Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Corrin el Mar Mar 13, 2018 12:38 pm

Habían pasado solamente un par de días desde que saliera con su hermano pequeño a revisar una de las fronteras de su reino. Efectivamente, tal y como el rubio había sospechado, algunos emergidos no habían llegado hasta su destino y habían permanecido merodeando por sus tierras como si fueran suyas, todo un peligro para la población inocente de Nohr. Sin embargo, un pequeño puñado de emergidos no se podía comparar con el, prácticamente, ejército que habían enviado hasta el reino vecino de Hoshido.

Aprovechando el menor número de guardias y que sus hermanos tenían cuantiosas tareas entre manos esos días, había decidido comprobar por ella misma cómo se encontraba el reino aledaño. Ya no solamente sentía curiosidad, sino también cierta ansiedad por lo que iba a poder encontrarse en esas tierras vecinas pero desconocidas para ella. Acudiendo a las caballerizas, solicitó un caballo poniendo como excusa un paseo por los alrededores de la ciudad. Ahora que tenía un poco más de libertad, no le pondría pegas mientras no dijera que tenía en mente alejarse un buen número de kilómetros.

Cuando hubo llegado a la frontera, el cambio de un territorio a otro era ya palpable, pero ni punto de comparación con lo que se encontraría un poco más adelante. Se bajó del caballo y tiró de las riendas de este sigilosamente. Ya no solo se encontraba en territorio enemigo, sino también en una zona infestada de emergidos. Habían arrasado la aldea que antes se erigía a unos cien metros de donde se hallaba. Tragó saliva, apartando la mirada del lugar. No había tenido nada que ver con los azotes emergidos de aquel lugar, pero saber que de alguna manera sus hermanos y su padre eran los responsables de aquella masacre hacía que le costase respirar. Se llevó una mano al pecho, cerrando su puño derecho sobre este —Esto es horrible… —¿No había otras maneras de ganar una confrontación entre reinos? ¿Era necesaria tanta matanza? Y aún peor, ¿es que no se suponía que deberían luchar todos juntos contra los emergidos en vez de aprovecharse de sus instintos asesinos?

No quedaban más que cenizas. No merecía la pena arriesgarse a elevar la voz por si todavía quedaba alguien, pues en caso de existir supervivientes lo más normal es que hubiesen huido a una zona más segura y alejada.

Sus pies se habían tiznado de negro por completo. En ocasiones como en la que se encontraba echaba de menos no haber comprado las botas que había visto en Ylisse junto a su compañera de rubia cabellera. Hasta que llegase a casa no tendría posibilidad de deshacerse ni del color negruzco ni del olor a quemado, y mucho tendría que frotar para ello.

A sabiendas de lo peligroso que podía ser, se acercó con paso cauteloso hacia el comienzo de la aldea quemada. Miraba constantemente a su alrededor, tratando de buscar algún enemigo, pero allí no parecía haber nadie más. Quizás se encontraran en el interior, provocando más estragos, así que no tenía que preocupase por nada. Ni siquiera le importaban las huellas que había ido dejando desde su llegada a la zona.
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Great Lord | Manakete

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
lanza de bronce [2]
Vulnerary [4]
DragonStone [3]
.
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1151


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Marc el Mar Mar 13, 2018 7:10 pm

Una investigación le había traido recientemente a Nohr, con intenciones de aprovechar el viaje retomar la charla con la princesa, ya confirmada su identidad... Intenciones desgraciadamente frustradas una vez recibió informes de sus hombres apostados.

Aquel asunto, pese a importante e interesante, terminaba siempre opacado por otras tareas más presentes y de urgencia mayor. Por lo que ingrata su sorpresa al enterarse del accionar de la muchacha en el ultimo tiempo...

¡Malas compañias e influencias paganas!

Todo lo opuesto a que alguien de su calaña y estrato necesitaba, mucho más aun en aquella precaria situación mental que había presenciado en su anterior encuentro. Había sido descuidado, demasiado, su mente trabajando las posibles repercusiones y finales con terribles implicaciones que todo aquello podía llegar.

Pese a que un miembro de bajo estrato de la familia real, la sangre sagrada corría en sus venas y la protección de la pureza de la misma de una forma u otra recaía en él. Necesitaba influencias positivas que le llevaran al camino correcto bajo la sombra de las alas del eterno y no ideas peligrosas de luz e idealismos nageanos que la alejaban de la fe y amor de su padre.

Por eso se encontraba en territorio de Hoshido, acompañado simplemente de dos escolta que, como él, vestían simples tunicas del clero no aptas para un encuentro así. Pero deberían de bastar, todo muy por fuera de cualquier plan o mejor escenario.

A su alrededor, la gloria de la victoria de su padre contra el ejercito de luz hoshideano y la marcha de sus tropas emergidas bajo su plan inundaba todos sus sentidos. La presencia de la muchacha allí era sin duda alentador, bañandose en la victoria de su gente y en la conquista...

O cuanto menos esas eran las mentiras que buscaba creer. Su experiencia y la información que manejaba le hacían dificil creer que la chica lo viera con sus mismos ojos. Que lo viera todo aquello con los ojos correctos.

Temía la extensión de las raices de luz que habían tomado cobijo en su mente y corazón.

Dejando a sus suborinados atrás, ocultos en la arboleda lejana, se adentró en la lúgubre aldea, solo con su bolso con algunas provisiones y su tomo. Iba a una batalla de fe, al fin y al cabo, las armas que en verdad necesitaba estaban en su cabeza.

-La batalla aqui ya ha terminado, princesa. A menos que el saqueo esté entre sus pasatiempos dudo que sea un lugar por el que pasear... Mucho menos con esas pintas- se acercó con paso calmado tras de ella con una sonrisa apacible, asegurándose de observarle los pies con el último comentario.

Tan tranquilo como pasear por los restos de una aldea quemada y saqueada... Sí, no era su mejor plan o presentación, pero temía que aplazar el asunto solo traería problemas peores a futuro.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
Llave Maestra [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Corrin el Miér Mar 14, 2018 6:26 pm

Estaba concentrada por completo. En cuanto hubo puesto uno de sus descalzos pies en la aldea solamente se preocupaba de lo que pudiera encontrar entre los escombros. Las cenizas estaban dificultando que la vegetación creciera de nuevo, pero en algún momento, según lo que tenía entendido, volverían a crecer poco a poco. Solo esperaba que no tardase demasiado, porque lo que más le gustaba del reino vecino eran sus hermosos paisajes, siempre tan verdes y tan coloridos. Ni siquiera parecía el mismo lugar que había visitado tiempo atrás en su primera y corta escapada del castillo. Sentía verdadera lástima por aquel lugar, por las vidas que habían perecido y por las que se habían visto obligadas a desplazarse, por todo en general, nadie se merecía semejante sufrimiento.

Durante unos segundos se imaginó la situación al contrario, si Nohr fuera el que tenía que estar sufriendo tales consecuencias. Un escalofrío le recorrió toda la espalda, teniendo que morderse el labio para ahogar un pequeño grito. Sabía que tiempo atrás ellos mismos habían estado casi subyugados a la fuerza de los emergidos, pero gracias a su padre, a su hermano mayor y al resto de aliados habían conseguido resurgir e instaurarse como una de las grandes potencias del continente. ¡Cuán orgullosa estaba de su familia! Estaba claro que se preocupaban, y mucho, por el devenir de su pueblo, pero de ahí a sentir la necesidad de atacar y conquistar otros lugares…

Sacudió la cabeza. Las palabras de Leon no dejaban de resonar en su cabeza. O ellos, o nosotros.

