Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Elias Poe Malthus ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Elias Poe Malthus ID

Mensaje por Poe el Dom Abr 15, 2018 7:14 am

Elias Poe Malthus
Villager
words have no power to impress the mind without the exquisite horror of their reality

Datos
Nombre: Elias Poe Malthus

Edad: 28 años

Clase: Villager

Especialización: Ninguna

Afiliación: Vivió en Illia pero al caer su gobierno se mudó hacia Durban.

Ocupación: Escritor de ficción. Estudiante de magia oscura.

Personalidad
Elias podría ser catalogado rápida y erróneamente como un antisocial pero aquello está bastante alejado de la realidad. Le agrada socializar, sobretodo conocer gente nueva y ver movimientos de gente diferente, le gusta sobretodo escuchar sobre la vida de los demás y conocer los intereses e ideales de diferentes tipos de persona. Esto no quiere decir que deteste la soledad, de hecho por su trabajo pasa la mayor parte del tiempo solo y sus pasatiempos tampoco le permiten ser una persona demasiado sociable. Compensa esto siendo un buen penpal, manteniendo contacto por correspondencia con quienes les responde suele mostrar un lado mucho más alegre y positivo que en la vida real.
Puede ser tomado también erróneamente como alguien muy callado y retraído, pero más bien es miedo a iniciar una conversación o aburrir a su interlocutor, pero si llega a tocarse un tema donde él muestre interés o pasión puede volverse la persona más verbal del país. Hablará con entusiasmo y no escatimará en demostrarlo con su cuerpo pudiendo tocar reiteradas veces el brazo u hombro de su acompañante para llamar su atención si no también gesticulando y exagerando gestos para visualizar mejor lo que quiere contar.

Aprovecha la excusa de su trabajo como escritor para viajar, conocer lugares diferentes y gente aportan mucho a su creatividad y el nacimiento de nuevas ideas y si bien no es de todo mentira la realidad es que lo hace más por gusto propio. Le interesan las diferentes culturas y ver como se vive en diferentes lugares, sobretodo le agrada recolectar leyendas y mitos de cada región. Por esa razón prefiere quedarse en tabernas donde sea asidua gente común y permanecer cerca de donde pueda escuchar conversaciones y tomar notas, sin embargo, pese a que lo ha intentado no puede escribir propiamente en un ambiente que no sea totalmente tranquilo y a solas por lo que se ve obligado a pasar las noches encerrado en su habitación para recapitular lo que ha reunido en el día.

En cuanto a su sentido del humor, disfruta de las sátiras, sobretodo en el teatro y la literatura, a veces su humor se puede volver algo retorcido y escabroso bromeando con temas demasiado tabú para muchos, cuando ve reacciones negativas,sin embargo, de inmediato se disculpa y termina con sus bromas temiendo ofender. Por sus estudios ha terminado desestabilizandose bastante en asuntos de moral y sentimentales, cosa que se ve reflejada en sus novelas pero aún más acentuado en sus cuentos cortos donde las situaciones son presentadas de manera más extrema y chocante. Igualmente sigue siendo alguien preocupado por los demás, sobretodo por los que considera sus amigos, si siente que los ha herido o que su actuar les ha hecho sentir mal hará lo imposible por disculparse. Su cariño por la vida va más allá que con sus compañeros humanos, tiene cierta fascinación con la inocencia animal y el cariño que estos puedan expresar, incluso frente a un amo del que no pueden sacar demasiado. Su fascinación aumentó al criar él mismo un cachorro de mapache y ver el vínculo afectivo que la criatura generó con él, ha criado perros de caza y guardia en Illia para su venta pero al mudarse a Druban debió de venderlos todos, ahora ha comenzado a criar cuervos para mensajería admirando la gran inteligencia que estos animales muestran.

En el ámbito laboral es alguien de mucha confianza, es sumamente dedicado y volcado a su trabajo, cuando tiene alguna fecha límite para entregar alguna de sus historias siempre lo hace con varios días de anticipación para dejar tiempo para posibles cambios o retoques finales. Es meticuloso y detallista en su trabajo y no teme a proyectos de larga duración, de hecho los prefiere. Es muy paciente y puede poner a un lado un proyecto cuando siente que aún no está capacitado o no tiene toda la información que necesita para completarlo y seguir adelante con otro. Aunque tanta dedicación muchas veces le hace perder noción del tiempo y puede pasar toda la noche estudiando o escribiendo y hasta saltarse comidas.

