Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Monobogi el Dom Abr 22, 2018 2:56 pm

Eran aproximadamente las 12 de la noche, la gente en la ciudad de Ylisstol dormía tranquilamente. Las calles se encontraban solas, y oscuras, y por ellas caminaba un joven estratega de cabellos negros.

Monobogi es un estratega que durante los últimos 2 años después del inicio de la crisis emergida se dedico a buscar supervivientes y llevarlos a un lugar seguro, justo esa noche, pudo conseguir un trabajo para los últimos supervivientes bajo su cuidado, por lo que se encontraba solo y sin que hacer, tal como el día en que devastado por perderlo todo, abandonó el ejercito de Nohr. A pesar de haber logrado su cometido de ayudar a aldeanos y familias completas a sobrevivir la catástrofe, en su corazón se hallaba el mismo vacío que dejaron aquellos días horrorosos, pues como si de una burla del destino se tratase, sus viajes, y su lucha lo llevaron de vuelta a la misma ciudad donde conoció al amor de su vida: Aileen, la jinete pegaso.

Con una expresión distante, y una atmósfera sombría a su alrededor, el joven estratega caminaba por las calles oscuras, iluminadas por algunos farolitos con velas dentro, pensando en su situación, hasta que en la distancia pudo ver una taberna de la cual emanaba el sonido de la música y las conversaciones de la gente que estaba pasándola bien.

–Quizá un trago es lo que necesito para olvidar estas sensaciones sin sentido.–   dijo el joven para si mismo mientras se dirigió a la taberna.

Una vez dentro, el se acerco a la barra donde como el, había personas que solo buscaban un trago para olvidarse de sus problemas.

–Buenas noches, barman.–   Saludó el joven.
–Buenas noches ¿que le sirvo?– respondió el barman.
–Vodka martini, agitado no revuelto.–  


Un par de minutos después llegó su bebida, y dio un sorbo.  frente a el, se encontraba una servilleta que alguna vez fue blanda, pero ahora es amarilla y  vieja, esta servilleta parecía haber sido abandonada por alguien, y el tono amarillento que tenia, la podía fácilmente hacer pasar por la pagina de un libro viejo.

El joven acercó a el la servilleta, y comienzo a pasar su dedo por encima de ella, haciendo como que escribía algo mientras, sumido en su propia melancolía comienza a recitar unas palabras en voz muy baja.

–Esperaré una vida, mi amor, porque se que un día regresaras mi... Cada uno de los días que han pasado desde tu partida para defender Ylisse de los emergidos hasta hoy, se sienten como una daga de infinidad atravesando nuestros corazones... Mi dulce Aileen, íbamos a reunirnos una vez mas como marido y mujer, íbamos finalmente a escapar de la persecución de las expectativas de nuestras familias... Pero el destino decidió que nuestros sueños y esperanzas fueran cortados de  raíz junto con tu vida por una espada llegada de los abismos... Podría jurar con toda seguridad, que aun puedo ver a tu pegaso volando entre las nubes, intentando volar hacia el olvido, pero yo, no te he olvidado... –  
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Tactician

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
201


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Miér Abr 25, 2018 8:50 pm

Ylisstol no se parecía en absoluto a Windmire. Por lo menos, a ojos de Hrist. Ambas eran capital de su respectivo país, pero a la vez eran distintas… En Ylisstol brillaba la luz del sol de forma casi cegadora, por lo menos para alguien que había crecido en el casi siempre encapotado Nohr. Todo parecía distinto a la luz del día, con tanta luminosidad… Incluso la noche era diferente, se respiraban otros aires.

-Uff… estoy molida, Logi… -se lamentó la mercenaria mientras tiraba de las riendas del wyvern.

Logi le respondió con un gemido grave y lánguido, a la vez que seguía el paso agotado de su jinete.

-Shhhht… baja la voz, que ya es media noche. –le dijo a su montura, que le respondió con fuerte soplido. –Sí, mejor así…

Era ya casi media noche. El viaje se le había alargado más de la cuenta, y a esas horas era más difícil encontrar una posada abierta donde poder alojarse. Como mucho, podría dar gracias si daba con algún sitio donde echar un trago antes de buscar un rincón donde acurrucarse bajo el ala de Logi. Aunque a lo mejor aún estaba a tiempo, había posadas donde parte de la clientela se tomaba su tiempo a la hora de pillar una buena borrachera.