Justo cuando iba a proseguir su camino, una voz conocida surgió de la nada. Tuvo que dar un visible bote, girándose rápidamente con cara de sorpresa y alivio mezcladas a la vez. Durante unos segundos, había existido la posibilidad de que fuera un emergido quien estuviera junto a ella, pero no tardó en recordar que esos seres solamente gruñían como animales así que se llevó una mano al pecho de alivio —¡Marc! —Por el sobresalto, había olvidado añadir su título de inquisidor al lado de su nombre, pero era tanto el alivio por encontrarle a él y no a un enemigo que no le dio la menor importancia.

Le saludó tímidamente con la mano y una sonrisa mientras veía que el joven se acercaba hasta su posición —¡No estaba saqueando nada, lo prometo! —Se apresuró a añadir, tragando saliva. No quería que la considerasen como una aprovechada, si era precisamente todo lo contrario. Bajó la mirada hasta sus pies, viéndolos completamente cubiertos por la ceniza del lugar. Se le escapó una pequeña risita antes de encogerse de hombros —Siempre voy así, pero no pasa nada, los pies se pueden limpiar aunque… ¿cómo has sabido que estaba aquí? —Frunció el ceño mientras ladeaba la cabeza, ¿acaso era mucha casualidad?

Miró de nuevo hacia los lados, esperando ver también algún otro rostro conocido, pero en realidad ni siquiera había nadie más. Parpadeó sin saber demasiado bien qué estaba ocurriendo, solamente podía esperar a la respuestas del plegiano para saberlo.
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Great Lord | Manakete

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
lanza de bronce [2]
Vulnerary [4]
DragonStone [3]
.
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1151


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Marc el Miér Mar 14, 2018 7:29 pm

No había mucho que hacer cuando una persona de mayor estrato social ignoraba su título. Podía tomarse como una cierta victoria en el juego politico-social el conseguir algo así, más de una joven señorita de alta clase. Victoria parcial, en su caso, dado que prefería ser un ente primero y persona después.

Una servidor de su padre, una herramienta, antes que un rostro. Pero no discutiría ni traería a juego aquel asunto.

Se limitó a saludar, con una sonrisa amable y simple, sin dientes, y un movimiento de cabeza. Escueto, rápido, respetuoso pero informal.

-Pues puedo asegurar que no podrá saquear mucho con ese equipamento, princesa. Recomiendo un saco de arpillera la próxima: son baratos y escuetos, fácilmente pasan de desapercibidos.... E iría con ropas de carácter menos distinguibles, algo del montón- señaló con un ademan su simple túnica del clero que llevaba en aquella ocasión. Estaba en condiciones de bromear, o eso imaginaba al menos, y se aseguró de acompañar todo con una sonrisa a juego.

-Y tener un mal hábito no lo hace aceptable. Sería como decir que es correcto dejar que un ladrón robe porque de todas formas lo hace todos los días- reprendió, con un argumento que aunque sabía era descabellado, esperaba que llevara correctamente el mensaje. Miró nuevamente los pies ajenos y volvió a negar. A él no le molestaba cierta suciedad en trabajos de campo, solía terminar con la ropa sucia y enlodada si salía de excursión pero...

Todo tenía un tiempo y lugar, y ropas, sumado que su estrato social y perfil eran mucho más discretos que los de la joven. La larga cabellera blanca y el resto de sus rasgos no hacian que la princesa pasara incognito fácilmente. Su notoriedad baja se debía más a su inesperada aparición en el ámbito socio-politico que a tener rasgos ignorables.

No pasaría mucho hasta que llegara a ser una figura conocida en el reino. Más si este tipo de incursiones se volvían algo normal. La clave era... ¿en qué tipo de figura de notoriedad se convertiría?

-El como estoy aqui... Gajes del oficio. Guardar secretos va con el puesto, al fin y al cabo, incluso los propios. Odiaría tener que despedirme por develarlo- volvió a bromear, esta vez con una sonrisa más sincera y jovial. Al fin y al cabo aquella idea a él mismo le hacía gracia.

Se había asegurado de convertirse en alguien no irremplazable pero sí útil, y mientras se mantuviera así su cabeza estaría en sus hombros y sus acciones darían gloria a su hermana y su padre. Había forjado en base a esfuerzo un lugar, un destino, pequeño y sin importancia, pero con propósito.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
Llave Maestra [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Corrin el Miér Mar 14, 2018 9:51 pm

Hizo un mohín cuando el de cabellos azabaches volvió a insistir en que aquello que estaba haciendo se trataba de un saqueo. Dio un pequeño golpecito en el suelo con uno de sus ennegrecidos pies y, como dándose por vencida, bajó los hombros —Debo ser una novata en esto de los saqueos, me temo, aunque me apuntaré para la próxima vez que lo que necesito es un saco de arpi… ¿llera? Seguro que ni necesito comprar uno, los habrá por el castillo —Acto seguido miró sus propias ropas. Con las prisas, esa vez había olvidado ocultar su armadura debajo de una túnica, como había hecho la vez anterior.

Quizás fueran los nervios, la inseguridad por lo que fuera a encontrar una vez traspasada la frontera o sencillamente que no esperaba encontrarse a nadie por esa zona. De una manera u otra, se había confiado demasiado, así que aceptó esa parte del reproche con los labios apretados y la cabeza gacha.

Posó las manos sobre sus caderas, en forma de jarra —No entiendo por qué todos pensáis que es una idea descabellada, realmente me muevo mucho mejor descalza, estoy más cómoda, no es en realidad un mal hábito —Se cruzó de brazos acto seguido, resoplando ligeramente. Desde sus amigos hasta su familia, pasando ahora también por el inquisidor plegiano. Todos habían insistido en que necesitaba calzado, y pensar que bajo su punto de vista había otras tantas cosas más importantes que unos simples zapatos —¡Además, yo no hago mal a nadie como esos ladrones!

A pesar de lo extraño de la situación, se le escapó una risa.

No obstante, en seguida miró alrededor, recordando el lugar en el que se hallaba. Se sintió mal por haber reído donde se encontraban muchas almas yaciendo. Tragó saliva de nuevo, menuda irrespetuosa.

Cabizbaja, posó de nuevo los ojos sobre los del plegiano. ¿Habían escuchado bien sus puntiagudas orejas? ¿Era aquello una especie de broma? La primera vez que se habían visto lo había tomado como alguien tan dedicado al estudio y a su trabajo que era incapaz de parecer humano. Porque sonreír, bromear, y necesitar momentos para relajarse era de lo más humano y no parecía pegar demasiado con él. Sin embargo, allí estaba.

Espero que no os estéis burlando de mí, de lo contrario tendré que chivarme a mi hermano mayor —Eso era algo impensable. Para poder recriminar ese acto tendría que admitir que había vuelto a escaparse, y lo cierto es que no tenía intención alguna de hacerlo. Ya había tenido suficiente con un largo y denso sermón sobre la peligrosidad de sus acciones y las posibles consecuencias que podía suponer su muerte o desaparición en otro reino —¿Nunca os han dicho que los secretos son de mala educación? A mí me regañaban —Extendió el brazo hacia el rostro del joven mientras negaba con el dedo índice en símbolo de reproche.

En realidad me alegro de que estéis aquí, debo admitir que esta visión me estaba revolviendo un poco el estómago —Echó un nuevo vistazo al poblado en ruinas. No estaba segura de querer seguir mirando entre los desechos del lugar.
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Great Lord | Manakete

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
lanza de bronce [2]
Vulnerary [4]
DragonStone [3]
.
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1151


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Marc el Miér Mar 14, 2018 11:36 pm

-Cualquier saco que parezca que lleve vegetales dentro sirve- ahondó en mayor detalle -La cuestión es que quien lo vea lo último que piense es que tiene algo de valor dentro. Si deja algunas cebollas o alguna otra verdura que largue mucho olor ayuda con la tapadera- agregando aquel último detalle que, en su experiencia, daba resultados óptimos

¿Quien buscaría un reporte de un espía en el fondo de un jarrón de berenjenas en escabeche? Terminabas con informes aromatizados, pero completamente secretos y discretos en su envio. Siempre podían transcribirse para no contar con el problema del olor al archivarse. A veces se corría un poco la tinta, eso sí, pero no había plan completamente perfecto.

