Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Tragicomedia de recuerdos y dragones [Priv. Azazel]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Tragicomedia de recuerdos y dragones [Priv. Azazel]

Mensaje por Xane el Vie Mayo 04, 2018 2:38 pm

Habían llegado a un lugar en los que los artistas que pertenecían a la caravana no habían estado antes. La caravana solía moverse por distintos continentes, no tenían problemas de movimiento gracias a su estado de artistas ambulantes, normalmente nadie les ponía pegas ya que no solían tener armas ni poder político alguno, pero nunca antes habían pisado las tierras de Valentia, hacía poco que habían empezado a emerger nuevos reinos en aquel continente y fue por eso que decidieron viajar hasta allí, nadie los conocería y lo mas seguro es que consiguieran un gran beneficio por ello, para Xane además eran todo ventajas ya que Valentia era uno de los continentes de los que se sabía que habían muchas referencias a los dragones antiguos, algo que interesaba al manakete de rojizos cabellos. Lo que no habían tenido en cuenta, es que Senay no es que fuera un lugar muy común, no había campesinos tales como en otros reinos conocidos, sino nefastos, ex delincuentes que trabajaban allí, aquellos serían para quienes actuarían...quizás realmente no ganaran mucho dinero, pero quizás se hicieran a conocer un poco.

Llevaron sus cosas hacia el interior de la montaña, parecía que allí se encontraba la mayor población de personas en Senay por lo que se instalaron allí. Como no sabían mucho sobre Senay, salvo que el rey era conocido por ser un laguz halcón, de piel morena y cabellos blanquecinos, su apariencia era muy destacada, parecía que la gente de aquel lugar lo había visto mucho y muchos de ellos como que...lo adoraban? Algo parecido, ya que lo describían como si disfrutaran de cada palabra. Xane decidió que se disfrazaría de aquel rey en su ultimo acto, pero antes tendría que hacer la actuación principal. La obra de teatro que iban a realizar en aquel lugar sería una tragicomedia, que el mismo protagonizaría. Como siempre, montaron con bastante rapidez el pequeño escenario de madera y los bardos empezaron a tocar y a contar historias sobre lo que pasaba en el mundo exterior, hablando sobre los emergidos y poniendo en actualidad a todos aquellos que no supieran las noticias del mundo.

Xane mientras tanto terminaba de prepararse, vestía una bonita túnica blanca y sedosa, colocada como una toga, con un cinto dorado lleno de hojas doradas, en su cabeza llevaba además una peluca de pelo de caballo de color rubio, que llevaba una larga trenza. El joven una vez termino de colocarse bien y escuchar que los bardos terminaban de cantar, suspiro y sonrió. Salió entonces junto con sus compañeros de reparto, un hombre vestido con una túnica negra y una capucha que no se le veía nada, y un joven que vestía con una toga parecida pero que llevaba una mascara de madera y una corona. -Soy Cristina, hija del rey de las islas del arcoiris, siempre he sido una mujer muy risueña, pero hoy no hay lugar para risas. El joven entonces empezó a llorar, llevando sus manos a sus ojos de forma dramática. -Mi padre ha sido secuestrado por el malvado brujo Mortimer Salazar! Después de dar aquella información levanto su rostro húmedo hacia el pueblo. -Nuestro reino es pacifico y no tenemos a nadie que se atreva a desafiar al gran brujo...pero antes de ser rey, es mi padre! Así que yo lo salvaré, aunque tenga que morir para conseguirlo. Apretó su puño con fuerza, viendo como los nefastos se arremolinaban en torno al escenario, sorprendidos por la obra, parecían disfrutar de algo de ocio antes de ponerse a trabajar como siempre. -Aguantad padre...ya voy, aunque tenga que pasar por Las Corrientes de la Muerte y el Bosque del Pesar, yo os encontraré. Después de aquella escena, el joven se fue detrás para dejar que el brujo, aquel hombre con capucha y larga tunica negra se presentase como el brujo, alguien cruel que al parecer quería el trono y había ideado un plan infalible, detrás de el, sin moverse ni hablar, estaba el hombre de la mascara y la corona.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Actor | Juglar

Autoridad :

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
751


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Tragicomedia de recuerdos y dragones [Priv. Azazel]

Mensaje por Azazel el Miér Mayo 09, 2018 12:58 pm

Azazel no siempre recordaba a Duma.
No se debía a su memoria, fragmentada como siempre, y la mayor parte del tiempo, inservible. El manakete no sería capaz de olvidar tan fácilmente a su pilar, su soporte, si no fuera ignorándolo por intención propia. Y entonces la imagen del dragón, que proveía de fuerza a sus acólitos, se veía opacada por el sentimiento más humano que lo contaminaba, el deseo. Veía en sus ojos el palacio en las alturas, aquella habitación de aire ahogado, el cuerpo del rey presente frente a él.

