Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Sion el Jue Abr 05, 2018 11:21 am

Una solución... Tenía que encontrar algo para que...

Sentado sobre lo que quedaba de un árbol derribado al suelo, levantó ambos brazos, estirándose a la par que bostezaba de puro aburrimiento, o de cansancio quizás, o probablemente ni uno ni otro. Cuando volvió a bajar ambos brazos, se inclinó sobre la madera, sujetándose de su irregular superficie. Miró al pequeño escuadrón de soldados que lo habían acompañado, nadie estaba haciendo nada de interesante ¿Pero como culparlos? Habían tenido que dejar su plan a medias y ahora, tras recibir el mensaje de que la reina misma llegaría a pisar aquellas nefastas tierras, no podían hacer más que esperarla.

Pero... ¿Cómo matar el tiempo mientras la esperaban? Moverse demasiado no podían, no sabiendo que aquellas tierras estaban llenas de emergidos, menos por esa pequeña zona costera que de alguna u otra forma, habían logrado hacer de ella un lugar lo suficientemente seguro para montar una pequeña base de operación. Algunos de los hombres habían sido enviados a "recolectar información" Asegurarse de que los emergidos no se acercasen a ese lugar, y de ser así, no actuar por cuenta propia, sino volver a informar. Otros simplemente estaban designados a buscar a los demás seres grises, saber con más o menos seguridad donde encontrarlos, como estaban reunidos y todo lo demás.

Algunos otros, simplemente hacían cosas demasiado variadas como para ir enumerándolas. Lo hecho era que... Solo unos pocos habían quedado allí esperando la reina, asegurándose de tenerlo todo listo, las armas limpias aquellos que las usaran y las armaduras de los emergidos bien ocultas de cualquier mirada curiosa y que no fuese las suyas. Se inclinó un poco al frente, apoyando el codo en una de sus rodillas y seguidamente, recostar su mejilla en la mano. El vasto campo de arena, las olas moviéndose en el azulado mar... El soplar del viento... Si uno usaba suficiente imaginación, incluso podría decir que no estaban en época de guerra, que solo era una playa como cualquier otra, en un hermoso día como cualquier otro.

Pero no era así... Todos lo sabían muy bien– ¿Sion? ... ¡Sion! –El susodicho no se percató de ello hasta pocos segundos después. Parpadeó y enfocó su mirada en el joven muchacho que de una u otra forma había terminado por ser su "ayudante personal" por llamarlo de alguna forma. Sonrió, suave, encantador como siempre– Dime –El chico de oscura y corta cabellera frunció el ceño, agachándose a la altura del guardia real– Estás distraido –Sí, debía de admitirlo– Pero vine a informar que el barco de Su Majestad se está acercando –¡Perfecto!

Se incorporó, sorprendiendo al muchacho. Le palmeó la cabeza aún sonriendo y avanzó en dirección a la costa, buscando con su mirada lo que el otro había afirmado haber visto. Y no fue difícil verlo; ensanchó su sonrisa y terminó apoyando una de sus manos en su cadera, levantando la otra por encima de sus ojos como si fuese una sombrilla para el sol. Bueno... Seguía habiendo mucho trabajo que hacer... ¿Cierto?
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]
Tomo de Worm [4]
.
.

Support :
Yuuko

Especialización :

Experiencia :

Gold :
999


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Abr 15, 2018 5:54 pm

Las cosas estaban saliendo mas o menos como la monarca deseaba, y aun así no podía evitar sentir un poco de frustración. Un sentimiento leve, apenas un parpadeo en su interior,pero estaba allí. Presente.

Las incursiones en Kilvas,las campañas libradas en el país vecino con el objetivo de eliminar del mismo la amenaza emergida y tomar la isla bajo el control y nombre de Durban, estaban saliendo como la mujer imaginaba. Como ella planeaba.

Acudían a la isla con toda la frecuencia que su flota,sus hombres, y las responsabilidades de su propia patria les permitían. Desembarcaba y echaban el ancla donde podía, permanecían cerca de su transporte, en ocasiones incluso sin bajar del mismo. Se adentraban en la isla lo suficiente como para encontrarse con el primer grupo de enemigos y acabar con el. Se quedaban el tiempo necesario para recuperarse y volvían a casa,con la intención de atacar otro día.

Era lento,pero prudente. Seguro. No conocían la isla tanto como les gustaría,la misma contaba con muchos riscos y mares repletos de rocas traicioneras que hacían difícil o imposible acercarse en barco a ciertas zonas. Las torres de vigía que poblaban el lugar y que antaño estaban pobladas de cuervos ahora estaban tomadas por el enemigo, por el que pasar por determinadas zonas sin ser vistos era tarea imposible. Tampoco conocían el numero exacto de enemigos,solo que habían sido los suficientes para tomar un país apenas sin resistencia.

El enemigo era numero,estaba escondido y controlaba el territorio donde se llevaban a cabo las batallas. Ellos estaban limitados. No se rendían, no lo harían. La mujer no iba a permitir que en ese lugar ocurriese lo mismo que en Phoenics,que su país estuviese rodeado por dos países emergidos. No, iba a tomar esas islas y protegerlas por los suyos, usarlas para vigilar al enemigo tan cercano... Por eso seguían. Por eso seguían de esa forma,lentos y seguros.

La lentitud era frustrante,pero poco a poco avanzaban. Apenas quedaban ya enemigos en la costa y cada vez se adentraban mas en la isla buscándolos. Cada vez iban mas allá y el acercarse a las torres de vigías,el pasar ocultos ante ellas era cada vez mas viable. Por eso estaba la mujer allí en dicha ocasión.

Habia mandado a un pequeño numero de barcos a la isla,pues creían haber encontrado un punto en el que desembarcar sin ser vistos por las torres,en un lugar de la isla que hasta el momento sus tropas no habían pisado. El plan era simple. Un pequeño grupo,con su guardia real de confianza al frente se adelantaría al lugar señalado. Si todo salia según lo previsto podrían desembarcar ,y allí debían acabar con los enemigos en la costa,pues siendo un terreno nunca antes pisado estaban seguros de que los habría.  Si la batalla salia victoriosa y se veían capaces de continuar mandarían un mensaje. Explicando como aproximarse al lugar y como acercar los tres navios ,el de la monarca entre ellos, que se habían quedado atrás. Y mientras la monarca se acercaba los que permanecían en la isla debían llevar a cabo un pequeño reconocimiento del lugar. Para que cuando todas las tropas se reuniesen estuviesen mas informadas,listas para llevar a cabo el verdadero propósito de dicha incursión.

No pretendían desembarcar en una zona de la isla nueva. Si no tomar la torre de vigía que hasta el momento les había impedido hacerlo. Algo peligroso que requería de cuidado, de preparación. Y en ese caso,de haberse dividido para ello.

Y tal y como estaba planeado el mensaje había llegado, la costa había sido despejada. Los barcos se habían acercado con sumo cuidado al punto de encuentro indicado,de la manera señalada en el mensaje.

Desembarcaron con sumo cuidado,descendido la mitad de los soldados con algunos capitanes al mando antes de permitir que la mujer bajase de su navío. Los barcos apostados a su lado comenzaron el desembarque también. Uno de ellos no podía acercarse a la costa,por lo que tuvo que acercarse a uno de los barcos que habían ido con los primeros escuadrones y usarlo de puente,usando sendas tablas de madera habilitadas para ello,a algunas incluso se les había echo una barandilla para mas seguridad. Y desde el navío hermano descender a la isla.