-Simplemente se arriesga a lastimarse los pies, que sin un tratamiento adecuado y rápido podría terminar en una amputación. Personalmente valoro la simetría y forma de pies de los míos, no arriesgaría el tener que cambiarlos por prótesis de madera- No solo el costo de mantenimiento de las protesis era altamente elevado, sino que eran mucho más inseguras y podía perder gran parte de su ya limitada movilidad.

¡Y ni hablar de protesis de materiales más costosos como el marfil! Para eso era mejor comer monedas de oro en el desayuno.

-Como princesa, además, debe recordar que el cuidado de su cuerpo es también importante para asegurar su valor de mercado una vez comience el proceso de asegurar una descendencía- agregó, tras tomarse dos pequeños respiros y reanalizar la situación nuevamente. -Sin duda el status y calidad de la sangre hacen mucho peso en dichas transacciones en su caso, princesa, pero la desvalorización de la misma podría también afectar los prospectos de matrimonio de sus otros hermanos.-

Era un asunto político-religioso básico que la muchacha no podía tener en menos en su posición. Confiaba en que fueran temas que ya conociera y considerara, pero una palabra amiga para refrescar la memoria nunca estaba de más.

-No me atrevería a burlarme. Simplemente hago comentarios y respondo a las inquietudes de la princesa con cierta jocosidad y jovialidad añadida. Si lo desea puedo remitirme a simplemente citar escrituras y enseñanzas religiosas. Es su desición, alteza- respondió con una reverencia y manteniendo una sonrisa simple y discreta. En sí sería mucho más facil para él no tener que suavisar los mensajes y expresiones.

Menos divertido, sin duda, pero más fácil y expeditivo.

-Contrariamente me enseñaron a que los secretos son secretos porque no se divulgan. Si fueran públicos, dejarían de serlo y perdería sentido su secretismo. La pureza de un secreto va directamente relacionada al añejado de su secretismo- jugó un poco con las palabras, sin decir en verdad nada. Las palabras eran bonitas, su uso y poder eran quizás la parte que más disfrutaba del aspecto social de su trabajo. -Si anda divulgando secretos por ahí, princesa, temo que yo deberé regañarle- otra sonrisa jovial practicada.

El comentario sobre su entorno se le hizo verdaderamente irrisorio, pero no se atrevió a expresarlo abiertamente. Al fin y al cabo, una de las habilidades que más tenía en aprecio de una de sus subordinados era el poder descontrolar controladamente incendios para que no quedara nada en pie. Que todo pasara a un estado inerte y carbonizado.

Mientras ponía en orden sus ideas, buscó un pedazo de pared aun en pie y firme (dándole un par de pequeños puntapies para probar su estabilidad) y tras limpiarla con su manga (más simbólicamente que marcando alguna diferencia de limpieza real con su entorno) tomo asiento. Se aseguró de tener una expresión solemne y seria en el rostro antes de empezar, su mirada baja evitando los ojos de la joven.

-Si me permite un comentario sincero, su alteza... este es el tipo de escenario que se tendrá que acostumbrar si planea mantener una vida frente al campo de batalla. Tarde o temprano el campo de batalla remite a esto.- levantó la cabeza y miró decidido a la muchacha, cambió a un tono más firme en su voz, mucho más proyectada -Un matar o morir, un punto final en el avance, en la batalla, en la guerra. La muerte y destrucción van de la mano con asegurar el futuro de un reino. Revise la historia de cualquier imperio estable, seguro y próspero... Este es el inicio- hizo un ademan con su mano.

Tenía ganas de mover sus piernas feliz, había sido un discurso bastante pasable.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
Llave Maestra [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Corrin el Jue Mar 15, 2018 7:09 pm

Arrugó la nariz ante el olor de cebollas recubriéndole todo el cuerpo o cualquiera de sus pertenencias. ¡Iugh! Tardaría demasiado en irse, y tener que lavar lo que hubiese allí dentro también llamaría la atención, aunque fuese dentro del castillo —Pero las cebollas huelen mal, y te hacen llorar, creo que casi prefiero otro tipo de olor… no sé, metería lechugas, o patatas, pero precisamente cebollas no —Pese a todo había entiendo la lección que le daba el estratega. La tendría en cuenta para futuras ocasiones, porque seguro que necesitaría poner aquella táctica en práctica en algún momento de su vida. Asintió, dándole a ver que había anotado mentalmente aquel consejo.

Suspiró con cierto cansancio, casi prefería no hacer caso a los comentarios sobre sus pies, nadie iba a convencerla de lo contrario, menos cuando había hecho el ridículo estrepitosamente durante su estancia en Ylisse —Me aseguraré de tener cuidado, llevar siempre un botiquín y mirar por donde pisaré —No había ninguna manera de convencerla de lo contrario. No le iban a arrebatar esa libertad que tanto le gustaba.

No había esperado hablar sobre temas referentes a su futuro con un hombre que no fuesen su padre o su hermano mayor. Incluso lo habría debatido con Camilla, pero que el pelinegro hablase con tanta naturalidad sobre su posible matrimonio hizo que se sonrojara —Me temo que la persona que me acompañe en esa empresa tendrá que acostumbrarse a esto de mí. Entreno a menudo y me alimento correctamente, no creo que un simple detalle sea digno de tantos reproches, además, que no soy la heredera al trono, no soy alguien tan importante —Lo sabía perfectamente. El resto de hijas e hijos de su padre que no heredasen la corona serían una especie de monedas de cambio para conseguir ventajas.

Pese a todo, todavía no era consciente de que se encontraba en la edad adecuada para que se comenzara una búsqueda de pretendientes. La idea era demasiado extraña y no tenía cabida en sus pensamientos, por lo que lo desechó rápidamente de su mente.

Se cruzó de brazos. No estaba acostumbrada a que le dieran órdenes, como mucho consejos. Sabía que el joven no podía en realidad tener esa autoridad sobre ella pero pese a todo la mera idea no le parecía divertida —Bueno, mientras solamente me regañéis pero no se lo digáis a Xander… —Entrecerró los ojos, como regañándole con la mirada, su aventura no podía llegar a oídos de sus hermanos o comenzaría un nuevo interrogatorio que no tenía ganas de soportar.

Vio al plegiano dar un par de patadas en una pared aún medio derruida. Una vez la adecentó a su gusto, se sentó. Ella se acercó ligeramente hasta su posición, pero caminando de arriba abajo, intranquila. ¿Cómo podía estar ahí, sentado, en medio de semejante masacre? ¿No se le revolvían las entrañas? ¿O acaso era un experto controlando las nauseas? Sacudió la cabeza, pues sus palabras estaban calando hondo en su ser —No tengo interés en permanecer en el castillo para siempre, después de pasar gran parte de mi vida encerrada no quiero encontrarme otra vez así, me gusta estar fuera, explorar, blandir mi acero, pero nunca me acostumbro a escenarios como este —Echó un vistazo rápido a las ruinas que se expandían ante sus ojos carmesíes —Yo no tengo intenciones de perecer en el campo de batalla, ni tampoco permitiría que le hicieran nada a mis hermanos, pero en lo que respecta a los reinos, ¿por qué no puede haber una manera más pacífica de solucionar los conflictos? Simplemente no lo entiendo —Ni con todas las explicaciones de Leon, a quien en gran parte comprendía, sentía que esa imagen que se extendía junto a ellos mereciera la pena.

