Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Zekken el Lun Mar 12, 2018 9:06 pm

Habían pasado dos días desde su encuentro con Eugeo, aquel que había hecho salir a flote sus habilidades y por ende identidad. Ganarse el dinero en la arena era algo temporal, tarde o temprano su identidad no le permitiría seguir obteniendo ingresos por su naturaleza, una que volvía a ocultar gracias a aun conservar aquel manto negro con capucha que llevaba puesto en lo que se dirigía hacia el norte en un lugar del que había escuchado cosas; aunque Regna Ferox estuviese protegida de los ataques por parte de los emergidos, suelen darse los rumores y casos de grupos que aparecen para atacar en los alrededores de la ciudad ¿Su objetivo? Los viajeros, aquellos que se prestaban para conocer más de cada lugar y ponían en la linea su vida, la propia dicha de libertad bajo el riesgo de perder su vida por conocimiento, experiencia y descubrimientos que aun nadie ha hecho en el mundo.

Una silueta misteriosa y silenciosa caminaba entre las calles de la Colonia de la Cascada. Un lugar completamente nuevo para ella, la cultura era totalmente diferente a lo que estaba acostumbrada normalmente -Hm...- Murmuró por lo bajo al acomodar su espada enfundada al nivel de su cintura, justo por debajo del manto negro que ondearía con una suave brisa -¿Dónde?- Cuestionó mirando a los lados intentando dar con algo o más bien con alguien, bajo el borde de la capucha se encontraban aquellos orbes rojizos de tonalidad obscura que visualizaban el alrededor, evitando llamar la atención y pasando de largo con algo de hambre, sí, no tener que comer también era una de las desventajas en no tener un empleo estable, siendo que cierto muchacho le había ofrecido un trabajo como mercenaria, no le veía lo malo siempre y cuando blandiese su espada contra aquello que considerara justo, una causa justificable con la que pudiese limpiar el cargo de consciencia que se creara.

Quizá se había perdido o estaba algo desorientaba, su problema con conocer nuevos lugares. Y como era propio de ella, hasta que no recorriera el mismo de arriba a abajo y memorizara sus calles, sus salidas y entradas, cómo también establecimientos, no se quedaría tranquila hasta poder ubicarse con facilidad, requiriendo de momento asistencia de alguien que pudiese brindarle un poco de guía y en el proceso evitar ser descubierta para no armar un alboroto por el rechazo a los de su clase.   
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Errante

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [1]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
461


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Eugeo el Mar Mar 13, 2018 6:11 pm

Desde que Altea había asumido la protección de Regna Ferox habían surgido numerosos cambios en su cultura y costumbres. La representación perfecta de aquello era la precozmente próspera colonia de la cascada, una ciudad que había sido levantada tras la liberación del país. En apenas meses, tanto alteanos como oriundos feroxis poblaron la villa hasta volverse en la más grande de todo el país, disfrutando de un estilo de vida similar al que existía en Altea. La prosperidad traía consigo un intenso trasiego comercial y de peregrinaje, las carreteras del norte se habían convertido en las más transitadas de la zona. A más personas se concentraban en un mismo lugar, mayor era el número de incidencias que se reportaban en ésta. Tanto dentro como fuera de la ciudad, los malhechores eran tentados a asaltar las regiones más ricas -aunque mejor reforzadas en temas de seguridad. - El país disfrutaba de paz y seguridad en la mayoría de sus aspectos, pero el índice de delincuencia siempre era algo a tener en cuenta, de hecho, tendía a aumentar en los países liberados. Y hablando de emergidos, nunca se podía asumir aquella amenaza como completamente erradicada. Las villas y ciudades eran seguras, mas aún aparecían pequeños reductos de emergentes que se dedicaban a asaltar a los viajeros, ya fueran comerciantes o peregrinos. Cuando el número de ataques empezaba a salirse de control se movilizaban tropas del ejército de Altea para reforzar la seguridad de la zona afectada, siendo aquella vez la preciosa y sobrepoblada colonia de Altea.

Una vez las jinetes de pegaso confirmaron movimiento inusual en los alrededores, sumado a las denuncias ciudadanas, Eugeo se desplazó junto al destacamento al que pertenecía hacia el norte, no sin antes avisar a la mirmidón que conoció en la Arena Ferox para que participara con él en aquella misión. Sin saber con certeza la localización o la naturaleza de los bandidos -humanos o emergidos-, los refuerzos organizarían sendas escuadras de patrulla para peinar la zona. La composición de cada grupo estaba formada principalmente por soldados, pero también participarían milicianos y personas independientes. El ambiente de cooperación entre trabajadores institucionales y mercenarios anónimos era idóneo para la inclusión de Zekken, quien no tendría que preocuparse de dar explicaciones por ocultar su identidad siempre que Eugeo confirmara que era una persona de fiar, algo que el caballero de Altea no negaría en ningún momento. Aún se estaba formando el grupo, los integrantes habían sido citados a una hora concreta. Empezarían a realizar el trabajo de búsqueda cuando los equipos se hubieran designado y las zonas de exploración distribuídas. A pesar de que todavía quedaba tiempo para empezar la batida, Eugeo podía notar la intranquilidad de su general, y no era para menos: Un puesto como el suyo suponía una responsabilidad importante y a efectos prácticos sobre él recaía toda la presión de la misión. Él era un buen hombre, responsable y, sobre todo, preocupado del bienestar del país, sus intereses y sus habitantes. Tener que lidiar con amenazas que acechaban en los caminos era un asunto que inquietaba hasta al hombre más templado.

Contagiado por el runrún de su superior, Eugeo decidió alejarse un poco del punto de reunión para buscar a su compañera, la confianza en su palabra era plena, no le preocupaba el hecho de que no acudiera, más bien de que lo hiciera demasiado puntual. Tal y como tenían al general, cuanto antes todos estuvieran reunidos más le ayudaría a recuperar la calma. El caballero de armadura azul y plateada se encargaría de la persona que sí conocía, deseando que el resto de soldados y mercenarios ausentes se presentaran tan pronto como fuera posible. No le llevó mucho tiempo encontrar a la encapuchada azabache deambulando por una calle cercana, aparentemente desorientada pero no perdida por completo. Se acercó a la espadachín, dando la casualidad que ella le daría la espalda en ese lapso de tiempo, hasta que estuvo lo suficientemente cerca para que su palabra fuera audible. - Hola, Zekken. - Avisó cordial, tratando que su saludo no la sobresaltara. - El grupo se encuentra muy cerca de aquí, en la plazoleta más próxima a la entrada de la ciudad. - Añadió tranquilo, guiando a su compañera en la dirección correcta haciendo un ademán con el brazo. - Dentro de poco empezará la reunión, cuanto antes lleguemos mejor.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard | Myrmidon

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [3]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [3]
esp. de bronce [1]
Esp. de bronce [1]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
198


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Zekken el Mar Mar 13, 2018 10:34 pm

