Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] They can take our lives, but they will never take our freedom [Priv. Noire y Alanna]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] They can take our lives, but they will never take our freedom [Priv. Noire y Alanna]

Mensaje por Chrom el Dom Mar 25, 2018 6:46 pm

A pesar de que le gustaba tener conocimiento sobre los sucesos que regían su tierra, era completamente imposible que pudiera desplazarse a todos los lugares a la vez. Su capacidad era limitada, teniendo que decidir qué zonas requerían más de su presencia para terminar con la amenaza que pudiera estar acechándolos. A diferencia de la divina gracia de Naga, no era omnipresente, y en realidad tampoco pretendía serlo. Nunca se compararía con una deidad, pues estaba a miles de años luz de la gran capacidad de la diosa. Solamente con saber que de alguna forma estaba bendito por ella era más que suficiente para continuar con su legado, tal y como toda su familia dedica su vida por completo a la protección de su herencia.

Como consecuencia de no poder trasladarse de manera inmediata a cada punto del extenso territorio que abarca el Sacro Reino de Ylisse, en los puntos más estratégicos contaba con una pequeña guarnición de soldados que se encargaban de velar por la paz del emplazamiento. No eran un número demasiado elevado teniendo en cuenta que el ejército del reino no era demasiado amplio, pero lo suficiente como para comprobar las fronteras con otros reinos, especialmente aquellas circundantes con Plegia o Nohr.

Alanna acompañaba sus pasos, rumbo a una nueva localización. Desconocía si su compañera había visitado aquellas latitudes en algún momento, lo cual no sería de extrañar, su pasado como mercenaria seguro que habría provocado multitud de viajes y desplazamientos allá donde sus servicios como valiente fueran requeridos. Su caballo marcaba el ritmo, pues había acordado la reunión al mediodía. No restaba demasiada distancia hasta donde uno o varios miembros del destacamento del lugar aparecieran para informar —Esperemos que no haya sucedido ningún contratiempo desde la última vez que estuve en esta área, no suele ser demasiado problemático, pero tampoco es sabio confiarse —Un par de rutas comerciales circulaban próximas a donde se hallaban, por lo que cualquier intento de sabotearlas de alguna manera sería perjudicial para el reino.

El resto de sus acompañantes discurrían de manera dispareja por detrás de su posición. Tras mucho insistir y rogar, había logrado convencer a Frederick para que permaneciera en la capital, permaneciendo alerta mientras que vigilaba a sus hermanas. En principio no existía peligro sobre el territorio, pero estaba mucho más seguro con un hombre de plena confianza entre las paredes del castillo. La próxima ocasión no contaría con tanta fortuna, sabía que reiteraría sus intenciones de acompañarle y debería ceder.

Transcurrido un poco más, por fin llegaron a la localización señalada. No era la primera vez que se reunía con miembros del ejército en aquel paraje. En ocasiones, alejarse de las aldeas era lo más adecuado, evitando que el pánico o las sospechas se extendieran entre los habitantes. Además, no hacía mucho que sus pasos los habían llevado hasta una taberna, por lo que no era lo más práctico frecuentarlas todas —Debemos esperar aquí, podemos descansar mientras tanto —Bajó de su montura, dejando que esta descansara bajo la sombra de un enorme árbol que se erigía imponente hacia el cielo. Todo parecía bastante tranquilo. Mejor.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Lord

Cargo :
Príncipe de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Llave de puerta [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
461


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] They can take our lives, but they will never take our freedom [Priv. Noire y Alanna]

Mensaje por Alanna el Lun Abr 16, 2018 7:55 pm

A esas alturas ya había perdido la cuenta de las decenas y decenas de veces que frecuentó las rutas más alejadas de la capital. No eran las que gozaban de mayor seguridad por la falta de vigías, y la proximidad con las fronteras de países vecinos era otro factor que también ejercía su peso. No obstante, todo aquello favorecía la crecida de encargos para guardeses y mercenarios que podían llevarse al bolsillo unas cuantas monedas extras. Nada nuevo por visitarlas una vez más, realmente. Salvando los posibles ataques de emergidos, los incidentes que acostumbraba ver por la zona eran a causa de bandidos, o por culpa de gremios de mercenarios nohrios que se disputaban el territorio con los oriundos. Casi que prefería no saber nada cuando se trataba de lo segundo y no meterse en camisa de once varas. Resultaba bochornoso.

Pero eso era cuando hacía poco ejercía de mercenaria para ganarse la vida. Alanna se estrenaba como nueva incorporación a los Custodios de Ylisse, y eso le rompía muchos esquemas de cuando trabajaba por su cuenta. ¿Acaso no seguiría haciendo lo mismo? Sí y, al mismo tiempo, no; pondría su hacha y sus facultades como luchadora al servicio de quienes lo necesitasen, pero esta vez con la notoria diferencia de que lo haría en representación de la corona del reino. Hace dos años que hubiese tomado por loco a quien le hubiese asegurado que una niña noble como ella pudiese llegar a Custodio. Bueno, el caso es que sí hubo alguien, y era justo por esa persona que se hallaba con nuevas responsabilidades sobre sus hombros. Ironías del destino las solían llamar.