Pretendía seguir con sus quejas, por lo menos allí se podía desahogar tranquilamente, mas un sonido captó su atención —¿Habéis venido solo? —Preguntó, levantando una ceja.
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Great Lord | Manakete

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
lanza de bronce [2]
Vulnerary [4]
DragonStone [3]
.
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1151


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Marc el Jue Mar 15, 2018 7:48 pm

-No no- negó vehementemente con la cabeza acompañado con un gesto de la mano acorde -Las lechugas son demasiado blandas, si el botin es objetos duros o pesados terminaran aplastando las lechugas y rompiendo la charada. Las papas... depende, mientras no sean muy duras o podrían generar el efecto opuesto a las lechugas si hay botín delicado. Ya le dije, princesa, las cebollas son la clave-

No hablaba por hablar, era opiniones calculadas y a base de experiencia. Desgraciadamente la juventud solía actuar por instintos y no por lógica y seguir "sus ideas" en vez de pensar claramente.

-Si termina herida no es un simple detalle- volvió a recalcar, llevando una mano a su barbilla pensando unos instantes como podía transmitirselo mejor. -¡Piense en un caballo! Las negociaciones de matrimonio suelen terminar por un camino similar. Cualquier problema en los dientes o en los cascos pueden inclinar negativamente la balanza cuando llegue el momento de regatear- asintió, sonriendo complacido consigo mismo por tan buena analogía.

Si lo pensaba, ambos temas terminaban en asegurar una buena montura, de una forma u otra...

-Y no tenga en menos su posición, princesa. Dificilmente verá la corona pero eso no quiere decir que no sea importante. Es claro que posee mucha sangre real por sus venas, mismo sus hermanos y hermanas. Por lo que... sino se consigue un caballo ganador, ¿no es buena apuesta a ojos externos el conseguir alguien que provea la proxima generación de caballos campeones?-

¡Y que sangre! En la biblioteca bajo luz artificial y leyendo reportes no lo había notado, pero teniendola tan cerca a la luz del día... Lo veía. Veía pequeños rasgos, pequeños defectos que le remitían a algunos de los fallidos herederos de grima tras pasar por los rituales... ¡Y sin haber pasado por ninguno!

O estaba frente a un especimen muy raro, o el rey Garon había hecho cosas extrañas con la princesa en sus años de encierro... Desgraciadamente era una pregunta cuya respuesta requería preguntas delicadas y lentas...

El comentario de Xander de la muchacha termino de confirmar algo que esperaba. Si era de agarrar o controlar a la joven... -No se preocupe, princesa. Guardar secretos es parte de mi trabajo- hizo una leve reverencia, asegurándose de utilizar un tono juguetón.

Solo con eso podía considerar aquella incursión como una ganancia.

Lo siguiente solo le confirmó lo que ya esperaba: que la muchacha era una idealista, una joven con sueños e ilusiones generados por una vida de encierro y protección. Capaz, pero extremadamente inocente, influenciable y, por todo lo anterior y aquello que acarreaba, peligrosa.

Su futuro pendía de un hilo delgado, y era incierto de que lado terminaría cayendo la joven princesa. Las probabilidades apoyaban al lado correcto pero...

Antes de poder responder y apaciguar las dudas y problemas de la chica con respecto a la guerra y el destino de infieles (y alguno fieles) sin importancia, la misma muchacha levantó una alerta. Marc quedó en silencio, agudizando el oido... y lo escuchó.

Pisadas, bastantes, firmes, paso constante de marcha.

-Mis aliados están una milla en la dirección opuesta... Y no son tan numerosos- le explicó por lo bajo, al tiempo que metía su mano en su bolsa y comenzaba a sacar su tomo, comenzando a sentir un cosquilleo en los oidos ni bien sus yemas lo encontraron. Su mente trabajando a toda marcha analizando las posibilidades.

¿Soldados Nohrios? ¿Rebeldes Hoshideanos? ¿Asesinos en busca de la princesa...?

Avanzaban por una calle lateral, por lo que su respuesta apareció  frente a ellos cuando viraron para enfrentarlos: ¡Emergidos!

El tiempo pareció detenerse, mientras ambas partes miraban a los otros.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
Llave Maestra [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Corrin el Vie Mar 16, 2018 7:29 pm

Cebollas. Siempre tenían que ser cebollas. Chasqueó la lengua y se encogió de hombros —En ese caso me aseguraré de tener toda una plantación entera de cebollas a mi disposición, aunque espero que no hagan llorar a nadie por mi culpa —Se llevó una mano a los labios, ocultando una sonrisa ligeramente traviesa. Se había imaginado a sus mayordomos recogiendo las cebollas y llorando por ello, aunque cuando esto ocurría era al partirlas. Había sido gracioso, quizás les podía gastar alguna que otra broma cuando regresara.

Por un momento se quedó mirando al joven plegiano sin pensar en nada más salvo en un detalle importante de la conversación: los caballos. Hablando sobre dientes y cascos de tales majestuosas criaturas… sobre la importancia de estar estos en perfectas condiciones… ¿Estaba comparándola con un caballo, en serio? —Esperando un momento, por favor, un segundo —Abrió la boca, tratando de encontrar las palabras adecuadas, pero todavía se hallaba especialmente sorprendida —Hablando así casi parece que soy una yegua, que necesito estar perfectamente preparada para un comprador, ¡pero yo soy una persona! —Se señaló a sí misma mientras respondía. A su parecer, era más importante lo que valiese según su personalidad, su forma de pensar, que atendiendo a si se había hecho una herida en el pie.

Chasqueó ligeramente la lengua, ese inquisidor a veces pensaba demasiado como todos, incluido él, no fueran más que meros objetos.

Frunció de nuevo el ceño ligeramente, en esa ocasión más por intentar ocultar el rubor que por enfado. Le seguía costando pensar en sí misma al lado de otra persona. Siempre había estado sola, con sus sirvientes y ahora con sus hermanos. Compartir su vida con alguien más nunca había ocupado espacio en sus pensamientos —Ya, es cierto que sigo siendo una princesa y que bueno, se espera de mí que encuentre a alguien adecuado pero… —Dejó la frase sin terminar, observando al estratega. ¿Acaso era una indirecta? No se lo había planteado hasta el momento, aunque tampoco se conocían demasiado. Por otra parte, los dos eran piezas relativamente importantes en sus reinos y en sus familias.

Notó su corazón latir con más fuerza que antes, fruto de los nervios del momento. No era la primera vez que se encontraba vacilante ante un tema, pero sí en uno donde su futuro estaba en juego. Ahora entendía por qué el resto de sus hermanos no hablaban demasiado sobre el tema.

Un nuevo vuelvo. Esta vez como consecuencia de los emergidos, ahora girándose para observarlos con aquellos ojos penetrantes. Nunca antes había caído en ello, pero esperaba que los suyos, al ser también de color rojo, no fueran tan intimidantes como aquellos.

¡Esto es un problema, quedaos atrás! —No iba a permitir que les hicieran daño. Estaban en territorio enemigo, sin refuerzos. Posiblemente los atraparían antes de poder volver a sus monturas. En su mente solamente quedaba una opción: Batallar. Esperó hasta el último momento antes de desenvainar su arma. Había ganado más fuerza y resistencia gracias a sus luchas en Ylisse, por lo que asestó un severo corte al primero de ellos, que portaba un estandarte.