Esa voz segura y conocida hizo aparición sin generar sorpresa, sino una sonrisa de oreja a oreja bajo aquella capucha que portaba para seguirle el paso -¿Trabajaremos tu y yo?- Por no preguntar que si trabajarían solos, opto por formular aquella pregunta totalmente neutra en su interés por que fuesen solamente ellos dos, no estaba acostumbrada a colaborar con más de un individuo o de por si en un grupo numeroso, significaban más probabilidades de problemas, más rechazo, más miradas de asco hacia su persona que buscaba evitar en aquel nuevo lugar en el que era guiada -Eugeo.- Vociferó de manera tranquila al mantener aquel semblante tranquilo y con suma seguridad en si misma -¿Qué podrías contarme de este lugar en un breve resumen?- Deseaba saber como era la vida en aquel lugar, si le era rentable buscar una ahí o simplemente seguir errando, buscaba un propósito propio del cual pertenecer, más allá de conseguir preciados amigos con los que crear recuerdos -Agradecería eso, no estoy muy familiarizada con este lugar y también quiero que me contestes algo.- Daría pausas a sus palabras para tomar aire, reuniendo un poco de valor para afrontar al contrario con la siguiente pregunta que diría todo de él, si le aceptaba, si le rechazaba, no podía leer sus pensamientos o siquiera sus expresiones con facilidad al conocimiento de su propia naturaleza.

-¿Tú... Sabes que soy, cierto?- Bajaría la mirada un poco manteniendo esa sutil sonrisa que la caracterizaba. No se mostraba deprimida, tampoco triste, estaba simplemente ahí en busca de saber la opinión o concepto que tuviese Eugeo sobre ella -¿Porqué... No me rechazaste?- Movería un poco su capucha y su cabello, mostrando su oreja izquierda la cual mantenía una forma ligeramente puntiaguda por descendencia de su raza, sabía poco de su origen a decir verdad, mas  también sabía que una parte de ella era humana -¿Qué viste en mi?- Directa, estaba siendo igual de concreta a como lo era con su espada, no titubeaba, no fallaba, cada uno de sus golpes eran certeros al igual que sus preguntas, conteniendo ligeramente la respiración en prepara su corazón para aquella respuesta que, ciertamente no iba a borrar la sonrisa que la definía por mucha tristeza, desprecio o malas cosas que hubiesen en su vida.
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Errante

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [1]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
461


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Eugeo el Miér Mar 14, 2018 5:20 pm

- Así es. La idea inicial es que los mercenarios vengan en grupos para no romper los escuadrones de los soldados, pero en nuestro caso se va a hacer una excepción. - Declaró el joven de mechones dorados, lanzando a la espadachín un guiño de complicidad, consciente de que se sentiría más cómoda en un contexto poco masificado. Eugeo no podía negar su entusiasmo por haberse reencontrado con su talentosa promesa, tan misteriosa debajo de su capucha pero amable como siempre, desde el primer momento que cruzaron miradas ambos se ofrecieron una sincera sonrisa y empezaron a caminar armoniosamente hacia el punto de reunión. - Dime. - Indicó, abstraído, mirando la diversa actividad que se producía en la calle que estaban transitando. La primera pregunta estaría directamente relacionada con la distracción del caballero, mas la siguiente cuestión lo sacaría de su agradable seguridad, sin saber concretamente cómo debía responder asunto tan delicado. - Vaya... son preguntas muy dispares. - Confesó, manteniendo la sonrisa, con un deje de circunstancia, mientras aguardaba en silencio unos segundos para preparar sus respuestas.

- Estamos en la colonia de la cascada, supongo que ya conocías su nombre. También es obvio el origen del mismo: El único gran acceso a la ciudad es a través del puente y uno de los lados de la muralla está al borde de un gran precipicio. Eso le da a la población un extra de seguridad, además, me han dicho que las vistas de la cascada al atardecer son las más bonitas que se han visto nunca. Sin embargo, lo que en realidad destaca de esta ciudad es que haya sido construida a imagen y semejanza de otras villas de Altea. La diferencia que tiene con el resto de Regna Ferox es muy notable, pero a pesar de que puede resultar incómoda e incluso hostil al principio, se diseñó precisamente para integrar las sociedades de Regna Ferox y Altea, ahora que están compartiendo el mismo objetivo. - Explicó Eugeo con toda la objetividad que pudo reunir, tratando de que Zekken pudiera entender un poco mejor el funcionamiento y propósito de la urbe. Comparado con las ciudades de Regna Ferox podía entender que ella se sintiera apartada, intentó que aquello tuviera el menor peso posible el tiempo que él la acompañara.

- Respecto a lo segundo... - A pesar de que había ganado tiempo con la primera respuesta, un leve rubor emanó del rostro de Eugeo al no poder encontrar una contestación objetiva a la segunda cuestión. - Etto... - Quería que sus palabras fueran claras y concisas, pues quería que la mirmidón tuviera claro que su condición de nacimiento no tenía efecto alguno en la opinión del soldado de Altea. Pero no era capaz de compilar las opiniones subjetivas y sensaciones que Zekken despertaba en él en forma de una oración que tuviera un significado absoluto. - Cualquier gesto o palabra que diga será una cáscara vacía en comparación a lo que quiero expresar, la única experiencia cercana que tengo es lo que ocurrió el otro día en el coliseo, pero puedo hacerme una idea por todo lo que has pasado. Lo siento. - Tratando de aplastar su inseguridad, mostró una tranquila sonrisa antes de seguir argumentando. - El caso es que... Aunque seamos tan distintos, no, aunque lo parezca... En realidad puedo verme reflejado en ti. Tu estigma te ha tenido discriminada desde siempre, yo por el contrario soy el primogénito de una familia noble de Silesse. A pesar de eso, ambos decidimos desviarnos del camino que se nos dio para labrar uno propio... Después de viajar mucho llegué a Altea, donde intento dar lo mejor de mi mismo para hacer de este mundo un lugar mejor... Y aunque no sepa de primera mano que compartimos un objetivo similar, con sólo chocar las espadas aquel día... Pude ver el mismo caballero durmiendo en ti. - Sentenció, afianzando su sonrisa. - Es por eso y por muchas otras cosas que no puedo rechazarte como hacen aquellos que se dejan llevar por los prejuicios. La experiencia me ha hecho ver que los verdaderos demonios se ocultan a plena vista. Todos, incluso yo, tenemos un monstruo interno.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard | Myrmidon

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [3]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [3]
esp. de bronce [1]
Esp. de bronce [1]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
198


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Zekken el Jue Mar 15, 2018 10:10 pm

Escuchaba atentamente las palabras del contrario, ciertamente se daba cuenta de su relato breve de la ciudad, su origen y por ende como se regía en base a la diferente cultura que había notado en otras partes por las que antes había viajado -Ya veo...- Sentenció de manera suave, observando los alrededores con una ladina sonrisa bajo su capucha hasta que un ligero rubor tomaría sus mejillas, le hacía muy feliz saber que alguien podía verla de un modo más allá de los prejuicios por su estigma -Hm...- Murmuró entre dientes de manera baja sin saber que contestar, realmente se sentía un poco más tranquila al tener en cuenta que no era despreciada por el habilidoso caballero; un sentimiento de dicha emergía lentamente desde las profundidades de su ser, así como podría flotar sobre el mar de su consciencia uno que otro pensamiento naufrago de llegar a ser notado por si misma, sensaciones como alegría y tranquilidad eran muy pocas veces las que podía deleitar con alguien a su lado ¿Sería aquel muchacho la segunda persona en darle el buen visto? Ciertamente habían pasado muchos años desde que tuvo la oportunidad de conocer a alguien así, alguien que veía mucho más allá de lo que podía notarse.