Es bastante caprichoso como buen hijo de familia adinerada, no escatima en gastos pero a veces estos no parecen bien justificados, como puede estar en una posada de mala muerte comiendo sobras si considera que allí encontrará lo que busca, pero puede ponerse irracional con querer vino de importación de cierto país en específico, sin embargo no es alguien violento y no le agrada demasiado los enfrentamientos así que suele conformarse con lo mejor que el dinero pueda pagar en donde se encuentre y quedar de mal humor durante el resto de la noche si el cantinero se planta muy fuerte en no cumplir su capricho. No le gusta montar escenas ya que tiene algo de pánico a sentirse observado y juzgado, es muy consciente que sus gustos e intereses así como mismo sus estudios no son bien vistos en la mayoría de los lugares e incluso en varios países siendo derechamente ilegales. Esto no le persuade en dejar de ser alguien terco y con ideas fijas, incluso si ve que tiene a una multitud en contra solo se limitará a callar sus intenciones y continuar en silencio.

Historia del personaje
Sus raíces proceden de países vecinos. Su madre, la menor de tres hermanos e hija de un buen posicionado conde de Etruria, se le fueron entregadas tierras en su decimoquinto cumpleaños para que fuese su fuente de manutención ya que tan lejos de la linea sucesoria y siendo mujer, no vería nunca el título que su padre tenía y que sus hermanos ostentarían. Su padre, un empleado de la biblioteca de Illia trabajaba como administrador y duplicador de libros, venía de una familia de magos por más que él nunca mostró predisposición mágica y se dedicó al estudio. Ambos se conocieron cuando el varón fue a realizar un trabajo a la mansión del conde y enamorados se casaron al poco tiempo. Como regalo de bodas el conde les concedió una amplia parcela de tierra congelada en Illia, el terreno contaba con una amplia mansión, un pequeño pueblo y un amplio bosque, eran tierras muertas para el conde por lo que el regalo le quitaba una preocupación de encima y le daba hogar digno a la familia que formaría su hija. En el primer verano que la pareja de recién casados pasó en la mansión nació el primero de lo que serían tres hijos: el pequeño Elias.

De los tres hermanos fue el único que mostró interés por los estudios, los otros dos apena aprendieron a leer y escribir por insistencia de sus padres y abandonaron cualquier clase de estudio para dedicarse al entrenamiento físico peleando a menudo entre ellos e intentando incluir al mayor en sus juegos sin mucho éxito. Fue en la adolescencia que el primero en irse fue persiguiendo sueños de grandeza y se empleó como mercenario y el segundo fue a Etruria con su abuelo a servir para la corona. Elias quedó viviendo con sus padres en la gran mansión volviéndose cercanos a estos. Pero sin adelantar en la historia regresamos a la infancia del pequeño pelinegro.
Desde niño no se comportó como sus hermanos, a diferencia de estos que buscaban palos y piedras para jugar, el pequeño pasó mucho tiempo junto a su padre en la biblioteca ayudándolo con el trabajo así solo fuese alcanzarle libros de una mesa a otra. Su padre pasó tiempo contándole historias, hablándole sobre los misterios del mundo, la historia de los países y el folclore de su tierra, cuando ya no tuvo más que contar comenzó a inventarle historias. Aquellos mundos de fantasía encantaron al pelinegro que pronto comenzó a inventar sus propias historias llenas de magia y criaturas imposibles. Comenzó a escribir a muy temprana edad motivado por su padre y con ayuda de este publicó su primer libro de cuentos cortos a los 13 años, sin embargo el deseo de su madre era mucho más práctico insistiéndole en que estudiase economía y administración ya que algún día heredaría las tierras a nombre de ella y tendría que saber sacarle provecho.

Fue a los 14 años la primera vez que se cruzó con un libro arcano. El libro llamó su atención mientras revisaba y contabilizaba los libros que se guardaban en el altillo de la biblioteca, su gran mayoría eran publicaciones sobre religión de otros países o de política, incluso algunos informes de guerras, casi todos libros no aprobados por el gobierno para su conocimiento público pero que la biblioteca guardaba con fines académicos y de registro. Entre estos viejos tomos encontró un libro que no parecía publicado, más bien era un manuscrito que hablaba sobre los poderes ocultos de la oscuridad, voces dormidas en lo más profundo del alma humana y dioses capaces de tragar toda la luz con un bocado. En principio pensó que se trataba solo de historias como las que leía, meros inventos pero quedó encantado con esta nueva "literatura". Sin embargo algo tenía de prohibido aquello y decidió no mencionarlo a su padre ni el interés que había nacido en él.
Fue casi un año después que encontró otro libro de la misma temática, pero a diferencia del anterior este decía perfectamente su procedencia: Plegia. Entre gruesas portadas violetas y palabras grabadas de golpe de hierro y tinta, producidos en masa, este libro parecía ser una guía básica de un internado de magia oscura. Fue en ese libro que descubrió que la oscuridad que tanto le había gustado era realmente una doctrina estudiable y manejable, una fantasía que podía hacerse realidad.