¿Por qué se parecía tanto al de…?
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Great Lord | Manakete

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
lanza de bronce [2]
Vulnerary [4]
DragonStone [3]
.
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1151


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Marc el Vie Mar 16, 2018 8:47 pm

-Creo que el termino correcto sería un "pura sangre de buen pedigree", yegua a secas lo hace parecer vulgar- le corrigió inconscientemente como si fuera lo más normal del mundo. Estaba hablando sobre ventas de alto nivel y cruzas en busca de resultados concretos, no una simple venta de corral ¡Jamás se atrevería a hacer una comparación tan vulgar con alguien de la realeza de su único país aliado y hermano en la fe verdadera! Era una locura siquiera sugerirle de tratar a alguien de tan importancia, aun siendo una princesa menor, de esa manera.

-No se preocupe, con su apariencia y cualidades esta muy bien posicionada- le aseguró en tono calmado y apaciguador. Con una mirada de arriba a abajo a la muchacha confirmó el mismo analisis objetivo que había realizado en su encuentro anterior: era una joven de apariencia bonita a estandares convencionales, y el movimiento al aire libre del ultimo tiempo habían sin duda afectado positivamente su semblante. Mientras lograran mantener ambos pies simetricos y calzarle buenos zapatos...

-Seguro y ya tiene un admirador y no lo sabe, princesa- le confirmó, con una sonrisa politicamente correcta.

Si encima lograba mover por los circulos correctos de plegia aquel descubrimiento de la pureza de su sangre, podría enviarle a Xander un reporte de los mejores candidatos para asegurar la fuerza de la sangre real. Quizás no una tercera venida del eterno (la segunda ya estaba aegurada, a su parecer) pero ¡Imaginar las cualidades mágicas de un niño con tal estirpe! Sumado a que conseguir una alianza de sangre haría muchos más fuertes los lazos recientemente reforzados con Nohr.

Era una ganancia plena para ambos paises.

La identidad de los emergidos como parte de sus tropa fue confirmada rápidamente con su estandarte y ropas, relajando así los hombros del joven inquisidor. Sus yemas se alejaron de su tomo y los susurros cesaron, para su pesar; el mundo pareció recuperar color levemente.

Tan entrados en la linea de conquista no había nada de que preocuparse y...

-¿Eh?- se quedó mirando atónito la espalda de la muchacha al verla cargar contra los emergidos. Su mente trabajando deprisa, considerando que no podía ser tan tonta, su cuerpo totalmente congelado y varios pasos atrás de su cerebro.

Cuando su mente comprendió que solo había combate en el futuro no importa que posibilidad de acción tomaran, fue que sus labios reaccionaron con un apagado No, detente demasiado tarde como para marcar alguna diferencia.

Ese era el momento en que un caballero en reluciente armadura saltaría a defender a la princesa, en que un heroe acabaría con todos los emergidos enemigos y escudaría con su cuerpo las flechas dirigidas a la dama, en que un poderoso mago...

Él simplemente corrió en la dirección opuesta, a una velocidad demasiado lenta como para ser un escape veloz. Era un hombre de palabras, no de acción, y si quería sobrevivir no forzaría su cuerpo más de la cuenta.

Llegó a la esquina opuesta al enemigo, giró a la derecha y ocultó su cuerpo al completo. Tras un suspiro solo dejó asomar su cabeza y fue allí que al fin gritó. -¡Son de los nuestros pero atacarán en defensa propia! ¡Que las alas del eterno le envuelvan y le salven, princesa!- desgraciadamente nada podía hacer.

Conocía los movimientos emergidos, los habían estudiado junto a su hermana, por lo que pese haber divisado solo 4 emergidos allí... Ni bien el sonido de batalla comenzara, aparecerían más.

Siempre había más cerca.

Al fin volvió a tomar el tomo de su morral, sintiendo como aquel escalofrío comenzaba a inundar su cuerpo partiendo desde su corazón. La lógica que aquella calma le traía le confirmaba que había obrado correctamente.

Bajo ninguna circunstancia hubiera salido con vida quedándose a combatir. Una princesa tan bajo en la jerarquía era valiosa, pero no para tanto.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
Llave Maestra [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Corrin el Vie Mar 16, 2018 9:37 pm

La sinceridad de las palabras del joven le cayeron encima como un cubo de agua completamente congelada. Había estado en lo cierto durante todo el rato, pero ¿cómo podía realizar semejante comparación? ¡Ni siquiera caminaba a cuatro patas! —No me lo puedo creer… ¡yo confiaba en vuestras buenas palabras, pero más que una simple metáfora es una verdadera comparación con una yegua! —Aunque ojo, no una yegua normal, sino una con pedigree. No sabía si sentirse halagada o más herida aún. Si algo había quedado claro de ese hilo es que se trataba de una buena garantía para su familia, llena de especímenes de pura raza.

Carraspeó manteniendo el nerviosismo. Una yegua con buena apariencia y posición. En efecto, ¿quién no querría hacerse con semejante ejemplar? Parecía una rifa —¡Marc, no digáis esas cosas! Son bastante vergonzosas, yo simplemente soy así y ya, nunca le he dado vueltas ni a mi sangre, ni a mí misma como tal ni… bueno, ni a nada relacionado con unirme a otra persona, eso es todo —Apartando la mirada hacia otro lado, prefirió no sentirse aún más analizada de lo que ya sabía que estaba siéndolo. Quizás todo aquello fuera una prueba a la que le estaba sometiendo, ¿qué pretendía esperar el plegiano? No estaba demasiado segura, ¿quizás le había enviado su hermano mayor para descubrir si durante sus escapadas había intimido con algún hombre? Abrió mucho los ojos por aquella posibilidad. Por Anankos, Grima, Naga y todos los dioses juntos, qué bochorno.

Se llevó ambas manos a la cara en un intento completamente fallido de ocultar su sonrojo —Nada de admiradores, lo digo muy en serio, ¡nada de nada! —Salvo que ahora se estuvieran fijando precisamente en ella. ¿A lo mejor el interesado en conocer esa información sobre ella no era Xander, sino el estratega?

Casi agradecía mentalmente a los emergidos su aparición, pues la conversación estaba adquiriendo unos tintes que no comprendía, ni le gustaban.

Los emergidos habían permanecido estáticos durante su carrera hacia ellos, simplemente esperando. Esperando, hasta que estuvo clara su intención de enfrentarse a ellos. Los cuatro a la vez elevaron sus armas, defendiéndose del primer ataque que ella misma les había asestado. ¿Por qué se habían quedado parados, simplemente mirando? Esos emergidos eran mucho más lentos que los que ya conocía.

O a lo mejor tenía algo que ver que el estandarte que portaban era el de su propio reino, ¿qué demonios hacían con eso? Seguramente lo habrían robado del castillo o de algún puesto militar durante la incursión del pasado. Eso solo quería decir que habían estado sembrando el pánico en nombre de Nohr… ¿Y es que eso, en parte, no encajaba con el plan que Leon le había comentado? Tragó saliva, quedándose por apenas un par de segundos paralizada.

Si esos emergidos eran una especie de aliados los acababa de enfurecer. Mucho. Si hubiese tenido la mínima idea de que siendo de los suyos no habrían atacado… Esquivó ágilmente las dos primeras estocadas de sus adversarios, pero para el siguiente golpe la suerte estuvo de su parte —¡No me vendría mal una mano amiga…! —Pero al escuchar pasos alejándose miró hacia atrás. ¿¡Estaba huyendo!? Perfecto. Se encontraba sola frente a cuatro emergidos furiosos que la atravesaban con la mirada.

No quería que la atravesasen con la espada, por lo que retrocedió —¡Volved aquí Marc, se supone que estábamos juntos en esto! —No quería sonar demasiado asustada, pero cuatro emergidos eran demasiados para ella, ni con dos armas podrías defenderse correctamente.
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Great Lord | Manakete

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
lanza de bronce [2]
Vulnerary [4]
DragonStone [3]
.
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1151


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Marc el Sáb Mar 17, 2018 4:11 pm

Se limitó analizar con calma la situación. La adrenalina y cualquier apuro y agite quedaron completamente apagadas por los susurros y aquella frialdad que su corazón bombeaba a su cuerpo en aquellos momentos. Se dejó abrazar por su padre, dejando que la osucirdad le envuevla al completo y los colores se apaguen aun más...