La reina descendió con elegancia ,con un general a su espalda y un teniente descendiendo delante de ella,pues por seguridad bajaban de uno a uno. con rapidez pero de uno en uno.

Ese día portaba un vestido sobrecargado.La base del mismo era negra,como su cabello,pero estaba llena de formas geométricas. De coloridas lenas y triángulos blancos,naranjas,azules y morados. Rodeaban sus muñecas,la parte baja de su falda y la delantera, bordeaban el escote pronunciado que dejaba a la vista la pálida piel de la mujer. En su cintura se ceñía un cinturón de tela morada con los mismos patrones que el vestido, figuras que se repetían en las muñequeras negras que llegaban a la mitad de su antebrazo y cubrían parte del dorso de la mano. Un collar de base naranja al cuello y un sombrero de forma extraña sobre su cabeza, cubriendo parte del pelo que ese día se había dejado suelto. El vestido plagado de abalorios,de cuentas doradas y azules que caían por todas partes,pero que tanta separación entre ellas que apenas se tocaban entre si. Sus pendientes,un circulo y una media luna que dejaban caer perlas y abalorios eran enormes y caían mas allá de sus hombros. Sus zapatos,negros,de tacón y con los mismos abalorios bordeándolos,no se veían con la tela del vestido que pasaba casi rozando el suelo. El tomo colgada de su cintura, cubierto en una tela morada como el cinturón, con las coloridas formas geométricas y con un bordado en hilo de oro con la misma forma que sus pendientes en el centro de la tapa. Un atuendo poco apropiado para una batalla,pero que iba a suponer un problema para la monarca. Pues tan acostumbrada estaba a ese tipo de atuendos que se movía con comodidad y desenvoltura con los mismos.

La mujer acababa de poner un pie en la tabla cuando diviso en la costa a su guarda real, por lo cual en cuanto toco suelo se acerco a el,pidiendo con ademan silencioso a sus hombres que le confiriesen cierta intimidad. Prefería escuchar ella el informe primero, no arriesgarse a que información falsa o expresada de la manera inapropiada se extendiese entre las tropas. Necesitaban ser cuidadosos y meticulosos, calmados. No expandir el pánico y el nerviosismo entre los suyos antes de tiempo.

-Me alegra verte sano y salvo a ti y a tus acompañantes Sion. Aunque no esperaba menos de ti...

Saludo la reina y comenzó a caminar,pasos lentos y sin rumbo,sabiendo que el otro le seguiría.

-Como ha ido todo? Informame de todo,no te guardes nada.



OFF:ropa de Yuuko:
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [4]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema de Ascuas
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Sion el Lun Abr 16, 2018 11:56 am

Debía admitir que en más de una ocasión se había preguntado, internamente, cómo podría la reina moverse tan libre con semejantes trajes. Era hermosa, Sion no era tonto, sabía bien cuando una mujer era hermosa, aún cuando su atención estuviese en otras cosas antes de intentar ligar con alguna. Pero, cierto era que también habían situaciones en las que un traje así podría molestar.

Y si recordaba bien, y se consideraba tener buena memoria, los trajes más sencillos de Yuuko eran, efectivamente, aquellos que él consideraba más extravagantes y no por ello algo malo. Tenía que admitir, de nuevo, que la admiraba por ello. Él probablemente no podría moverse tan libremente llevando más ropa, pero eso no importaba ahora.

Recibió a la reina con una reverencia, al igual que la que le dieron los demás hombres que le habían acompañado y, en cuanto la reina los despidió con un escueto gesto, todos se alejaron, incluso aquél muchacho que se había encargado de despertar al guardia– Claro. No iba a decepcionarte –Sonrió con suavidad, acercándose unos pocos pasos a ella– También me alegra saber que está bien y no encontró ningún contratiempo o peligro en el mar abierto. Aunque no dudo que habría sabido ocuparse de ello –De hecho. Aún tenía sus pequeñas dudas respecto a la reina, ella, sin lugares a dudas, era más balanceada y centrada que él, una perfecta maga oscura.

Inspiró hondo, dejó sus pensamientos a un lado y comenzó a avanzar, un pasos detrás de ella, en silencio, siguiendo sus pasos– Como informamos en la misiva que recibió, encontramos esta zona parcialmente libre del control de los emergidos. Al parecer sus torres de vigilia no logran dar de esta zona y tampoco la conocen como para mandar patrullas hasta aquí –Miró hacia las rocas, sabía que tenía hombres de un lado a otro, controlando– Llegamos hace unos días junto a una estratega llamada Daraen. Siguiendo su plan, logramos expandir un poco más el control de la zona–Tomó una pequeña pausa.

Miró hacia atrás, allá donde el grupo del que se habían alejado parecían estar hablando y riendo entre ellos. Una pequeña sonrisa asomó en sus labios antes de volver a centrar su atención en la reina– Encontramos un pequeño grupo de emergidos patrullando no demasiado lejos, los atrajimos hacia una trampa y terminamos con ellos. Nos quedamos pero con sus armaduras –Y señaló con un gesto de la cabeza hacia la pila de oscuras armaduras reunidas a un lado de la pequeña base militar, si es que se podría llamar así, que crearon.

Una que otra tienda de campaña situada al centro, algunos guardias cuidando los lindes de aquella especie de playa y más allá, entre rocas y maleza, otros pocos hombres que seguían asegurándose de que nadie sospechoso se acercara. Solían rodar los turnos, para poder descansar y hacer de todo, sin tener que llegar a quejarse porque uno haga más cosas que otros, fue por ello que, durante aquellos escasos días, las quejas que se escuchaban eran más bien de broma que otra cosa.

El plan, hasta hace unas pocas horas, era atacar la torre de vigilia disfrazándonos de emergidos. A pesar de no saber como actúan, no parecen tener suficiente intelecto como para darse cuenta que el que tiene a un lado no es un compañero sino un enemigo –De alguna forma era infantil... ¿Pero por qué no iba a funcionar uno de los planes más simples?– Si conseguimos controlarla... Podríamos usarla a nuestro favor e ir liberando Kilvas de ellos...–Pero, siempre había un pero– Pero Daraen tuvo que volver repentinamente por un problema serio que sucedió en Ylisse... –Habían tenido que parar el plan, repentinamente, y por unos momentos se habían perdido del todo– así que preferimos esperarla. Eso es todo –Concluyó, con calma, como había estado hablando hasta el momento.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]
Tomo de Worm [4]
.
.

Support :
Yuuko

Especialización :

Experiencia :

Gold :
999


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Abr 22, 2018 7:37 pm

A medida que avanzaban,pasos lentos dados con el único propósito de no quedarse quietos mientras conversaban,de estirar las piernas tras el trayecto en el navío, la mujer escuchaba atentamente cada palabra de Sion. Cierto era que habían recibido la misiva,que ella misma había leído antes que nadie y que había sido la misma el motivo por el cual habían acudido allí. Pero aun así prefería ser informada por boca de su guardia,pues en muchas ocasiones las cartas no eran suficientes ,se omitía información para dar solo aquella mas importante. Pero los detalles eran peligrosos. Podían ser innecesarios,inútiles,o vitales... Habia que conocerlos para poder juzgarlos.

-Ya veo... Un punto ciego en sus torres que habéis tomado como nuestro y habéis expandido... Sabes que la suerte también es un don? Uno caprichoso y misterioso con el que en ocasiones cuentas y el que a veces te abandona... Parece ser que en esta ocasión te acompaña... Después de todo si no hubieseis tenido suerte al expandir el control de la zona hubieses abandonado el punto ciego,el enemigo os hubiese visto y... Bueno todos sabemos que hay muchas posibles consecuencias para ello y ninguna agradable...