¿Por qué nunca era suficiente? ¿Por qué, siempre que se encontraban, sentía el manakete que no bastaba? No bastaban las palabras, los gestos, el contacto mecánico de sus manos. Las emociones nunca persistían; en vez de llenarse de ellas, al final siempre acababa embriagado por un negro vacío, el cual tragaba sus ilusiones y deseos como una sucia alcantarilla. Entonces, el tan llamado "dios" pasaba a un segundo plano, olvidado por el fulgor de sus breves pensamientos.

Absorto en su mente, en las palabras que se decía a sí mismo en un intento de corregir sus actitudes, el no hace mucho nombrado guardia de Senay se aventuró por los túneles de la ciudad bajo la montaña, con la intención de quizás encontrar una salida hacia los rayos del sol de atardecer. Usualmente, el calor de la luz era suficiente para borrar sus inquietudes y reemplazarlas por tranquilidad. Sin embargo, su camino se vio bloqueado sin aviso nada más ni nada menos por lo que parecía ser una caravana ambulante,cosa que no había visto jamás en todo su cautiverio. Música, actores, relatos de fantasía.

Llegó en el momento exacto en que una mujer en escenario lloraba, cosa que a Azazel se le hizo confusa al no entender por qué. Pero era una mujer muy bella, tanto que su hermosura, la cual no se veía opacada de ninguna forma por las lágrimas, fue suficiente para atraer los pasos de Azazel hacia la multitud que la rodeaba. El manakete quedó mirándola de lado, y bastante cerca, teniendo una perfecta visión de su delineado perfil. El dragón no tenía ni la menor idea de lo que estaba hablando, pues no prestaba ninguna atención a la historia. Estaba totalmente mesmerizado por ese rostro, el cual siguió con los ojos incluso hasta que escapó por detrás del escenario. Azazel no dudo en mirar por detrás, empujando a quienes eran más altos que él para no perder ni un solo segundo lo que pasaba con ella. Probablemente quien actuaba al personaje notaría de sobra al hombre vestido como guardia que entonces miraba fijamente, casi sin pestañar, cada uno de sus movimientos. Azazel no poseía ninguna expresión en su rostro más que la acostumbrada: su boca entreabierta, su ceño que le daba la apariencia de estar enfadado en todo momento.  

Los otros hombres en el escenario ya habían acabado de hablar, aunque para Azazel eran murmullos lejanos. Esperó a encontrar miradas con quien desconocía, y una vez le fue posible, le sonrió demostrándole todos sus dientes. El manakete ya había olvidado que pensaba en su rey, o en su trabajo, completamente hipnotizado.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
Vulnerary [4]
concoction [3]
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2403


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Tragicomedia de recuerdos y dragones [Priv. Azazel]

Mensaje por Xane el Sáb Mayo 12, 2018 12:02 pm

Parecía que la obra estaba atrayendo a una gran cantidad de personas cerca del escenario, aunque por las pintas no es que parecieran tener mucho dinero...de hecho puede que ni si quiera tuvieran de esto, parecía como si fueran prisioneros. En todo caso ya se vería al final de la obra si conseguirían beneficios de aquel viaje. Ya habían realizado aquella obra muchas veces antes, siempre había sido un acierto, era divertida y distinta, siempre atraía a la gente por ser diferente a todo lo que se solía ver, por eso habían decidido interpretarla allí, para conseguir un gran numero de espectadores nuevos. En las caras de aquellos hombres y mujeres que se acercaban podía verse la felicidad, como si hiciera mucho tiempo que no se divertían, como si allí el ocio fuera algo secundario, algo que no parecía ser común en aquellas tierras. Aquello hacía que Xane quisiera esforzarse aun mas en lo que hacía, quería darles un buen espectáculo a aquellos que probablemente no habían visto antes algo así o que habían olvidado lo que era.