El don de la percepción. Algo que normalmente no veía en personas de manera constante, sólo quienes conocían el verdadero dolor y sentimiento de perdida podían ser compasivos, comprensivos y a la vez nobles; tesoros ocultos bajo la fachada de quien podía mostrarse como una persona más -Gracias...- Esbozó de manera gentil para jugar ligeramente con uno de los mechones morados de su cabello y bajar la mirada de sus orbes rojizos con tono obscuro al suelo, teniendo un pequeño lapsus de vergüenza ante sentirse considerada por alguien fuerte, sí, sus ánimos habían cambiados a unos más motivados por el hecho de saber que podía mostrar una parte de si que solía esconder constantemente -¿Estamos cerca?- Preguntó mirando hacia los lados, aun sin dar con el lugar en el que se supone iba a llevarse la reunión, y claro, también estaban presentes las ansias ocultas por trabajar junto a alguien habiloso con la espada.

Y finalmente tras una caminata algo larga, llegaría al punto de reunión para escuchar las aclaraciones. Los objetivos y como iban a dividirse, ciertamente era pertinente el trabajar con alguien en quien pudiese confiar su espalda -Vamos, Eugeo.- Comentó para esperar que tomase el mando y guía, así al mismo tiempo aprendería las rutas, caminos y trayectos más factibles para futuros viajes que deseara tomar, caminos que seguramente aquel conocería mucho mejor que ella o simplemente resultaría ser una grata sorpresa para ambos, sin dejar de lado que el mayor de los gozos era el autodescubrimiento por uno mismo y en esta ocasión podía tener la suerte de conocer mucho más del caballero.

Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Errante

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [1]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
461


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Eugeo el Vie Mar 16, 2018 8:32 pm

La cara de Eugeo esbozó un sutil deje de preocupación cuando confesó a Zekken su tolerancia, incapaz de sentirse seguro de haberse expresado correctamente, una mueca que se amplió cuando la mirmidón respondió con un tímido murmullo. La diferencia de altura y la capucha de la joven hacía imposible discernir cómo se había tomado las palabras del caballero, lo que provocó que su inseguridad creciera paulatinamente. La tensión del momento se liberó de golpe, como una tetera en ebullición que es alejada del fuego, cuando recibió el agradecimiento de Zekken. Aunque la cabizbaja espadachín no pudiera contemplar su brillante sonrisa, no sería impedimento para que la expresara enérgicamente. Podía decirse que su razón de ser estaba sustentada por momentos como el que había cosechado ese día: Ya fuera de forma física o emocional, él siempre estaba dispuesto a ofrecer refugio a aquellos que lo necesitaran, sin importar los actos o sacrificios que tuviera que hacer a cambio. Estaría dispuesto a arriesgar su integridad física por el inocente y con la misma decisión enfrentaría los juicios ajenos para ofrecer su honesta opinión que tenía de ella. La delicada pero armoniosa conversación había hecho que el camino se alargara más de lo usual, debido a que su movimiento había sido más bien lento. En el momento en el que Zekken preguntó, prácticamente ya habían llegado a su destino. El final de la calle principal daba al gran portón de la entrada de la colonia, y muy cerca la plaza en la que debían reunirse. - Así es, ya hemos llegado. - Expresó, señalando -educadamente- el lugar.

[...]

En la reunión no se dijo nada que Eugeo no supiera de antemano, pues los soldados de Altea habían tenido una reunión privada para explicar con más detalle el contexto de la misión. No había nada raro en ese proceder, pues como unidad tomarían la mayor parte del peso en la operación, relegando a las fuerzas contratadas como soporte. En un principio, el objetivo principal de éstos era el de explorar los alrededores de Colonia Cascada, zona principalmente boscosa, y encontrar el escondite de los malhechores. Fueran emergidos o humanos, no deberían entrar en combate de forma inmediata, Altea era la responsable de reducir a los enemigos. Aquello se debía principalmente a que no había suficientes jinetes de pegaso para acompañar a los grupos, ellas se encargarían de escoltar a los soldados desde el cielo y avisarían al resto en el caso de que se les diera una señal de actividad. De ese modo, si fuera seguro, la vanguardia podría dar combate hasta que el resto de refuerzos llegasen. Zekken y Eugeo se ajustaban a estás últimas normas, a pesar de que la acompañante del caballero no trabajara en la infantería del reino. Después de intercambiar algunas impresiones e indicaciones con la jinete de pegaso asignada, marcharía con la encapuchada al interior de la arboleda. A efectos prácticos estarían solos, pues la caballero alada solo vería dos pequeñas manchas moverse por un mar de hojas y ramas. Eugeo admiraba la buena vista y concentración de sus compañeras, habían sido ellas las que acotaron la zona sospechosa de un bosque de incontables hectáreas de superficie, y también se encargarían de recibir la alerta de los soldados de tierra y coordinar el resto de las fuerzas. No necesitaban entrar en combate para llevarse la mayor parte del mérito de la operación si ésta salía bien.

Eugeo se encargó de explicar los detalles de la misión que ella ignoraba, al igual que entregarle un pequeño espejo que utilizarían para comunicarse con la jinete de pegaso. Con el sol del mediodía incidiendo perpendicularmente en el suelo, el bosque era un caleidoscopio de luces y sombras. Si veían algo sospechoso, sólo tendrían que hacer rebotar los rayos solares con el cristal pulido hacia el cielo y el mensaje habría sido enviado. El clima y la tranquilidad de la naturaleza habrían sido del pleno agrado del caballero de no ser por el importante cometido que tenía aquél día. Podía detectarse en su actitud y su expresión corporal, notablemente tensa, pero nunca permitió que aquello ahogara su amabilidad natural. - Llevamos caminando un largo tiempo y aún nada... - Divagó en voz baja, casi había pasado una hora desde entonces. Entonces miró fijamente a los orbes rojizos de la mirmidón  - ¿Cómo te encuentras? Podemos parar unos minutos si lo necesitamos. Tengo agua y algo de comer para reponer fuerzas. - Declaró. No subestimaba las capacidades que ya había demostrado con él hace unos días, sus palabras más bien hacían énfasis a la importancia de que ambos se mantuvieran frescos en todo momento.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard | Myrmidon