O al menos la mujer esperaba que así fuese. Pues con el tiempo trascurrido si los emergidos les hubiesen visto a través de sus torres de vigías y no habían acudido allí o atacado aun significaba que algo tramaban. Y en esos momentos contaban con superioridad,tenían lugares para vigilar la isla y mejor conocimiento del terreno. Tramar algo,tenderles una emboscada... Era una idea aterradora,una que no descartaría pero que no pronunciaría en voz alta. No deseaba contagiar su preocupación a otros,no cuando debían de prepararse para una batalla,para una que debían de ganar. Y eso debían pensar. Que eran ellos los que iban a tender una trampa a los emergidos y no al revés.

Dejando esos pensamientos de lado giro su mirada a las armaduras apiladas. Acercándose al lugar donde estaban y deteniendo sus pasos allí. El nombre de la estratega antes le había sido desconocido, entendió cuando Sion explico sus origines porque.Seria uno de los extranjeros que se unían a sus campañas por una recompensa económica.

-Hiciste bien en detener el plan,en posponerlo. Ha sido lo mas sensato , prefiero asegurarme de vuestra seguridad a mandaros a una misión descuidada y suicida... no quiero perder a los míos...

No desconfiaba de un estratega desconocido, no tenia motivos para ello. Pero por eso mismo tampoco tenia motivos para confiar. Y el que en mitad de un plan propuesto por el mismo lo abandonase era sospechoso. El seguirlo imprudente. Pero días habían pasado,podían tomar el plan como suyo. Si.. podía funcionar.

-Iremos con ese plan. Creo que merece la pena probarlo. solo que quiero pequeños grupos escondidos por el bosque acompañando a los disfrazados,actuando como seguro por si la situación se complica o son descubiertos. Después de todo con el numero de armaduras obtenidas no podremos infiltrar a muchos de los nuestros entre las filas enemigas. Y tampoco es muy prudente hacerlo con un gran numero,no cuando es un experimento. No sabemos si funcionara o como reaccionara el enemigo ,mejor ir con cuidado.

Con un gesto elegante señalo las armaduras robadas a esos seres

-Quiero que las limpien y las desinfecten lo mejor que puedan...

Después de todo era consciente que en dicho lugar y en sus circunstancias no tenían ni el tiempo ni los recursos necesarios para hacer un buen trabajo. Pero les faltaban datos. Información sobre los emergidos,sobre si estos podrían infectar o propagar enfermedades a los humanos. Aun no se había dado el caso, pero podía ser que nunca se hubiesen cumplido dichas circunstancias o que simplemente esa información no hubiese llegado a ellos.

-No quiero que ninguno de mis hombres se ponga una armadura de esos seres si esta sucia. Mas teniendo en cuenta que habrán muerto con ella puesta antes de que las robaseis. No quiero arriesgarme a una infección o enfermedad desconocida por apresurarnos y no tener cuidado.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [4]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema de Ascuas
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Sion el Mar Jul 03, 2018 12:19 am

De alguna forma era reconfortante saber que no era el único que pensaba de tal manera. Era como una pequeña afirmación ante la insensata pero posible idea de estar perdiendo la cabeza. Se sintió conforme en sus adentros, incluso dispuesto a sonreír, como un niño que se escapaba con la suya: pero recordando quién era, donde estaba y frente a quién, prefirió mantener su porte, aún sabiendo que eso no molestaría a Yuuko.

Sonrió, satisfecho y realizó una ligera inclinación ante ella, innecesaria, pero propia de él. Tenía demasiada confianza en Yuuko como para temer su desprecio, la conocía lo suficiente, o eso quería creer, como para saber que sus pequeñas bromas, aquellos momentos de exageración no serían reprochados– Como lo ordene, mi Reina –Y a pesar de todo no se alejó de ella. Solo retrocedió un paso, giró y se alejó otros pocos pasos para llamar a uno de los soldados que lo habían acompañado y que se dedicaba a hablar con los demás, en voz baja para no llamar la atención.

El gesto de Sion fue claro y conciso, llamó al hombre con un simple gesto de la mano y, posicionándose de lado frente a Yuuko, repitió las órdenes que ella había dado solo segundos atrás. Este asintió, serio, y tras una reverencia salió corriendo para hablar con los demás. Y tampoco tardó antes de que unos cuantos apareciesen con trapos, cubos, agua y jabón suficiente como para dejar todo brillante... Yuuko tenía razón ¿y si había alguna enfermedad extraña entre los emergidos? ¿Y si ellos eran humanos enfermados por algún tipo de extraño mal que golpeaba solo algunos y los transformaba en eso?

Cruzado de brazos, observó a su alrededor, silencioso y pensativo. Finalmente se movió, acercándose a una de las armaduras emergidas que perteneció en vida a un mago– Yuuko –Llamó su atención sin más– dime ¿cómo quisieras actuar?–Se agachó, lo suficiente como para acercar un cubo de agua y enjabonar la armadura hasta llenarla de burbujas blancas– porque, debería permanecer a tu lado –Sonrió. Era su guardia, era su deber– pero me aventaría a entrar con los demás, no podría dejarlos enfrentar al peligro solo –Y ahí esbozó una sonrisa, confiada y apenada a partes iguales– Nos aseguraremos de ganar. Antes o después, esta isla te pertenecerá a ti y a Durban –Susurró lo siguiente, en bajo.

La enjugó, enjabonó y enjugó varias veces más hasta que se aseguró que el agua que salía de ella ya no estaba sucia. Volteó en dirección a la reina con armadura en mano y ensanchó la sonrisa– ¿Crees que sean lo suficientemente listos como para percatarse que estas armaduras están limpias y huelen a jabón? –Miró hacia abajo con intriga– De ser así, lo siguiente sería ensuciarlas de tierra... O directamente vestirnos con ellas y dar vueltas en el suelo –Y la idea no le hacía gracia por muy sonriente que estuviese al momento.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]
Tomo de Worm [4]
.
.

Support :
Yuuko

Especialización :

Experiencia :

Gold :
999


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Jul 08, 2018 11:39 pm

Vio como con movimientos precisos y silenciosos Sion llamaba a uno de sus hombres, demostrando con un simple gesto las capacidades que tenia para liderar a las tropas que ella dejaba bajo su mando. Como entendían los gestos del Guardia Real a la perfección y como acudían a el en cuanto eran llamados. Como no tardaban en poner en practica las ordenes dadas .Estaba orgullosa de sus hombres, de todos y cada uno de ellos,hasta de aquel que poseía el mas simple de los trabajos,el de menor rango e importancia. Pues todos cumplían con su trabajo lo mejor que podían, todos ponían todo su corazón y determinación en luchar por su país,dar mas de lo que se esperaba de ellos. La mujer sonrió ante la imagen,ante el orgullo que le llenaba cuando observaba aquellas interacciones. Ante el no tan lejano recuerdo de su encuentro con el mago de cabellos plateados y ojos dorados. Todo lo que había crecido, todo el amor y devoción que sentía por una patria que no lo vio nacer pero que ahora era suya... Yuuko casi se sentía privilegia por ser capaz de observar dichas escenas.