Hasta que solo la verdad, simple, llana y directa, los hechos, la lógica, inundaban su mente.

Levantando su mano, un masa de oscuridad delgada, una sombra, reptó por su pierna y deslizó haciendo eses por suelo hacia uno de los emergidos, el más cercano a él y que parecía querer cortar la via de escape de la nohria. Tras acortar la distancia, esta se irguió como si fuera una serpiente y se extendió como una larga sabana, envolviendo al completo a su victima.

Pasaron unos instantes en que no sucedió nada, en que el emergido era tan solo una masa oscura que se removía, una mancha en la realidad suspendida en el aire... Hasta que se desplomó, con un sonido sordo y la oscuridad reptó nuevamente hacia él, más rapido de como había salido, deseosa de compartir aquella sensación de apagar una vida con su amo.

-No quiere una mano mia- explicó con tono apagado, sintiendo aquel escalofrío tan agradable de la oscuridad reincoporandose con su persona. Su mano continuaba en alto mientras que el estratega comenzaba retroceder sin perder la vista de los emergidos, uno de ellos con su mirada clavada en él claramente analizandolo y reevaluando su nivel de amenaza. Pronto determinarían que también era un objetivo peligroso -Puedo ofrecerle mi magia, eso sí, pero no soy afin a las causas suicidas.-

-Valoro su vida, princesa, por lo que si usted también lo hace corra. Ya- extendió levemente sus dedos y la masa de oscuridad volvió a reptar por su pierna, dibujando un arco amenzador en el suelo intentando detener el avance de los emergidos. Solo crearía una  abertura, la cantidad de energía magia distribuida de una forma tan amplia jamás los acabaría de un golpe.

Solo restaba correr... Por lo que lo hizo. Si algo de lógica quedaba en la mente de la muchacha le imitaría.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
Llave Maestra [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Corrin el Sáb Mar 17, 2018 5:47 pm

Notaba el repiquetear con fuerza de su corazón ante la inminente avalancha de los emergidos que tenía frente a ella. En el momento en el que los cuatro se coordinaran y atacaran a la vez, no tendría la más mínima posibilidad de escapar ilesa, probablemente ni siquiera con vida. Seguía retrocediendo, pero como no quería darles la espalda, iba demasiado lento. No iba bien, no tenía demasiado tiempo.

En ese momento, uno de los emergidos que se había adelantado para cerrarle el cuerpo terminó envuelto en una capa viscosa y oscura. ¡Magia negra, morada, oscura! La reconoció en seguida. La primera idea que apareció en su mente fue mirar hacia los lados, buscando a su hermano menor. Leon dominaba las sombras, le había visto en más de una ocasión utilizar aquel poder contra los emergidos. Sin embargo, allí no había nadie más. Su cerebro reaccionó rápido. Viniendo de Plegia era muy posible que su acompañante también dominara el arte oscuro de la magia.

Después de parar un nuevo movimiento del primer emergido que iba dirigido contra ella, ladeó la cabeza para mirar al estratega con ojos de agradecimiento —Acabáis de salvarme, no habría podido escapar con ese emergido bloqueándome el camino, ¡mil gracias! —Se apresuró a añadir. Tampoco era el mejor de los momentos para ser grato, pues todavía se hallaban ambos en inminente peligro.

No tengo intenciones de morir ni aquí, ni ahora! —Le aseguró a pelinegro mientras, esquivando a otro de los emergidos, se dio media vuelta para correr hasta su lado. Sus pisadas apenas hacían ruido, era lo bueno de llevar los pies descalzos, en caso de haber más emergidos por la zona no haría apenas ruido.

El problema venía cuando los emergidos no necesitaban escucharse porque ya habían llegado antes al campo de batalla. Cortando una de las vías de escape que tenían de frente, una pareja de emergidos, esta vez con lanzas, se miraron entre sí antes de lanzarse disparados hasta su posición. Debían haber escuchado el ruido del metal y la llamada de auxilio de sus congéneres. O supuesta llamada de auxilio, porque hasta el momento no era capaz de entender ni una de sus expresiones. —¡Cuidado, Marc! —Tiró con fuerza de la manga de la túnica que llevaba el plegiano, tomando un rumbo diferente.

Por lo menos estaba tomando su consejo de correr por su vida, así que ahora intentaba devolverle el favor de alguna manera.
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Great Lord | Manakete

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
lanza de bronce [2]
Vulnerary [4]
DragonStone [3]
.
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1151


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Marc el Sáb Mar 17, 2018 6:08 pm

Para su suerte el ímpetu de vivir de la muchacha era  mejor que su estupidez o vigor juvenil. Ya en su mente había comenzado a hilar diversas explicaciones y discursos emotivos sobre la muerte heroica de la princesa y como había sacrificado su vida por él...

Sin más los descarto, dejando espacio en su mente para asuntos más importantes.

Lanzó otra ráfaga de oscuridad para mantener a raya a los emergidos que les perseguían, junto en el momento que sintió un tirón de su manga y vio pasar una lanza frente a él que rasgó una parte de su capa. No se detuvo siquiera analizar la causa, probabilidad y situación... Había momentos que solo requerían correr.

Tener una fuerza que tiraba de él para que sus piernas no pudieran encontrar una velocidad cómoda que no le destruyera la stamina sin duda aceleraba el ritmo. También aceleraba el desgaste, desgraciadamente.

En un tiempo record para sus 100 metros planos, pronto llegaron a la esquina siguiente y una nueva encrucijada, deteniendose el maestro inquisidor en seco de repente. Su mente buscaba una solución a aquel problema pero se veía imposibilitada dado que su cuerpo, aunque desconectado de la mayor parte de sensaciones e impulsos, parecía empecinado en nublar su visión al completo.

Tenía que hacer algo para solucionar aquel dilema.

-Golpee ese pilar con fuerza- ordenó, una vez su cerebro termino de maquinar una solución. Volteando sin explicar más, abrió una pagina de su tomo y poniendo una palma entera sobre una de las paginas idioma arcano soltó una rafaga de oscuridad más densa y grande que las anteriores.

La oscuridad creptó primero por ambas de sus piernas antes de alzarse unos instantes inmediatamente enfrente de los emergidos. Se mantuvo así unos segundos... antes que el mago cayera de rodillas al suelo y la oscuridad volviera con mayor fuerza aún.

Arqueó su espalda hacia atrás y soltó un gruñido de dolor mientras la oscuridad terminaba de ocultarse nuevamente en su interior, furiosa de no haber acabado con nadie pese al esfuerzo empleado. No era el tipo de cosas que pudiera hacer muy a menudo...
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
Llave Maestra [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Corrin el Dom Mar 18, 2018 8:12 am

Ahogó un grito por lo cerca que estuvo el ataque de los lanceros. De haber sido apenas un segundo más lenta habrían herido a su compañero y se sentiría completamente culpable por ello. Y es que al final se había quedado para auxiliarla cuando había tenido la oportunidad de huir y salvar su vida. No conocía a demasiadas personas que se arriesgaran de esa manera por otra persona a quien tampoco conocía demasiado. Ella misma era una de ellas, así que era agradable compartir esa huida del infierno con alguien similar.

