Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Siente verdadero dolor el que lo sufre sin testigos [Priv. Alice]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Siente verdadero dolor el que lo sufre sin testigos [Priv. Alice]

Mensaje por Dantalian el Dom Abr 29, 2018 4:18 am

No fue un trecho muy largo hasta la cabaña  antes mencionada por la chica rubia la cual descansaba de momento en el edredón en la parte posterior del carromato. Su condición desde el vamos era precaria pero no por la batalla que ellos antes habían tenido que librar sino por una fuerte infección que la joven parecía tener en uno de sus ojos y, tal como había comentado antes, sería mucho más sencillo y menos doloroso si solo se limitaba a extraerlo pues aquel procedimiento de recuperar el ojo y dejarlo funcional requería de una intervención delicada cuya habilidad para realizar cuestionaba tener, de hecho dudaba que cualquiera pudiese hacer algo al respecto al ser los métodos de curación ajenos a la magia poco practicados y estudiados. El Pegaso los acompaño sin ningún tipo de miramiento pues parecía tener un vinculo tan fuerte con aquella chica como parecía serlo con él y Lilith.

Llegando a la cabaña el boticario dejo a la joven descansar un rato mas mientras sacaba de este todo lo que necesitaría para tratarla y algunas cosas extra solo para evitar darse viajes de mas cuando ya estuviese trabajando en ello; le había dado antes un medicamento que anularía de momento el dolor que pudiese sentir tanto por su globo ocular como por el combate antes realizado pero sabía que uno de los afectos de este eran somnolencia y debilidad debido a que uno de los componentes del brebaje era un tipo de veneno refinado con otros ingredientes, por seguro que no la mataría y aun si no solía ser su primera opción para tratar el dolor era el que tenia efecto más rápido en el cuerpo humano y dadas las circunstancias lo vio necesario…. aun que era más que probable que los efectos le pasaran rápido debido a que había vomitado rápidamente el brebaje.

La llevo hasta el interior de la casa dejando a Lilith en lo que parecía ser un establo relativamente pequeño en aquella casa perdida en el bosque y se dispuso a comenzar a trabajar… lo primero que debía hacer era limpiar el globo ocular pues la infección que tenia así como el poco adecuado cuidado de esta había comenzado a generar un tipo de pus, el cual debía eliminar primero para poder comenzar a trabajar. Así, de un frasco relativamente grande donde saco algo baboso que se retorció en su mano al sacarla de este. Dantalian entonces la poso en su muñeca y espero unos momentos a que el animalejo comenzara a crecer en tamaño, al parecer alimentándose de su sangre dando a entender que se trataba de un tipo de sanguijuela, mas a diferencia de los colores negruzcos que estas solían tener aquel que el boticario "alimentaba" era de un color rojizo con puntos verdes. Cerca de él una cacerola metálica pequeña hervía agua junto con varias plantas y raíces que soltaban un olor a mentolado y, una vez la sanguijuela estuvo lo bastante gorda, el boticario la arrojo a aquella misma cacerola para que hirviera junto con las plantas, restaba decir que el animal soltó un chillido desagradable unos segundos después de haber sido arrojado vivo al agua hirviendo y aquello habría durado unos minutos más de no ser que el hombre de ojos impares tapo la cacerola con su respectiva tapa, quedando el grito de la criatura acallado y fácilmente confundible con el silbido de una tetera.

- Ahora a dejarla allí un par de minutos… -

Comento para sí mismo posando un pañuelo limpio por la herida que el animal le había dejado en el brazo, haciendo presión para que dejase de sangrar. Saco un mortero de piedra y preparo todo, mirando a la chica que descansaba en la cama cercana todavía, al pensar que aun estaba dormida retomo igualmente su trabajo. Pasando un par de minutos el boticario saco la cacerola del fuego, increíblemente el animalejo seguía vivo y chillando para cuando lo extrajo del agua hirviendo; sin miramientos lo puso en el mortero y comenzó a machacarlo sin piedad con la piedra de este, acallando poco a pocos los chillidos quedando en el recipiente un amasijo liquido pero espeso color rojizo. Tomo lo que parecía ser una fruta seca y comenzó a depositar trozos de esta en la mezcla junto con un liquido blanco que agregaba de otra botella y emanaba un holor a bebida alcoholica, machacándolo junto con lo que hacía no mucho era una sanguijuela, finalmente y con cuidado recogió cenizas del fuego de la chimenea y lo deposito en la mezcla hasta que esta termino adquiriendo una consistencia pastosa. Una vez terminado se decidió a sacar unas vendas de uno de sus compartimientos y se acerco a la joven.