La mujer paseo su mirada entre los hombres, que ya se habían puesto en marcha y comenzaban a limpiar las armaduras a la mayor brevedad posible. Sion se movió y ella no tardo en seguir sus pasos, no porque su guardia debiese ser seguido o controlado, si no para acercarse,para observar. Las armaduras habían dejado de estar apiladas,pues de uno en uno o de dos en dos los soldados las tomaban de las pilas y las separaban , apoyándolas en el suelo y reuniéndose varios alrededor del mismo cubo de agua,comenzando a limpiarlas. Dejando que las defensas y ropajes de los emergidos fuesen mas claros, no una maraña de telas y metales desordenadas. Observo entonces como todas tenían colores similares,formas parecidas,pero no eran lo mismo. Pertenecían a distintas clases. Armaduras de magos, de espadachines, creyó que alguna podía ser incluso de algún lancero, algunas no eran fáciles de identificar a que clase de soldado pertenecían al ser los uniformes ajenos tan distintos de los de su patria.

-Aseguraros de que aquellos que porten cada armadura usen el mismo arma que usaba el emergido a quien pertenecía. Cuantas mas similitudes haya con con el enemigo menos posibilidades hay de ser descubiertos por ellos. Y eso implica menos peligro. No pienso ordenar ni autorizar una misión que os lleve directamente a las puertas de la muerte.

Su voz fue firme, y algo elevada, no solo esperaba que Sion le escuchase ,si no que también lo hicieran aquellos que a su alrededor limpiaban las armaduras ,pues eran los que después debían portarlas,eran los que debían prepararse mentalmente para ello. Cuanto mas tiempo tuviesen para ello,mejor.

Observo como Sion también se agachaba a limpiar una de las armaduras, no siendo tarea para alguien de su posición,pero no deteniendole. No tenia el porque hacerlo cuando otros lo harían por el,pero no tenia nada de malo que lo hiciera. Ni motivos su reina para detener sus acciones. Así que simplemente lo dejo. Presto especial atención cuando escucho su nombre,sonrió con algo de malicia ante las palabras ajenas.

-Deberías estar a mi lado... Pero yo debo hacer aquello que sea mejor para mi pueblo, y por consiguiente tu también... Te infiltraras con parte de tu escuadrón y los lideraras. Yo liderare y acompañare a las tropas de apoyo en ocultas en el bosque... Es lo mejor que podemos hacer dada la situación... No es como si me dejases desprotegida si no permaneces a mi lado, han acudido un par de generales que me acompañaran... No tienes nada que temer por mi. Preocúpate porque la misión sea un éxito y tu y los tuyos volváis sanos y salvos.

Sonrió,aun mas, con aun mas malicia,una malicia divertida que se dejo ver en el tono de sus siguientes palabras.

-Por no hablar de que soy perfectamente capaz de cuidar de mi misma. Después de todo que clase de reina seria si no tuviese la fuerza de cuidar a los míos? ... Pero como se que eso nunca es suficiente ni para los generales,ni para los capitanes ,ni para el consejo,ni para ti o el resto de guardias... Iré acompañada de nuestros mejores hombres. No te preocupes...

Las palabras ajenas,pronunciadas en voz baja, no pasaron desapercibidas,llegaron a oídos de la monarca. Se agacho ligeramente,para quedar mas cercana al hombre, y hablar en un tono mas bajo que el. Para que solo Sion escuchase aquello que no era ningún secreto.La seriedad y determinación marcando cada una de sus palabras.

-Me asegurare de tomar cada territorio,cada isla,expandir Durban todo lo que haga falta para asegurarme del bienestar de los míos... Aunque eso signifique no tener un momento para poder respirar... No voy a permitir que lo que paso en Phoenicis vuelva a suceder en los alrededores de mis tierras, y si para eso tenemos que tomar y hacer nuestro lo que otros no han sido capaces de defender lo haremos...

Se incorporo y dejo que sus hombres continuasen su labor.Observando en silencio toda la zona, las armaduras siendo limpiadas,aquellos que se adentrarían en el bosque preparando sus armas. Ordeno a uno de sus generales ,con un silencioso gesto de su mano,que acudiese a ella. Una vez frente a la monarca la misma le ordeno que preparase a los hombres que se adentrarían en el bosque,en dos grupos,para rodear así a aquellos que irían infiltrados en ambas direcciones, y dentro de esos dos grupos que formase algunos mas pequeños.si se movían en pequeños grupos con cierta separación entre ellos no solo expandían su terreno,si no que eran mas difíciles de detectar y de ser descubiertos. No tardo en partir y comenzar a organizar a los soldados.

Cuando la voz de Sion volvió a escucharse una vez mas la reina volvió a fijar su atención en el.

-Ponéroslas y tiraros un poco de tierra unos a otros, no hace falta rodar por el suelo. Ya están rotas y melladas así que con un poco de suciedad sera suficiente para mostrar que han tenido cierto uso y no han sido limpiadas. También quiero que practiquéis un poco. Moveros con ella hasta que sintáis cierta libertad, probar a usar vuestras armas ,aunque tener cuidado y no hagáis magia que llame la atención... Cuando estáis cómodos y listos partiremos. Necesitaremos una señal de emergencia, por si sois descubiertos o estáis en peligro. Durante la travesía en el bosque mantendremos los ojos en vosotros,pero una vez dentro de las torres estaréis solos,esperaremos abajo. Necesitamos una señal para saber cuando intervenir....
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [4]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema de Ascuas
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Sion el Lun Jul 16, 2018 9:45 pm

No lo dudaba. No dudaba ni un instante de que Yuuko fuese capaz de cuidar de si misma... Pero aun así... ¿Sería justo aquello? Si lo miraba desde otro ángulo sí: él debía de hacer algo que solo él podía hacer, Yuuko, a su propia forma, hacía lo que solo ella podía hacer. Asintió con un serio y ligero movimiento de cabeza: conforme con sus indicaciones– En ese caso, confío en que serás capaz de protegerte sola de ser necesario. Si no... Puedes gritar, vendré a salvarte –Esbozó una suave sonrisa al final, bromeando un poco, solo para quitarle la dramacidad al asunto.

Pero, tuvo que admitirlo, no esperó aquella reacción de ella, aquel susurro en bajo, aquella cercanía. Sus dorados ojos se abrieron de par en par, en valía de la sorpresa, pero calló, casi incapaz de moverse. Era algo que siempre le había gustado de Yuuko: su firmeza, como si nunca dubitara, como si avanzara, eternamente, sin cometer errores, sin titubear, sin mirar atrás. Como parecía tener la palabra correcta para todo, para todos, como solo sus palabras podían hacer vibrar el alma. Y así se sentía él: como un niño ante algo así como su inspiración futura. Pero... ¿Qué estaba pensando? Rió en bajo, con suavidad, a penas un bufido. Suavizó su mirada, la clavó en la ajena.

Que así sea, entonces –Lo siguiente sucedió relativamente rápido. Procuró vestirse con aquellas armaduras limpias, como todos los demás también lo hicieron, escondieron sus tomos, sus armas y manteniendo a la vista solo aquellas pertenecientes a los emergidos. Y entonces, dispuesto a cumplir con las órdenes de Yuuko, tomó un puñado de arena bajo sus pies y se la tiró a uno de los magos que tenía a un lado, a uno de los más jóvenes, quién constantemente estaba a su alrededor por un motivo u otro, probablemente nada más que simpatía mutua.