Obsesionado con el tema pasó un par de años dejando de lado el resto de sus estudios y centrándose en buscar libros e información sobre la magia arcana, sabía que no podía decirle abiertamente a sus progenitores pero si hizo algunas consultas técnicas a su padre sobre donde o como conseguir libros prohibidos. Pensando que solo se trataba de su curiosidad de estudiante y viendo quizás un futuro mago de anima en el delgado pelinegro, su padre emocionado le recomendó visitar algunos sabios de la zona y algunos trucos de que decir o como pedir libros prohibidos y como ingresarlos sin que fuesen detenidos en las fronteras. Cuando recibió su primer cargamento de libros había seguido todos los consejos de su padre, había mantenido correspondencia directamente con la editorial en Plegia, había planteado su situación y para su sorpresa allí se habían mostrado muy dispuestos a ayudarle. Los libros fueron encuadernados como libros de historia, con tapas anónimas, incluso como libros de poemas o novelas, fueron enviados a varios países perdiéndose el rastro de su origen y fue a recogerlos él mismo en la frontera donde los guardias, que costosamente sabían escribir su nombre, lo dejaron pasar. Con este material fue que intentó por primera vez iniciarse en la magia oscura.

Todo había sido un desastre, no sabía que había hecho mal, ¡si había seguido todos los pasos que detallaban en el libro! claro que no tenía a un mago oscuro que lo iniciara, pero según la teoría debería haber funcionado igual, la oscuridad estaba en todos lados y debería haber acudido a él. Derrotado y con sus manos temblorosas manchadas de sangre recogió apresuradamente todos los componentes que habían regados por la habitación. El sol estaba comenzando a aclarar el horizonte y pronto llegaría su padre, entraría en furia si veía aquel desastre en una de las salas de la biblioteca, el lugar más privado al que podía acceder. Algo se había manifestado, él lo había visto, la sombra tomando cuerpo a su alrededor, incluso había sentido un ligero temblor y algunos libros habían caído de sus anaqueles. Apagó las velas, limpio con un paño el piso y volvió a poner la alfombra sobre la mancha oscura en la piedra desnuda. Con sus brazos llenos subió al ático nuevamente. No podría dormir por los próximos dos días.
Extrañamente sus hermanos no lo habían molestado en esos días, de hecho parecían mirarlo con miedo y no pasaba de comentarios pesados a la pasada. Fue el comentario de su madre sobre su mirada y los círculos oscuros bajo esta que le hicieron buscar la platería de la cocina y mirarse en el fondo de una bandeja para notar lo cambiado de su semblante. Sin saber exactamente que hacer creyó que mejor sería dejar el tema de lado antes de que ocurriese algo de lo cual pudiese arrepentirse.

Pasaría un año entero antes de que volviese a tocar un libro de magia, se centró en sus novelas y cuentos. Uno de sus hermanos había traído tres perros de caza y cuando la perra quedó preñada encontró amor en criar animales poniéndose a criar estos animales. Crearon un pequeño negocio, que en conjunto con el menor de los hermanos, habían logrado hacer prosperar. Elias criaba los perros y los cuidaba mientras el más joven los entrenaba para la caza en el bosque aledaño para su futura venta. Su madre se mostró mucho más feliz y apoyó aquel emprendimiento viendo a su hijo mayor alejarse un poco de los libros para hacer una tarea que a sus ojos se asemejaba más a un trabajo real. Fue la partida deaquel pequeño hermano para emprender una carrera como mercenario que dejó a Elias con aquel negocio a medias y un canil con más de veinte perros. Sin quien los entrenase para la caza el pelinegro redirigió el negocio a entrenarlos él mismo pero para ser perros de guardia, un trabajo que sería menos peligroso para los perros y donde Elias sentía que los animales serían más felices. Con algo más de tiempo libre retomó con temor su interés por las artes oscuras ya creyendo bastante recuperado del primer incidente y como si no hubiese pasado tiempo volvió su obsesión con el abrir del primer libro.
Su segundo intento no fue tan malo como el primero, tampoco el tercero y para el cuarto ya era más un ritual propio que seguido por el libro, casi como una ofrenda hacia la oscuridad rogando por que le aceptase como su servidor.

