Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Entrenamiento] Suceda lo que suceda, el mundo siempre estará necesitado de héroes [Cynthia, Eugeo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Suceda lo que suceda, el mundo siempre estará necesitado de héroes [Cynthia, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Sáb Mar 31, 2018 7:47 am

Hoy era el día en el que el héroe de Altea conocería a su aspirante de Ylisse en la espléndida ciudad de Colonia Cascada. Y sería una falacia por parte de Eugeo negar el entusiasmo con el que estaba esperando dicho encuentro. Sólo necesitó leer su correspondencia para hacerse una grata idea de las cualidades de la jinete de pegaso, tan enérgica y alegre como ya le había adelantado su hermana Alice en una carta. Llamarse a uno mismo héroe o aspirante al mismo podía sonar presuntuoso, mas había comprobado en las palabras de Cynthia que era ilusión y sana ambición lo que motivaba ese apelativo autoimpuesto, pues un verdadero héroe no se sustentaba de su fama, si no del humilde acto de ayudar a los necesitados. El contenido general de su misiva sirvió para que Eugeo, siempre tratando de pasar desapercibido, decidiera no cuidar en su anonimato aquél día y recibirla con su armadura de gala. El brillo de su coraza había sido preparado a conciencia, así como sus adornos florales característicos del caballero azul y plateado. De su pernera izquierda colgaba la funda de su arma, la réplica de su espada familiar por si surgía el entrenamiento con la recluta. La verdadera Espada de la Rosa Azul descansaba en su habitación del cuartel, mas no le importaría enseñársela si la situación lo ameritaba. Un semblante agradable con una sobria sonrisa daba el broche de oro a un equipamiento igual de radiante, tratando así que las expectativas de Cynthia se vieran satisfechas.

El caballero esperó en el patio principal del cuartel, el cual ya estaba avisado de la llegada de la soldado de Ylisse a sus instalaciones. No quiso tener todo planificado para poder adaptarse a las posibles preferencias de la joven, ya fuera visitar el cuartel, descansar en las zonas de recreo, dar una vuelta por la ciudad, charlar con él u otras jinetes de pegaso... Cualquier cosa estaría bien para Eugeo siempre que ella estuviera a gusto con el trato recibido en su visita. No tardaría demasiado en que apareciera, no obstante, haciendo de su espera un lapso insignificante. Contempló su aterrizaje con el aura de tranquilidad que le caracterizaba, apoyando ambas manos sobre su cintura y mostrando una gentil sonrisa. - Llegas pronto. - Enunció cuando Cynthia finalizó su descenso. - Justo a tiempo, de todos modos. - Añadió mientras contemplaba a la joven más minuciosamente, le agradó que su hermana la hubiera conocido durante su viaje por Akaneia. Aparte de un color de pelo al que no terminaba de acostumbrarse, debido a su etnia caucásica del norte de Jugdral, la chica era un fiel reflejo de lo que evocaba en sus cartas. Despertaban en Eugeo un sentimiento fraternal indescriptible.

- Al fin nos conocemos. Soy Eugeo Schuberg, caballero real de Altea, héroe de la Rosa Azul, campeón de Naga y actual guardián de Colonia Cascada. - Aunque su semblante se mostraba confiado, se preguntaba en su fuero interno si su presentación habría sido del agrado de la jinete o si por el contrario había sonado demasiado forzado y presuntuoso. - Me complace darle la bienvenida nuevamente a esta fantástica ciudad, y será un honor para mí acompañarla durante toda su visita. Siempre que le parezca bien, claro. - Matizó con una modesta carcajada al final, acercándose al corcel para poder estrecharle la mano.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard | Myrmidon

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [3]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [3]
esp. de bronce [1]
Esp. de bronce [1]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
492


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Suceda lo que suceda, el mundo siempre estará necesitado de héroes [Cynthia, Eugeo]