Yomi se volteó hacia él con cierto desdén, observándolo con un puchero que era digno de recordar y con el instinto asesino de tirarlo en el suelo, pero, probablemente se contuvo debido a la presencia de su reina. Le sacó la lengua a modo de burla hacia el guardia real y volvió a lo suyo. Sion rió en bajo y al final, rebuscando entre sus pertenencias, sacó un tomo de cubierta rojo oscuro. Lo balanceó a un lado y otro frente a Yuuko y ensanchó su sonrisa, convencido, seguro de si– Mandaré una señal con esto entonces, estén atentos a los cielos "Que la suerte nos sonría" estuvo tentado a decir, pero se contuvo. Siguieron un rato más, moviéndose, imitando los gestos de los emergidos, hasta que se sintieron listos y todos afirmaron en dirección a la reina, o directamente hacia el mago oscuro que estaba más cerca de ellos.

Perfecto... –Susurró para si mismo– Su Majestad –Volteó en dirección a Yuuko al mismo tiempo que hacía gesto a los demás para que empezaran a avanzar– nosotros empezaremos a movernos. Recapitularé: entraremos en la torre y atacaremos desde dentro. Una vez nos deshagamos de una parte... Mandaremos una señal en el cielo para que se ocupen de aquellos que merodeén por las afueras.. –Pronunció, calmado y preciso. Realizó una reverencia, susurró un "Ten cuidado" y correteó hasta alcanzar a los demás.

[...]

El camino hacia la torre no había sido tan complicado, de alguna forma, la idea de hacerse pasar por emergidos coló, dentro de lo posible. Solo era cuestión de no hablar, de moverse de forma vaga, como adormecidos, como si fuesen muertos vivientes, carentes de emoción alguna y los pequeños grupos de emergidos con los que se toparon, simplemente los ignoraron, o gimieron cosas que no eran capaces de comprender. Parecían... De alguna forma... Los cánticos de la magia.

Cuando entraron en las torres que alguna vez le pertenecieron a los cuervos, tuvieron que observar con disgusto como los emergidos se habían apoderado prácticamente de todo aquello que tenían al alcance, de como, probablemente sería complicado encontrar algo perteneciente a los laguz, pero, tampoco imposible. Aun así, les hizo señal a los suyos para que pararan poco más adelante de la puerta de entrada pues no parecía ser que muchos más estuvieron por la zona– Atacad hacia el frente... pero cuidad vuestras espaldas, ayúdense todos entre todos... No quiero que nadie se quede atrás... Y tened cuidado... ¿Listos? –Esbozó una sonrisa.

De entre los ropajes de su armadura ligera, sacó el tomo rojizo que no pertenecía a la magia oscura. Los demás hicieron lo mismo, formaron un semicírculo a sus alrededores, desenvainando armas y tomos– ¡AHORA! – Gritó a propósito para llamar la atención de los que tenía en frente. Abrió el libro y mientras aquellos que usaban armas paraban a unos de ellos, Sion conjuró el fuego.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]
Tomo de Worm [4]
.
.

Support :
Yuuko

Especialización :

Experiencia :

Gold :
999


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Lun Jul 16, 2018 11:17 pm

Las esperas eran eternas. Eran dolorosas. Pues nunca se sabia cuando iban a acabar,cuanto se iban a alargar...si acabarían por voluntad propia o por la interrupción de algo o alguien mas.Un imprevisto. Un peligro. Las esperas eran peligrosas, pues uno no tenia nada que hacer en ellas salvo esperar, y se bajaba la guardia... O ,pero el tiempo era tan escaso,tan preciado. Si no había nada que hacer en las esperas la reina encontraría la manera de aprovechar el tiempo.

Sion y sus hombres terminaban de limpiar las armaduras enemigas, de ponérselas ,de ensuciarse con tierra unos a otros y de practicar sus movimientos. No paso desapercibido como Sion se enfocaba en uno de los jóvenes soldados,lanzandole tierra, con gesto infantil.Como un niño pequeño en una guerra de bolas de nieve. Como el soldado le devolvía no la tierra,si no un gesto igual de infantil. Una sonrisa asomo en la comisura de sus labios mientras la reina se dirigía hacia lo que seria su escuadrón en dicha misión. Les ordeno que practicasen también los movimientos,que si los mismos eran muy ruidosos,que si el ruido de sus pisadas eran mas elevado que el sonido del bosque,se desprendiese de las partes mas prescindibles de sus armaduras. O que se quedasen atrás,custodiando los navíos, para que otros soldados los sustituyese. Su misión era permanecer ocultos. El ruido desvelaría su presencia y su posición. Y la mujer ya había indicado que no deseaba correr riesgos innecesarios. Tuvieron que reorganizar un poco los grupos.

Cuando los soldados del guardia real se veían casi listos para partir la reina ordeno a sus tropas que se dividieran en los equipos asignados y se acercasen a los limites del bosques. Ella misma entraría con ellos, iría a la derecha del camino que Sion y los suyos tomarían, en la parte central de la formación. Cuando Sion se dirigió a ella la mujer asintió con la cabeza,dándole así el visto bueno al inicio de la misión, afirmando así las palabras ajenas.

Dejo que el equipo de Sion comenzase a avanzar, y una vez introducidos en el bosque y tomado su camino,al ver que no había sonido ni señal alguna de que algo fuese mal y necesitasen su ayuda inmediata, ordeno a los suyos entrar. Ocultándose entre la vegetación del bosque,divididos para poder rodear por ambos lados el camino tomado por sus compañeros.

El camino resulto largo,pesado. Pues el equipo de Sion se movía con mas lentitud de lo usual ,pretendiendo así hacer pasar sus movimientos por los de los emergidos. La reina lo prefería de esa manera,mas cauto, por no mencionar de que les dio tiempo a alcanzarles y a posicionarse a su altura. Ellos mismos se movían con lentitud, con sumo sigilo,vigilando cada paso y parando de tanto en tanto para asegurarse de que todo iba bien con el grupo disfrazado.

Cuando se encontraban con los emergidos, los cuales iban en pequeños grupos y fueron pocos los que se encontraron. Paraban sus movimientos,asegurándose el silencio. La reina se percato entonces de que el numero era demasiado bajo,de que no seria difícil eliminarlos. Con susurros pronunciados al oído,casi pegando su piel a los labios de su general, ordeno que mandaran a los hombres mas sigilosos que poseían. Sabia que tenían un par de soldados de rango menor especialistas en el uso de dagas y espadas, con pasos tan livianos como el aire. Los ordeno salir del bosque y acabar con esos pequeños grupos por la espalda. Y así lo hicieron. Cuando los emergidos que se cruzaban con Sion habían avanzado lo suficiente como para no verse un grupo con el otro, un pequeño grupo de hombres salia del bosque, a espaldas de esos seres. Con cuidado, en silencio. Les cortaban el cuello con hábiles movimientos,o les atravesaban el corazón con un estoque certero si la armadura ajena lo permitía. Y una vez en el suelo,inertes, un par de hombres mas salían de la espesura del lugar. Para entre todos tomar al aire los cadáveres y ocultarlos en el bosque en el que se refugiaban, para que no quedasen inertes en el camino y eso desvelase su presencia, la presencia del enemigo.

Tanta precisión y silencio funciono, acabando así con todos los emergidos que se habían cruzado con el grupo infiltrado. Haciendo también que su marcha se retrasase un poco. Pero no un retraso peligroso, no uno significativo.

Cuando alcanzaron la torre los últimos miembros del grupo de Sion se introducían en la misma. Comenzaron a rodear el lugar aun sin salir del bosque. Habia pocos miembros en los alrededores,la mayoría patrullando los alrededores o en el interior de la propia torre.

-Esperar a la señal, atentos al cielo la señal sera magia de fuego. Recordar ,priorizar el acabar con los emergidos de las afueras y una vez despejado todo entrar a asistirlos.

