Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Monobogi el Dom Abr 22, 2018 2:56 pm

Eran aproximadamente las 12 de la noche, la gente en la ciudad de Ylisstol dormía tranquilamente. Las calles se encontraban solas, y oscuras, y por ellas caminaba un joven estratega de cabellos negros.

Monobogi es un estratega que durante los últimos 2 años después del inicio de la crisis emergida se dedico a buscar supervivientes y llevarlos a un lugar seguro, justo esa noche, pudo conseguir un trabajo para los últimos supervivientes bajo su cuidado, por lo que se encontraba solo y sin que hacer, tal como el día en que devastado por perderlo todo, abandonó el ejercito de Nohr. A pesar de haber logrado su cometido de ayudar a aldeanos y familias completas a sobrevivir la catástrofe, en su corazón se hallaba el mismo vacío que dejaron aquellos días horrorosos, pues como si de una burla del destino se tratase, sus viajes, y su lucha lo llevaron de vuelta a la misma ciudad donde conoció al amor de su vida: Aileen, la jinete pegaso.

Con una expresión distante, y una atmósfera sombría a su alrededor, el joven estratega caminaba por las calles oscuras, iluminadas por algunos farolitos con velas dentro, pensando en su situación, hasta que en la distancia pudo ver una taberna de la cual emanaba el sonido de la música y las conversaciones de la gente que estaba pasándola bien.

–Quizá un trago es lo que necesito para olvidar estas sensaciones sin sentido.–   dijo el joven para si mismo mientras se dirigió a la taberna.

Una vez dentro, el se acerco a la barra donde como el, había personas que solo buscaban un trago para olvidarse de sus problemas.

–Buenas noches, barman.–   Saludó el joven.
–Buenas noches ¿que le sirvo?– respondió el barman.
–Vodka martini, agitado no revuelto.–  


Un par de minutos después llegó su bebida, y dio un sorbo.  frente a el, se encontraba una servilleta que alguna vez fue blanda, pero ahora es amarilla y  vieja, esta servilleta parecía haber sido abandonada por alguien, y el tono amarillento que tenia, la podía fácilmente hacer pasar por la pagina de un libro viejo.

El joven acercó a el la servilleta, y comienzo a pasar su dedo por encima de ella, haciendo como que escribía algo mientras, sumido en su propia melancolía comienza a recitar unas palabras en voz muy baja.

–Esperaré una vida, mi amor, porque se que un día regresaras mi... Cada uno de los días que han pasado desde tu partida para defender Ylisse de los emergidos hasta hoy, se sienten como una daga de infinidad atravesando nuestros corazones... Mi dulce Aileen, íbamos a reunirnos una vez mas como marido y mujer, íbamos finalmente a escapar de la persecución de las expectativas de nuestras familias... Pero el destino decidió que nuestros sueños y esperanzas fueran cortados de  raíz junto con tu vida por una espada llegada de los abismos... Podría jurar con toda seguridad, que aun puedo ver a tu pegaso volando entre las nubes, intentando volar hacia el olvido, pero yo, no te he olvidado... –  
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Tactician

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Espada%201

Experiencia :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] YvwSTdF

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Miér Abr 25, 2018 8:50 pm

Ylisstol no se parecía en absoluto a Windmire. Por lo menos, a ojos de Hrist. Ambas eran capital de su respectivo país, pero a la vez eran distintas… En Ylisstol brillaba la luz del sol de forma casi cegadora, por lo menos para alguien que había crecido en el casi siempre encapotado Nohr. Todo parecía distinto a la luz del día, con tanta luminosidad… Incluso la noche era diferente, se respiraban otros aires.

-Uff… estoy molida, Logi… -se lamentó la mercenaria mientras tiraba de las riendas del wyvern.

Logi le respondió con un gemido grave y lánguido, a la vez que seguía el paso agotado de su jinete.

-Shhhht… baja la voz, que ya es media noche. –le dijo a su montura, que le respondió con fuerte soplido. –Sí, mejor así…

Era ya casi media noche. El viaje se le había alargado más de la cuenta, y a esas horas era más difícil encontrar una posada abierta donde poder alojarse. Como mucho, podría dar gracias si daba con algún sitio donde echar un trago antes de buscar un rincón donde acurrucarse bajo el ala de Logi. Aunque a lo mejor aún estaba a tiempo, había posadas donde parte de la clientela se tomaba su tiempo a la hora de pillar una buena borrachera.

-Mira, una taberna. –dijo con un hilo de voz.

Ylisstol no era desconocida del todo para ella, pero pasear por el mercado modelo de noche era otra historia. Casi era desconocido para ella.  

-Voy a echar un trago, y a lo mejor me saben decir dónde cae la posada de turno. –le explicó a Logi mientras lo hacía sentarse cerca del lugar, pero lo suficientemente apartado de la entrada y de las casas colindantes para que nadie estuviese al alcance de sus mandíbulas. Le acarició un poco el hocico, y el animal soltó un bufido. Era raro que no se quejase de que lo dejara allí un rato, seguro que también estaba agotado y necesitaba sentarse un rato.
Entró en la taberna, aún ataviada con su capa de viaje, con la capucha puesta. El ambiente parecía animado, sin llegar a la euforia de la ebriedad. Hacía poco que la hora golfa había empezado, aún quedaba tiempo antes que alguien empezase a notar los efectos del alcohol y empezase alguna escaramuza por cualquier chorrada. Así que entró, e inspeccionó rápidamente el tendido con una mirada relámpago. No había una sola silla libre, ni siquiera en el rincón más apartado del salón. Así que se dirigió al primer hueco libre que encontró en la barra.