Mientras esperaba detrás a que sus compañeros terminaran de actuar en el escenario empezó a sentir una extraña sensación, como si alguien le estuviera observando. Normalmente aquella sensación era normal para el, cuando se encontraba en el escenario, pero no tras bambalinas, en aquellos momentos no solía sentir aquella sensación ya que la gente mantenía su atención puesta en el escenario. El manakete empezó a mirar hacia los lados hasta que pudo dar con su admirador secreto, era un hombre de tez bronceada y orejas puntiagudas, ¿Acaso era un manakete? Aquello era interesante...era extrañamente diferente a lo que había visto sobre los demás manaketes, no parecía alguien común desde luego. Parecía sonreirle, puede que le gustara la obra o que le hubiera gustado su personaje, en todo caso Xane le devolvió la sonrisa con un divertido guiño y una suave risita.

Después de haber hecho vio como los otros actores salían del escenario por lo que le tocaba a el actuar. En aquella parte todo el escenario era suyo, tenía que pasar por distintas pruebas, mareas incontrolables que en realidad eran mantas movidas tras el escenario. Cada prueba parecía ser mas difícil, pero al final llego hasta donde estaba el brujo. El encuentro de los tres actores en el escenario significaba el final de la obra. El brujo parecía rendirse ante el coraje de la heroína, y le devolvió a su padre, aquel actor enmascarado y con corona, mientras el brujo, que antes era el que mas se movía, ahora permanecía inmóvil. -Padre...te he echado de menos, pronto volverás a reinar... El hombre enmascarado le daba las gracias a su hija Cristina por lo que la joven sonrió de medio lado. -Aja! Te pille! No eres mi padre, si lo fueras sabrías que yo no soy Cristina...en realidad yo soy...Cristian! Se quito la peluca dejándola a un lado y dos bolas que tenía en los pechos, pelotas de malabares que tiro a la mascara a aquel hombre. -Tu eres el brujo! Al desprenderse la mascara se pudo ver el rostro de un viejo hombre, este gritando salio corriendo y huyendo tras el escenario, el ahora héroe, quito la capucha de aquel que quedaba, dejando ver a alguien que parecía hacerse el muerto, la obra terminaba así, con el héroe llorando por la muerte de su padre. Una vez terminó la obra, el manakete fue detrás a quitarse aquel disfraz.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Actor | Juglar

Autoridad :

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
751


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Tragicomedia de recuerdos y dragones [Priv. Azazel]

Mensaje por Azazel el Sáb Jun 02, 2018 3:37 am

Azazel se congeló inquieto al recibir atención de la misteriosa "princesa", no porque no le gustara que por fin le hubiera mirado, sino por darse cuenta de que a partir de entonces ya no se fijaría en él. Frunció el ceño, sin poder centrarse en lo que pasaba en el escenario hasta que por fin el foco de atención volvía a posarse en quien se había prendado. Con ojos hipnotizados observó su actuación sin entender nunca lo que estaba pasando, el único entre los presentes que no se había sumergido de lleno en la historia. Entonces, fue cerca del final en que por fin lograra sacar de Azazel algo más que una sonrisa bobalicona; legítima sorpresa ante el cambio de género de su protagonista. De verdad había pasado desapercibido para el manakete, pero no era como su fuera a cambiar algo. Es más, el manakete se vio aún más interesado por la cualidad de que lo hubiera podido engañar, pues habiéndose quitado la peluca, era cierto que su apariencia se tornaba inmediatamente más masculina. Le hacía muchísima gracia, y además... su cabello rojo le quedaba aún mejor que el anterior que se había puesto.

La obra acabó sin que Azazel terminara de procesarla, notando su final solo cuando su personaje de interés volvió una vez más tras bambalinas. El público comenzaba a dispersarse, quienes tenían monedas, las daban, pero el manakete fue el único que, en vez de retroceder, caminó hacia delante, donde estaba su ahora "misterioso príncipe". Esperó entonces hasta que se hubo separado un poco de sus compañeros para hacer su primer movimiento, nada más que directamente dirigirle la palabra. Se acercó recto y derecho, la actitud que imitaba de los demás guardias, pero con una expresión que delataba a leguas su verdadera, atrevida y descarada naturaleza.