Estaba corriendo rápido, mucho más de lo que normalmente era capaz. La adrenalina que sentía en el cuerpo era el vigor perfecto para no detenerse en ningún momento. No obstante, ya que todavía tenía agarrado al plegiano de la manga, notaba cómo este no estaba tan acostumbrado a desplazarse velozmente por el campo de batalla. A decir verdad, tenía todo el sentido. Se trataba de un joven estudioso, probablemente más centrado en las estrategias, los libros y el conocimiento de estos que en entrenar activamente. Y, además, por lo que tenía entendido, los magos se confiaban más. Tener un libro de hechizos en sus manos que podía atacar a un rango mayor de distancia confirmaba sus sospechas, se olvidaban mucho del aspecto físico.

Y en ese momento solo le debían su vida a lo rápido que pudieran huir del lugar.

Cuando, al dejar atrás una esquina, intentó seguir corriendo, un peso muerto provocó que parase. El estratega se había parado, perdiendo el precioso tiempo que habían ganado a los emergidos y que difícilmente iban a recuperar de nuevo. Tiró dos veces de su brazo, con el rostro bañado en angustia —No nos podemos parar aquí, tenemos que seguir, ¡no estamos seguros aquí! —A pesar de hablar en susurros, su voz se hallaba entrecortada por el esfuerzo y el temor a ser escuchada por los enemigos. Si se aproximaban demasiado a su posición estarían perdidos. No iba a permitir que ninguno de los dos pereciera allí.

No entendió esa orden. Miró al joven, después a la columna y después de nuevo a este. Iba a replicar, pero apenas tenían tiempo, y encima la magia oscura lo estaba rodeando de nuevo —¿E-estáis bien? —Cuando cayó de rodillas solamente lo podía considerar un mal presagio. Si cargaba con él no sería capaz apenas de correr, no iban a poder abandonar el lugar, así que solamente restaba hacer caso a la loca sugerencia del pelinegro —Espero que vuestros cálculos sirvan en esta ocasión…

Tomando velocidad, preparó ambos brazos y su espada para un golpe contundente y certero. Observó un punto con una pronunciada hendidura, una zona resquebrajada y negruzca que no soportaría demasiado peso. En ese momento quizás las palabras de joven tenían más sentido y no sonaban tanto a demencia como unos instantes atrás. Golpeó con todas sus fuerzas.

Los escombros comenzaron a caer rápidamente.

Volvió hasta su posición para evitar quedar atrapada en el amasijo de piedras, madera y otros tantos materiales que acababan de cerrar el camino, dejando a los emergidos al otro lado de este. Boquiabierta, miró al estratega señalando el camino cortado —¡Ese era vuestro plan! ¿Cómo lo sabíais? —Completamente sorprendida, ni siquiera se había dado cuenta de que su vieja espada con la que entrenaba se había partido a la mitad tras el impacto con el pilar.
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Great Lord | Manakete

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
lanza de bronce [2]
Vulnerary [4]
DragonStone [3]
.
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1151


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Marc el Dom Mar 18, 2018 4:50 pm

Trató de repetir la orden al ver que la chica dudaba, pero solo un siseo inentendible salió de sus labios. Tenía menos aliento de lo que pensaba, aquella desconexión entre cuerpo y mente que le provocaba la magia oscura ayudaba a analizar mejor el entorno pero dificultaba detectar el estado puntual de su cuerpo.

Asignó una parte de su mente a respirar un poco más a conciencia mientras se recuperaba.

La mente de la princesa, por suerte, consiguió comenzar a trabajar y una avalancha de escombros calló en la calle cortando el camino. No solo eso, el movimiento levantó cenizas y polvo bloqueando la visión casi al completo en la zona.

-No lo sabía- respondió, con tono bajo, mientras se incorporaba -Pero era la unica solución que encontré que no implicaba hacerme el muerto y tentar la suerte de que no me descubrieran- explicó llanamente, mientras intentaba reubicarse y decidir el siguiente plan de acción.

Aquellos emergidos que les cortaron el paso por el primer camino fue inesperado, de haberlos visto no habría hecho el segundo ataque distractorio y hubiera seguido corriendo. Desgraciadamente ya había jugado mal sus cartas; aquella sensación mojada cerca de su pantorilla le decía que incluso ya había pagado precio en sangre por su decisión.

La unica via de escape posible ahora implicaba mantener con vida a la princesa, lo viera por donde lo viera.

-Por aqui- indicó, guiando el camino, cojeando, por entre la polvareda -Debería haber por aqui un mercado en ruinas.- le indicó, confiando que entre 4 pares de ojos lo encontrarían con más rapidez. El derrumbe les había ganado algo de tiempo.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
Llave Maestra [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Corrin el Dom Mar 18, 2018 7:43 pm

Casi se quedó petrificada por aquella sinceridad. ¿Qué no estaba seguro del resultado? ¡Entonces prácticamente había sido un golpe suicida! Se llevó ambas manos a la cabeza, tragando saliva, habían estado demasiado cerca de ponerse en bandeja de plata a los emergidos —¿Cómo podéis estar tan tranquilo? Quiero decir, es estupendo que haya salido perfecto y que ahora tengamos una oportunidad de huir de verdad, ¡pero podría no haber funcionado! O incluso se podía haber derrumbado en otro sentido y ahora mismo encontrarnos debajo de todos los escombros.

Caminaba de un lado a otro, disipando con la mano el polvo que la caída de la edificación había provocado. Que el azar hubiese jugado un papel tan importante en su destino la había dejado intranquila, como sin fuerzas. Por primera vez estaba siendo consciente del riesgo al que, tontamente, los había lanzado a ambos. Era cierto que podía excusarse en el desconocimiento sobre cómo actuaban los emergidos dependiendo del estandarte que llevasen, pero ello no quitaba que había sido la desencadenante de todo el problema.

Debía mantener la calma. Un buen líder siempre lo hacía aunque todas las fichas del tablero estuvieran en su contra. Se mordió el labio, por lo menos ese dolor la distraería un poco.

Os sigo… —Lanzó una mirada hacia atrás, comprobando que la barrera de escombros permanecía intacta y que los emergidos no habían sido capaces de atravesarla. Por lo menos ahora tenían una oportunidad de verdad.

No tardó en percatarse de la cojera de su compañero, por lo que se apresuró a situarse a su lado, apoyando la mano sobre su hombro —¿Estáis herido? ¿Os ha golpeado alguna piedra del derrumbamiento? ¿O ha sido un emergido? —No contaba con ningún botiquín, ni siquiera se había dado cuenta de cuándo había sucedido, así que rezaba para que no se tratase de una herida grave —Tenemos que encontrar un buen escondite por el momento, necesitáis descansar.

Mientras tanto, sus ojos buscaban todo lo rápidamente que podían aquel mercado en ruinas, aunque si se encontraba en tal mal estado a saber si era capaz de reconocerlo. Esperaba que no fuesen demasiado diferentes a los de Nohr o podría incluso pasarlo por alto.

Unas cuantas lonas todavía coloridas a pesar de inundar el suelo y de encontrarse hechas añicos lo señaló como el punto que buscaban. Rápidamente extendió el brazo, llamando la atención del plegiano —¿Es ese lugar? ¿Qué tiene de especial? —Seguía sin entender la importancia de encontrar ese mercado en ruinas. Desconocía la información que el estratega se guardaba en la mente, pero parecía conocerse el terreno. Quizás había pasado justo por ese lugar cuando caminaba hasta su encuentro, o a lo mejor había estudiado los planos del lugar, pues siendo tan adicto al estudio y a la elaboración de estrategias lo veía capaz. A pesar de ello, se fiaba de su palabra.
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Great Lord | Manakete

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
lanza de bronce [2]
Vulnerary [4]
DragonStone [3]
.
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1151


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Marc el Lun Mar 19, 2018 7:48 pm

-Si estuvieramos bajo los escombros hubiera sido también un resultado favorable. No eran suficientes para matarnos, y había altas posibildiades que los emergidos nos dieran por muerto. Cuanto mucho un par de fracturas y algún desangrado leve. Una contusión quizás, que habría servido a hacer más creible la charada- le corrigió a su errada conjetura. Incluso hubiera sido más favorable que caminar sin aliento y con una pierna mala.