-Buenas. –Saludó discretamente, dudando aún sin quitarse la capucha. –Póngame lo más suave que tenga… ¿Hay zumo de bayas? Pues eso mismo, gracias.

Poco le importaba que el resto de clientes la pudiesen mirar mal por no beber nada con alcohol. Estaba agotada, y lo último que le apetecía era beber eso. Se había dado un buen lote viajando hasta llegar a la capital, y pensaba beberse lo que le saliese de las narices. Si no fuesen esas horas de la noche, otro gallo le cantaría.

Entonces reparó en el joven que tenía al lado. Un chico joven de cabellos negros. Pensó en preguntarle si sabía de alguna posada cercana. Pero entonces se dio cuenta de que tenía la mirada perdida en una servilleta que había vivido mejores tiempos. Y además murmuraba una retahíla de palabras incomprensibles en voz muy baja, tan baja que no se le oía a través del ruido del resto de clientes. Quizás… Quizás no era muy buena idea preguntarle… ¿y si era de los que se tomaban a la tremenda que los interrumpiesen en sus monólogos retóricos?
El resto de clientes estaba en una fase ya más avanzada del proceso de empinar el codo, pero estaban tan engrescados que lo mismo le salían con cualquier otra chorrada que poco tendría que ver con lo que les preguntaba.

Uff… ¿Qué debía hacer?...
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha larga de acero [4]
Vulnerary [2]
.
.
.

Support :
Sindri [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v
Roque [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v

Especialización :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Hacha 2

Experiencia :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] AslQXcW

Gold :
2257


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Monobogi el Dom Mayo 13, 2018 12:02 pm

Intentando alejarse de sus sentimientos de tristeza, el joven comenzó a mirar a su alrededor, buscando algo con que distraer su cabeza para olvidarlo todo.

A esa hora, la taberna albergaba todo tipo de personas, desde amigos que solo iban a pasarla bien, ebrios ahogando sus penas en alcohol, hasta aventureros que planeaban cual iba a ser el proximo camino que tomarian para llegar a su destino.

Es precisamente un par de individuos que pertenecen al ultimo de los grupos mencionados, quienes hablaban y hablaban acerca de la ruta que tomaria su grupo de mercenarios:

-Entonces, vamos por el rio o las montañas?-
Dijo uno de ellos con muestras de encontrarse ya alcoholizado

-Vamos por el camino cercano al arrollo, es mas corto, y ademas no nos faltara agua y nos ahorraremos unas monedas- respondió su compañero, que tambien se encontraba alcoholizado.

-Es un buen plan! Me gusta! HA HA HA HA!- Rió el otro, junto con su compañero y comenzaron a hablar los detalles del plan.

Siendo el fanatico de la estrategia que es, Mono no puede evitar parar la oreja para escuchar sus planes. Encontrando error, tras error en la logica de estos individuos, no pudo evitar poner su granito de arena.

-Su estrategia es mala...- Dijo el caballero. -El area por la que pasarán esta infestada de  bandidos, y si se van por las planicies cercanas al rio, quedarán mucho mas expuestos, ademas, la razon de ir cerca del rio para ahorrar dinero en agua es estupida, es mejor surtirse de agua e irse por el camino angosto de las montañas, ya que asi podran defenderse de los bandidos sin importar cuantos vengan a atacarlos, ues solo podran atacar por delante o por detras- El joven comenzo a explicar sin parar.

-Y TU QUIEN TE CREES QUE ERES RENACUAAJO!? QUIERES PROBLEMAS!?- Dijo furico uno de los hombres.


-No... yo...

-Vamonos, no le hagas caso a este imbecilo- Dijo el otro hombre mientras recogia sus cosas, para que despues ambos partiesen.



El joven estratega suspiro pesadamente, y volvió a lo suyo con resignación.

-Intenté advertirles... pero bueno, son ellos quienes se están exponiendo-


El joven estratega notó a una persona encapuchada que parecia querer respuestas acerca de algo, por lo que se acercó a ella y le preguntó:

-Hola... Necesitas algo?- Dijo el joven en un tono de voz sereno, viendo a aquella persona con sus profundos ojos azules.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Tactician

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Espada%201

Experiencia :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] YvwSTdF

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Miér Mayo 16, 2018 5:39 pm

Hrist no había aún llegado a su hueco para sentarse y un par de clientes parecían discutir con otro sobre la ruta a seguir, uno de ellos decía que no sé qué zona estaba llena de bandidos. Los otros dos se ofendieron y se largaron. ¿Bandidos cerca? Tendría que averiguar algo de eso, no le apetecía que la acorralase un grupo de bandidos en medio de la nada.
Una vez el tabernero le sirvió su bebida, la mercenaria dio un largo trago, saboreándola lentamente. ¡Gloria bendita! ¡Escamas del Eterno! Claramente, la bebida sabía muchísimo mejor tras horas y horas de viaje, cuando ya es casi imposible encontrar la postura sobre la silla de montar y el wyvern va dando bandazos en el aire porque quiere descansar.