Recordó la reina aquello que ya se había hablando.En suaves susurros casi sin voz.

Y otra vez tocaba esperar. La eterna. La dolorosa. La espera.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [4]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema de Ascuas
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Sion el Mar Jul 17, 2018 12:10 am

Y lo conjuró. Al menos lo intentó. Antes de percatarse estaba bajando la mirada al libro, frunciendo el entrecejo con hastío. Los hombres que lo acompañaban ya habían empezado a actuar, a terminar con la vida de los emergidos que simplemente se empezaban a percatar del asedio, de la "traición" o simplemente, de la idea propuesta de ir vestidos de ellos. Al menos habían logrado entrar, habían logrado más de lo esperado y ahí estaban ellos, luchando por la conquista.

¡Sion! ¡Haz algo con el fuego! –Yomi a su lado pareció impacientarse. Levantó el casco que llevaba de un emergido caballero y le escudriñó con la mirada. ¡Ahí estaba Yomi! ¡Siempre dispuesto a molestarlo!
¡No sé como funciona! –Se quejó de lo lindo. Cerró el tomo de fuego y se encogió de hombros con despreocupación a pesar de la situación.

Había tomado por sentado que sería algo mucho más simple que controlar la oscuridad. La oscuridad fluía, se movía por cuenta propia, era injusta e infame... Pero la magia de anima, el tomo de fuego que tenía entre sus manos era terriblemente calmado, en el sentido de que... Sabía, presentía que no iba a colarse en su mente, apoderarse de él. Y, acostumbrado como estaba a dominar la magia, dejarla simplemente pasar y colaborar con ella era algo extraño. Simplemente no aparecía.

!¿Qué?! –No pareció del todo feliz ante la idea. Pero aun así, fue Yomi quién se ocupó de otro emergido que se acercaba, clavando la espada que llevaba en la garganta del susodicho mientras los demás se abrían paso a base de golpes y hechizos.

Sion, cruzado de brazos, observaba expectante, como si la magia pudiese ser invocada sola. Yomi lo zarandeó, una, dos, tres veces– ¡Tienes que hacerlo! ¡No es tan complicado! –Y en realidad no lo era. Al menos, no para los magos de ánima. El guardia real suspiró, apoyó una mano en el antebrazo del chico y asintió con desgana.

¡Bueno Sion! ¡Algo tenías que hacer! ¿O no? ¿Dónde habían terminado todas aquellas palabrerías de cumplir con la misión y de conquistar aquellas tierras? Volvió a abrir el tomo, bajó su mirada a las letras en negro y afiló la mirada. Sabía leer aquellas palabras, lo sabía... ¿Pero qué tipo de energía debía de dejar fluir? Susurró el hechizo, extendió la mano al frente y por un instante notó su palma cálida. Dejó aun así la energía fluir al frente, hacia el frente. El fuego se manifestó y acabó con algunos de aquellos emergidos, prendiéndoles fuego.

Yomi a sus espaldas aplaudió.

Déjate de tonterías –En realidad era al revés– ¡Vayamos subiendo! –Solo ahí levantó la voz y una vez se aseguró que todos lo habían escuchado, comenzó a subir por las escaleras, con cuidado, pero apresurado. De vez en cuando tenía que volver a abrir el tomo, conjurar y lanzar el fuego que calcinaba a los emergidos, mientras otros usaban espadas, arcos o tomos diferentes al que tenía entre manos. Y a pesar de aún no haberse familiarizado con el susodicho, de crear más fuego de lo deseado, lograron llegar hasta la cima.

Los que lo acompañaban se apresuraron a deshacerse de los demás emergidos antes de que causaran algún desastre más y Sion, aprovechó para conjurar por enésima vez el fuego, aunque esta vez dirigido hacia el cielo por su brazo extendido arriba. De ella fue lanzada una esfera de fuego, que una vez en el cielo explotó con un estruendo, dando así la señal a los que estaban abajo, esperando.

Off:
Sion usa el tomo de fuego ~
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]
Tomo de Worm [4]
.
.

Support :
Yuuko

Especialización :

Experiencia :

Gold :
999


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Mar Jul 17, 2018 9:11 pm

Si bien habían tenido cuidado hasta ese momento ,tomando todas las precauciones posibles en dicha situación para no ser descubiertos,todo ello había quedado olvidado. Dejado de lado. En cuanto Sion y su equipo entraron en la torre no paso mucho tiempo hasta que el sonido característico de la batalla llego a oídos de los soldados ocultos en el bosque.

La magia siendo invocada e impactando, el choque de metales , las pisadas contra la piedra con la cual estaba construida la torre. Los gritos de dolor,los gritos que uno profería en el calor de la batalla para motivarse a uno mismo.Todos esos sonidos conocidos ,difíciles de separar una vez unidos en esa sinfonía que completaba el campo de batalla. Los hombres comenzaron a lanzar miradas a sus superiores, a sus capitanes y generales,a su reina. Sus compañeros estaban luchando y sabían que no tardarían en entrar ellos mismos en escena. Estaban nerviosos,ansiosos,listos para saltar en cualquier momento.

La reina llevo su dedo indice a sus labios,en un gesto que pedía silencio, pues mas de uno estaba haciendo mas ruido del que debía. Con una expresión tranquila que intentaba transmitir a los demás. Aun no era el momento,la señal aun no había sido lanzada. Debían esperar, confiar en los suyos y esperar para tomar por sorpresa al enemigo. Aun así la reina tomo el grimorio que colgaba de su cintura,lo abrió,dando así la orden,la indicación silenciosa,de que podían comenzar a sacar sus armas.

Ellos no habían sido los únicos que habían escuchado el ruido. Los pocos emergidos que merodeaban la torre,patrullando la misma y sus alrededores , no tardaron en aparecer. Con pasos apresurados entrando en la torre en busca del origen de la batalla.

Si Sion no se daba prisa y no daba la señal la reina ordenaría a sus hombres avanzar. Después de todo los enemigos comenzaban a entrar en la torre y acabarían por atrapar a los soldados de Durban por la espalda.Por sorpresa.

Por suerte allí estaba, la magia,el fuego ,hacia el cielo. La señal.

La monarca que había estado ligeramente inclinada para esconderse mejor en la espesura se incorporo y señalo a la torre. Bajo el brazo con fuerza,con energía, y los mas cercanos a ellos salieron de su escondite ,corriendo arma en mano entrando ellos también en la torre. Persiguiendo a los refuerzos enemigos que acababan de penetrar en la misma.Usando sus aceros y magias para darles caza.

Poco a poco todos comenzaban a salir del bosque. La reina mantuvo su posición en el,con su general a su lado ,mientras los soldados pasaban a su lado.

-No entréis todos a la torre! Dividiros! Los que ya han entrado dejar que avancen,el resto rodear la misma,despejar el terreno.No sabemos si hay mas refuerzos en camino! Rodear el edificio y asegurar que nadie mas entre en la torre,acabar con todo aquel que entre en el perímetro! Adelante!

Y junto con su orden ella y los últimos soldados terminaron de salir de su escondite. Tomo en mano.

La batalla de la torre era cada vez mas sonora,habiéndose unido los soldados del bosque,los cuales interceptaron y comenzaron a luchar con los emergidos que habían acudido como refuerzo,sin dejar que los mismos alcanzasen a los hombres infiltrados. Haciéndoles caer,taponando con sus cuerpos el acceso a la torre. Por otra parte otro pequeño escuadrón de emergidos se había acercado a la torre también,ante el jaleo,el ruido. Siendo interceptados por los soldados del país de los magos. Siendo superados en numero. Sin apenas posibilidad. Nadie mas parecía acercarse.

