tan guapo como el primer día.... Ahora...

Aun debía recuperar algo que era suyo... Localizo rápidamente la lanza,pues había quedado clavada de tal manera que el palo estaba colocado verticalmente tras la caída del emergido. Se acerco y tomo el arma.

-Con permiso... que esto es mio...

Era mas fácil recuperarla con la criatura muerta e inmóvil, y aun así tuvo que hacer algo de fuerza y le costo varios intentos antes de recuperar el arma. Pero lo hizo! Suya otra vez! Como si esos seres pudiesen "robarle"

-Bueno bueno... Yo estoy bien,Don Ataúlfo Emergildo V  esta bien, y vosotros estáis bien... Y ahora que no hay emergidos asquerosos y esas cosas... continuamos antes de que vengas mas? Venga,venga ,en marcha! Con alegría!

Quizás debía de preguntar si sus acompañantes necesitaban un descanso? Bueno... si lo necesitaban que lo pidiesen y listo!
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [1]
Gema Chispa
Llave maestra [1]
Tónico de RES [1]
Tónico de def [1]

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
176


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Eliwood el Dom Ago 19, 2018 11:30 pm

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Hrist ha gastado un uso de su hacha larga de bronce.
Undertaker ha gastado un uso de su lanza de bronce.

Ambos obtienen +2 EXP.

Gracias al incremento de experiencia, Undertaker obtiene un nuevo skill de la rama Undertaker:

Provocar - Skill que permite al caballero wyvern desviar la atención enemiga hacia sí mismo y su montura, como los blancos grandes y llamativos que son, actuando como distracción para atraer todo ataque o persecuciones hacia su persona en lugar de cualquier otro. La buena defensa y la movilidad del caballero wyvern hace al acto posible, aunque riesgoso.

¡Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3428


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Eliwood el Lun Ago 20, 2018 6:00 pm

Se procede a las tiradas de dado por los skills Suerte y Buen Ojo de Undertaker.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3428


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Narrador el Lun Ago 20, 2018 6:00 pm

El miembro 'Eliwood' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Suerte' :


--------------------------------

#2 'Buen Ojo' :
Support :
None.

Experiencia :

Gold :
4335


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Los emergidos muertos no cuentan cuentos (Priv. Undertaker)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.