Observó de nuevo al joven de al lado, dubitativa. Parecía ser el que había discutido con los clientes que se habían ido. Parecía estar también teniendo una conversación silenciosa y crucial con la servilleta. A lo mejor incluso era capaz de buscar el consejo de los astros en ella. O quizás sólo estaba absorto, tremendamente absorto, en sus pensamientos. La mirada perdida y su aparente abstracción de la realidad que lo rodeaba parecían apuntar a ello. ¿Qué debía hacer? ¿Le preguntaba a él? El tabernero se había perdido entre la multitud de clientes para ir a saludar a algún conocido, y tenía pinta de estar ausente de la barra un buen rato. El resto de clientes… ugh… estaban demasiado alegres, o profundamente inmersos en absurdas competiciones de fantochadas para reafirmar su hombría. Dio otro sorbo a la bebida, para hacer un reinicio de su situación.

Tanteó de nuevo el asunto, observando discretamente el chaval de cabello negro de al lado.

-¡Oh! Eh…

El chico se había girado hacia ella y se había acercado. No parecía molesto, y mucho menos mostraba signos de ebriedad. Hrist se echó un poco hacia atrás a causa de la sorpresa, pero se recompuso rápidamente.

-Pues… Sí, la verdad… -admitió, recuperando la compostura de nuevo. –Soy extranjera y acabo de llegar, no conozco Ylisse, y me preguntaba si sabes de alguna posada cercana donde pasar la noche… Tengo a mi wyvern esperando fuera, ¿sabes si hay alguna con establo para estas monturas?

Le salió más rápido y directo de lo que había querido, pero no pareció que al joven le importase. Pero había otra cosa que le interesaba saber, casi con la misma importancia que el hallar alojamiento.

-Por cierto… -tanteó con voz pausada. –Antes me ha parecido oír que decías algo de que hay bandidos por no sé dónde… ¿Sabes si es por aquí por los alrededores?

A lomos de un wyvern normalmente sólo había que temer a los que también volaban en wyvern o en pegaso, pero… ¿Y si contaban con muchos jinetes de wyvern o caballeros de pegaso? No tenía ganas de llevarse ningún susto en las alturas. Gracias, pero no.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha larga de acero [4]
Vulnerary [2]
.
.
.

Support :
Sindri [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v
Roque [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v

Especialización :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Hacha 2

Experiencia :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] AslQXcW

Gold :
2257


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Monobogi el Vie Jun 22, 2018 9:42 pm

-Ah, asi que buscas donde pasar la noche? Bueno...

El joven caballero se quedó pensando un rato ¿En donde habia visto un establo antes de llegar a Ylisstol? Su respuesta llegó cuando recordó que hacia unos días, el dejo a unos cuantos supervivientes en una granja la cual tenia un establo que tenia todo para wyverns y pegasos, a pie iba a tomar unas 6 horas llegar, pero en wyvern o cualquier montura aerea iba a ser tan rapido como poco menos de una hora.

-Ahora que lo mencionas... Si, hay un establo cerca de aqui, bueno, cerca si vas en wyvern, a pie te puede tomar como 6 horas llegar, ademas es un buen lugar para pasar la noche, hay gente que conozco trabajando ahi, asi que se de lo que hablo.

El joven entonces se estiró un poco, de algun modo que aquella chica le hiciese recordar un lugar para pasar la noche, hizo que le entrara un poco el cansancio, y no era para menos, si todo el dia habia estado dando vueltas por la capital y sus alrededores arreglando todo para que los ultimos supervivientes que quedaban con el consiguieran un trabajo para rehacer sus vidas. Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando la joven hizo otra pregunta acerca de la ubicación de los bandidos que mencionó antes.

-No, los bandidos de los que hablo se ubican un poco mas al oeste, cerca de la frontera con Plegia... Sin embargo, he de decir que ninguna zona del reino está totalmente limpia de malvivientes.

Comenzó a explicar el joven caballero mientras tomaba un asiento, y daba un pequeño sorbo a su bebida.

-Yo he estado viajando por toda Akaneia, asi que puedo decirte con certeza, desde que empezó todo este alboroto con los emergidos, los bandidos han aprovechado cada oportunidad para expandir su influencia... Me dan tanto asco...

El joven quedo callado unos segundos con una mirada seria, y despues volteó a ver a aquella persona con una mirada mas serena

-Aunque tu no tienes nada que temer, esos bandidos con suerte saben montar a caballo, no son peleadores habiles, se les puede ganar facilmente con un poco de habilidad e inteligencia, su verdadera fuerza esta en los numeros. Aun asi... Como tu puedes pasar volando, de lo unico que deberias tener cuidado es de las flechas que te puedan alcanzar a ti o a tu wyvern...