Mensaje por Cynthia el Dom Abr 01, 2018 8:44 pm

Hoy era el día en el que Cynthia, la aspirante a Heroína de Ylisse, conocería en persona a Eugeo Schuberg, Caballero Real de Altea y hermano mayor de Alice Schuberg, en la espléndida ciudad de Colonia Cascada de Regna Ferox. No era sorpresa de que la joven Caballero pegaso estuviese emocionada por este encuentro, después de todo, los rumores e historias que había escuchado retrataban a Eugeo como un héroe que salvaguardaba y protegía el país de Altea de las amenazas. Cynthia había llegado a la ciudad ilusionada y con altas expectativas de aquella reunión, llevando puesta su armadura de Caballero pegaso recién pulida y una lanza de bronce nueva y afilada. Tornado estaba junto a ella, arreglado para la ocasión gracias a su jinete, el pegaso no parecía compartir las misma emociones que su compañera, pero al menos seguía dispuesto a llevarla donde quisiera y seguir sus instrucciones.

Fue así que en el día en que Cynthia llego a Colonia Cascada, ella aterrizo en el patio del cuartel donde había quedado en reunirse con Eugeo. No paso mucho tiempo en que fue recibida por un joven de cabello dorado, ojos verdes y armadura azul de plata.

- Un héroe nunca llega tarde ni muy pronto, llega justo cuando lo necesitan- Declaro con júbilo la caballero pegaso, poco antes de bajar de su montura- Pero, ¿cómo sabías que llegaría aquí? ¿El señor Schuberg pidió que esperara y avisaran de mi llegada?

Cynthia levanto los brazos para estirarse, y así levanto y quito el pie suavemente del estribo para terminar de desmontar, deslizándolo por el vientre del pegaso hasta el suelo, completando este movimiento de forma fluida, sin hacer pausas y flexionando sus rodillas mientras tocaba el suelo.

- ¡Mi nombre es Cynthia, caballero pegaso de Ylisse y aspirante a heroína! Y este es mi compañero, Tornado. Es un gusto conocerle- Se presentó la joven, saludando con la mano derecha, llevando los dedos juntos hacia la sien.

El pegaso dio una mirada al caballero, sin hacer mayores movimientos que unas leves sacudidas y un relincho, debido al cansancio que este sentía de haber dado un largo viaje. Sin embargo, Cynthia reacciono animada cuando el caballero se presentó ante ella.

- ¿Huh? Espere… ¡¿Usted es Eugeo Schuberg?!- Exclamó la chica sorprendida y acercándose rápidamente al muchacho para verlo más de cerca- ¡Wow, realmente es Eugeo Schuberg! ¡Es igual a como los rumores lo retrataban!- Prosiguió ella con una amplia sonrisa, un brillo destellando en sus ojos mientras comenzaba estrechando la mano del caballero y la levantaba de arriba hacia abajo, una y otra vez- ¡Sabía que había algo sospechoso con usted! ¡Me parecía que estaba resaltando demasiado con esa armadura!... Pero eso no es algo malo, al contrario, señor… ¡Realmente luce muy apuesto y muy heroico!- Dejó de sacudir y soltó la mano de Eugeo- Solo que le faltó lo más importante…

Dicho esto, Cynthia fue a buscar algo en el bolso que colgaba de la montura del pegaso y al poco tiempo, saco un libro muy viejo, de pasta gruesa, gastado y polvoriento. Con el ejemplar en las manos, la joven comenzó a buscar el lugar donde tenía ubicado los datos que había recolectado de su héroe, la cual estaba junto a un dibujo adjunto hecho por la propia caballero pegaso, basándose en lo que había aprendido hasta antes del encuentro.

Un dibujo como este, pero menos exacto y más estilizado:


- Vera… ¡Un héroe necesita una entrada heroica!- Comenzó a explicar, colocándose al lado del joven para mostrar su dibujo- Imagine que siendo hermano de Alice, tampoco tenía una... ¡Así que pensé en crearle una entrada para usted, antes de venir aquí! La primera opción que pensé fue en que ingresara al campo de batalla en medio de una lluvia de pétalos azules, que revolotearan a su alrededor, así cuando desenvainara su espada se vería muy épico!