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [3]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [3]
esp. de bronce [1]
Esp. de bronce [1]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
198


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Zekken el Lun Abr 09, 2018 5:03 am

Al tanto de los detalles, resguardaba en sus adentros aquellas dudas que aún divagaban en sus pensamientos. Ausente, carente y escasa de alguna inseguridad, su propia confianza en si misma emergía a la superficie como un pequeño Iceberg, únicamente mostrando con pequeñeces su humildad y en el fondo resguardando su grandeza -No, estoy bien por ahora.- Comentó de manera clara y tranquila, sin ser cortante o grosera, agradecía la preocupación que el caballero se daba como era previsto en alguien que supiese manejar tan bien la espada, pero la cortesía común no moría simplemente en caballerosidad o discriminación de género, sí de razas, pero afortunadamente contaba con un diamante en bruto en cuanto a mente abierta para no rechazarla, raro e inusual, difícil de encontrar, pero único en su tipo, así era Eugeo ante sus ojos como buen partido de persona -Quizá se han atemorizado con tu presencia, posiblemente te reconocen y aceptan tu fortaleza.- Murmuró de manera suave sonriendo levemente, aclarando que con aquella sonrisa sólo era una pequeña y sutil broma para romper la tensión, pues el silencio sólo era prestado como método propio consistente a comunicación, y en todo caso, intercambio de palabras con el susodicho compañero que le había tocado para la tarea.

La curiosidad emergería a la superficie desde lo profundo de su ser. Cómo si de un naufrago perdido en un mar de saber y sed de conocimiento, tortura se volvía para la espadachín el no preguntar, calmando así su sed entonces con una pregunta -¿Conoces a alguien fuerte que maneje la espada tan bien como tú?- Formuló aquella pregunta, esperando que la tortura de sed por conocimiento acabara con aquella respuesta, agregando sólo un adicional para satisfacer esa necesidad -¿Has visto a alguien más en mi condición?- Referencia clara a su naturaleza, la marca con la que había nacido de por vida, y propiamente lo que sólo podía conocerse como una maldición generalmente a los ojos de mentes cerradas, anteponiendo prejuicios sobre intenciones y forma de ser como era común, después de todo, en el país de los ciegos el tuerto era el rey -No he tenido la oportunidad, respondiendo a mis propias preguntas, entenderías un poco mejor entonces el porqué de preguntar.- Agacharía levemente su mirada observando el camino, esto sin bajar la guardia en ningún momento al no querer sorpresas inesperadas, y por mucho, no ser un estorbo o carga para su compañero bélico. 

¿Prevenciones al conversar?

Si la segunda pregunta se tornaba incomoda, lidiaría con un último tema emergente. Al ir caminando su cabello danzaría a la vibración de cada paso, su espada danzaría con suavidad y su capucha por igual se estremecería en un aspecto tranquilo, firme y lleno de vigor ante cualquier adversidad que se presentara -¿Hay personas fuertes en tu...ejercito?- Por no decir filas al ser tan generalizado, la curiosidad de saber si había otro usuario de espada con habilidades de ese tipo le volvían a brindar una curiosidad más que latente -¿Y seres como yo?- Había entrenado con su hermana desde pequeña para formar parte de las fuerzas de defensa y tropas de Akaneia, un sueño que se había perdido al igual que la vida de su hermana, resentida, pero no derrotada, la espadachín siempre había sonreído a la vida por creer que vivir era magnifico, aún si no tenía ya una razón para, el valor que le daba a la vida era precioso ante sus ojos.  
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Errante

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [1]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
461


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Eugeo el Dom Abr 15, 2018 6:54 pm

Una sutil sonrisa se trazó en su boca cuando Zekken rechazó su oferta de descanso, denotando que estaba de acuerdo con su decisión sin necesidad de expresarlo verbalmente. Tras mantener la mirada en sus orbes rojizos durante un par de segundos volvió mirar al frente y siguió caminando. Aun con las buenas condiciones lumínicas la frondosidad del bosque hacía difícil divisar a más de cincuenta metros de distancia. Era la mejor baza que tenían, no obstante, pues el balanceo de las ramas con la suave brisa y el cantar de las aves hacía difícil poder escuchar nada más que la conversación de su compañera. Nuevamente, una traviesa sonrisa apareció en el espadachín por la broma de la encapuchada, insinuando que los emergidos podían oler el peligro que producía su fuerza y habilidad. Giró la cabeza y observó a  la sonriente Zekken por un instante antes de mirar al frente. - Entonces... al salir a buscarlos estoy echando por tierra la misión... haha... - Divagó, tratando de sonar lo más serio que podía, pero fracasó tras exhalar una -casi- silenciosa carcajada. - Correr sería la mejor decisión, deduzco, con la armadura me sería complicado seguirles el paso. - Comentó, sin ningún objetivo en concreto, sonando serio y bromista al mismo tiempo, aquella afirmación no era verdadera del todo. Tras largos años usándola se había acostumbrado a su peso, aunque jamás pudiera alcanzar a alguien tan ágil como lo era su compañera o los jinetes sí sería capaz de perseguir a la infantería con armadura media o pesada.

El semblante optimista y seguro de Eugeo se fue tornando algo más confuso con cada pregunta de su compañera, cada una más inusual que la anterior, sobre todo en aquel contexto en el que se estaban formulando. - ¿Hm? - La primera cuestión lo pilló desprevenido, miró a la encapuchada de reojo e intentó descifrar cuales eran sus motivos detrás de aquello. Dentro del ejército había conocido a una multitud de caballeros de Altea. Todos ellos formaban parte de la élite militar por méritos propios, eran fuertes, hábiles y experimentados. Nunca pecaría de soberbia afirmando que había compañeros que no estaban a su altura, al contrario, era consciente de su juventud y de lo mucho que debía mejorar. Pero si intentaba recordar a algún espadachín cercano a él, sólo le venía a la mente el nombre del príncipe Marth. No sabía si responder aquello iba a ser de utilidad para ella. - Hay muy buenos espadachines en Altea, pero no conozco a ninguno en persona. A parte de ti, claro. - Respondió en un tono tranquilo, sin mirarla ni frenar su paso mientras hablaba. No entendía por qué hizo aquella pregunta, si era por el afán innato de los feroxis por medir su fuerza con otras personas o era otra intriga la que la motivaba.

La siguiente pregunta terminó por descolocarlo del todo. Nuevamente el tema volvía a girar en torno a ella, la versión más sombría de su ser. Aquello que provocaba la desaprobación que experimentó en la arena Ferox y la inseguridad que, aunque no mostrara de forma explícita, se hacía evidente con sus preguntas recurrentes. Aquello le preocupó de verdad, sentía que no acababa de entender el verdadero problema. Se aisló de todo durante un tiempo considerable, tratando de asimilar que era esa condición a la que se refería Zekken. Las ultimas dos preguntas se formularon sin que Eugeo respondiera a la anterior, esperando a encontrar las palabras adecuadas para poder resolver las incógnitas de la pelimorada.