 - Ey... ey... -murmuró con una sonrisa.- ¿Y para qué finjes ser algo que no eres? No es que me moleste, pero me dejaste en blanco ahí, jajaja... -fijo en sus ojos, se le acercó destruyendo su espacio personal completamente.- ¿Cómo te llamas? ¿No le negarás una pregunta a un guardia, verdad...? -con una voz susurrante intentó convencerlo, aunque aún sin hacer ningún movimiento demasiado agresivo. De lo que no cabía duda era que Azazel no estaba allí para hacer amigos. Sabía que nunca volvería a ver por Senay a quien se viera y vistiera así de bien, lo que se convertía en una gran desesperación acumulada con su ya presente desdicha. El manakete no se encontraba bien en absoluto, no estaba pensando, no le importaba si molestaba o incomodaba al actor, nada. Su empatía estaba vacía, viendo a quien tenía en frente como un animal salvaje al que quería obligar a seguirlo, sin que tuviera ninguna razón para ello.  

Entonces su mano, de un calor ardiente, se posó en el brazo ajeno sin sujetarle ni apretarle, solo tocándolo mientras sostenía la mirada en sus ojos. Algo había en ellos que le parecía interesante, mucho más que el carmín que poseían. Eran quizás sus pupilas, no hacía sino fijarse en ellas como si de esa forma pudiera descubrir algo. Por supuesto aquello era inconsciente, pues no tenía ninguma intención de aprender nada de él. Aún su pensamiento era una nube tormentosa y negra, incontrolable.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
Vulnerary [4]
concoction [3]
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2403


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Tragicomedia de recuerdos y dragones [Priv. Azazel]

Mensaje por Xane el Lun Jun 18, 2018 1:04 pm

La obra había concluido y la verdad es que los resultados económicos no es que hubieran sido muy fructíferos, la gente de aquella gran ciudad bajo la montaña no es que tuviera mucho dinero, parecía que había dos grupos sociales muy diferenciados, pero los que mas se habían acercado hasta ellos habían sido los que menos dinero tenían, ya que estos no podían salir de aquella ciudad, por lo que quizás aquella pequeña excursión a Senay no es que les hubiera reportado muchos beneficios. Para Xane, sin embargo, los beneficios los encontraba en los rostros de aquellos que habían visto el espectáculo, la gran mayoría parecían asombrados, muy contentos de poder disfrutar de una actuación después de tanto tiempo metidos bajo tierra trabajando, con eso le servía al manakete, además le interesaba también el reino, quería saber mas sobre Senay, quería ver que podría sacar en claro del culto a Duma.

Se encontraba tras bambalinas, para poder cambiarse bien, al menos lo mas simple como la peluca y algún accesorio mas, ya después dentro de la caravana podría quitarse el vestido bien para colocarse sus ropajes. Tenía pensado hacer malabares para el publico pero sintió una presencia acercarse hasta el mientras estaba colocando la peluca bien, peinandola con los dedos. Se extraño entonces un poco al ver que aquel hombre hubiera decidido acercarse, era aquel al que le había sonreído con anterioridad, pero en todo momento, Xane intento comportarse bien, puede que le hubiera gustado mucho la actuación y quisiera hablar con el. -Ah, es parte de la obra, es sorprendente verdad? Y gracioso...la obra era una tragicomedia, risa y llantos por doquier, como la vida misma vamos. Rió entonces ligeramente mientras se acomodaba para observarlo fijamente, había algo en el...algo que hacía años que no notaba. -Aaah! eres un guardia no? Espero que lo que he hecho no sea un delito aquí... Rió de nuevo levemente guiñándole el ojo de forma divertida y traviesa. -Mi nombre es Xane, señor guardia manakete de Senay, cual es vuestro nombre, gran caballero?

Giró entonces su rostro para poder ver la mano del otro, parpadeando varias veces, estaba muy rugosa y trabajada, seguramente había formado parte de los llamados ''nefastos'' de Senay, unas manos así de trabajadas no podían mostrar otra cosa. Después de eso, el pelirrojo volvió a mirar sus orejas y los ojos del otro chico. -Eres un manakete, verdad? ¿Que tipo de manakete eres? Me provocas una extraña sensación que hacía tiempo no sentía...como...como cuando ves algo que hace muuuuchos años que no ves.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Actor | Juglar

Autoridad :

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
751


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Tragicomedia de recuerdos y dragones [Priv. Azazel]

Mensaje por Azazel el Lun Jul 16, 2018 1:15 am

Por un momento el extraño le pareció demasiado denso. Esperaba una reacción más molesta, más explosiva... pero lo que él hacía parecía afectarlo menos que el vuelo de una mosca. ¿Intentaba repelerlo con indiferencia? Lo molestó un poco, pero fue un enojo irracional que pronto dejó ir. No le importaba en realidad que le explicara o no el acto o lo que era, Azazel estando a punto de decírselo. Sin embargo Xane cortó sus pensamientos con una sola palabra, una que no habría imaginado oír nunca entre los suburbios bajos de Senay.