-Mira, una taberna. –dijo con un hilo de voz.

Ylisstol no era desconocida del todo para ella, pero pasear por el mercado modelo de noche era otra historia. Casi era desconocido para ella.  

-Voy a echar un trago, y a lo mejor me saben decir dónde cae la posada de turno. –le explicó a Logi mientras lo hacía sentarse cerca del lugar, pero lo suficientemente apartado de la entrada y de las casas colindantes para que nadie estuviese al alcance de sus mandíbulas. Le acarició un poco el hocico, y el animal soltó un bufido. Era raro que no se quejase de que lo dejara allí un rato, seguro que también estaba agotado y necesitaba sentarse un rato.
Entró en la taberna, aún ataviada con su capa de viaje, con la capucha puesta. El ambiente parecía animado, sin llegar a la euforia de la ebriedad. Hacía poco que la hora golfa había empezado, aún quedaba tiempo antes que alguien empezase a notar los efectos del alcohol y empezase alguna escaramuza por cualquier chorrada. Así que entró, e inspeccionó rápidamente el tendido con una mirada relámpago. No había una sola silla libre, ni siquiera en el rincón más apartado del salón. Así que se dirigió al primer hueco libre que encontró en la barra.

-Buenas. –Saludó discretamente, dudando aún sin quitarse la capucha. –Póngame lo más suave que tenga… ¿Hay zumo de bayas? Pues eso mismo, gracias.

Poco le importaba que el resto de clientes la pudiesen mirar mal por no beber nada con alcohol. Estaba agotada, y lo último que le apetecía era beber eso. Se había dado un buen lote viajando hasta llegar a la capital, y pensaba beberse lo que le saliese de las narices. Si no fuesen esas horas de la noche, otro gallo le cantaría.

Entonces reparó en el joven que tenía al lado. Un chico joven de cabellos negros. Pensó en preguntarle si sabía de alguna posada cercana. Pero entonces se dio cuenta de que tenía la mirada perdida en una servilleta que había vivido mejores tiempos. Y además murmuraba una retahíla de palabras incomprensibles en voz muy baja, tan baja que no se le oía a través del ruido del resto de clientes. Quizás… Quizás no era muy buena idea preguntarle… ¿y si era de los que se tomaban a la tremenda que los interrumpiesen en sus monólogos retóricos?
El resto de clientes estaba en una fase ya más avanzada del proceso de empinar el codo, pero estaban tan engrescados que lo mismo le salían con cualquier otra chorrada que poco tendría que ver con lo que les preguntaba.

Uff… ¿Qué debía hacer?...
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [4]
Hacha l. de bronce [1]
Hacha l. de bronce [2]

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1324


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Monobogi el Dom Mayo 13, 2018 12:02 pm

Intentando alejarse de sus sentimientos de tristeza, el joven comenzó a mirar a su alrededor, buscando algo con que distraer su cabeza para olvidarlo todo.

A esa hora, la taberna albergaba todo tipo de personas, desde amigos que solo iban a pasarla bien, ebrios ahogando sus penas en alcohol, hasta aventureros que planeaban cual iba a ser el proximo camino que tomarian para llegar a su destino.

Es precisamente un par de individuos que pertenecen al ultimo de los grupos mencionados, quienes hablaban y hablaban acerca de la ruta que tomaria su grupo de mercenarios:

-Entonces, vamos por el rio o las montañas?-
Dijo uno de ellos con muestras de encontrarse ya alcoholizado

-Vamos por el camino cercano al arrollo, es mas corto, y ademas no nos faltara agua y nos ahorraremos unas monedas- respondió su compañero, que tambien se encontraba alcoholizado.

-Es un buen plan! Me gusta! HA HA HA HA!- Rió el otro, junto con su compañero y comenzaron a hablar los detalles del plan.

Siendo el fanatico de la estrategia que es, Mono no puede evitar parar la oreja para escuchar sus planes. Encontrando error, tras error en la logica de estos individuos, no pudo evitar poner su granito de arena.

-Su estrategia es mala...- Dijo el caballero. -El area por la que pasarán esta infestada de  bandidos, y si se van por las planicies cercanas al rio, quedarán mucho mas expuestos, ademas, la razon de ir cerca del rio para ahorrar dinero en agua es estupida, es mejor surtirse de agua e irse por el camino angosto de las montañas, ya que asi podran defenderse de los bandidos sin importar cuantos vengan a atacarlos, ues solo podran atacar por delante o por detras- El joven comenzo a explicar sin parar.