Habiendo dicho eso, el joven continuó mirandola, la tenue luz del lugar, hacia que la chica se perdiera dentro de su capucha, por lo que, movido por la curiosidad, intentó convencerla de quitarse la capucha

-Oye... Se que quiza estoy siendo grosero pero... Como eres sin la capucha?
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Tactician

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Espada%201

Experiencia :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] YvwSTdF

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Lun Jul 02, 2018 10:45 am

-Seis horas a pie… Bueno, a estas alturas ya no me viene de ahí, supongo que no le importará volar un rato más si luego puede descansar bien.

Dio otro trago a su bebida mientras pensaba en lo que acababan de contarle. Algo era algo, en un establo tenía que haber espacio para un wyvern. Si además él conocía a los que trabajaban allí, con un poco de suerte serían gente honrada, pues a primera vista, el joven no tenía pintas de bandido.

-¿Conoces a gente que trabaja allí? –paró unos instantes, saboreando lo que acababa de beber. –Entonces lo tomaré como una recomendación… ¿Hacia dónde queda ese establo?

Basculó el peso de una pierna a otra, buscando repartir el esfuerzo de estar de pie. Después de tantas horas sentada a lomos de Logi, era gratificante estar de pie, pero lo que realmente necesitaba era tumbarse y estirar las piernas. Escuchaba al joven, pero no sin descuidar la ventana cercana a la barra. Era el único sitio que comunicaba al exterior que le quedaba cerca, y por el que podría oír a Logi si había algún problema fuera.

-Mmm… voy en dirección a Plegia, supongo que tarde o temprano me encontraré alguno. –apuntó, arrastrando un poco la voz.

Su objetivo era llegar a Valentia, haciendo primero una parada en Plegia. El reino con el que compartía religión su país estaba en situación ambigua respecto de los emergidos, y cabía la posibilidad de que hubiese llamamientos a campañas de liberación pagadas.

-También puedo pasar de Plegia y subir hasta Regna Ferox… de ahí puedo llegar de todas formas al mismo sitio… -musitó en voz baja, sin darse cuenta de que empezaba a pensar en voz alta.

No era ninguna desgracia desviar el camino, pero obviamente sería mejor recibida en Plegia que en Regna Ferox… o en Altea. Por descontado, ser mercenaria era sinónimo de neutralidad para muchos, pero las riñas entre religiones siempre estaban presentes, especialmente entre los seguidores de Anankos (también conocido como Grima o “El Eterno”) y los de la deidad de turno de Ylisse y otros países cercanos, Naga. La semillita de la desconfianza siempre estaba ahí, esperando germinar para complicarles la vida a los viajeros que estaban de paso.

–Ya, de eso no hay duda. –dio media vuelta y se apoyó de espaldas a la barra. A lo mejor así le molestarían menos las lumbares. -De donde vengo yo también hay bandidos a porrones. Como si no hubiese bastante con los emergidos quemando pueblos y poniendo patas arriba allá por donde van…

Observó el contenido de su vaso, cómo daba vueltas con cada sacudida. A Hrist también le desagradaban los bandidos. Pero tenía que admitir que eran una fuente más de ingresos. Mientras hubiese maleantes aterrorizando pueblos y caminos, habría gente que pagaría a otros para que los ahuyentasen o los matasen. Visto de otra forma, ellos mismos pedían que alguien pusiese precio a sus cabezas.

-¿Por toda Akaneia? Guau, vaya viajecito… ¿Eres mercenario? -dejó de beber en seco. –Yo voy de un sitio a otro… No es la primera vez que vengo a Ylisse, pero no me lo he recorrido de cabo a rabo. Y lo mismo con otros lugares.

Por ejemplo, nunca había puesto un pie en Regna Ferox. O en Hoshido.

-Sí, eso es lo que me preocupa, que sean demasiados. –le respondió, rascándose un poco la mandíbula. –Aunque también cabe la posibilidad de que haya algún jinete de wyvern o alguna caballero de pegaso entre medio. Pueden hacerse muy pesados. –resopló.  

Los enfrentamientos con otros wyvern riders o con caballeros de pegaso eran tediosos. Unos porque aguantaban lo mismo que ella y Logi o incluso más, los otros porque empezaban a dar vueltas a su alrededor como mosquitas, intentando marearla y despistarla. Afortunadamente, en el segundo caso bastaban un par de golpes contundentes (y certeros) para estamparlos contra la pared más cercana, o contra el suelo.

-¡Tabernero! ¡Otra, por favor!

Al ver acercarse al tabernero, se apresuró a pedir más bebida. Tenía tanta sed, TANTA SED, que se sentía capaz de vaciar dos pozos y no quedar saciada. Casi igual que Logi cuando pedía bajar para beber entre pausa y pausa de viaje.

-¿Eh? ¿Sin la…? –Hrist se quedó en blanco unos instantes. –No, no, qué va…

Se bajó la capucha, dejando a la vista su cara de veinteañera.

-Perdona, iba tan desesperada por beber algo que ni me he acordado de quitarme la capa… -se disculpó con una sonrisa tensa. Aún recordaba, muy vivamente (y muy a su pesar), aquella vez que la confundieron con un bandido al entrar en pueblo. Hacía que se le acelerase el pulso cada vez que entraba en una población, temiendo que la volviesen a tomar por un malechor por error.  