 -  Lo... lo adivinaste... - murmuró Azazel, sintiendo, por un momento, que se le aceleraba el pulso sin razón aparente. Frunció el ceño y sonrió, confundido, pero al mismo tiempo interesado. Quizás sí se molestaría en recordar su nombre, lo que en ningún momento había sido su intención.- ... nadie suele saber lo que soy... -siguió hablando, esta vez usando también su otra mano para tenerlo sujeto de ambos hombros, como si de esa forma pudiera cerrar la conversación que ocurría entre ellos. El manakete olvidó compartir su nombre entonces, aún con los ojos fijos en los de Xane. Aún sonriendo de forma incómoda, movió su cabeza al son de sus propias palabras.- Manakete... manakete... odio que me digan así. Pero te lo voy a perdonar... porque... -hizo una pausa, súbitamente acercando su rostro al cuello ajeno y olorosando rápidamente con su nariz su aroma. - ...porque quizás tú... -ya se lo suponía, ¿Cómo más podría saber?  Sus ojos, además, gritaban la respuesta mucho antes de que se lo preguntara. Pero quería comprobarlo y solamente así podría saberlo. Quizás sus manos temblaron un poco ante la expectativa, pero una vez volvió a separarse de él, se le vio completamente seguro de lo que estaba a punto de decir, sus ojos iluminados de un ilusionado brillo.- Eres como yo...

Hubo silencio, una pausa. Ninguna expresión quedó en el rostro de Azazel, tan solo trayendo su boca entreabierta como de costumbre. Pensaba probablemente en decir otra cosa, pero no tuvo la oportunidad, pues no tardó en interrumpirlo un grito ajeno a sus espaldas. El manakete soltó a Xane pero no miró hacia atrás, tan solo apuntando sus orejas al lugar de donde provenía el ruido.

 -  ¡Una última, por favor! ¡Les daremos más oro, por favor! -se oyó una voz, palabras que la multitud de gente repitió en coro, todos sonrientes, contentos y esperanzados de poder ver un poco más de aquel talentoso colectivo. Habían creado un espectáculo tan novedoso y particular que seguramente la primera vez no había sido más que un sueño para ellos, necesitando de una segunda actuación para asimilar lo que había sucedido. Por supuesto, Azazel no digería que quisieran interrumpirlo, pero realmente no sabía qué hacer o decir para evitarlo. Hubiera deseado quedar completamente a solas con él, sin que hubieran ojos o voces que preguntaran qué hacía. Intentaba en lo posible controlar su respiración mientras desviaba la mirada, y su espalda se encorvaba. Su mente en blanco no hallaba solución, al menos nada que no ensuciara su imagen de guardia. Pero entonces, poco a poco, ni hasta eso le importaba.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
Vulnerary [4]
concoction [3]
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2403


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Tragicomedia de recuerdos y dragones [Priv. Azazel]

Mensaje por Xane el Vie Ago 17, 2018 1:13 pm

No se imaginaba con que intenciones venía realmente aquel guardia hasta detrás de bambalinas, pero no parecía venir a malas por lo que supuso que es que le había gustado su actuación, eso era lo que creía, aunque no podía estar mas equivocado. Era facil saber quien era guardia en aquel país y quien no, las personas normales de Senay parecían llevar ropajes mucho mas simples, aquellos ''nefastos'' a los que estaban entreteniendo realmente vestían de otra forma, no llevaban un uniforme como aquel...aunque igual seguía sin saber lo que quería realmente de el por lo que simplemente se mantuvo curioso observándolo. Rió ante su sorpresiva respuesta, era fácil para el reconocer a los dragones...habían pocos en comparación con los humanos y además el era de los mas antiguos que aun quedaban en el mundo, por lo que ya había aprendido a reconocer bien a los dragones. -Es fácil reconoceros, de todas formas ya aprendí a reconocernos... Realmente había dado una respuesta ya con aquello, le había dejado caer lo que era el también.