-Y TU QUIEN TE CREES QUE ERES RENACUAAJO!? QUIERES PROBLEMAS!?- Dijo furico uno de los hombres.


-No... yo...

-Vamonos, no le hagas caso a este imbecilo- Dijo el otro hombre mientras recogia sus cosas, para que despues ambos partiesen.



El joven estratega suspiro pesadamente, y volvió a lo suyo con resignación.

-Intenté advertirles... pero bueno, son ellos quienes se están exponiendo-


El joven estratega notó a una persona encapuchada que parecia querer respuestas acerca de algo, por lo que se acercó a ella y le preguntó:

-Hola... Necesitas algo?- Dijo el joven en un tono de voz sereno, viendo a aquella persona con sus profundos ojos azules.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Tactician

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
201


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Miér Mayo 16, 2018 5:39 pm

Hrist no había aún llegado a su hueco para sentarse y un par de clientes parecían discutir con otro sobre la ruta a seguir, uno de ellos decía que no sé qué zona estaba llena de bandidos. Los otros dos se ofendieron y se largaron. ¿Bandidos cerca? Tendría que averiguar algo de eso, no le apetecía que la acorralase un grupo de bandidos en medio de la nada.
Una vez el tabernero le sirvió su bebida, la mercenaria dio un largo trago, saboreándola lentamente. ¡Gloria bendita! ¡Escamas del Eterno! Claramente, la bebida sabía muchísimo mejor tras horas y horas de viaje, cuando ya es casi imposible encontrar la postura sobre la silla de montar y el wyvern va dando bandazos en el aire porque quiere descansar.

Observó de nuevo al joven de al lado, dubitativa. Parecía ser el que había discutido con los clientes que se habían ido. Parecía estar también teniendo una conversación silenciosa y crucial con la servilleta. A lo mejor incluso era capaz de buscar el consejo de los astros en ella. O quizás sólo estaba absorto, tremendamente absorto, en sus pensamientos. La mirada perdida y su aparente abstracción de la realidad que lo rodeaba parecían apuntar a ello. ¿Qué debía hacer? ¿Le preguntaba a él? El tabernero se había perdido entre la multitud de clientes para ir a saludar a algún conocido, y tenía pinta de estar ausente de la barra un buen rato. El resto de clientes… ugh… estaban demasiado alegres, o profundamente inmersos en absurdas competiciones de fantochadas para reafirmar su hombría. Dio otro sorbo a la bebida, para hacer un reinicio de su situación.

Tanteó de nuevo el asunto, observando discretamente el chaval de cabello negro de al lado.

-¡Oh! Eh…

El chico se había girado hacia ella y se había acercado. No parecía molesto, y mucho menos mostraba signos de ebriedad. Hrist se echó un poco hacia atrás a causa de la sorpresa, pero se recompuso rápidamente.

-Pues… Sí, la verdad… -admitió, recuperando la compostura de nuevo. –Soy extranjera y acabo de llegar, no conozco Ylisse, y me preguntaba si sabes de alguna posada cercana donde pasar la noche… Tengo a mi wyvern esperando fuera, ¿sabes si hay alguna con establo para estas monturas?

Le salió más rápido y directo de lo que había querido, pero no pareció que al joven le importase. Pero había otra cosa que le interesaba saber, casi con la misma importancia que el hallar alojamiento.

-Por cierto… -tanteó con voz pausada. –Antes me ha parecido oír que decías algo de que hay bandidos por no sé dónde… ¿Sabes si es por aquí por los alrededores?

A lomos de un wyvern normalmente sólo había que temer a los que también volaban en wyvern o en pegaso, pero… ¿Y si contaban con muchos jinetes de wyvern o caballeros de pegaso? No tenía ganas de llevarse ningún susto en las alturas. Gracias, pero no.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [4]
Hacha l. de bronce [1]
Hacha l. de bronce [2]

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1324


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Monobogi el Vie Jun 22, 2018 9:42 pm

-Ah, asi que buscas donde pasar la noche? Bueno...

El joven caballero se quedó pensando un rato ¿En donde habia visto un establo antes de llegar a Ylisstol? Su respuesta llegó cuando recordó que hacia unos días, el dejo a unos cuantos supervivientes en una granja la cual tenia un establo que tenia todo para wyverns y pegasos, a pie iba a tomar unas 6 horas llegar, pero en wyvern o cualquier montura aerea iba a ser tan rapido como poco menos de una hora.