La reina dividía su mirada, no necesitando aun su poder. Observando los alrededores de la torre de vigía, vigilaba la entrada de la misma. Elevaba la mirada al cielo por si aparecía alguna otra señal. Algún aviso de socorro. Nada... eso era una buena señal...
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [4]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema de Ascuas
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Sion el Miér Jul 18, 2018 1:09 pm

El ruido aumentaba, la lucha era segura. Una lucha persistente, constante, llegaría al cielo... ¿Pero el cielo reaccionaría? ¿Llovería como lágrimas por los hombres heridos, por los enemigos muertos? Levantó una mirada al cielo, preguntándose aquello mientras de sus labios una particular sonrisa asomaba. Se sentía hasta solitario sin la magia oscura susurrándole a la oreja palabras reconfortantes. El fuego lo podía usar, invocar, pero no era lo mismo... El fuego destruía, lo dejaba todo en cenizas, la oscuridad... La oscuridad simplemente lo borraba todo, lo conducía todo a la nada, al silencio.

Bajó la mirada al frente, hacia los emergidos que seguían en pie. Extendió la mano al frente y conjuró un hechizo de fuego, una muralla que los impidió avanzar hacia ellos. Y fue ahí que se dio cuenta: odiaba la oscuridad, pero la sabía usar, sabía como controlarla, como aumentar su intensidad o amainar... El fuego... El fuego era algo diferente, estaba fuera de su control, era indomable, quizás solo para él, alguien que siempre estuvo acostumbrado a usar la magia arcana a la de ánima.

Sus compañeros se voltearon hacia él al darse cuenta del fuego romper una ventana y asomarse fuera, de como los baúles de madera empezaban a quemar, de como los emergidos corrían de un lado a otro y se quemaban. Y antes de que Sion se diese cuenta, aquél lugar ya empezaba a ser un pequeño caos. A pesar del escándalo de la batalla que seguía abajo, los hombres que lo acompañaban arriba, vestidos como emergidos, se aseguraron de apagar el fuego, ya fuese con las capas, o con los pies, dejaron solo a los emergidos morir asados.

¡Ya vale! ¡Aquí ya no hay qué hacer! –Se quejó Yomi, sujetándolo del brazo para que dejase de usar su magia.

Sion parpadeó, desconcertado y bajó la mirada al rojizo tomo, frunciendo el entrecejo. Ese libro era un desastre, él con aquello en mano lo era aun más. Aun así, tras cerciorarse de que todos sus enemigos estaban muertos, tirados en el suelo, pidió que unos cuantos permaneciesen allí arriba, observando desde ahí la posible aparición de otros emergidos y les ordenó avisar en caso de verlos llegar. Seguidamente, bajó por las escaleras con el resto. Acabando con los emergidos que en automático intentaban volver a subir y auxiliar a los demás.

Tras unos largos minutos lograron bajar y proteger las escaleras que daban arriba, ocuparse del resto de seres que merodeaban por la base.

¡Yuuko! –Levantó la voz y volteó hacia ella, observándola a través de la puerta de entrada. Se quitó la armadura oscura de los emergidos y la tiró a sus pies, en tierra– Recuerdame no volver a usar de fuego –Pidió, acalorado. No era lo suyo, directamente no estaba capacitado de usar un tomo de fuego sin prenderle fuego a las cosas– me siento un pirómano de golpe –Murmuró para si mismo.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]
Tomo de Worm [4]
.
.

Support :
Yuuko

Especialización :

Experiencia :

Gold :
999


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Jue Jul 19, 2018 8:29 pm

No parecía haber novedades.Los emergidos que se habían acercado a la torre como refuerzo pronto no fueron mas que cuerpos inertes, derribados por sus soldados. Se acercaron mas grupos,mas enemigos, pero venían tan dispersados que se veían abrumados por la superioridad numérica, por la motivación de los hombres de la reina cada vez mas animados al ver que el plan salia como estaba previsto.Los soldados de las islas de Durban apenas tuvieron problemas para derrotarlos, algún que otro corte menor el único daño recibido. Pocas veces se veían batallas mas seguras, y aquello complacía a la reina,era lo que ella esperaba.

Vigilando sus alrededores tal y como hacia no tardo en percatarse del inusual humo que salia de las ventanas mas elevadas de la torre. Frunció el ceño. Aquel humo provenía de un incendio, no era el rastro que la magia de fuego dejaba... y semejante cantidad... Sus magos no eran tan imprudentes como para provocar semejante incendio con sus magias, aquella falta de control no era apta para el ejercito, no hasta haberla perfeccionado.

Por un momento se preocupo, maldiciéndose mentalmente por haberse confiado en el trascurso de la batalla. Pues su primer pensamiento fue que algo había salido mal,que los suyos estaban en peligro,que se habían visto envueltos en alguna emboscada o ataque suicida enemigo. Que las llamas acabarían consumiéndose. Ordeno a los soldados mas cercanos a ella que acudiesen a la torre, como refuerzo. Mando a dos pares de ellos solo,pues si de verdad se había desatado un incendio una gran cantidad de soldados en la torre no haría mas que ser un inconveniente para salir de allí con vida,mas teniendo en cuenta la estrechez de las escaleras de la misma.

Mientras observaba al cielo,a la entrada de la torre, sintió movimiento a sus espaldas,el sonido de las hojas al ser apartadas,de las ramas ser pisadas con brusquedad. Un pequeño grupo de emergidos salio del bosque,del lugar en el que ellos mismos se habían refugiado antes. Tanto la mujer como el general a su lado se giraron y sin mediar palabra alguna comenzaron a llamar a su magia.

El tomo ya estaba abierto,su mano no tardo en posarse sobre sus paginas. Sus labios no tardaron en comenzar a moverse,palabras tan conocidas que apenas necesito leer, labios que apenas se movían en un leve susurro. Las letras comenzaron a desaparecer del tomo a medida que las palabras eran recitadas,a la misma velocidad a la que se movían los labios de la reina, mas rápido de lo que uno cabria esperar.Las letras desaparecidas se acumularon en la mano sobre el papel y pronto fueron absorbidas por la misma. La oscuridad comenzó a manar del interior de la reina a medida que terminaba el hechizo. Su cuerpo enfriándose en una sensación familiar,agradable para ella tan acostumbrada a manejar la oscuridad de su interior,a reinar sobre ella como lo hacia sobre sus islas. Separo la mano del tomo y la dirigió al suelo. La oscuridad de su interior siguió el camino imaginario que la mano de la reina le marcaba. Una leve sombra avanzando por dicho camino. De un rápido movimiento alzo la mano en dirección a su objetivo,los dos emergidos de su derecha del grupo de cinco emergidos que se lanzaban contra ellos.  Con mas rapidez aun hizo un giro de muñeca y la cerro con fuerza en un puño. Y al mismo tiempo que dicho gesto era realizado una pesada masa de oscuridad surgía de los pies de sus rivales y los atrapaba, aprovechando la cercanía entre ellos,siendo esa poca distancia que los separaba su perdición,el motivo por el que la oscuridad pudo rodear a ambos por completo. Sus armas cayeron al suelo, ambos cuerpos se transformaron en una única silueta oscura y deforme.Los brazos ajenos intentaron moverse,alguna forma difusa mostraba los movimientos frenéticos de esos seres por llevarse las manos al cuello,por arañar la oscuridad o salir a la fuerza de la misma. Golpeando lo que no podían ser golpea.