Después de aquellos minutos distendidos, empezó a darse cuenta de que, dentro, en aquel lugar, hacía más calor que en la calle. Su cara helada había empezado a calentarse, y le empezaba a molestar tanto trapo encima. Quizás aquello era parte del motivo por el que le estaba empezando a entrar pereza. A lo mejor la iluminación suave de la taberna también influía. Se quitó la capa del todo mientras expulsaba mentalmente la tentación de hacerse un ovillo junto a Logi y pasar la noche en la calle. Si aguantaba un rato más, podría dormir en una cama como Anankos mandaba y Logi tendría su rincón en el establo. Dio un trago a su vaso recién rellenado, mentalizada para no ceder al cansancio tan pronto.

-¿Dices que algunos van a caballo? Entonces puede que no sea muy buena idea hacer muchos tramos de la frontera a pie…

Si había algo peor que un bandido emperrado en saquear el cadáver de uno, eso era un bandido a caballo con el mismo propósito. Si fuesen sólo uno o  dos, tendría un pase. Pero si eran muchos más, sólo conseguiría cruzar la frontera con una larga comitiva de indeseables escupiendo sapos y culebras sobre su familia. Podía dejar que el ejército de Plegia se encargase de ellos, pero tener que aguantarles hasta que eso sucediese se le antojaba pesado, monótono, y muy aburrido.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha larga de acero [4]
Vulnerary [2]
.
.
.

Support :
Sindri [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v
Roque [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v

Especialización :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Hacha 2

Experiencia :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] AslQXcW

Gold :
2257


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Monobogi el Miér Nov 07, 2018 3:15 pm

La expresiòn del estratega cambiò drasticamente al ver el rostro de su acompañante, esperaba que se tratase de una mujer por su voz, pero no esperaba que fuese una mujer tan linda.

El joven se sorprendio por una fracciòn de segundo y despues de recuperar la compostura, comienza a hablar.

-Eres muy bonita... ¿Que se supone que hace una chica como tu viajando sola? Ah, no digo que por ser mujer necesites a alguien que te defienda, si eres jinete de wyvern significa que puedes cuidarte sola -Aclarò rapidamente para que la mujer delante de el no se ofendiera- Lo que quiero decir es, que siendo tan bonita como eres seguro tendrias a muchos bandidos queriendo atraparte para venderte como esclava y vender tu wyverno, o usarte, no o se... Lo siento, me confundi, porfavor disculpa mis groserias! -Dijo el joven mientras hacia una reverencia ante la chica de cabellera rubia.

"Esto es un desastre" pensò el muchacho mientras venia a su memoria la ocasiòn en que conociò a la mujer que seria la dueña de su corazòn.

Fue en exactamente la misma taverna donde se encontraban ellos, en exactamente los mismos asientos, en ese entonces un joven aprendiz de estratega se encontraba en el bar, su maestro estaba en otro sitio de Ylisstol teniendo una reunion con unos nobles y hablando unos asuntos que no le concernian a Mono.

Dentro de la taverna estaba una chica de cabellos rubius, ojos verdes, fragil y delicada figura, y una mirada que brindaba calma y confort con solo verla, ella era Aileen, y se encontraba con su maestra, quienes habian terminado una misiòn de patrullaje en los alrededores y estaban buscando refrescarse para luego ir a descansar tras un largo dia de trabajo.

Monobogi quedò totalmente impactado por la increible belleza de esa mujer, y procediò a hablarle, en ese entonces, el tenia muchisima mas confianza en si mismo, y en cambio Aileen era timida y torpe, se ponia nerviosa, se disculpaba con reverencias cada que decia algo minimamente transgresor, y asi se fue ganando poco a poco el corazòn de Mono.

Volviendo al presente, una pequeña sonrisa calida se formò en el rostro del estratega que estaba recordando los buenos momentos que viviò con su amada, y su propuesta de matrimonio que fue quizà la noche mas romantica que pudo haber vivido en su vida.

Sin embargo, al recordar tantos buenos momentos, en menos de un parpadeo esos bellos recuerdos se transforman en memorias horrorosas del dia en que iniciò la crisis de los emergidos, y recibiò las noticias de la muerte de Aileen en cumplimiento de su deber. Su ronrisa se borrò inmediatamente y su mirada se volviò sombria, el sentimiento de ver su plan de vida destrozado en tan poco tiempo lo estaba carcomiendo por dentro.

- Como sea... Lo siento si te molestè.- Dijo el joven mientras apoyaba un brazo sobe la barra y con este mismo apoya su cara con una mirada distante.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Tactician

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Espada%201

Experiencia :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] YvwSTdF

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Dom Dic 09, 2018 6:19 pm

-Ah, eh… -atinó a balbucear. -¿B-Bonita? G-Gracias…

Sintiendo las orejas arder, Hrist no sabía hacia dónde mirar. Roja como un tomate nohrio de la huerta real, le costó volver al mirar al joven a los ojos. Tal y como siempre había temido, había tenido que salir fuera de Nohr para que alguien le echase un piropo. Quizás sí había sido buena idea buscarse las habichuelas fuera de casa. No todos tenían la suerte de Mamá, que había dado con Papá dentro de Nohr. ¿Encontraría ella a alguien? ¿Sería a lo mejor en la otra punta del mundo?