Aclaración:
Toda la información sobre Eugeo fue sacada de este tema.
http://www.fireemblem-rp.com/t403-seccion-rumores-y-chismes#32475
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Caballero en entrenamiento

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [4]
Lanza de madera [1]
Lanza de madera [1]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1117


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Suceda lo que suceda, el mundo siempre estará necesitado de héroes [Cynthia, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Dom Abr 08, 2018 7:10 pm

A pesar del precedente que quedó patente en la carta de la jinete de pegaso, Eugeo se equivocó. Él había construido una imagen incorrecta de la jinete de pegaso, que no tardó mucho en derrumbarse con su exceso de jovialidad. La culpa fue enteramente del caballero, ya que imaginó que su hermana había entablado amistad con alguien con una forma de ser afín a la suya. La personalidad de Cynthia no podía ser más diferente, pero el héroe de Altea recibió esa sorpresa muy positivamente. Teniendo aquellas sensaciones en cuenta, no tardó en entender por qué Alice la había aceptado con tanto cariño. - Así es. - Afirmó a la pregunta de Cynthia, ladeó un poco la cabeza debido a la confusión. ¿Quien iba a recibirla si no él en persona?.

El flujo de la conversación se torció desde ese momento: Un torbellino continuo de palabras llegaron sin que Eugeo pudiera hacer nada por evitarlo, ni tampoco responder de forma ordenada. La primera afirmación fue suficiente para enmudecerlo. - “¡¿EH?! ¿Cómo? ¿Qué rumores?” - Gritó internamente, en su faz de dibujó una mueca descompuesta -pero disimulada con una calmada sonrisa- por conocer que se hablaba de el más allá de las fronteras. Ser consciente de la fragilidad de su anonimato ya era suficientemente delicado, y ahora había un soldado de otro país que lo había encontrado conexión con su persona real y la de los chismes que supuestamente circulaban. Para más inri, a los cuatro vientos. Levantó las palmas de sus manos a la altura de su pecho, intentando protegerse emocionalmente del nerviosismo que le generaban sus halagos y tratando de convencer al mismo tiempo a Cynthia para que, si no cesar, al menos pudiera elogiarle sin exclamarlo. Un fuerte tono rojizo había aparecido en cada poro de su rostro.

Aguardó en silencio, siguiendo con los ojos aquello que la jinete estaba sacando de su bolsa. Un libro de volumen y edad considerable, supuso que se trataría de un ejemplar de relatos u historia de Ylisse, lo que hizo que bajara la guardia antes de tiempo. Cuando ella lo abrió por la página indicada, mostrando su contenido, lo que había ahí plasmado terminó por desencajarle la mandíbula un buen puñado de segundos. La información que circulaba por Ylisse y a saber cuantos países más era lo suficientemente precisa como para crear un retrato ajustado de su aspecto. Podía sentir como el corazón le iba a dar un vuelco de un momento a otro, un fuerte calor empezaba a invadir su cuerpo, pero hizo acopio de toda su fuerza de voluntad para no desfallecer ante su fobia al protagonismo. En parte, gracias a la concepción de Cynthia sobre él, la cual había dejado plasmada en su dibujo.

La idea de un aluvión de pétalos azules apareciendo de la nada sonaba a cuento de hadas más que a una entrada heroica, sin embargo, todo cambiaba si se tenía en cuenta la capacidad mágica de su espada. Era capaz de invocar una ventisca cada vez que la empuñaba, al combinarse su gélida hoja con las corrientes de aire que podía generar, si pudiera controlar su poder para generar copos mas ordenados, con un disciplinado ejercicio mental... - Pétalos azules... - Se llevó la mano al mentón, evaluando si sería posible conseguir algo así. Cuando estaba luchando por doblegar la espada en el instante que se creó, recordaba haber visto como de ella salieron tallos espinosos que se le clavaron en el brazo, pero no estaba seguro de si aquello fue producto de la alucinación.