Sin embargo, cuanto más pensaba más se enredaba su mente. ¿Por qué trataba de discriminarse ella misma? Estaba intranquilo y preocupado a partes iguales.

- Tienes razón en algo, no entiendo por qué me lo preguntas. Lamento además que no se que responderte por lo mismo, no lo entiendo. - La miró a los ojos, su rostro lucía con un deje de angustia. - Vengo de un lugar donde no existe la palabra raza entre humanos. Akaneia es tan distinta a Jugdral que tuve que desaprender muchas cosas para acostumbrarme. Conocí a personas capaces de transformarse, algo que solo cabía en cuentos y leyendas. No es fácil de asimilar... mas con todo, a pesar de lo que pueden hacer, considero que son tan humanos como puedo serlo yo. Aunque en su físico aparezcan escamas en un brazo, pelaje , orejas puntiagudas... - Se tomó unos segundos para reorganizar su mente sin dejar de mirar a Zekken a los ojos. - Creo que nadie debería ser valorado por algo que no sean sus actos. Nadie decide como va a nacer, juzgarla en base a eso es injusto. Puede que sea por eso que no entiendo cuando hablas de gente como tú. ¿Qué significa eso? - Estaba dejando que sus dudas se tornasen en frustración. Negó con la cabeza, quería reconciliar su monólogo, mostró una gentil sonrisa a Zekken y se acercó un poco más a ella de forma inconsciente. - No entiendo nada, pero quiero hacerlo. Cuando acabemos el trabajo, me gustaría que me explicaras por qué la gente te rechaza, así podre saber qué te hace diferente y podré darte una respuesta.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard | Myrmidon

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [3]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [3]
esp. de bronce [1]
Esp. de bronce [1]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
198


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Zekken el Lun Ago 13, 2018 4:18 pm

Durante el transcurso de la caminaba, escuchaba con atención y veía con claridad la intención del contrario. No podía negar que su pensar era noble y su forma de ser muy abierta; era la primera vez que no era rechazada simplemente por la naturaleza que albergaba en su existencia, al contrario, se sentía feliz en el fondo de ser aceptada y por ende un rubor carmín se dibujó sobre los pómulos de sus mejillas con suavidad, una sonrisa dulce y casi contenida al morderse los labios hizo que intentase no hablar más de la cuenta, llegando a inclinar por completo el hecho de que la cercanía ajena le fue sorpresivamente nueva -A-Uh...- Murmuró por lo bajo parpadeando un par de veces para retroceder un par de pasos y agachar la cabeza -Te lo explicaré luego.- Debía encontrar el mejor momento para hablar de esas cosas, por ahora centrando su atención en el entorno hasta escuchar un ruido entre los arbustos y claramente a la distancia, no más de seis metros de su posición detrás de unos árboles, un sonido metálico con una marcha de pasos sumamente sonoros -Eugeo.- Le llamó para fruncir el ceño y sujetar la empuñadura de su espada, viendo a los alrededores en espera de poder percatarse de algún enemigo.

-Ya no estamos solos.- Aclaró lo que era más que obvio. No obstante, los orbes carmesí obscuros de la fémina seguían estudiando el terreno, desenfundando su espada en un grácil movimiento para mirar de un lado a otro hasta que una silueta se abalanzase hacia ella -¡...!- El bloqueo rápido con su espada fue acto de reflejo ante otra que hizo presencia con un brillo muy distinguido por el metal y ante sus ojos tenía aquello que buscaban -No pensé que fueran así de fuertes.- Forcejeaba empujando su espada contra la de aquel ser que no lograba distinguir, sí, sería la primera vez que se enfrentase a un enemigo que no tuviese inteligencia propia y saliese de los estándares de combate a los que estaba acostumbrada -¡Detrás de esos arbustos!- Exclamó viendo dos lanzas largas salir y con ella a sus portadores que iban contra Eugeo, habían aparentemente usado alguna forma de interceptarlos en una organización que parecía bastante inteligente.

-¡H-Hug!- La Branded se quejó por lo bajo escuchando el chirrido metálico de su espada al frotarse con la otra en una lucha de empujes, dando una patada completa en el pecho de aquel adversario que retrocedería para así tomar una posición más defensiva al llevar su espada por encima de su hombro y extender su mano libre hacia adelante con la palma de la mano abierta -Debemos lidiar con estos rápido, dudo que no lleguen más cuando sepan en donde estamos.- Veía con claridad las cosas, podrían ser meros exploradores y señuelos para que un mayor número llegara ha acabarlos en magnitud, en la lejanía claramente se escuchaba como numerosos pasos se acercaban, sonidos metálicos que parecían arrastrarte y otros muy pesados, sí, el avistamiento claro de que venían muchos más en camino y no iban a ponerles el escape tan fácil a ambos -Vamos a tener que buscar un espacio más abierto para poder combatir sin limitaciones.- Los árboles, los arbustos, usualmente serían buenos para esconderse y aprovechar el entorno, las habilidades tampoco eran menospreciadas, pero debía ser muy consciente de que un entorno abierto era la llave a una puerta de mejores posibilidades para desempeñarse mejor con la espada. 
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Errante

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [1]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
461


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Eugeo el Vie Ago 17, 2018 9:19 pm

El rostro de consternación del espadachín se suavizó al ver la tímida pero natural reacción de su compañera, no pudiendo evitar dibujar una leve sonrisa en su preocupado rostro. En un instante entendió que su inconsciente acercamiento había sido el causante de todo aquello, y a partir de ese momento tendría más cuidado en respetar el espacio vital de Zekken. Todo estaba bien dentro de lo que cabía, por lo que su actitud siguió tranquila y despreocupada. - Perdón. - No faltó amabilidad ni sinceridad en aquella disculpa, entonces siguió caminando manteniendo un margen de distancia similar al que habían tenido antes del desliz. El paseo no duró demasiado desde ese momento pues, eventualmente, ambos se percataron de la presencia ajena a través de la vegetación.

La primera acción de Eugeo fue la de buscar la reacción de su socia, que fue claramente la misma que la suya, llevarse la mano hábil a la empuñadura de ella espada. A diferencia de Zekken, quien desenfundó casi al instante, Eugeo debía reportar la situación a la jinete de pegaso que los seguía, buscó una entrada de luz en la que emplear su espejo y reflejó esos mismos rayos de vuelta al cielo. Buscó en la imagen del cristal pulido la figura del pegaso para comprobar si éste dejaría de seguirlos para informar al resto del ejército, pero un emergido decidió abandonar su escondite para atacar directamente a la pelimorada. Los instintos del caballero alteano se afilaron de inmediato, desenvainando el filo de su espada en menos de lo que duraba un suspiro. El subterfugio había fracasado, y su compañera vería desde el aire el combate que estaban teniendo en esos instantes, por lo que avisarle por medio del espejo acabó siendo un proceder no necesario.