-Ahora que lo mencionas... Si, hay un establo cerca de aqui, bueno, cerca si vas en wyvern, a pie te puede tomar como 6 horas llegar, ademas es un buen lugar para pasar la noche, hay gente que conozco trabajando ahi, asi que se de lo que hablo.

El joven entonces se estiró un poco, de algun modo que aquella chica le hiciese recordar un lugar para pasar la noche, hizo que le entrara un poco el cansancio, y no era para menos, si todo el dia habia estado dando vueltas por la capital y sus alrededores arreglando todo para que los ultimos supervivientes que quedaban con el consiguieran un trabajo para rehacer sus vidas. Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando la joven hizo otra pregunta acerca de la ubicación de los bandidos que mencionó antes.

-No, los bandidos de los que hablo se ubican un poco mas al oeste, cerca de la frontera con Plegia... Sin embargo, he de decir que ninguna zona del reino está totalmente limpia de malvivientes.

Comenzó a explicar el joven caballero mientras tomaba un asiento, y daba un pequeño sorbo a su bebida.

-Yo he estado viajando por toda Akaneia, asi que puedo decirte con certeza, desde que empezó todo este alboroto con los emergidos, los bandidos han aprovechado cada oportunidad para expandir su influencia... Me dan tanto asco...

El joven quedo callado unos segundos con una mirada seria, y despues volteó a ver a aquella persona con una mirada mas serena

-Aunque tu no tienes nada que temer, esos bandidos con suerte saben montar a caballo, no son peleadores habiles, se les puede ganar facilmente con un poco de habilidad e inteligencia, su verdadera fuerza esta en los numeros. Aun asi... Como tu puedes pasar volando, de lo unico que deberias tener cuidado es de las flechas que te puedan alcanzar a ti o a tu wyvern...


Habiendo dicho eso, el joven continuó mirandola, la tenue luz del lugar, hacia que la chica se perdiera dentro de su capucha, por lo que, movido por la curiosidad, intentó convencerla de quitarse la capucha

-Oye... Se que quiza estoy siendo grosero pero... Como eres sin la capucha?
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Tactician

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
201


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Lun Jul 02, 2018 10:45 am

-Seis horas a pie… Bueno, a estas alturas ya no me viene de ahí, supongo que no le importará volar un rato más si luego puede descansar bien.

Dio otro trago a su bebida mientras pensaba en lo que acababan de contarle. Algo era algo, en un establo tenía que haber espacio para un wyvern. Si además él conocía a los que trabajaban allí, con un poco de suerte serían gente honrada, pues a primera vista, el joven no tenía pintas de bandido.

-¿Conoces a gente que trabaja allí? –paró unos instantes, saboreando lo que acababa de beber. –Entonces lo tomaré como una recomendación… ¿Hacia dónde queda ese establo?

Basculó el peso de una pierna a otra, buscando repartir el esfuerzo de estar de pie. Después de tantas horas sentada a lomos de Logi, era gratificante estar de pie, pero lo que realmente necesitaba era tumbarse y estirar las piernas. Escuchaba al joven, pero no sin descuidar la ventana cercana a la barra. Era el único sitio que comunicaba al exterior que le quedaba cerca, y por el que podría oír a Logi si había algún problema fuera.

-Mmm… voy en dirección a Plegia, supongo que tarde o temprano me encontraré alguno. –apuntó, arrastrando un poco la voz.

Su objetivo era llegar a Valentia, haciendo primero una parada en Plegia. El reino con el que compartía religión su país estaba en situación ambigua respecto de los emergidos, y cabía la posibilidad de que hubiese llamamientos a campañas de liberación pagadas.

-También puedo pasar de Plegia y subir hasta Regna Ferox… de ahí puedo llegar de todas formas al mismo sitio… -musitó en voz baja, sin darse cuenta de que empezaba a pensar en voz alta.

No era ninguna desgracia desviar el camino, pero obviamente sería mejor recibida en Plegia que en Regna Ferox… o en Altea. Por descontado, ser mercenaria era sinónimo de neutralidad para muchos, pero las riñas entre religiones siempre estaban presentes, especialmente entre los seguidores de Anankos (también conocido como Grima o “El Eterno”) y los de la deidad de turno de Ylisse y otros países cercanos, Naga. La semillita de la desconfianza siempre estaba ahí, esperando germinar para complicarles la vida a los viajeros que estaban de paso.