Sea como fuere, tampoco podía permanecer silente por más tiempo. - Hmm, lo siento, estaba meditando algo. Encantado de conocerla oficialmente, Cynthia. Por favor, sólo llámeme Eugeo, no es necesario ningún renombre. - Trató de sonar amable y conciliador, mientras terminaba de ahuyentar la incomodidad de hace unos instantes. - He de decirle que es un dibujo muy bueno, ni por asomo me esperaba que alguien pudiera hacer algo así sin ni siquiera haberme visto antes... - Con algo de rubor latente en su rostro, se llevó la mano la mano a la nuca y esbozó una sonrisa. - En mi defensa tengo que decir que ni yo ni mi hermana se nos ha enseñado en eso de las entradas épicas. El lugar donde nos criamos tiene una cultura del combate poco sutil, se prioriza más entrar con todas nuestras fuerzas y no tanto a lucirnos en la batalla. Si sabe que mi hermana tampoco tenia, bueno, supongo que entiende de que estoy hablando. - Culminó su explicación con una corta y tranquila carcajada.

- Ya me ha dicho la primera opción... ¿Que otras entradas se le habían ocurrido? - Preguntó, curioso, pero rehizo sus palabras en ese momento. - Oh, lo lamento, olvidé preguntar primero que tal fue su viaje. ¿Hay algo que necesite usted o tornado? Puedo guiaros a un abrevadero ara vuestro pegaso, hay cerca un lugar de descanso donde puedo llevaros algo de comer y beber. Si no, también podemos ir a la zona de entrenamiento o a dar un paseo por la ciudad. Cualquier cosa estará bien. - Indicó con diligencias, señalando en la dirección donde estaba cada lugar.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard | Myrmidon

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [3]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [3]
esp. de bronce [1]
Esp. de bronce [1]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
492


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Suceda lo que suceda, el mundo siempre estará necesitado de héroes [Cynthia, Eugeo]

Mensaje por Cynthia el Mar Jun 05, 2018 10:37 pm

Cynthia se encontraba bastante concentrada en el tema de conversación y en su libro que poco se había fijado en las ligeras reacciones del caballero que la acompañaba, ella aguardo por un momento, en silencio, por la opinión de Eugeo, mientras ella le seguía observando con los mismos ojos radiantes, llenos de emoción, mientras era evaluado su trabajo.

- Todavía me queda averiguar si existen rosas azules en Akaneia, seria genial si con siguiéramos rosas azules, porque las rosas son muy hermosas y tienen una fragancia muy dulce y fuerte. Pero si no es posible, podemos usar campánulas en su lugar… Muchas, muchas campánulas para reunir suficientes pétalos. También necesitaríamos una cubeta grande, como de este tamaño, donde guardar los pétalos. Y la ayuda de alguien para arrojar cuando sea hora de hacer tú entrada… Llamó esto: La entrada floreciente de Eugeo Schuberg.

Antes de continuar hablando, ella hizo una pausa para escuchar la respuesta del rubio, y verle esta vez que mostraba interés en las entradas que ella había planificado para este encuentro. Justo en el momento en que hizo la pregunta, Cynthia estuvo a punto de presentar una lluvia de ideas que ella tenía, las cual hubiera consumido varios minutos de tiempo de no ser por la rápida acción del chico al cambiar de tema.

- Oh, por mi esta bien, le puede pasar a cualquiera…- Mencionó la jinete, aceptando las disculpas del muchacho -Así que no hay de qué preocuparse. Fue un viaje bastante tranquilo, por lo que aún estoy llena de energía. Podemos ir a la zona de entrenamiento y dejar que te muestres algunos de mis movimientos, como la “Estrella Fugaz”, el “Viento Afilado”…- Su mirada fue entonces hacia su pegaso, el cual se había acercado sigilosamente por detrás ella mientras hablaban, hasta colocarse a su lado y llamar su atención mordisqueando suavemente una de sus coletas y dar un tirón- ¿Huh? Espera ¿Qué estás haciendo? ¡Oye!- Cynthia dio unos pasos hacia un lado, liberándose fácilmente del equino- ¿Qué sucede contigo? ¡Sabes que no me gusta que dejes mi pelo con saliva…!- El animal sacudió las crines, soltó relincho corto hacia ella y dio unos golpes al suelo con la pezuña- ¿Eh? ¿Qué tienes hambre?- Miró fijamente al animal antes de darse cuenta de lo descuidada que había sido- Oh, ya veo… Vaya, lo siento mucho Tornado, solo trataba de…- Cynthia dejo de hablar con el pegaso y de intentar arreglar su coleta con una mano, para hablar de nuevo con Eugeo- Umm, mencionaste un abrevadero, ¿cierto? Jeje, siento mucho que hayas visto eso, Tornado se pone un poco necio cuando no se siente cómodo. ¿Podrías guiarnos? Descansaremos un poco antes de ir a la zona de entrenamiento.