-Ah, bueno… en realidad… -se rascó la nuca distraídamente. -… más bien intentan hacerme trizas con sus hachas y sus lanzas… así que dudo que me vean útil viva…

Hizo un vaivén de manos, como intentando borrar esa imagen de su cabeza. Realmente, siempre que se enfrentaba a bandidos ninguno de ellos parecía considerarla apta para nada que no fuese una muerte sangrienta y dolorosa. A veces, dudaba si era porque Logi les hacía temer más por su vida, o porque simple y llanamente no veían nada de provecho en ella. Aunque pensándolo bien, ninguna de las dos opciones, morir o ser víctima del tráfico de dudosa legalidad, le parecía tentadora ni le despertaba curiosidad.  

–Pero nada, nada, ¡no es grosería! –exclamó, aún sonrojada. –Eh… ¿Hola?

Hrist observó con atención al joven. Parecía que estaba extrañamente absorto en sus pensamientos. A lo mejor, supuso, se había acordado de algo crucial, urgente, muy importante. O lo mismo estaba reemprendiendo su meditación trascendental con la servilleta que hacía escasos minutos lo había tenido ajeno a la realidad…
Inmediatamente descartó esa conclusión, al ver que el rostro del chico de ensombrecía en cuestión de segundos.

-No, no… no me has molestado… -se apresuró a añadir. -¿He…? ¿He dicho algo malo?

¡Por una vez que alguien le decía algo bonito! ¿Qué le pasaba? ¿Qué había provocado ese cambio de humor tan súbito? Se lo quedó mirando unos instantes, preguntándose qué hacer en una situación así…

-Esto… -intentó recuperar el hilo de conversación. –Me estabas contando… sobre una posada con establos para monturas… y… que hay bandidos al oeste, en la frontera con Plegia…

No estaba segura de si con eso bastaría para hacerle volver en sí. Forzó un poco más la sonrisa, en un intento de mantener el buen rollito del ambiente.

-… y que habías viajado por toda Akaneia…

No, definitivamente no iba por buen camino. Tenía que tomar la iniciativa de algún modo.

-¡Tabernero! –gritó con voz recia, en dirección a uno de los extremos de la barra, levantándose casi de un salto y dando palmas en la barra señalando delante del chico. -¡Bebida para mi compañero aquí! –Se giró rápidamente hacia el chaval. -¿Qué quieres beber? ¡Invito yo! ¡Nada, nada, hoy invito yo, tú sólo anima esa cara!
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha larga de acero [4]
Vulnerary [2]
.
.
.

Support :
Sindri [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v
Roque [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v

Especialización :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Hacha 2

Experiencia :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] AslQXcW

Gold :
2257


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Monobogi el Miér Dic 19, 2018 7:02 am

-Oh, lo siento, me perdi en mis pensamientos por un momento- Dijo el joven mientras recuperaba la compostura, al ver que la chica ordenaba bebida y que ella invitaria,el se apeno un poco y tratò, pero ya era tarde y el pedido ya estaba hecho.

-Bueno, aceptare tu oferta, y a cambio te guiare hasta esa posada para que no tengas problemas al llegar, que te parece?- Dijo mientras le daba una mirada y una sonrisa gentil.

-Efectivamente, he viajado por Akaneia pero no de cabo a rabo como piensas, realmente solo estoy realmente familiarizado con Nohr e Ylisse ya que son los lugares donde he pasado mas tiempo, en los demas paises solo he estado de entrada por salida en sus fronteras, por decirlo de alguna manera. Durante este tiempo, me habia dedicado a buscar supervivientes en las aldeas arrasadas por emergidos, y forme una pequeña milicia para viajar todos juntos y que todos tuvieran oportunidad de rehacer sus vidas, empezar de nuevo, esas cosas. Justo hoy, las ultimas personas de ese grupo consiguieron un lugar para trabajar y vivir con seguridad, asi que me quede solo y sin nada que hacer realmente.- Dijo el joven mientras meneaba un poco su bebida, para tras terminar de hablar, dar un pequeño sorbo.

Mono sentia que habia metido la pata, ya que su cambio repentino de humor habia provocado que la mujer a su lado sintiera la necesidad de invitarle algo, asi que considerandolo cortesia basica, se dispuso a explicarle el porque de sus penas.

-Disculpa por mi repentino cambio de humor... Veràs, siendo hoy el primer dia en que mi mente queda libre por decirlo de alguna manera, no puedo evitar el momento en que todo este desastre con los emergidos comenzo, y como mi vida al igual que la de tantas personas dio un giro de 180. Yo era un estratega en N- se detuvo rapidamente e hizo una pausa de poco menos de un segundo -Un grupo de mercenarios... Y tenia una novia que eventualmente se convirtio en mi prometida, era la mujer mas dulce del mundo, una jinete pegaso al servicio de Ylisse. Fue en exactamente esta ciudad, en este bar, donde nos conocimos. Y es curioso que, despues de un par de años intentando distraer mi mente con la idea de ayudar a otras personas que sufrieron tanto o mas que yo, el destino me haya traido a este bar una vez mas, parece una broma de mal gusto.- Dijo con una expresion seria y algo indiferente.