Temblaron,se tambalearon. La reina soltó su puño cerrado,abriendo su mano, una vez creyó que era suficiente. La oscuridad se libero con fuerza,desapareciendo en el aire. Los cuerpos de los emergidos cayeron al piso inertes, con la piel mas pálida de lo usual, los ojos en blanco y mas esqueléticos. Consumidos por la oscuridad.

Y al mismo tiempo que esos seres caían lo hacían también sus compañeros,en una sincronizan perfecta entre los miembros del ejercito. Dos de ellos siendo alcanzados por los truenos que su general invoco a su lado, magia que atravesó el cielo. Fugaz,poderosa, una luz que partió el cielo con rapidez dejando el sonido de su fuerza tras de si. Varios truenos que cayeron sobre los seres,alrededor de los mismos,dejando marcas en el suelo. Quemaduras en las pieles del enemigo ahora caído. Al ultimo que quedaba en pie lo alcanzaron al mismo tiempo el aire cortante de otro de sus magos, un remolino furioso que lo rodeo atrapándolo y cortándolo en las zonas donde entraba en contacto con el aire. Y la lanza de otro de sus soldados que se había acercado con rapidez hacia ellos,atravesando su corazón. La mujer también aprecio a otro par de soldados que se acercaban hacia ellos,llegando tarde pues el enemigo ya había sido derribado. Aun así no se alejaron del lugar,observando el bosque por si mas seres salían del mismo.

Mientras tanto la reina dirigió su mirada una vez mas al cielo. El humo se había dispersado,había dejado de salir convirtiéndose en apenas una leve columna serpenteante. Débil, insignificante,demostrando así que el fuego, ya se había extinguido.Sus temores siendo así silenciados,pues alguien debió haberlo apagado, y no creía que los emergidos hubiesen perdido tiempo en ello.

No tardo en escuchar la voz de Sion a su espalda y lo confirmo. Todo estaba bien, la misión había sido todo un éxito. El tono de voz,su manera animada de hablar, y el echo de que tirase la armadura rival ,lo delataban.

-Oh... así que has sido tu...

Ahora entendía lo del fuego... Sonrío con cierta malicia.

-Recuerdame que cuando lleguemos le pida a uno de los maestros en magia de fuego que te de un par de lecciones... No vayamos a cometer otra vez el mismo error...Queremos tomar la isla,no quemarla...

Dio un rápido vistazo al lugar.No había seres alrededor de la torre,ni salían mas del bosque. Y la torre...

-Supongo que la torre estará asegurada si has salido de ella... De acuerdo...

Se dirigió al general a su lado.

-Descansar, y cuando esteis listo asegurar el terreno. Hemos tomado la torre,aprovecharla,que algunos hombres se queden montando guardia desde ella y el resto examine los alrededores,si queda algún emergido lo quiero muerto. Una vez aseguremos la zona limpiar la torre, trasladar el campamento aquí. Hemos tomado este lugar, debemos asegurarlo y no dejar que vuelva a caer en manos enemigas.

Después de todo las torres de vigía era una parte vital para poder controlar la isla, vigilar los ires y venires de la misma. No iban a dejarlas en manos de los emergidos, no iban a abandonarla ahora para que las volviesen a tomar.

-Adelante.

El hombre hizo una ligera reverencia antes de partir para transmitir las ordenes, sabiendo que Sion estaría al lado de su reina no tenia motivos para negarse y abandonar su lado unos instantes.

Entonces la mujer cerro su tomo,mas lo mantuvo aun entre sus brazos, se dirigió a Sion.

-Algo digno de destacar? Aparte de casi incendiar la torre quiero decir... Estoy segura de que has dado a tus hombres tema de conversación para rato...

Comento con diversión,con cierta malicia. Con la confianza que hay para ello.

Off:
Uso tomo de worm
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [4]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Gema de Ascuas
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2468


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Sion el Sáb Jul 21, 2018 11:33 pm

¿Quéeee? –Se quejó. Bufó, dejó caer sus hombros hacia abajo y soltó el aire que había en sus pulmones. Removió el tomo, observó su manga chamuscada y sonrió para si– Creo que no la escuché bien –Miró en dirección a sus compañeros, afirmó con un gesto de la cabeza: que se ocupasen ellos del lugar, debía volver. Dio media vuelta y con una sonrisa calmada en los labios se dirigió hacia su reina.

En realidad había escuchado perfectamente, pero entre escuchado y aceptar su afirmación había un camino largo. Dejó que el general se alejara, realizando una ligera y cortés inclinación de la cabeza, un mudo: gracias por todo y volvió su atención hacia la soberana– Ya tengo una magia que liderar, como me pidas controlar las de anima también, perderé el alma antes –Bromeó.

Desde niño había sido instruido en la magia arcana, siempre la había tenido al alcance, siempre la había tenido a un lado suyo, en su cabeza, susurrando cual demente. Probablemente por eso mismo no se acababa de acostumbrar al fuego. Pero... Quizás sí iba a tocarle dar algunas clases con el maestro y sería reprochado, lo veía venir. Guardó el tomo, apoyó una mano en su costado y giró, quedando de frente a Yuuko y de lado hacia el resto. Miró hacia aquellos que estaban dentro de la torre, vigilando.

¡Oh, sí! Se burlarán mucho de mi... Pero más me burlaré yo de ellos cuando tenga que ayudarlos con algo –Y ensanchó su sonrisa, maliciosa. La relación que tenía con aquellos chicos... Era una curiosa amistad, y a la vez, confianza, tanta que podían trabajar juntos sin causarse problemas los unos a los otros, tanto que podían bromear entre ellos sabiendo que en realidad solo eran ganas de molestar y pasar el rato... Claro, confiaba en sus buenas voluntades, en cada uno de ellos.

Rió con suavidad y negó con un escueto gesto de la cabeza– No, eso: casi incendio la torre. Pero porque quise calcinar a unos emergidos, ellos se tiraron por el suelo y como había madera... Todo el caos empezó –Parecía una excusa, pero tenía sentido– Mandé a unos cuantos hombres mantener vigilada la zona desde arriba, si aparece algo sospechoso nos avisarán –Dirigió una rápida mirada a la cima de aquella torre y volvió a mirar en dirección a la reina.

Hay una torre más, no nos pudieron ver por culpa de la maleza, parece ser que los emergidos no se dedican a la jardinería. Así que, en cuanto a eso está todo bajo control –Inspiró hondo– podemos intentar esta estrategia de nuevo para controlar la otra torre también... Pero esta vez no usaré el fuego... –Debía encontrar un mago de fuego ¡Era importante!– Pero antes... Montemos una base aquí... –Y avanzó unos pasos, ensanchó su sonrisa.

Realizó una marcada reverencia, con un brazo señaló hacia la torre de vigilia– Bienvenida a su nueva torre, oh, Reina Oscura –Levantó la mirada, buscó sus carmines ojos y sonrió, divertido.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Fuego [1]
Tomo de Worm [4]
.
.

Support :
Yuuko

Especialización :

Experiencia :

Gold :
999


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Eliwood el Lun Jul 30, 2018 5:36 am

Tema cerrado. 80G para cada participante.

Yuuko ha gastado un uso de su tomo de Ruina.
Sion ha gastado un uso de su tomo de Fuego.

Ambos obtienen +2 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3245


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] No hay final para lo que fluye en este mundo [Priv. Yuuko]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.