Parpadeo varias veces notando ahora sus dos manos en sus hombros, observándolo fijamente, quizás estaba tomándose demasiadas confiadas así sin mas, sin ni si quiera haberle dado un nombre, pero no estaba molesto para nada. Parecía algo molesto por la palabra manakete, aquello demostraba quizás que era también un dragón antiguo, aquello llamaba la atención al pelirrojo que seguía mirándolo con una amplia sonrisa. -Dragón, me gusta mas también ese termino, oh pero vamos no te molestes conmigo, estábamos teniendo una charla muy estimulante e interesante! Rió levemente, realmente era divertido ver las reacciones de aquel manakete, pero aun tenía muchas preguntas que hacerle, realmente tenía ganas de seguir conociéndolo. Sintió entonces como el otro acercaba su rostro a su cuello, una sensación...que hacía tiempo que no sentía, hacía muchísimos años...aquella acción casi la había olvidado, pero era muy común cuando aun eran solo dragones, aquello lo sorprendió y provoco un leve rubor en sus mejillas mientras lo observaba. -Si, lo soy...oye...

Unos gritos interrumpieron a ambos, pedían que salieran de nuevo por lo que el chico suspiro un poco, viendo como el otro se separaba de el, el pelirrojo asintió levemente sonriendo, agarrando la peluca y colocándosela de nuevo. Quizás podría dejar lo de los malabares para otro día y centrarse en conocer al dragón. -Si me esperas aquí, cuando vuelva podemos charlar algo mas, me gustaría conocer mas sobre ti. Con una divertida sonrisa, el, ahora rubio, se acerco al manakete y ni cortó ni perezoso le dio un beso en la mejilla guiñando un ojo después para despedirse con la mano, saliendo a escena, no iba a estar mucho rato, no tenía nada preparado, pero saludaba al publico con los demás actores, viendo como la gente de Senay disfrutaba simplemente con verlos de nuevo.

Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Actor | Juglar

Autoridad :

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
751


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Tragicomedia de recuerdos y dragones [Priv. Azazel]

Mensaje por Azazel el Miér Sep 19, 2018 4:05 pm

¿Esperar? Oh no, no podía. Aquel beso en su frente, corto y simple, que no escondía ningún bajo sentido en sus intenciones, había sellado la mentalidad de Azazel en su estado más caótico, quien al verlo marcharse no hizo otra cosa que fruncir el ceño y sonreír, sonreír mal, sin alegría ni razón, mueca que se desvaneció rápidamente en una niebla de expresiones. La única diferencia que había logrado encontrar en la ciudad bajo la montaña, literalmente, se le escapaba de las manos en ese mismo instante. No quería que a la hora de su retorno tan solo pudieran hablar, pues Azazel no tenía nada que decirle. Tan solo lo quería allí, en ese momento e instante, a prisas de su paciencia, que entonces se hallaba completamente desmoronada. El manakete ya poco podía hacer para soportar sus turnos de guardias en aquel... nido de ratas. No sin que le doliera la cabeza de pensar o le ardiera la boca a la hora de recordar las palabras dichas. La ausencia del palacio comenzaba a causar estragos en su mente.

 - Xane... Xaaaaneee... -murmuró como si lo llamara, dándose la media vuelta y siguiendo así los pasos de su objeto de interés.- No... no te vayaaaas...

Podía oír las ovaciones de los presos hacia el escenario, las cuales callaron al hacerse presente su imagen subiendo los escalones del mismo. Una vez estuvo elevado a la misma altura de quien perseguía fue que las voces resurgieron, convertidas en murmullos curiosos e interesados. El manakete no se preocupaba de ver en esa dirección, y mucho menos en entender lo que oía. Tan solo camino lentamente hacia su igual, rechinando sus pies pesados sobre las tablas de madera, hasta que por fin estuvo a su alcance. Y sin titubear en su acción, atrapó al otro manakete de un brazo, enterrando sus uñas negras en su piel. Su agarre no era tan fuerte como se podría imaginar, pero aquellas afiladas garras hacían suficiente para sostenerlo y retenerlo.