-Asi que no, no has dicho nada malo, son solo mis cosas, aun asi, gracias por preocuparte por mi, y por cierto, si los bandidos en verdad no pueden ver la belleza que hay debajo de esa armadura, es cosa de ellos, yo creo que en verdad eres linda.- El rostro del joven se ilumino un poco y le dio una sonrisa amable y calida a la joven de cabellos rubios.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Tactician

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Espada%201

Experiencia :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] YvwSTdF

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Dom Feb 10, 2019 3:50 pm

-¡Oh! ¿De veras? –No podía creerlo, había acertado. –Me parece genial, ¡muchas gracias!

Así que el joven había llegado hasta la frontera de Nohr e Ylisse con otros países… Interesante. ¿Incluso había llegado a formar una pequeña milicia para ayudarles a reubicarse? Buff… Hacía falta más gente como él y menos bandidos que le amargasen la vida al resto de la humanidad. Pero mirando la parte positiva, parecía que el joven no tenía ningún cometido que requiriese su atención de inmediato. Así que Hrist pensó que sería correcto aceptar su oferta.

–¿Eras estratega? ¿En… un grupo de mercenarios?

Se permitió saborear el zumo mientras escuchaba a Monobogi. Le pareció que el joven había rectificado sobre la marcha parte del relato, en concreto, dónde había ejercido como estratega. Pero decidió no darle importancia. Sus motivos tendría para querer ocultarlo (si es que realmente pretendía ocultar algo). Lo que realmente le importaba era esa historia de amor que se había fraguado entre luchas contra emergidos y coces de pegaso en una banda de mercenarios.

–Jo… Qué triste y qué bonito… –Tuvo que secarse una lagrimita que se le escapaba por el rabillo del ojo. –¿Y ella? ¿Os separaron los emergidos? ¿La secuestraron los bandidos? Puedo ayudarte, si la han secuestrado…

No podía evitarlo, era como escuchar un romance por boca de un bardo ambulante. Esas historias romanticonas donde un joven de noble corazón se enamoraba de una joven dulce pero firme, vivían mil aventuras juntos, pero el Destino se empeñaba en separarles. Algunas acababan bien (se casaban, vivían felices y comían perdices asadas). Otras acababan mal (la joven era sacrificada para satisfacer el hambre de almas de algún Dios Oscuro de algún culto de lunáticos, y el joven se declaraba célibe y dedicaba el resto de sus días a extreminar a todos y cada uno de los miembros del fatídico culto). Al fin y al cabo, ¿no era así como Mamá había conocido a Papá? Vale, no iban en una banda, pero ambos eran mercenarios por libre. Ella, sanadora a sueldo; él, rompepiernas y mula de carga a sueldo… Se habían conocido por casualidad con motivo de un encargo en común y… ¡Tachán! Ahí estaba ella, siguiendo sus pasos junto a un enorme reptil con alas y capaz de emitir chillidos que destruían tímpanos con la misma facilidad que un martillo rompía una ventana.

–Ah… Esto… –Le ardían las orejas. Y la cara. Y el cuello. No sabía dónde mirar.– G-gracias… –musitó, pasándose un mechón de pelo tras la oreja.

¿Por qué? ¿Por qué no había más chicos como él en Nohr? No, allí sólo estaban los bravucones y los bocazas. Ah, y seductores en serie. Pero pocos que hablasen de una chica como Monobogi hablaba de su prometida. ¿Acaso pedía imposibles? Había tenido que llegar a Ylisse para que alguien la llamase linda. ¿Qué les pasaba en Nohr?

–Bueno… Esto… –Volvió a sorber un poco de zumo, intentando centrarse. – ¿Dónde dices que está esa posada?
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha larga de acero [4]
Vulnerary [2]
.
.
.

Support :
Sindri [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v
Roque [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v

Especialización :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Hacha 2

Experiencia :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] AslQXcW

Gold :
2257


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Monobogi el Mar Mar 19, 2019 5:18 am

-No la han secuestrado, ella murio cuando todo este desastre comenzo.-

Monobogi guardo silencio un momento, dio un sorbo a su bebida y luego se quedo pensativo un momento, era algo un poco incomodo para hablar pero era lo menos que podia hacer ya que esa mujer a su lado se estaba preocupando por el, eso es algo que no se encuentra todos los dias.

El miro a Hrist de reojo, su cabellera rubia, tez blanca con un lebe rubor, y ojos azules hacian que ella luciera preciosa a sus ojos, y a pesar de que el tema del que hablaba era un tema triste para el, se sentia feliz de que alguien estuviese preocupada en ayudarlo, solo la intencion era suficiente.

Mono sonrio calidamente mientras un ligero rubor se dejaba apreciar en sus mejillas, y luego empezo a hablar:

-Es verdad, dije que te iba a guiar hasta esa posada verdad? Se esta haciendo tarde, asi que sera mejor que te diga como llegar ahora. Si tu wyverno aun tiene energia para volar, estoy seguro de que llegarias en una media hora ahi, es una posada junto a un rio que esta al sur, la reconoceras porque esta en una granja y tiene un enorme campo con maizales cerca. Si tienes un mapa, puedo marcarte la ubicacion exacta, o puedo acompañarte hasta alla si te parece mas facil.-

Tras decir eso, Mono tomo otra servilleta y saco una pluma de pegaso y un frasquito de tinta y comenzo a escribir.