Después de esperar la respuesta del Eugeo, Cynthia siguió sus indicaciones para ir en la dirección adecuada.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Caballero en entrenamiento

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [4]
Lanza de madera [1]
Lanza de madera [1]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1117


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Suceda lo que suceda, el mundo siempre estará necesitado de héroes [Cynthia, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Jue Jun 07, 2018 6:41 pm

La chica de Ylisse era una caja de anécdotas. Por su forma de ser, su energía y actitud, tan rebosante que incluso enfrentaba con la de su montura, la cual tenía un límite más realista que ella. A todo aquello se le sumaba su inocencia y buen corazón, pues el momento tierno a la par que divertido no habría sucedido si ella estuviera dejando a Tornado hambriento a propósito. El caballero arqueó una ceja cuando se percató de los movimientos del pegaso sin que ella se diera cuenta, seguido de una sonrisa cuando éste ejecutó su travesura y finalmente.... - jajaja. - Aguantar la carcajada habría sido perjudicial para la salud del rubio, mas trató de no ser irrespetuosamente audible, manteniendo la mesura de aquella risa. ¿Por qué le pareció tan cómico? Eugeo se lo preguntaba en ese momento y, tras pensarlo un par de segundos, recordó que algo parecido hacía con la coleta de su hermana. Con un suspiro solucionó el descontrol de su respiración. - No te preocupes, te llevaré a la zona donde descansan los pegasos. Tienen una amplia zona con cuadras y cercas para practicar, tanto montadas como a pie. Seguro que es de vuestro agrado. - Indicó con diligencia y un ademán corporal para guiar a la joven aprendiz a las dependencias de las jinetes de pegaso.

Como era de esperarse, el lugar estaba perfectamente acondicionado para las jinetes alteanas, situado en uno de los extremos del complejo para que tuvieran un ambiente aislado e íntimo. Los hombres no solían estar mucho tiempo allí por respeto a aquellos animales, pues sólo las mujeres de corazón puro podían ganarse su simpatía, salvo contadas excepciones. Llegar hasta allí no les llevó más de dos minutos. - Aquí es. - Indicó, dejando que fuera ella la primera en poner un pie en el santuario. Eugeo había contado con el permiso de las chicas ese día debido a la visita de Cynthia. No fue especialmente difícil, el joven contaba con la simpatía de todos los soldados por su desempeño profesional, habiéndose convertido en una persona cercana al príncipe de Altea. - Siéntete como en casa, por favor, tómate el tiempo que necesites en descansar Tornado y tú. - Entonó con una sonrisa. El caballero no traicionaría la confianza depositada en él, comportándose de forma especialmente respetuosa para con el descanso de los pegasos, dejando que fuera Cynthia la que llevara a Tornado hasta el abrevadero -cercano a las cuadras- por su propio pie, mientra él aguardaba cerca de la zona de ejercicios. Había algunas compañeras realizando maniobras, pero había suficiente espacio para que su inusual presencia no fuera molesta para nadie.

En las paredes había numerosos soportes para depositar las lanzas, tanto militares como de entrenamiento. De hecho, había docenas de estas últimas dispuestas para que las jinetes se sintieran libres de utilizarlas en sus prácticas. Esto también pasaba en las zonas comunes, las armas se revisaban a menudo, y aquellas en mal estado se reemplazaban por ejemplares nuevos. Eugeo tomó una y comprobó su longitud y peso, pasando su mano derecha a lo largo de ésta en una especie de caricia. También la balanceó un poco para evaluar cuan equilibrada estaba. - Entonces... Tendrás algo parecido en Ylisse, ¿Me equivoco? - Preguntó mientras jugaba con la lanza de madera, empleando sus dos manos para darle vueltas a baja velocidad, trazando una especie de círculo delante suya. - Si quieres puedo presentarte a alguna de las compañeras que tengo aquí... - No estaba seguro si le haría ilusión conocerlas, mas el momento requería que se lo ofreciera.