La partida de su segundo hermano hacia Etruria fue en un pequeño viaje familiar, visitó a su abuelo y este se mostró muy feliz con la decisión de su hermano de pertenecer a la milicia y bastante preocupado por la apariencia frágil y ojerosa del mayor de los tres. Su abuela en cambio pudo ver más fino y un poco nerviosa le recomendó visitar el templo a Santa Elimine y quizás hablar con alguno de los magos de luz del lugar... cosa que Elias no hizo tan al pie de la letra, aunque si fue a buscar magos que pudiesen guiarlo pero solo encontró rechazo y hasta amenazas. Claramente la magia oscura no era bienvenida no solo en su familia si no también en aquel país. Esta búsqueda continuó en su hogar en Illia donde finalmente llegó a algo más que puertas cerradas en su cara. Un niño en la calle se le aproximó después de escucharle hablar con un sabio de fuego viajero y pidiendo una moneda de oro por la información le guió hacia una zona marginada y abandonada por la sociedad de la ciudad, con esquinas oscuras y personajes cuestionables que le miraban con recelo, el escritor siguió de cerca al desalineado niño que le dejó frente a una casucha destartalada de piso de tierra. El pequeño le dijo que allí vivía un anciano que en el barrio decían que era un mago oscuro y los adultos advertían no molestarlo, de hecho muchos le temían y dejaban tranquilo. Ilusionado tocó la puerta y por primera vez en su vida estuvo en presencia de un verdadero arcano.

El anciano que vivía allí apenas podía mantenerse en pie con la ayuda de dos bastones, y pese a que gran parte del tiempo solo hablaba incoherencias a solas y rara vez le respondía lo que se le preguntaba. Elias comenzó a visitarlo casi a diario. Cuidó de él limpiando su casa, comprándole comida, incuso medicina y ropa, a cambio el anciano le permitía leer de su biblioteca y husmear entre sus notas de estudios, en los pequeños momentos de lucidez le enseñaba los misterios de la magia oscura y hasta le mostró como controlaba la oscuridad lanzando un hechizo oscuro a una pobre gallina. Fascinado con la primera manifestación de verdadera magia que había visto se entregó completamente a este anciano para ser su pupilo pero el senil hechicero parecía sumido en su propio mundo balbuceando sobre la oscuridad y vagamente señalaba tomos o le mostraba pociones y maleficios que el escritor tenía que resolver él mismo con ayuda de los apuntes que el mago había tomado en su juventud.
Tras mucha insistencia y solo logrando mediante el ofrecimiento de una gran cantidad de oro fue que logró que el anciano aceptase iniciarlo en el mundo arcano. Emocionado reunió los ingredientes y objetos y preparó en la única habitación que era la humilde casa del anciano lo necesario. Encomendándose a la oscuridad cerró sus ojos y esperó tal como decía en los escritos, el anciano, pese a su vejez y aparente perdida de cordura había mostrado momentos de extrema lucidez cuando tenía un tomo entre sus manos y de allí había venido la confianza del joven en cerrar sus ojos y permitir al otro hacer. Pero nuevamente el destino no había querido que entregase su alma aún. El viejo mago oscuro parecía estar en uno de los raros momentos de lucidez y sinceridad, cuando a la mitad del ritual le confesó que nunca antes lo había hecho y no recordaba como había sido su propia iniciación pese a que había sido cuando ya era bastante adulto. También entre risas le confesó que el tomo más alto que había podido controlar era el Ruina y desde que había intentado hacerse de control sobre el poder de un Nosferatu a veces se sentía muy fuera de si. En un momento dejó de recordar la conversación y solo vio oscuridad.
Despertó ahogado, con la garganta ardiendo y en medio de un grito curvándose sobre si mismo, su cuerpo ardía en cada poro y la vuelta a conciencia parecía haber sido por el peso sobre su pecho donde yacía el cuerpo del anciano ya sin vida. Sintió que pasaban horas pero fueron solo unos segundos antes que la negrura se disipase de su alrededor y solo quedase él temblando con el cadáver sobre su regazo. Aterrado tomó los libros y apuntes del anciano y huyó del lugar. Aquello le costaría casi una semana sin dormir... y en cuanto al anciano...nadie se preocupaba por un viejo loco sin familia en un lugar así, encontrado sin vida fueron más alivios en la zona que preguntas lo que ocasionó.