Miró con calma la mano ajena, preguntandose por que pondría su mano sobre él, cargando asi más peso, si había notado su herida, al tiempo que recapitulaba lo sucedido y decidía en que momento probablemente hubiera ocurrido. -El derrumbe, posiblemente, algún resto de escombro- El porqué en si era irrelevante, la herida estaba, no había mucho que hacerle a eso ya. Parar a tratarla podía costarles la vida.

Su apuesta al segundo par de ojos dio resultados, encontrando pronto la joven el lugar. Estaba unos 100 metros más lejos de lo que esperaba, por lo que poco tiempo les quedaba. -Accesibilidad, cobertura- explicó llanamente, cojeando al interior del mismo.

Los puestos en su mayoría habían sido consumidos, cualquier resto de la mercadería en el olvido o en una pila deforme al punto de ser incapaz de determinar su forma original. El olor allí era por demás fuerte, denotando en claro que algun ciudadano o comerciante, más probablemente varios, habían perecido allí mismo.

-Corta esa lona- ordenó, señalando no a la más entera sino una que tenia un par de puntos quemados pero que se mantenía unida, posiblemente orignalmente de algun color claro pero entre humo y ollín había quedado de un gris intenso moteada a negro. Por su parte tomó el mostrador  caido de un puesto y comenzó arrastrarlo lentamente en dirección a uno de los que se mantenían más en pie.

-Adentró- indicó con la cabeza, al tiempo que se acurrucaba bajo el pequeño puesto y comenzaba a tapar la entrada con los pedasos de madera calcinados del otro. El espacio era reducido pero serviría.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
Llave Maestra [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Corrin el Mar Mar 20, 2018 8:11 am

Echó un vistazo hacia atrás, observando el montón de escombros que se hallaba a unos cuantos metros ya. No se quería ni imaginar cómo sería estar debajo de todo ese peso, pero no quería comprobarlo. De hecho, desde su punto de vista, eran afortunados por no haber quedado sepultados bajo esa enorme capa —No estoy muy segura de lo que decís, sigue siendo roca, madera y otros cuantos materiales, pensad si uno de esos grandes bloques nos hubiese golpeado en la cabeza, ¡no estaríamos aquí ahora mismo! Así que debemos dar las gracias por estar de pie, avanzando aunque sea lentamente, rumbo a la libertad —Por lo menos eso deseaba con todas las fuerzas, que fuera el paso previo a un regreso ansiado a su hogar. Sin fracturas, sin contusiones, solamente con la terrible sensación en el cuerpo de lo que había visto en las tierras hoshidanas.

Se mordió el labio, entonces sí que había sido la culpable de la herida del estratega. Ella había sido el desencadenante ya no solo de la persecución de los emergidos, sino también del derrumbe del pilar, por lo que ahora debía actuar consecuentemente a sus actos —Yo os ayudaré a caminar, es lo mínimo que puedo hacer así que no digáis nada o me enfadaré —Presentía que su joven compañero de penurias se iba a quejar, pero haría oídos sordos si con ellos le aliviaba aunque fuera mínimamente el dolor.

Se colocó a su lado, tomando uno de sus brazos para que lo pasara sobre sus hombros. Se había posicionado en el lado correcto para que apenas tuviera que apoyar peso en la extremidad dañada, por lo que esbozó una pequeña sonrisa a pesar de la tención del momento. Por lo menos seguiría así hasta que llegaran al mercado.

Se dirigió hacia el lugar. Arrugó la nariz una vez estuvieron justo en el centro de lo que parecía un antiguo mercado. El olor allí era especialmente fuerte, quizás no respirar fuera la mejor opción si no tuviera como consecuencia que se ahogaría. Aquello le provocó un fuerte nudo en el estómago, sentía las nauseas cada vez más presentes en el cuerpo —Cobertura, ¿pero no deberíamos huir? —No entendía bien entonces la jugada. ¿Por qué habían intentado ganar tiempo si no era para regresar hasta la frontera? Aunque en el fondo sabía que en ese estad no llegarían demasiado lejos.

Yo me encargo —Dejó al mago cerca de donde se encontraba la lona que debía cortar. Estaba hecha un desastre, inservible para la misión que tuvo, tiempo atrás. Por fortuna, su espada todavía podía cortar tela fácilmente, así que se la llevó consigo.

Por unos segundos no comprendió bien qué era lo que pretendía el plegiano. Había arrastrado hasta allí un mostrador, uniéndolo a otro. Entonces lo que ocurría es que se iban a esconder. Tragó saliva, sin estar demasiado segura de si era lo correcto o no. En realidad, ni siquiera sabía dónde se encontraban, así que trató de confiar en las indicaciones dadas —Espero que esto sea suficiente… —Murmuró por lo bajo. Siguió los pasos del estratega y se acurrucó también debajo, ayudando con la madera. En un espacio tan concentrado, se encontraba todavía peor.
Afiliación :
- NOHR (HOSHIDO) -

Clase :
Great Lord | Manakete

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
lanza de bronce [2]
Vulnerary [4]
DragonStone [3]
.
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1151


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Marc el Mar Mar 20, 2018 7:12 pm

Negó con la cabeza pero lo encontró como un esfuerzo vano el responder. El edificio dificilmente hubiera acabado con ellos con la mayoria de la estructura consumida, aun aquello que estaba en pie y entero en a simple vista se rompería con facilidad al tacto.

Si fuera un lugar mas respetable con edificios de piedra podrían tentar en mayor medida la letalidad ¿Pero Hoshido? Aun un edificio sin consumir tendrían que tener mucha suerte para acabar con sus vidas si se les caia encima.

La ayuda para caminar fue útil, mucho más util que el poner el peso del cuerpo ajeno sobre él. Aun no comprendía el sentido de aquel gesto, pero su analisis le decía que debía preocuparse más por su supervivencia que por develar los misterios de tan extraño comportamiento.

-Huir nos pondría varios metros en campo abierto por el bosque consumido. Las chances que nos detecten allí aumentan exponencialmente- explicó, al tiempo que terminaba de hacerse una bolita bajo el puesto, sus brazos envolviendo sus piernas pero aun sin soltar el tomo -Tengo aliados esperando fuera del rango afectado por el fuego. Tienen indicaciones de acercarse si no vuelvo superado el tiempo establecido.-

Tiempo de espera de cuanto menos dos horas, pero no era un detalle que valdría la pena develarle a la princesa. Si creía que era un tiempo corto algo le decía que sería mejor y evitaría quejas.

Ni bien cerrado el hueco con el otro mostrador, la oscuridad les envolvió casi al completo. Algo de luz penetraba a través de las rendijas pero era mínima, con suerte y podían ver la silueta del otro a su lado, si es que el contacto corporal no se los develaba.

Asintiendo, conforme con la situación, soltó al fin el agarre sobre su tomo. No el agarre físico, sino aquel taumaturgico, mental.

Un largo suspiro abandonó sus labios... seguido de un pequeño quejido de dolor que rapidamente ahogó. El mundo seguía carente de color, dado que la oscuridad les envolvía, pero lentamente volvió a sentir el calor de su sangre recorrer su cuerpo.

-No se preocupe, saldremos de aqui con vida, princesa.- le aseguró, la emoción ya de nuevo impregnando su voz. Intentó transmitir un poco de seguridad y asertividad pero... le era imposible al completo, su voz temblaba levemente pensando en cuanto le había atrasado en cronograma aquello...

¡Tendría que reprogramar todo!
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
Llave Maestra [1]
Página oscura [1]
.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Las cenizas de la luz [Priv. Marc]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.