Mientras tanto, seguía experimentando con la lanza. Después de crecer junto a su espada, utilizar ese arma se le estaba haciendo incómodo. Empezando por la necesidad de sujetarla con las dos manos, pues él estaba acostumbrado a usar su brazo izquierdo para acomodar mejor su cuerpo en las estocadas. Al tener su siniestra atada a la madera, sentía sus movimientos menos fluidos y poco naturales. - Hmmm.... Espero no ser impertinente, pero, me gustaría saber qué te llevo a ser jinete de pegaso. Tu vocación es encomiable, me encantaría saber como nació ese deseo de ser soldado. - Preguntó en tono amable, mirando su rostro alegre y radiantes ojos.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard | Myrmidon

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [3]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [3]
esp. de bronce [1]
Esp. de bronce [1]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
492


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Suceda lo que suceda, el mundo siempre estará necesitado de héroes [Cynthia, Eugeo]

Mensaje por Cynthia el Vie Ago 31, 2018 8:52 pm

Después de una breve introducción y una corta conversación con Eugeo, Cynthia y Tornado fueron guiados por el cuartel para conocer el lugar. Cynthia observó con mucho interés la estructura del sitio y los soldados que pasaban cerca de ellos por donde transitaban, mientras tanto, Tornado caminaba de manera calmada al lado de la muchacha, manteniendo en todo momento un aspecto fuerte y brioso en cada paso. Como era de esperarse, el lugar estaba perfectamente acondicionado para que las jinetes alteanas pudieran pasarse por el cuartel con libertad, y había un área situado en uno de los extremos del complejo con un ambiente aislado e íntimo donde pudiesen atender a sus monturas. Llegar hasta allí no les llevó más de dos minutos y la sorpresa de Cynthia no se hizo esperar.

- ¿Puedes ver eso Tornado? ¡Luce muy parecido a lo que tenemos en Ylisse!- Cuchicheó la chica de forma muy animada a su compañero luego de que estos se parasen sobre el santuario donde dejaban descansar las monturas. El equino observo en silencio a Cynthia e inclino su cabeza hacia ella, acercándola lo suficiente para que su jinete levantara gentilmente su mano y la pasara sobre la frente del animal con bastante suavidad. Después de hacer eso, sin intercambiar palabras y cerrando los ojos por un breve instante, el pegaso se alejó de su compañera, volteándose hacia un lado para poder caminar tranquilamente hacia el abrevadero, seguido en ese entonces por la mirada vigilante de Cynthia.

- Gracias por traernos aquí, Eugeo.- Agradeció la muchacha formalmente al caballero alteano, riendo también un poco para poder relajarse bajo aquella atmosfera- Hehe, este lugar es genial. es tranquilo, bonito… ¡Y parece que a mi pegaso también le gusta!- Agregó con una gran sonrisa justo antes de escuchar la pregunta que le hicieron- ¡Oh, sí! ¡Justo eso le estaba diciendo a Tornado antes! Nunca había estado en un cuartel de Regna Ferox, pero nos recuerda un montón a lo que tenemos en casa.- Indico, mirando la forma en que el equino olfateaba un poco el agua antes de comenzar a beber- Aunque… Tornado sigue un poco desconfiado. Pero, no es ningún problema, solo es cuestión de dejarlo tranquilo un rato hasta que se acostumbre. No solemos alejarnos de Ylisse muy a menudo, ¿sabes?