Desde ese día algo en él había cambiado, no estaba seguro de que pero ya no veía mucha alegría en lo que antes le emocionaba, sentía que algo en él había muerto, si bien era la simple depresión de los reiterados fallos y la falta de sueño él lo adjudicaba a la fallida iniciación y en la oscuridad que sumía sus sueños. Obviamente ocultó todo lo ocurrido a su familia que preocupada solo le dejó estar a solas mientras escribía sin parar. Fue su padre que se acercó tras leer aquellos cuentos escabrosos sin estructura que solo hablaban de horrores e infamias hacia la vida, poco a poco regresó a la biblioteca a ayudarle y se resguardó por un tiempo en el trabajo. En cambio su madre comenzaba a presionarle con que necesitaba esposa y estar menos metido en los libros.

Varios años pasaron, nunca abandonó sus estudios en las artes oscuras pero si se rindió en intentar ser un arcano tomándolo como el mundo de fantasías inalcanzable que era. Se formó un nombre como escritor de historias de terror, desde la seguridad de un libro de fantasías hacía subir los latidos de los corazones y daba momentos de nervios antes de dormir a sus lectores, pequeñas muestras de lo que él había visto pero todo tras el velo de simples e inocentes cuentos. Pese a las insistencias de su madre no mostró interés en desposar a alguien, no era particularmente atractivo, tampoco particularmente carismático y sin títulos de nobleza no había demasiada fila tampoco, solo el interés de algunas familias en presentar a sus hijas con la esperanza que el dinero de la familia llegase también a asegurar un buen pasar para ellos, pero este tipo de interés era rápidamente alejados por su madre como una loba matrona. Trabajó un tiempo en la biblioteca con su padre donde le dio el gusto a su madre y puso en práctica sus conocimientos administrativos mostrándose capaz de hacerse cargo de la administración de los fondos de la biblioteca y en un futuro de las tierras de ella.

Fue la aparición de los emergidos que hizo que todo se descarrilara en su familia. La noticia de la desaparición de su hermano en la milicia de Etruria fue un golpe duro, los emergidos tomaban terreno en el continente y la preocupación comenzaba a hacer mella en su circulo familiar cercano. Cada día que pasaba sin noticias era más probable que el pelotón desaparecido hubiese muerto al encontrarse con emergidos.
Pese a ello habían logrado sobrevivir un tiempo manteniéndose fuertes y unidos, pero la caída del endeble gobierno de aquellas tierras congeladas les hizo entender que no podían seguir así por siempre. Fue decisión de su madre el mudarse hacia tierras mas seguras: Etruria, donde su padre aseguraba tener seguridad para su familia y mostraba preocupación por su hija. Tras larga discusión fue necesario un ataque al pueblo por emergidos donde costosamente lograron repelerlos contratando mercenarios que finalmente comenzaron con el viaje. Vendieron todo lo que poseían allí a comerciantes extranjeros y emprendieron viaje hacia Etruria. Pero el viaje no fue tan seguro como habían esperado y antes siquiera de llegar a la frontera fueron atacados y su padre fue gravemente herido, este no logró llegar a destino.
Su madre destrozada por la perdida de su esposo y la posible perdida de dos de sus hijos entró en profunda depresión dejando a Elias a cargo de las tierras que aún le quedaban al ser ella incapaz de administrarlas. Su abuela, una mujer de iglesia, no encontraba placentera la presencia del joven escritor y en poco tiempo logró poner a su hija en contra de su propio hijo. Pasivo como era aceptó aquella actitud y los deseos de ambas mujeres y se aproximó a su abuelo. Solo pidió apoyo para su partida quien aceptó pasar las tierras de su madre a su nombre ya que su hija volvía a vivir con ellos y no las necesitaría, y para el hombre no eran más que pequeñas molestias sin valor pero le hizo hacer una promesa de que no regresaría y se olvidaría de ellos apelando a la tranquilidad de su esposa e hija. Así emprendió camino a Durban.

En Durban se instaló con facilidad, la generosa cantidad de dinero que le había entregado su abuelo le duraría varios años si lo administraba bien y poniendo en práctica sus conocimientos de administración logró un buen trato de intercambios de las tierras en Etruria e Illia por tierras en Durban y en Begnion... en principio sospechando por el excelente trato por las tierras en Begnion pero aceptando finalmente por ser casi el doble de kilometraje con pueblos y paso de caminos en ellas que le podrían dar un sustento constante y no como las de Etruria que debería de trabajarlas si quería algo de ellas.