- Señorita… esta despierta?, en fin…. tendré que ponerle este cataplasma en su ojo herido mientras aun está caliente…. no debería ser un problema si de verdad está bajo los efectos del medicamento. Si no es el caso y esta fingiendo, bueno, vamos a dejarlo en que será una experiencia bastante desagradable. -

No estaba seguro si la joven estaba de verdad o no bajo los efectos del medicamento que le había dado pues al haberlo vomitado antes no podía saber con certeza aquello…. aun así, debía asegurarse pues de aplicar el cataplasma y que el efecto sedante haya terminado probablemente el ardor y el dolor que le provocaría los primeros minutos después de aplicado el susodicho serian realmente tortuosos e insoportables.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
221


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Siente verdadero dolor el que lo sufre sin testigos [Priv. Alice]

Mensaje por Alice Schuberg el Dom Mayo 13, 2018 7:07 pm

Lo poco que recordaba de la última hora estaba inconexo y borroso, reviviendo de forma intermitente los momentos de la batalla con el traqueteo de la carroza a través del camino de tierra hacia el corazón del bosque. Por fortuna, Eúl no había sufrido daño alguno y fue capaz de acompañarlos durante todo el trayecto, ayudando al boticario a tomar los desvíos adecuados gracias a la orientación del pegaso. La cabaña se encontraba a cuatro kilómetros de donde se habían encontrado, por lo que llevó algo más de media hora recorrer esa distancia con la carreta. Alice no estuvo consciente en ningún momento, estuvo refugiada en la parte de atrás del carromato donde descansó. O intentó recuperar fuerzas, ya que la fiebre y el malestar general le impedían tener un sueño tranquilo. Finalmente, los sueños entremezclados por los recuerdos traumáticos y las voces febriles terminaron por desvelarla, contemplando un techado de madera que le resultaba familiar, mas no sabía el como y el cuando habían llegado a ese lugar.

La acción de incorporarse de la cama no podía quedar más lejos de la sencillez. Los efectos de la medicina aún estaban presentes en su cuerpo, no podía sentir con lucidez el tacto, todo a su alrededor daba vueltas, carecía de fuerza y equilibrio. La armadura que aún llevaba puesta no ayudaba a realizar la trivial acción. Finalmente logró quedarse sentada en la linde de la cama, donde con igual dificultad procedió a quitarse la incómoda coraza. Sus manos torpes fueron encontrando los enganches, completamente ajena al trabajo que estaba realizando Dantalian no muy lejos de allí. Debajo de la armadura estaba un atuendo de tela gruesa de cuerpo completo, un jubón que se abría en una amplia falda azulada una vez llegaba a la cintura. La tela estaba hecha para protegerla de la abrasión de las caídas o los golpes que pudiera sufrir la coraza o flechas que la atravesaran levemente. Demasiado pesado, incómodo, la larga falda además mermaba a movilidad de sus piernas.

La anestesia de la droga le impedía sentir el frío de la habitación, ni siquiera cuando terminó de desprenderse de toda ropa. Su ropa interior constaba de unas bandas de tela negra que se enrollaban alrededor de su pecho para mantenerlo sujeto y compacto, además de unos pantalones de color similar que cubrían hasta la mitad del muslo. La piel blanca e inmaculada dejó a la luz numerosas imperfecciones una vez quedó al descubierto. Obviando los cortes y rasguños producidos por la escaramuza de antes, otras marcas rosadas daban testimonio de sus heridas pasadas. La clavícula derecha tenía una marca estrellada, producida por una lanza que le atravesó el hombro, mas el lugar que más cicatrices concentraba era el antebrazo izquierdo de la joven. El prominente relieve y el intenso color de las mismas daba a entender que su curación fue muy reciente, la cantidad y orientación de las cicatrices eran tan características que los físicos podían entender su procedencia con sólo contemplarlas. En su caso, fueron producto de un delicado trabajo de reconstrucción de sus huesos después de que el martillo de guerra de un general emergido se los dejara hecho añicos. El trabajo manual y mágico hizo un gran papel en su reparación, mas desafortunadamente carecían de los medios para sanar su globo ocular derecho.

En un de sus tocadores junto a la cama, Alice abrió un cajón y sacó de ahí una gran cantidad de medicinas y colirios y los situó encima de la mesilla. Eran remedios que permitían mantener la conjuntivitis a raya, y que tendrían un efecto curativo mayor si su disciplina y paciencia hubiera sido más férrea. El sobreesfuerzo conllevaba recaídas de fiebre y dolores intermitentes, los cuales habían alcanzado un pico peligroso nuevamente aquél día. Dantalian entró cuando estaba revisando el contenido de todos los frascos, cerciorándose de que había el suficiente para poder tratarse. - Así es. - Respondió con evidente apatía. - Pero no se cuanto tiempo llevo durmiendo. No siento nada de mi cuerpo... solo temblores y debilidad. No hay dolor pero noto que el cuerpo me arde. Lo que me has dado antes... No se que es, pero siento como si hubieran pasado por encima mía una manada de caballos. O es producto de la fiebre...

Carraspeó molesta, llevándose la mano a la cabeza. - Estoy hecha un despojo... No soporto esta sensación. Me da igual cómo lo consigas, sólo haz que se me pase. Y te puedes ahorrar la palabrería, llevo meses escuchando a gente como tú diciendo que las curas son dolorosas y empiezo a hartarme de tanta explicación innecesaria.
Afiliación :
- SILESSE -

Clase :
Falcon Knight

Cargo :
Soldado (Ejército de Silesse)

Autoridad :

Inventario :
VULNERARY [3]
Lanza de bronce [2]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Esp. de bronce [2]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2293


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.