-Si decides ir sola, lo mas seguro es que se sientan intimidados por tu wyverno, es algo que no suele verse mucho por aqui. Si eso llega a pasar muestrale al dueño este recado, ellos confian en mi, esto les demostrara con toda certeza de que tu no vienes a hacerles daño.-

El joven estratega dobla la servilleta cuidadosamente y se la entrega a Hrist, con una sonrisa en su rostro.

-Se que no es mucho, pero esto es lo menos que puedo hacer por alguien que me agraciò e hizo mas amena mi noche con su tiempo y compañia, espero que nuestros caminos se crucen de nuevo... Por cierto, creo que no nos hemos presentado aun, mi nombre es Monobogi ¿cual es el tuyo?- Pregunto con un tono de voz gentil a la joven que se encontraba frente a el.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Tactician

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Espada%201

Experiencia :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] YvwSTdF

Gold :
736


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Lun Abr 15, 2019 9:19 am

–Ah, pues… lo que te venga mejor, tampoco quiero hacerte dar vueltas a estas horas de la noche… Tú también debes estar cansado.

El joven le había ofrecido a acompañarla o a indicarle el camino hacia la posada. Pero sobre todo, parecía haberse animado de nuevo. Hrist se volvió a cuestionar si había hecho bien en preguntarle por la chica. Obviamente no era plato de buen gusto que a uno le recordasen que alguien querido ya no estaba. Ugh… qué falta de tacto. Aunque no parecía haberse ofendido.  

–Qué va, no te preocupes, con marcar la ubicación en el mapa me basta. –dijo, quitándole importancia con un gesto de la mano– Mientras no esté en zonas muy recónditas, creo que llegaré sin problemas. –Echó un vistazo a la marca del mapa.– Los campos de maíz… creo que una vez pasé por allí con mis padres, pero no sabíamos de ninguna posada…

Era un recuerdo vago, pero ahí seguía. De vuelta a Nohr, habían hecho una parada en Ylisstol para reponer fuerzas, y tras reemprender la marcha siguieron por el sendero que llevaba a unas cuantas granjas. Algunas de ellas tenían campos de maíz, sí… Probablemente sería por aquella zona. Qué casualidad, si realmente fuese así. Tomó nota mental de comentarlo a sus padres. Tendría gracia si ellos lo habían descubierto también tras años de haber pasado por allí…

–De acuerdo. –Miró la nota en la servilleta que le pasó el chico– Siempre procuro que Logi no intimide más de la cuenta. Ni que cause destrozos… –añadió con una sonrisa nerviosa.

Hrist dio otro sorbo de zumo. Dentro de lo que cabía, la noche estaba yendo bien. Había dado con una taberna abierta y había encontrado a alguien amable dispuesto a darle indicaciones. Se le veía buen chico, a lo mejor podía hacerle algún favor a cambio, del tipo “llevar una carta urgente a no sé dónde”, “advertir a determinado pueblo de que se acercan bandidos”, etc. Si podía evitar tener que romperle las piernas a alguien, mejor que mejor, claro, pero si la situación lo justificaba…

–¿Eh? Ah, nada, nada, eres muy amable, ¡nada que agradecer! –dijo sonrojada– ¿Monobogi? Yo soy Hrist, encantada. Como te digo, soy mercenaria y ando de aquí para allá… –Entonces vio la cara extrañada de él– Sí, se escribe "Hrist” pero se pronuncia Jírist… –Dio otro sorbo de zumo– Me gustaría hacer algo para agradecerte la ayuda… Si alguna vez nos encontramos de nuevo, no te cortes y acércate. O espera… ¿Necesitas que te lleve a algún sitio? No me cuesta nada acercarte a donde sea… hoy o mañana, no importa, me voy a estar un par o dos de días aquí en Ylisstol, tampoco es que me corra prisa.

Se apoyó en la barra y acabó de vaciar el vaso. Echó un vistazo a la ventana más cercana. Logi seguía dormitando justo donde lo había dejado. Pediría algo más para beber, charlaría un rato más con Monobogi y luego se iría a la posada que le había indicado él. Y si el chico le pedía algún favor, le ayudaría con mucho gusto. ¿Volvería a encontrarse con él en el futuro? Si era estratega a lo mejor le vería en alguna campaña de conquista o de liberación. Quién sabía, los designios del Eterno eran inescrutables…
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Master

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha larga de acero [4]
Vulnerary [2]
.
.
.

Support :
Sindri [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v
Roque [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v

Especialización :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Hacha 2

Experiencia :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] AslQXcW

Gold :
2257


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Eliwood el Dom Abr 21, 2019 2:10 pm

Tema cerrado. 50G a cada participante.

Monobogi obtiene +1 EXP y ambos +1 Bonus EXP!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Iwzg0SR
Lyndis [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v
Nils [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v
Izaya [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] JEIjc1v

Especialización :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Espada%202

Experiencia :
[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Iu4Yxy1

Gold :
435


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist] Empty Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.