Se compró una casa de varias habitaciones en el país costero y se volcó de lleno a su trabajo y estudios. Contrató a un administrador que pudiese sacarle el mayor provecho a sus tierras y vigilando de cerca de no ser timado comenzó a trabajar a porcentaje con este para garantizarse que realmente estuviese haciendo su mejor trabajo. Como pasatiempo comenzó a criar cuervos y cuando sus arcas estuvieron suficientemente estables como para vivir con soltura comenzó a viajar.

Extras
• No sueña. Al acostarse solo cierra sus ojos y los abre, no siente el tiempo que duerme ni tampoco recuerda que soñó, a veces despierta con el cuerpo adolorido y sus músculos cansados o la respiración agitada y transpirado. Ha sido así desde la primera vez que intentó él solo hacer su primera iniciación a la magia oscura.

• Tiene ojeras oscuras bajo sus ojos y mirada cansada, incluso a veces se le forman pequeñas arrugas contra la esquina interior de los ojos. Le molesta y trata de ocultarlo con su cabello cuando está frente a gente pero no hace nada para remediar sus malos hábitos de sueño.

• Tiene un mapache de mascota, lo crió desde pequeño salvándole de morir en el frío después de encontrar a la madre y sus hermanos muertos y lo lleva a todos lados consigo. No es agresivo, de hecho es bastante sociable y suele dormir mucho sobre sus hombros.

• Adora los dulces, sobretodo las jaleas y conservas de frutas, también la comida picante. Le recuerdan a su hogar en Illia donde la fruta solo llega en conserva, jalea o seca y donde su familia bien posicionada cocinaba mucho con especias importadas para hacerle frente al frío.

• Tiene decenas de novelas publicadas y cientos de cuentos cortos, algunos de ellos los firmó con un seudónimo pero en su gran mayoría los firma con su nombre. Sus novelas más viejas son más bien históricas con betas románticas, comenzó después con pequeños cuentos cortos sobre temas más oscuros y ya sus últimos trabajos son consideradas obras de horror.

• Se ha intentado iniciar en las artes oscuras más veces de las que puede recordar, leyó todo libro relacionado y ha intentado todo lo que se le ha ocurrido a parte de lo que ha aprendido pero no ha tenido suerte. Sin embargo tras cada intento de iniciación se ha alejado un poco más de la claridad que iluminaba su mente. El único mago oscuro que conoció y le intentó iniciar murió en el proceso.

• Pese a ser el mayor de tres hermanos siempre fue la victima de violentos juegos y bromas pesadas. Sus hermanos se inclinaron a las artes físicas, uno yéndose como militar mientras el otro abandonó a temprana edad el hogar para ser mercenario. Elias nunca fue un hombre fuerte pese a su alta estatura y solo logrando ser golpeado con mayor fuerza cuando intentaba defenderse terminó adoptando posturas sumisas frente a los conflictos físicos.

• Tiene una casa de dos plantas en Durban en la ciudad capital, no es excesivamente grande ni demasiado llamativa por fuera pero todo en su interior es lujoso con artículos de calidad e importación. No tiene muchos libros allí ya que el clima de la costa húmedo y salado no es bueno para ellos y consideraría un maltrato de tenerlos allí para que se arruinen. En Begnion tiene en cambio una mansión, ya estaba allí construida en las tierras que obtuvo e incluso conservó mucho de los muebles que habían allí. En este lugar es donde tiene su gran biblioteca. La mansión normalmente está ocupada por dos sirvientes y el administrador de las tierras, sin embargo la biblioteca así como la habitación principal permanecen bajo llave cuando el dueño de casa no está.

• Es bastante alto y angulosamente delgado, mide 195 y pesa 75 kilos aproximadamente. Sus manos son bastante huesudas y de dedos largos, muchos le recomendaron aprender a tocar el violín o el piano pero nunca se inclinó por la música más que como oyente.

Procedencia
Nombre original del personaje: Edgard Allan Poe
Procedencia: Bungou Stray Dogs

Imagen~
Elias y Karl
Más imágenes~
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Villager

Cargo :
Escritor | Estudiante de mago

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Katana de bronce [3]
Tomo de Ruina [2]

Gota de Veneno [2]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]

Support :
None.

Experiencia :

Gold :
3295


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Elias Poe Malthus ID

Mensaje por Eliwood el Dom Abr 15, 2018 7:25 am

¡Ficha aprobada! ¡Bienvenido!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3555


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.