 -Xane... no te vas a ir. No te vas a ir. -dijo evitando sus ojos, entreabriendo su boca, y así sin más, comenzando a dirigirlo fuera del escenario, tensos sus músculos por si de cualquier manera intentaba resistirse. El público emitía "ooohhhs" y "aaaahhhs" al observar todo aquello, probablemente sin comprender que lo que hacía entonces Azazel era abducir al actor en frente de decenas de testigos, sin hacer claros sus fines. Cada vez alejaba más y más al otro de los espectadores, de sus compañeros de trabajo, caminando lento y tembloroso hacia cualquier sitio inhóspito al que lo guiaran sus sentidos.

Cuando ya no parecía haber nadie alrededor fue que, finalmente, Azazel detuvo su errático andar. Sus ojos aún evitaban deliberadamente los carmesíes del otro, y de su boca ya no provenían las palabras. No parecía ser consciente de haberlo llevado allí, y mucho menos de lo que estaba a punto de hacer. No fue hasta el último momento que liberó el brazo del actor de su agarre, mas no fue para dejarlo escapar.

Volvió a atraparlo de sus hombros, aunque esta vez cargando el peso de sus manos contra él, echándolo hacia delante en un parpadeo. Y así besó su boca, pero de la forma más violenta, mordiendo sus labios tan al límite que era capaz de cortarlos y hacerlos sangrar. Sus manos invadieron la espalda ajena, rasguñando sus ropas sin cuidado.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
Vulnerary [4]
concoction [3]
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2403


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Tragicomedia de recuerdos y dragones [Priv. Azazel]

Mensaje por Xane el Mar Nov 13, 2018 12:28 pm

El publico parecía muy complacido con la historia que les habían contado, sus vidas debían ser muy monótonas en un lugar como aquel, no parecían poder salir de aquellas cuevas, y por lo que había escuchado se pasaban casi todo el día trabajando, sin diversión alguna, quizás veía aquel castigo algo severo, el seguramente no lo aguantaría, no es que fuera un vago pero...no podía quedarse quieto, el aburrimiento y la monotonía eran para el lo que menos le gustaban, por eso sabía que allí no podría aguantar mucho tiempo, por suerte para el, no había delinquido todavía y si lo había hecho seguramente nadie quedaba ahora para contarlo. El pelirrojo saludaba con alegría al gentío que silbaban y todo parecía ir relativamente bien, hasta que empezó a ir relativamente mal, en especial para el actor que no esperaba que el manakete que había dejado tras bambalinas se atreviera a subir al escenario y llamarlo por su nombre, aquello sorprendió al pelirrojo que no supo como actuar mientras el guardia se acercaba de forma bastante extraña hacia el. ¿Pero que estaba tramando? ¿Que es lo que quería? ¿Acaso no le había dicho ya que mas tarde podrían quedar para charlar?

Antes de poder hacer nada, el chico lo agarró con fuerza, algo que lo sorprendió tanto a el como a sus compañeros de escenario, que al ver los ropajes del otro manakete podrían creer que algo turbio podría haber hecho el pelirrojo, algo que no les convenía, ya que, nadie quería a un delincuente entre sus actores, menos aun si ese era el actor principal. El publico, por su parte, parecían creer que era parte del propio espectáculo. -Espera...que? Pero que haces tu aquí? Suéltame! Ayuda! Se resistía como podía, pero lo cierto es que nunca había sido alguien muy fuerte físicamente y el agarre del otro parecía ser fuerte, ayudado por sus uñas que se clavaban y hacían daño al pelirrojo al moverse. -Yo no he hecho nada! Nada parecía funcionar, ni las palabras ni sus forcejeos, el otro consiguió lo que quería que era llevárselo a regañadientes del escenario, en el camino además, perdió la peluca que se le cayo al suelo antes de llegar a aquel extraño rincón al que llegaron.