Mientras ambos exploraban y Tornado descansaba del largo viaje, la joven aprendiz miró fascinada como las otras chicas caballero pegaso realizaban sus maniobras en el aire con sus respectivas monturas. Observar a otros héroes era algo que ella solía hacer para aprender más de ellos, sintiendo entonces bastante emoción y admiración al hacerlo, así como llegaba a desarrollar un gran respeto por aquellas personas que se habían esforzado para convertirse en los profesionales que eran actualmente. Sin embargo, tuvo que parar de mirarlas por un momento para poder fijarse bien por donde caminaba y no tropezarse, acabando distrayéndose brevemente cuando llegaron a donde se encontraban guardadas las armas. En las paredes había numerosos soportes para depositar las lanzas, tanto militares como de entrenamiento y Eugeo parecía estar examinando una de estas. Cynthia le observó por unos instantes hacer esto y también miró las armas que se encontraban ahí, identificando (con solo verlas) a algunos modelos que ella ya conocía previamente (y que también se usaban en los cuarteles de Ylisse) y el material con la que fueron fabricadas. A sus oídos, la aspirante a heroína escuchó la propuesta que el joven le ofreció y sus ojos se abrieron de par en par, brillando de manera esplendida como siempre estos lo hacían cada vez que ella se sentía muy emocionada, o cuando la luz del ambiente se llegaba a reflejarse sobre ellos por casualidad.

- “¡¿Conocer a las compañeras que lucharon junto al héroe de Altea?!” Fue lo que pensó Cynthia, sin poder dar respuesta alguna por la conmoción y emociones que le invadieron en ese momento. Dio una fuerte inhalación y aguanto todo el aire que pudo mientras contenía la serie de gritos internos que quería dejar salir por las fantasías que se habían creado en su cabeza.

Después de aquella larga pausa, dejo escapar el aire y miro Eugeo cuando este le habló nuevamente.

- ¿Eh? ¡Oh!- Su rostro se calmó un poco luego de mostrar sorpresa por la pregunta personal- Hehe… Pues, desde que era niña, mi sueño siempre ha sido convertirme en una heroína... ¡Una heroína capaz de realizar hazañas extraordinarias y que al mismo tiempo pueda proteger a las personas!…- Cynthia sonrió ampliamente y poso felizmente enfrente del caballero de Altea- ¡Es por eso, que decidí convertirme en una caballero pegaso! Los caballeros pegaso somos capaces de recorrer largas distancias, atravesar grandes barrancos y cruzar por peligrosos terrenos sin sufrir ningún rasguño. Si alguien estuviera en problemas, Tornado y yo llegaríamos rápidamente hacia donde esta se encuentra, y de esa forma, podríamos resguardarla y llevarla a un sitio más seguro, protegiéndolo al mismo tiempo de cualquier villano que quiera lastimarle.- Explico mientras retomaba la postura que tenía antes de posar, agregando otro comentario mientras observaba a lo lejos lo que hacía Tornado en lo que ella hablaba- Además, un caballero del cielo necesita crear un buen vínculo con su pegaso para poder triunfar en su profesión. ¡Todo futuro héroe necesita un compañero con la que compartir sus hazañas, y que pueda combatir el crimen tan bien como el!... Y no podría pedir un mejor compañero que mi fiel pegaso: Tornado.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Pegasus Knight

Cargo :
Caballero en entrenamiento

Autoridad :

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [4]
Lanza de madera [1]
Lanza de madera [1]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1117


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Suceda lo que suceda, el mundo siempre estará necesitado de héroes [Cynthia, Eugeo]

Mensaje por Eugeo el Sáb Dic 08, 2018 2:26 pm

- En realidad, este cuartel no es feroxi. Al igual que toda la ciudad, fue construido a imagen y semejanza a las instalaciones que hay en Altea. - Matizó sin dejar que la objetividad de su explicación le diera a sus palabras un tono frío o impersonal. - Y es por esto que tiene todo lo necesario, contamos con todas las comodidades posibles. - Cuando iba a comparar aquellas ventajas con las que había en los enclaves feroxis, una sensación interna le advirtió que no era una información relevante, y dejó su explicación en sólo eso. Volvió a centrar su atención en Cynthia, su comodidad, y la de su compañero tornado. Sonrió de forma cálida antes de quitarle importancia al nerviosismo de su pegaso, haciendo un leve ademán con la mano. - No tiene de qué preocuparse, lo entiendo perfectamente. - Entonces, presentando un porte que irradiaba confianza, espero pacientemente a que sus invitados se acostumbraran al ambiente que les ofrecía el cuartel.