Siguió con la mirada el lance que estaba teniendo Zekken muy cerca suya, hasta que escuchó la advertencia de su compañera justo antes de unos crujidos muy cercanos. De unos arbustos salieron más emergidos, esta vez con lanzas, abalanzándose directamente sobre Eugeo. El se defendió colocándose de forma que el primer ataque le viniera de frente, con ligera predominancia a la derecha. Sujetaba la espada con ambas manos y el filo completamente vertical, denotando equilibrio y simetría absolutas. Con valiosa paciencia y sangre fría esperó los instantes necesarios inmóvil al lanzazo de su primer oponente. La experiencia enfrentando a emergidos a lo largo de los años era amplia, había aprendido a leer ciertos patrones en ellos que le permitían adelantarse a ciertos movimientos ofensivos. El ataque lo vio venir sin problema, y con el filo de la espada golpeó el asta del emergido, realizando el empuje necesario para que el ataque se viera desviado a su costado derecho. Cuando el recorrido llegó a su fin, la distancia entre Eugeo y el emergido se acortaron lo suficiente como para que no pudiera defenderse del contraataque del espadachín. Sin ningún tipo de escrúpulo ni piedad, aprovechó el retroceso que provocó con su bloqueo para lanzar una blandida mortal directamente sobre el cráneo del emergido, partiendo sus secciones superficiales en dos después de atravesar la protección ósea.

El segundo emergido, sin embargo, se salió de la capacidad de reacción del alteano. Para fortuna suya, la gruesa armadura de plata que portaba en batalla le permitió absorber la mayor parte del daño  de la segunda estocada. La coraza rechinó del mismo modo que su filo. - ouch. - Su portador no pudo evitar quejarse al recibir el fuerte golpe, después, mantuvo con el emergido un forcejeo enfrentando ambos aceros. - Tranquila, Zekken, su única ventaja es que son inmunes al dolor. Parecen fieros y fuertes porque están anestesiados... - Quiso explicar de la forma más rápida que pudo, tratando de igual modo que aquella información no desalentara la voluntad de la branded. Cuando ella adoptó una posición defensiva, Eugeo la complementó situándose en su espalda en una pose similar, tapando de ese modo la mayoría de sus puntos ciegos. - Pero no son más fuertes ni listos que nosotros. Por ahora debemos resistir hasta que lleguen nuestros compañeros. - Recordó a la mercenaria errante, pues su principal objetivo era el de localizarlos y aguantar hasta que los refuerzos combatieran a la fuerza principal emergida. - Tan solo persevera, pelea. Solo unos minutos y recibiremos ayuda. Podemos con esto. - Sus palabras se vieron interrumpidas por una blandida emergida que tuvo que repeler. - Yo estoy acostumbrado a luchar contra ellos, y mi equipo es ideal para bloquear casi todos sus golpes. Aprovéchate de esto, déjame soportar casi todos los ataques para contraatacar con tu mayor velocidad.

Skill utilizada:
Notoriedad: Llamando hacia sí el mayor interés del enemigo, se vuelve blanco de toda atención, ataque o persecución.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard | Myrmidon

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [3]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [3]
esp. de bronce [1]
Esp. de bronce [1]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
198


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Zekken el Miér Ago 22, 2018 9:00 pm

Mientras empuñaba su espada, mantenía consigo ese aliento de valentía en sus adentros y el forcejeo constante para no verse atrapada por el emergido. Poco a poco las palabras de Eugeo serenaban su mente y afilaban por completo sus sentidos bélicos, llegando a fruncir ligeramente el ceño con una mirada propia de una espadachín -¡Bien!- Empujó con su espada la arma del emergido para apartarse unos tres pasos, comenzando a desplazarse en una danza rápida donde sus pies seguían un patrón perfecto, pasando a los costados de los emergidos con un rápido tajo que cercenaba una que otra extremidad, poco a poco dejando a los mismos parcialmente incapacitados mientras su compañero ejercía de soporte, una táctica algo peligrosa y no muy bien vista por la bandred, pero comprendía también que su compañero estaba haciendo aquel noble sacrificio con el objetivo de que aprovechase por completo la movilidad y lo mejorar de sus habilidades con la espada, cosa por la que correspondía con intensidad, fuerza y ritmo en cada tajo que daba, la capucha que cubría su cabeza caería y su cabello morado danzaría en el aire con sus orbes carmesí obscuros moviéndose de un lado a otro, igualmente sus prendas, podía sentir ese sentimiento de estar viva corriendo en su ser al luchar por una causa noble. 

Una vez derribase a unos cuatro emergidos, observaría como otro de ellos salía de los arbustos empuñando un espada muy grande. Sus ojos se entreabrieron con sorpresa para bloquear por instinto el tajo descendente que venía a su dirección, un choque que haría rechinar ambos metales mientras que el efecto de retroceso era notable en el emergido, su espada aún se encontraba en el aire y la fémina aún empuñaba la suya, empezando una serie de rápidos movimientos tajo tras tajo, rápidamente sobrecargaba su brazo derecho con tensión al ir directamente hasta que el emergido cayese derrotado, recuperando el aliento al mismo tiempo en que su mirada volvía a Eugeo -¡...!- Vio a espaldas de este un emergido que se acercaba con una lanza, sabía que debía hacer algo o lo vería morir ante sus ojos, cosa que no permitiría al empezar una carrera rápida hacia el mismo, arrastrando la punta de su espada por el suelo mientras su mirada fiera mostraba una gran determinación por llegar al enemigo antes de que este llegase a su aliado.

-¡Jaaaah!- Elevó su voz para interponerse entre el susodicho enemigo y Eugeo, poniendo su espalda con la de este, aprovechando para poner su espada de lado y recibir el cuerpo de la lanza que desviaría con un fuerte empuje provocando que atravesara a uno de los emergidos que estaba delante de Eugeo, sonriendo así con una gran dicha por haber llegado en el momento adecuado -Parecen no tener fin.- Esbozó de manera tranquila para ascender con su mano izquierda al empuñar su espada, un poderoso tajo que arremetería contra el emergido de la lanza y le tiraría en el suelo, esperando así la aparición de los próximos enemigos que amenazaban con acabar la vida de ambos, una lucha por supervivencia era lo que demandaba lo mejor de la espadachín que disfrutaba el combatir hombro a hombro con aquel que se había ganado su reconocimiento. 
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Errante

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [1]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
461


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Eugeo el Dom Ago 26, 2018 3:03 pm

Eugeo era plenamente consciente de lo que estaba por venir, habiéndolo hecho tantas veces para dar soporte a sus compañeros, esta sería otra más en una lista de heroicidades alocadas que empezaba a alargarse peligrosamente. Su enorme armadura ya acaparaba suficiente atención de por sí, y el caballero lo complementó con un porte desafiante y agresivo, invitando a los emergidos que los rodeaban a que lo atacaran a él. Las blandidas en su contra no tardaron en aparecer, todas ellas fácilmente predecibles gracias a sus reflejos y experiencia, pero difíciles de evitar en su totalidad debido al alto número de agresiones que le venían. No tenía tiempo para rematar a aquellos que bloqueaba, solo hacerlos retroceder para que su compañera se encargara de dar el golpe de gracia.