En un principio el actor creía que este le iba a hacer daño, que lo iba a matar o encerrarlo de por vida en aquel infierno del aburrimiento por algún acto que en aquel lugar fuera ilegal, respiraba agitado y asustado mientras miraba al otro, intentando buscar su mirada aun cuando este parecía rehuirle la mirada...¿Pero que le pasaba? -¿Que hago aquí y porque me haces esto? Ahora mis compañeros van a creer que soy un delincuente o algo así! Como me echen de la compañía...me pienso plantar en el palacio de este aburrido lugar a contarles todo! Maldito...se... Pero no pudo decir mucho mas ni terminar su nerviosa maldición y amenaza, todo se quedo en silencio, solo empezó a sentir los labios del otro contra los suyos, un beso agresivo, que provoco que el pelirrojo cerraba con fuerza los ojos, intentando apartarse del otro chico que no parecía querer darle aquel beso porque le gustara, sino para hacerle aun mas daño, estaba siendo obligado a aquello y, sin embargo, había algo en el beso que le gustaba pero...la situación no era la mejor y desde luego no quería que lo obligarán y forzaran a eso por lo que empezó a golpear el cuerpo del otro con sus puños, intentando usar toda la fuerza que le quedaba, no pudiendo separar sus labios al sentir aquel dolor pasional que el otro dragón le proporcionaba. Xane hizo lo mismo entonces rasgando la ropa del otro, se intentaba defender con lo que podía, aunque ya podía suponer porque le quería romper la ropa, pero no iba a quedarse inmóvil sin hacer nada, lucharía con fuerzas y no ponía para nada las cosas fáciles para su agresor.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Actor | Juglar

Autoridad :

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
751


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Tragicomedia de recuerdos y dragones [Priv. Azazel]

Mensaje por Azazel el Sáb Dic 01, 2018 7:02 pm

Aguantaba con el propósito de no reconocer lo que hacía. No quería siquiera pensar que entre sus manos obligaba a otra persona de esa forma, siendo que jamás lo había pensado, razonado o considerado. Siquiera rozar con su pensamiento lo que podía ocurrir tras hacer aquello lo aterrorizaba, por lo que solo deseaba que el tiempo se detuviera allí, siendo que ya no lo había hecho antes, cuando aún podría haberse percatado de lo que ocurriría.

Con cada golpe, por pequeño y débil que fuera, su agarre cedía más y más. Hubo un momento en que solamente llegó a posarse contra él, como lo haría alguien que demostrara un verdadero cariño, mas sabiendo que esto era mentira. Finalmente sus manos soltaron el cuerpo ajeno, sus labios se separaron, y como si cayera sobre él un gran peso, su cuerpo se derrumbó, apoyando una rodilla y ambas manos contra el suelo. Con la cabeza gacha, y su espíritu reducido, quedó en silencio unos segundos antes de que fuera aparente que por su rostro corrían las lágrimas. Mantenía sus ojos abiertos, dejando que su cuerpo temblara sin contenerlo.

 - ... - su silencio era notorio. De cualquier forma no necesitaba que lo escucharan, pues entonces tan solo quería hablarse a sí mismo. Como no veía hacia el frente, suponía que Xane habría huido ya a advertir a los otros de lo que le había hecho. No podía escuchar de todas formas otra cosa que no fuera el palpitar de su corazón. Allí estaba su fin, ¿No era verdad? Sabía que no sería capaz de defenderse, de levantar una sola mano si los halcones intentaban arrebatarle su piedra, por lo que ni siquiera se aferraba a la esperanza de huir de lo que acontecería. Pensó brevemente a qué podía obligarse a sufrir, autoimplicarse un castigo para así minimizar el que recibiría de los guardias, al menos en su consciencia. Entonces, resurgió entre sus pensamientos la idea de rebelarse, la que hace tan solo unos segundos le parecía tan contraria. Luchar contra los halcones, transformarse, destruir, perder, lanzarse al mar y esperar a perder su memoria como sabía que podía ocurrirle. Quizás en un estado así podría evitar enfrentarse a su rey, del cual sabía que se enteraría más temprano que tarde de su actuar. Podía ser mejor, podía ser mejor si le quitaban su cargo y lo devolvían a las minas, siempre y cuando no recordara. Estos eran los pensamientos de Azazel, que jugaban con la tragedia y la muerte como lo haría un niño que no conoce las consecuencias de sus actos. Y lo peor es que estaba convencido, tanto que incluso recobró la fuerza para ponerse de pie tan pronto hubo caído.

Sin embargo, fue entonces que sus lágrimas realmente reventaron en un estruendoso llanto. Pocas veces la tristeza de Azazel llegaba al punto de ser tan gráfica, si es que se había sido testigo de él en el pasado. Esta vez su semblante estaba quebrado, y su expresión no era otra cosa que el más puro terror. Las lágrimas cayeron pesadas a sus pies mientras el manakete hacía el esfuerzo sobrehumano de no volver a caer en la tierra, donde hubiera preferido quedarse para siempre.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dragonstone [2]
Vulnerary [4]
concoction [3]
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2403


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Tragicomedia de recuerdos y dragones [Priv. Azazel]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.