–Ya, de eso no hay duda. –dio media vuelta y se apoyó de espaldas a la barra. A lo mejor así le molestarían menos las lumbares. -De donde vengo yo también hay bandidos a porrones. Como si no hubiese bastante con los emergidos quemando pueblos y poniendo patas arriba allá por donde van…

Observó el contenido de su vaso, cómo daba vueltas con cada sacudida. A Hrist también le desagradaban los bandidos. Pero tenía que admitir que eran una fuente más de ingresos. Mientras hubiese maleantes aterrorizando pueblos y caminos, habría gente que pagaría a otros para que los ahuyentasen o los matasen. Visto de otra forma, ellos mismos pedían que alguien pusiese precio a sus cabezas.

-¿Por toda Akaneia? Guau, vaya viajecito… ¿Eres mercenario? -dejó de beber en seco. –Yo voy de un sitio a otro… No es la primera vez que vengo a Ylisse, pero no me lo he recorrido de cabo a rabo. Y lo mismo con otros lugares.

Por ejemplo, nunca había puesto un pie en Regna Ferox. O en Hoshido.

-Sí, eso es lo que me preocupa, que sean demasiados. –le respondió, rascándose un poco la mandíbula. –Aunque también cabe la posibilidad de que haya algún jinete de wyvern o alguna caballero de pegaso entre medio. Pueden hacerse muy pesados. –resopló.  

Los enfrentamientos con otros wyvern riders o con caballeros de pegaso eran tediosos. Unos porque aguantaban lo mismo que ella y Logi o incluso más, los otros porque empezaban a dar vueltas a su alrededor como mosquitas, intentando marearla y despistarla. Afortunadamente, en el segundo caso bastaban un par de golpes contundentes (y certeros) para estamparlos contra la pared más cercana, o contra el suelo.

-¡Tabernero! ¡Otra, por favor!

Al ver acercarse al tabernero, se apresuró a pedir más bebida. Tenía tanta sed, TANTA SED, que se sentía capaz de vaciar dos pozos y no quedar saciada. Casi igual que Logi cuando pedía bajar para beber entre pausa y pausa de viaje.

-¿Eh? ¿Sin la…? –Hrist se quedó en blanco unos instantes. –No, no, qué va…

Se bajó la capucha, dejando a la vista su cara de veinteañera.

-Perdona, iba tan desesperada por beber algo que ni me he acordado de quitarme la capa… -se disculpó con una sonrisa tensa. Aún recordaba, muy vivamente (y muy a su pesar), aquella vez que la confundieron con un bandido al entrar en pueblo. Hacía que se le acelerase el pulso cada vez que entraba en una población, temiendo que la volviesen a tomar por un malechor por error.  

Después de aquellos minutos distendidos, empezó a darse cuenta de que, dentro, en aquel lugar, hacía más calor que en la calle. Su cara helada había empezado a calentarse, y le empezaba a molestar tanto trapo encima. Quizás aquello era parte del motivo por el que le estaba empezando a entrar pereza. A lo mejor la iluminación suave de la taberna también influía. Se quitó la capa del todo mientras expulsaba mentalmente la tentación de hacerse un ovillo junto a Logi y pasar la noche en la calle. Si aguantaba un rato más, podría dormir en una cama como Anankos mandaba y Logi tendría su rincón en el establo. Dio un trago a su vaso recién rellenado, mentalizada para no ceder al cansancio tan pronto.

-¿Dices que algunos van a caballo? Entonces puede que no sea muy buena idea hacer muchos tramos de la frontera a pie…

Si había algo peor que un bandido emperrado en saquear el cadáver de uno, eso era un bandido a caballo con el mismo propósito. Si fuesen sólo uno o  dos, tendría un pase. Pero si eran muchos más, sólo conseguiría cruzar la frontera con una larga comitiva de indeseables escupiendo sapos y culebras sobre su familia. Podía dejar que el ejército de Plegia se encargase de ellos, pero tener que aguantarles hasta que eso sucediese se le antojaba pesado, monótono, y muy aburrido.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [4]
Hacha l. de bronce [1]
Hacha l. de bronce [2]

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1324


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] El destino es como un mal comediante. [Priv. Hrist]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.