Eugeo no fue plenamente consciente de todo lo que sucedió en ese lapso de tiempo al dejar su raciocinio a un lado para que su memoria muscular y su instinto acelerado brillaran durante el combate. Todo lo que quedaba en su memoria no fueron más que fotogramas de los choques, el sonido del acero impactando y la presión de sus huesos y músculos cada vez que golpeaba o era golpeado. Por fortuna para ambos ninguno tuvo que lamentar heridas notables durante aquellos compases de la refriega mas allá de la sobrecarga de la intensa actividad física. La coraza del alteano sólo sufrió daños superficiales gracias a la providencial intervención de su compañera en los momentos de mayor peligro.

Así fue como Eugeo recuperó la noción de la realidad; cuando un movimiento imprevisto desde su retaguardia, imposible de bloquear, fue interceptado por la espadachín de cabellos morados dando un respiro a su defensa en cuanto la lanza que desvió fue a parar a uno de los emergidos que Eugeo enfrentaba. Con celeridad pero precaución en sus movimientos, el joven se giró lo suficiente para ver el rostro de Zekken de reojo, con los ojos abiertos como platos debido al cúmulo de emociones que estaban pasando por su mente. Se la veía concentrada y segura de sí misma a pesar de la tensión de estar en desventaja numérica. Una serena sonrisa se dibujó en sus labios cuando escuchó su comentario. - Sí, eso parece... - Respondió, como si divagara, y volvió a prestar toda su atención a lo que tenía por delante. El primer grupo había sido mermado por la acción conjunta de los espaderos, sin embargo, los refuerzos emergidos no tardarían en llegar. Una noticia desalentadora si no contaran con la ayuda del ejército de Altea. Sin duda alguna acabarían apareciendo, solo debían ganar el tiempo necesario para que las tropas aliadas los alcanzasen.

Musica de fondo:

- Cambio. - Anunció escueto, decidido, la hora en la que él tomaría un papel más ofensivo en la escaramuza. Se quitó de encima a los dos emergidos que le enfrentaban en menos de lo que duraba un pestañeo gracias a una combinación de fintas y blandidas. Uno fue derribado, mientras que el otro se vio obligado a ceder terreno al caballero para no sufrir su misma suerte. Eso le dio unos valiosos segundos para potenciar su concentración. Lo que estaba pensando hacer era algo que había descubierto hace pocas semanas mientras entrenaba con la espada. Su convivencia con la Blue Rose Sword potenció unas capacidades que jamás imaginó que poseía, no, que todo el mundo podría despertar con la guía adecuada. A diferencia de los conductores, los cuales empleaban su conocimiento sobre la magia y los tomos arcanos para activar su poder, Eugeo se vio forzado a aprender a dominar su energía interna por la acción de su espada encantada. Cuando se acostumbró a la corriente mágica de la gema escarchada, se percató de que también podría despertar el poder interno de su interior por su cuenta, si practicaba lo suficiente.

No habría frío ni viento a su alrededor, pero, la misma luminiscencia azulada comenzó a emanar de sus ojos y su espada. Energía pura. El arma también empezó a emitir un sonido metalizado, agudo y ascendente por la vibración de la superficie del acero, delatando la carga de poder a la que estaba siendo sometida.

Aunque su técnica no estaba perfeccionada cumpliría el objetivo que tenía en mente: Crear desorden y caos en el campo de batalla, ganar con ello unos valiosos segundos de tiempo. - ¡AAAAAAAAH! - La magia que se había acumulado en su espada salió despedida con el tajo al aire en dirección al grupo de emergidos con una fuerza incontrolable. Se desplazó por su cuenta a través del vacío como una proyección del movimiento del espadachín y tronchó varios árboles a su paso. La precisión fue nula, pues no llegó a cortar a ningún enemigo, pero lo suficientemente potente como para poner trabas en su avance. - Bien... eso los retrasará un poco. - Sentenció satisfecho, pero momentáneamente cansado por el esfuerzo realizado.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard | Myrmidon

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [3]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [3]
esp. de bronce [1]
Esp. de bronce [1]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
198


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Zekken el Lun Sep 03, 2018 8:48 pm

Los movimientos de Eugeo cada vez le sorprendían más. No esperaba que tuviese tan control con la espada y una resistencia tan envidiable, la preparación en conjunto a la experiencia eran algo notables en aquel noble portador de la espada -Vienen más, luego me dirás que fue eso de recién.- Sí, había notado lo inusual que era aquella demostración de poder y algo en especial que logró destituir a los emergidos de ser una amenaza; llevando así entonces el ritmo de su respiración un poco más tranquila para fruncir ligeramente el ceño, casi sintiendo incomodidad al verse nuevamente rodeados por otra oleada, solo que en su mayoría eran de espadachines algo lentos, otros sagaces y rápidos -¡Eugeo!- Le llamó por su nombre y claramente su mirada carmesí obscura se cruzaría con la ajena, una comunicación casi instantánea en la que Zekken pondría en marcha su acción de ir contra los enemigos, empuñando de manera fuerte su espada con la mano derecha para correr un poco con el ondeo de sus prendas y cabello en el aire, dignos aires de una guerrera que estaba dando todo de si.

-¡Aaaaah!- Gritó cargando con su espada para golpear de manera certera una de las espadas que vendría abalanzada hacia su persona, desviando la misma con muestra de habilidad y destreza. No obstante, uno de los emergidos apareció delante de ella al desplazarse rápidamente entre un trío de los mismos, empujando a los otros carentes de consciencia para situarse justo en la zona abdominal de la espadachín -¡..!- Se alertó en cuanto vio las intenciones del enemigo, pero para su suerte solo habría sido un desenvaine a medias donde la empuñadura de la espada ajena golpease su estomago, provocando que su expresión se viese confundida y el aliento le faltara, retrocediendo violentamente con su espada sujeta en la mano derecha y elevada en el aire -Kugk...- Apenas logró recuperar un poco de aire para llenar sus pulmones y amenizar la sensación punzante en su estomago por la falta de aire, mas no habría tregua alguna para la branded que estaba dando todo de si.

En un rápido movimiento del emergido que había logrado golpear a la susodicha, desenvainaría por completo y se abalanzaría con un tajo prominente a darle en el hombro. Cortos segundos y una reacción rápida de la espadachín que interpondría su espada en un brusco movimiento para bloquear el tajo, empujando y empezando a golpear la espada ajena, una y otra vez creando ese sonido metálico de ambos filos chocando hasta que la velocidad y técnica de la fémina superase el ritmo del emergido, provocando que este clavase su espada en el suelo y en un tajo ascendente al torso del mismo acabase con este -¡¡Ah!!- Gritó recuperando por completo el aliento para mirar a su alrededor, viendo a otros cuatro que empuñaban por igual una espada cada uno, rodeada desde el frente, retaguardia, izquierda y derecha, la hábil espadachín se encontraba rodeada en un aparente aprieto.