Finalmente Cynthia y Tornado se fueron habituando al lugar y pudieron disfrutar del ejemplo de otras compañeras y del tranquilo descanso, respectivamente. A Eugeo le impresionaba como ambas perspectivas podían convivir en un único lugar, en contraste con el alboroto que había en el resto de las dependencias del cuartel, un ruido que sólo lo salvaban los dormitorios y bajo norma. Aquello le hacía entender por qué el acceso a las caballerizas de los pegasos era tan restringido, siendo él un intruso circunstancial y que muy a su pesar no se extendería por mucho tiempo, le había cogido el gusto a esa atmósfera tan conciliadora.

En el momento en el que Cynthia comenzó a responder la pregunta, Eugeo paró en seco el jugueteo de su lanza de entrenamiento para poner todos sus sentidos en sus palabras. Una vez más, la ilusión y determinación con que se expresaba conseguía contagiar el sereno espíritu del caballero, llevándolo a lo que podría llamarse una segunda infancia -o temprana adolescencia- y arrancándole una sincera carcajada emotiva. - Hahaha, me alegra oír eso. - Comentó, escondiendo sus pensamientos ladeando su cabeza en una sonrisa. - En los tiempos que corren, ojalá todo el mundo tuviera su espíritu, señorita Cynthia. - Sentenció, manteniendo sus facciones desenfadadas, y volviendo a trastear con la lanza. Después de su 'confesión', vio necesaria una réplica que la correspondiera. - En mi caso, nunca quise ser partícipe de las hazañas que menciona, no me gustó ser el centro de atención, ¿Sabía? - Expresó con un gesto en el rostro que pretendía conciliar su aversión a ser el centro de atención con su realidad actual, que se asemejaba a un semblante incómodo pero tranquilo. - Pero hay un afán que compartimos, el más importante: proteger a las personas. - Enunció con firmeza, desviando su mirada, la cual había estado centrada en la aprendiz de heroína durante todo ese tiempo. Entonces, fijo su atención en la lanza que enarbolaba por unos segundos, conectando inconscientemente su sentido de la justicia con la voluntad de luchar por protegerla. - En mi caso, fue mi convicción de proteger al desvalido lo que me llevó a realizar las hazañas. - “Y aunque lo pronunciaras las prioridades al contrario, estoy seguro de que también compartes mi visión”. Aquél pensamiento fue atesorado dentro de su cabeza, mientras exteriorizaba una sonrisa que enmarcaba la mitad de su monólogo.

- No se si está bien que yo lo diga, pero... Aún siendo tan joven muestras una gran determinación, eres increíble. Se de primera mano lo exigente y peligroso que es el entrenamiento con los pegasos, tantas cosas que hay que aprender, que sacrificar durante el trabajo... Pero mantienes una voluntad inquebrantable después de todo. - Tenía motivos para decirlo, aunque no pudiera estar con su hermana en casi ningún punto del proceso, a pesar de que fue demasiado frío y miró para otro lado mientras ella pasaba por todos esos cambios y ese sufrimiento... Siempre fue consciente, ahora más que nunca, ya que estaba en presencia de jinetes que trabajaban tan duro para mejorar su técnica. Era imposible para Eugeo viajar al pasado para ayudar a su hermana pequeña, pero ahora contaba con la oportunidad de redimirse con una amiga suya. - Dime, Cynthia, ¿Por qué crees que mi hermana me puso en contacto contigo? - Preguntó, de forma retórica aunque ella pudiera no percatarse, para ganar algo de tiempo volver al expositor de lanzas de entrenamiento. Tomó un segundo ejemplar. - No creo que fuera para que me conocieras como el héroe de Altea, si no para que yo te conozca a ti, como la futura heroína de Ylisse. - Después de decir aquello, sin mediar palabra, le bombeó la lanza con una gentil trayectoria parabólica. - Si es que no lo eres ya. Sólo necesitas unas últimas pruebas. ¿Has oído de los torneos que se hacían aquí, en Regna Ferox?
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard | Myrmidon

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [3]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [3]
esp. de bronce [1]
Esp. de bronce [1]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
492


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Suceda lo que suceda, el mundo siempre estará necesitado de héroes [Cynthia, Eugeo]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.