Estaba un poco nerviosa, para qué negarlo. Sobre todo, cuando se pensaba que solo la dejarían encargarse de patrullar diversos distritos de la capital al ser nueva. No de incluirla en incursiones de reconocimiento, y mucho menos si era en compañía de su nuevo jefe. —Ah. Eh…No creo que nos topemos con problemas por aquí, alteza. Últimamente han descendido bastante los ataques de bandidos en la zona —puntualizó Alanna, tironeando de las riendas de su montura para no quedarse muy atrás del príncipe. Le sorprendió en un principio que el hombre optase por llevársela con él, aunque luego después cayó en la cuenta de que pudiese tratarse de otra forma de ponerla a prueba. Él la recomendó para el puesto, y él la nombró Custodio. Sería lógico que se preocupase porque su nueva pupila aprendiese las nociones básicas y rompiese mano cuanto antes.

Chrom anunció la llegada al lugar en cuestión, y poco tiempo necesito Alanna para despegarse de la silla del caballo de un bote y plantar sus pies en tierra firme. Entre que ir montada sobre uno y que no se terminaba de acostumbrar a los viajes largos cabalgando, esperaba que no tuviese que hacerlo con recurrencia a partir de ahora. Se llevó las manos a la cintura y barrió con la mirada al resto de la comitiva que les seguía desde no muy lejos, como un apoyo adicional para cualquier percance que les surgiese. «Y esperemos que no tuviese que darse el caso», También quería aprovechar para tomarse un respiro del viaje y serenarse para la reunión que les acontecía. Lo último que necesitaba era hacer el ridículo delante del príncipe de Ylisse y quedar como una inepta delante de los demás.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Hero

Cargo :
Mercenaria

Autoridad :

Inventario :
Gema Destello
Hacha arrojadiza mejorada [4]
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
esp. de bronce [2]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1610


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] They can take our lives, but they will never take our freedom [Priv. Noire y Alanna]

Mensaje por Noire el Dom Abr 22, 2018 1:52 pm

Después de haber aprobado su examen de exploradora la habían enviado a varias partes del reino como exploradora, después de todo lo que había pasado con el grupo al que pertenecía...los nuevos exploradores escaseaban por lo que ella junto a otros pocos nuevos que habían conseguido pasar el examen eran enviados a distintos lugares aunque fueran lejos. Noire fue enviada a una de estas fronteras, eran las zonas que mas cuidado necesitaban del reino, muchos emergidos pasaban por fronteras de Nohr y Plegia, incluso de Regna Ferox, un lugar que hacía poco estaba completamente plagado de emergidos y ahora pertenecía a Altea. Imaginaba que muchos de los emergidos se habían movido a distintos lugares de Akaneia, seguramente algunos se movieran hasta Ylisse.

La joven no se encontraba demasiado en su salsa, lo cierto es que muchos la miraban rara, la llamaban ''La única superviviente del escuadrón maldito'', muchos de ellos incluso la miraban con mirada inquisitorial, como si le estuvieran echando la culpa a ella, como si hubiera atraído a los emergidos que habían matado a su clase de exploradores con algún tipo de maldición. Todas aquellas miradas ponían muy nerviosa a Noire, por eso prefería alejarse del grupo y centrarse en su trabajo: Estaba allí para encontrar sendas por las que los emergidos pudieran pasar sin ser vistos. Aquel terreno era muy escarpado, había muchísimas formaciones rocosas por lo que era difícil dar con algún paso escondido. La arquera había encontrado unas extrañas huellas en el terreno, por un lugar en el que seguramente nadie pasaba, aquello quizás pudiera llevarla hasta algún escondite secreto.

Noire siguió las pistas que la piedra le daba cuando las huellas dejaron de aparecer en la tierra, cualquier marca hecha por el hombre era visible en piedras que no estaban acostumbradas al paso humano, así fue como encontró una pequeña y escondida cueva entre las formaciones rocosas, realmente la joven estaba muy asustada...dentro podía haber emergidos o bandidos, y no quería encontrarse con ninguno de ellos por eso prefirió alejarse de allí para avisar a sus superiores. Cuando llego al puesto fronterizo, pudo ver que algo extraño, alguien nuevo había llegado, su jefe se encontraba recibiendo a un nuevo grupo. Noire se acerco hasta este algo nerviosa y avergonzada.

-Per...Perdone...yo...eh...encontré una cueva, con pisadas, no se si hay emergidos o bandidos...pero esta habitada y no por animales.-

El jefe la miro mal, intentaba presumir de lo organizados que estaban delante del príncipe y los Custodios y que la joven ''maldita'' lo interrumpiera con lo que el creía tonterias e imaginaciones suyas le había molestado mucho.

-Déjate de tonterías Noire y aléjate de aquí, no le hagan caso, es una chica muy rara, espero que no os haya molestado con sus tonterías.-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Exploradora (Ejército de Ylisse)

Autoridad :

Inventario :
Arco de Bronce [1]
Vulnerary [4]
Arco de Bronce [2]
.
.
.

Support :
Draugen

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1091


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] They can take our lives, but they will never take our freedom [Priv. Noire y Alanna]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.