-(Danza con la espada y que sea una odisea.)-
Recordó entonces las palabras de su hermana adoptiva que le había enseñado el arte de la espada. Cerró los ojos por un momento para respirar y exhalar, volviendo ha abrirlos sin bajar la guardia, cambiando la espada a su mano izquierda para no ejercer demasiada exigencia muscular sobre la extremidad antes utilizada para acabar con el emergido caído, siendo que los primeros en atacar serían los que portaban las lanzas en unas estocadas firmes hacia la branded que con gracia y sincronía, evadiría los ataques saltando en el aire para girar con ambos brazos cruzados sobre su pecho, descendiendo así de forma elegante con un tajo certero sobre ambas lanzas que quedarían incapacitadas, apoyando todo su peso en su rodilla izquierda mientras la pierna derecha estaba de apoyo, observando de reojo entonces a los dos emergidos que portaban espada y se abalanzaban por igual hacia ella intentando flanquearla desde sus ubicaciones.

Cuando los tajos viniesen hacia su cuello, antepondría detrás de ella de manera muy firme y fuerte su espada para bloquear. Consecuente a ello, el chirrido metálico de las armas sería sonoro nuevamente y en aprovechamiento de su fuerza física, ascendería empujando ambos filos para que los emergidos quedasen con una apertura y su espada señalando el cielo, facción de segundos que aprovecharía para girar su tobillo e impulsarse golpeando el talón del más cercano que caería y sería cortado con un tajo ascendente, seguidamente del restante que recibiría una estocada en todo el pecho sin que la espadachín se girase, solo apoyando la espada con ambas manos desde el frente hacia atrás en una medición de distancia y alcance de daño con la que saldría de aquella dificultad, volviendo su atención en su compañero que ahora tendría que lidiar con los emergidos hasta que ella se reagrupara con él.      
Afiliación :
- ALTEA (REGNA FEROX) -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Errante

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [1]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
461


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Eugeo el Dom Oct 14, 2018 2:09 pm

La sensación de utilizar aquella técnica mágica no era algo a lo que estaba acostumbrado, era un agotamiento tan intenso como aquél que sentía después de una gran actividad física, pero el cuerpo era completamente ajeno a sus consecuencias. Gracias a eso, el espadachín pudo empuñar la espada con la misma fiereza que antes de ejecutar su ataque especial, presentando batalla a los emergidos que pudieron evitar los obstáculos que suponían los arboles derribados y alcanzar al dúo rápidamente. Con la guardia en alto, dispuesto a combatir una vez más con su compañera, le dedicó una mirada y una respuesta antes de volver al ataque. - De acuerdo, nos pondremos al día una vez esto haya terminado. - Con una sonrisa final, el caballero se adelantó unos metros para romper la carga emergida.

Zekken iría justo detrás suya, con eso en mente se limitó en darle unos metros de separación para que pudiera combatir sin que se obstaculizaran. Los primeros que enfrentarían en aquella tanda eran espadachines. Una amenaza, pero Eugeo confiaba en que su habilidad y la de su aliada sería sobradamente superior, consciente del despliegue de habilidad que podían ofrecer ambos. Ella con su mayor velocidad, él con su gran armadura y fuerza física. Cuando un dúo de emergidos se le abalanzó, Eugeo interpuso su espada para desviar el primer corte y pivotar para agredir al segundo con un tajo vertical puro que no pudo frenar del todo su víctima. El tajo de arriba a abajo tenía demasiada inercia, y los brazos del defensor cayeron por el gran peso propiciando en un profundo corte en el pecho. Nada más el primer emergido cayó se giró para bloquear el contraataque del segundo denotando una gran capacidad de reflejos. Con la amenaza aplazada unos segundos, echó un vistazo a su compañera, la cual estaba teniendo un combate difícil contra tres enemigos a la vez. - ¡Zekken, aguanta! - Gritó con preocupación, y se lanzó con energías contra su actual adversario. Éste intentó defenderse con sendas blandidas que fueron fácilmente interceptadas por el espadachín. Tras romper su guardia, acabar con éste fue cuestión de una estocada directa con la punta de su espada en la zona pectoral, a la altura del corazón.

Su espíritu se alivió de ver a otro de aquellos engendros cayendo al suelo sin vida, pero, su deseo de reagruparse con la mercenaria iba a verse truncado nuevamente por la llegada de la siguiente oleada de emergidos. En esa ocasión, cuatro lo rodeaban, y Zekken tenía un número similar acosándola. Aunque la amenaza que suponían era asumible, su llegada continua y sin descanso provocaría que acabaran flaqueando por simple agotamiento. Eso preocupaba profundamente al caballero de Altea, quien se preguntaba cuanto más tardarían en llegar los refuerzos. A ese paso...

- “No tienes escapatoria. No luches, ¡gana!” - Imperó para sus adentros, empuñando una nueva dosis de adrenalina, ira e inquebrantable voluntad. - ¡AAAAAAAAAAAH! - Si quería quitarse a enemigos rápidamente, debía confiar en que la resistencia de su armadura le permitiría absorber impactos menores, apostándolo todo a un agresivo intercambio de golpes. De ese modo, ignoró los ataques que le venían desde ambos costados y se preocupó de interceptar el ataque que le venía desde la espalda. En un rápido movimiento situó la hoja de su espada de tal modo que tapaba su nuca y parte de la cabeza, una de las zonas más expuestas ante un ataque. Los fuertes golpes en los laterales fueron suficientes para tambalear su equilibrio, a la par que produjeron un intenso dolor en la zona de sus costillas, pero no consiguieron quebrar su armadura. El ataque por la espalda, a su vez, lo detuvo con su espada, restando así un último ataque frontal. El movimiento defensivo, además de ser un bloqueo, transicionaba a la perfección con un ataque diagonal de arriba a abajo. Un ataque especialmente agresivo, que no solo consiguió aplastar la ofensiva del emergido que estaba encarando, si no que consiguió cercenar la mitad del cráneo del emergido que tenía a su derecha después de que éste lo golpeara en el costado. Tras mandar la espada emergida al suelo, se valió del mango de su espada propiciarle un fuerte golpe en la cabeza que lo dejó completamente inconsciente. De ese modo, sólo tendría que lidiar con los otros dos rivales.

Mientras tanto, las tropas de Altea estarían avanzando, no muy lejos de aquí, o eso es lo que quería creer Eugeo.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Vanguard | Myrmidon

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Blue Rose Sword [3]
Elixir [1]
Lanza de madera [1]
Esp. de plata [3]
esp. de bronce [1]
Esp. de bronce [1]

Support :
Marth
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
198


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Desire to live (Privado - Eugeo)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.